Los gentiles contra la Iglesia

En esta situación el conflicto del cristianismo con el Estado pagano es en el que nos hayamos en el presente. Parece que los gentiles de compases triangulares con ojeras están ganando una nueva batalla, y puede que pasados los años la ganen del todo y los cristianos, y católicos en especial, tengamos que volver a las catacumbas.

28/06/09 2:27 PM | Imprimir | Enviar

Hubo un tiempo en que el Cristianismo abandonó su existencia de gueto religioso, intelectual y de vida. Y fue convirtiéndose en una sólida comunión de fe para una gran mayoría de ciudadanos en todo el mundo que -creyesen o no- consideraron como buena, sana, justa y esperanzadora la propuesta de vida cristiana con sus valores, moral y modo de concebir y entender al ser humano, a la sociedad y al Estado.

Un buen día, algunos gentiles, que se creían los más perfectos de la humanidad, observaron que con el triunfo del Cristianismo ellos ya no eran el centro del mundo. Sus propuestas filosóficas, sus construcciones económicas y políticas habían pasado a un segundo plano ante la fuerza de la Fe Cristiana. Además, la Iglesia Católica no cesaba en denunciarles[1]. Con  el paso del tiempo el nerviosismo de los vanidosos,  engreídos y fatuos gentiles fue incrementándose. La respuesta de estos gentiles fue diseñar un proyecto o programa de destrucción de la Iglesia. Proyecto de largo tempo con una serie fases a través de las cuales el ataque fuese incrementándose hasta la destrucción final de la Iglesia.

La primera fase fue de propaganda masiva contra la Iglesia, la moral y la propuesta de vida cristiana. Utilizaron todos los resortes y medios que el control del poder económico y político les permitía así como nuevos medios de comunicación, que pronto pasaron a denominarse “de masas”. Estos gentiles fueron inculcando en el pueblo la idea de que la Iglesia y sus sacerdotes y creyentes eran los culpables del estado de penuria material y cultural en que esos propios gentiles les mantenían. La machacona propaganda dirigida desde las instituciones estatales y paraestatales, acabaron transformando la mentalidad social hacia la Iglesia y los católicos.

Pese a la gran labor social y cultural que durante tantos siglos la Iglesia llevaba realizando, el odio sembrado contra ella en mentes y corazones germinó y maduró, y los gentiles pasaron a la segunda fase del programa. El ataque directo y físico contra la Iglesia y los católicos de cualquier índole (sacerdotes, monjas, hombres, mujeres, niños, ancianos). Fue una fase (en España, 1821-1989) muy intensa de persecuciones y de pruebas y de muestras de fe hasta dar la vida por Jesucristo. También fue una etapa de destrucción del enorme patrimonio cultural realizado y conservado por la Iglesia (bibliotecas y archivos, pinturas y esculturas, templos y edificios de gran valor y belleza).

Los historiadores hemos calculado que en los últimos años de esta fase y sólo en España (1936-1939) unos 8.000 sacerdotes, religiosos y seminaristas fueron asesinados. A estos abría que añadir los católicos laicos que fueron exterminados por su fe en Jesucristo. Pero Dios no abandona y Él siempre acaba triunfando. De esta fase surgió una Iglesia fortalecida en la sangre sacrificial de tantos y tantos mártires que siguieron el ejemplo de Jesucristo.

Ante su derrota los gentiles optaron por cambiar de estrategia: primero, se recluyeron en sus asambleas para reorganizarse y planear el contraataque; segundo, optaron por utilizar los resortes que el sistema democrático dotaba a la comunidad política para volver a la legalidad en todos los países e infiltrarse en las instituciones económicas, culturales, políticas hasta controlarlas y socavarlas desde dentro. La Iglesia no fue ajena a este proceso de infiltración, situación llevó al Papa Pablo VI a determinar que:

"De una fisura el humo de satanás ha entrado en el templo de Dios: la duda, la incertidumbre, lo problemático, la inquietud, el descontento ocurre a diario (...) Nosotros hubiésemos creído que al día siguiente del Concilio hubiese sido un día de sol para la Iglesia.  Pero encontramos nuevas tormentas.  Nosotros buscamos cavar nuevos abismos en lugar de rellenarlos" (29 de Junio, 1972).

El cardenal Virgilio Noé, responsable de la liturgia vaticana durante el pontificado del Pablo VI, en una entrevista al portal Roma Petrus, asegura que el Papa se refería a todos esos sacerdotes, obispos y cardenales que no adoran correctamente a Dios, debido a una interpretación equivocada del Concilio Vaticano II, queriendo distorsionar la figura y mensaje de Jesucristo, la liturgia y la moral y vida cristiana.

Personalmente estoy convencido de que la actual interpretación que se hace del Concilio Vaticano II está, por lo general, equivocada y es la interpretación que esos gentiles nos han impuesto. De momento, la Iglesia no sabe cómo retroceder y desandar lo andado, aunque Benedicto XVI algunos tímidos pasos da en esta línea. Desde este artículo le animo a dejar de lado esa timidez y que vaya ya, del todo, abiertamente, contra esta caterva servidora de satanás infiltrada en nuestra Santa Madre Iglesia.

Una vez retomado el control de las instituciones económicas, políticas, culturales y los medios de comunicación los gentiles reprendieron la estrategia de la propaganda de masas, con técnicas de desinformación (manipulación de datos, estadísticas, propagación de mentiras y falsedades o exageración de los pecados de algunos miembros de la Iglesia).

El objetivo era triple: por un lado, volver a transformar el consciente y subconsciente individual y colectivo de La Christianitas (sobre el hombre y la mujer, su origen, los medios y los fines, la vida y la muerte, la sexualidad, las relaciones humanas, los bienes materiales y espirituales) implantando nuevas valoraciones sobre el ser humano y el mundo que le rodea. Por otro lado, se trataba, de presentar todas estas nuevas valoraciones como buenas, provechosas, coherentes y democráticas. Al mismo tiempo, se preveía la oposición privada y pública de la Iglesia y los católicos a estas nuevas valoraciones por lo que se trataba, también, de presentarles como reaccionarios, retrógrados, obcecados antidemócratas y obstáculos para el progreso de la humanidad.

En esta situación el conflicto del cristianismo con el Estado pagano es en el que nos hayamos en el presente. Parece que los gentiles de compases triangulares con ojeras están ganando una nueva batalla, y puede que pasados los años la ganen del todo y los cristianos, y católicos en especial, tengamos que volver a las catacumbas. Pero debemos tener presente y esos gentiles -de compases y triangulares ojeras- deben también saber, que la guerra que empezó con la sublevación de lucifer contra Dios, esa guerra la tenemos ya ganada y les destruiremos y ellos acabarán con sus almas en el Infierno junto a su adorado satanás.

Antonio Ramón Peña Izquierdo, historiador

Nota: me niego a poner en mayúscula los citados nombres demoníacos.

 


[1] Por ejemplo, condenas de Benedicto XIV, Providas, 18 mayo, 1751; Pío VII, Ecclesiam a Jesu Christo, 13 septiembre, 1821; León XII, Quo Graviora, 13 marzo, 1825; Pío VIII, Traditi Humilitati, encíclica, 24 mayo, 1829; Gregorio XVI, Mirari Vos, encíclica, 15 agosto, 1832; Pío IX, Qui Pluribus, encíclica, 9 novoviembre, 1846; León XIII, Humanum Genus, encíclica, 20 abril, 1884; León XIII, Dall'alto dell'Apostolico Seggio, encíclica,15 de octubre 1890; León XIII, Inimica Vos, encíclica 8 diciembre, 1892; León XIII, Custodi Di Quella Fede, encíclica 8 diciembre, 1892; Canon 2335 (Código de Derecho Catónico, 1917), Canon 1374 (Código de Derecho Canónico 1983); Documento Declaración de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, el 17 de febrero, de 1981 y de 26 de noviembre, 1983 (firmado, Cardenal José Ratzinger, prefecto); Declaración de 21 julio de 1980 (Conferencia Episcopal Alemana);

 

7 comentarios

Buenisimo artículo. Me ha encantado, deseo más artículos suyos.
No tiene comentarios porque no lleva polémica. Pero le pido que escriba más.
Dios os bendiga
28/06/09 8:45 PM
Comentario de María
Es total, describe el proyecto, objetivos y fines, fases y etapas y sus objetivos parciales y los medios utilizados en cada fase, así como las victorias y derrotas y los viejos y nuevos ataques. Es la genial descripción de una guerra. En unos cuantos párrafos ha quedado perfectamente dibujada la guerra universal e intemporal del Mal contra el Bien hasta la segunda venida de Jesucristo y el juicio final y el triunfo definitivo del Bien. Grancias Sr. Peña
28/06/09 9:10 PM
lo mismo hicieron con los Caballeros de la Orden del Temple,años antes de destruirla los hombres de Felipe lV se dedicaron a sembrar toda clase de falsos rumores para que nadie saliera en su defensa.
28/06/09 11:58 PM
Por si alguien desea mas información.El caballero del Templo de Jose Luis Corral.
29/06/09 12:02 AM
El humo de satanás ha entrado en el Templo de la Iglesia. Entiendo que el "humo" no es la Iglesia.
Una parte de ese "humo" es a mi parecer el panteismo, del que apenas se habla: El hombre o la humanidad es Dios.
Mientras esto lo piense un santón casi nada nos afecta, pero si esto lo piensa un dirigente político: intentará, como somos sólo un invento de su mente, nuestro dominio a través de diversos poderes. Pero para poder dominar al hombre es necesario animalizarlo, y en ese proceso estamos, pero no deja de ser un proyecto diabólico o humano. Como en la cruz, el plan que se realizará será el de Dios; pese a las apariencias.
¡Animo! "Por eso, alegraos, cielos y los que en ellos habitáis. ¡Ay de la tierra y del mar! porque el diablo ha bajado a vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo" (Ap.12,12)
29/06/09 11:07 AM
Comentario de Fraterno
Excelente articulo, le felicito. Continúe deleitandonos con su clarividencia y discernimiento. Gracias
29/06/09 6:15 PM
Comentario de isabel
ojala tengan que volver a las catacumbas y nos dejen de comer la cabeza.
29/12/09 12:51 AM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

InfoCatólica necesita su ayuda

InfoCatólica necesita tu ayuda. Haz click para verlo a tamaño real

Pulsa en la imagen para verla a mayor tamaño

Opinión

Monseñor Demetrio Fernández

Hágase en mí según tu palabra, por Monseñor Demetrio Fernández

Raúl Hasbún

Encuestas, por Raúl Hasbún

Pedro Trevijano Etcheverria

La vocación consagrada, por Pedro Trevijano Etcheverria

Ver todos los artículos►

Librería Balmes

De María a María Mary's Land. Tierra de María

Conferencias de espiritualidad

(146) Vida nueva Utopías profanas 7

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral


Sugerencias de libros

.

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo


Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso