Artículos de Monseñor José Ignacio Munilla en InfoCatólica

Monseñor José Ignacio Munilla

Obispo de San Sebastián

Yihadismo, no; relativismo, tampoco

El relativismo aprovecha la sombra del yihadismo, para poner bajo sospecha de fundamentalismo a la fe cristiana que cree en una revelación histórica y objetiva.

Paz a vosotros

Si ese «hombre viejo» que anida en cada uno de nosotros no es regenerado, el problema no será solo que estemos condenados a la impotencia para transformar el mundo; sino que la misma estructura política terminará por anular al hombre, a la familia, y a la misma sociedad.

Conversión, ampliando horizontes

Nadie es cristiano de nacimiento; todos necesitamos oír, escuchar, revisar, rectificar, cambiar de perspectiva y de comportamiento; es decir, ¡convertirnos! Cuando no hay conversión, hay decadencia. No existe el punto intermedio.

He aquí a Dios; he aquí al hombre

El cristianismo no solo nos revela la vocación trascendente del hombre, sino que, al mismo tiempo, «humaniza» la vida presente. ¡Cuanto más divinos, más humanos; y cuanto más humanos, más divinos! Al contemplar el portal de Belén, bien podemos exclamar: «He aquí a Dios; he aquí al hombre».

Enterrar a los muertos, la última obra de misericordia

En la concepción antropológica cristiana, el cuerpo no es una cárcel de la que el encarcelado deba huir, ni un vestido del que deba despojarse para buscar otro nuevo. El ser humano es una unidad sustancial de cuerpo y alma, de manera que la promesa de salvación de Jesucristo se dirige al hombre entero, sin excluir su corporeidad.

¡Hablemos de la Asunción!

La Asunción al Cielo es la reverberación de la resurrección de Jesucristo en el miembro más eminente de la Iglesia, que se convierte en un gran anuncio de lo que Dios espera consumar en el resto de sus hijos. De esta forma, María es consuelo y esperanza de los que peregrinos en la tierra.

Un pastor de pastores

D. Marcelo González Martín fue un pastor de profundo equilibrio en medio de aguas turbulentas. Dar bandazos suele ser signo de inseguridad en la propia identidad. Por el contrario, el equilibrio requiere celo apostólico, criterio y humildad.

Vía Crucis de la Reconciliación

La auténtica clave de la reconciliación está en la conversión personal, que pasa por el arrepentimiento y la petición de perdón, para unos; y por la superación del rencor y el odio, y la acogida del perdón, para otros. No se trata, como algunos piensan, de una vía exclusivamente reservada a los creyentes, ya que la conversión es inherente a la dignidad de todo ser humano, en quien anida la esperanza de «nacer de nuevo». Pero es cierto que los seguidores de Cristo descubrimos en su Evangelio una llamada específica a la conversión; es decir, al arrepentimiento, al perdón, a la sanación del rencor… ¡a la reconciliación! La clave cristiana para llegar a la reconciliación entre nosotros, está en nuestra personal reconciliación con Dios. Cuando no vivimos en paz con Dios, corremos el riesgo de vivir en guerra con nuestro prójimo.

El nombre de Dios es Misericordia

El Jubileo de la Misericordia alcanza uno de sus momentos álgidos en la invitación que el Papa Francisco nos dirige para acercarnos al sacramento del Perdón de los pecados. Justo antes de partir hacia México en su viaje apostólico, en el marco incomparable de una basílica vaticana abarrotada por los «misioneros de la misericordia», y ante los cuerpos de San Pío de Pietrelcina y de San Leopoldo Mandic, dos de los grandes apóstoles del sacramento de la Confesión; el Santo Padre recuerda al mundo que existe esperanza, porque la misericordia de Dios se nos ofrece a todos, sin excepción.

Santos Inocentes

Nunca como ahora los partidos políticos habían comulgado sin fisuras con el pensamiento único de la ideología de género, y nunca como ahora se habían encontrado con una dificultad tan grande para ponerse de acuerdo en el ejercicio del poder político

«Solo el amor es creíble»

Inicio del Jubileo de la Misericordia

Ideología de género: Franciscus dixit

«De dos maneras persigue el mundo a los seguidores de Cristo: los halaga para seducirlos o los atemoriza para doblegarlos» (San Agustín)

María, ¿cómo se ve la Tierra desde Cielo?

