Entrevista al fundador de Gratis Date

P. Iraburu: «Si los laicos dieran más la cara, quizás el mundo vería la Iglesia de otro modo»

El padre José María Iraburu, sacerdote, teólogo y escritor, reparte su tiempo entre Hispanoamérica y España, donde, en 1988, creó la Fundación Gratis Date, con la que evangeliza mediante la edición de libros de contenido religioso y moral con una presentación sobria a miles de fieles a un precio extraño hoy en día: gratis total. Análisis Digital publica hoy esta entrevista sobre la labor de la Fundación y sobre cómo evangelizar .

(Paloma Fernández/Análisis Digital) Don José María Iraburu ha hablado con Análisis Digital sobre la enorme labor que realiza esta Fundación y sobre cómo evangelizar en estos tiempos en los que la sociedad pone muchos obstáculos y se muestra cerrada a Cristo .

–¿Cómo surgió la idea de fundar Gratis Date? ¿A quién pretende ayudar esta iniciativa?

Recién ordenado estuve en Chile cinco años, y después, siendo profesor en Burgos, en la Facultad de Teología, casi todos los veranos he viajado a Chile, México, Argentina, etc. para dar ejercicios espirituales y cursillos, y sigo relacionándome con personas y grupos de allí. La Providencia quiso que una mitad de mi vida sacerdotal estuviera orientada a Hispanoamérica.

Siempre vi que allí los libros católicos son escasos y muy caros. Al menos tratándose de libros de importancia, la mayoría se editan en España, y con los portes y el cambio de moneda salen allí excesivamente caros. Con Don José Rivera (+1991), un santo sacerdote diocesano de Toledo, cuya causa de beatificación va adelante, y un grupo de laicos, pensamos en hacer una especie de Editorial que publicara pocos títulos, muy elegidos y en tiradas muy amplias, que siempre se repiten cuando la obra se agota. Así nació la Fundación GRATIS DATE en 1988, que desde entonces ha publicado unos 70 títulos, escritos por 26 autores.

–¿Cómo funciona la labor evangelizadora de Gratis Date? ¿Distribuyen obras en todo el mundo?

En la Fundación, viendo que la mediación de distribuidora y librería aumenta el precio del libro un 70 %, decidimos distribuir nuestras obras de modo directo. Nuestros libros se venden en España (un 15 %) y son enviados gratuitamente a Hispanoamérica (85 %). Recibimos los pedidos por correo, Apartado 2154 - 31080 Pamplona, o con mucha mayor frecuencia por e-mail a fundacion@gratisdate.org. De todos modos, nuestras publicaciones están íntegramente puestas al alcance de cualquiera en www.gratisdate.org

Los pedidos, efectivamente, nos llegan de todo el mundo. Han venido de Usuhaia, la más austral ciudad de Hispanoamérica, de San Petersburgo, de Madrid, de donde sea. Actualmente el mayor número de pedidos procede de Argentina.

Evidentemente nos mantenemos sobre todo gracias a los donativos, parte de ellos son fijos, periódicos, parte llegan en forma esporádica. De este modo se ha ido formando una parroquia virtual con muchos, asiduos y muy queridos feligreses de la Fundación.

El Santo Padre en la catequesis con motivo de la celebración del día de San Pedro y San Pablo habló de san José Cafasso en el 150 aniversario de su fallecimiento y le puso como ejemplo de vocación sacerdotal. Como teólogo, ¿cree que en la sociedad actual se ponen trabas a la misión apostólica de los sacerdotes? ¿Como les animaría en estos tiempos a cumplir su labor evangelizadora?

Que la sociedad actual está muy cerrada al Evangelio y le pone muchos obstáculos parece un dato cierto. Pero yo más veo el problema en la escasez y en la debilidad de la predicación del Evangelio. No es tanto que haya poca luz porque son muy amplias las tinieblas. Es al revés. Las tinieblas del mundo han cubierto grandes zonas de la vida humana, religión, cultura, arte, política, filosofía, educación, criterios morales, porque la luz del Evangelio se irradia sobre la sociedad presente de modo muy escaso y débil., porque hay pocos sacerdotes, pocos apóstoles laicos y religiosos y hay un predominio de un Evangelio naturalista, falsificado, al gusto del mundo.

