¡Qué cesen las guerras! ¡Todas!

Con un especial saludo y los mejores deseos para todos los amigos-navegantes de este blog. ¡Felices Pascuas!

Del Vatican Insider

“¡Que cesen todas las guerras, toda hostilidad pequeña o grande, antigua o reciente!”. La preocupación del Papa resonó en Pascua. Un grito de dolor por los conflictos de la humanidad. Un imperioso llamado a la reconciliación, en aquellos lugares donde la violencia ha sofocado a la política. Como en Venezuela y Ucrania, en Siria y en Irak. Un clamor a Cristo para que su resurrección conceda la paz a todos los pueblos de la Tierra.

4659bc654cUna multitud escuchó la bendición “urbi et orbi” (a la ciudad y al mundo) de Francisco. Más de 150 mil personas que abarrotaron la Plaza de San Pedro y las cercanías del Vaticano, en una mañana soleada. Primero el pontífice celebró la misa y después subió hasta la Logia de las Bendiciones, para su mensaje pascual.

Su reflexión contra los flagelos de la humanidad partió de la resurrección de Jesús, a la cual calificó como el acontecimiento que está en la base de la fe de los cristianos y es también su esperanza.

Advirtió que si Cristo no hubiera resucitado, el cristianismo perdería su valor; toda la misión de la Iglesia se quedaría sin brío, pues de ahí comenzó y de ahí reinicia siempre de nuevo. Y agregó que, en Jesús, “el amor ha vencido al odio, la misericordia al pecado, el bien al mal, la verdad a la mentira, la vida a la muerte”.

Entonces lanzó llamados muy específicos. Entre otras cosas pidió que los ánimos se encaminen hacia la reconciliación y la concordia fraterna en Venezuela. Invocó a Dios para que “ilumine e inspire” las iniciativas de paz en Ucrania, de modo que todas las partes implicadas, apoyadas por la comunidad internacional, lleven a cabo todo esfuerzo para impedir la violencia y construir, con un espíritu de unidad y diálogo, el futuro del país.

Se refirió también a Siria, solicitando que cuantos sufren las consecuencias del conflicto puedan recibir la ayuda humanitaria necesaria; que las partes en causa dejen de usar la fuerza para sembrar muerte, sobre todo entre la población inerme y tengan la audacia de negociar la paz.

“Te rogamos que consueles a las víctimas de la violencia fratricida en Irak y sostengas las esperanzas que suscitan la reanudación de las negociaciones entre israelíes y palestinos. Te invocamos para que se ponga fin a los enfrentamientos en la República Centroafricana, se detengan los atroces ataques terroristas en algunas partes de Nigeria y la violencia en Sudán del Sur”, imploró.

Auguró que se pueda curar a los afectados por la epidemia de ébola en Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia, y a aquellos que padecen tantas otras enfermedades, que también se difunden a causa de la incuria y de la extrema pobreza.

Según Jorge Mario Bergoglio la Pascua rescata toda situación humana, marcada por la fragilidad, el pecado y la muerte; es un salir de sí mismo para ir al encuentro del otro, estar al lado de los heridos por la vida, compartir con quien carece de lo necesario, permanecer junto al enfermo, al anciano, al excluido. Porque, insistió, el amor es más fuerte, el amor da vida, el amor hace florecer la esperanza en el desierto.

Por eso solicitó a Dios que su resurrección ayude a vencer el hambre, agravada por los conflictos y los “inmensos derroches” de los cuales, a menudo, los seres humanos son cómplices. “Haznos disponibles para proteger a los indefensos, especialmente a los niños, a las mujeres y a los ancianos, a veces sometidos a la explotación y al abandono”, indicó.

Reclamó consuelo para todos aquellos que hoy no pueden celebrar la Pascua con sus seres queridos, por haber sido injustamente arrancados de su afecto, como tantas personas, sacerdotes y laicos, secuestradas en diferentes partes del mundo. Pidió conforto para quienes han dejado su propia tierra obligados a emigrar a lugares donde poder esperar en un futuro mejor, vivir su vida con dignidad y, muchas veces, profesar libremente su fe.

Antes de la bendición y después de la misa, el Papa quiso concederse a la multitud con un rápido recorrido a bordo del papamóvil. Por ello pidió disculpas a los cardenales que estaban esperando el tradicional abrazo de Pascua. Con paso veloz el vehículo blanco recorrió la plaza en menos de 10 minutos y después ingresó al Vaticano.

Como el año pasado Bergoglio prefirió sólo hablar en italiano y obvió las felicitaciones al mundo pronunciadas en más de 60 idiomas, como acostumbraba a hacer Benedicto XVI. Sólo dirigió unas últimas palabras en italiano.

12 comentarios

  
PEDRO PABLO GARCIA LAZARO
excelente discurso...muy sensible y conocedor de las realidades q pasan en el mundo¡¡¡
20/04/14 3:08 PM
  
Aalejandros
Hace unos meses tuvo la oportunidad de al menos evitar la tercera guerra mundial, pero no hizo la consagración como lo pidió la Virgen en Fátima. Solamente realizó unas oraciones ante la imagen de la peregrina.
Ahora tenemos a las puertas de Europa al ejército ruso en Ucrania y a los americanos en Polonia.
Que Dios nos ampare.
20/04/14 4:48 PM
  
rastri
“¡Que cesen todas las guerras, toda hostilidad pequeña o grande, antigua o reciente!”.
_____________

¿Incluso aquello que dice: -No penséis que he venido a poner paz a la Tierra, no vine a poner paz sino espada,...? (Mt.10.34-40)

División y muerte. Muerte a la muerte y vida a la vida. Que la muerte sin el apego a la vida no puede existir.



