México: Chiapas quiere nuevos diáconos permanentes

Del Vatican Insider

Desde 2006 la diócesis mexicana de San Cristóbal de las Casas, en el sureño estado de Chiapas, tiene prohibido ordenar diáconos permanentes casados. Ante el temor de un cisma y tras un análisis minucioso de la explosiva situación imperante (también a nivel político), la Santa Sede pidió al obispo cesar las ordenaciones hasta nuevo aviso. Y lo instó a abrir los horizontes de la Iglesia local, para acabar con una “preocupante ideologización interna”. Siete años después las cosas parecen haber cambiado, al menos según Felipe Arizmendi, que se reunió con el Papa y le solicitó levantar la prohibición.

El número de diáconos permanentes en esa diócesis hoy supera los 300. Todos, menos uno, son casados. Aún así Arizmendi y su auxiliar, Enrique Díaz Díaz, consideran que la especial situación geográfica de Chiapas amerita nuevas ordenaciones diaconales. Esto se lo expusieron a Francisco el 12 de diciembre, cuando se reunieron con él por 25 minutos. En entrevista con el Vatican Insider Arizmendi habló del encuentro.

¿Qué temas abordaron con el Papa?

La situación de los indígenas en general y también la traducción de textos litúrgicos a las diferentes lenguas precolombinas. Él ya nos aprobó (en octubre) las fórmulas centrales de los siete sacramentos en Tzotzil y Tzeltal. Ahora faltan los demás temas de la misa, que hemos mandado a la Congregación para el Culto Divino (de la Santa Sede). El Papa escuchó con atención y nos dio esperanzas que se aprobará con prontitud.

También se está avanzando con el Náhuatl. Hay una petición para que la Congregación la autorice como una lengua litúrgica. Ese idioma lo habla un millón y medio de mexicanos, lo habló también la Virgen (de Guadalupe). Es una vergüenza que no tengamos una Biblia católica en esa lengua cuando existen otras cinco realizadas por los protestantes. Es una injusticia que hemos cometido y nos da vergüenza también que no haya misa autorizada en Náhuatl. Ya comenzamos a traducir el Padre Nuestro, el Ave María y estamos casi terminando la misa. Mandaremos todo, pero el primer paso es que se autorice como idioma litúrgico.

Su diócesis viene un proceso difícil con medidas sin precedentes de la Santa Sede que quizás no fueron bien comprendidas, como la prohibición para ordenar diáconos. ¿Abordaron esto con el Papa?

Fue algo en cierto sentido comprensible. Había desconfianza que por ser tantos diáconos y pocos sacerdotes. La pregunta era: ¿Tenemos aquí una Iglesia sólo de diáconos? Es explicable porque efectivamente había muchos diáconos y pocos sacerdotes. Además en varios agentes de pastoral existía la inquietud de poder ordenar sacerdotes casados. Se pensaba que, siendo tantos diáconos, se pudiese presionar a Roma o se hiciese directamente la ordenación de presbíteros provocando una disidencia notable.

Afortunadamente pasamos de 66 a 98 sacerdotes. Había 20 seminaristas y hoy son 66, casi todos de Chiapas. De estos, 32 son indígenas. Ya tenemos seis sacerdotes indígenas. De esta manera se abren caminos para que sean ellos responsables de la Iglesia y no sólo empleados. Que vayan asumiendo puestos importantes en la diócesis. Soñamos que llegue el tiempo en que no sean sólo sacerdotes sino también obispos indígenas. Porque en México existen 12 millones de indígenas pero ningún obispo de ese grupo social. Las autoridades de la Santa Sede y el Papa Francisco han mostrado mucha apertura a las señales que Dios nos está mandando para que se retomen las ordenaciones. Esto obviamente no ocurrirá de un día para otro, porque es un proceso.

¿El Papa se comprometióen algo concreto?

Ellos te animan, te alientan, pero es un proceso. El Papa no puede tomar decisiones sin consultar a sus consejeros lo cual es de prudencia mínima. Pero vio que Dios va dando señales, porque no se trata de la ocurrencia de unos obispos.

Cuando se prohibió ordenar nuevos diáconos se pidió también a la diócesis abrirse a otros horizontes para acabar con una ideologización interna. ¿Se ha avanzado en esto también?

Se hablaba de una no adecuada comprensión del concepto de “Iglesia autóctona”. Nunca se ha entendido, ni en tiempos de Samuel Ruíz ni ahora, a la Iglesia autóctona como “autónoma”, que fuese por sus propios rumbos. Hemos insistido que la Iglesia autóctona se comprende a través del decreto sobre las misiones del Concilio Vaticano II que explícitamente habla de las Iglesias insertadas en los pueblos, con sus propios ministros y cultura. Es posible que en algunas personas, antes de mi llegada a las diócesis en el año 2000, existía una tendencia autonomista. En todas partes pueden existir personas que piensen distinto, pero en ningún momento en Chiapas se puso en práctica una Iglesia autónoma.