¿Remedios? Los de siempre. Vida de oración: “comunicar a otros lo contemplado”. Sin oración falta luz y fuerza para evangelizar. Amor a la cruz: sin “parresía", sin perder la propia vida, sin superar el miedo a la persecución, no hay modo de evangelizar al mundo, y más bien el evangelizador se mundaniza. Fidelidad a Biblia, Tradición y Magisterio apostólico: es Cristo quien por la Iglesia “envía”, da la misión (la fuerza espiritual) para evangelizar.

¿Medios? Los de siempre. Homilías, catequesis, misiones populares, conversaciones personales, publicaciones, encuentros, jornadas, ejercicios espirituales, apostolado del libro, páginas en internet... Todo vale para que el Evangelio sea transmitido a los hombres. Pero hace falta que haya hombres configurados plenamente al Evangelio, es decir, a Cristo, para que puedan hablar de la abundancia del corazón.

–¿Cree que la Iglesia está perseguida en España? ¿Cómo podría preservarse la unidad de la Iglesia que muchos intentan quebrantar?

Que la Iglesia está en España perseguida por los actuales poderes políticos y mediáticos –leyes, promoción de criterios y costumbres perversos, televisión, cine, prensa, editoriales, Educación para la Ciudadanía, etc.– me parece obvio.

También me parecen obvias las claves para promover la unidad interna de la Iglesia. Son las claves de los santos. Fidelidad al Magisterio apostólico, que nos asegura en la verdad bíblica y tradicional católica (la verdad es única, une; los errores son múltiples, dividen). Y la caridad fraterna entre los cristianos: es el amor la fuerza unitiva por excelencia. Pero no cualquier amor, sino el amor de Dios, que ha sido difundido en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado (Rm 5,5).

–Muchos medios de comunicación distorsionan a la Iglesia católica reduciéndola únicamente a su jerarquía cuando la Iglesia es el pueblo de Dios y la jerarquía es sólo una parte de ella, ¿a qué cree que se puede deber?

Si esos medios “distorsionan” la verdad de la Iglesia, la culpa principal será de ellos. La información religiosa suele ser de una pésima calidad en dichos medios. Tienen personas especializadas en política nacional o internacional, sucesos, fútbol, música, modas, cocina, etc., pero normalmente los que tratan de temas religiosos no tienen ni idea de lo que tratan, a no ser que sean sacerdotes o religiosos secularizados, y entonces la cosa se pone peor. Como si me ponen a mí a hacer la crónica de un desfile de modelos. La mala información que dan sobre la Iglesia suele proceder unas veces de ignorancia y otras de mala voluntad, y en ocasiones de las dos.

En cuanto a la Iglesia misma, lleva ya mucho tiempo propugnando la participación de los laicos en el apostolado y la liturgia, en la cultura y la política, en los medios de comunicación social, en todo. Pero esa participación no es tan numerosa y tan potente y atrevida como sería de desear y de esperar. Entonces el mundo tiende a ver la Iglesia más como Papa-obispos-sacerdotes que como pueblo cristiano seglar. Si los laicos dieran más la cara, e hicieran suyos plenamente los combates del Reino de Dios en este mundo, quizá el mundo veríaa la Iglesia de otro modo, más conforme a su Verdad.

37 comentarios

pepiño
Ya estamos co lo mismo...los laicos...

Laico es el juez Calamita al que han machacado por defender la verdad. La jerarquía no ha apoyado mucho la cuestión.

Laicos son los de intereconomía a quienes han robado por mostrar la verdad. La jerarquía no ha dicho nada, aunque es el preludio de lo que harán con la Iglesia.

Laicos son los miles de padres que han objetado a sus hijos de la EpC, y que han abandonado a su suerte la jerarquía y la FERE.

