25.05.16

(378) Amoris lætitia –Norma moral... discernimiento y conciencia –I

crisis

–Aunque no se lo crea, la verdad es que aprendo mucho con estos artículos.

–Me lo creo, me lo creo. No me cuesta nada creerlo.

Sigo analizando la Exhortación postsinodal Amoris lætitia, y justamente en su capítulo 8º. Y es lógico que así sea, porque entre los 9 capítulos que componen el documento, es en él donde más problemáticamente se expone una nueva manera de considerar y de tratar pastoralmente las parejas «irregulares», especialmente «los divorciados vueltos a casar», y se estudia la posibilidad que tienen de acceder a la comunión eucarística. Es muy normal que, como ya sucedió en los Sínodos precedentes (2014-2015), sea en esta cuestión donde se centren los artículos y estudios. En otros puntos de la Exhortación es más fácil la coincidencia.

Leer más... »

16.05.16

(377) Amoris lætitia–5. Imputación, conciencia y normas morales

Karl H. Bloch - +1890

¿Y no se cansa usted de escribir sobre estos temas?

–Un poco sí, pero me aguanto. Es necesario que lo haga, porque Dios lo quiere y me ayuda.

En el artículo anterior (376) ¿Atenuantes o eximentes?… consideré una a una las atenuantes que Amoris lætitia indica en los números (301-302), y dejé para el artículo presente el análisis, también allí enumerado, del más complejo tema de la imputación.

* * *

Leer más... »

10.05.16

(376) Amoris lætitia–4. ¿Atenuantes o eximentes?... El martirio

     Pantocrator - Estambul, Turquía

–¿No se le están dando al tema demasiadas vueltas?… Digo.

–La posibilidad de que la costumbre de las comuniones sacrílegas (objetivamente consideradas) se confirme allí donde ya se están dando, y que incluso se inicie donde no es todavía un uso «normalizado», es hoy una de los más graves problemas de la Iglesia. ¿Creemos de verdad que la presencia de Cristo en la Eucaristía es real, verdadera, substancial?

Nota previa. –En moral y en derecho se entiende por atenuantes aquellas situaciones objetivas o subjetivas que disminuyen la gravedad del pecado o del delito, y que aminoran consecuentemente la responsabilidad y la pena. Y eximentes aquellas otras que disminuyen esa gravedad de culpa y pena hasta eliminarlas. La Amoris lætitia, tratando de «las situaciones llamadas irregulares» en la parejas (296-300), considera seguidamente en un subtítulo (301-303) las atenuantes posibles que se deben considerar.

Leer más... »

2.05.16

(375) Amoris lætitia–3. Verificación de un principio de moral fundamental

 Pantocrator - Kiko Argüello

–Dijo usted en su último artículo que en el próximo citaría al profesor Antonio Livi. Y no lo cita.

–Bueno, dije que lo citaría «en los que seguirán», no en éste precisamente.

   Con ocasión de la Exhortación apostólica postsinodal Amoris lætitia se han producido numerosas discusiones, que no siempre fundamentan sus argumentos en los principios fundamentales de la moral católica. Por eso creo que será bueno recordarlos, al menos alguno más importante.

Leer más... »

21.04.16

(374) Amoris lætitia–2. El capítulo 8º no es propiamente Magisterio pontificio

– Roma

–¿O sea que una parte de la Exhortación apostólica postsinodal no es propiamente Magisterio de la Iglesia?… Pero está firmada por el Papa.

–No, no lo es. Y el mismo Papa Francisco así lo entiende.

Muchas afirmaciones de la Amoris lætitia necesitan ser aclaradas. Tante affermazioni che vanno chiarite. Éste es el título de un artículo publicado por el profesor Antonio Livi (= Livi), en la Nuova Bussola Quotidiana (13-04-2016). Lo tradujimos y publicamos en InfoCatólica (16-04-2016). En este artículo mío presente y en los que le seguirán, Dios mediante, citaré a este autor en varias ocasiones.

El profesor Antonio Livi (Prato, 1938-), sacerdote, discípulo de Étienne Gilson y colaborador de Cornelio Fabro, es autor de muchas publicaciones, director de la edición de las obras completas del Cardenal Giuseppe Siri, y profesor emérito de la Pontificia Universidad Lateranense, de la que fue Decano de Filosofía (2002-2008). Esta Universidad está especialmente vinculada a la Santa Sede. Juan Pablo II la llamó en una ocasión la «Universidad del Papa», y la eligió para fundar en ella el Pontificio Instituto Juan Pablo II, para estudios sobre el matrimonio y la familia.

* * *

¿Es Magisterio de la Iglesia la exhortación Amoris lætitia? Ésta es una pregunta mal planteada. Y ha sido frecuente en las recientes publicaciones. La teología escolástica, extremadamente cuidadosa en su metodología, formulaba con muy especial cuidado la quæstio que se iba a considerar. A la pregunta aludida puede decirse con verdad que sí o que no. Y eso hace pensar que es ambigua y que por tanto está mal planteada.

Leer más... »