Una sentencia por la Vida

Hace ahora 7 meses comentaba en un artículo las conclusiones del abogado general del tribunal de Justicia de la Unión Europea, Yves Bolt, sobre el caso de Greenpeace contra el empresario biogenético alemán Oliver Brüstle, a cuenta de su intento de patentar cierta línea de células troncales embrionarias.

Hace pocos días Infocatólica se hacía eco de la sentencia definitiva sobre el caso, publicada el día 18 de octubre, que en líneas generales da la razón al abogado general, aunque introduce algún que otra matización, complaciente con la autonomía jurídica de los estados miembros. No obstante, resulta sumamente interesante repasar los fundamentos de derecho y las conclusiones del alto tribunal europeo, pues su implicación ética a nivel de las futuras legislaciones va a ser grande. Haré una comparación de estas conclusiones con la legislación española, particularmente con la vigente ley de reproducción asistida, 14/2006 (epígrafe 9292, páginas 19947 a 19956).

Basándose en el artículo 53 del Código penal europeo, en su apartado “a” (las invenciones cuya publicación o explotación sea contraria al orden público o a las buenas costumbres no recibirán la concesión de la patente europea), y considerando las divergencias y disparidades sobre protección jurídica en el ámbito de la investigación genética entre legislaciones nacionales de los países miembros, el tribunal emite las siguientes consideraciones:

1- En su apartado 6/16 recuerda que la directiva europea sobre patentes ha de respetar los principios fundamentales que garantizan la dignidad e integridad de las personas, reafirmando que el cuerpo humano, en todos los estadios de su constitución y desarrollo, incluidas las células germinales o la secuencia parcial de un gen, no es patentable.

2- La directiva (apartado 6/38) se considera autorizada a orientar a legisladores o jueces sobre la interpretación en cuanto a la afectación de una patente al orden público o la moralidad. Excluye los procedimientos que violen la dignidad humana, poniendo como ejemplo “evidente”, la creación de híbridos de seres vivos a base de mezclas de células germinales o totipotentes de personas y animales (diferencia entre ambos, y no es anotación baladí, dado el avance importantísimo del animalismo en el pensamiento contemporáneo dominante).

Cabe recordar que la ley española sobre técnicas de reproducción asistida 14/2006, en su artículo 26, apartado c.7 (infracciones muy graves), sí autoriza tales hibridaciones, siempre que sean ensayos permitidos por la autoridad competente.

3- En el apartado 6/42 la directiva establece que “la utilización de embriones humanos con fines industriales o comerciales debe quedar también excluida de la patentabilidad”.

La ley española, en su capítulo 4, artículo 15, en el que desarrolla el uso de embriones para la investigación, no pone ninguna limitación en ese sentido al uso de células embrionarias, pudiendo emplearse los resultados de la investigación con fines comerciales.

4- Trae a colación el derecho alemán (país donde originalmente se vio este proceso), cuya ley de protección de embriones Embryonenschutzgesetz en sus artículos 1.1, 2.1 y 2.2 sanciona penalmente la fecundación de óvulos o su conservación con un fin distinto de inducir el embarazo en la mujer, así como la venta o cesión de embriones humanos concebidos in vitro.

La ley española dedica todo el capítulo IV a la autorización de estas prácticas, de la cual solo prohibe la cesión de embriones con ánimo de lucro, permitiendo todo lo que la ley alemana sanciona.

5- El núcleo de la cuestión es la pregunta del alto tribunal alemán al tribunal europeo (apartado 23), en el sentido de “¿qué debe entenderse por embriones humanos?” a propósito de las células que forman parte de los mismos en su fase de blastocisto, tanto totipotenciales (pueden dar lugar a un individuo completo) como pluripotenciales (pueden dar lugar a una o varias lineas celulares, pero no a un individuo completo). También se añade a la pregunta la consideración de los óvulos con núcleo transferido por clonación y los estimulados mediante partenogénesis.

