Nuestro destino final

Para atreverme a decir lo que dije en la forma en que lo dije en el último post me tomó cerca de diez años.

Con esto quiero dejar claro que no ha sido para mí nada fácil venir enterándome de la condición en la que se encuentran las almas de algunos sacerdotes de los que dependo para la salud de mi alma; pero, si algo debo agradecer a don Giussani mientras estuve en Comunión y Liberación fue a no retirar la mirada de la realidad cuando ésta no me gusta o me incomoda.

El que no me guste o me incomode no implica que tenga malos sentimientos hacia ella o que me produzca amargura tal como me lo dejó dicho en mensaje privado un estimado conocido. No. Tampoco implica que piense que dichos sacerdotes y quienes los siguen merezcan algún tipo de sanción o castigo, ni mucho menos. No.

Así como el Señor respetó mi libertad mientras por décadas duró mi extravío así deseo proceder con estas personas pero eso no quita que por amor a sus almas, tal cual procedió uno de los sacerdotes que consiguió que regresara al camino de Cristo cuando me dijo en la cara que no tenía “estructura moral”, denuncie lo que en conciencia considere denunciable y corrija lo que en conciencia y por amor deba ser corregido.

Esto me lo ha dejado claro, tal como debería dejárselo claro a cada uno de ustedes, el fragmento del Mensaje para la Cuaresma, 2012 que trajo a mi blog José Manuel, uno de mis lectores y que dice así:

“Hoy somos generalmente muy sensibles al aspecto del cuidado y la caridad en relación al bien físico y material de los demás, pero callamos casi por completo respecto a la responsabilidad espiritual para con los hermanos. No era así en la Iglesia de los primeros tiempos y en las comunidades verdaderamente maduras en la fe, en las que las personas no sólo se interesaban por la salud corporal del hermano, sino también por la de su alma, por su destino último. En la Sagrada Escritura leemos: «Reprende al sabio y te amará. Da consejos al sabio y se hará más sabio todavía; enseña al justo y crecerá su doctrina» (Pr 9,8ss). Cristo mismo nos manda reprender al hermano que está cometiendo un pecado (cf. Mt 18,15). El verbo usado para definir la corrección fraterna —elenchein—es el mismo que indica la misión profética, propia de los cristianos, que denuncian una generación que se entrega al mal (cf. Ef 5,11).”

El Papa, como pedagogo, se ha apuntado un golazo con este mensaje ya que una realidad tan dura como la que vivimos clama de nosotros no otra cosa sino fijar la mirada en el destino último de nuestras almas.

En ese sentido, la realidad nos exige fidelidad a nuestra condición de bautizados que han renunciado al mal y a la vez asentido a la voluntad del Padre, fidelidad al Hijo pero a la vez fidelidad a su Iglesia y, fidelidad al Santo Espíritu en nuestro triple oficio de reyes, sacerdotes pero también profetas.

Hoy, día de la Asunción de María, sea nuestro modelo para que vaya perdiendo importancia lo que son nuestras emociones y preferencias personales sobre la Iglesia para que cada día más sea para nosotros importante lo que es verdaderamente como es nuestro destino final.


17 comentarios

  
Miguel Vinuesa
Hoy estuve en Misa en la principal basílica de Ginebra, una parroquia en la que el párroco se jacta de que "no se puede" comulgar de rodillas. Pero haberlos, haylos, que comulgamos.

En esta ocasión venía invitado un obispo cantarín. Digo cantarín porque tras una homilía de al menos 20 minutos (se me hizo eterna) sobre que el hombre no desciende del mono (algo muy con el tema de la Asunción, por supuesto), nos deleitó con un canto en griego antiguo a la Vírgen... con guitarra, claro.

Lo que más me dolió fue la sonada ovación del (embrutecido) pueblo de Dios, que asiste a Misa como a un teatrillo. Somos los culpables de haber tolerado a estos INÚTILES tornados en curas.

Desde luego, Germinans Germinabit, en su post "El pandemónium post-conciliar (II)" da buena cuenta de como fue eso en Barcelona. Ni me imagino esos años aquí en Ginebra...
15/08/12 9:17 PM
  
Tulkas
Miguel:

Me sorprede que siendo tu periodista te cueste tanto analizar la realidad que tienes ante tus ojos.

Mira una iglesia, mira cualquier iglesia. Que ves??

Lo que yo veo es un escenario teatral, un plato de television, un "teatrillo" como tu dices, pero no por la actitud de los fieles(segun tu opinion embrutecidos) sino a consecuencia de la desastrosa reforma liturgica postconciliar, a todas luces embrutecedora.

"Terribilis est locus iste,
domus Dei et porta caeli.
Locus iste a Deo factus est."

Esa es la definicion de una iglesia, y su estructura, sobre todo la centralidad del Sagrario, la separacion del Santuario, las gradas del Altar... estabn para expresarlo.

Pero ahora mismo todo eso se ha destruido.

Las iglesias se han transformado es un mero plato de television, donde uno o dos o varios curas y laicos ofrecen su show "al pueblo" y de cara al pueblo. Con banda sonora ad hoc en la misma localizacion que las bandas de musica en los programas de televisn. Hemos convertido, o han convertido las iglesias es teatros.

Y no es que los fieles esten embrutecidos, no, es que la reitrada de los Sagrarios es, forzosamente embrutecedora.

Kyrie, eleison hymas, aunque merecerlo no lo merecemos, eso esta claro.
15/08/12 11:12 PM
  
Eric Culpe
"Mientras dormíamos , se perdió un continente", es un libro viejo de cómo la Rusia Soviética se adueñò de media Europa, gracias a la ingenuidad de Roosevelt. Lo mismo nos pasó con la doctrina y con la Santa Misa. La generación del Concilio ya está pasando, pero con los del posconcilio se sigue viendo más de lo mismo. No es que la educación de los seminaristas que hoy son sacerdotes sea mala, lo que pasa es que estudiaron en los textos más progresistas. Y ya no tienen la doctrina. No hay nada más que buscar pacientemente un buen sacerdote y asistir a la Santa Misa, porque hace más daño al alma asistir a una mala misa, que no asistir en absoluto. Que Dios nos agarre confesados en este pantanal doctrinal.
16/08/12 12:00 AM
  
Tullas
Discrepo, Enric:

Ni son estúpidos ni son herejes, ni vagos, ni maleantes.
Nunca hemos tenido mejor materia clerical: vocaciones verdaderas, libres no coaccionadas, formación intelectual ( o posibilidad de), vocaciones tardías, numero pequeño por lo que todos ames conocen.

El problema es q la espiritualidad de asistente social y [editado]impiden un sano ejercicio del sacerdocio en Cristo.
16/08/12 12:26 AM
  
Aristocc

A Tulkas:

Hay que estar verdaderamente perdido -y ser mas bruto que un "arao"- para,supuestamente creer en Dios encarnado,y calificar de "show" su presencia en la eucarestía.
Lea el mensaje de Jesushabla del día 8 de agosto de 2012,y aplíqueselo (está en inglés,pero como es una persona culta no tendrá problema,yo necesito usar el traductor).
Si después de eso persiste,habrá que dedicar grandes ratos de oración por usted,todavía está el aviso y el milagro antes del castigo.
16/08/12 9:34 AM
  
Aristocc

Mejor.

Está traducido.

Mas fácil.
16/08/12 10:07 AM
  
tn
Aristoc que pagado de sí mismo. Como les duele cuando les dicen las Verdades en la cara. Bien dicho Tulkas.
16/08/12 1:31 PM
  
tn
¿buscar pacientemente, Eric? con microscopio digital hay que buscarlos, asi y todo no creo que los encuentre.
16/08/12 1:36 PM
  
Maricruz Tasies
Por favor, podrían no utilizar mi blog para defender cada uno su propia idea de la Iglesia?.

La única que tiene aquí autorización para hacerlo soy yo :)

Gracias,
16/08/12 1:37 PM
  
Tulkas
Repito:

La pagina web a la q remite Aris-TOC es una paranoia macanuda.

A que te vas a dedicar en dos mil trece, querido?

Y en dos mil treinta y tres, aniversario de la Redención?

16/08/12 2:54 PM
  
Tulkas
A ver si nos vamos enterando.

La SacrMentalidad y la validez persisten en el Novus Ordo. Pero no la integridad manifiesta e inapelable de la Fe católica.

16/08/12 3:01 PM
  
Tullas
Tn:

Curas buenos hay muchos, y malos también. Igual que hay médicos buenos y malos, fontaneros buenos y malos, taxis mata buenos y malos, y profesores, y socorristas de piscina, y gobernadores civiles, y Papas buenOs, malos, regulares, simoniacos y hasta medio herejes.

Es lo que tiene el no ser infalible, porque además, el que lo es, solo hace uso de esta prerrogativa una vez por milenio mas o menos.
16/08/12 3:39 PM
  
Long

Efectivamente,ahì esta el quid,"en vivir como en la Iglesia de los primeros tiempos y en las comunidades verdaderamente maduras en la fe, en las que las personas no sólo se interesaban por la salud corporal del hermano, sino también por la de su alma, por su destino último".No es fácil pero es posible,claro que es posible.Partiendo de esto,los hermanos de una comunidad se conocen muy bien(sino no es comunidad)sabe cada uno la historia del otro y puede y debe por tanto llamar a corrección a su hermano.




16/08/12 4:40 PM
  
Tulkas
La Escritura no dice nada de "conocer muy bien la historia del otro", ni su conciencia, ni su intimidad, ni su fuero interno.

Dice: ut diligatis invicem sicut EGO dilexi vos.

O que, Long, todos tenemos que pasar por los escrutinios o que??

Ah, que es eso!!

Pseudo confesiones publicas parasuperar
16/08/12 5:52 PM
  
Long
Ay Tulkas, te ponen un trocito de queso y caes en la ratonera. Tu como Juan Palomo, yo me lo guiso yo me lo como. Que estoy hablando de las primeras comunidades cristianas y no de la comunidad de vecinos.

16/08/12 7:13 PM
  
Tulkas
Tu de lo que hablas es del descarrilamiento neocatecumenal y de su praxis sectaria.

El amor al prójimo esta claro y es un mandamiento.

Lo vuestro es un comecocos psicopatologico con todas las características de control emocional y mental de manual de sectas para dummies.

Lo que yo no entiendo es como todavía tienes el valor de erigirte en interprete de las primeras comunidades cristianas...

Y que entiendes por primera??
Corinto que es???
Y los galatas necios??
16/08/12 8:19 PM
  
Maria Isabel
Cada vez tengo mas claro que la grandeza de seguir a Cristo ´la tenemos que hacer en libertad , y que eso nos define , y que esa definicion es fruto de nuestra esencia y qu le es importante a Dios saber como somos en libertad.
Tendremos delante mil opiniones y nos quedaremos con la que esté mas de acuerdo con nuestro ser, y asi no podremos decir que no es nuestra la eleccion.
De eso viene la responsabilidad del que opina y forma conciencias.
Y la nuestra al elejir.
17/08/12 8:17 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.