Luces y sombras del 15-M

Fue muy decepcionante comprobar cómo las consignas laicistas de los medios anticlericales era seguidas a pie juntillas por las asambleas del 15-M. La crítica se convertía en una ‘consigna’ y es notorio que faltó capacidad crítica ante las consignas críticas.

17/05/12 9:03 AM | Imprimir | Enviar

Monseñor José Ignacio Munilla

Monseñor José Ignacio Munilla

Obispo de San Sebastián

Otros artículos del autor:

Ver más artículos del autor

¿Por dónde empiezo? ¿Por lo positivo o por lo negativo?... La verdad es que creo que las luces y las sombras están entremezcladas en el Movimiento 15-M. ¿Estamos ante un claroscuro propio del alba, o ante el claroscuro característico del ocaso?

Mirando a cierta distancia, pienso que el 15-M ha sido una gran oportunidad desperdiciada. Me refiero a que podría haber sido una gran iniciativa para impulsar el principio de subsidiariedad tan necesario: ¡más sociedad y menos estado! Pero, desgraciadamente, uno tiene la impresión de que la dictadura de lo políticamenete correcto ha terminado por engullir al 15-M.

Entre los aspectos positivos, está el servicio prestado como aldabonazo para despertar a una sociedad aletargada. Nuestra cultura dominante había derivado hacia el individualismo, hacia una visión hedonista y placentera de la vida, al mismo tiempo que a una notoria desinhibición social. Recuerdo una frase del fallecido cardenal de París,  Mons. Lustiger, quien caracterizaba así la cultura postmoderna: “Los jóvenes acampan fuera de la polis”. Se refería a la tendencia de la juventud a aislarse en las nuevas burbujas virtuales. Es un hecho el que millones de jóvenes viven inmersos en las redes sociales y en sus emisoras musicales favoritas y que caminan por la calle con los cascos puestos, sin ni tan siquiera asomarse a los noticieros…

Ciertamente, el 15-M rompe con la imagen de una juventud aislada y desinhibida. Es una llamada a tomarnos en serio el compromiso social y a fomentar el sentido crítico en nuestra vida. Frente a la tendencia a convertir las redes sociales en una especie de escaparate de vanidades, una especie de “gran hermano” en red, el Movimiento 15-M nos ha recordado que las nuevas comunicaciones tienen sentido solamente en la medida en que se ponen al servicio de contenidos y metas objetivas…

Sin embargo, pienso que las sombras principales del Movimiento 15-M están en la incapacidad de superar el rodillo del pensamiento único. Por poner un ejemplo, basta recordar algunos slogans utilizados: “Menos crucifijos y más trabajo fijo” “Esta plaza no es del Papa”, “Esta mochila la he pagado yo”, etc. Fue muy decepcionante comprobar cómo las consignas laicistas de los medios anticlericales era seguidas a pie juntillas por las asambleas del 15-M. La crítica se convertía en una ‘consigna’ y es notorio que faltó capacidad crítica ante las consignas críticas.

Uno de los problemas del 15-M es que ha nacido más como un movimiento de protesta que de construcción. Por poner un ejemplo, tiene muy poco valor hacer ahora una denuncia global de los recortes sociales, obviando que estamos al borde de la quiebra económica por motivo de los despilfarros anteriores. Ahora  bien, hubiese sido muy distinto un movimiento capaz de integrar la indignación con el compromiso personal y social. Por ejemplo: “Reivindicamos el respeto de los todos los derechos sanitarios de los inmigrantes, independientemente de su situación legal; pero a cambio estamos dispuestos a un aumento del copago en la sanidad”. El problema está en que es más fácil gritar contra los abusos, que aportar soluciones. Aunque, ciertamente, algún tipo de grito es necesario para despertarnos de nuestro letargo.

 

