Artículos de Monseñor Demetrio Fernández en InfoCatólica

Monseñor Demetrio Fernández

Obispo de Córdoba

Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo

Y ¿cuál es pecado del mundo? Son nuestros pecados personales, por los que rompemos con Dios, prefiriendo nuestra voluntad y capricho a la voluntad de Dios, que quiere nuestra felicidad verdadera.

Don Manuel González, santo, con otros cuatro más

Los santos son los mejores hijos de la Iglesia. Y la Iglesia los tiene por miles, de todas las edades, de todas las épocas, de todos los estados de vida. Constituyen un catálogo precioso y riquísimo

Como corderos en medio de lobos

La evangelización se ha abierto paso así, a base de persecuciones, a base de fortaleza que viene de Dios ante las dificultades, a base de mártires que no matan a nadie, sino que padecen el martirio amando y bendiciendo, a base de perdón que devuelve bien por mal, que vence el mal a fuerza de bien. El Evangelio se ha abierto camino regando la cosecha con sangre abundante de mártires, semilla de nuevos cristianos. Y ha dado mucho fruto, ahí están los resultados.

Elecciones a la vista

La persona que vive su fe de verdad se da cuenta de que esa luz potente de la fe le ayuda al discernimiento de sus decisiones públicas y políticas. La fe y la moral cristiana influyen en la decisión del voto que depositamos en las urnas.

Santísima Trinidad

En Jesucristo la revelación de Dios ha llegado a su plenitud, y Dios ya no tiene más que decirnos, porque en su Hijo nos lo ha dicho todo.

Jesús asciende a los cielos

La fiesta de la Ascensión del Señor señala la entronización de Jesús como Señor y Rey a la derecha del Padre para interceder por nosotros y para venir glorioso al final de los tiempos, cuando todo le sea sometido, incluso la muerte. Es una fiesta de gloria, es una fiesta de victoria, es una fiesta muy gozosa.

Semana Santa, todos a la Catedral

La Semana Santa es como la síntesis del misterio cristiano: Dios Padre, que compadecido del extravío de los hombres envía a su Hijo único Jesucristo. Este Hijo, que se hace hombre y carga con nuestros delitos, como el Cordero que quita el pecado del mundo. El Espíritu Santo, que sostiene el Corazón de Cristo en la obediencia de amor y en la entrega generosa por sus hermanos hasta la muerte. Y en el centro del drama redentor, acompañando siempre a su Hijo, Maria, una criatura como nosotros, elevada a la dignidad de Madre de Dios, colaboradora singular en la redención del mundo, y Madre nuestra entregada por Jesús junto a la Cruz al discípulo amado y en el a todos los hombres.

Camino de la Pascua: transfigurarnos con Él

En esta Cuaresma Jesús quiere elevarnos de nivel, llevarnos consigo a su monte santo. No podemos continuar con una vida rastrera, a ras de tierra, topándonos cada día con los mismos problemas. Hemos de levantar el vuelo e ir con Jesús a lo alto, para mirar nuestra vida desde otra perspectiva, desde la perspectiva de Dios.

Feliz año 2016

La llegada de un nuevo año es motivo de esperanza para todos, pues todos esperamos mejorar en tantos aspectos de nuestra vida. Un año nuevo nos invita a una vida nueva, y más este Año de la misericordia, que nos ofrece por parte de Dios más abundante gracia para la conversión.

Navidad y familia

La familia se constituye por la unión de los esposos que normalmente se convierten en padres. Varón y mujer, creados en igualdad de dignidad fundamental, son distintos para ser complementarios.

La Purísima

Nosotros hemos nacido en pecado, el pecado original, y el bautismo nos ha librado de la muerte eterna, haciéndonos hijos de Dios. En nosotros permanece la inclinación al pecado, el atractivo del pecado (la concupiscencia, que no es pecado, pero procede del pecado e inclina al pecado). María, sin embargo ha sido librada de todo pecado antes de cometerlo. Ni siquiera el pecado original ha tenido lugar en ella. Ni tampoco sombra alguna de pecado personal mortal o venial, ni la más mínima connaturalidad con el pecado.