El pensamiento único se ha convertido en «ley» en nuestros días. En poco tiempo hemos pasado del relativismo a la dictadura del relativismo. En realidad, hoy en día, un secularizado ‘de derechas’ piensa sustancialmente lo mismo que un secularizado ‘de izquierdas’.

Conversión ecológica

Mientras que sectores del republicanismo estadounidense, han acusado al Papa de meterse donde no se le llama; las asociaciones que pretenden compaginar su ecologismo con la agenda abortista de la ideología de género, han optado por la táctica del avestruz, como si no se sintiesen cuestionadas por esta encíclica.

«Creo en la resurrección, pero de verdad»

¿Cabe afirmar que Cristo ha resucitado sin que eso suponga que el sepulcro quedase vacío? ¿Se podría seguir hablando de resurrección si apareciese hoy el cadáver de Jesucristo? Ante una cuestión tan obvia, me remito al sentido común de los lectores.

El sepulcro vacío de Jerusalén

Aunque la resurrección de Cristo supera el orden natural para entrar en una dimensión trascendente, es imposible interpretarla fuera del orden físico, y es inadmisible la negación del hecho histórico sucedido en el sepulcro vacío de Jerusalén.

Ayunar de críticas y cotilleos

Todos sabemos que la crítica esconde con frecuencia envidia y celos, y que estos encierran falta de autoestima. Y si pudiésemos remontarnos al origen de esa falta de autoestima, muy posiblemente nos encontraríamos con la carencia de amor

Martirio cristiano: entre el yihadismo y el relativismo

Dime, Niño, de quién eres…

A lo largo de estos dos mil años, la Iglesia ha hecho frente a tres tipos de errores cristológicos, por entender que dan una respuesta equivocada a la pregunta sobre la identidad de Jesucristo

Voz de los sin voz

Los creyentes tienen un serio problema: en el arco parlamentario actual no existe ningún partido de ámbito estatal capaz de representar al voto católico. Para decirlo claramente: un católico que aspire a ser fiel a los principios de la Doctrina Social Católica, no puede votar en coherencia a los partidos políticos de ámbito nacional presentes en el actual Congreso de Diputados.

Madre de la «Iglesia en salida»

Si queremos llevar la Iglesia a la sociedad, es necesario que nosotros lleguemos al núcleo del misterio de la Iglesia, que profundicemos, sin quedarnos en la periferia. Me estoy refiriendo a un encuentro personal con Cristo, en la comunión de la Iglesia. Sin conversión personal y sin conocimiento profundo de la espiritualidad católica, la evocación de la Iglesia en salida quedará reducida a una mera imagen.

¡Ya es madre!

La vida en el seno materno no es considerada como vida humana hasta que no forme parte de nuestras aspiraciones. ¡Es el colmo del relativismo!

El suicidio de un psiquiatra

En definitiva, aunque el aborto y el suicidio pretendan reivindicarse como una conquista de la libertad, en realidad, no son sino la ‘pinza’ macabra de la desesperanza; un signo de la decadencia moral de occidente.

Murió por nosotros

Existen dos perspectivas para aproximarnos a la muerte de Jesucristo: la denominada historicista y la teológica. Antes del Concilio Vaticano II prevalecía la tendencia a explicar la muerte de Cristo desde la perspectiva exclusivamente teológica; mientras que en la crisis posconciliar se produjo un cierto abandono de la explicación teológica, para centrarse en la historicista.

¿Por qué la Religión como asignatura?

¿Acaso los padres no tienen derecho a elegir para sus hijos, en el espacio del sistema escolar, otro tipo de orientaciones y de enseñanzas, diversas o complementarias a las que emanan de los equilibrios electorales?

La persecución religiosa en el siglo XX

En la definición católica del término, los mártires son aquellos que fueron asesinados por «odium fidei» (odio a la fe) y que murieron testimoniando su fe en Cristo. En mi opinión, una de las principales aportaciones de los mártires de la persecución religiosa en el siglo XX, es la forma en que testimoniaron la doctrina evangélica del perdón al enemigo. Imitando a Cristo en su muerte, ellos también murieron rezando por sus verdugos, y expresándoles abiertamente su perdón.

