La crisis de fe es un problema común en todo el mundo

El cardenal Rouco asegura que la ignorancia religiosa ha dado lugar a nuevos paganos

El cardenal y arzobispo de Madrid dijo ayer que la secularización avanza propiciada por la globalización, que en Europa se ha producido una «apostasía silenciosa» del cristianismo y que la ignorancia religiosa y el vivir como si Dios no existiera ha dado lugar, «también en España», a nuevos paganos. S.E.R. Antonio María Rouco Varela hizo estas manifestaciones en un encuentro con los periodistas que siguen en el Vaticano el Sínodo de Obispos para la Nueva Evangelización.

20/10/12 6:10 AM | Imprimir | Enviar

«En todos los escenarios donde es necesaria una nueva evangelización se ve la secularización. La crisis de fe, el apartarse de Dios, es un problema común en todo el mundo. Debido a la globalización y a través de internet se propaga por las casas, las aula, etc. y este Sínodo trata de dar una respuesta», afirmó Rouco.
El cardenal arzobispo de Madrid agregó que el «no» a Dios, el alejarse de él, la pobreza que azota al mundo, la crisis y la falta de esperanza crean un panorama sombrío, pero que ante esa situación y para devolver la sonrisa, la Iglesia quiere llevar de nuevo a Cristo a esas personas, ya que esa es la misión para la que ha nacido.
«La Iglesia quiere llevar a Cristo a lugares donde hace 2000 años se creyó en él y además de una forma casi unánime conforme avanzaron los siglos y en los que ahora se ha producido una especie de lejanía, de escapada de Cristo», subrayó Rouco, que en referencia a Europa dijo que en el viejo continente se ha constatado «una apostasía silenciosa con respecto a su fe».
La novedad de este sínodo -agregó- es volver a evangelizar esas zonas cristianas, que ya no lo son.
Rouco Varela agregó que en muchos países europeos «y en España también», la ignorancia religiosa y el vivir como si Dios no existiera «se ha hecho común y ha surgido »una especie de nuevos paganos, que andan por ahí y no son pocos«.
A esos »nuevos paganos« -aseguró- tiene que hablar la Iglesia con nuevos lenguajes, como el que usan los jóvenes, »pero sin olvidar llegar a ellos con el corazón y el alma, ya que se puede usar un lenguaje fantástico y no producir ningún efecto y hablar de manera más torpe, pero con el corazón y dejando salir el alma y convencer más que mil libros«.
El cardenal señaló que la psicología no basta para curar los males del hombre de nuestro tiempo.
Rouco Varela manifestó que el Sínodo, en el que participan 262 obispos de todo el mundo, subrayó que las familias son indispensables para la transmisión de la fe y que principalmente es la mujer, la madre, la que transmite la fe, de ahí la necesidad de ayudarles y atenderlas en sus necesidades.
El arzobispo de Basilea (Suiza), Felix Gmur, en un encuentro con los periodistas italianos, dijo también hoy que la Iglesia tiene que encontrar una solución para los casos de divorciados y vueltos a casar, que no pueden ser considerados simplemente como »pecadores y por tanto no pueden comulgar«.
»¿Sólo son pecadores?. Hay que analizar caso por caso. Yo conozco a una pareja casada desde hace 50 años y que cada uno estuvo casado antes por un breve periodo de tiempo. ¿50 años juntos no significan nada?. ¿Sólo son pecadores?. Tal vez la Iglesia debería estudiar un nuevo trato. Hay que tomar en serio este problema, dijo el prelado.
Durante el Sínodo, que comenzó el 7 de octubre y concluirá el próximo día 28, los obispos han recordado que los cristianos divorciados y vueltos a casar no están excomulgados y no deben sentirse marginados por no poder comulgar.

(Efe) «En todos los escenarios donde es necesaria una nueva evangelización se ve la secularización. La crisis de fe, el apartarse de Dios, es un problema común en todo el mundo. Debido a la globalización y a través de internet se propaga por las casas, las aulas, etc. y este Sínodo trata de dar una respuesta», afirmó el cardenal Rouco.

El prelado agregó que el «no» a Dios, el alejarse de él, la pobreza que azota al mundo, la crisis y la falta de esperanza crean un panorama sombrío, pero que ante esa situación y para devolver la sonrisa, la Iglesia quiere llevar de nuevo a Cristo a esas personas, ya que esa es la misión para la que ha nacido.