Llamados a la santidad

A veces pensamos que la santidad es hacer cosas extrañas, y no es así. La santidad es sencillamente ajustar nuestra vida a la voluntad de Dios. Dejarle a Dios que él vaya haciendo su obra en nosotros, no interrumpirle.

Virtudes heroicas de José Rivera, sacerdote diocesano de Toledo

Con D. Marcelo, sembraron santidad sacerdotal a raudales y mucho amor a la Iglesia. He aquí el secreto del Seminario de Toledo. Ejercicios, retiros, dirección espiritual de personas de toda clase y condición. Fue para muchos realmente maestro de vida espiritual, por experiencia y por ciencia.

Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre

Algunos han tenido la osadía de proponer que la Iglesia suprima esta enseñanza de Jesús, como si la Iglesia pudiera hacer lo que quisiera, incluso contradiciendo la enseñanza de su Maestro.

Yo me apunto a clase de religión

Un Estado aconfesional no significa un Estado que ignora la Religión, y menos aún un Estado que la persigue o pretende eliminarla.

Niños de primera comunión

Es importante que los mayores, sobre todo los padres, los catequistas, los sacerdotes y todos los que rodeamos a los niños de primera comunión les ayudemos a vivir una experiencia feliz centrada en Jesucristo, como el mejor de los amigos, que nos introduce en la vida de Dios para siempre.

San Juan de Ávila

Dicen que su predicación era fuego encendido, que transformaba el corazón de los oyentes y los convertía de pecadores en santos. Así le sucedió a san Juan de Dios, que al escuchar a Juan de Ávila salió corriendo por las calles de Granada gritando. «Dios me ama!»

Los cristianos son perseguidos

A lo largo de toda la historia, los cristianos han sido perseguidos por ser cristianos. Y la sangre de los mártires ha sido siempre semilla de nuevos cristianos. No saben los perseguidores que cuanto más persiguen, más afianzan la fe cristiana en tantos lugares de la tierra.

Siendo Hijo, aprendió sufriendo a obedecer

Obediencia. Esta es la palabra clave para una verdadera libertad. Obediencia que a veces incluye sufrimiento y muerte.

«No esclavos, sino hermanos»

En el mundo del trabajo, cuando no se cumplen las condiciones de dignidad humana en el trabajo doméstico y en la agricultura, en la industria y en los servicios. En el salario, en el horario, en las condiciones laborales. En el mundo de los emigrantes, más todavía: muchos tienen que aceptar condiciones indignas con tal de sobrevivir, cuando han venido buscando una vida mejor. Existe un «trabajo esclavo»

A la Iglesia le preocupa la familia

Lo que el hombre no es capaz de conseguir por sus solas fuerzas, y ni siquiera con la ayuda de los demás, puede alcanzarlo con la gracia de Dios, que quiere hacer feliz al hombre, salvándole de su debilidad y de su pecado.

Hágase en mí según tu palabra

Por eso, Jesús es tan atrayente en Navidad. Porque aparece en la humildad de nuestra carne, despojado de todo, sin aparato social, para que podamos acercarnos a él sin miedo. El conquista nuestro corazón por la vía del amor y sólo los que se hacen como niños son capaces de entender lo que sucede en esta gran fiesta.

El Sínodo de la familia «cum Petro et sub Petro»

Seguimos orando por el Sínodo de la familia, que ahora recorre una nueva etapa en la preparación del Sínodo de octubre de 2015. Y a todos nos da plena garantía saber que estamos cum Petro et sub Petro, esto es, con el Papa, principio y fundamento de la unidad de la Iglesia y garante principal de la verdad y del amor de Dios para el hombre de nuestro tiempo.

Semillas vocacionales

Partimos de una certeza: Dios quiere dar pastores a su pueblo. Le interesa a él más que a ninguno que haya hombres disponibles para perpetuar en su Iglesia la misión de Cristo y del Espíritu. La vocación sacerdotal se produce en el encuentro de dos libertades: la libertad de Dios, que llama a quien quiere, y la libertad del hombre que responde sí o no a esa llamada de Dios.