San Sebastián de Río de Janeiro

Si Benedicto XVI se ha caracterizado por un gran carisma intelectual, de forma que sus discursos han sido fundamentalmente instructivos y formativos, el Papa Francisco se aproxima más al género del predicador de los ejercicios espirituales, en el que se coloca al interlocutor ante la necesidad de dar una respuesta personal a la llamada de Dios.

Lecturas recomendadas para las vacaciones estivales

El Obispo de San Sebastián, D. José Ignacio Munilla ha elaborado un listado con los títulos que, a su entender, más nos pueden aportar en este tiempo de estío.

El vaso, el agua y el elefante

Tengo que confesar que me preocupa cómo se difunden en nuestros días algunas imágenes sobre la religiosidad y la espiritualidad, que son claramente incompatibles con nuestra fe católica.

Benedicto: infatigable buscador de la unidad

La decisión de Benedicto XVI solo se explica por su viva conciencia de no ser dueño de la vocación que ha recibido de Dios.

San Sebastian, ‘honesto’

A la luz de la fe hacemos estas reflexiones morales, sin apartar nuestra mirada de San Sebastián, ¡quien estuvo dispuesto a perder su elevado estatus social, como miembro de la Guardia Pretoriana del Cesar, por fidelidad a su conciencia!

La religión es parte fundamental de la cultura que los hijos reciben en la escuela

La escuela solamente podrá ser libre para educar en la verdad, cuando dejen de producirse sobre ella presiones políticas, y pueda ser totalmente permeable a las peticiones y aportaciones de la familia.

De noctámbulos y centinelas

Sería una ingenuidad por nuestra parte suponer que estas programaciones nocturnas en los medios de comunicación son un mero juego inocuo, inocente e inofensivo.

Luces y sombras del 15-M

Fue muy decepcionante comprobar cómo las consignas laicistas de los medios anticlericales era seguidas a pie juntillas por las asambleas del 15-M. La crítica se convertía en una ‘consigna’ y es notorio que faltó capacidad crítica ante las consignas críticas.

Divina Misericordia

Para sanar nuestras heridas, es necesario que nos ofrezcamos como ‘sanadores’ del prójimo. Para poder ser ‘hijos de la misericordia’, tenemos que ser ‘padres de misericordia’. Porque dando se recibe.

¿Se equivocó de puerta?

Paradójicamente, si aquella joven madre hubiese elegido esta ‘otra puerta’, no habría sido noticia, ni habría sido detenida, ni tendría que afrontar ahora la previsible pena de dieciocho meses a tres años de cárcel, por abandono de un menor

Matricula a tus hijos en religión

¡Deseamos vivamente que la asignatura de religión esté al alcance de la libre elección de todos los padres, sin ningún tipo de coacción ni de cortapisa!

Feliz sacerdocio

El camino de la felicidad, pasa necesariamente por el de la fidelidad. La felicidad sin fidelidad es un espejismo, una mentira. No existe felicidad sin fidelidad. Y no olvidemos que la fidelidad comporta pruebas, incomprensiones, purificaciones, persecuciones…

Reposando la JMJ

Una vez más, como en tantos otros momentos de la historia de la Iglesia, comprobamos cómo la 'catolicidad' (universalidad) de la Iglesia es sanadora de nuestras crisis locales

Benedicto XVI y los jóvenes

Frente al apego a un concepto de juventud más «estético» que «espiritual», que cae en el ridículo de pretender vivir de espaldas al devenir de la vida, el Papa enseña a los jóvenes a superar el temor a culminar la juventud en la madurez, que nos prepara para el encuentro con Dios, con quien es ¡la eterna juventud!

Juan Pablo, testigo de la misericordia

La gran aportación del pontificado de Juan Pablo II nace de la integración de dos intuiciones que nuestra cultura ha solido contraponer equivocadamente: el humanismo y la apertura a la misericordia de Dios.

