InfoCatólica / De Lapsis / Etiquetas: alemania

23.04.15

¿Cuánto se confiesan los curas alemanes?

 Arms break, vases don’t © Copyright 2015, Erik Johansson

Hace unos días que trato de buscar un enfoque positivo, del que soy incapaz, a la noticia que me comentaba E.O.:

  • el 54% de los sacerdotes alemanes se confiesa una o ninguna vez al año
  • sólo el 58% de los sacerdotes rezan (oran, hacen oración) al menos una vez al día

Estos datos se desprenden del «análisis sobre el ministerio pastoral alemán» que publicó la Conferencia Episcopal de Alemania el pasado jueves 16 de abril. La base del estudio es una encuesta a 8.600 sacerdotes católicos y asistentes pastorales a tiempo completo («Pastoralreferentin»).

Leer más... »

3.01.15

Comunión en Alemania: mejor adúltero que no contribuyente

Cardenal Marx

Bruno explicó hace poco los matices del caso. Lo mío es más una duda bruta, a raíz de la presunta propuesta «misericordiosa» de un grupo de obispos alemanes, no todos, pero significativos. Respecto al punto del Sínodo que menos votos tuvo, y que según el procedimiento no debería haber pasado el corte, estos obispos liderados por el Cardenal Marx declaran que:

Desde la perspectiva de los obispos alemanes, no sería correcto excluir del sacramento, sin distinciones, a todos los creyentes cuyo matrimonio se ha roto, que se han divorciado civilmente y que han vuelto a casarse.

Por ello, basándose en su experiencia pastoral y en la reflexión teológica, los obispos alemanes abogan por buscar soluciones diferenciadas que permitan acceder a la comunión teniendo en cuenta cada caso particular y bajo determinadas condiciones.

Una propuesta que choca con la nada «misericordiosa» petición de excomunión para aquellos católicos alemanes que no pagasen el impuesto religioso. En 2012, tras años de duras exigencias de los «misericordiosos» obispos, el Vaticano suavizaba el requerimiento y autorizaba la publicación del decreto de septiembre. La nueva norma estipulaba que los católicos que se «borraban» del registro civil como católicos, para no pagar el impuesto eclesiástico, no eran formalmente excomulgados, como querían esos obispos, pero:

Leer más... »

9.07.13

Berlín levantará un monumento a las víctimas de la «eutanasia nazi»

Monumento a las víctimas de la eutanasia nazi. Modelización del artista.

El ministro alemán de cultura, Bernd Neumann, asistió ayer 8 de julio a la colocación de la primera piedra del monumento que recordará a las víctimas del programa de eutanasia nazi, el terrible Aktion T4.

Se levantará en Tiergartenstraße 4 (calle del Jardín Zoológico, número 4), el lugar que le da nombre. Precursor de los campos de exterminio terminó oficialmente en 1941, pero se mantuvo en secreto hasta 1945. Desde el año 1940 fueron eliminados 200.000 «Lebensunwertes Leben», aquellos que tenían vidas que el gobierno consideraba «indignas de ser vividas»: enfermos incurables, niños con taras hereditarias o adultos improductivos.

Un monumento que, como señala el ministro, se levanta «contra el odio, el engaño y la dureza de corazón». Tres características que comparte el régimen nazi con regímenes democráticos de ayer y hoy. Un programa eugenésico al que el nazismo sólo le dio mala prensa pero que ya estaba en marcha con bendiciones gubernamentales en occidente, de modo especial en las democracias anglosajonas, Estados Unidos o Reino Unido, que hunden sus fundamentos en el utilitarismo.

Leer más... »

23.05.13

Alemania: todos los bebés nacidos muertos ya son personas

Cementerio de bebés de Fürth. Foto: © D. Karmann

Barbara y Mario Martin han sido propuestos para el premio «Héroes del día a día» 2013. El cariño a sus hijos les ha hecho acreedores al galardón. Entre 2007 y 2008 el matrimonio perdió tres hijos: Joseph-Lennard (siete meses), Tamino Federio (20 semanas) y Penelope Wolke (nacida tres semanas después, a las 23 semanas), los dos últimos mellizos.

En España eres persona «en el momento del nacimiento con vida, una vez producido el entero desprendimiento del seno materno», hasta entonces, ‘gracias’ al gobierno socialista, no supones más que un residuo biológico, medida encaminada a proteger al multimillonario negocio del aborto. No ocurre así en Francia, USA o Alemania, que sitúa el límite de «la personalidad» en el peso: 500 gramos.

Cuando el matrimonio Martin fue a inscribir en el Registro Civil a sus hijos fallecidos se encontró con que a Tamino, que sólo llegó a los 290 gramos, no se le podía nombrar ni enterrar. Comenta su padrino (trad. y nota de María Martínez en Alfa y Omega):

«Lo horrible es que, visto jurídicamente, este niño no existe. Uno se queda estupefacto por esta cruel burocracia. El pequeño era perfecto, tenía todo, era muy bonito, y saludable»

Los padres consiguieron recabar 40.000 firmas de apoyo para una ILP (iniciativa legislativa popular) que reconociese a las personas sin ningún tipo de límite. La ministra de familia K. Schröder (CDU), y del Interior, H. Friedrich (CSU) hicieron suyo el trámite parlamentario que terminó en el mes de marzo. A partir del 15 de mayo, los Sternenkinder –niños que están en las estrellas, no hay término en español– se pueden registrar presentado informe sanitario con los datos pertinentes al nacimiento y la muerte. Los bebés muy pequeñitos vuelven a ser personas.

Leer más... »

4.11.12

Cardenal Koch: la «Reforma» fue el fracaso de la «reforma»

Cardenal Kurt Koch en el Sínodo General de la Iglesia Luterana Unida de Alemania (VELKD)

El Presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, Cardenal Koch, sigue haciendo «ecumenismo» del bueno: decir la verdad. Con caridad, pero la verdad.

El Cardenal está comisionado, como no podría ser menos, en los preparativos para el V Centenario de la Reforma. En junio fue muy claro: «no podemos celebrar un pecado, los acontecimientos que dividen a la Iglesia no pueden ser llamados un día de fiesta», a todo lo que accedió el cardenal es a clasificar la efeméride como un día que hay que recordar, pero no celebrar. Las reacciones no fueron especialmente acogedoras.

El día 2 de noviembre participaba en el Sínodo General de la Iglesia Luterana Unida de Alemania (VELKD), que está al cargo de los preparativos de los 500 años en 2017. Allí, delante de los «reformados», fue igual de claro:

La separación de las iglesias protestantes de la Iglesia no es una expresión de éxito, sino el fracaso de la Reforma. Los reformadores no querían nuevas iglesias, más bien la reforma de la Iglesia Católica.

Apostilló que «el verdadero éxito de la reforma sólo podría venir de superar las divisiones en una nueva unidad de los cristianos» y para que no queden dudas concluyó planteando que esa era la cuestión fundamental con los interlocutores ecuménicos: «considerar la Reforma como una ruptura con la tradición universal (católica) o en continuidad con la tradición».

Leer más... »