Laico es también el señor Bono y otros como él, que han votado la ley del aborto, y sobre los que no ha recaído ninguna pena canónica explícita sobre ellos. Están excomulgados, pero la Iglesia no se lo ha comunicado con la claridad que se deberiera.

No voy a seguir.

Aquí no se trata de ver si la culpa del estado de la Iglesia es de los laicos o de los curas - esa afirmación no es digna de un sacerdote -. Pero una cosa sigue siendo clara, son los sacerdotes quienes pastorean, no los laicos, y ya ve, tanto en unos casos como en otros es como si la jerarquía se quisiera mantener al margen.
13/07/10 10:13 AM
Miguel
Muchísimas gracias por la labor evangelizadora y formativa que realiza Gratis Date, que se sustenta en la Providencia y voluntarios. Los libros que divulgan son excelentes y prestan un gran servicio a los fieles cristianos.
¡Animo! y unidos en la oración.
Miguel.
13/07/10 10:39 AM
No me detengo de dar gracias a Dios por la labor del padre Iraburu en internet. Sus palabras, además, son estímulo para quienes nos hemos tomado estas andanzas en serio y con ilusión.

El Señor conserve y guié lo que es Su obra.
13/07/10 10:41 AM
Nova
Pepiño tiene toda la razón. Qué cómodo es echar la culpa a los seglares. Muy seguramente los seglares podríamos hacer más; pero, también muy seguramente, los pastores también, dicho sea con todo respeto. hay que ser más prudente, padre.

Por cierto, padre Iraburu, laicos son también los miembros de Alternativa Española a quienes, por dar la cara en defensa de los valores cristianos, se la han partido hasta en la emisora de los Obispos. Ver para creer.

Es radicalmente injusto decir a los seglares que participen en política (algo que, fuera de los partidos grandes, conlleva mucho sacrificio), para luego, ignorarlos totalmente y hasta ponerles piedras en el camino.
13/07/10 11:12 AM
Luis Fernando
A ver, leeros bien la entrevista entera, que el padre Iraburu no sólo le echa la culpa a los seglares. Ahora bien, alguna culpa tendremos también nosotros, ¿no?
No todo es culpa de obispos y sacerdotes.
13/07/10 11:25 AM
Antonio
Si los laicos dieran más la cara, e hicieran suyos plenamente los combates del Reino de Dios en este mundo, quizá el mundo veríaa la Iglesia de otro modo, más conforme a su Verdad.

Sí señor. Ahora a ver si los laicos nos aplicamos el cuento, debemos arrimar el hombro e invitar a nuestros hermanos a que también arrimen el hombro.
13/07/10 11:37 AM
Antonio
Bueno, no habían llegado los comentarios previos al mío y tengo que decir que también tienen razón en las "traicioncillas" a las iniciativas de los laicos.

Efectivamente, tenemos que mejorar todos, el asunto está clarísimo y la oportunidad es maravillosa porque por fin no estamos dando cuenta: tenemos que hacer Iglesia, somos una congregación, una comunidad, un pueblo, y ya va siendo hora de que empecemos a organizarnos de verdad y empecemos a actuar con criterios comunes y coordinados.

Es necesario que pastores y ovejas hagamos masa compacta cada uno en su papel, pero caminando hacia la misma dirección.
13/07/10 11:42 AM
Karlos
Felicidades por la labor del P. Iraburu. Creo que el asunto va con todos.

Es cierto que los laicos deben ser coherentes con su fe, y así influir en la sociedad.

Pero siempre que sale este tema, recuerdo vagamente un ejemplo que me pusieron hace años que ocurrió en una conferencia dada por un laico casado, a un grupo de sacerdotes.

Y que hacia referencia a que él no se avergonzaba de salir de su casa con el anillo de casado, como señal y símbolo de su compromiso en exclusiva con su mujer aceptado libremente, y actualizado constantemente.