Arrepentimiento y perdón

Por lo tanto, no es cierto que el perdón no esté condicionado al arrepentimiento. Una cosa es el amor incondicional de Dios anunciado por Cristo; y otra muy distinta, que ese amor sea acogido o rechazado por cada uno de nosotros, según la propia conversión u obstinación

De dioses y hombres. Por la libertad religiosa

Recientemente, el sociólogo Massimo Introvigne denunciaba que el fundamentalismo islámico y el laicismo, son dos caras de la misma moneda. Sin pretender comparar lo que ocurre en Oriente y en Occidente, es un hecho que la libertad religiosa no es respetada ni por unos ni por otros

San Sebastián, mártir de paz

Sin duda alguna, la mayor contribución de la Iglesia a la paz, es la llamada a la conversión, que incluye el arrepentimiento y la petición de perdón. Es muy difícil, por no decir prácticamente imposible, alcanzar la deseada paz, sin un verdadero arrepentimiento por la violencia y los daños causados. La paz no tendría unas bases firmes si estuviese fundada en meros cálculos estratégicos de efectividad.

Homilía en la Fiesta del Bautismo del Señor

Dios hizo suya nuestra condición humana, para que los hombres podamos participar de su condición divina: Él se hace hijo de María y José, para que nosotros podamos ser «hijos de Dios». Si fuésemos conscientes de lo que esto supone, si viviésemos nuestra filiación divina con plena coherencia, nuestra felicidad estaría asegurada para la vida presente, sin esperar a la vida eterna. Recuerdo una sencilla y a la vez profunda oración que aprendíamos de niños: «Dios es mi Padre, qué feliz soy; soy hijo suyo, hijo de Dios».

¡Feliz Navidad!

Ciertamente, una Navidad que no ponga a Jesucristo en su centro, como razón y sentido de nuestra existencia, se reduce a un carnaval al servicio del consumismo. Tenemos que abrir los ojos para comprender que a la estrategia consumista, no le interesa nuestra felicidad, por la sencilla razón de que la gente feliz consume menos

Simplemente, ¡gracias!

Me parece importante destacar cuánto me ha ayudado en todo momento la fuerza liberadora de la obediencia. Desde el mismo momento en que recibí el nombramiento del Santo Padre, me percaté de que hay que ser mucho más valiente para mandar que para obedecer.

Benedicto, ¡confírmanos en la fe!

El modelo de gobierno de la Iglesia poco tiene que ver con lo que entendemos por «democracia» o por «dictadura». Es obvio que el Papa no es un representante del pueblo, ni tampoco está por encima de la Iglesia. No cabe entender la Iglesia desde categorías políticas, ya que el rasgo principal que nos define a todos, incluido el Papa, es el «discipulado».

Santa Cándida María de Jesús: la primera santa guipuzcoana

La santidad necesita de dos piernas para poder «andar»: la humildad y la confianza. «Santo» es aquél que no desea otra cosa que lo que Dios quiera, y en esa perfecta confianza y humildad, se sabe frágil y al mismo tiempo, invencible. Cuando conocemos a alguien que consigue ir más lejos que el común de los mortales, nos percatamos de que parte de su secreto está en haberse encaramado sobre los hombros de quienes le han precedido.

La fuerza de la Cruz

Te invitamos a acoger el amor de Cristo y a descubrir la alegría de ser amado. Te invitamos a llevar ante la Cruz tus sufrimientos, y a que recibas la paz. Te invitamos a desenmascarar tus pecados, y a recibir así una nueva libertad

Madre Teresa, icono de la unidad

la confesión de la fe católica y su «traducción» a la práctica de las obras de justicia y caridad, son las dos caras de una misma moneda. Sólo así la doctrina católica muestra toda la belleza de su verdad: cuando la fe se traduce en obras, y cuando éstas tienen en la fe su inspiración y su fuerza… ¡¡Pues he aquí el «icono» de la Madre Teresa!! Ante su testimonio, tantas discusiones y luchas intestinas vividas en los años postconciliares, resultan absolutamente absurdas y superfluas; al comprobar que cuando se alcanza el ideal de la santidad, entonces, y sólo entonces, la verdad y la caridad se conjugan a la perfección.

La Asunción de María al Cielo

La respuesta de la Revelación cristiana trasciende tiempos y lugares: Nuestra meta es el Cielo. Cristo, mediante su Redención, nos ha abierto las puertas del Cielo, haciéndonos «dignos» a los que somos «indignos». Y María es la primera criatura humana que goza en plenitud –en cuerpo y alma– de lo que nosotros esperamos alcanzar algún día…

Salvarlos uno a uno

¿Cómo es posible que hagamos una valoración tan laudatoria de la adopción de niños extranjeros entre nosotros, mientras que aquí desestimamos como absurda la alternativa de la entrega en adopción del niño?

