18.11.16

Tenemos pastor y es Cristo

La gracia obra en las almas que se unen a Cristo en la Liturgia lo que incluye la celebración de la Santa Misa así como la Liturgia de las Horas de cuyo Oficio de Lectura del jueves de la Semana XXXII (Fundación Gratis Date) he tomado el texto que les comparto.

Oración al buen pastor

San Gregorio de Nisa, Comentario al Cantar de los cantares II

¿Dónde pastoreas, pastor bueno, tú que cargas sobre hombros a toda la grey?; (toda la humanidad, que car­gaste sobre tus hombros, es, en efecto, como una sola oveja).

Muéstrame el lugar de reposo, guíame hasta el pasto nutritivo, llámame por mi nombre para que yo, oveja tuya, escuche tu voz, y tu voz me dé la vida eterna: Avísame, amor de mi alma, dónde pastoreas.

Te nombro de este modo, porque tu nombre supera cualquier otro nombre y cualquier inteligencia, de tal manera que ningún ser racional es capaz de pronun­ciarlo o de comprenderlo. Este nombre, expresión de tu bondad, expresa el amor de mi alma hacia ti.

¿Cómo puedo dejar de amarte, a ti que de tal manera me has amado, a pesar de mi negrura, que has entregado tu vida por las ovejas de tu rebaño? No puede imaginarse un amor superior a éste, el de dar tu vida a trueque de mi salvación.

Enséñame, pues –dice el texto sagrado–, dónde pasto­reas, para que pueda hallar los pastos saludables y sa­ciarme del alimento celestial, que es necesario comer para entrar en la vida eterna; para que pueda asimismo acudir a la fuente y aplicar mis labios a la bebida divina que tú, como de una fuente, proporcionas a los sedientos con el agua que brota de tu costado, venero de agua abierto por la lanza, que se convierte para todos los que de ella beben en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.

Si de tal modo me pastoreas, me harás recostar al me­diodía, sestearé en paz y descansaré bajo la luz sin mez­cla de sombra; durante el mediodía, en efecto, no hay sombra alguna, ya que el sol está en su vértice; bajo esta luz meridiana haces recostar a los que has pastoreado, cuando haces entrar contigo en tu refugio a tus ayudan­tes. Nadie es considerado digno de este reposo meridia­no si no es hijo de la luz y del día. Pero el que se aparta de las tinieblas, tanto de las vespertinas como de las matutinas, que significan el comienzo y el fin del mal, es colocado por el sol de justicia en la luz del mediodía, para que se recueste bajo ella.

Enséñame, pues, cómo tengo que recostarme y pacer, y cuál sea el camino del reposo meridiano, no sea que por ignorancia me sustraiga de tu dirección y me junte a un rebaño que no sea el tuyo.

Esto dice la esposa del Cantar, solícita por la belleza que le viene de Dios y con el deseo de saber cómo al­canzar la felicidad eterna.

Leer el Antiguo Testamento y a los sucesores de los apóstoles hace muy bien porque nos coloca en perspectiva. Las trifulcas actuales parecen cosa de todos los días cuando por gracia somos introducidos a través de la Liturgia en el no-tiempo de Dios.

Bendecido viernes!

12.11.16

Trump: ¿realismo o ficción?

La historia demuestra que los líderes mundiales que fracasan son aquellos que, dentro de la ficción que es para ellos la realidad, anteponen sus propias ideas al bien común. Barack Obama ha sido uno de ellos y Hillary Clinton también lo es. Otros muchos existieron, existen y habrán de existir.

Qué pasará con Trump?

Sin ser ni remotamente un experto, me atreveré a adelantar que con Trump pasará que, con el pasar del tiempo, nos daremos cuenta que no era el hombre peligroso que algunos se figuraban pero tampoco la promesa tan esperada respecto la defensa de la vida humana y la libertad religiosa.

Por qué?

Porque Donald Trump siempre elegirá aliarse con aquellos acerca de los que su intuición para los negocios y sus analistas le aseguren el éxito en sus gestiones.

En este momento podría estar considerando nuevas alianzas con católicos y evangélicos quienes, definitivamente, le han dado su voto; en otro momento podrían ser militares, personas influyentes de una u otra tendencia y hasta los medios de comunicación.

Nunca se sabrá lo que pasa por su cabeza sino hasta el momento en que lance el zarpazo final con el cual obtendrá lo que se ha propuesto ya que todas sus actuaciones parecen un montaje con el cual confundir a quienes considera adversarios; tampoco tendrá reparo en confundir a sus aliados si es lo que necesitara para lograr lo que se propone.

Pese al espectáculo del cual elige rodearse, Donald Trump demuestra ser una persona realista.

Sin duda su mayor destreza constituye obtener de la realidad la mayor cantidad de variables de las cuales seleccionar aquellas que le aseguren el éxito; así fue como, entre otros, eligió las variables de la libertad religiosa y la defensa de la vida humana. 

La novedad será verlo ejercitarce en obtener ganancia, ya no solo para su propio beneficio, sino para el de los demás ya que, mientras lo consiga, podrá alardear de ser un magnífico hombre de negocios lo cual -está demostrado- constituye para Trump lo único importante.

Casi que podría asegurar que cederá en más de una ocasión con tal de no ver deteriorada su buena reputación como gerente.

Ya el tiempo dirá si el famoso magnate es un hombre capaz de anteponer el bien común a sus propias ideas con lo que sabremos si para la vida humana y la libertad religiosa se ha abierto un camino de esperanza. 

En fin, como no solo no soy un experto si no que nunca bastará con que lo diga, lo más sensato será dejar al tiempo la respuesta definitiva acerca de si la persona del tal Donald Trump es realismo o mera ficción. 

Nosotros, a seguir orando, alabando y dando gracias por la realidad que nos ha tocado vivir ya que «En el modo que tenemos de vivir las circunstancias, decimos ante todos, quién es Cristo para nosotros» Luigi Giussani

(Esto último, parece mentira, pese a que es lo más realista de todo lo que siempre digo, no parece calar suficientemente hondo) 

30.10.16

Cambios en la Congregación para el Culto Divino y de los Sacramentos

He recibido noticias perturbadoras y es que el papa Francisco ha nombrado el viernes 28 de octubre como nuevos miembros en la Congregación para el Culto Divino y de los Sacramentos a una gran cantidad de cardenalesy obispos liberales como el antiguo Piero Marini. 


Con este último y audaz movimiento es como se ha llegado a sustituir al Mons. Raymond Burke, Angelo Scola, George Pell, Marc Ouellet, Angelo Bagnasco, y Malcolm Ranjith.
 
Sin mencionar que hace tiempo se había relevado de responsabilidad a Mons. Nicola Bux fiel adherente a la tradición litúrgica de la Iglesia en línea con el papa emérito Benedicto XVI.

Mucho me temo que el pobre Card. Sarah las pasará muy duras.
 
Este será todo mi comentario ya que estoy segura que habrá noticias al respecto y quien las investigue y analice escrupulosamente. 
 
Tengan un santo domingo. 

28.10.16

El enojo

Por ser una persona todavía muy egoísta y por tanto inmadura, además de contar con que poseo un alto porcentaje de las características de una persona PAS (Persona Altamente Sensible) o, quizá sencillamente, debido a soy un simple ser humano, es que reconozco que puedo enojarme mucho.

¿Qué es el enojo?
Es una respuesta por lo regular irracional a determinada situación.

¿Es natural que determinadas situaciones nos enojen?
Sí, es natural enojarse tanto como lo es aprender a reaccionar ante dichas situaciones de manera razonable.  

¿Qué se esconde detrás del enojo?
Impotencia por no poder conseguir lo que tanto deseamos, tristeza por no sentirnos amados o amadas, dolor por las heridas del pasado, impaciencia por estar cansados o cansadas de esperar, miedo o tener a perder lo que tenemos, inseguridad por no creer en nosotros mismos, decepción por tener demasiadas expectativas y por último incomunicación por no saber expresar nuestras emociones” [1]

Impotencia, tristeza, dolor, impaciencia, miedo, inseguridad, decepción e incomunicación… son demasiadas cosas difíciles de manejar para cualquier ser humano como para no reconocer que resultaría mejor aprender a no enojarse o, lo que sería más razonable: aprender a enojarse menos cada vez.  

¿Cómo hacerlo?
Ciertamente no depende únicamente del propio esfuerzo sino principalmente de la gracia.
Por gracia se puede aprender a dar respuestas razonables a situaciones que producen enojo.

Sugiero lo siguiente:

  1. Has frecuente examen de conciencia y, si consigues reconocer que eres una persona enojona, busca un confesor y pide perdón pero no por ser persona enojona sino porque al serlo has lastimado a otros.
  2. Luego, comulga con frecuencia y ora en todo momento pidiendo la gracia necesaria para que, con el pasar del tiempo, te enojes cada vez menos.

Tras haberte cimentado en lo anterior, podrías hacer y tratar de responder estas o preguntas semejantes pensando siempre en que buscas respuestas razonables.

  1. ¿Mis deseos son míos, son los deseos de alguien diferente, los ha puesto Dios en mí? ¿Qué es lo que realmente deseo? ¿Son mis deseos razonables? ¿Es razonable sentirme impotente si no los consigo?
  2. ¿Cuál es mi noción del amor? ¿Relaciono el amor con la satisfacción de mis deseos? ¿Si alguien dice amarme tiene obligación de cumplir mis deseos? ¿Dios los cumple? Si, ni Dios ni las personas los cumplen, ¿es razonable sentirme triste?
  3. ¿Qué hago con las heridas del pasado? ¿Busco ayuda de Dios para sanarlas? ¿Pido perdón y perdono? ¿Es razonable vivir en el resentimiento?
  4. ¿Se ha sabido de alguien que pueda añadir un minuto de vida a su existencia? Por tanto ¿por qué me resulta imposible esperar todo el tiempo que sea necesario? ¿Es razonable la impaciencia?
  5. ¿Qué sucedería si (como de hecho le sucede a muchas personas) de un día para otro, pierdo todo lo que poseo: mis seres queridos, mi casa, mi ropa, el dinero, la comida, el trabajo…? ¿En qué pondré mi seguridad? ¿Quién o qué me la dará? ¿Moriré del miedo? ¿Cuál sería la respuesta razonable al perder toda seguridad?
  6. ¿Qué espero de mí mismo(a), de Dios, del Papa, de mi párroco, de quienes me rodean, del gobierno y de la sociedad en general? ¿Es razonable lo que espero de cada uno? ¿Están capacitados para cumplir mis expectativas? ¿Querrán o tienen la obligación de hacerlo? ¿Es razonable sentirme decepcionado si no las cumplen?
  7. Toda vez que me enojo rompo con un hilo más de la ya de por sí precaria comunicación que mantengo con los demás. ¿Es, por tanto, razonable ceder ante el enojo si deseo conservar la comunicación con mis semejantes?

He de advertir que todo lo anterior no responde a que soy psicólogo sino solo a la experiencia de una persona que, por diversas razones, ha debido luchar cara a cara contra el enojo con la ayuda de Dios. 

18.10.16

Por qué han empezado a comulgar personas divorciadas vueltas a casar?

Por gracia, por Cristo en su enseñanza, por la totalidad de la Sagrada Escritura, por las enseñanzas de los Santos Padres, por el Magisterio de la Iglesia y por el Catecismo obtenemos la certeza de que todos los pecadores que, arrepentidos y con espíritu de enmienda, buscan el perdón de Dios, lo hallarán.

Por todo lo anterior también sabemos que no se debe comulgar en  pecado mortal.

 

Por qué han empezado a comulgar personas divorciadas vueltas a casar?

En la diócesis de Buenos Aires, Argentina, para algunos ahora es posible comulgar en pecado mortal debido al siguiente párrafo:

«Si se llega a reconocer que, en un caso concreto, hay limitaciones que atenúen la responsabilidad y la culpabilidad (cf. 301-302), particularmente cuando una persona considere que caería en una ulterior falta dañando a los hijos de la nueva unión, Amoris laetitia abre la posibilidad del acceso a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía ».

Este fragmento ha sido tomado de un documento publicado por los Obispos de Buenos Aires titulado “Criterios básicos para la aplicación del capítulo VIII de Amoris laetitia” al que el papa Francisco ha dado su aprobación (Recurran a ambos textos para que se formen un criterio justo) 

Cierto, el texto señala que únicamente en casos concretos bajo discernimiento las parejas podrán confesarse y comulgar pero tal cosa no disminuye la gravedad del hecho de que se les autoriza a recibir el sacramento de la Reconciliación y la Eucaristía.

Por qué lo autorizan?
Estoy convencida de que, en principio, lo autorizan porque es su manera de hacer justicia a la Palabra de Dios.

Cómo se hace justicia a la Palabra de Dios?
Se hace justicia hablando con Verdad y con Caridad o, lo que es lo mismo: desde la Verdad que constituye el Hijo como Palabra del Padre y, desde el Espíritu Santo como Amor del Padre y el Hijo. Es la propia Trinidad la que nos sirve de modelo de Justicia ya que las tres divinas personas no mienten (Verdad) debido a que las constituye y vincula el Amor (Caridad). Esta es una manera simple pero verdadera para ejemplificarlo.  

Los obispos de Buenos Aires y el papa, en procura de hacer justicia a la Palabra de Dios en el caso de los divorciados vueltos a casar, habrían de haber expresado que, sin excepción y de ninguna manera, se debe recibir la comunión en pecado mortal ya que antes debe haber reconocimiento del pecado, arrepentimiento y espíritu de enmienda. Una acción de este tipo conduciría a las parejas unidas en segundas nupcias a vivir en castidad y, solo entonces, a poder recibir la absolución y la comunión. Proceder hacia ellas de este modo constituiría un auténtico acto de Misericordia ya que dicha acción contendría la Verdad, Caridad y Justicia propias de la Trinidad.

Ahora bien, el punto que a continuación resulta imperativo destacar es que, dentro de tal torbellino, los presbíteros serán quienes reciban la mayor presión.Habrá que orar por ellos pero a la vez apoyarlos cuando padezcan injusticias por hacer justicia a la Palabra de Dios.

Oremos por el papa, los obispos y presbíteros.

Oremos  vehementemente por todos los miembros de la iglesia.

Oremos por las almas todas.