Argentina: la “terapia Francisco” da resultados

Del Vatican Insider

Desde que Jorge Mario Bergoglio fue elegido Papa muchas cosas están pasando en Argentina. Mientras el actual régimen político sucumbe ante un creciente descontento social, la Iglesia afronta situaciones difíciles. Incluidas violentas profanaciones contra templos en diversas ciudades del país. El llamado a la conversión de Francisco parece dar sus primeros frutos. Aquí dos emblemáticos casos de transparencia eclesiástica y el “misterio” del obispo que no fue.

El primero corresponde a la diócesis de San Isidro, a las afueras de Buenos Aires, que el domingo pasado vivió una jornada inédita. En sus 70 parroquias y casi 200 templos menores se leyó una carta del obispo Oscar Ojea. No se trató de un texto cualquiera, en el mismo se pidió perdón, públicamente y sin ambigüedades, a las víctimas de abusos sexuales contra menores.

La región todavía tiene abiertas las heridas por el caso de José Mercau, ex párroco de la Iglesia de San Juan Bautista (partido de Tigre), que en 2011 fue condenado a 14 años de prisión por ataques reiterados contra varios jóvenes de entre 10 y 17 años que tenían su morada en el Hogar San Juan Diego.

La solicitud de perdón no quedó sólo en eso. En la carta el obispo comunicó su decisión de ayudar, en lo posible, a los jóvenes. Por eso la diócesis decidió pagar un resarcimiento económico sin esperar que lo ordene la Justicia. Aunque el monto no trascendió, se supo que para absorber el pago la Iglesia local deberá vender algunas propiedades.

“Deseamos que este gesto concreto signifique también una renovación en toda la comunidad del compromiso por promover una cultura del cuidado de los niños y adolescentes. Las secuelas que deja el abuso sexual en el futuro de los niños y de los jóvenes no se pueden medir. Su vida vincular y afectiva queda lastimada en lo más hondo por la violación de su intimidad. La conducta del que abusa también hiere a todo el Cuerpo de Cristo y quiebra la confianza en la comunidad. Este mal causado nos hace experimentar un vivo dolor como miembros de la Iglesia”, escribió.

Segundo caso: una visita apostólica ordenada por la Santa Sede y que busca aclarar muchas interrogantes que pesan sobre la Arquidiócesis de Rosario, al centro-norte del país. Aunque eufemísticamente se habla de una “visita fraterna”, en realidad se trata de una auditoría comisionada por la Congregación para los Obispos.

La investigación fue confirmada por la nunciatura en Buenos Aires, aunque inicialmente el arzobispo José Luis Mollaghan pretendió negarla. La embajada vaticana informó que el responsable de las pesquisas es José María Arancibia, arzobispo emérito de Mendoza, quien estuvo en Rosario del 18 al 22 de noviembre y del 10 al 13 de diciembre. ¿El objetivo? “Recoger informaciones sobre su actual situación pastoral”.

Pero quienes conocen el funcionamiento del Vaticano saben bien que las visitas apostólicas se ordenan sólo cuando existen indicios fundamentados sobre situaciones graves y en casos extremos. Aunque suele darse el beneficio de la duda, las medidas como esta cuentan siempre con el visto bueno del Papa.

Hace unos días trascendieron los supuestos motivos de la visita: aparentes irregularidades en el manejo de fondos, “padecimientos psiquiátricos” del arzobispo y denuncias de laicos y sacerdotes por “maltrato”.

Mollaghan reaccionónegando las noticias, a las cuales calificóde “calumniosas”. “Estamos asombrados, sorprendidos que se lancen acusaciones de esa naturaleza, calumniosas y hechas con total malicia”, sostuvo. Aunque luego reconocióque Arancibia síhabía estado en la diócesis para tratar “problemas internos”.

Por lo pronto la nunciatura apostólica establecióque“el resultado de la visita serátransmitido a la Santa Sede y, por lo tanto, todos han de abstenerse de sacar conclusiones y de emitir juicios anticipados, que serían imprudentes e injustos”.