A estas preguntas el tribunal europeo responde con las siguientes afirmaciones:

Apartado 32. La explotación de material biológico de origen humano se inscribe en el marco del respeto de los derechos fundamentales y en particular en el de la dignidad humana, antes que en el de la investigación biotecnólogica, a la que antecede.

Apartado 33. Califica de contrarios al orden público y a la moralidad los procedimientos de clonación de seres humanos, la modificación de identidad genética de las células germinales o el uso de embriones humanos con fines comerciales o industriales.

Apartado 38. Todo óvulo humano a partir de la fecundación debe ser considerado embrión humano, habida cuenta de que la fecundación puede iniciar el proceso de desarrollo de un ser humano. Asimismo al clonado o al sometido a partenogénesis. Cada juez nacional deberá decidir si una célula madre obtenida a partir de un embrión humano en fase de blastocisto constituye un embrión humano a la luz de los avances de la ciencia (se entiende que si se puede demostrar que es totipotente, “es” un embrión humano).

Apartado 46. Solo las investigaciones que vayan encaminadas al uso de fines diagnósticos o terapéuticos del propio embrión, se consideran objeto de patente, es decir, se autoriza su comercialización y desarrollo industrial.

Apartado 52. Prohibe la patentabilidad de cualquier intervención que precise la destrucción de embriones humanos o su empleo como materia prima.

El primerísimo punto ante el que quiero llamar la atención al lector es que en todo el texto no se emplea en ningún momento el término preembrión, únicamente se habla de embriones humanos a partir de la fecundación del óvulo. El término preembrión no tiene ninguna base científica ni apoyo en el conocimiento médico en embriología, y es un invento taxonómico ya obsoleto, creado precisamente por investigadores de la industria biotecnológica en un intento de lograr un amparo legal, al excluir al embrión en sus primeros 14 días de las garantías legales que amparan al ser humano no nacido, por el expediente de despersonalizarlo a base de ponerle otro nombre.

Pues bien, precisamente nuestra ley española de 14/2006 emplea el término preembrión, en su capítulo I, artículo 1.2: “En primer lugar, define claramente, con efectos exclusivamente circunscritos a su ámbito propio de aplicación, el concepto de preembrión, entendiendo por tal al embrión in vitro constituido por el grupo de células resultantes de la división progresiva del ovocito desde que es fecundado hasta 14 días más tarde”. A partir de ahí gira toda la legislación que permite manipular los embriones menores de 14 días, implantarlos, congelarlos, destruirlos o cederlos para todo tipo de investigaciones sin apenas control alguno, y sin restricciones expresas, mientras se mantiene la protección formal a los mayores de 14 días, o sea, los que no interesan a la industria. Es decir, lo opuesto totalmente a la sentencia del tribunal europeo de octubre de 2011.

En un médico (o un biólogo), leer las conclusiones de esta sentencia despierta la misma sonrisa que produciría a un matemático escuchar a un tribunal emplear 40 folios y 300 referencias para afirmar categórica y solemnemente que el área del cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de las áreas del cuadrado de los catetos. Ya sabíamos que un embrión humano es un óvulo fecundado. En mi libro de embriología de la carrera, viejo de 20 años, se daba por descontada ese axioma, y su autor debe estar asombrado de que un tribunal haya necesitado miles de pruebas y expedientes para llegar a tan sencilla conclusión.

Naturalmente, lo positivo y trascendente de esto es que pone un freno y condena retrospectivamente tres lustros de investigación lucrativa inmoral de la industria biotecnológica y farmacéutica, que fabrica embriones, que los destruye para obtener células madre que intenta patentar, desatada gracias a las legislaciones que en los años 80 del siglo pasado permitieron el festival de fecundaciones in vitro, la acumulación de embriones “sobrantes” (repugnante término, que por cierto también emplea la ley española 14/2006), y su consecuente cesión o venta encubierta a la industria para emplearlos como materia prima.

No tenga la más mínima duda el lector de que esa industria mueve muchos miles de millones de euros al año y conforma, obviamente, un grupo de presión (eso que ahora se ha dado en llamar lobby) que tiene presencia en todas las instituciones, en todos los gobiernos y en todas las legislaciones, empleando todo tipo de métodos para que se les permita usar a los indefensos seres humanos en fase de embrión, bien abandonados por sus padres, bien fabricados como piezas de recambio, en su afán por buscar la piedra filosofal de la curación de enfermedades por medio de células madre provenientes de embriones. Y para patentar esa curación y venderla, por supuesto, que no otro es el fin de tales empresas. Y ganar así muchos más millones de euros.

Actualmente, el fracaso de la investigación con células embrionarias, ninguno de cuyos estudios ha pasado jamás de las fases de ensayo clínico, y el más que evidente futuro en las células madre adultas, que ya están curando a día de hoy enfermedades, ha conducido a que esa misma industria diversifique sus inversiones. No obstante, siguen intentando poder disponer legalmente de los embriones humanos baratos, para lo cual además han contado durante mucho tiempo con la complicidad acrítica, en muchos casos bien pagada y en algunos casi histérica, de los medios de comunicación modernistas, para los cuales la convergencia de un supuesto avance científico con la oposición de la enseñanza cristiana era un reclamo demasiado irresistible. ¿Cuántas veces se vapuleo a los católicos en las editoriales, los artículos y las tertulias de diarios, radios y televisiones? ¿Cuántas veces se sacó a pasear a Galileo, al darwinismo o al tribunal de la Inquisición cuando la Iglesia advertía de la inmoralidad de emplear seres humanos como si fuesen objetos fabricados? ¿Cuántas veces no hubo voces dentro de la propia Iglesia críticas con la defensa que el Magisterio hacía de los más débiles, en aras a un supuesto “mal menor”, o por puro miedo a ser señalados por el Mundo? ¿Cuántos buenos católicos, por desconocimiento y engaño, han callado o se han avergonzado cuando los ignorantes seguidores de la cultura de la muerte les han atacado con este tema?

No es sorprendente que esta noticia haya ocupado muy poco espacio en la prensa y haya pasado prácticamente desapercibida en los informativos de nuestras estupendas cadenas televisivas patrias, que no dudan en dedicar una portada a la noticia de un sacerdote sorprendido con fotos de niños en su ordenador. El papanatismo es tal que la aparición de Greenpeace (icono políticamente correcto) como parte acusadora y la de un industrial (villano políticamente correcto) como acusado, hace que los falsamente llamados progresistas muevan la cabeza y digan ahora que está mal enriquecerse con la investigación de embriones. ¡Hipócritas! ¡Guías ciegos de otros ciegos! ¡Sacralizadores de premisas y condenadores de consecuencias!. ¿Qué otra cosa sino el lucro y la comercialización de la muerte de seres humanos iban a provocar la despersonalización del embrión y todas vuestras campañas sobre “las células madre resolverán el Parkinson en 5 años, pero los curas se oponen” que tuvimos que aguantar hasta la náusea durante los años 90?. Aceptando cualquier medio, por indigno que fuese para conseguir un supuesto buen fin, sin evidencia científica ninguna de lo que decíais; presionando y sobornando a periodistas y legisladores; manipulando sin decencia la esperanza y el dolor de las asociaciones de enfermos crónicos, prometiéndoles mentiras para lograr su apoyo; difamando, descalificando e insultando a quién no tragaba la rueda de molino. No hubo otro fin desde el principio que los beneficios de la industria, ni otra demostración que vuestro desprecio por la vida y la dignidad del ser humano, ni otro objetivo que hinchar vuestra arrogancia y justificar vuestro odio hacia los principios superiores que van más allá del utilitarismo (“me sirve, lo uso; caiga quién caiga”) que impregna la médula de nuestra sociedad hasta el tuétano. Para colmo, empleando argumentaciones acientíficas, a vosotros, que tanto os gusta alardear de ciencistas.

Esta sentencia, aunque tardía, sirve a la Verdad, y repara en parte todo el inmenso daño que se ha permitido hacer, esos millones de seres humanos abandonados y convertidos en carne de cañón, peor tratados que los asesinos o las bestias ponzoñosas. Abandonados por malicia e interés de unos, por inmoralidad cómplice de otros, por desidia de la mayoría (la ignorancia no exime cuando el conocimiento está al alcance y no se hace ningún esfuerzo por adquirirlo).

El tribunal europeo ha descubierto que la vida humana comienza con la fecundación del óvulo, que no es lícito emplear un embrión para otra cosa que no sea su fin natural de la gestación y la vida, que destruir un embrión es un homicidio, que solo se pueden autorizar intervenciones sobre el embrión que sirvan para diagnosticar y curar sus propias enfermedades, no como instrumento para otros fines. Bien está, aunque se hubiesen ahorrado todos los errores de haber escuchado desde el principio lo que enseña Cristo por boca de su Iglesia: “la vida es sagrada, ningún fin por elevado que sea justifica matar a un solo inocente”. Al menos a partir de ahora habrá una sanción legal europea a la defensa de la vida y la dignidad humana del no nacido.

Sinceramente, tengo pocas esperanzas de que las legislaciones europeas permisivas con la industria del embrión (entre las que destaca España) vayan a modificar a corto plazo sus legislaciones, pero al menos les queda ahora a los defensores de la vida la esperanza de apelar al Tribunal Europeo, pidiendo su amparo en vista de la jurisprudencia que sienta con esta sentencia. Sólo Dios sabe cuando superaremos esta nefasta filosofía antiembrionaria, anclada en presupuestos tan anticuados como la falsa creencia de que el embrión forma parte del cuerpo de su madre, y por tanto ella decide sobre su vida o muerte, o el impresentable concepto de preembrión, que ya nadie emplea salvo los legisladores españoles. Sólo Él sabe cuando la búsqueda de la Verdad y de la Virtud en nuestra sociedad superara esta desoladora época de materialismo, utilitarismo y nihilismo social, que no son sino la egoísta deificación de los propios intereses y los propios apetitos.

_

http://40diasporlavida.es/
_


Ayuda a InfoCatólica


_
Se permite la reproducción (inmodificada) parcial o total de este artículo, siempre que se haga de forma libre (lo que gratis recibisteis, gratis dadlo) y se haga constar el nombre del autor, la bitácora y el portal que lo aloja.

13 comentarios

  
Ano-nimo
Luis:

Estupendo artículo. Poco a poco las cosas volverán a su cauce, es cuestión de tiempo, aunque ciertamente mucho inocentes queden por el camino. Y desde luego se tiene que continuar batallando sin dejar que cunda el desánimo.

Muchas gracias por traernos estas noticias, de las que desde luego, poco se ha dicho -por no decir nada- en los medios.

Un cordial saludo.
22/10/11 1:31 PM
  
Juanjo Romero
Nachet, plas, plas. Extraordinario artículo, un buen análisis. De lo más completito que he leído del tema.


22/10/11 8:21 PM
  
Yolanda
¿Qué otra cosa sino el lucro y la comercialización de la muerte de seres humanos iban a provocar la despersonalización del embrión y todas vuestras campañas sobre “las células madre resolverán el Parkinson en 5 años, pero los curas se oponen” que tuvimos que aguantar hasta la náusea durante los años 90?.

_____________________

Bueno, bueno, durante los 90 y ahora... que los papanatas de los 90 no han dejado de serlo y hasta se les han incorporado algunos nuevos.

Muy necesario este post. Habrá que difundirlo.
23/10/11 1:18 AM
  
pepu
Sr Amoros ¿como concilia su defensa por LA VIDA Y ESTA NOTICIA:

http://www.ciudadccs.info/?p=222452

vida de niños de Canada indigenas.50.000 niños.

--------------------------

LA

Interesante enlace. El diario caraqueño se hace eco, sin contrastar, de una noticia enviada por una peculiar organización privada, el "tribunal internacional sobre crímenes de la iglesia y el estado". En su página web se pueden leer acusaciones descabelladas sin prueba alguna como que los obispos de Cuba secuestraron 25.000 niños, o que la comunión anglicana en Canadá mató a millares de niños indios y los enterró en fosas comunes. Hablan de georradares que han detectado 50.000 cadáveres de niños, y de excavaciones confirmando sus sospechas a las que no dejan que acceda ningún medio independiente.

Su fundador y principal cabeza visible es Kevin Arnnett, un presbítero canadiense de una secta llamada "Conferencia de la iglesia unida de Canadá", prohibida en varios países, y al que se le ha impedido la entrada en el Reino Unido en mayo de este mismo año, por sus implicaciones en movimientos sectarios. Su programa de radio en Vancouver fue también prohibido por idénticos motivos.

Esta organización está relacionada con TeleGracia, el medio de comunicación del conocido "Jesucristo Hombre", José Luis de Jesús, un ex-presidiario y líder de una de las más conocidas y oscuras sectas, radicada en Miami. InfoRies, una bitácora de Infocatólica, ha dedicado varios artículos a esta peligrosa organización.

Las descabelladas calumnias anticristianas de sectas como el "tribunal internacional..." y "Creciendo en Gracia" son rebotadas por sus muchos adeptos en la red, como en este caso, el comentarista pepu.
Se hace preciso advertir a los católicos para que no queden confundidos por las insidias de grupos maliciosos como este y los medios de comunicación que les dan cobertura por puro odio a la Iglesia´.
23/10/11 4:29 PM
  
PEPU
Pues si hace una busqueda, en ingles ,en internet aparecen millones de resultados haciendose eco.No solo las personas que menciona.
23/10/11 9:00 PM
  
Fredense
Nachet, otro de tus sensacionales artículos, sin duda. Muchas gracias por todo el trabajo que te has tomado.

Estoy totalmente de acuerdo con tu análisis. Sin embargo, me gustaría puntualizar un error que cometes al menos en dos ocasiones: has identificado la patentabilidad (o bien la posibilidad de constituir el objeto de una patente) con la autorización de comercialización o de desarrollo industrial.

En realidad (y, en este caso, desgraciadamente), ambas cosas no tienen nada que ver. Una patente otorga a su propietario determinados derechos monopolísticos (que dependen de la legislación de cada país, y que consisten normalmente en la potestad de impedir que cualquier competidor fabrique, explote o comercialice el objeto de la patente). Si algo es declarado no patentable, eso significa simplemente que no puede ser objeto de protección monopolística, pero eso no descarta en absoluto que cualquiera pueda comercializarlo o desarrollarlo industrialmente, simplemente significa que ese comercio y desarrollo ocurrirá en condiciones de competencia perfecta, y no de monopolio.

Por supuesto que el hecho de que algo sea declarado no patentable tiene como consecuencia que las multinacionales no lo verán como algo en lo que merece la pena invertir en I+D, puesto que no van a obtener tantos beneficios de sus invenciones (cualquiera podrá copiar sus resultados y comercializar en igualdad de condiciones). Pero, repito, todavía queda un largo camino para que los países prohíban el repugnante comercio con embriones humanos.

Un saludo muy cordial.

----------------

LA

Gracias por la matización, fredense, voy a eliminar ese paréntesis para no inducir a error. De todas formas no voy muy desencaminado, pues los apartados 33, 38 y 42 lo que hacen es, en la práctica, prohibir cualquiera de las actuales investigaciones.

un saludo muy cordial
23/10/11 9:32 PM
  
María de las Nieves
Esta sentencia es muy importante es para felicitarnos,hasta ahora solo se definia al embrión desde la ciencia y todos sabemos que es un óvulo fertilizado y en ese momento se inicia nuestra concepción como seres humanos,personas,pero aún queda un largo camino que recorrer, la sentencia es clara, no se puede experimentar con celulas madres totipotenciales, embrionarias.
Eliminar de nuestra legislación española el término preembrión,(sólo existe en dos estados de la Unión,uno es España)que es una de las varias falacias creadas que se tomaron para poder experimentar con embriones.
Ahora con esta sentencia no podemos quedar callados ya que juridicamente nos definieron el embrión ya no es sólo la ciencia.
El artículo 6, apartado 2, letra c), de la Directiva 98/44/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 6 de julio de 1998, relativa a la protección jurídica de las invenciones biotecnológicas, debe interpretarse en el sentido de que:
Constituye un «embrión humano» todo óvulo humano a partir del estadio de la fecundación, todo óvulo humano no fecundado en el que se haya implantado el núcleo de una célula humana madura y todo óvulo humano no fecundado estimulado para dividirse y desarrollarse mediante partenogénesis. El artículo 6, apartado 2, letra c), de la Directiva 98/44 excluye la patentabilidad de una invención cuando la información técnica objeto de la solicitud de patente requiera la destrucción previa de embriones humanos o su utilización como materia prima, sea cual fuere el estadio en el que éstos se utilicen y aunque la descripción de la información técnica reivindicada no mencione la utilización de embriones humanos.
Es obligación de todos los defensores de la vida dar a conocer en los medios politicos para que se apliquen los beneficios de esta sentencia,para los niños embrionarios,la definición de embrión es un paso pero falta establecer su estatuto de defensa juridica para derogar el aborto.TODOS POR NUESTRA VIDA
23/10/11 10:39 PM
  
Fredense
Nachet, tu última frase sigue sin ser cierta. Esos apartados en modo alguno prohiben la investigación. Ni tan siquiera prohiben la actividad comercial o industrial referidas a dichas investigaciones. Lo que se prohibe es que sean objeto de una patente.

Con dicha prohibición es cierto que se reducen muchísimo los incentivos para investigar y/o comercializar, pero, repito, no se prohiben dichas actividades. La prohibición de las mismas entra dentro del ámbito de competencias de cada uno de los países, normalmente en el orden penal. Y esta sentencia no les afecta.

La afirmación que a lo mejor te ha despistado un poco es la declaración de que tales actividades van en contra del "orden público y moralidad". Pero esto se cita simplemente porque uno de los requisitos de patentabilidad, incluido en todas las legislaciones europeas, incluso a nivel de organizaciones internacionales, es que el objeto de una patente no puede ser contrario al orden público o a la moralidad. Es decir, siempre se refiere a la patentabilidad, no a la prohibición per se (en el ámbito penal, por ejemplo).

No sé si queda claro.

Otra cosa es que se utilice con inteligencia el texto de esta sentencia para dar la siguiente batalla, que sería contra la legislación española que has citado (y de muchos otros países): si la investigación con embriones ha sido declarada "contraria al orden público y a la moralidad", ¿cómo puede estar permitida? Pero hay que iniciar otro caso, esta vez más ambicioso, ante el Tribunal Europeo (TJUE). Es decir, hay que seguir trabajando.

Un saludo muy cordial.

--------------

LA

El Tribunal europeo no prohíbe directamente esas actividades, porque ni es objeto de la pregunta que le formula el alto tribunal alemán, ni probablemente tiene competencias para ello, pero sienta las bases jurídicas de lo que es un embrión y de los límites de su empleo en investigación, se supone que con carácter vinculante (¿sino qué autoridad tiene un tribunal de apelación?). A partir de sus premisas, cualquiera que apele al tribunal europeo contra un uso industrial concreto, sabe muy bien los argumentos que le darán una sentencia favorable. Otra cosa es que las legislaciones nacionales adopten ese principio jurídico, como comento en el último párrafo del artículo, pero la jurisprudencia está ahí, y es muy clara.
La consecuencia que tu mismo sacas al final es la misma que yo planteo.

Un cordial saludo
24/10/11 9:52 AM
  
Fredense
Exactamente,, Nachet. De hecho, cuando salió la sentencia, el Süddeutsche Zeitung (periódico de cabecera de los progres alemanes, algo así como El País de aquí, más manipulador todavía, si cabe) sacó dos noticias relaccionadas con la misma. La primera, informativa, sólo se hacía eco del resultado de la misma, que daba la razón a Greenpeace, etc.

Sin embargo, la segunda, que era casi toda opinión, echaba espumarajos por la boca contra el cuerpo de la sentencia (básicamente, los párrafos que tú tan brillantemente nos has analizado). Se ve que se habían leído la sentencia y la habían entendido bien, y habían comprendido que abría una puerta hacia donde ellos no quieren ...

Un saludo muy cordial.
24/10/11 8:02 PM
  
Winston Smith
Para vuestro conocimiento, y con el permiso de Nachet, os paso la información que he recibido de una asociación pro-Vida, a la que más cariño tengo, Pro-Vida Mairena del Alcor. Se refiere a dos cosas:

Por un lado, la celebración de su “XXVI Semana de la Vida”, este año con el siguiente programa:

XXVI S E M A N A D E L A VIDA
Del 24 al 30 de Octubre de 2011. Mairena del Alcor.

Lunes 24: Conferencia: “Selección prenatal y aborto”.
Con la intervención de D. Esteban Rodríguez Martín, Ginecólogo del Hospital Punta de Europa de Algeciras y miembro de Andoc (Asociación para la defensa del derecho a la objeción de conciencia).

Martes 25: Conferencia: “La vida, un regalo de Dios”
A Cargo de D. Adolfo Vela Rey, Hermano Mayor de la Hermandad de la Esperanza de Triana, de Sevilla.
Miércoles 26: Santa Misa ofrecida por las víctimas del aborto. Se celebrará en la Ermita de San Sebastián a las 8 de la tarde. Presidirá la Eucaristía D. Antonio Rodríguez Babío, Párroco de Mairena. Se impulsara la iniciativa de adopción espiritual.
Al término de la misa se iniciará un Vía Crucis por la Defensa de la Vida que terminará en la Capilla del Cristo de la Cárcel en la Plaza de Antonio Mairena, junto al Ayuntamiento.
Jueves 27: Proyección del dvd “CIDEVIDA”.

Elaborado por el Centro Internacional para la Defensa de la Vida Humana de España y realizado por la Asociación “No más aborto”. El contenido ha sido preparado y revisado por expertos de prestigio internacional en las distintas materias: medicina, microbiología, derecho, historia, etc.


Viernes 28: Conferencia: “Precisiones sobre la muerte digna”
Intervendrá D. José Luís Pérez Ramírez, Médico. Especialista en Medicina Interna. Responsable de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital del SAS de Jerez de la Frontera.


Sábado 29: Nueva campaña “Taxis a favor de la Vida y contra el aborto provocado”.
Se presentará la campaña “Apadrina un taxi”. Intervendrán personas que han colaborado en la creación de la campaña y en su puesta en marcha: taxistas, serigrafistas, creativos publicitarios y periodistas.

Con la proyección del documental de Goya Producciones “Bioética y Comunicación”.

Domingo 30: Celebración festiva dedicada a los niños.

Con juegos, teatro, merienda y sorpresas… a partir de las 4 de la tarde.

Los actos (excepto miércoles y domingo) comenzarán a las 9 de la noche en el Hogar Parroquial (junto a la Iglesia Mayor)


Organiza Pro-Vida

c/ Armenta, 3 - Teléf. 95 594 27 97 – 41510 Mairena del Alcor (Sevilla)

provida@providamairena.org – www.provida.es

25/10/11 12:25 AM
  
Winston Smith
Y por otro lado, comentaros en qué consiste la original campaña de los “Taxis a favor de la Vida y contra el aborto”, que iniciaron en Sevilla en 2005 y ésta de 2011 será su 7ª edición. Es una iniciativa relativamente fácil de llevar a cabo en cualquier ciudad y permite apoyar el testimonio cristiano por la Vida desde la “retaguardia” para todos aquéllos que, por diferentes razones, no terminan de “ubicarse” en la primera línea orante frente a los abortorios de nuestras ciudades y pueblos, acompañando a nuestros prójimos sin nombre en su cruel tránsito al seno de nuestro Padre, ”Si mi padre y mi madre me abandonan, el Señor me recogerá.” Sal 27,10.”

Pro-Vida Mairena lo explica así:

“Apadrina un Taxi”

Pro-Vida Mairena reanudará la Campaña “Taxis contra el aborto” en Sevilla con una nueva imagen publicitaria.

Sevilla contará con 30 taxis con publicidad favorable a la vida y contra el aborto provocado. Los taxistas han comentado en campañas anteriores que casi todas las personas que se dirigen a ellos para hacerles algún comentario sobre la publicidad, lo hacen felicitando la iniciativa, se muestran muy contentas, incluso entusiasmadas. Esta iniciativa publicitaria está organizada por la Asociación Pro-Vida de la localidad sevillana de Mairena del Alcor y ha contado con la colaboración de personas particulares y entidades diversas.

Cada taxi lleva 3 soportes publicitarios, 1 en cada una de las puertas laterales delanteras y otro más pequeño en la parte superior o trasera del vehículo. Hasta ahora, y desde el año 2005, los soportes publicitarios adhesivos eran verdes y contenían la frase en blanco Vida Si – Aborto No. A partir de Noviembre de este año 2011 se da un nuevo aire a la publicidad con soportes de color azul llevando en letras blancas el eslogan Aborto No por lo que más quieres, el logo y el nombre de Pro-Vida, la web de la Federación Pro-Vida de España, el teléfono de Pro-Vida Mairena y el símbolo internacional Pro-Vida (consistentes en los pies preciosos y al lado la frase Sí a la vida de todos. A la derecha de todo aparece la foto de un niño con una lágrima.

La Campaña tendrá una duración de, al menos, 6 meses, teniendo previsto empezar a primeros de noviembre de 2011 y terminar a finales de abril de 2012.

La Asociación Pro-Vida de Mairena cuenta con la generosidad y el entusiasmo de numerosas personas, asociaciones, hermandades… para que se decidan a colaborar “apadrinando un taxi” o más de uno por uno o más meses. Apadrinar un taxi durante un mes cuesta 50 € y en dicho precio se incluye tanto el pago al taxista como el importe de los soportes publicitarios.

Si desea participar en esta efectiva y original campaña contra el aborto puede dirigirse a:

Asociación Pro-Vida - c/ Armenta, 3 - 41510 Mairena del Alcor (Sevilla)
Teléf. 95 594 27 97 – provida@providamairena.org

Puedes directamente apadrinar un taxi ingresando tu colaboración en nuestra cuenta de: La Caixa: 2100-2590-30-0210035582 indicando tu nombre o el nombre de la organización y poniendo en el concepto: “Apadrina un taxi”.


Muchas gracias


--------------

LA

Gracias por traer aquí todas estas estupendas iniciativas.
un saludo
25/10/11 12:27 AM
  
Winston Smith
Finalmente, permitidme un público y profundo reconocimiento agradecido al párroco de Mairena, por ser de los pocos, poquísimos, que se atreven a ofrecer una Misa por las víctimas del aborto, víctimas cotidianas tan injustamente olvidadas en todas nuestras Eucaristías. ¡Quiera Dios que cunda el ejemplo!

He querido compartir esta pequeña alegría en el camino con todos vosotros.

Saludos.
25/10/11 12:28 AM
  
Ano-nimo
Hola Winston:

Muchas gracias por informarnos de la existencia de tales actividades en defensa de la vida; supone una fuente de esperanza poder comprobar que lejos de cundir el desánimo, la lucha continúa en pie y con energía.

La verdad es que entre el artículo de Luis, comunicándonos esa buena noticia, y lo que tu nos señalas, es un post de lo más esperanzador.

Un cordial saludo.
25/10/11 10:41 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.