La Eucaristía y los pobres, tesoro de la Iglesia

Día del Corpus, honremos a Cristo cercano en la Eucaristía, alabemos al Rey de reyes, y honremos a Cristo presente en el hermano que sufre, en el que es explotado, en el que es objeto de mercado de los múltiples intereses egoístas.

¡Al cielo con Ella!

En ese camino de ascensión, María nos precede, como en todos los aspectos de la vida cristiana. Ella ha sido la primera redimida, la mejor redimida. Inmaculada desde el comienzo, madre virginal del Redentor, terminado el curso de su vida terrena fue elevada al cielo en cuerpo y alma, fue trasplantada como una flor preciosa, con tierra y todo, hasta la patria celestial.

Confirmaciones

Bienvenidos todos los que piden el sacramento de la confirmación, sean jóvenes o adultos. Es una ocasión propicia para renovar actitudes aletargadas y recordar la belleza de la vida cristiana.

Primeras comuniones

Cuando el niño ha hecho la primera comunión, no termina todo. Comienza una nueva vida que hay que cuidar con esmero. Es más importante el año posterior a la primera comunión que el año anterior de preparación, porque durante el año posterior y los que siguen, el niño puede comulgar y ha de ser acompañado para aprender a tratar a Jesús

Santos Juan XXIII y Juan Pablo II, rogad por nosotros

Qué alegría tan grande ver a estos dos papas canonizados, puestos como modelo de vida cristiana, intercesores desde el cielo para todos los que aún estamos de camino.

¡Sí a la vida, esperanza ante la crisis!

Todos somos de alguna manera responsables de este fracaso: el aborto provocado en más de cien mil casos cada año en España, que suman ya más de un millón de vidas humanas segadas al comienzo de su existencia. Se trata de un fracaso no sólo personal, sino colectivo y social.

En estado de misión permanente

«Sin miedo de dar el primer paso para ir a su encuentro». He aquí la actitud misionera. No se trata de propaganda ni de marketing, ni menos aún de proselitismo. Se trata de llegar a todos sin esperar a que vengan y al mismo tiempo de «respetar con humildad los tiempos de Dios y, con paciencia, el proceso de maduración de cada persona».

Aborto cero, feliz Navidad

¿Seremos capaces en nuestra sociedad de caminar hacia la eliminación total del aborto? Eso sólo será posible si hay un acompañamiento a la mujer en situación de riesgo, si hay una prevención en la educación afectivo-sexual de los adolescentes y jóvenes, e incluso desde niños, si hay una fidelidad hasta la muerte a la propia pareja.

La Purísima y las Órdenes sagradas

El juicio de Dios

Creemos en el juicio de Dios, que nos pedirá cuentas del talante de vida que hemos llevado, de cómo hemos administrado los bienes, los propios y los institucionales, de cómo hemos atendido a los «lázaros» de nuestra puerta y del mundo entero.

Dios, el dinero y la corrupción

El dinero no es malo, incluso es necesario para vivir, pero Jesús nos advierte del peligro del dinero y nos invita a abrazar libremente la austeridad de vida y la pobreza voluntaria.

La Iglesia está viva, es joven, tiene futuro

El Papa Francisco con gestos y con palabras, pregonero del Evangelio de Jesucristo, ha abrazado ese mundo de la pobreza y la miseria, de las nuevas pobrezas en los barrios marginados, en las cárceles de jóvenes y menores, en los hospitales de los drogodependientes que se rehabilitan y ha lanzado a toda la Iglesia, especialmente a los jóvenes, un mensaje misionero.

«Lumen fidei», una encíclica a cuatro manos

La fe no recorta las alas de la investigación y de la razón humana, sino que, por el contrario, la fe abre a un horizonte más amplio que no se rompe con la muerte y da pleno sentido a la vida.

Laicismo y religión

Muchos de los que pregonan la eliminación de todo lo religioso en la vida pública, son nazarenos o costaleros en sus pasos de Semana Santa, y les gustaría ser hermanos mayores de su cofradía. No permiten lo religioso en el diseño de una sociedad nueva, y ellos forman parte al entramado religioso de la vida social a la que pertenecen.