Mirando hacia atrás, ¿cree que eran necesarias las drásticas medidas tomadas por la Santa Sede?

El camino fundamental es el diálogo. Que desde Chiapas podamos exponer la situación y que en la Santa Sede nos compartan sus inquietudes. Que se confronten los hechos con la realidad. Es obvio que ni Roma quiere hacer una injusticia a los indígenas, ni nosotros queremos ir por caminos distintos a la Iglesia universal. Pero a veces puede haber malas interpretaciones de una y otra parte, ante una falta de diálogo. Nosotros hemos apostado al diálogo y esto quizás nos ha hecho sufrir, porque existe quien te comprende y quien no.

¿Hubo exageración, tal vez de ambas partes?

No creo que haya existido exageración, pensar asísería condenar de entrada. Pero tal vez hubo una falta de diálogo. Allámismo al interior de la diócesis tenemos que dialogar muchísimo. Lo importante es no excluirse, es comprenderse y asíse logran muchas cosas.

¿Puede asegurar que los puntos en la base de esas desconfianzas son parte del pasado?

Podemos decir que hemos trabajado para que aquello no tan confiable sea ahora más confiable y hemos visto avances. De otra manera no nos atreveríamos a presentar las cosas. Si yo siguiera luchando porque se ordenasen diáconos como sacerdotes casados, ni me atrevería a venir aquí. Es obvio que no existe ya esa inquietud. En su momento ni los mismos diáconos pedían acceder al sacerdocio, sílo pedían algunos agentes de pastoral con mucha voz y mucho peso en los medios, que hicieron mucho ruido. Eso generóla idea que toda la diócesis pedía los sacerdotes casados. Eran algunos, pero no era lo que prevalecía.

Pero en su momento se dieron hasta manifestaciones públicas de protesta contra la decisión de la Santa Sede. ¿Por qué?

Todos influimos, de una y otra forma. Cuando tu hieres el sentimiento de una persona y le dices que por ser indígena no les permiten hacer esto o aquello, eso cala mucho. No es tanto la idea teológica o eclesiológica sino el sentimiento. Cuando la persona se siente menospreciada reacciona de una manera no tan prudente. Era explicable, ellos lo sintieron como un castigo por ser indígenas y aunque les explicamos que no era así, el sentimiento lo tenía. Y lo tiene, eso duele. Nosotros ahora nos vamos con la esperanza que las heridas se vayan sanando porque no veo mala voluntad, sino falta de comprensión y diálogo.

El Papa Francisco puede ayudar

Cuando alguien ama, no importan las razas ni las culturas. Juan Pablo II demostróun amor extraordinario a los indígenas sin serlo. Benedicto XVI desde que era prefecto estuvo muy pendiente de la llamada “teología india”y nos pidióque no ocurriese con ella lo que pasócon la teología de la liberación, que provocómuchos choques. Nos pidióque dialoguemos al respecto y los estamos haciendo. Con el Papa Francisco existe más apertura porque él conoce la realidad latinoamericana, donde el tema indígena es álgido. Su presencia nos ayudaráaún más. Ojo, en los anteriores no señalo mala voluntad o ignorancia, sino falta de comunicación. Nosotros vemos con esperanza un tiempo con un mayor espacio para los pueblos originarios.

18 comentarios

  
Esteban
Esta claro que la curia romana ha sido un instrumento burocrático que ha afectado la relación de los obispos del mundo con la Santa Sede, queda claro que la decisión de la reforma es correcta.

La falta de diálogo y soberbia de muchos desos funcionarios (más que sacerdotes) con respecto a los pastores, es escandalosa, ahí esta el caso del arzobispo de Puerto Rico, al que quisieron derrocar, entre ellos un nuncio metido en escándalos sexuales
17/12/13 8:19 AM
  
Luis Fernando
Si con 300 diáconos no tienen suficiente, es que tienen un problema muy serio que no se va a solucionar ordenando más diáconos. Al menos así me lo parece. En todo caso, que el Papa decida.

