Próximos actos del drama de la Legión

Como es esencial que se repudie junto con el fundador toda la historia mítica de la Legión, y puesto que debe diseñarse un mecanismo que asegure que se pueda construir el futuro sin el peso de quienes estuvieron asociados a los males del pasado, tal vez debiera explorarse el escenario de disolución-más-refundación.

A lo largo del pasado año, los miembros y amigos de los Legionarios de Cristo y del Regnum Christi, su movimiento laico afiliado, han trabajado duro para tratar de «salvar lo que pueda ser salvado» de la ruina ocasionada por las revelaciones de que el fundador de ambos institutos [NdT: “communities” en el original], el Padre Marcial Maciel Degollado vivió una doble vida de vicio y moral depravada durante décadas, en las que procreó a varios hijos, abusó sexualmente de seminaristas, violó las normas canónicas referentes al Sacramento de la Reconciliación, engañó a Papas, responsables de la Curia, obispos, a sus hermanos Legionarios y a los miembros laicos del Regnum Christi; todo aquello se hizo posible gracias a la desviación de los donativos realizados para sostener las labores apostólicas de estos institutos, en los cuales le llamaban Nuestro Padre o Nuestro Padre Fundador.

El 30 de abril se reunían con altos funcionarios de la Santa Sede los cinco visitadores apostólicos a quienes el Papa Benedicto XVI había encargado la investigación sobre la Legión, en una sesión que se duró todo un día y a la que el Papa se unió unos noventa minutos.

El 1 de mayo, la Santa Sede hizo público un comunicado sobre el caso de la Legión y sobre las medidas iniciales a tomar para salvar lo que pueda ser salvado. Una declaración que reconocía crudamente que Maciel había incurrido en «comportamientos gravísimos y objetivamente inmorales», algunos de los cuales eran «verdaderos delitos», y que todos ellos, en conjunto, conducen a concluir que la de Maciel fue «una vida sin escrúpulos y carente de auténtico sentimiento religioso».

La declaración condena además las estructuras de engaño y autoengaño existentes en la Legión, que facilitaron la doble vida de Maciel, incluyendo el ostracismo «de quienes dudaban de su comportamiento recto». El impacto de esta estructura de engaño se sigue percibiendo, continuaba la declaración, en la «sorpresa, desconcierto y profundo dolor experimentado por los miembros de la Legión» cuando sus superiores les contaron finalmente la verdad sobre Maciel. De hecho, la declaración reconoce que los sórdidos hechos del asunto Maciel «podrían cuestionar la vocación y el núcleo del carisma de la Legión de Cristo, tal como les es propio».

En cuanto a los pasos inmediatos, la Santa Sede nombrará un Comisario o Delegado para dirigir la Legión de Cristo durante el futuro próximo. La declaración del 1 de mayo sugiere, y lo confirman fuentes del Vaticano, que ese Delegado tendrá plenos poderes, incluyendo el de de formular recomendaciones al Papa sobre el futuro de la Legión de Cristo. Es un futuro respecto al cual, están abiertas, parece ser, todas las posibilidades. El Delegado abordará presumiblemente varios de los principales problemas identificados por los visitadores apostólicos: «la necesidad de redefinir el carisma de la Congregación de los Legionarios de Cristo», la «necesidad de revisar cómo se ejerce la autoridad» en la Legión, «que debe ir unida a la verdad, para respetar la conciencia» y la «necesidad de preservar el celo y la fe de los jóvenes [en la Legión o en sus instituciones]…por medio de una adecuada formación».

Una Comisión vaticana examinará cuidadosamente las constituciones de la Legión; examen que habrá de considerar cómo las constituciones actuales facilitaron los problemas de engaño, abuso de autoridad y desviaciones en la Legión. Por último, se llevará a cabo una Visita apostólica al Regnum Crhisti, por un Visitador apostólico que será nombrado en breve. 

Si, de hecho, el futuro de la Legión (y, por extensión, el Regnum Christi) está totalmente abierto, y todas las opciones son posibles, las notas siguientes pueden ser de alguna utilidad para quienes participen en la solución de este drama, para que ayuden a la Iglesia universal salvando lo que se pueda salvar de los Legionarios de Cristo y del Regnum Christi.

1.- El principal objetivo en el futuro inmediato es desmantelar la «grand narrative» [NdT: “historia mítica”, término de Jean-François Lyotard] existente tanto en la Legión como en el Regnum Christi: esa historia cuidadosamente elaborada, mantenida e inculcada de obras magníficas conseguidas partiendo de humildes orígenes y entre frecuentes persecuciones. Esta desmantelación ya ha comenzado, en parte, con el reconocimiento reciente por parte de las autoridades de los Legionarios de que Maciel cometió pecados y crímenes. Persiste, sin embargo, la tentación de aferrarse a una «grand narrative» resumida, en la que Maciel aparece como un hombre imperfecto que a pesar de ello llevó a cabo grandes cosas. Antes de ese reciente reconocimiento por parte de los líderes de la Legión de las perversiones de Maciel, tanto en la Legión como en el Regnum Christi se comparaba a Nuestro Padre con San Agustín. Todo esto tiene que terminar, y la historia mítica ha de ser destruida de pies a cabeza.

Para ello, el Delegado para el gobierno de la Legión debe solicitar a la Santa Sede la preparación y publicación de un relato de la doble vida de Maciel, especificando individualizadamente los crímenes cometidos. Este relato se entregaría a todos los miembros de la Legión de Cristo y a todos los miembros del Regnum Christi, a quienes se les pediría que firmasen una carta jurada declarando que: «certifico que he leído personalmente y entendido el inventario de los crímenes del padre Maciel que ha sido facilitado por la Santa Sede». Este proceso haría difícil, si no imposible, reconstruir la «grand narrative». Hacer públicos todos los detalles del desastre también abriría un espacio psicológico de reflexión sobre el futuro, poniendo a salvo a la Santa Sede y al resto de la Iglesia de un contínuo goteo de revelaciones espeluznantes que periodistas de investigación y abogados demandantes irían sacando durante décadas.

2.- El Delegado debería informar, al comienzo de su misión, a los miembros de la Legión de Cristo y del Regnum Christi de que, como ellos mismos se integraron en estas instituciones sin conocer las patologías de su fundador, quedan libres para abandonarlas sin pecado, culpa, vergüenza o remordimientos.
Tal afirmación es esencial para detener el chantaje moral que continúa en la actualidad (según informes fidedignos de familias de seminaristas de la Legión y de estudiantes en colegios del Regnum Christi): «la voluntad de Dios es, sin lugar a dudas, que estés aquí, y le daras la espalda a Dios y pecarás si te vas…»

Deben habilitarse procedimientos express de exclaustración de los miembros con votos de la Legión, y acelerar la concesión de permiso para los que deseen unirse a otra congregación religiosa o incardinarse en una diócesis como clero regular. Proceder así dejaría claro que lo que se ha rescatado de la debacle son vocaciones sacerdotales (muchas de ellas impresionantes y de gran valor para la Iglesia), y no necesariamente vocaciones a la Legión. Una reforma auténtica del Regnum Christi requiere procedimientos similares para ayudar a los miembros laicos a dejar el Regnum Christi sin ninguna presión o estigma.