Lo acompañaban algunas mujeres

Cuando la mujer no tenía ningún derecho y podía ser repudiada en cualquier momento, Jesús sitúa a la mujer a la misma altura que el varón. No sólo la mujer comete adulterio si se va con otro, también el varón comete adulterio si se va con otra.

Dadles vosotros de comer

Es urgente dar de comer hoy, para que la gente no quede extenuada por el camino. La caridad cristiana retrasa la justicia (decía Marx). No, no la retrasa. Al contrario, la estimula para hacer un mundo más solidario y fraterno.

La vida contemplativa, en la fiesta de la Santísima Trinidad

Muchos cristianos encuentran en estos monasterios lugares para el trato con Dios, porque favorecen el silencio, la liturgia bien celebrada, un clima de oración, una presencia especial de Dios. Por eso, los contemplativos son considerados centinelas de la oración.

San José, el trabajo y la crisis

La doctrina social de la Iglesia, la que brota del Evangelio y está transida de amor al hombre, nos enseña que el trabajo es el centro de la cuestión social.

Oremos por la elección del nuevo Papa

No entramos en la oración para pedirle a Dios por mi candidato, sino para disponer mi espíritu a recibir de Dios aquel que sea elegido.

Gracias, Benedicto XVI

El Papa Benedicto XVI ha servido a la Iglesia con todo su ser, y por eso le damos las gracias. Sobre todo, ha iluminado los grandes temas y preocupaciones del hombre de nuestro tiempo con palabras evangélicas que todos entienden. Me sumo a los que dicen que el papa Benedicto XVI pasará a la historia como un eminente doctor de la Iglesia.

La ideología de género rompe la familia

Al servicio de esta ideología existen una serie de programas formativos, médicos, escolares, etc. que tratan de hacer «tragar» esta ideología a todo el mundo, haciendo un daño tremendo en la conciencia de los niños, adolescentes y jóvenes.

«Estad siempre alegres en el Señor»

La alegría cristiana brota de dentro y se alimenta de Dios, porque el Señor está cerca. La alegría cristiana es gratuita, es un don de Dios y es para todos.

«Ha echado más que nadie»

En el campo de la limosna no faltan quienes rechazan lo que proviene de la caridad, e incluso se atreven a decir que la caridad degrada al destinatario. Esta es la postura marxista, que incita al odio y a la lucha de clases y le desespera que sigan existiendo las obras de caridad. Sin embargo, no podremos llegar a la justicia, si no es inyectando caridad de la buena en nuestras relaciones sociales. Porque la justicia no es alcanzable si no contamos con un plus de caridad, que incluye esa justicia.

Los difuntos siguen vivos

No somos un amasijo de células, ni somos un trozo de carne con ojos. Somos personas humanas, que piensan, aman, deciden, sienten. Tenemos un alma inmortal, que no heredamos de nuestros padres, sino que la recibimos directamente de Dios al ser concebidos.

A Guadalupe con San Juan de Ávila

Sabía Juan de Ávila que la Iglesia se renueva si hay curas nuevos, que no se conforman con lo que hay, que buscan a Jesucristo en serio y aspiran a ser santos, abrazando la Cruz con decisión y dando la vida para que otros tengan Vida.

San Juan de Ávila, un doctor para la nueva evangelización

En San Juan de Ávila tenemos un modelo de evangelizador para nuestro tiempo: un hombre de Dios, bien formado en las ciencias sagradas, desprendido de los bienes y de los honores de este mundo, conocedor del corazón humano y sus inquietudes, solícito por las necesidades materiales y espirituales de los hombres de su tiempo, y especialmente ardoroso en la comunicación del amor de Dios manifestado en Cristo.

Mártires de nuestro tiempo

Nuestra época es fecunda en mártires por todas las latitudes del orbe católico. El siglo XX es el siglo de los mártires. Y a día de hoy, la religión cristiana continúa siendo la más perseguida en todo el mundo.