«La Iglesia quiere llevar a Cristo a lugares donde hace 2000 años se creyó en él y además de una forma casi unánime conforme avanzaron los siglos y en los que ahora se ha producido una especie de lejanía, de escapada de Cristo», subrayó Rouco, que en referencia a Europa dijo que en el viejo continente se ha constatado «una apostasía silenciosa con respecto a su fe».

La novedad de este sínodo -agregó- es volver a evangelizar esas zonas cristianas, que ya no lo son.

Don Antonio María agregó que en muchos países europeos «y en España también», la ignorancia religiosa y el vivir como si Dios no existiera «se ha hecho común y ha surgido una especie de nuevos paganos, que andan por ahí y no son pocos».

A esos «nuevos paganos» -aseguró- tiene que hablar la Iglesia con nuevos lenguajes, como el que usan los jóvenes, «pero sin olvidar llegar a ellos con el corazón y el alma, ya que se puede usar un lenguaje fantástico y no producir ningún efecto y hablar de manera más torpe, pero con el corazón y dejando salir el alma y convencer más que mil libros».

 

El cardenal señaló que la psicología no basta para curar los males del hombre de nuestro tiempo.

El purpurado manifestó que el Sínodo, en el que participan 262 obispos de todo el mundo, subrayó que las familias son indispensables para la transmisión de la fe y que principalmente es la mujer, la madre, la que transmite la fe, de ahí la necesidad de ayudarles y atenderlas en sus necesidades.

 

 

9 comentarios

Y usted ayuda mandando dando su bendición a la construcción de una capilla en la zona de las apariciones marianas en el Escorial. Que son el fruto de una señora con afán de protagonismo y ególatra, diagnosticada médicamente dicho sea de paso.
Que es una manera sibilina de nadar y guardar la ropa.

No las reconozce explícitamente, pero sí implícitamente les da lo que le piden para tenerlos contentos. Así en un futuro cuando los encargados de la fundación mueran poder incorporar ese enorme patrimonio a las arcas de la iglesia de Madrid.

Rouco, un cardenal de gran inteligencia, muy bien preparado, claro y fuerte en el dogma, pero discutible en ciertos aspectos. Aunque muchos dirán que mejor que ese capital acabe en la iglesia católica que en otras manos, creo que esta jugada es moralmente discutible. Dicho con todos los respetos.
20/10/12 9:04 AM
Comentario de Juan García
El cardenal tiene toda la razón: hemos asistido al nacimiento de un nuevo paganismo. Doy clase en una universidad pública y es verdaderamente asombroso el nivel de ignorancia religiosa de los alumnos. Pero por otro lado, la jerarquía católica española debe entender que ella misma se ha encargado de sembrar y alimentar esta situación, de Tarancón a esta parte. Porque sin el inestimable concurso de los obispos, seducidos por la retórica facilona del posconcilio, esto no hubiera pasado. Cualquiera les podría decir ahora: la gente hoy es pagana, sí, pero es más "auténtica" y los buenos paganos herederán el reino de los cielos, así que no se quejen.

Preocupa por eso el triunfalismo con que se celebra el 50 aniversario del Vaticano II. Preocupa que el espíritu de penitencia brille por su ausencia. Preocupa que haya muy pocos dispuestos a reflexionar sobre lo que ha pasado en los últimos 50 años, y que la gran mayoría adopte la "postura Rajoy": mirar al futuro, olvidarse del pasado. A lo mejor antes de plantearse una nueva evangelización, habría que plantearse hacer acto de contrición por la desevangelización activa previa. Pero eso ni se les pasa por la cabeza.
20/10/12 10:36 AM
Comentario de Eduar2
Lo tenemos muy difícil: como padre de familia, mis hijos no hacen nada de lo que se les enseñó; y mira que los envié a formarse en un colegio religioso. Pues bien, hablan mal de él, quiero suponer que injustamente; más me convence que no tienen fuerza para enfrentarse al hedonismo reinante, y es más cómodo dejarse arrastrar por la corriente. Por lo demás, que tampoco se nos eche toda la culpa a los padres, pues alguien me dijo una vez que todo crecimiento lleva aparejada cierta emancipación/oposición al progenitor. En lo que sí estoy de acuerdo, ahora que ella no me ve, es que las madres ejercen su papel con cierto egoísmo: para que les sigan queriendo ¡qué mejor que asegurarles la MAMANdurria!
20/10/12 11:53 AM
Comentario de pedro de madrid
Soy persona de Iglesia y no me gusta criticar, pero en el tema de la enseñanza hubo un abandono casi mayoritario por parte de quien tenía que entregarse a ello, también falta lo que preconizaba el Cardenal Newman, "que no te pregone con palabras sino con mi EJEMPLO" y eso faltó, hacían falta muchos santos curas de Ars. La apostasía es evidente. Recemos con confianza y demos ejemplo
20/10/12 12:56 PM
Comentario de Pepito
Una de las cosas que hay que reenvangelizar urgentemente es la política y la economía. Europa está desenvangelizada, quién la reenvangelizará, el reenvangelizador que reenvangelizare buen reenvangelizador será.
20/10/12 1:50 PM
Comentario de José Jacinto Verde Colinas
Creo que la mayor parte de los comentaristas podrían tener su parte de razón. La apostasía y el laicismo es evidente en nuestra sociedad, y probablemente no todos los frutos del Concilio Vaticano II hayan sido positivos.