A esto se suma el extraño caso del “obispo que no fue”. Se trata de fray Carlos Alberto Novoa De Agustini, quien repentinamente pidióno asumir el cargo de obispo auxiliar de la diócesis de Lomas de Zamora, para el cual había sido designado por el Papa Francisco el 3 de diciembre.

Ya estaba lista incluso su ceremonia de ordenación episcopal. Pero de último momento el mismo Novoa pidióal pontífice “después de un maduro discernimiento”una “dispensa”a su designación, que le fue concedida. Nadie sabe por qué, la diócesis no ofreciómayores detalles. Pero algo grave debióocurrir porque cuando El Vaticano publica un nombramiento es porque el candidato fue consultado con anticipación y tuvo el tiempo suficiente para discernir. Esto para evitar papelones. O asídebería ser.

Serafines susurran.- Que Francisco no parece tener mucho apuro por regresara su país natal. Lo hará apenas en 2016, algo que confesóél mismo este miércoles en una charla privada con una delegación del club de fútbol de sus amores, San Lorenzo de Almagro. La fecha tiene un sentido concreto: el Papa asistiráal Congreso Eucarístico Nacional ya programado para ese año en la norteña ciudad de Tucumán y que coincidirácon las celebraciones por el bicentenario de la declaración de independencia nacional.

Fue justamente en la casa de Francisca Bazán de Laguna ubicada en San Miguel de Tucumán, a mil 113 kilómetros de Buenos Aires, que el 9 de julio de 1816 el Congreso declaróla independencia de las Provincias Unidas del Río de La Plata, antecedente de la actual República Argentina.

En julio de 2016 se cumplirán 200 años de aquel hecho histórico. Por eso la Conferencia Episcopal del país sudamericano ya decidióque esa misma localidad reciba al próximo Congreso Eucarístico Nacional. Y desde hace tiempo la diócesis tucumana tiene el deseo de tener al Papa como invitado de honor. Un deseo que estámuy cerca de convertirse en realidad.

12 comentarios

  
Luis Fernando
...en el mismo se pidió perdón, públicamente y sin ambigüedades, a las víctimas de abusos sexuales contra menores.


---

Yo juraría que eso de pedir perdón se ha hecho en otras ocasiones en otros sitios. No sé si en Argentina será la primera vez. En la Iglesia, no.
18/12/13 7:16 PM
  
Marcos
No sé de dónde el autor afirma tan categóricamente que "el actual régimen político sucumbe", cuando acaba de haber legislativas y el partido gobernante demostró seguir siendo la fuerza más votada.

Por otro lado me parece tendencioso llamarlo "régimen", máxime que ya 3 veces los argentinos han elegido democráticamente la gestión Kirchnerista.

Sería más honesto intelectualmente aclarar que es un deseo propio, más que una afirmación sustentable.

Saludos
18/12/13 7:24 PM
  
Andrés Beltramo
Marcos

Es bastante claro que el descontento social está obligando al gobierno a modificar muchas cosas y a cambiar muchas otras que hasta hace muy poco se negaba tercamente a hacer. Por eso un estilo sucumbe, y cambia. A eso me refería.

Por otro lado he usado la palabra régimen porque a eso me quería referir, al

"Conjunto de normas que gobiernan o rigen una cosa o una actividad".

Porque eso es un régimen según la Real Academia Española. Creo que está confundido respecto a la connotación de la palabra, porque en ningún momento la RAE define a la misma como una dictadura o realidad antidemocrática. Le recomiendo leerse el diccionario o buscar la referencia en internet. La connotación negativa a esa palabra se la da otro adjetivo, cualquiera que sea el caso. Como por ejemplo decir "régimen dictatorial". Pero la negatividad viene de lo dictatorial, no del régimen. Por eso, en este caso, es su comentario el que no responde a una afirmación sustentable. Saludos.
18/12/13 7:40 PM
  
Ignacio
Bueno, será entonces que notoria y alevosamente usan siempre el eufemismo "régimen" al "conjunto de normas que gobiernan o rigen una cosa o una actividad" cuando ese "conjunto de normas que gobiernan o rigen una cosa o una actividad" no es l que les gusta.

Y de nuevo, hay un abismo entre hablar de "cambio de estilo" y afirmar que "un gobierno sucumbe".

Si no quiere aceptarlo porque no tiene ganas, bueno. Pero de este lado sí que se nota que es tendencioso.

saludos
18/12/13 9:07 PM
  
Diego F. C.
¿Y las disculpas a los fieles en los casos Maccaronne y Bargalló? Seguimos esperando. Ahí hubo homenajes más que disculpas.
19/12/13 3:26 AM
  
Carlos
Son muchos los analistas locales e internacionales que toman nota de dos hechos fundamentales: el gobierno aspiraba a una mayoría contundente en las legislativas pero finalmente se tuvo que contentar con una mayoría secas, con picos como la Provincia de Buenos Aires donde la tendencia fue otra. Esto echa por tierra un plan de poner a una candidata en particular y obliga a planes B que no estaban muy claros. El otro hecho es la conmoción social y el saqueo en varios sitios, con muertes incluidas, que más que del hecho en sí, habla de que algo malo debe estar pasando en la sociedad argentina para que por poco que la autoridad policial no esté presente los ciudadanos se convierten en hordas más o menos violentas pero en todo caso sin un sentido claro de convivencia. Los saqueos son el afloramiento de un síntoma que habla de una enfermedad más profunda, que es grave, y que socava a este o a cualquier gobierno que lo tenga que soportar. Creo que el artículo del periodista puede leerse ocultando esto o tomándolo en cuenta. Lo primero sería poco inteligente y hasta peligroso.
19/12/13 12:45 PM
  
Francisco Javier
No nos convirtamos en "francisquistas".

Somos Católicos.
19/12/13 5:22 PM
  
Franco
Andrés, no haga caso a los tontos que lo acusan de tendencioso. Lo de ser la fuerza más votada fue una estrategia política para no parecer tan perdedores, sobre todo cuando fracasaron en los 5 principales distritos electorales, y varios más. En cuanto a los saqueos, el gobierno nacional se lavó las manos acerca de lo sucedido en las provincias, sobre todo en Córdoba, por cuyo gobierno los kirchneristas sienten una aversión que no pueden ocultar. Es más, ya hay una investigación para ver si el gobierno ignoró a propósito al gobierno de Córdoba cuando éste solicitó el envío de efectivos de Gendarmería.
19/12/13 7:03 PM
  
Pedro
Jose Luis Mollaghan se reunio con un grupo de sacerdotes rosarinos para hablar del asunto en el retiro que ya estaba previsto para el martes pasado
20/12/13 5:59 AM
  
Raúl
Creo que el concepto de "Régimen"se instauró durante el ciclo político del presidente H.Irigoyen,con el cual él se refería a la cultura política y económica extranjerizante,y a los diversos mecanismos derivados de ella,que buscó(y aún busca)el sometimiento a la política del Imperio británico,en aquella época y ahora a sus sucesores.Con el régimen siempre salimos trasquilados.Sus tentáculos son largos y poderosos,y se descubren no tanto en los discursos sino en los hechos:deuda externa ,saqueo minero,indefesión militar,declinación cultural-educativa,etc..
21/12/13 2:19 AM
  
Mª Virginia
Creo que identificar "democracia" con régimen político positivo, y "dictadura" con uno negativo, sin más, es bastante pobre desde el punto de vista de la moral católica, Andrés. Un régimen será tanto más positivo o negativo en tanto se preocupa por servir al bien común, y no al modo de elección. Una democracia o una dictadura -o una monarquía incluso- puede ser pésima o muy buena según sea de matriz liberal o masónica, o bien católica, por ejemplo, y esta distinción debe hacerse para no confundir a los lectores.
22/12/13 8:06 PM
  
Andrés Beltramo
Virginia

Estoy de acuerdo, pero mi intención no era en absoluto hacer un análisis de regímenes, ni mucho menos desde la moral católica. Sólo hice la aclaración para precisar por qué usé la palabra régimen. Nada más. Saludos y feliz Navidad.
23/12/13 12:58 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.