¡Qué hermoso es Jesús Sacramentado!

Un pueblo que adora al Señor no debe temer ninguna dificultad. Los tiempos no son fáciles (¿cuándo lo han sido?), pero teniendo a Jesús lo tenemos todo.

«Tú sabes que te quiero»

La vocación es fruto del amor de Dios, de la Caridad de Dios para con los hombres. El amor de Dios suscita amor y provoca respuestas de amor. En el diálogo de Jesús con Pedro, cuando le llama para ponerle al frente de su Iglesia, Jesús le examina de amor.

El corazón traspasado de Cristo

La muerte de Cristo no es un accidente en la vida del Redentor. Él ha venido para eso, para dar su vida en un acto de culto al Padre, entregándose por cada uno de nosotros los hombres.

Ama la vida, toda la vida

Se trata de una verdadera sangría. Más muertos que en la guerra, una guerra silenciosa en contra de la vida, que además es presentada en tono de progreso. Nunca la muerte de un ser humano puede ser un progreso.

Día del Seminario: «Pasión por el Evangelio»

En torno al Seminario gira la vida de la diócesis: las familias, que son el primer seminario, los profesores especializados que imparten sus asignaturas, los formadores que van modelando el corazón sacerdotal de estos aspirantes, los bienhechores que colaboran con su oración y su limosna en el sostenimiento del Seminario. El Seminario es, por tanto, como una orquesta sinfónica, donde cada uno tiene su papel, y entre todos han de interpretar esa preciosa melodía de dar a la Iglesia pastores según el corazón de Cristo.

Jesús es tentado, nosotros vencemos con él

La tentación por sí misma no es pecado, pero hemos de evitar las ocasiones o ponernos temerariamente en el peligro. Ahora bien, cuando nos llega la prueba, hemos de afrontarla con valentía y decisión, sin juguetear con el demonio ni hacer concesiones a nuestro hombre viejo.

Vida consagrada y nueva evangelización

Damos gracias a Dios por todos los hombres y mujeres que viven en la vida religiosa. Mediante la consagración a Dios, se entregan de por vida a obras de caridad, apostolado, enseñanza. Son como un ejército de amor que llena el jardín de la Iglesia con sus mejores aromas.

Huid de la fornicación

La castidad es la virtud que educa la sexualidad, haciéndola humana y sacándola de su más brutal animalidad. Cuando la sexualidad está bien encauzada, la persona vive en armonía consigo misma y en armonía con los demás, evitando toda provocación o violencia.

Viva la vida, fuera la muerte

Dios es amigo de la vida, no de la muerte. La muerte no la ha inventado Dios, sino que ha sido introducida en el mundo y en la historia por el pecado del hombre.

COVAP, una iniciativa cristiana de progreso

La fe no es algo que paraliza el progreso integral de las personas, sino que lo promueve, poniendo a Dios en el centro de la vida y llevando con coherencia y honradez esa visión cristiana al mundo del trabajo, donde la persona se expresa y se realiza.

Mártires de nuestro tiempo

La Iglesia no celebra la crueldad de las torturas, ni trae a la memoria la impiedad de los verdugos, y menos aún la ideología que sustenta ese odio. La Iglesia celebra el amor más grande que cada uno de sus hijos ha sido capaz de expresar.

Dios y el César

Hacer que todo lo gobierne Dios es ignorar que hay que dar al César lo que es del César. Prescindir de Dios o de todo influjo de la religión en la marcha de la sociedad es cerrarse al influjo benéfico que el hombre recibe de Dios a través de la religión

Con María

María es la mujer eucarística, que nos enseña a vivir en constante acción de gracias. En la adoración de cada día, en espíritu y en verdad, al Dios único y verdadero, María nos enseña a no anteponer ningún interés personal a los planes de Dios.

Como un viento recio del Espíritu

Fueron quince minutos de silencio, en el que no se oía ni una tos. Todos estaban centrados con profundo espíritu de fe en el Invisible, el amor de sus vidas. Este fue el momento culminante de toda la JMJ. Para ese momento habíamos ido hasta allí, y será un momento inolvidable en la vida de todos los presentes.