3.- La actual Dirección de la Legión, en los niveles internacional y regional, debería ser reemplazada, completa e inmediatamente, designando superiores interinos que actúen a las órdenes del delegado. El Delegado debería investigar a fondo la cuestión de si los miembros  actuales de la Legión fueron conscientemente cómplices de los crímenes de Maciel y encargarse de expulsar a quienes pertenecieran a la Congregación de los Legionarios de Cristo.

4.- Por medio de su Delegado, la Santa Sede debería encargar a la Legión suspender de inmediato el reclutamiento de vocaciones, incluyendo los programas de retiros vocacionales y postulantado, y no reanudar ninguno sin permiso expreso de la Santa Sede. Al mismo tiempo, el Vaticano debería dar instrucciones a los obispos de todo el mundo para que supervisen de cerca la labor de los Legionarios de Cristo y el Regnum Christi en sus diócesis, de modo que se protejan estrictamente la vida espiritual y la conciencia de quienes asisten a colegios de la Legión y de quienes están siguiendo programas de formación para llegar a una vida consagrada en el Regnum Christi. Si hubiese informes fidedignos de que se hayan efectuado reiteradas presiones sobre la conciencia de los jóvenes, esto debería dar lugar a la suspensión de las facultades de los sacerdotes Legionarios involucrados.

5.- El Delegado debería facilitar una reflexión teológica seria en la Legión de Cristo sobre lo que el comunicado del 1 de mayo describe como  el «verdadero núcleo» del carisma de la Legión, «el de la militia Christi». Este carisma no puede verdaderamente atribuirse a Marcial Maciel; puede haber surgido de la piedad y buenas obras de los miembros de la Legión. Como pueda haberse dado esto requiere de un análisis de la mayor seriedad sobre la dinámica del pecado y la gracia en la Iglesia, y del reconocimiento de que el celo militante por el trabajo de evangelización de la Iglesia es un don del Espíritu Santo a la Iglesia en su conjunto, no simplemente a un cuerpo de élite de religiosos de la Iglesia. De hecho, un estudio teológico profundo del futuro de la Legión habrá de incluir un examen riguroso de la eclesiología de la Legión y de su comprensión de cómo «encaja» en el Cuerpo de Cristo y en su triple misión de enseñar, santificar y servir.

Históricamente, el carisma de una congregación religiosa  ha estado profunda e íntimamente ligado a su fundador, incluso cuando posteriormente la fundación original se haya dividido y subdividido (como ocurre por ejemplo con los Franciscanos, quienes, aun teniendo hoy diversas comunidades, todos ellos viven no obstante en continuidad con el carisma original de San Francisco). En este caso, sin embargo, el fundador debe ser repudiado. Cualquiera que sea la forma canónica que pueda asumir una Legión de Cristo reformada o reconstituída,  su carisma no puede ser vinculado a Marcial Maciel. La cuestión de cómo puedan estar vinculados al patrimonio espiritual de la Iglesia militante en su conjunto, por medio de las vidas santas que de hecho se hayan vivido en la Congregación de los Legionarios de Cristo, requiere de una meditación muy cuidadosa, y abierta a considerar una completa gama de posibles respuestas.

6.- Dado que se trata de un caso sin precedentes –una congregación religiosa manifiestamente capaz de buenas obras pero fundada por una personalidad sociópata–, se deberían tomar en consideración opciones que no sean ni la supresión ni la reforma.  Como es esencial que se repudie junto con el fundador toda la historia mítica de la Legión, y puesto que debe diseñarse un mecanismo que asegure que se pueda construir el futuro sin el peso de quienes estuvieron asociados a los males del pasado, tal vez debiera explorarse el escenario de disolución-más-refundación.

Ese escenario podría desarrollarse así: el Delegado, al frente de la Legión, después de tomar las medidas indicadas anteriormente y de concluir que no se considera viable un programa de reforma desde dentro, convocaría a un Capítulo General de los Legionarios de Cristo. El Capítulo General, después de reflexionar sobre el expediente elaborado por los Visitadores, concluiría su trabajo mediante la disolución de la actual Legión, para despejar el camino hacia una «refundación» –la creación de una comunidad religiosa nueva dedicada a las tareas de la formación de laicos, la renovación espiritual y la evangelización, así como la educación católica, que han caracterizado lo mejor del trabajo de la antigua Legión.

Después de haber aceptado la decisión del Capítulo General de disolver la Legión de Cristo, la Santa Sede nombraría a una Comisión, formada en parte por varios ya ex sacerdotes Legionarios de integridad indiscutible y en parte por otros sacerdotes y obispos de reconocida probidad, que recibirían y analizarían las solicitudes de aquellos sacerdotes y seminaristas de la ya disuelta Legión que desearan ingresar en el nuevo instituto.

Esta comisión tendría autoridad para rechazar las solicitudes de aquellos cuya vinculación con el pasado de la Legión pudiese causar dificultades para el futuro del nuevo instituto. Suponiendo que hubiera un número suficiente de candidatos considerados admisibles, una solución sería entonces convocar una elección para constituir un comité encargado de definir la nueva misión de la comunidad y redactar unos estatutos de gobierno provisionales, bajo supervisión de un Delegado apostólico que encabezaría el comité. La definición de la misión y la regla de vida se sometería a continuación a los procedimientos ordinarios de revisión por la Santa Sede.

Se objetará que no es factible un procedimiento tan poco normal para abordar la crisis eclesiástica provocada por el caso Maciel: el trabajo de las diferentes instituciones de la Legión y el Regnum Christi se vería gravemente perturbado, las cuestiones relativas a su patrimonio se verían sujetas a pleitos sin fin, y tendrían que fundarse varias casas religiosas para quienes no eligieran unirse a los nuevos institutos y para aquéllos a quienes se denegase acceder a ellos.

Sin embargo, si el objetivo sigue siendo salvar lo que se pueda salvar del trabajo de los Legionarios de Cristo y el Regnum Christi, debe haber una ruptura clara, inconfundible y pública con el pasado y con la persona de Marcial Maciel. Una auto-disolución de la Legión actual y la creación de otra comunidad religiosa dedicada a las buenas obras que la Legión ha hecho –incluyendo la dirección espiritual de un Regnum Christi «refundado»– ayudaría a cortar con la fiebre de la historia mítica y acabar con el culto a la personalidad de Maciel, cosas ambas que contribuyeron poderosamente a la actual crisis de los Legionarios de Cristo y el Regnum Christi.

En cuanto al tema de los bienes, éstos serán sin duda objeto de pleitos, con o sin disolución y «refundación», teniendo en cuenta las cuestiones financieras que se han puesto de manifiesto ya en las revelaciones sobre la doble vida de Maciel. Encontrar alguna casa religiosa para los exlegionarios cuyas vidas pasadas no les permitan ser admitidos en la nueva comunidad, aunque difícil, no ha de ser imposible.

Proponer que se considere seriamente esta línea de actuación sin precedentes no es porque que haya situaciones desesperadas que necesiten medidas desesperadas, sino porque hay grandes males que requieren el remedio de virtudes heróicas –en este caso, el ejercicio heróico de las virtudes cardinales de fortaleza, justicia y prudencia–. Si, como puenso que debemos creer, Dios puede sacar bienes de los males en el caso Maciel, entonces tal ejercicio de la prudencia, la justicia y la fortaleza abrirá una vía a través la cual la bondad que haya en la Legión de Cristo y el Regnum Christi pueda encauzarse hacia el futuro, libre de las cadenas del pasado. Eso requiere romper esas cadenas: teológicamente, psicológica, histórica, y –sospecho–, institucionalmente.

 

George Weigel. Publicado el 5 de mayo en © First Things - The Square

Traducción de InfoCatólica.

56 comentarios

Benigno Soto
El artículo de Weigel me parece una contribución excelente que un católico laico de gran altura intelectual (el biógrafo "oficial", puede decirse, de Juan Pablo II) hace al grave problema de la Legión de Cristo. Me gustaría que otros medios católicos se atrevieran a reproducir esta edición de InfoCatólica.
9/05/10 11:38 AM
Juan Stuse
Desgraciadamente, creo que Weigel tiene razón. Digo desgraciadamente porque es muy difícil que se llegue hasta donde él propone, aunque se debería llegar sin contemplaciones.
9/05/10 11:48 AM
José Luis Mangado Arteche
Es lo mejor que he leído sobre los problemas de la Legión de Cristo. Gracias, Weigel. Gracias, InfoCatólica.
9/05/10 12:31 PM
José Luis Mangado Arteche
Es lo mejor que he leído sobre los problemas de la Legión de Cristo. Gracias, Weigel. Gracias, InfoCatólica.
9/05/10 1:10 PM
Malasio
¡Excelente!
Se nota que conoce bien el tema.
9/05/10 1:51 PM
Padre Elías
Gracias InfoCatólica, sois unos valientes, suscribo el deseo de B. Soto, ojalá otros medios se atrevan a reproducir este artículo.

Weigel hace unas propuestas certeras, se nota que conoce el paño. Quizá le falta decir que él fue uno de los engañados, lo que le da todavía más credibilidad a sus propuestas.
9/05/10 3:21 PM
Martin Ellingham
Descubrí el artículo gracias al distinguido contertulio virtual, Luis. Felicito a Infocatolica por el coraje de traducir y publicar este artículo de Weigel.
9/05/10 3:35 PM
Gracias, Weigel. Gracias Infocatolica.

La cruda realidad se impone. La "cúpula" formada por los Sup. Mayores de la LC no están por la labor de deshacerse del legado recibido de un hombre siniestro. Mientras sigan diciendo que "yo sólo recibí buenos ejemplos del fundador" están en lo mismo porque es un grave problema de DE-formación intelectual, psicológica y espiritual. No tienen solución fácil porque aun cuando haya muchos LC "sanos" son incapaces -por su de-formación- de reaccionar desde dentro y todo lo esperan "de fuera", o sea, "lo que nos diga el Papa". Hay encubridores y cómplices que tienen que irse ya.
9/05/10 5:24 PM
jose de maria
Yo diria ¿quien es Weigel?, la ultima palabra la tiene la Santa Sede.
9/05/10 6:27 PM
Benigno Soto
José de María
El Sr. Dn. George Weigel es el Sr. Dn. George Weigel, un católico muy conocido y respetado por sus excelentes publicaciones. Él es el primero en saber que "la última palabra la tiene la Santa Sede", pero cumple muy bien su deber de conciencia de informar y de opinar, según sus alcances -que son muy notables- buscando el bien común de la Iglesia. Y concretamente el bien de la Legión de Cristo.
9/05/10 7:41 PM
Eduardo De la Rosa
Opinar es muy sencillo, lapidar también. La Santa sede es quien decidirá lo que ha de suceder, gracias a Dios. Me decepciona el espíritu de caridad evangélica en los hijos de la Iglesia.
9/05/10 8:11 PM
Carlos
José de Maria, mis respetos,porque amplio un poco su comentario. Lo humano resulta más convincente, lo que expresa una opinión (sin quitarle méritos a nadie) no puede superar una obra y el evangelio mismo, y una obra de Dios, porque ningún humano pecador es posible de hacer semejante obra. Pero mi reflexión es: Y entonces porque existen tantas sectas? Es más fácil creer en Jhon Smith que en la iglesia católica, que en el evangelio y la biblia con 2000 años de tradición? Pero es más fácil jugar para el lado contrario, solo hay que decir que si. Y repetir como loros cuando no se tiene información en la mano y/ó no se conocen las obras y su alcance. Bueno pero esto siempre ha sido la historia de nuestra iglesia (aquí están también infiltrados los que juegan para el bando contrario). Hacer leña del árbol caído, allí radica nuestra naturaleza humana. Yo no veo a Cristo dando caña sin información certera y hablando por hablar. Repitiendo como loros lo que dice CNN, jajjajaja enemigos de la iglesia misma. Ni hablar del Debate en CNN+, por favor, engaña incautos. Pero para el que quiera engañarse bien está. Hay que vivir de algo, y ahora pues aprovechemos la historia de los legionarios para hacer portada. Por favor Iglesia, hagan un trato serio a todo esto, que hay mucha gente santa y trabajadora en esta obra. Respeten para que se les respete. Habladores de pacotilla, sea quien sea. Que se ganen el sustento bien ganado y sí desean vivir a costa de la Iglesia que sea con Caridad.
9/05/10 9:26 PM
Blanca
Carlos, yo no he podido escuchar hoy a los sacerdotes legionarios que, me han dicho, han participado en un programa de Radio María, respondiendo también a preguntas en abierto. Sí he visto el lamentable "reportaje" y "debate" de mediodía de CNN, coincido con Vd. en que es absolutamente falto de verdad, justicia y ética periodística.
Pero exponer con caridad la verdad, toda la verdad, en la forma en que explica Weigel y no adelantarse a auto-exculpar a todos los directivos actuales de la Legión, es lo más positivo que para la Legión y el Regnum Christi y para la Iglesia en su conjunto, debieran hacer todos los miembros, familiares y allegados de estos institutos, entre los que me cuento. Weigel y la política y práctica de reconocer los pecados, asumir sus consecuencias y "salvar lo salvable", yendo a las raíces de estos pecados (liberalismo y relativismo rampantes), a partir de "El coraje de ser católico", es un referente en el análisis de este enorme problemón. La Iglesia no puede confiar hoy por hoy en los dirigentes de la Legión, ni en su carisma, constituciones, métodos, espiritualidad, formación. Ha de ser purificada, y no por sus dirigentes, sino por el Papa y sus delegados. Oremos por la santidad de los sacerdotes y consagrados.
9/05/10 9:58 PM
Matilde Díaz de San Pedro
Me quedo con el documento de la Santa Sede. Personalmente me parece lamentable para un periodista católico que se tenga por respetable el partir de un documento de la Santa Sede, para dar veracidad a sus afirmaciones posteriores , repetir lo que todos ya hemos leído, remarcando sólo la parte que conviene y a partir de ahí empezar a sacar de su cosecha propia.

No tengo la menor duda del espíritu de humildad, reparación, dolor y predisposición a la obediencia con que se está viviendo este duro trance dentro de la congregación y el Regnum Christi. Pero si que me pregunto si el resto de la Iglesia y sobre todo los "falsos profetas" que amenazan con todo tipo de calamidades sabrán respetar las decisiones del Santo Padre si no son tan demoledoras como ellos piensan.

A lo mejor es que el Espíritu Santo es más listo escogiendo a un hombre santo, piadoso, prudente y caritativo para hacer de vicario de Cristo en la Iglesia. Que es lo que la Iglesia verdaderamente necesita.

No he visto en el artículo referencia alguna al aliento que da el Papa a los legionarios a ser fieles a su vocación.

Me parece muy triste manipular de esta manera el contenido del documento de la Santa Sede.