20/04/14 4:56 PM
  
Ricardo de Argentina
Ya el BJPII había exclamado:"!No más guerras!". Con nulo resultado, como puede comprobarse.

Cristo dijo que venía a traer la Paz, pero no como la entiende el Mundo (ausencia de guerras) sino de otro tipo muy diferente.
Es más, NSJC profetizó guerras, como la que terminó con el Templo de Jerusalén. Además anunció violencias contra quienes siguieran su doctrina, que es "locura para el Mundo". Y Dios mismo en el Apocalipsis nos dice que la Segunda Venida será necesariamente precedida de "guerras", amén de otros males.
20/04/14 7:55 PM
  
Légolas
Paz de Cristo...en el Reyno de Cristo!!!!
No de la ONU.....
21/04/14 2:45 AM
  
Patricia De la Garza Jiménez
Muchas gracias por ser tan cálido, directo y sencillo. Papa Francisco eres un aliciente y un apoyo para mí. Alguien que siento tan cercano y que me acerca más a Jesús. Gracias por la frescura de tus palabras Mis oraciones y apoyo para ti, cuentas conmigo. Dios te bendiga y a mejorar este mundo. Te quiero mucho. Paty.
21/04/14 5:49 AM
  
Acolithus Exorcisae
“Militia est vita hominis super terram”.
Bendita sea la guerra justa.
22/04/14 12:03 AM
  
Acolithus Exorcisae
"Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas..." Mientras tanto en el Vaticano siguen pregonando la "libertad religiosa", olvidando la Doctrina del Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo. Cuando se vuelva a la doctrina verdadera, habrá paz, pero si seguimos así habrá desesperación.
22/04/14 12:07 AM
  
Aalejandros
¿Es que por decir no a las guerras, van a dejar las armas? ¿No es mas inteligente obedecer a la Virgen y consagrar Rusia a su Inmaculado Corazón para impedir la tercera guerra mundial?
Benedicto XVI dijo: que quien piense que el tercer secreto ya se cumplió, se equivoca.
Vimos a un obispo de blanco que nos parecía el Papa saliendo de la ciudad de Roma semidestruida, sorteando cadaveres de cardenales y obispos y unos soldados le disparaban, hiriendole mortalmente.
Que yo sepa el único obispo de blanco que parece Papa es Benedicto.
Ademas, Benedicto es el Katejon que ya fue quitado de enmedio. 2 Tesalonicenses 2.
22/04/14 2:41 PM
  
luis
¡Que cesen las guerras! ¡Que no muera más gente! ¡Que no se enferme nadie! ¡Que del Cielo caiga pan y chocolate!
22/04/14 4:35 PM
  
hornero
¡Que buenos comentarios, particularmente los de Acolithus Exorcisae y Aalejandros! Ciertamente la paz es un don que no se alcanza diciendo sólo ¡paz, paz!(cf Jeremías). Mientras hablemos ambiguamente, mientras nos falte la virtud de la fortaleza de decir las cosas por su nombre, mientras abusemos de la tolerancia permitiendo que el enemigo avance delante de nuestras narices, como en Córdoba (Argentina) donde el obisdpo autorizó el conocido bautismo en la Catedral en día y hora excepcionales de una niñita hija de dos lesbianas, oportunidad en la que las dos mujeres aprovecharon para hacer apología de la homosexualidad ante numerosísima prensa, instando a "los chicos y chicas del movimiento gay" a seguir el ejemplo de ellas que alcanzaron una verdsadera victoria al ser aceptada por la Iglesia su condición de madres lesbianas, un embrión fecundado in vitro hijo de una de ellas y de padre desconocido e implantado en la otra lesbiana. Verdadera mosntruosidad demoníaca y apocalíptica que ha sido públicamente acogida por el obispo en su Catedral, pues no sólo se presentaron al bautismo de forma ostensible en pareja, alternando en sus brazos a esa pobrecita creatura de Dios, sino que terminado el bautismo permanecieron frente al altar mayor para ser entrevistadas por la TV de varios canales, hablando no del bautismo sino de esta victoria lograda por la homosexualidad, besándose en sus bocas. Estas son cosas gravísimas que están ocurriendo en la Iglesia, que nos dejan atónitos a los fieles, pero que
parecen contar con el total silencio e indiferencia de quienes tienen la responsabilidad de velar por la ortodoxia de la Fe, por la no profanación de la Casa de Dios y por el no manoseo sacrílego del sacramento del bautismo. Mientras se acepten estas cosas, está demás que hablemos de ¡paz, paz!. Si se abusa sofísticamente de la palabra misericordia, tolerancia, bondad, etc., deberemos esperar la justicia de Dios.
22/04/14 5:24 PM
  
Enrique G. B. A.
"...el deseo de paz se corresponde con un principio moral fundamental, a saber, con el derecho y el deber a un desarrollo integral, social, comunitario, que forma parte del diseño de Dios sobre el hombre. El hombre está hecho para la paz, que es un don de Dios.
Todo esto me ha llevado a inspirarme para este mensaje en las palabras de Jesucristo: «Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios» (Mt 5,9)..."

Bendedicto XVI, del mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, año 2013
25/04/14 3:46 AM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.