Excomunión e indulgencias en la JMJ

En las grandes peregrinaciones o acontecimientos eclesiales, la Iglesia abre de par en par las puertas de la misericordia divina y del perdón de Dios para todos los que se acerquen a recibirlo.

Cambio de época

Si alguna cosa nos falta es la presencia en la vida pública de cristianos creyentes y convencidos de su fe. La sociedad puede cambiar, pero es necesario que los cristianos bajen a la arena pública y ejerzan su influjo donde se toman las decisiones de la convivencia ciudadana

Lo que un cristiano pide a un político

Un cristiano acude a las urnas después de pedirle luz a Dios y de aconsejarse bien. El voto ha de ser responsable, porque con nuestro voto contribuimos al bien común. Que en todas las parroquias se eleven oraciones por estas intenciones, que a todos nos afectan.

Mirar al Crucificado

Desde la cruz, Jesús nos ha enseñado a amar de una manera nueva, hasta dar la vida en ofrenda de amor al Padre y para bien de los demás. La cruz es el sufrimiento vivido con amor. El sufrimiento solo, acaba por desesperar y derrotar a cualquiera

Siempre hay una razón para vivir

En esta lucha sin cuartel, nos mantiene la esperanza de que la vida triunfará sobre la muerte, como ha sucedido en Cristo, que ha vencido la muerte resucitando. Y de vez en cuando nos llegan noticias de esta victoria, de pequeños pero importantes logros, que nos alientan a seguir en la tarea

Despedida de Tarazona

En Córdoba tenéis a este obispo que se entregó apasionadamente a su primera diócesis de Tarazona, viendo en ella a la Esposa de mi Señor Jesucristo. Tarazona forma parte de mi vida, vosotros sois protagonistas en mi biografía.

Bufanda roja para los jóvenes

Todo está preparado para que cada uno se encuentre con Jesucristo y le cambie su vida. No habrá botellón, ni preservativos, ni porros, ni marcha que diluye su persona y deja resaca.

La familia, esperanza de la humanidad

El amor matrimonial, vivido desde Cristo, ya no es un sentimiento pasajero, sino lo más radical del corazón humano, sanado por la gracia y capaz de darse de nuevo cada día. Jesucristo nos hace capaces de amarnos como Él nos ama, hasta el extremo, hasta dar la vida.

Hoy es Navidad

Se trata del acontecimiento más importante de la historia de la humanidad. Todo gira en torno a Jesucristo. El es el centro del cosmos y de la historia. La historia se divide en dos: antes de Cristo y después de Cristo.

Esperanza, ¿cristiana o atea?

La esperanza cristiana, sin embargo, es la certeza de una realidad que se nos brinda como regalo de Dios y como plenitud humana. Y Dios cumple siempre sus promesas. Es una esperanza que nos lleva a amar de verdad, a Dios y a los hermanos, hasta el extremo de dar la vida.

La Catedral de Córdoba

No hay ningún problema en reconocer la historia tal como ha sido y mostrarla en toda su verdad a los visitantes. El problema surge cuando se quiere borrar la memoria histórica, y al templo emblemático de Córdoba se le quiere atribuir hoy un destino y un culto musulmán.

Nosotros, con el Papa

En nuestra condición de católicos estas dos condiciones son innegociables, y uno deja de ser católico si no acepta alguna de estas condiciones. El Catecismo y el Papa.

Mes de mayo, mes de María

No se puede ser cristiano sin ser mariano, porque Cristo ha entrado en la historia humana por la mediación de María. El Espíritu Santo ha venido sobre la Iglesia y sobre el mundo con la intercesión de María.

El Seminario de Tarazona

La unidad de la Iglesia

La unidad no significa uniformidad. Es bonita la pluralidad de costumbres, de liturgia, de expresiones culturales, puesto que la Iglesia fundada por Cristo es universal y se encarna en cada uno de las culturas y de los pueblos. Pero esa pluralidad enriquecedora tiene que mantener una unidad fundamental.