Nos ayudaría mucho, ver más sacerdotes en nuestras parroquias, con menos vaqueros, y camisetas, y con aspecto más sacerdotal. Lo mismos con algunos cristianos de vida consagrada.

Una de los argumentos para no hacerlo es ser cercanos. No sé con quien, porque con los laicos que tratamos de ir comprometiéndonos, los sentimos más lejanos. Tenemos la sensación que se nos pide más compromiso, y otros quieren tener menos, o que no se note.

La cercanía es con el más próximo, y esos somos los que necesitamos sentir esa cercanía, el mismo compromiso, cuando vamos a nuestras parroquias.

Esto de generalizar muchas veces es injusto, y por eso todo nuestro respeto y cercanía a aquellos que no se “quitan el anillo cuando salen de casa”.
13/07/10 11:44 AM
La responsabilidad en la evangelización es mas alta en quienes ostentan el cargo más alto en la Iglesia, de esto no puede caber duda. Ya lo dice el mismo adagio que quien más se eleva en el cargo caerá de mas altura si las cosas le van mal. El Evangelio lo dice claro en la parábola de los talentos. "A quien más se le ha dado más se le pedirá" (y esto vale para los galones de mando).
13/07/10 12:07 PM
Antonio
El comentario de Karlos me inspira a pensar que ciertas actitudes se han tolerado y promocionado con la excusa de intentar una "apertura" hacia los otros, en una especie de "estilo" evangelizador que se pretendía muy moderno y prometedor.

Sin entrar en consideraciones profundas es evidente que eso ha fracasado, y eso es ciencia pura y dura. El resultado ha sido no solo que no hemos sido capaces de comunicar la Verdad a los que estaban sin Ella sino que encima muchos que estaban en Ella han sido alejados de la Misma.

Bien, pues es el momento de aprender las lecciones y volver sobre los pasos dados. Yo creo que lo primordial ahora es trabajar muy fuertemente para que nadie mas llegue a perder Verdad y para que todos empecemos a ser mas Iglesia, unidos y en comunión, cooperando para marcar una dirección concreta y cumplir nuestros objetivos.
13/07/10 12:10 PM
Luis I. Amorós
Creo que el P. Iraburu tiene toda la razón en que los laicos debemos dar más testimonio del que damos, de palabra y de obra. Hemos de ser católicos en nuestra vida diaria, no solo en el templo.

También es cierto que leo los ejemplos de pepiño y no se le puede poner un pero. Tal vez los pastores debieran perder también algunos miedos humanos al "qué dirán".

Y respecto a los católicos en política, recuerdo nítidamente hace varios años, cuando al arzobispo emérito de Pamplona, monseñor Sebastián, le dio por decir que los católicos debían apoyar a formaciones públicamente coherentes con las enseñanzas de la Iglesia, y en vez de citar al ala democrata cristiana del PP, se le ocurrió enumerar a varios movimientos "mal vistos" en lo políticamente correcto, pero defensores de la doctrina católica.
Ningún obispo salió en su defensa, y me consta que varios por lo bajini le recriminaron sus palabras. El hombre se encontró solo y no ha vuelto a abrir la boca. Así dan muy pocas ganas de salir al ruedo a que te partan la cara por defender unos principios que enseña la Iglesia, cuando sus pastores, para no buscarse líos con los poderes políticos y mediáticos, te abandonan.
13/07/10 2:00 PM
JSC
Luis I. Amorós, tiene usted toda la razón y recuerdo perfectamente el eco de las declaraciones de monseñor Sebastián, que estuvieron muy acertadas.
El mundo anda sobrado de buenas intenciones y palabrería, por parte de políticos, clero, fieles, etc ... Lo que necesita Dios y espera el mundo son testigos del Amor de Dios, heraldos de Su evangelio vivo, profetas mendicantes. " Wanted! " granos de mostaza para el Reinado Social de Cristo que está a las puertas. No podemos dejar pasar la oportunidad de esta gloriosa persecución contra los cristianos por causa de la Justicia, pues es motivo de bienaventuranza y de mayor santificación y alabanza.
Bendito sea Dios.
13/07/10 3:21 PM
Miriam
Algo ilustrativo sobre la jerarquía y los laicos. En nuestra Argentina se quiere aprobar (mañana) la ley del "gay-monio". Algunos matrimonios fuimos a hablar con nuestro párroco y a plantearle la inquietud (hacer algo en favor de la familia: oración, marchas, información por los medios) y él no sólo nos apoyó, sino que "dejó el cuero" por esta causa. Pero ayudándolo eramos muy pocos matrimonios... En un momento le dije que me daba mucha pena por él, porque el sacerdote que no tiene hijos biológicos se desvivía por esto y de los 600 matrimonio (si no más) que asisten a Misa cada domingo, sólo 10 matrimonios estabamos trabajando en el tema... A veces pienso que los laicos somos un poco tímidos o un poco cómodos. Y me duele la soledad en la muchas veces dejamos a nuestros sacerdotes. Claro que necesitamos sacerdotes "con pila" pero también los laicos tenemos que ponernos las pilas...
13/07/10 3:32 PM
Atanasio
Sin ánimo de ninguna polémina o confrontación (además, ya sé que NO ES lo que ha dicho el Páter), pero si muchos curas no dijeran tantas tonterías y/o herejías desde el púlpito, y por contra dijesen lo que tienen que decir, no habría tanto laico despistado. Claro, los que nos damos cuenta no andamos despistados, mas desesperados.