Este autor se llevará un gran reconocimiento por haber hecho todo lo posible por pulverizar a una congregación religiosa que no es culpable de los pecados personales de su fundador. Pero no será Dios quien se lo agradezca. Por que su mensaje no suena ni a obra de misericordia, ni a caridad, ni a unión, ni a reconciliación ni a perdón ni a nada que suene remotamente a cristiano.
9/05/10 10:32 PM
luis
Aquí hay un equívoco. Weigel no habla contra los legionarios, sino contra la estructura que los tiene de rehenes. Precisamente hay que demoler la estructura macielista para salvar lo salvable

Los pobres legionarios y RC son rehenes de una cúpula y de una estructura sectaria, con técnicas de abducción, secretismos, control mental, aislacionismo y demas artilugios de Nuestro Fraude Maciel.

Como bien dice Weigel, se trata de liberarlos.
9/05/10 10:43 PM
luis
Lo cierto es que las actitudes de las autoridades legionario-macielistas justifican con creces las medidas propuestas por Weigel.
La directora de catholic net está desarrollando una importante labor de resistencia, reiterando que no es testigo de las aberraciones de Maciel. Jesús Delgado sostiene que sólo Maciel era el corrupto en la Legión. Corcuera dice que no sabía nada. Jorge Mujica exculpa a Corcuera. La cúpula se autoexculpa.

Hay que liberar a los legionarios de la cúpula, de la estructura, de las Constituciones, del espíritu legionario.
9/05/10 11:03 PM
Matilde Díaz de San Pedro
Luis, ¿puedes hablar tú por boca de la "cúpula" de la Legión?

Al padre Jesús Mª Delgado lo conocí hace cinco años ya que él era el rector del seminario de Salamanca el año que entró mi hijo en el seminario. El padre Delgado llevaba 20 años de trabajo dedicado, discreto y entregado en Salamanca. Al año siguiente le nombraros director territorial de España. ¿Puedes hablar con certeza por él, o por el Padre Corcuera de lo que sabían o no? ¿acaso os ha tocado a vosotros la delicada y desagradable tarea de tener que informar a toda la congregación, consagrados/as, seminaristas, familias, jóvenes de lo que había pasado y de lo que hizo el fundador, al que siempre creímos inocente, no por que nos hubiera lavado el cerebro ninguna "estructura ni cúpula malvada" sino porque no nos cabía en la cabeza ese comportamiento en un sacerdote que negaba esos hechos?

La verdad es que estar en la "cúpula" en estas circunstancias no es ninguna ganga y no se lo deseo a nadie. Ninguno hubiéramos querido estar en su lugar. Y no creo que Weigel ni ninguno de los que parecen alegrarse de este mal, con tanto empeño en exhibirlo, lo hubieran hecho mejor.
9/05/10 11:30 PM
luis
Matilde, hace tiempo que no creo en Santa Claus.

"Un día de 1997, el vicario general de la orden, Luis Garza, reunió a todos los seminaristas y legionarios en el salón de conferencias del Ateneo. Cerda recuerda que Garza les advirtió sobre el inicio de una nueva campaña contra el fundador, iniciada en la prensa por los “enemigos de la Iglesia”. Junto con reiterar que Maciel era “un santo en vida”, prohibió a todos los presentes leer esas versiones de prensa y divulgar lo que les acababa de decir.

Debido a mecanismos de control de la Legión -que incluían editar previamente los noticiarios y filtrar los contenidos de internet- sólo tiempo después Cerda se enteró de que el tercer hombre de la orden se refería a la publicación de varias denuncias de abuso sexual contra Maciel, en un períodico de Estados Unidos de nombre The Hartford Courant"

Patricio Cerda
9/05/10 11:39 PM
luis
Y realmente, qué tiene de raro que un tipo viva en una institución religiosa como Calígula sin que nadie lo advierta, es lo más normal... jajajaja

Cuarto voto legionario: "no criticar al Superior y denunciar al que lo haga"

Benedicencia: "creer sólo lo bueno que te cuentan, lo malo sólo lo que ves, y aún así justificarlo"

Esto es una estructura sectaria que hay que desmontar, por el bien de los fieles atrapados como rehenes por esta estructura y esta cúpula que eligió Maciel.
9/05/10 11:45 PM
Matilde Díaz de San Pedro
Pues no se si creerás o no en Santa Claus pero a mi lo de las abducciones, técnicas de control mental me suenan por lo menos tan creíble como el ratoncito Pérez.

Y yo que llevo casi 30 años dentro de esta familia del Regnum Christi, puedo asegurarte que no me siento rehén de nadie y que he tardado en creerme la doble vida de Maciel exactamente tres minutos cuando me lo dijo un sacerdote legionario, viniendo como venía la información ratificada por la Santa Sede.

Lo cual no excluye que me conmocionara mucho el impacto que esta circunstancia pudiera afectar a tantos religiosos estupendos que he podido conocer y tratar durante tantos años.