17/12/13 11:17 AM
  
Tony de New York
Gracias Andres, excelente entrevista. Es bueno que los obispos hablen con claridad para que los laicos entendamos el porque de los problemas en las Iglesias locales.
17/12/13 1:33 PM
  
Juan
Soy de Chiapas México , vivo en El municipio de Palenque, soy un fiel católico que amada a su iglesia y puedo constatar de primera mano y con mucho dolor lo que ocurre en mi diócesis. En verdad es difícil ser católico mestizo en la diócesis de san Cristóbal, porque esta regida bajo el tercer sínodo diocesano, que tiene como prioridad una teología indígena, donde lo más importante son las tradiciones y ritos mayas . Por ejemplo los sacerdotes esta influenciados por la teología de la liberación, hablar en en estas diócesis de las tradiciones o ritos de la iglesia como Dios manda es es casi un pecado, no se permite la renovación carismática, la evangelización es nula. Pero si es permitido hacer danzas de ofertorio dentro de la misa, hacer oraciones con la cruz maya, venerar a la madre tierra, hacer peregrinaciones a los nacimientos de agua es lo más importante. Según el censo de población y vivienda 2010 mi diócesis en 20 años perdió la mitad de católicos ( esa misma edad lleva el tercer sino diocesano) todas esta personas son ahora parte de grupos
pentecostales. Creo que el papa francisco debe de pensar bien si le hace caso a nuestro obispo. Pido sus oraciones para mi diócesis para que el señor la guíe a puertos certeros..
17/12/13 3:04 PM
  
Fran
bueno si los indigenas quieren venerar a sus antiguos dioses y antiguas tradiciones que lo hagan pero no conviertan a la Iglesia catolica en templos de esas creencias. Razon se ve en porque los cultos evangelicos crecen en estas regiones, los evangelicos con solo denunciar la idolatria y paganizacion logran ganar miles de adeptos de fieles cristianos
17/12/13 4:15 PM
  
Gregory
De la diocesis de Chiapas se que es eminentemente indigena, aunque no podemos olvidar que existen mestizos. Creo que el Obispo es una persona conciente y responsable de su misión.
17/12/13 4:18 PM
  
Jaime Fernández de Córdoba
Mucho ánimo, Juan, rezaré por ustedes.
17/12/13 4:34 PM
  
Juan
En el siglo XVI los españoles escribieron el primer catecismo en Náhuatl, la priméra gramática de Náhuatl [1547], la primera obra literaria en Náhuatl [1545], etc. Han tenido casi cuatrocientos años y, según el obispo, ¿ahora "empiezan a traducir el Padre Nuestro"?
17/12/13 5:22 PM
  
Néstor
Me parece que no hay que romperse mucho la cabeza para saber lo que pasa en Chiapas. Esas excusas las venimos oyendo desde hace años. El asunto es si se le quiere hacer frente o no.
17/12/13 5:44 PM
  
abc
Hay que formar santos sacerdotes para esa Diócesis. Si los sacerdotes son santos habrá buenos cristianos. Pero si los sacerdotes son... entonces, ni Diáconos, ni liturgias, ni la madre en coche propagará la Fe católica en Chiapas. Siempre fue, es y será así. De la santidad o no, de los sacerdotes depende la santidad de la feligresía o su enfriamiento espiritual.
17/12/13 9:59 PM
  
Enrique, desde Sevilla
En el 2006 ya avisaron al Obispo de que tenía que abrir sus diócesis a otras realidades, estando como estaba y sigue estando rodeado de tanto "agente de pastoral" tendente a una Iglesia Autóctona "de acuerdo con el Concilio" y al sacerdocio no célibe, o uxorado. No digo yo que le manden a los Heraldos, como en Sucumbíos, pero aire fresco sí que hace falta allí. Está la cosa como para compartir la colegialidad con señores como éste, que es capaz de ordenar no ya a 300, sino a los diez mil de la Anábasis. Lo del náhuatl me recuerda a cosas que pasan por acá en España. Y respecto al incremento de sacerdotes de la diócesis, seguro que son indigenistas, es decir,proautóctonos. Allá debieran mandarle a los 31 nuevos presbíteros de los LC. O a los kikos.
17/12/13 10:02 PM
  
Daniel Ben Rosali (Daniel Caliz)
Ante situaciones como estas todos los católicos (en especial los que no pertenecemos a esta diócesis implicada en dicha situación) lo mejor que podemos haces es orar. Esta (la oración) esta debería ser (y debe ser) la primera y primordial herramienta.

En cuanto a las lenguas indígenas se refiere, sinceramente creo hay que trabajar arduamente (tanto la Iglesia local como el vaticano) por resolver esta situación. No creo que sea justo para nuestros hermanos indígenas el que no tengan una Biblia Católica para su uso y estudio. Como vamos a pretender tener un buen clero indígena o nativo si no tenemos los medios adecuados para formas a los laicos (al pueblo de Dios). Recordemos que los candidatos al sacerdocio han de salir del pueblo de Dios. Según aparenta las denominaciones protestantes llevan varios pasos (por no decir muchos) por delante. En toda la caridad que corresponde espero que el Santo Padre y la Curia Romana tome nota de esto.

Tengo que recalcar debe ser nuestra misión (o nuestra misa, cuyo origen genealógico es el mismo que el de misión, el ser enviado) orar arduamente por la Iglesia de Chiapas (y/o por cualquier otras diócesis hispanoamericana que pasen por situaciones similares).

¡Que el Espíritu Santo quien ha gobernado la Iglesia desde los tiempos apostólicos, ponga su Ruah (viento) que transforme los corazones de los que de una forma u otra colaboran por el bien esta situación! Que así los ayude Dios.
18/12/13 12:58 AM
  
Enrique, desde Sevilla
Véase en cenami.org el documento Directorio Diocesano para el Diaconado Indígena Permanente y perlas como el punto 123 (vocación somnia a Deo missa), 124 (elección por el pueblo) y 132 y ss (diaconado en pareja, el carisma especial que recibe la mujer del diácono (punto 210), la mujer participará en el ejercicio (213). Menuda secta, esto entra más en el ámbito competencial de Infories, por no decir de la CDF. Esto no es cisma, es otra religión, un retorno a su Wicca particular. Vid. Página. 33 la cruz maya,o la doble serpiente y el resto de ilustraciones, de indudable "sabor católico". El resto ni me lo he leído, no creo que valga la pena perder el tiempo. Increíble pensar que esto haya llegado a ocurrir bajo JP Ii y BXVI. Vamos, que Fellay y compañía son comparados con éstos como el Padre Pío y San Juan de la Cruz, por lo menos. Y qué decir de los Franciscanos de la Inmaculada... ¡Qué asco!
18/12/13 1:19 AM
  
Néstor
¿Más de 300 diáconos permanentes? Y entonces cuántos sacerdotes necesita? Para 3 millones y algo de personas, un poco más que Uruguay, donde no hay 300 diáconos permanentes ni por sueño y no sé si hay 300 sacerdotes.

18/12/13 2:21 AM
  
Esteban
Quien conoce el origen de los Heraldos, se partiría de risa que alguien sugiera que los manden a evangelizar indígenas (ya ni se diga que los llamen "aire fresco"), ni que decir los millonarios "de" Cristo, que tienen como carisma la "opción preferencial por los ricos.

Es deplorable el racismo que algunos expresan en sus comentarios, y ese sentimiento de superioridad "cultural".
19/12/13 8:19 AM
  
tapatio
Como siempre Esteban haciendose el martir en este blog... lo que necesita Chiapas es dejar la deriva liberacionistas vuelta indigenista que ha arrasado con la Diocesis y dejando en el camino cientos de miles de almas que se han pasado a las sectas, como bien dice Juan hoy en dia a duras penas en la Diocesis de San Cristobal son poco mas de 50% de católicos cuando llegó Samuel Ruiz eran el 97%.

Como pueden ser tan obtusos que no quieren ver los resultados de sus politicas excluyentes y heréticas, estan tan ideologizados que aunque esten hundiendo el barco quieren seguir haciendole hoyos o de plano son una 5a columna que mas bien esta feliz de ir cumpliendo su verdadero objetivo?
20/12/13 8:23 AM
  
Esteban
Supongo que no sabrá que la ordenación de diáconos y la formación de catequistas se hizo principalmente para que un mayor número de fieles estuvieran atendidos espiritualmente. Supongo que ignora que Samuel Ruiz, fue uno de los pocos obispos que realizó la visita pastoral a toda su diócesis varias veces, que antes de él, había lugares en Chiapas, que tenían siglos que no habían sido visitados por su pastor.

Eso sin mencionar el informe Rockefeller, que revela que el gobierno de Estados Unidos financió a sectas protestantes, para que se infiltraran en aquellas zonas o regiones en donde la "Iglesia católica no era un obstáculo para sus intereses"

Por otro lado la Prelatura Cancún Chetumal a cargo de los ultraconservadores Legionarios de Cristo, desde los años 70s, es la diócesis con menos porcentaje de católicos, y menor practica de la religión católica en todo México. Y el Distrito Federal, que esta según bajo el cuidado de un prelado cercano a los movimientos conservadores como es el Cardenal Rivera, la gente vota por partidos que promueven el aborto y los matrimonios homosexuales. No si se ve que es efectiva la solucion de las sectas seudocatólicas.
24/12/13 1:13 AM
  
Gregory
Es evidente que la diocesis de Chiapas ha hecho una obsión preferencia por los indigenas ¿Eso es malo? no para nada. Desde luego que no excluye a los meztizos.
26/12/13 8:08 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.