Vida, aborto y excomunión

¿Pueden acercarse a comulgar quienes defienden el aborto? –No. Uno no puede acercarse a comulgar, si defiende el aborto en cualquiera de sus formas, porque está en oposición frontal con la enseñanza y la disciplina de la Iglesia, que defiende la vida en todas sus etapas.

Desastre ecológico

Una vez más, la mujer pagará los platos rotos de una situación de conflicto, en la que quizá ella sea la menos culpable. Una vez más, el grito feminista de libertad para la dignidad de la mujer, se ve ahogado por unas disposiciones que la convierten en simple objeto de placer pasajero e irresponsable.

El crucifijo

Cuando se quiere quitar de la plaza pública a Dios, cuando se quiere prescindir de Dios, como si Dios fuera un estorbo, cuando se quiere arrancar del corazón de nuestro niños y jóvenes a Jesucristo, se quita el crucifijo de la escuela, de los hospitales, de todo ámbito de la vida pública.

Año sacerdotal

Los fieles necesitan al sacerdote. «Dejad una parroquia veinte años sin sacerdote, y adorarán a las bestias…», decía el Cura de Ars. Hoy hay otras idolatrías. «Si conociéramos bien lo que representa un sacerdote sobre la tierra, moriríamos: no de pavor, sino de amor… Sin el sacerdote, la pasión y la muerte de nuestro Señor no servirían de nada».

Pentecostés, fiesta del Espíritu Santo

El Espíritu nos hace saborear las cosas de Dios y atisbar en los signos de los tiempos la acción de Dios en la historia humana. El Espíritu nos da el discernimiento y la prudencia para actuar según los planes de Dios. Hemos de pedir continuamente al Espíritu Santo que nos ilumine, nos inspire, nos dé fuerzas para seguir los caminos de Dios.

Católicos y vida pública

Se necesitan laicos que no se avergüencen del Evangelio, que den la cara por Jesucristo y por su Iglesia, que lleven la luz del Evangelio a los puntos neurálgicos de nuestra sociedad actual. Se necesitan laicos con actitud martirial, testigos de Jesucristo para instaurar el Reino de Dios en la historia.

En la muerte de Pablo Domínguez

Pero el montañero cuando llega a la cumbre se siente muy cerca de Dios. Pablo tenía la costumbre de celebrar la Eucaristía en la misma cumbre, como una ofrenda cósmica que tiene ante los ojos la sinfonía de la creación ofrecida al Creador, por manos del sacerdote.

Yo también iré a Colón. Fiesta de la familia

Algunos incluso quieren que se considere matrimonio el afecto entre dos personas del mismo sexo. Eso nunca será matrimonio, por mucho que cambien las leyes. Las cosas con como son, como Dios las ha hecho, y no valen componendas. Querer borrar toda huella de Dios, incluso en este tema, es un aberración.

La lucha contra el SIDA y la Iglesia Católica

Pero la batalla está en la prevención del contagio. La postura más frecuente es la de propiciar el “sexo seguro” mediante el uso del preservativo. La Iglesia católica, sin embargo, propone otros caminos más positivos. Y eso le lleva a situarse contracorriente, buscando el bien integral de las personas. El preservativo es un tapón, no siempre eficaz.

El libro de Pagola hará daño

El “Jesús” de Pagola no es el Jesús de la fe de la Iglesia. Este libro, que se lee con gusto por el buen estilo literario de su autor, sembrará confusión, también en mi diócesis, pequeña y humilde, que vive influenciada como todas por los fenómenos de masas, tantas veces provocados con gran aparato mediático.

¿Nueva libertad religiosa?

No nos preocupa que otras religiones con implantación en España adquieran el reconocimiento de todos sus derechos civiles. Antes que el gobierno español lo anuncie, lo ha proclamado hace más de 40 años a todos los vientos el Concilio Vaticano II.

No es un privilegio, es un derecho del enfermo

El capellán forma parte del personal del hospital, como forma parte del mismo el médico cirujano, o la señora de la cocina, o los servicios de limpieza, o los celadores de turno. Todos están en función del enfermo. Cada uno cumpliendo su misión.