12.04.13

Miradas que ven gigantes

A las 8:05 AM, por Pedro González
Categorías : Sin categorías

objetivo ardillaMoisés, en su día, envió una avanzadilla de espías para tantear un poco cómo era eso de la tierra prometida (Num 13). Los señores espías “llegaron al valle de Escol, donde cortaron un sarmiento con un racimo de uva que transportaron en un palo entre dos, junto con granadas e higos.” Y luego volvieron de su inspección.

“Esto fue lo que contaron: «Entramos al país a donde nos enviaron. ¡Realmente es una tierra que mana leche y miel: ¡aquí están sus productos! Pero el pueblo que vive en ese país es muy poderoso. Las ciudades son muy grandes y fortificadas, hemos visto incluso a los descendientes de Enac.” (Según la tradición Enac era un gigante que había vivido en Palestina)

Caleb era el espía enviado por parte de la tribu de Judá junto con otros espías, uno de cada tribu:

“Caleb calmó al pueblo que murmuraba contra Moisés. «Subamos, les dijo, y conquistemos ese país, que somos capaces de más.» Pero los hombres que habían subido junto con él le replicaron: «No podemos atacar a ese pueblo porque es demasiado poderoso para nosotros.»”

“Y se pusieron a desacreditar la tierra que habían visitado. Les decían a los Israelitas: «La tierra que hemos explorado es una tierra que devora a sus habitantes. Los hombres que allí viven son muy altos. Si hasta vimos gigantes. A su lado teníamos la impresión de que éramos langostas y así nos veían ellos.»”

Dirá San Francisco de Sales sobre la vida devota:

“Los que desalentaban a los israelitas, para que no fueran a la tierra de promisión, des decían que era una tierra que «devoraba a sus habitantes», es decir que su ambiente era tan dañino, que era imposible vivir allí mucho tiempo y que sus moradores eran gentes tan monstruosas, que se comían a los demás hombres como a las langostas. Así el mundo, mi querida Filotea, difama tanto cuanto puede la devoción, pintando a las personas devotas con aire sombrío, triste y melancólico, y diciendo que la devoción comunica humores displicentes e insoportables. Mas, así como Josué y Caleb aseguraban que no sólo era buena y bella la tierra prometida, sino también que su posesión había de ser dulce y agradable, de la misma manera el Espíritu Santo, por boca de todos los santos y Nuestro Señor por la suya propia, nos aseguran que la vida devota es una vida dulce, feliz y amable.”

Felices gigantes…

madre teresa

11.03.13

Tu insatisfacción con la iglesia me parece que deriva de una insuficiente comprensión del pecado

A las 10:26 AM, por Pedro González
Categorías : Sin categorías

Carta a Cecil Dawkins del 9 de diciembre de 1958, El hábito de ser, p. 243-245, Flannery O’Connor:

Toda tu insatisfacción con la iglesia me parece que deriva de una insuficiente comprensión del pecado. Tal vez esto te sorprenda porque eres muy consciente de los pecados de los católicos; no obstante, parece que lo que pides es que la iglesia traiga el reino de los cielos a la tierra ahora mismo, que el Espíritu Santo sea encarnado enseguida. El Espíritu Santo rara vez se muestra en la superficie de algo. Estás pidiendo que el hombre vuelva enseguida al estado en que Dios lo creó, estás dejando de lado el terrible orgullo que está en la raíz del hombre y que causa la muerte. Cristo fue crucificado en la tierra y la iglesia es crucificada en el tiempo, y es crucificada por todos nosotros, más particularmente por sus miembros, porque la iglesia es una iglesia de pecadores. Cristo nunca dijo que la iglesia fuera a actuar de forma inteligente o inmaculada, sino que no enseñaría algo erróneo. Esto no significa que un sacerdote no pueda enseñar algo erróneo, sino que la iglesia toda, hablando a través del papa, no enseñará nada erróneo en cuestiones de fe. La iglesia está fundada sobre Pedro, que negó tres veces a Cristo y no pudo caminar sobre el agua por sí mismo. Tú esperas que sus sucesores caminen sobre el agua. Toda naturaleza humana se resiste vigorosamente a la gracia, porque la gracia nos transforma y el cambio es doloroso. Los sacerdotes se resisten a ella igual que los demás. Que la iglesia sea lo que tú quieres requeriría la continua intervención de Dios en los asuntos humanos, mientras nuestra dignidad consiste en que se nos permite avanzar en mayor o menor grado con esas gracias que nos llegan mediante la fe y los sacramentos, y que actúan a través de nuestra naturaleza humana. Dios ha elegido actuar de esta manera. No podemos entenderlo, pero no podemos rechazarlo sin rechazar la vida.
La naturaleza humana es tan defectuosa que puede resistir cualquier cantidad de gracia, y la mayor parte del tiempo lo hace. La iglesia es capaz de defenderse; tú pides que muestre una cierta ganancia. Cuando muestra una cierta ganancia, tenemos un santo, aunque no sea necesariamente canonizado. Estoy de acuerdo contigo en que no deberíamos retroceder siglos para encontrar pensamiento católico, y de hecho no es preciso hacerlo. Pero no vas a hallar los más excelsos principios del catolicismo ejemplificados en la superficie de la vida, ni tampoco los más excelsos principios protestantes. Es fácil para un niño señalar cada domingo los errores del sermón en el camino de la iglesia a casa. Es imposible que encuentre el amor oculto que hace que un hombre, a pesar de sus limitaciones intelectuales, sus neurosis y su falta de fortaleza, renuncie a su vida para servir al pueblo de Dios, independientemente de cuán a trompicones lo haga…
Dios ve lo invisible y el cristiano debe buscar lo mismo. Porque conoce las consecuencias del pecado, sabe cuánto debe profundizar para encontrar amor. Somos responsables de no ser “pequeños” demasiado tiempo, de no ser escandalizados. Al escandalizarte durante demasiado tiempo, escandalizarás a otros y la culpa será tuya.
Es asunto nuestro intentar cambiar las faltas externas de la iglesia -la vulgaridad, la carencia de erudición, la falta de honestidad intelectual- allí donde las encontremos y del modo en que podamos. […] Generalmente [la autocrítica] ha procedido de los grupos de arriba y ha sido rechazado por los grupos de abajo. Si se pudiese compartir el mismo conocimiento de forma uniforme en la iglesia, viviríamos en un mundo milagroso o perteneceríamos a una organización monolítica. […] La iglesia de América es mayoritariamente una iglesia inmigrante. A nivel cultural, todavía no se ha puesto en pie. Pero lo hará. Entretanto, la cultura de toda la iglesia es nuestra y es asunto nuestro que se extienda por toda la iglesia de América. No honras a Dios diciendo: “La iglesia es ineficaz, no participaré en ella”. Tu dolor por la falta de eficacia es un signo de tu cercanía a Dios. Ayudamos a superar esa falta de eficacia simplemente sufriendo a causa de ella. Esperar demasiado es tener una visión sentimental de la vida y es una debilidad que termina en amargura. La caridad es difícil, pero permanece; no quiero desanimarte en tu deseo de leer a Santo Tomás, pero no lo leas con la idea de que te va a aclarar algo. Esto se hace por medio del estudio, pero más por medio de la oración. No debes creer que no necesitas pedir lo que quieres.

la fe

8.03.13

El Concilio de los medios, el cónclave de los medios, el magisterio de la Iglesia de los medios...

A las 11:10 AM, por Pedro González
Categorías : Sin categorías

Según cuentan las comidillas de la corte, la Iglesia tiene problemas de comunicación. Y el necio lo usa para pegarle el palo a la Iglesia. Otro más. Y el justo se lo pone a la Iglesia en la larga lista de “to do".

Luego uno lee esto:

mala información

Lo cual en cristiano viene más o menos a decir:

“La Conferencia Episcopal de Suiza está discutiendo si una mujer que ha sido violada puede usar contracepción de emergencia bajo ciertas condiciones. Lo dicho se hace eco de cambios recientes (¿?) en las posiciones de sus contrapartes alemana y española

<ironic mode ON>Y -ah, la amable suspicacia- le hace a uno pensar: “malvado medio de comunicación pagano, oh". Y luego lee que también se hace eco de lo mismo CatholicCulture.org y piensa: “pobres cristianos, somos humanos, todos cometemos errores, ains". La imparcialidad siempre por delante, oiga…</ironic mode OFF>

Porque uno recuerda haber leído esto:

buena info

Leer más... »

28.02.13

La oración, ejercicio del deseo que despierta la conciencia

A las 9:50 AM, por Pedro González
Categorías : Sin categorías

Alguien me ha recordado este párrafo, que me parece genial, de la Spe Salvi.

Agustín ilustró de forma muy bella la relación íntima entre oración y esperanza en una homilía sobre la Primera Carta de San Juan. Él define la oración como un ejercicio del deseo. El hombre ha sido creado para una gran realidad, para Dios mismo, para ser colmado por Él. Pero su corazón es demasiado pequeño para la gran realidad que se le entrega. Tiene que ser ensanchado. « Dios, retardando [su don], ensancha el deseo; con el deseo, ensancha el alma y, ensanchándola, la hace capaz [de su don] ». Agustín se refiere a san Pablo, el cual dice de sí mismo que vive lanzado hacia lo que está por delante (cf. Flp 3,13). Después usa una imagen muy bella para describir este proceso de ensanchamiento y preparación del corazón humano. « Imagínate que Dios quiere llenarte de miel [símbolo de la ternura y la bondad de Dios]; si estás lleno de vinagre, ¿dónde pondrás la miel? » El vaso, es decir el corazón, tiene que ser antes ensanchado y luego purificado: liberado del vinagre y de su sabor. Eso requiere esfuerzo, es doloroso, pero sólo así se logra la capacitación para lo que estamos destinados[26]. Aunque Agustín habla directamente sólo de la receptividad para con Dios, se ve claramente que con este esfuerzo por liberarse del vinagre y de su sabor, el hombre no sólo se hace libre para Dios, sino que se abre también a los demás. En efecto, sólo convirtiéndonos en hijos de Dios podemos estar con nuestro Padre común. Rezar no significa salir de la historia y retirarse en el rincón privado de la propia felicidad. El modo apropiado de orar es un proceso de purificación interior que nos hace capaces para Dios y, precisamente por eso, capaces también para los demás. En la oración, el hombre ha de aprender qué es lo que verdaderamente puede pedirle a Dios, lo que es digno de Dios. Ha de aprender que no puede rezar contra el otro. Ha de aprender que no puede pedir cosas superficiales y banales que desea en ese momento, la pequeña esperanza equivocada que lo aleja de Dios. Ha de purificar sus deseos y sus esperanzas. Debe liberarse de las mentiras ocultas con que se engaña a sí mismo: Dios las escruta, y la confrontación con Dios obliga al hombre a reconocerlas también. « ¿Quién conoce sus faltas? Absuélveme de lo que se me oculta », ruega el salmista (19[18],13). No reconocer la culpa, la ilusión de inocencia, no me justifica ni me salva, porque la ofuscación de la conciencia, la incapacidad de reconocer en mí el mal en cuanto tal, es culpa mía. Si Dios no existe, entonces quizás tengo que refugiarme en estas mentiras, porque no hay nadie que pueda perdonarme, nadie que sea el verdadero criterio. En cambio, el encuentro con Dios despierta mi conciencia para que ésta ya no me ofrezca más una autojustificación ni sea un simple reflejo de mí mismo y de los contemporáneos que me condicionan, sino que se transforme en capacidad para escuchar el Bien mismo. (Spe Salvi, 33)

Ha sido estupendo empezar el día leyendo esto :) Y lo que dice San Pablo:

Esto no quiere decir que haya alcanzado la meta ni logrado la perfección, pero sigo mi carrera con la esperanza de alcanzarla, habiendo sido yo mismo alcanzado por Cristo Jesús. Hermanos, yo no pretendo haberlo alcanzado. Digo solamente esto: olvidándome del camino recorrido, me lanzo hacia adelante y corro en dirección a la meta, para alcanzar el premio del llamado celestial que Dios me ha hecho en Cristo Jesús. (Flp 3,12-14)

27.02.13

Tendencias religiosas entre los hispanos de EEUU. Snif, snif...

A las 10:35 AM, por Pedro González
Categorías : Sin categorías

virgen en aviónSegún una nueva encuesta de Gallup la población de católicos hispanos en EEUU es considerablemente menos religiosa que la de los protestantes y va en disminución. Esto me hace pensar en qué importante es la acogida de aquellos que vienen de fuera y la poca atención que muchas veces se presta a sus particularidades y necesidades concretas.

Dice esta encuesta que si bien la mayoría de hispanos estadounidenses son católicos, el grupo de hispanos protestantes es considerablemente más religioso (60%) que en de los católicos (43%).

Pienso que, para aclarar conceptos, lo primero que hay que plantearse es: ¿a qué llaman “más religioso"? Según la encuesta, los muy religiosos son los que consideran la religión “parte importante de su vida cotidiana y que asisten a los servicios religiosos cada semana o casi cada semana.” Bien, creo que tiene sentido, viene siendo lo que llamamos cristiano. Los no religiosos son los que consideran que la religión ” no es una parte importante de su vida cotidiana y que rara vez o nunca asisten a servicios religiosos.” Y, por fin, los moderadamente religiosos son los que responden que “la religión es importante en sus vidas, pero que no asisten regularmente a los servicios o que la religión no es importante, pero que todavía asisten a los servicios". En mi descartable opinión estos últimos durarán menos como cristianos que un pastel a la puerta de un colegio a medida que la cultura profundice en sus cambios y ser cristiano tenga consecuencias socialmente negativas.

Leer más... »

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 ... 23 >>

Pedro González

Pedro González

Me llamo Pedro. Por si quieres saber algo más sobre mí, nací en 1983, estoy casado y tengo una hija. Soy ingeniero y a eso me dedico profesionalmente. No prometo mucho pero este blog pretende estar dedicado a contar lo que voy aprehendiendo con la fe y la razón de la cosa esta de ser cristiano..

En este blog

Agosto 2014
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Libros recomendados por Pedro


Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso