InfoCatólica / La Esfera y la Cruz / Categoría: Iglesia

21.05.17

¿La más profunda vulneración a los DDHH?

El Hogar de Cristo es una institución de caridad fundada en 1944 por san Alberto Hurtado, el primer santo chileno, para que los pobres recibieran, además de alimento y amparo, dignidad y cariño. Hoy en día sostiene numerosas obras de caridad a lo largo de todo el territorio nacional, y se sostiene gracias a las donaciones de miles de socios. Cada año realiza una campaña para atraer más socios, y la de 2017 se hace bajo el lema “la pobreza es la más profunda vulneración de los derechos humanos”.

¿Es eso cierto? ¿Puede una organización católica decir “la pobreza es la mayor vulneración a los derechos humanos”?

No puedo evitar cierta disonancia cuando un cristiano habla de la pobreza como un mal absoluto. No soy pobre, pero demasiadas horas escuchando sermones sobre la predilección de Jesús por los más humildes, y su propia vida y la de sus discípulos bastan para sentir que algo no anda bien si te dicen que la pobreza es intrínsecamente mala. Más bien al contrario, muchas veces se nos ha repetido que el amor al dinero, no la pobreza, es la raíz de muchos males (1 Tim 6,10).

El capellán del Hogar de Cristo, P. Pablo Walker explica:

Leer más... »

11.12.16

La iglesia repite su enseñanza. El mundo queda conmocionado

Pocos días atrás, la Congregación para el Clero renovó las reglas acerca de admisión de jóvenes a la preparación para el sacerdocio. En el documento se reitera la prohibición de admitir homosexuales en el seminario, citando textualmente la instrucción al respecto emitida en el año 2005.

La Iglesia, respetando profundamente a las personas en cuestión, no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay. Dichas personas se encuentran, efectivamente, en una situación que obstaculiza gravemente una correcta relación con hombres y mujeres. De ningún modo pueden ignorarse las consecuencias negativas que se pueden derivar de la Ordenación de personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas. [negritas nuestras]

Un documento interno, sin novedad alguna, que sin embargo amerita la cobertura de los medios mundiales. Para que luego digan que la Iglesia no es relevante en el mundo moderno.

La reacción más común en las redes sociales es el argumento ad pedofilum, que ya ni siquiera vale la pena mencionar. Solo expresa un repudio a la Iglesia que se encuentra más allá de cualquier discurso racional. La otra estrategia, incluso de algunos católicos, es mezclar esta declaración con el sacerdocio reservado a los hombres, para acusar a la Iglesia de ser patriarcal y machista.

Leer más... »

3.01.16

Notas sobre la relación entre judaísmo y cristianismo

A comienzos de diciembre, la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Judaísmo (en adelante, la Comisión) publicó “Los dones y la llamada de Dios son irrevocables” (Rm 11:29) Una reflexión sobre cuestiones teológicas en torno a las relaciones entre católicos y judíos en el 50º aniversario de Nostra Aetate (N°. 4)… (en adelante, la declaración). El tema me interesa vivamente, pero otros asuntos habían pospuesto su lectura. Un artículo muy interesante de Néstor Martínez, estimado amigo de este blog, me ha decidido a ponerme al día con este asunto.

En general, la declaración en cuestión se lee con razonable facilidad y rapidez, suponiendo un mínimo conocimiento e interés en el tema. Esto es digno de alabar en un documento emanado del Vaticano, donde la mayoría necesita urgentemente una traducción del “alto eclesiástico” al idioma de los hobbits. La mayor parte de su contenido se enmarca dentro de lo que uno esperaría para este tipo de declaraciones, sobre todo considerando los recientes pronunciamientos del Concilios y de los papas al respecto. Naturalmente, lo interesante es detenerse a considerar la otra parte, aquellas que no son tan claras, o que podría interpretarse como una innovación.

Entrando en materia de relaciones entre judaísmo y cristianismo, hay dos puntos fundamentales:

  1. Fuera de Jesús, “no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.” (Hechos 4, 12)
  2. El vínculo de Dios con el Pueblo de Israel no ha terminado, porque “los dones y la llamada de dios son irrevocables” (Rm 11:29)

La pregunta, entonces, es cómo entender ambas afirmaciones, de forma que sean compatibles.

Leer más... »

23.12.15

Anuncio de navidad

El nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo es anunciado el 25 de diciembre, en algunas misas, con este pregón:

En el año 5199 de la Creación del mundo, cuando al principio creó Dios el cielo y la tierra;
en el 2957 del diluvio;
en el 2015 del nacimiento de Abrahán;
en el 1510 de Moisés y de la salida del pueblo de Israel de Egipto;
en el 1031 de la unción del rey David;
en la semana 65 de la profecía de Daniel;
en la Olimpíada 194;
en el año 752 de la fundación de Roma;
en el 42 del imperio de Octavio Augusto;
estando todo el orbe en paz;
en la sexta edad del mundo:
Jesucristo, Dios eterno e Hijo del eterno Padre, queriendo consagrar al mundo con su misericordisísimo advenimiento, concebido por el Espíritu Santo, y pasados nueve meses después de su concepción, (Se arrodillan todos los circunstantes, y prosigue el cantor en tono más agudo):
“nació hecho Hombre, de la Virgen María, en Belén de Judá”.

Navidad de nuestro Señor Jesucristo según la carne.

Quería dejarlo aquí, porque no me fue fácil encontrarlo en la red, y no hace daño que la versión en español esté en un lugar más.

Leer más... »

12.12.15

Mi reflexión acerca del sínodo

Imagino que es un poco tarde para hablar del sínodo de obispos realizado en Octubre de este año en Roma. Casi dos meses atrás, y con tres o cuatro ataques terroristas entre medio, ya no es noticia para nadie. En mi defensa, quienes hayan pasado antes por acá saben que lo mío no son las respuestas inmediatas a las noticias.

Mi reflexión al respecto es más en línea con el suspiro cansado de quién se da cuenta cuánto se ha alejado el mundo de la Iglesia. Debo reconocer que soy un hijo de los años ’80 del siglo pasado. En esa época, el Papa Juan Pablo II hizo su sello el viajar por todo el mundo expandiendo el mensaje de respeto a los derechos humanos por todo el mundo. También llegó a Chile en el año 87. En todas partes donde iba era recibido con alegría y expectación. Su mensaje era uno de dignidad y esperanza. Por supuesto que no todos eran católicos en esa época, pero al menos no era sinónimo de fundamentalismo e intolerancia. Tal vez no era la opción más popular afirmar la doctrina de la Iglesia en todas sus partes, pero al menos era una opción respetable.

Treinta años más tarde, hemos experimentado la crisis de abusos sexuales, el resurgimiento del fundamentalismo musulmán y el terrorismo, y la victoria del movimiento LGBT. Parece que viviéramos en otro mundo. Supongo que algo parecido debió sentir una persona nacida en 1890, que solo conoció carros tirados por caballos en su niñez pero pudo ver la llegada del hombre a la luna, cuando era anciano. Solo que donde ese hombre sentía esperanza y maravilla, uno como católico siente exactamente lo contrario.

Leer más... »