Otro te ceñirá y te llevará adonde no… «imaginabas»

Hay un hilo conductor que me ha permitido vivir en cada momento la misma experiencia de identificación con Cristo, de una manera profunda. Me refiero especialmente a la celebración de la Eucaristía, a la administración del perdón de los pecados, a la predicación de la Palabra… En este Año Jubilar Sacerdotal quiero dar testimonio de que el sentido de nuestra vida no es otro que la plena identificación con Cristo Sacerdote, Esposo de la Iglesia y Buen Pastor del rebaño. Todo lo demás –las circunstancias, el cómo, el dónde y el cuándo- es ya secundario…

Examen de conciencia sacerdotal

Homilía en la Misa de Toma de Posesión de la diócesis de San Sebastián

Homilía de despedida de la diócesis de Palencia

El aborto tiene muchos «cómplices»

Los políticos católicos que voten a favor de una ley del aborto, se colocan en una situación de total y abierta contradicción con su fe (además de legislar contra natura, esto es, de forma contraria a su propia vocación política).

De Londres a Roma, sin dejar el Támesis

¡Cuántas enseñanzas nos ofrece la historia! En estos tiempos de secularización, los católicos deberíamos aprender algo muy importante de estos conversos que hoy llaman a las puertas de nuestra Iglesia: el valor del depósito de la Tradición. Sin la Tradición –cuya estima compartimos con la Iglesia Ortodoxa- la fe termina por disolverse en las ideologías del momento.

La sabiduría de la inocencia

Con frecuencia, los adultos no somos felices, a causa de nuestra excesiva complejidad. Necesitamos de la inocencia de los niños para conocernos a nosotros mismos, e incluso para llegar a conocer a Dios.

San Rafael Arnáiz: la glorificación del «frustrado»

Una de las grandes enseñanzas de la vida del Hermano Rafael es ésta: la santidad no debe de confundirse con el perfeccionismo. Este último, el perfeccionismo, se caracteriza por centrar todos los esfuerzos en la materialidad de nuestras obras, de forma que las podamos culminar correctamente, sin error ni fallo alguno

El mundo del revés: ¡matar es un derecho!

En la sesión extraordinaria del Consejo de Ministros realizada el sábado, día 26, se ha aprobado el Proyecto de reforma de la Ley del Aborto, en el que se propone una mayor liberalización de este crimen, llegando a la aberración de considerarlo como un «derecho». La razón de ser de esta iniciativa es doble: una es la puramente ideológica; y, la otra, la tutela de las clínicas abortistas, para que el fraude generalizado que cometen actualmente, pueda tener amparo legal.

¡Benditos sacerdotes! (Test de «estima sacerdotal»)

Algunos han podido pensar equivocadamente que un Año Jubilar Sacerdotal es una cuestión interna del ámbito clerical. ¡Ni mucho menos! ¡Cuántas veces son los propios fieles los que nos recuerdan a nosotros, los sacerdotes, el don tan grande que hemos recibido!

¡Fiestas, sí; «pan y circo», no!

Vivimos en una permanente fiesta, está en marcha todo un plan estratégico, perfectamente diseñado, para cambiar los valores de nuestra civilización. Como alguien afirmaba con una gráfica expresión: «¡Están cambiando el agua de la pecera sin que se enteren los peces!»

Cuando el sentimiento anula la razón

De la misma manera que el impacto de unas imágenes y su efecto emotivo pueden llevar a la opinión pública a posicionarse en defensa de unos valores éticos, también puede ocurrir -y de hecho ocurre- exactamente lo contrario. Nuestra cultura actual, calificada por muchos como de «pensamiento débil», es fácilmente manipulable. ¡Es lo que ocurre cuando el sentimiento anula la razón!

De «reyes» y «mendigos» (sobre la muerte de Michael Jackson)

La vida y la muerte de Michael Jackson esconden la tragedia de toda una generación incapaz de alcanzar una libertad por la que suspira. ¿Hasta qué punto estamos marcados y condicionados por las heridas generadas por la desestructuración familiar? ¿En qué consiste la libertad: en hacer lo que queramos, o en querer lo que nos corresponde hacer?

Cerro de los Ángeles, el «epicentro»

La renovación de la Consagración de España al Corazón de Jesús que tendrá lugar el próximo domingo 21 en el Cerro de los Ángeles, nos ofrece la posibilidad de sumarnos a una «onda expansiva» de incalculable potencia. Como decían los clásicos, el bien es difusivo; y no existe un bien mayor que el Amor de Dios Padre manifestado en su Hijo Jesucristo.

«Toda rodilla se doble…» (Flp 2, 10)

El hecho de que en nuestros días se esté extendiendo la costumbre de permanecer de pie en el momento de la consagración en la Santa Misa, o de que se suprima alegremente la genuflexión al pasar ante el sagrario, no parece que sea algo casual o insignificante. La «herejía» más extendida en nuestro tiempo –la secularización- no se caracteriza tanto por negar verdades concretas del Credo, cuanto por debilitar la firmeza de nuestra adhesión a la fe. Da la impresión de que lo políticamente correcto fuese creer a «cierta distancia», sin entregar plenamente nuestro corazón.

¿Crisis económica o crisis moral?

Por desgracia, lejos de afrontar el problema de fondo, los responsables de la economía están dirigiendo a la población diversos llamamientos a reactivar el consumo, proporcionando para ello todo tipo de incentivos, como único medio para salir de la crisis. En vez de educar en el consumo necesario, creamos necesidades donde no las hay, para mantener unas expectativas económicas irreales. Por este camino, fácilmente podríamos salir de una crisis para entrar en otra…

Guiados por el Espíritu Santo

En efecto, determinadas exégesis de los textos evangélicos utilizan exclusivamente el método histórico-crítico, y desprecian o ignoran la exégesis canónica que la Iglesia ha realizado durante veinte siglos bajo la asistencia del Espíritu Santo. Quienes así proceden, parecen olvidarse de que el Magisterio de la Iglesia y los mismos santos, han sido inspirados y sostenidos en todo momento por la acción del Espíritu, para profundizar y predicar el misterio de Cristo.

Internet: Ángel y demonio

En realidad, hablando con propiedad, hemos de concluir diciendo que la red de Internet no es “bendita” ni “maldita”, sino que es el uso que hacemos del medio el que lo califica moralmente. Por lo tanto, más allá de los aspectos técnicos, la educación moral en el uso de Internet es imprescindible para que la red esté al servicio de la libertad humana

Adoremos

Estamos en una cultura pragmática en la que fácilmente despreciamos todo aquello que no tenga una practicidad inmediata y palpable. Cuando alguien invoca los valores espirituales, no es extraño que se le responda: “¡Eso no nos da de comer!”, o expresiones similares. ¿Para qué sirve “adorar”?

La niña del exorcista

Benedicto XVI ha tenido la “osadía” de recordarnos lo que es de sentido común… El problema está en que mientras que nuestras autoridades no tienen inconveniente en pedirnos que dejemos de fumar o que moderemos la velocidad de nuestro vehículo, por poner un ejemplo; sin embargo, por influjo de una obsesión pansexualista, son incapaces de reconocer la gran ayuda que la vivencia de la castidad presta a la salud pública.

Delito y Pecado

Delito y pecado no se identifican, pero son dos conceptos que se comunican, porque se fundamentan en una misma base ética. Por una parte, la identificación plena del delito con el pecado, conllevaría la negación del principio de autonomía del orden temporal, así como el principio de libertad religiosa.

Derechos humanos “torcidos”

Muy pocos se atreven hoy en día a cuestionar la formulación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Sería una estrategia impopular y abocada al fracaso. La táctica de nuestros días consiste en alejarse de aquel marco o, en última instancia, acoger su formulación, pero vaciándolo de su contenido original.

¡Eluana vive!

Eluana ha aportado su granito de arena para intentar despertar a esta vieja Europa de su letargo moral. Lo peor no es ya ser víctimas de la cultura de la muerte, sino entrar en un “coma espiritual” que nos lleve a la connivencia con los verdugos.

Cincuenta años en guerra contra el hambre

Sin necesidad de apuntar a nadie en concreto, tenemos que ser conscientes de que no todos los organismos que promueven el desarrollo del Tercer Mundo, están respetando la dignidad integral de las personas y de sus culturas.

Cuestión de conciencia (EpC: Sentencia del Supremo)

Tiene muy poco sentido el que sea un tribunal quien dirima si los contenidos de la EpC vulneran las convicciones morales de los padres. ¿Eso quién tiene que decidirlo: un tribunal o los propios padres? Si se niega a los padres ese discernimiento, en la práctica no se reconoce el derecho a la objeción de conciencia.

Con serenidad y fortaleza (a propósito del bus ateo)

Más allá de la ofensa a Dios y de la falta de respeto a las convicciones de los creyentes, es muy probable que, por esas “carambolas” de la providencia divina, esta campaña injuriosa acabe teniendo resultados beneficiosos en sus destinatarios

Cuando contemplo el cielo…

Una de las leyendas negras más extendidas contra la Iglesia Católica es la sospecha de que en su historia se ha comportado como enemiga de los avances científicos. La realidad es justamente lo contrario.

Jesucristo: Victoria del Amor

Al mismo tiempo que la cultura de la muerte parece imponerse, el mensaje de Cristo continúa abriéndose camino en nuestros días. Jesucristo se revela cada vez como más necesario y decisivo, para todos aquellos que buscan el sentido de la existencia.

Dignidad de los más inocentes

Hubo un momento en que Jesucristo, al igual que nosotros, fue un embrión. En el caso de que hubiésemos atentado contra Él, habríamos cometido el mismo crimen que los soldados romanos consumaron en el Calvario. Aun antes de nacer, ya desde el seno de María, Jesucristo nos ha revelado la dignidad de la vida humana.

Cinco razones para la Misa en Colón

Desde el criterio de la comodidad, nos sería mucho más fácil quedarnos en torno a la estufa, y en todo caso, participando de esa Eucaristía mediante la radio o la televisión. Pero como nuestro criterio de discernimiento no es la “apetencia” sino la “voluntad de Dios”, sugiero cinco razones en pro de la conveniencia de acudir a esa Eucaristía.

El cielo en casa

Poco importa que el “lugar” fuese tan pobre como un establo, y que al Hijo de Dios se le hubiesen negado los “espacios más dignos” de aquella ciudad. ¡Aquella cuadra era el Cielo, porque el Cielo es Jesús!

El Dios que se revela

¿Cómo pedirle al Padre que renuncie a hablar con quienes ha adoptado como hijos?, ¿Cómo puede resignarse Dios a la perdición eterna de aquellos a quienes ama, renunciando a la posibilidad de corregirles, mientras esto sea posible?

“Proyecto Raquel”

El drama del aborto alcanza su culmen cuando la madre -que de ordinario, suele tener una sensibilidad muy superior a la del padre- llega a percatarse de que su felicidad “murió” junto con su hijo.

Dejar a Dios en el banquillo

He aquí uno de los “dogmas” principales de nuestra actual cultura secularizada: las creencias religiosas pertenecen a la esfera de la vida privada, de forma que todo ciudadano tiene que dejar “aparcada” su religión cuando se trata de participar en la vida pública.

A ti, que eres joven… ¡Cristo te llama!

Al contrario de lo que muchos puedan pensar, la razón de ser de la Pastoral Juvenil no es la organización de actividades entretenidas para los jóvenes, sino un acompañamiento que conduzca al encuentro personal con Dios y que posibilite el discernimiento de la voluntad divina en la vida del joven.

El “camino” de Alexia

Ante este tipo de situaciones, pienso que los católicos debemos reaccionar con audacia y con paciencia. “Es preferible encender una luz que maldecir las tinieblas”, de modo que estamos ante una ocasión magnífica para dar a conocer la vida de Alexia y su maravilloso testimonio.

Curar enfermos, pero sin eliminar a nadie

Una vez ignorado o rechazado el principio moral que sostiene que el fin no justifica los medios, la suerte del ser humano es ya incierta… Todo depende de que formemos parte del colectivo de los seres humanos “destinatarios” o “beneficiarios”, o de que nos toque engrosar el número de los “utilizados” o “sacrificados”.

¿Y si fuese tu madre o tu hermana?