Y te digo más, si no fuera porque la información venía del Vaticano, seguramente no la habría creído. No porque estuviera abducida sino porque los que atacaban a Maciel también atacaban a Juan Pablo ll, iban a programas de televisión y escribían libros contra sacerdotes, y también contra el Papa. Por lo cual no me merecían crédito de antemano, aunque me equivocase.
9/05/10 11:54 PM
HERÓDOTO
Matilde, Weigel NO es enemigo de la LC. La lectura que haces es muy discutible y te ciegas con la defensa de Delgado y otros. ¿No recuerdas que nos mintieron como bellacos en 2006? Ya lo sabían todo, pues en 2005 la milonga de que NP había declinado seguir de Dir.Gral (y eligió a Corcuera aunque el "cocinero" era Garza) fue sencillamente porque la investigación vaticana era imparable y ya el Dicasterio se lo había comunicado. Recuerda, a los miembros del RC (llevo 20 años) nos engañaron y creimos en "es una cruz más en la vida del fundador".
Hay en la Legión sacerdotes muy buenos y entregados, pero no podemos ocultar -y engañarnos- que el sistema interno es SECTARIO. Tú no lo conoces y vives en la buena fe y orgullosa de tu hijo, en formación. Dios quiera que TODOS LOS QUE GOBIERNAN SEAN RELEVADOS Y PARA SIEMDPRE JAMAS INHABILITADOS para puestos de superiores. Rezo y encomiendo al Señor a tanta gente buena que sufre (sufrimos) con esta desgracia. Pero, mira, lo peor, es no querer reconocer la maldad y algunos son malvados. CARIDAD EN LA VERDAD.
10/05/10 12:57 AM
luis
Pues Matilde, si a ti te llevó tres minutos creerlo, pasale la receta a Lucrecia Rego de Planas, nada menos que directora de catholic net, que se sigue proclamando la otra hija de Marcial Maciel, sin que nadie en RC parezca corregirle.
10/05/10 1:10 AM
Renato
Matilde no te costó tres minutos, he ahí la prueba de tu ceguera, te costó más de 4 años. ¿Por qué no creíste el 2006 cuando el Papa sancionó a Maciel con una vida de oración y penitencia? Te respondo yo: porque ellos nos dijeron que no era una sanción, interpretando muy torcidamente el documento de la Santa Sede (a mí me dijeron que era una forma de protección a MM que el Papa había dispuesto para protegerlo de los ataques de los enemigos de la Iglesia ¿qué te dijeron a ti?)
¿Por qué no creíste el 2009 cuando apareció la hija de MM? Porque ellos nos dijeron que era un hecho aislado, que un error lo comete cualquiera, que fue un acto involuntario fruto de una lesión cerebral después de un accidente.
Tuviste que esperar que el mismísimo Papa te abriera los ojos porque la organización fue incapaz de hacer verdad y decirla por sí sola. Una organización que necesita la intervención del Papa para hacer el bien, simplemente no sirve dentro de la iglesia.
Ciertamente te controlaron ¡¡y cómo!!
10/05/10 2:11 AM
ana
No soy de la Legión, nunca he tenido ni siquiera contacto con ellos. Dicho esto me parece doloroso todo este proceso, lo de Maciel es de verguenza y, posiblemente debió contar con algún/os colaboradores, pero hay que dejar a la Santa Sede que adopte las medidas procedentes, habremos de rezar para que sean lo más acertadas posibles. También me parece arriesgado hacer los juicios de valor que aquí hacen algunos contra determinadas personas (no juzguéis...)pues se está entrando en la conciencia de las personas, en las que sólo puede entrar Dios. Medidas tendrá que haber pero con prudencia ya que habrá que salvar también lo bueno y no mandarlo todo a la hoguera.
10/05/10 10:18 AM
jo
alguien debería hacer una antología del disparate con las versiones sobre Maciel entre 2006 y el comunicado del Vaticano dentro de la congregación y el RC.
10/05/10 10:50 AM
González Cipitria
Bendito sea Jesucristo que ha dispuesto en el Juicio Final que George Weigel no sea ni fiscal, ni juez. Estoy un poco escandalizado de estos acusadores que pululan por la red, siempre disponibles para tirar la piedra y no sólo contra los objetivamente pecadores, como Maciel,pero cuyo juicio pertenece a Dios, sino contra cualquier hombre de buena voluntad que forme parte de la Legión o de Regnum Christi, sin esperar al tiempo de separar el trigo de la paja. Sinceramente no me gusta el tono de su artículo, casi exigiendo a la Santa Sede lo que debe hacer y además juzgando. Sería preferible que cada uno meditara sobre el misterio del mal en sí mismo y las graves ofensas de nuestros pecados personales- supongo que el Sr. George Weigel los cometerá también, aunque pareciera haberse creído haber sido concebido sin mancha- y dejar que el Espíritu Santo ilumine a la Iglesia, para que ella decida con su luz y determine comunicar su decisión definitiva, mediante los modernos heraldos emúlos de aquellos Pablo, Bernabé, Silas y Judas. Entretanto, más nos valiera orar por nuestras ofensas, por la víctimas de los abusos del Padre Maciel y por el sufrimiento de muchísimos miembros de la Legión y de Regnum Christi y porque se haga la voluntad del Señor y no la nuestra. Con esto no quiero decir que esté en desacuerdo con sus propuestas, si esas fueran finalmente las de la Iglesia, sino, que a su análisis sesudo, le falta caridad, aunque estuviese el historiador enteramente poseído de la verdad... Y ya se sabe lo que S. pablo dice respecto a dónde no hay la caridad y amor,...
En cuanto a los argumentos de algunos, que elevan a la peana vacía a George Weigel por ser uno de las decenas de biografos de Juan pablo II, qué decir,sino que es un argumento sin consistencia, con el que se pretende rodearle de un aúrea para convencernos de su argumentación ¡Luego hablamos de abducción! Pero enseguida nos mostramos dispuestos a crear el mito del gran historiador George Weigel, sólo para defender nuestras propios pareceres.
10/05/10 12:08 PM
demetrio
Mucho peor, muchísimo peor será la severidad del Juez el día del juicio final. Le recomiendo lea el sermón del santo cura de Ars sobre el Juicio Final y se dará cuenta que es mejor iniciar ahora el camino de la purificación (como el que sugiere Weigel) que seguir defendiendo con tonto orgullo el ídolo hecho con nuestras manos.
Falta mirada sobrenatural.
10/05/10 12:37 PM
Weigel puede que conozca parte del paño, pero es absurdo suponer que vaya a saber más que varios Obispos que han estado visitando por lo cuatro rincones del mundo todas las sedes con múltiples conversaciones con todo tipo de miembros, no sólo cúpula.

Eso aparte de la información que la Santa Sede ya tenía y le llevó a "encerrar" a Maciel.

La Santa Sede da ánimos a todos lo legionarios, confirmando que gran parte de ellos no sabía nada. Habla de "redefinir el carisma" de la orden y no nombrar un delegado Papal que tome las riendas.

Está claro además, por las durísimas palabras del comunicado Vaticano, que no se andan por las ramas. Es decir todo apunta a que la cosa está en buenas manos, y como ya sabemos en el palacio las cosas van despacio.
10/05/10 12:40 PM
y no nombrar un delegado Papal
____

Perdón , "y nombrar un delegado Papal" debe decir.
10/05/10 12:45 PM
González Cipitria
demetrio

He leído el sermón. Gracias igualmente por recordármelo. No tengo inconveniente en estar de acuerdo con usted en cuanto al Juicio, siempre que lo exprese en la primera persona del plural y me incluya a mí,el primero y por supuesto a usted y al Sr George Weigel ¿ O se atreve usted a sostener que la ofensa de mi propio pecado a Dios, las del de usted o las de cualquier otro, son menores que las de este desdichado y que por lo tanto seremos juzgados con menos severidad que el Sr. Maciel?
Pero no me negará que es mucho mejor quitarse antes la viga del propio ojo, que la paja del ajeno?
Por mi parte, no he negado en mi comentario jamás el pecado objetivo de Maciel, pues "Roma locuta causa finita". Como nunca he conocido personalmente a ningún Legionario, ni a ningun miembro de Regnum Christi y ni siqquiera he leído en toda mi vida una nota del cura Maciel, me niego a juzgar como creo que hace el Sr George Weigel, al resto de los miembros de estas instituciones y me someto obedientemente al juicio doloroso que tiene que hacer la Iglesia. Sólo he querido reflejar, que a mi parecer, quizá equivocado,el escrito de George Weigel, carece de caridad o al menos, da esa impresión. Quizá sea caritativo y yo, junto a otros muchos, por lo que leo, no lo advierta; si así fuera habría que aplicar entonces aquello de la mujer del César.
Sólo pido oración por las víctimas de los abusos, por los miembros de estas instituciones que han sido a su vez víctimas, por la salvación de los pecadores entre los que estamos todos los humanos sin excepción, incluídos Maciel y todos nosotros y que se haga la voluntad del Señor, a través de su Sacramento, la Iglesia. Lo demás es hablar,o por ganas notoriedad o por hablar o por gans de solucionar algo, que sólo corresponde a quien tiene la autoridad
10/05/10 1:43 PM
González Cipitria
demetrio

He leído el sermón. Gracias igualmente por recordármelo. No tengo inconveniente en estar de acuerdo con usted en cuanto al Juicio, siempre que lo exprese en la primera persona del plural y me incluya a mí,el primero y por supuesto a usted y al Sr George Weigel ¿ O se atreve usted a sostener que la ofensa de mi propio pecado a Dios, las del de usted o las de cualquier otro, son menores que las de este desdichado y que por lo tanto seremos juzgados con menos severidad que el Sr. Maciel?
Pero no me negará que es mucho mejor quitarse antes la viga del propio ojo, que la paja del ajeno?
Por mi parte, no he negado en mi comentario jamás el pecado objetivo de Maciel, pues "Roma locuta causa finita". Como nunca he conocido personalmente a ningún Legionario, ni a ningun miembro de Regnum Christi y ni siqquiera he leído en toda mi vida una nota del cura Maciel, me niego a juzgar como creo que hace el Sr George Weigel, al resto de los miembros de estas instituciones y me someto obedientemente al juicio doloroso que tiene que hacer la Iglesia. Sólo he querido reflejar, que a mi parecer, quizá equivocado,el escrito de George Weigel, carece de caridad o al menos, da esa impresión. Quizá sea caritativo y yo, junto a otros muchos, por lo que leo, no lo advierta; si así fuera habría que aplicar entonces aquello de la mujer del César.
Sólo pido oración por las víctimas de los abusos, por los miembros de estas instituciones que han sido a su vez víctimas, por la salvación de los pecadores entre los que estamos todos los humanos sin excepción, incluídos Maciel y todos nosotros y que se haga la voluntad del Señor, a través de su Sacramento, la Iglesia. Lo demás es hablar,o por ganas notoriedad o por hablar o por gans de solucionar algo, que sólo corresponde a quien tiene la autoridad
10/05/10 1:49 PM
luis
No se trata de caridad o falta de caridad.
La Legión está impregnada de macielismo, es natural despues de 60 años de personalismo (se le brindaba, virtualmente, un verdadero culto en vida), de disposiciones y hábitos tendientes a manejar conciencias, de negacionismo, de manipulación (es tan fuerte que no la advierten). Para peor, la cúpula legionario fue escogida por el mismo Maciel, y ayer nomás litigaban y perseguìan a quienes denunciaban la vida caligulesca de Maciel.
Weigel está pregonando medidas para liberar a las vìctimas de Maciel de la Legión, víctimas no de abusos sexuales sino de la estructura que armó. Hay que liberar a los Legionarios.
10/05/10 2:54 PM
Anda que si aplicasemos los mismos baremos a la época de los Borgia....

¿Nos cargamos a todos sus Obispos, a toda la diócesis de Roma, a todos los que bebieron del Borgismo?

Esto es una falacia, porque ni Maciel ni el Papa Borgia (y otros) predicaban Macielismo, sino cristianismo. El primero escondía sus pecados y engañaba a la gente, el segundo los asumía pero obviamente no se vanagloriaba de ellos.


" Haced lo que dicen, pero no lo que hacen", dijo sabiamente el Señor enseñandonos a acoger TODA enseñanza correcta de los pecadores.

Respecto de la enseñanza nadie puede poner un pero a la ortodoxia de la Legión alabada por Juan Pablo II y reafirmada en este último comunicado por Benedicto XVI muy claramente.

Ahora habrá que depurar normas internas y "carismas" redefiniéndolos para que no pasen más estropicios de estos.
10/05/10 4:01 PM
y ayer nomás litigaban y perseguìan a quienes denunciaban la vida caligulesca de Maciel.
_____

Esto para mí es lo más grave hablando de la pederastia (de las mujeres y eso, me cuesta mucho considerarlas como "víctimas"), porque el dolor de esas víctimas a las que muchos no creían - incluido yo- debería ser terrible.

Si alguien de la cúpula de la Legión sabía con certeza de esos abusos y tachaba de mentirosos encima a las víctimas, merecen un buen castigo.

Pero igualmente endosar genéricamente a todos un pecado tan grave y vergonzoso como ese, sin tener certeza de ello, es un grave pecado para quien lo comete, y solo hace aumentar el número de víctimas inocentes de este asunto tan triste y doloroso.

Todo lo que no sea separar con bisturí a culpables de inocentes, solo va a suponer crear más víctimas gratuitas.
10/05/10 4:07 PM
luis
El problema no es sólo Maciel, el problema es la estructura sectaria que forjó:

http://www.msemanal.com/node/2319
10/05/10 5:01 PM
Gregory
Resulta muy esperanzador el presente articulo de Weigel, aunque en verdad que nos encontramos antee un hecho sin precedente por donde se mire no resulta facildar una solución al mismo porque pasaria primero por la salida de su actual directiva y por una refundacìón de todo el movimiento lo cual no resulta tan facil.
10/05/10 5:21 PM
gustavo
A todos los católicos nos debe de doler profundamente lo que les está sucediendo a los Legionarios. Yo tengo amigos que pertenecen al Regnum Christi y aunque en algunas cosas puedo estar en desacuerdo con su proceder, no dejo de reconocer su entrega y servicio por los demás. Yo creo que ellos están muy lejos de la cúpula de la Legión y de sus culpas en todo este embrollo. Estoy convencido que su labor es escencialmente por el bien de las almas. No creo justo que todo lo que han hecho y puedan seguir haciendo, se pierda por los horrores cometidos por su fundador.
Yo fuí miembro de otra institucion en la cual el culto a su fundador llegaba a ser asfixiante y para mi, incluso intolerable. Por esa razón, comprendo la incredibilidad de los Legionarios ante la realidad que deben afrontar y lo que nos corresponde a nosotros como miembros de la Iglesia militante,es pedir por todos aquellos involucrados en esta crisis: las victimas, los miembros del movimiento, los sacerdotes legionarios y por supuesto por el alma del padre Maciel.
En cuanto a lo propuesto por Weigel que en mi opinión lo considero bastante sensato y ponderado, no perdamos de vista que es solo eso: una propuesta. Yo creo que refundar, reformar o como sea que se le llame son solo términos utilizados para definir aquello que es escencialmente cristiano: reconocer nuestros errores y por la Misericordia de Dios, sabernos capaces de retomar la senda del bien.
Animo a los miembros y simpatizantes de la Legion y del Regnum!
10/05/10 11:19 PM
Carlos
Gracias Blanca por sus comentarios. Pero quiero ratificar, que hay una mediatización de todo esto, y es un plan bien organizado por los de siempre. No solo, quieren hacer leña con la legión sino aprovechar y meter en el mismo envase a la Iglesia, y más allá acabar un poco con la Santa obra de Nuestro Papa Juan Pablo II. Porque lo digo, porque les conozco su proceder desde hace años. Ahora bien, respecto a lo que usted menciona, yo también le puedo decir, que el mecanismo y organización de la Legión ha logrado muchos santos sacerdotes, que primero están al servicio de la iglesia y luego al servicio del Movimiento Regnum Christi y al servicio de la sociedad. Yo particularmente conozco unos cuantos, con los cuales he convivido junto a mis dos hijas y mi mujer. Y le puedo decir que clase de amigos son. He trabajado en un par de Organizaciones Trasnacionales y le puedo decir que cuando la organización está manchada, la suciedad corre por todos lados, hacia abajo, hacia los lados, por todos lados. Como puedo cuestionarme a ultranza lo que veo y conozco por comentarios de gente, que no conoce, no ha convivido con la legión y sus OBRAS. Ciertamente es indispensable que se vea desde adentro, que será lo que al final haga la santa Iglesia. Luego si se podrán dar veredictos (quienes hayan visto desde la perspectiva acertada). Lo que me parece un despropósito de cualquiera (Incluyendo al muy católico de Weigel) es que nos digan como hacer las cosas. La autoridad y palabra la tendrá la jerarquía de la Iglesia y con obediencia que debe tener todo católica suscribirnos a esta. Yo no me quedo con lo que diga el Diario Milenio, CNN+, porque hacerlo? Buscaría yo paz y evangelio en una revista de Deportes? Pediría concejo espiritual al comentarista del Fútbol?
11/05/10 12:09 PM
carlos
Es increíble leer que una organización exitosa y que se expande con mucha eficacia (cosa que ha muchos molesta), debe ser revisada y refundada. Pero ha quien se le ocurre semejante idea. Sí yo tengo una organización exitosa y que se expande (sigue fundando en todos los continentes, crece en número de vocaciones y en número de ordenaciones, tiene un gran poder de captación por los testimonios de vida que se pueden dar en los que conforman el movimiento, etc) como pienso en acabar con ella y empezar de nuevo. Se ha detectado y corregido tarde, una situación bastante dañina y triste en la organización. Se ha podido hacer la corrección con la intervención de la Santa Sede, lo cual resulta positivo, porque habla de lo transparente, cercana y efectiva de la relación entre la Santa Sede y el Movimiento Regnum Christi. Ahora nos toca hacer lo correctivos para evitar que se repita y aparezcan casos similares. Esto incluye revisar al detalle quienes no han procedido de forma acertada y pedir que cedan el paso para que la organización siga su camino y misión de participar activamente en la Instauración del Reino de Cristo, quien es Nuestro Padre y Fundador a quien todo debemos. El Padre Maciel, vehículo del que se ha servido Nuestro Señor Jesucristo. Solo la justicia Divina tiene como juzgar semejante incoherencia.
11/05/10 12:26 PM
Carlos
Pues siempre veo en la Iglesia caridad y amor. Aquí están González Cipitria y Matilde. Así habla un católico de corazón, de nuestra Santa Iglesia Católica. Se les reconoce fácilmente.
Bendiciones abundantes para sus almas.
Bendita la purificación de la Santa Iglesia Católica, de los Legionarios de Cristo y el Regnum Christi. El mal pasa y la Gloria de Dios y el Bien eternamente Reinan.
11/05/10 12:42 PM
González Cipitria
Una multitud sedienta de justicia pretende liberar a los miles de miembros de la Legión de Cristo y de Regnun Christi , de las cadenas que les atan a dichas instituciones, donde, según dicen estos nuevos libertadores, están encadenadas sus mentes y obnubiladas sus voluntades. Hoy, como hace más de dos siglos, aunque esta vez con pólvora de tinta y muchas veces más lengua larga que intelecto, una muchedumbre se abalanza, sin mucha caridad, al menos notoria, sobre esta moderna carcel, habiendo creído que alberga dentro de sí a miles de prisioneros del sistema. Sin embargo, es muy probable que esta nueva Bastilla contenga en su interior, no a miles de encarcelados, sino sólo unos pocos, como los siete prisioneros comunes que encontraron aquellos exaltados de 1789. Así actuaron aquellos desdichados, que habiendo erigido el lugar como el símbolo de todo lo corrupto y aunque sorprendidos porque el hallazgo -sólo había 7 presos comunes en las mazmorras, que no políticos- contradecían sus creencias de que todo estaba corrompido, no cesaron hasta pedir la cabeza real. Muchos nobles los ayudaron, en contra de sus mismos intereses y la sinrazón se impuso y tras ella, muchos sacerdotes fueron martirizados y toda la Iglesia de Francia perseguida, incluidos muchos nobles que no fueron produntes. Dejemos a la nuestra Madre, la Iglesia, la función de encontrar, como bien supo hacerlo con Maciel, a esos 7 delincuentes o los que resulten y la de liberarlos de sus funciones y reformar lo que crea oportuno y mientras tanto, abstengámonos de juzgar al resto de miembros y callen de una vez los que dirigen la Legión y dején de justificarse y oremos mucho todos para que la Luz brille. No sea que nuestro exceso de celo nos haga comportarnos como una turba irracional donde sólo reine la pasión y con nuestro vocerío, llevemos a la “guillotina” a muchos hombres y mujeres que sinceramente buscan la santidad dentro del camino de la Legión de Cristo y de Regnum Christi.
11/05/10 2:18 PM
carlos
No veo nada más acertado González Cipitria. Yo también callaré para dejar paso a que la luz brille.
11/05/10 2:30 PM
Martin Ellingham
Benedicto XVI afirmó hoy que la persecución mayor hacia la Iglesia no viene solo de los «enemigos de fuera», sino, sobre todo, de sus propios pecados.
11/05/10 2:32 PM
luis
Como muestra de que el espíritu de Maciel vive en el Regnum Christi, nada mejor que lo que está diciendo a estas horas nada menos que la directora de catholic net, Lucrecia Rego de Planas. Para los que dicen que el problema es "sólo" Maciel, fíjense el grado de rebeldìa y manipulación:


comentario de Lucrecia Rego de Planas

"La Santa Sede ha hablado de pruebas incontrovertibles, pero no las ha mostrado.

Y de acuerdo con el derecho penal, el acusador debe sustentar con pruebas su acusación

http://www.cienciaspenales.org/REVISTA%2007/Tijerino07.htm

De cualquier manera, no lo presento com una exigencia ¡Dios me libre! sino sólo como una observación: La Santa Sede no ha presentado las pruebas.

Si algún día las presenta, y nos muestra el proceso de cómo llegó a confirmar que las pruebas son verdaderas, entonces podré creer que son ciertas las acusaciones. Mientras no las muestre... no estoy obligada a hacerlo, a menos que el Papa lo promulgara como dogma de fe".
11/05/10 7:53 PM
Malasio
Luis, ¿puede Ud. indicar la web dónde poder conocer esta curiosa opinión?
11/05/10 8:44 PM
luis
Està entre los últimos comentarios, firmado por la blogger Lucrecia:

http://lacomunidad.elpais.com/lplanas/2010/5/2/militia-christi-santa-sede-pide-se-preserve-nucleo/2#c1922196
11/05/10 9:13 PM
Martin Ellingham
Personas con las disposiciones de Lucrecia R., si no cambian, jamás encontrarán pruebas convincentes. Con lo que ha dicho, y sigue sosteniendo, se ha cerrado a cualquier prueba que no sea una evidencia inmediata.

No cree sino en lo que ve. Y como no vio nada, y no podrá verlo jamás, no aceptará nada.
11/05/10 10:08 PM
Whitty
Coincido en creer que haría falta una renovación en la línea de las propuestas de Weigel, pero creo que su escrito carece del más mínimo ápice de caridad y hay que leerlo dos veces para que no te lleve a un rechazo de plano. Francamente, creo que la actuación bajo el cayado papal será sutilmente mejor porque será caritativa.
Aparte de esto, creo que la Legión sigue impregnada de macielismo que escandaliza, aunque ya hay independientes. Por cierto, ¿no hay visita para catholic.net y su dirección?.Avergüenzan las afirmaciones de su directora que parece quiere fundar una secta "Los de Maciel"
12/05/10 6:04 PM
sí luis
Sí luis, ese post de Lucrecia que citas es el mismo donde, como es tu costumbre en todos los lugares donde no se piensa como tú, la insultas. Vaya manera de dialogar y pedir respeto. Esa es tu estructura. Ya supéralo.
13/05/10 4:02 AM
solodoctrina
Un comentarista afirma del Padre Maciel que es "vehículo del que se ha servido Nuestro Señor Jesucristo".

Yo creo que es una enorme injusticia esta afirmación sobre Nuestro Señor. Es lo mismo que decir que Cristo vehiculiza a su servicio a Judas Iscariote. Nuestro Señor ama sus hermanos -todo ser humano- como criaturas del mismo Padre. No le desea el mal a nadie, ni usa el pecado como medio para llegar al bien. Al bien se llega por la oración, los sacramentos, los mandamientos y la fe.

El Señor, de ninguna manera considera servirse del mal y del pecado para su Misión. La aceptación de las tentaciónes, la caída en el pecado corre por exclusiva cuenta del pecador.

De otro modo, Cristo no nos hubiera enseñado a decirle al Padre "no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal".
13/05/10 6:16 AM
Juan Stuse
Este asunto es muy triste por la cantidad de buenos sacerdotes y de buenos cristianos que hay en la Legión y en Regnum. Pero lo cierto es que el artículo de Weigel es caritativo, porque mucho antes de que se conociera la doble vida de MM ya había cosas que olían mal en la estructura legionaria: Sobre todo su interpretación anti-evangélica de la importancia del poder y del dinero. Todavía hoy, con todo lo que está pasando, existen pautas más que dudosas en sus centros de enseñanza, como evitar la oración y las prácticas religiosas dentro de la vida académica, inflar la necesidad de acceder a un status profesional alto, realizar un tipo de proselitismo entre los jóvenes basado en juicios de apariencia física y de categoría social, y algunos más... Es una pena porque hay legionarios que son magníficos apóstoles, pero tiene razón Weigel, no hay más posibilidad de cura que una refundación que limpie hasta las raíces.
13/05/10 3:34 PM
Matilde
Ahora y siempre Cristo es nuestra esperanza. Ya dijo Él: "No temáis: Yo he vencido al mundo". Su muerte y resurección nos liberó del peso de nuestros pecados y es garantia de nuestra esperanza de gozar eternamente de su presencia.

Él quiso asumir nuestra humanidad y perpetuar su presencia a través de la Iglesia humana. Es por tanto una historia propiciada por Dios con hombres indignos, una historia de Gracia y Salvación ganada con su Pasión y muerte y también una historia de sombras y pecados de hombres que no están nunca a la altura de su socio divino.

El último mandamiento nos lo dejó Él mismo: "amaros los unos a los otros, en esto se os reconocerá". Es un mandato para todos. Aquí he leído acusaciones muy graves y muy a la ligera sin aportar dato alguno. El que tenga datos que por favor los aporte a quien tenga en su mano resolver y mejorar las cosas. Pero no olvidemos que esta espantosa campaña contra Benedicto XVl y la Iglesia en general, no ha sido solamente por el "caso Maciel" sino por casos de centenares de personas durante 50 años que conforman un porcentaje ínfimo de los casos de abusos que ha habido. ¿Quienes son el 95% restante? ¿Qué profesión tienen? ¿Qué nacionalidad tienen? ¿Por qué nadie ha pedido perdón como lo ha hecho la Iglesia por todos esos casos? ¿Vamos a seguir los cristianos fustigándonos por pecados que no hemos podido evitar y salpicando con ello a la Iglesia y dando oxígeno a los que atacan al Papa?.

En la Iglesia hay esperanza, hay perdón, hay confesión y el único que tiene derecho a reclamarnos es el que pagó nuestras culpas, las de todos, el que conoce nuestra alma.
15/05/10 1:53 PM
carlos
Amén, Matilde. Vuelvo y digo aquí esta la verdadera caridad Cristiana. Y Don G. Weigel puede ser EL MEJOR BIOGRAFO DEL MUNDO, sin saber con que vara se ha medido, no conozco su pecados ni sus virtudes. Pero prevalece a mi juicio en el caso MACIEL y en cualquier otro caso, la CARIDAD cristiana. Y el que no sepa que pida luz al Espíritu Santo, para que le dé sabiduría y entendimiento y sepa de que se habla. Le recuerdo a solodoctrina, que esto no es solodoctrina, esto hay que trabajarlo, vivirlo y amarlo para entenderlo. Así se podrá entender como JUAN PABLO siendo el mayor perseguidor pudo convertirse en uno de los mayores guías del pueblo de Dios. Ni hablar de San Agusti. Y cuantos otros. La grandeza de Dios no puede tener limitaciones humanas, nosotros no podemos abarcar ni cuantificar con nuestra realidad humana, la divinidad de Dios Padre Creador y Rey del UNIVERSO.
15/05/10 2:36 PM
Felicito a Infocatolica. Felicito de nuevo al autor G. Weigel -que nunca fue enemigo de la Legión- una persona que desde el principio de conocerse la penosa vida del fundador Maciel llamó a las cosas por su nombre. Si la Santa Sede ha dicho lo que ha dicho sobre Maciel, y los Superiores Mayores se vieron obligados a firmar conjuntamente lo que firmaron en Mayo, está claro que NO valen componendas, que NADA del fundador, un sujeto que durante sesenta años -CON LA COMPLICIDAD DE ALGUNOS- engañó a todos, hasta a varios Papas, que jamás tuvo espíritu religioso y vivió en la mentira y el pecado hasta su muerte (Dios le haya tenido misericordia) NO PUEDE MÁS QUE SER BORRADO DE LA LEGION. Como sigue habiendo miembros que continúan diciendo "que al lado de las cosas malas también hizo otras buenas" es preciso, como dice el autor, abjurar de estas ideas que siguen inculcando algunos o bastantes legionarios que, lamentablemente, parecen IRRECUPERABLES por la mentalidad de-formada de su pensamiento. Dios no puede valerse de un malvado, que utilizó a Cristo y a la Iglesia para "extender su Reino" desde la vida sacrílega que tuvo desde joven religioso y, con engaños y falsedades de todo tipo, hacerse pasar por "santo". Esto es una falacia. He pertenecido durante 20 años al Regnum Christi, y sé de lo que hablo. Y continúo orando por que la verdad resplandezca en la Caridad. Y que pronto los superiores mayores y otros con cargos "eternos" sean relevados de sus puestos, que han ejercido, en
27/09/10 11:40 PM
(continuación post 11,40 pm; ruego disculpas al editor). Perdón

Y que pronto los superiores mayores y otros con cargos "eternos" sean relevados de sus puestos, que han ejercido, en muchísimos casos, con abuso de autoridad y en medio de un sistema cuasi-sectario que además servía de cobertura -permitiendo la impunidad- a la vida infamante de Maciel y de otros cercanos colaboradores.
¿Cómo es posible que se haya hecho tanto mal a la Iglesia, durante décadas por quienes, contrariamente, aparecían como la congregación de más brillante "porvenir" del siglo? Encomiendo a los buenos legionarios, que los hay, y a los consagrados que hayan "despertado" y tengan el coraje de afrontar su triste realidad. Se consagraron al Señor en una congregación podrida que tiene que ser DISUELTA Y RENOVADA.
27/09/10 11:46 PM
Olga Real
En la Legión de Cristo hay una cultura de mentira y fingimiento difícil de desmontar. Es una herencia del cristianismo mexicano que, durante muchos años, ante la presión del Estado (1917 a 1992)aprendió a mentir y disimular como arma de defensa. El fundador, que muchas veces se refería al imaginario cristero, defendió y usó la mentira como un medio de defensa ante los que él llamaba enemigos de la Legión y de la Iglesia donde incluía las autoridades civiles (siempre los estados eran sospechosos). Tanto la usó y promovió que quedó injertada en la vida normal de los legionarios. Y la siguen usando, incluso con el delegado.
1/10/10 7:40 AM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.