GratisDate es un auténtico regalo de Dios. Postulo al P. Iraburu como Obispo. Si les da por "volver a la praxis de los primeros cristianos" y votar a nuestro Prelado, yo ya tengo candidato.

Saludos cordiales.
13/07/10 4:15 PM
clara
Si todos los que criticáis el comentario del Padre Iraburu sois de los laicos que dan la cara... ¿a qué viene la crítica? No va por vosotros. Pero para ello, vida de oración par para poder hablar de la abundancia del corazón, y amor a la cruz (la de cada día y a la extraordinaria).

Gracias Padre Iraburu por los consejos, que al menos en mi caso, hay todavía mucho por barrer en mi interior para ser fiel testigo del Evangelio.
13/07/10 4:18 PM
susi
La receta es la oración, los sacramentos y la cuz para todos, laicos, curas y mediopensionistas.
13/07/10 5:15 PM
José María Iraburu
SEÑORES COMENTARISTAS
yo no pienso que la causa principal de que hoy sea tan débil la evangelización del mundo esté principalmente en los laicos, que "no dan suficientemente la cara" por Cristo y su Iglesia en los ambientes seculares. Y dudo de que el último párrafo de la entrevista que me hicieron sea suficiente para atribuirme ese diagnóstico. En todo caso, no es ése mi pensamiento.

Los principales responsables de esa evangelización tan débil son los Obispos y presbíteros, que son los responsables principales de la misión evangelizadora. Si en mi blog REFORMA O APOSTASÍA leen ustedes, p. ej., los artículos (22-24), sobre las "Verdades silenciadas" y sobre el "Lenguaje católico oscuro y débil", verán que ése es mi convencimiento.

Y esa flojera de los evangelizadores principales es la que ocasiona sobre todo que "los laicos no den suficientemente la cara" por Cristo en el mundo, defecto que también es real. Incluso en ocasiones los laicos que "se la juegan" por la Iglesia, no se ven ayudados por no pocos eclesiásticos, y a veces hasta son desautorizados por ellos, que ya es lo máximo.
13/07/10 5:59 PM
Fidel
Don José María intenta arreglarlo en su comentario pero, a mi juicio, no lo consigue porque el problema no es de laicos sino de Jerarquía y esto hasta un punto que él no destaca lo suficiente. Es un problema de causa/efecto. Y mientras no desaparezca la causa es absurdo reprochar nada al efecto. El pobre efecto es sólo eso: efecto de una causa. No doy ejemplos concretos porque ya los han dado otros comentaristas. En la Cigueña pueden encontrar un comentario muy ilustrativo de un laico argentino que da las razones de por qué se han vuelto de repente tan "valientes" los obispos del pais hermano. En fin, es lo del Mio Cid: que buen vasallo si tuviera buen señor.
13/07/10 8:36 PM
Luis Fernando
Los laicos somos algo así como el 95% de la totalidad de la Iglesia, ¿y pretendemos que la culpa de la crisis de la misma es únicamente de la jerarquía?

A ver, en los últimos 40 años, ¿a cuántos laicos se les ha impedido leer a los padres de la Iglesia, a los santos, el catecismo, etc? ¿es que un cura tiene que decirnos que debemos rezar para que recemos? ¿sigo?

¿Cuántos laicos se parten la cara por defender la sana doctrina y pedir a los pastores que velen por ella? ¿alguien lo sabe? ¿cuántas InfoCatólicas existen? ¿cuántos blogs de apologética?

¿Y qué decir de los que se dedican a la política? ¿cuántos ponen a Dios por encima de su fidelidad al partido? ¿acaso necesitan que un cardenal les diga que es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres? ¿no lo han oído nunca en misa?

Desde luego, el que busque usar delante del Señor el argumento de que "mi obispo era malo y mi párroco peor" como excusa para justificar el no haber sido un buen cristiano, que se ciña bien los lomos que le va a caer una buena.

Y en todo caso, se está acusando al padre Iraburu de criticar a los laicos cuando lo que ha hecho es una exhortación como la copa de un pino. No nos dice "sois chusma, gentuza por no hacer lo que debéis hacer", sino más bien: "si hicierais lo que debéis hacer, a la Iglesia le iría mejor".
13/07/10 9:25 PM
luis
Díselo a los cristeros, Luis Fernando.
13/07/10 9:59 PM
Miguel Angel Arteche
Los cristeros fueron hace casi un siglo. Ahora hay muy poquitos, muy muy poquitos.
13/07/10 10:18 PM
Mary Sanz Viguria
luis
El P. Iraburu sabe mucho de los cristeros. Dedica a "La Cristiada" unas treinta páginas de su libro "Hechos de los apóstoles de América"

http://www.gratisdate.org/nuevas/hechos/default.htm
13/07/10 10:29 PM
Luis Fernando
¿Que se lo diga a los cristeros?

Espera que mire....

Sigo mirando...

Busco...

Insisto en buscar...

Nada, no encuentro ni uno.
13/07/10 10:29 PM
Emiliana
Es increible como a los lectores de este artículo, solo se les queda en su cerebro la última parte de la entrevista, y no logran sintetizar en sí lo que fue la entrevista, o solo se pegaron del titulo del mismo..QUE TRISTEZA...

Padre déjeme decirle que la FUNDACION GRATIS DATE, es una obra de Dios, personalmente conozco muchos casos en los cuales sus libros han dado una luz bien fuerte y debilitado las tinieblas, y claro en latinoamérica, donde llegan completamente GRATIS, esto es de elogiar en un mundo donde todo vale.

Que Dios lo bendiga y siga PREDICANDO con su obra y su VIDA, eso es lo que el mundo de hoy necesita.
13/07/10 11:54 PM
luis
Explico mi críptica referencia, que creí iban a entender. En America se entiende rápido.
Cité a los cristeros, porque es el ejemplo más sangrante de laicos traicionados por la jerarquía eclesiástica de la manera más cochina. Pueden leer en efecto las crónicas.
14/07/10 3:37 AM
Mary San Viguria
luis
Pueden leer las crónicas, efectivamente, y muy detalladamente refiere el P. Iraburu esas traiciones de los negociadores eclesiásticos de los mal llamados "Acuerdos" la obra suya que ya indiqué. Lo deja clarísimo.
http://www.gratisdate.org/nuevas/hechos/default.htm
14/07/10 7:08 AM
Diego
Culpables somos todos.
Está clarisimo que si tanto laicos como jerarquia hicieramos lo que hay que hacer otro gallo cantaría.

Hay muchisimos laicos en parroquias que trabajan muchisimo mas que el párroco.Muchos párrocos viven muy bien, decir que los sacerdotes cobran por hacer su trabajo y los laicos lo hacen gratuitamente.
Y tambien hay párrocos y sacerdotes que hacen verdaderos milagros.
Hay que tener mucho cuidado y sacar las manzanas podridas antes que nos toque tirar todo el cesto.

Eso si prefiero un cura vago que delegue su trabajo a laicos comprometidos que cualquier otro sacerdote que se ponga a decir o hacer barbaridades y no deje trabajar a quien quiere y puede.
14/07/10 11:27 AM
Toda evangelización que se precie tiene que venir en el contexto de la santidad de vida. Y como falta santidad, falta evangelización; y no se trata simplemente de aumentar la evangelización de cualquier modo, sino de aumentar la santidad de vida. “Sin Mí no podéis hacer nada”, dice el Señor. Pero claro, la santidad implica el dar la vida en favor de Cristo y los hermanos, y a esto pocos están dispuestos, recurriendo a otros métodos, inútiles o contraproducentes, pero menos aparentemente “ridículos”, como resulta mundanamente el Evangelio en estos tiempos, quizá en todos. Y así se oyen tantas afirmaciones quizá aparentes defensas de la verdad, pero en realidad envenenadas con el método mundano de lograr resultados inmediatos, recurriendo a medias verdades, es decir, a las más peligrosas mentiras, ya que se trata de mentiras disfrazadas, a las que se suman los que creen que el vivir el Evangelio no implica la donación personal, y se puede vivir sin persecución y fácilmente, sin hacer una opción de vida por éL en los intereses personales de uno. Claro que hace falta valor para no anteponer las complacencias superficiales propias o ajenas al bien de verdad, y no se puede comenzar ninguna labor evangélica pensando en que se queden muy contentos los participantes quizá ante el aparente resultado visible, ya que el que vive el Evangelio cree en el bien en sí mismo, y no necesita ver con los ojos sus resultados.

No hay forma de vivir la santidad o el cristianismo a medias, y la
14/07/10 12:06 PM
Benigno Soto
Y de la Fundación GRATIS DATE ¿no habrá alguien que comente algo? Por amor de Dios, venga.
14/07/10 1:04 PM
No hay forma de vivir la santidad o el cristianismo a medias, y la decisión acerca de la santidad siempre es individual, no en grupo. En grupo se podrá actuar, pero no se hará nada si no viene conducido por decisiones individuales de santidad o de vivir el Evangelio.
Está claro que el demonio mueve muchísimos hilos de muy diferentes formatos; diríamos que hay para todos los gustos, ya que el demonio pretende engañar a todos, no sólo a unos cuantos. Y el que no se decida a vivir la auténtica caridad en su vida, el Evangelio, caerá, sin duda, en uno de ellos. El que se dispone a vivir la caridad, a anteponer el auténtico bien a los intereses superficiales, ya se encuentra con la persecución en la primera actuación, y por esta vía se ven muchas cosas; por el contrario, el que no pasa de encaminarse, no al bien de verdad, sino a beneficios superficiales o materiales de otras personas, esto no le obliga a depurar la propia intención, con lo cual, dando rienda suelta a las intereses egoístas sin el contrapeso del amor de verdad, caerá fácilmente en el engaño, corriendo incluso el riesgo de que su egoísmo, que ya es un mal, a diferencia de lo que muchos piensan, creyendo que es algo neutro, dé un paso más hacia la malicia, convirtiéndose quizá ya en promotor, no sólo seguidor, de un engaño. Dios nos libre de caer en la tentación.
14/07/10 1:31 PM
Diego
Acabo de tener una conversación con una mujer al respecto que me ha dicho que es normal que la gente crea menos con los ejemplos de curas que salen por la televisión, etc. Mucha gente tiene como referencia a la jerarquia y ..."si ellos (los curas) no hacen esto o lo otro porque lo tengo que hacer yo?" me dice la mujer.
"Pero si ellos (los curas) sí que lo hacen,como ya hay quien lo haga pues tampoco lo hago yo".