Sin embargo, creo que no debemos quedarnos solamente con lo negativo, porque, si no me equivoco y según estoy observando, creo que hay algunas cosas que empiezan a cambiar, para bien, dentro de la Iglesia católica (por ejemplo, cada vez hay más adoraciones eucarísticas en algunos templos) y, además, algunos de los movimientos surgidos de la misma tras el Concilio Vaticano II, según creo, empiezan a dar sus frutos, como por ejemplo los del Camino Neocatecumenal. No debemos olvidar que Dios puede sacar grandes bienes de los aparentes males existentes tanto dentro como fuera de la Iglesia.

Por otra parte, si tenemos en cuenta el Apocalipsis, parece evidente que el triunfo definitivo de la Iglesia católica al final de los tiempos no se producirá mediante el triunfo terrenal, sino mediante el sufrimiento y la Cruz. Parece evidente que la Iglesia católica va a seguir un "camino" similar al de Jesucristo. Así ha sido a lo largo de la historia y, probablemente, así será conforme se acerque el final de los tiempos. De nosotros depende estar o no dentro de ese grupo, más o menos selecto, que alcance la gloria eterna del Cielo cuando ocurra la Parusía.
20/10/12 8:17 PM
Comentario de José Jacinto Verde Colinas
Respecto a las apariciones marianas de El Escorial, no debemos suponer que sean necesariamente falsas. El tiempo dará o quitará razones.
20/10/12 8:18 PM
Comentario de Juan Mariner
La Iglesia católica española no puede lamentarse ahora de falta de cultura religiosa en España cuando hace ya casi 40 años que ha renunciado a darla, y, lo que es peor, a evangelizar.
20/10/12 9:14 PM
Si la Iglesia quiere impulsar una Nueva Evangelización, en mi humilde opinión, debe retomar la predicación de los Novísimos y llamar a la gente a la conversión.

Porque está muy bien convertirse para llevar una vida más plena, más feliz, más acorde a nuestra dignidad humana, etc...

Pero la razón más importante por la que debemos convertirnos es para salvar nuestras almas y santificarnos. Ya lo dice San Pablo: "Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad"; "ésta es la Voluntad de Dios: Vuestra santificación".

Hay que volver a hablar del Cielo, Purgatorio e Infierno y, esto, desde el Papa hasta el último de los seglares. Hay que predicar sobre el demonio y su odio monstruoso a Dios y a los hombres. Hay que poner a la gente en guardia en relación a todas estas realidades. Eso es lo que hizo Nuestro Señor Jesucristo con su predicación. Él no se mordía la lengua a la hora de hablar de las "tinieblas exteriores", "la gehenna de fuego" y "el llanto y el rechinar de dientes".

Tal vez en el pasado se puso demasiado el acento en todas estas cosas. De ahí que Nuestro Señor quisiera, por ejemplo, instaurar la devoción a su Sagrado corazón, para que no olvidemos que Él es Amor infinito. Pero, ahora, los católicos nos hemos ido al otro extremo y creo que no hablar nunca de los Novísimos es mucho peor que insistir demasiado sobre ellos, de cara a la salvación de las almas.
21/10/12 1:12 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

Conferencias de espiritualidad

(144) Vida nueva Utopías profanas 5

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral


Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo

Librería Balmes

Mi viaje hacia el perdón Cómo el mundo occidental perdió realmente a Dios

Sugerencias de libros

.


Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso