27.12.23

El P. Ibáñez Langlois sintetiza brevemente las ideas de su libro La Virgen María. Un bosquejo de su vida

P. José Miguel Ibáñez Langlois. Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, y Doctor en Filosofía por la Universidad Lateranense de Roma. Ordenado sacerdote desarrolla su labor pastoral en los medios universitarios de Santiago. Ha enseñado Teología Espiritual, Antropología Filosófica y Teoría Poética en diversas universidades chilenas y extranjeras. Es miembro de número de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales, y ha sido miembro de la Comisión Teológica Internacional. Profesor y capellán de la Universidad de los Andes. Poeta, teólogo, periodista y crítico literario chileno, conocido por su seudónimo Ignacio Valente. Dueño de una amplia cultura humanista, es reconocido como uno de los más renombrados críticos literarios chilenos, autor de decenas de libros y miles de artículos.

¿Por qué ha decidido escribir un bosquejo sobre la vida de la Virgen María?

Porque llevo toda una vida meditando sobre ella, y ya era hora de poner algo por escrito.

¿Por qué no son muchas las narraciones de la vida de María que se circunscriban a los datos de la Escritura?

Porque es mucho más fácil escribir sobre ella en términos devocionales, novelescos o eruditos, que en esta forma a la vez narrativa y apegada a los Evangelios.

¿Quizá se podría decir que la Sagrada Escritura no nos da excesivos datos sobre su vida?

En efecto, son pocos esos datos duros, y siempre en función de Cristo. Pero son de tal intensidad, que contienen mundos enteros de fe, de esperanza y de amor.

Aunque repasando los capítulos del libro la Santísima Virgen, está siempre presente en los aspectos claves de la vida de Cristo y en el nacimiento de la Iglesia…

Es que así está Ella, de modo explícito en esos momentos clave, a plena luz, pero en el claroscuro del segundo plano siempre podemos divisarla junto a su hijo.

¿Por qué la vida de la Virgen es una fuente inagotable para la meditación y la imitación?

Porque ella es la criatura más tierna, más heroica y más encantadora que haya habido en este mundo. Y porque su vida oculta inspira nuestra vida común y corriente de cada día.

Leer más... »

26.12.23

Estamos más orgullosos que nunca de la Cueva de Belén y del Rosario de Ferraz, sí señora Sánchez

Hace un mes la vicepresidenta de las Cortes regionales de Castilla y León, la socialista Ana Sánchez, que se dice cristiana, colgó en sus redes sociales una publicación burlándose de las personas que rezan el Santo Rosario en la calle Ferraz.

“Por favor, que vuelvan a la cueva pronto o al final nos dan agujetas de reír”, con el emoticono de una carcajada.

La masonería y sus lacayos siempre han hecho alarde de su impiedad y desprecio a las verdaderas tradiciones católicas y nos quieren dar gato por liebre, presentando un sucedáneo de religión filantrópica que en el fondo elimina a Dios de sociedad, mientras, paradójicamente, promueve incumplir sus leyes divinas.

Pues sí, señora Sánchez. Los católicos estamos en la Cueva. Y estamos muy orgullosos de ello, puesto que no olvidamos que Dios nació en una Cueva, en el Portal de Belén, algo que hemos celebrado hace poco, mal que le pese a gente como usted, que quieren reducir la Navidad a las fiestas de invierno o del consumismo pagano. El Rey del Universo quiso nacer de la manera más humilde para darnos ejemplo.

Mientras Dios nacía en una cueva, los palacios del poder de la época los ocupaban personajes infames como Herodes, el de la matanza de los Inocentes. Probablemente la señora Sánchez y su partido sientan una gran admiración por Herodes, el precursor del aborto. Al final Dios venció y Herodes fue barrido. Su final fue horrible, por cierto.

A la Santísima Virgen María, Reina y Señora de todo lo creado, no se le han caído los anillos celestiales por bajar de los cielos a Cova de Iría (Fátima) ni a la gruta de Massabielle (Lourdes) por nombrar 2 de las apariciones marianas más universales. Ha encontrado su complacencia en unos humildes niños, unos pastorcillos con el alma inocente.

Leer más... »

24.12.23

La conversión de Santa Teresita la noche de Navidad. Pidamos la misma gracia FELIZ Y SANTA NAVIDAD

A pocas horas de que sea Navidad publico este post con el deseo de que el Divino Niño otorgue muchas gracias a los lectores en esta santa noche. Y os deseo de corazón UNA SANTA Y FELIZ NAVIDAD.

—-

En la Nochebuena de 1886, días antes de cumplir los catorce años, Teresita de Lisieux recibe una gracia que va a transformarla interiormente. Ella misma nos lo ha relatado con sus propias palabras. En la Nochebuena, contemplamos la maravilla del Dios que sale de sí y se hace carne humana. En esa noche, el 24 de diciembre de 1886, la jovencita aspirante a carmelita descalza acogió el don de salir de sí misma para siempre. En esas mismas horas pero en París, acontecía la conversión de Paul Claudel en Notre Dame y Charles de Foucauld celebraba su primera Navidad como convertido:

«No sé cómo podía ilusionarme con la idea de entrar en el Carmelo estando todavía, como estaba, en los pañales de la infancia…

Era necesario que Dios hiciera un pequeño milagro para hacerme crecer en un momento, y ese milagro lo hizo el día inolvidable de Navidad. En esa noche luminosa que esclarece las delicias de la Santísima Trinidad, Jesús, el dulce niñito recién nacido, cambió la noche de mi alma en torrentes de luz… En esta noche, en la que él se hizo débil y doliente por mi amor, me hizo a mí fuerte y valerosa; me revistió de sus armas, y desde aquella noche bendita ya no conocí la derrota en ningún combate, sino que, al contrario, fui de victoria en victoria y comencé, por así decirlo, «una carrera de gigante».

Leer más... »

El Cardenal Omella responde a Calderón y le felicita por vivir la fe asumiendo todas las consecuencias

El pasado 12 de noviembre un grupo de católicos decidieron, en mitad de las protestas de Ferraz, rezar el Santo Rosario. Su responsable, Jose Andrés Calderón, nos explicó que el motivo principal de esta decisión radicaba en la defensa de la unidad católica de España y reivindicar el papel de los católicos en la vida pública.

https://www.infocatolica.com/blog/caballeropilar.php/2311200134-jose-andres-calderon-los-rosa

El lunes 27 recibió el organizador del Rosario una comunicación del Delegado del Gobierno de Madrid en la que se le prohibía el rezar en la vía pública. Calderón, al entender que un católico debe hacer caso omiso a “prohibiciones manifiestamente tiránicas”, desobedeció las órdenes gubernamentales y oró en las escaleras del Santuario del Inmaculado Corazón de María. Como contrapartida, se encuentra todavía a la espera de que le lleguen una o varias multas por incumplimiento de la ley de seguridad ciudadana.

El Cardenal Omella, tras ser preguntado en el Nuevo Economía Forum, sobre lo que ha sucedido en Ferraz respondió: “Luego las personas que rezan y que piden, yo que sé lo que pide cada persona en su conciencia… allá ellos y sus grupos. |…| Lo que no vamos a hacer es batallas políticas y batallas de hacer caer gobiernos. Nosotros propondremos valores que hay que defender y ya está. |…| Eso es lo propio de un cristiano y un ciudadano democrático”.

El 15 de diciembre Jose Andrés Calderón decidió mandar una carta al Presidente de la Conferencia Episcopal explicando todo lo que había sucedido en el Rosario y las razones que les llevan a ir cada tarde a Ferraz. Calderón escribió que “uno no debe tener nunca miedo a hacer algo cuando sabe que es lo correcto. No se puede tener temor a las consecuencias derivadas demostrar tu amor a la Virgen María y a Jesucristo”. Expuso al Cardenal que “los católicos debemos, más que nunca, estar unidos para defender la Verdad y el mensaje de Dios”.

https://www.infocatolica.com/blog/caballeropilar.php/2312150906-carta-abierta-de-jose-andres

El Cardenal Omella ha decidido contestar al joven católico. Este es el contenido íntegro de la carta:

“Apreciado D. Jose Andrés

Agradezco enormemente su carta. Quiero que sepa que respeto las decisiones de las personas y grupos que actúan en conciencia para rezar, reunirse, reflexionar, etc.

El sentido de mis palabras, a las que usted alude, no era otro que la afirmación de que la Iglesia, en cuanto institución, no tiene la misión de destituir Gobiernos, sino de ser canal de diálogo para construir un mundo justo, libre y en paz, donde quepan todas las opciones democráticas.

Le felicito por vivir la fe en profundidad y con todas las consecuencias. No pretendo juzgar ni condenar las decisiones que se toman en conciencia delante de Dios.

Cuente con mi aprecio por su persona. Le ruego que no deje de rezar por mí; yo lo haré por usted.

Con todo afecto,

Cardenal Juan José Omella”.

Leer más... »

23.12.23