Una de las principales causas de la extensión del mal moral en nuestros días, es la despersonalización de las relaciones sociales. Es mucho más fácil y probable que el hombre falte al respeto de su prójimo, o le inflija un daño objetivo, cuando lo considera extraño y ajeno a su vida.

Ave Virgo audiens!

Ella escucha la Palabra y la recibe en pura fe; la medita y la conserva en su corazón; y consecuentemente, la hace vida y la transparenta en su actuar.

Sin origen ni meta… (Aborto y eutanasia)

De la misma manera que la manada abandona a su suerte a las reses envejecidas, o que determinadas hembras sacrifican a sus crías cuando se ven acosadas, así también en el género humano desprotegemos la vida humana.

Laicidad positiva y… ¡coherente!

¿Qué cabe pensar del hecho de que quienes acusan a la Iglesia de inmiscuirse en el orden temporal, violen luego sin escrúpulos todo principio de separación de poderes, politicen los órganos judiciales, controlen los consejos de entidades financieras, promocionen a funcionarios y militares según afinidades políticas.....

Promesas de libertad

Hemos de agradecer a Íngrid Betancourt su público testimonio de fe, en el que ha compartido con nosotros cómo Dios ha tocado su corazón. De una forma muy especial, le agradecemos que nos haya recordado, uno de esos tesoros olvidados de nuestra fe católica: las Doce Promesas del Corazón de Cristo.

María, llena de gracia

La auténtica belleza no es “apariencia”, sino “aparición”. En efecto, lo primero que captamos del misterio de Dios no es la verdad, sino la belleza. Y en un segundo momento, comprendemos que esa belleza es el esplendor de la verdad y de la bondad de Dios que sale a nuestro encuentro.

¡Vivan los niños con síndrome de Down!

¿Quién sería capaz de mirar a los ojos de estos niños y negarles su dignidad? ¿Quién se siente con derecho a definir y a establecer el concepto de “normalidad”, más allá del cual el derecho a la vida quedará sin protección?

Humanae Vitae, cuarenta años después

Es de justicia que concluyamos con un merecido homenaje a S.S. Pablo VI. El hecho de que promulgase esta profética encíclica en plena revolución de mayo del 68, es un signo elocuente de su fidelidad a la acción del Espíritu Santo, hasta el punto de ser considerado a su muerte como “mártir de la verdad”.

De la evolución a la involución: volvemos al mono

España está siendo utilizada como campo de experimentación de una ideología postmarxista que se caracteriza por su rebelión contra las raíces culturales de Europa, contra la antropología cristiana, contra la razón y contra la misma naturaleza

Lecciones de un cuento de la infancia

En medio de una sociedad en la que la figura del padre, e incluso el mismo sentido de autoridad están en plena crisis, existe una reacción alérgica hacia el Magisterio de la Iglesia

Antitópicos

Si hablamos…, algunos dirán que estamos polemizando innecesariamente o que estamos “entrando al trapo”. Si callamos…, otros concluirán que “quien calla otorga” o simplemente, que la Iglesia no es capaz de dar respuesta a las acusaciones que se le hacen

Todo por los hijos

Estoy seguro de que Dios bendecirá a los padres que han decidido declararse en “santa rebeldía” por el bien de sus hijos. No quieren engañarse una vez más, optando por el `mal menor´

La belleza salvará al mundo (el culto al feísmo)

¿Cómo tenemos que interpretar el enorme apoyo a determinados engendros estéticos, del estilo de esa canción tan manida, que últimamente se escucha en todas partes y a todas horas, por poner un ejemplo de nuestros días? No creo exagerar si digo que estamos ante una rebelión contra la belleza, la armonía y la elegancia, complaciéndonos en lo zafio, burdo y absurdo.

Pasión por Jesucristo (Tres años de Benedicto XVI)

En estos primeros años del Pontificado de Benedicto XVI, hemos comprobado que el Espíritu otorga a sus pastores, carismas y dones diversos en favor del Pueblo de Dios.

No somos dueños

La la Iglesia no está para contemplar las ideologías del momento, sino para predicar una mensaje que trasciende tiempos y lugares.

«Dejarse amar por Dios»: el legado de Juan Pablo II

Que no nos quepa duda de que el acto más determinante realizado en el largo recorrido de Juan Pablo II fue su amor a Jesucristo y a todos y cada uno de nosotros, por amor a Él