+ José Ignacio Munilla, obispo de San Sebastián

12 comentarios

Comentario de Rafa Torres
Completamente de acuerdo. Cuánto mal hacen el malhadado pensamiento único, las cegueras y sorderas voluntarias, las críticas sin propuestas y "la falta de crítica con las críticas".
17/05/12 9:57 AM
Comentario de Gregory
Felicito a Mons. Munilla primero porque ha sido con el movimiento "indignado" más amable de lo que ellos estarian más dispuestos a serlo y analizando como él lo hace no puedo menos que coincidir en que han decidido deja a un lado tanta desidia pero en verdad es que no aportan mucho solo su protesta lo cual no es poco claro por lo menos lo hacen. Protestar es en muchos caso una aventura: "aqui quemamos un vehiculo", "te acuerdas aqui defecamos en publico", "aqui insultamos a los pregrinos de la JMJ y profanamos la Capilla".
17/05/12 5:19 PM
Comentario de Dani Ramírez
"Uno de los problemas del 15-M es que ha nacido más como un movimiento de protesta que de construcción (...) ". ¿Y por qué es eso un problema?
18/05/12 6:30 PM
Comentario de Vicente
En mi opinión, se ha dado una excesiva importancia mediática al 15M. Pese a ello, ahora está en vías de desaparición. Hoy mismo han tenido que suspender una cacerolada en la Puerta del Sol por falta de asistentes. No había más de una docena. Con todo, El País ha dado la noticia: "Suspendida una cacerolada en Sol por falta de asistentes". Sólo el 15M goza del privilegio de salir en un medio nacional porque convoca un acto al que no va nadie.
18/05/12 9:57 PM
Comentario de yotambiensoyTu
Monseñor José no se ha enterado de que los ciudadanos se han juntado en muchas plazas, como lo hacen en muchos otros sitios, para hablar. Quizá si hubiese venido se hubiese enterado, que allí hay mucha gente diferente hablando, intercambiando opiniones y llegando a puntos en común. De ahí salen palabras de grupo, consensuadas en asambleas. Jovenes, viejos, madres, inmigrantes, jovenes católicos y punkis, hasta monjas he visto. Charlando, gritando y planteando problemas y soluciones. Todos pueden hablar si quieren y los demas tienen derecho a escucharlo o no.
Respecto a los cascos y noticiarios, quizá se encuentran mensajes más sinceros y menos interesados en muchas canciones.
19/05/12 12:56 AM
Comentario de Alfonso
Hay un aspecto del 15-M que si apoyo: la democracia directa. Es interesante señalar que gracias a la democracia directa y más concretamente el referendum abrogativo activista cristianos lograrón tumbar leyes inicuas como el matrimonio homosexual en California,Suiza y varios estados de USA.
Los cristianos españoles con el PP y la democracia representativa nunca conseguiremos ningun objetivos de los tema innegociables.ePor otro lado el gran déficit democratico español es la inexistencia de la posibilidad de un referéndum por iniciativa ciudadana. Suiza, Baviera, Uruguay, California, Florida...permiten esta forma de democracia directa.
19/05/12 2:38 AM
Comentario de Gonzalo___
Una demostración del compromiso social de la Iglesia Católica sería que pagase los impuestos que le corresponde (IBI, impuestos especiales..) . Otra demostración sería reducir los 11.300 millones de euros que anualmente recibe en diferentes conceptos y ayudar con ello a las arcas públicas.
19/05/12 10:02 AM
Comentario de Harto de borregos que repiten siempre lo mismo
Gonzalo, vayase a decir estupideces a otra parte:
http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=9110
19/05/12 10:05 AM
Comentario de Gregory
El problema es que estos grupos esta interesados en protestar y no hacen propuestas concretas para superar la crisis, claro no podemos generalizar pero los grupos qiue más aparecen en los medios son precisamente los que hacen tomas gritan y más nada.
19/05/12 3:42 PM
Comentario de Juan Mariner
El 15-M lo forman los "votantes del PSOE y de IU" como una estrategia de apoyo más (encubierta) a sus líderes y contra el PP y análogos de las Comunidades Autónomas. El 15-M es un asunto político 100% en el que la Iglesia, si no es atacada "directamente", no debería entrar.
19/05/12 7:39 PM
Comentario de José Jacinto Verde Colinas
Creo que monseñor Munilla ha realizado un análisis certero de lo que es el movimiento 15-M, citando lo bueno y lo malo del mismo, a diferencia de lo que suelen hacer los comentaristas de Intereconomía (y seguramente de 13TV), que casi siempre sólo señalan lo negativo.

En efecto, creo que el movimiento 15-M (con independencia de que sus integrantes sean de (extrema) izquierda, como sugieren muchos, probablemente con razón) surge como protesta hacia las tropelías que comete muchas veces el Estado secularizado y apóstata, el cual muchas veces no busca resolver los problemas de la totalidad de la población, ya que, según parece claro, hay colectivos, como mendigos, gente sin techo, parados de larga duración, etc., a los que nadie o casi nadie tiene en cuenta, como no sea Cáritas. Al Estado (o al Gobierno) sólo le interesan las cifras macroeconómicas, y no busca el bienestar de todos. Le falta misericordia y se queda sólo con la justicia (aunque muchas veces ésta se mezcle con la corrupción moral y económica). Pero todos sabemos que la justicia sin la misericordia es inhumana.

El 15-M también debería habernos hecho reflexionar sobre el hecho de que tan malo es el capitalismo salvaje como el comunismo. Y también debería habernos hecho reflexionar sobre el hecho de que la Economía no es ningún dios, y que no puede ponerse por encima de la dignidad humana. La Economía tiene que estar al servicio del hombre, y no el hombre al servicio de la Economía, como casi siempre ocurre.
20/05/12 1:04 AM
Comentario de José Jacinto Verde Colinas
En este sentido, creo que el 15-M tiene o ha tenido su razón de ser, siempre que no recurra a la violencia.

Sin embargo, creo también que el problema principal del 15-M es que, según creo, sus integrantes (o la mayoría de ellos) están encuadrados dentro de lo que podríamos llamar el “hombre socialista”, es decir, el que pretende cambiar la sociedad mediante un cambio revolucionario, sin tener en cuenta o ignorando a Dios, y ahí está el fallo fundamental de este movimiento. Este tipo de hombre es, junto con el hombre “nihilista” (el que sólo confía en la ciencia, en la técnica, en los seguros, en los medicamentos, etc.), el que conforma en gran medida la sociedad actual, y se opone al hombre “creyente”, que pone su confianza en Dios, a diferencia de lo que suelen hacer la mayoría de los hombres que conforman la sociedad actual.

Al ignorar a Dios, y sobre todo a Jesucristo, caen en el laicismo y en el odio a lo religioso, y en especial a la Iglesia católica. Y al no tener en cuenta las palabras de Jesucristo (“Sin mí no podéis hacer nada”), es decir, al no estar arraigados en la roca que es Jesucristo, sino al construir sobre barro, este movimiento no puede prosperar. Si las personas que lo integran se limitan a protestar y a no aportar soluciones prácticas, o a no aceptar la voluntad de Dios, por dura que ésta sea, el movimiento derivará en violencia y terminará por disolverse como un azucarillo.
20/05/12 1:06 AM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

Conferencias de espiritualidad

(128) Reino y mundo Edad Media 15

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo


Librería Balmes

Aborto cero Reflexiones trabajo hogar


Sugerencias de libros

.



Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso