InfoCatólica / De Lapsis / Categoría: ->Comentarios

30.11.13

Tradiciones y origen de la corona de adviento (reload)

Origen de la corona de adviento

Mañana comienza el adviento. Tiempo litúrgico de preparación también para la Segunda Venida. Como recuerda Bruno, es el «tiempo litúrgico de la Nuestra Madre». Los que somos padres, y especialmente las que sois madres, tenemos la facilidad de poder hacer oración ‘acompañando’ a la Virgen y a San José en esos días previos.

La tradición de la Corona de Adviento se ha universalizado bastante. Me parece absurda la discusión de si es foránea o no. También es foráneo «el Belén». Así que vuelvo a rescatar lo escrito hace ya tres años. Sirve para parroquias y especialmente para «hacer hogar». Es curioso el tiempo que se dedica a ‘celebrar‘ Halloween, con toda su parafernalia. ¿No podría ser una buena manera de hacer presente, de modo físico, en los hogares cristianos las fechas en las que estamos?

Recomiendo su lectura (no lo escribí yo)

Leer más… »

10.10.13

El Primado anglicano recomienda el sacramento «católico» de la confesión

Papa Francisco con el Arzobispo (Anglicano) de Canterbury, Justin Welby, 14 de junio de 2013  AFP PHOTO POOL ALESSANDRA TARANTINOALESSANDRA TARANTINO/AFP/Getty Image

Lo he tenido que leer dos veces. El Primado anglicano, Justin Welby, proviene del parte/sección más protestante del anglicanismo, la «Low Church», así que una recomendación de la confesión católica es bastante sorprendente.

Se nota la influencia de su director espiritual personal, el Padre Nicolás Buttet, un sacerdote católico suizo; hasta el punto de que el Arzobispo de Canterbury es un firme partidario del culto «al estilo católico».

Ante una audiencia «ecuménica», que incluía al Arzobispo de Westminster y Presidente de la Conferencia Episcopal, Vincent Nichols les instó a ser parte de la «tradición católica» y confió, con realismo, que:

En estos diez últimos años he aprendido mucho sobre el gran sacramento de la reconciliación: la confesión.

Es una experiencia poderosa y tremendamente dolorosa cuando se hace correctamente…, es realmente estremecedor cuando acudes al confesor. Dudo que alguien se levante por la mañana y piense, voy a echarme unas risas.

Y termina con lo importante:

Pero a través de la confesión Dios concede el perdón y la absolución y una sensación de limpieza en el alma.

Leer más... »

13.08.13

El verano no es temporada de manzanas

Toda tapada menos los ojos...

Cuentan que, en su época de Nuncio, Juan XXIII a los postres de la cena de una recepción oficial ofreció una manzana a una señora que iba inapropiadamente vestida –o desvestida, según se mire–. Dicen que lucía un exagerado escote y que Roncalli le dijo: «por favor, acéptela, sólo después de comer la manzana Eva descubrió que iba desnuda»

Una anécdota que llama la atención por dos aspectos. Primero la sutileza, la delicadeza, el no acostumbrarse «porque es lo normal, porque no hay que parecer raros». Una actitud que choca del modo más brutalmente salvaje con un paseo por la calle en verano, no sólo en una playa nudista. No sólo.

Y en segundo lugar lo poco que se predica sobre virtudes tan básicas (de base) como son la modestia o el pudor. Es como si diese vergüenza. Una las principales consecuencias es dejar sin fundamento a otras virtudes como la pureza, la castidad, o el amor.

Leer más... »

29.12.08

Jonás y la Plaza de Colón

Santa Misa en la Plaza de Colón, 28 de diciembre de 2008

Jonás era un profeta muy pequeño. Es decir, que, además de ser hombre más bien bajito y delgadito, ejercía como profeta muy pocas veces, y se pasaban años enteros sin que dijese esta boca es mía, e incluso cuando pronunciaba una profecía, ésta era minúscula. Por lo que respectaba al porvenir, era muy prudente, y, si pronosticaba grandes calores para el verano, siempre apostillaba que, sin embargo, no sólo por las noches habría un vientecillo de refrigerio, sino que, al caer el sol o por las mañanitas, habría días en que convendría echarse algo a la espalda. Y cuando criticaba la situación política, o los abusos sociales, o los desmanes de los poderosos, siempre lo hacía con mucha mesura, y decía por ejemplo:

—¡Hombre, no! ¡Esto no! Esto es un abuso y una indignidad, y no puede ser.

Entonces se ponía su túnica de profeta, cogía su cayado con empuñadura de plata que había comprado en una joyería de Nínive verdaderamente esplendorosa que se llamaba Tiffany's, y era mayor y estaba mejor surtida que el mejor bazar de toda Babilonia, y así se sentía con mayor seguridad en sí mismo para ir a donde tuviese que ir— de ordinario, naturalmente, a ver a sátrapas o a sus cortesanos que habían ordenado o cometido aquellos desaguisados. Y a veces estos sátrapas y cortesanos le recibían, y otras no. Algunas veces incluso pasó desde la sala de audiencia de ellos a un calabozo, y allí quedaba encerrado un tiempo, y otras le oían como si oyeran llover. Pero un día, en Nínive, hacía algunas lunas, le detuvieron unos esbirros en la calle misma, simplemente porque no tuvo la suficiente prudencia., y cuando todo el mundo decía que corría una brisa muy fresca e incluso bastante fría, Jonás comentó sin pensárselo dos veces:

Leer más... »

21.11.08

Una respuesta a Fr. Nelson: el aborto como un «tema electoral más»

Estimado Fr. Nelson, iba a comentar su post Un experimento fallido: tratar al aborto como si fuera el único tema electoral, pero dado que  el comentario iba a ser un poco largo me he permitido transformarlo en post.

Nos «conocemos» hace tiempo, así que los supuestos están claros: no dudo de su buena voluntad, de su compromiso sincero, valiente y constatable en la defensa de la vida; no es ese el tema. Creo que estamos de acuerdo en lo esencial, y discrepar en aspectos como los que refleja en su post, no sólo es lícito, si no enriquecedor. Confío en que presuponga también en mí, no sólo la buena voluntad, si no la admiración que le profeso.

Desconozco los condicionantes —supongo que algunos serán pastorales— que le han llevado a escribir lo que ha escrito, pero sinceramente no es propio de Vd. semejante ejercicio de sofística y demagogia. Empiezo por el final:

Hay lecciones que deben aprenderse no para defender menos a los no nacidos sino para defender más a todos, nacidos o no.

Perdóneme que no le acepte esta frase, la batalla del lenguaje es importante, y no voy a dejar pasar este tipo de manipulaciones: la defensa del no-nacido, nunca se hace en menoscabo del nacido, y contraponerlo, me parece, como mínimo, indigno. Presuponer, como Vd. hace, que la defensa de la vida se hace a costa de otro tipo de intereses, para mí es tremendamente injusto.

Sinceramente creo que ilustrar la opinión y opción de los católicos con un venático email, es un pobre servicio a la verdad. ¿Qué respuesta daría a sus preguntas, si en lugar de prologarlas con semejante demagogia hubiese descrito la postura de la Iglesia? Le animo a leer la carta pastoral de los obispos de Kansas, ¿no cree que es más representativa de lo que creen los católicos?

En ella no se anima a votar a ningún partido. Se recuerda que el voto debe ser libre, pero también responsable, que hay muchos temas de la Doctrina Social de la Iglesia que deben ser valorados, pero que no todos los temas tienen la misma importancia. Que hay muchos aspectos para los que no existe una «solución católica», y que hay otros que son «intrínsecamente perversos»:

Leer más... »