Artículos de Jaime Antúnez Aldunate en InfoCatólica

Jaime Antúnez Aldunate

Doctor en Filosofía, Profesor e investigador de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Fundador y director de la Revista Humanitas, Miembro de número de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales del Instituto de Chile

Sínodo de la Familia

Conviene estar atento, a fin de que estas especies de dialécticas moralístico-relativistas y otras fórmulas de banalización ideológica de lo que es muy serio, no vuelvan ahora también a afligir conciencias y a confundir espíritus.

Cuánto y cómo resiste la familia

El cambio que viven ante nuestros ojos las instituciones sociales tiene el timbre inequívoco de lo global. Por su rango económico, comercial y apolítico transgrede los límites políticos y las fronteras de los Estados. Bajo ciertos ángulos podría decirse que es el economicismo llevado a su máxima expresión. Abarca el intercambio de información, de capitales, de productos industriales e incluso de estilos de vida, siempre mediante la abstracción de la realidad reducida a lo numérico, considerando a la competencia como su fuerza motriz. Al menos en Occidente, ningún régimen, aunque fuese totalitario, estaría hoy en condiciones de hacer frente a esa presión.

Magisterios paralelos o «antimagisterios»

Nadie con sentido común postularía ser necesario defender la persona ni la obra del venerable Papa Juan Pablo II frente a las diatribas del P. Berríos, por mucho que nos duelan y ofendan.

Lo que escucharon 60 millones de ingleses

Cuando en el siglo primero Pablo de Tarso visitó el areópago en Atenas, la realidad que enfrentó no era muy distinta de la que en este caso nos impresiona. Entre burlas de muchos, dijo a esos atenienses –quienes elevaban altares «al dios desconocido»– que venía él para anunciarles a aquél que sin conocer adoraban.

Diatribas del P. Berríos

Más que en la fuerza de una verdad que puede sonar incómoda, sus argumentaciones se apoyan en recursos mediáticos de fácil circulación. Hay aquí otra cosa en la que sí creo verdaderamente urgente reparar, dado el momento que vive la Iglesia Católica: esa necesaria reforma de la inteligencia y del corazón en la Iglesia, de la que podrá seguir una reforma moral, un nuevo florecimiento de la santidad y de la misión, fuerte, alegre, martirial.