Los laicos no sabemos el poder y la fuerza que tenemos como miembros de la Iglesia católica, o no lo queremos saber por comodidad. Tenemos que ser sal y luz, ser ejemplos en nuestros trabajos, entre nuestros amigos, en nuestras familias,.... ¿cuantas veces en una reunión de trabajo, o entre amigos alguien se ha metido con la Iglesia Católica y no hemos defendido a esta?
En nuestras manos laicas está la solución.
Además en una parroquia habrá dos curas o tres pero miles de laicos y eso hay que tenerlo en cuenta.
14/07/10 1:36 PM
pepiño
Luis Fernando:

Pues lo último que yo quería era polemizar.

En mi comentario hay mucho de experiencia personal. Como me he visto ignorado, ninguneado, manipulado y despreciado en la misma Iglesia por sacerdotes y algún obispo, (en algunos de estos temas la cosa clamaba al cielo), pues me escuece especialmente.

No me apetece hablar de estos tipos, porque estoy seguro que el padre no es uno de ellos. Tampoco me apetece hablar de los millones de bautizados que son Iglesia, y tienen una vida que no es la voluntad de Dios (que habría que hablar de cómo se actúa en la Iglesia para con ellos, en especial con los sacramentos, pero eso otra historia...).

Pero en justicia si creo que es necsario apuntar las dificultades particulares del laico.

Los sacerdotes, de momento, solo están expuestos a las críticas. Lo cual es mucho, pero no es la misma situación que la de muchos laicos. Un cura siempre tendrá mañana un plato de comida en la mesa y un techo donde dormir. Y obviamente no tiene hijos.

Hay muchos laicos que se la juegan de forma activa (los miles, - recordemos, miles -) como en el caso de la EpC, y donde el riesgo era es que el niño podría quedar fuera del sistema educativo, o algo peor, en función de la venganza que quisiera el gobierno.

Hay otros muchos miles que se la juegan de forma pasiva (sector sanitario, por ejemplo), y donde el castigo es la pérdida del empleo.

A esta gente, no se la trata como se debe, se la deja indefensa. Muchos dan la cara, aunq
14/07/10 1:57 PM
luis
P. Iraburu, es una Fundación magnífica, una obra magnífica, y Usted debería ser obispo por su ortodoxia y su teología espiritual, que nos ha nutrido a centenares de laicos.
14/07/10 3:08 PM
PEDRO
ESTOY DE ACUERDO CON LUIS NECESITARÍAMOS QUE EL P. IRABURU FUERA OBISPO. QUÉ BIEN NOS VENDRÍA!!
14/07/10 7:32 PM
Gualterio
Los que tienen que dar la cara son los Obispos y los curas, sin ir por la vida con actitud de pedir perdón por existir.

Los únicos que sacan la cara por la Iglesia son los laicos....y asi nos va....
14/07/10 8:31 PM
richard
Primero Lo felicito, por su labor .
Segundo. Los laicos estamos mal preparados, subsistimos en este mundo, estamos bien desunidos, pero si se propaga que la accion de santidad esta en cada cosa que hagan seria para DIOS , seria fenomenal.
Tercero. Soy abogado, desde aqui podre hacer algo por la justicia.
Cuarto. La misma familia a veces nos ponen trabas.Gracias
4/08/10 7:18 PM
Jujeva
Cuando la Jerarquia Catolica quiere,piden que los Laicos den la cara.
Somos muchos los Laicos que damos a diario Testimonio
de Nuestra Fe en Cristo,a pesar de las malos ejemplos de nuestros pastores y de todos los Fariseos que les
rodean.
Los Laicos son parte integrante de la iglesia Catolica
Apostolica y Romana en todo momento e instante de la vida.
Jujeva
5/09/10 5:54 PM

Dejar un comentario



Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.