La primera sesión empezó el 11 de octubre de 1962

Se cumplen cincuenta años del comienzo del Concilio Vaticano II y empieza el Año de la Fe

Tal día como hoy, un 11 de octubre, dio comienzo en Roma el Concilio Vaticano II. Los Padres Conciliares, obispos que asistieron a ese evento al concilio, aprobaron cuatro constituciones -dos de ellas dogmáticas- tres declaraciones, y nueve decretos. La primera sesión partió con la inauguración solemne en la Basílica de san Pedro. El Beato Juan XXIII, Papa, ofició un Misa y ofreció su discurso programático, el Gaudet Mater Ecclesia.

11/10/12 8:24 AM | Imprimir | Enviar


Ver también

(Luis F. Pérez/InfoCatólica) El Concilio constó de cuatro sesiones. La primera de ellas fue presidida por Juan XXII en el otoño de 1962. Al fallecer un año después, (el 3 de junio de 1963), las otras tres sesiones fueron convocadas y presididas por su sucesor, el papa Pablo VI, hasta su clausura en 1965. 

Los textos aprobados fueron los siguientes:

Constituciones

  • Sacrosanctum Concilium (Constitución sobre la Sagrada Liturgia, aprobada el 4 de diciembre de 1965, con 2147 votos a favor, 4 en contra y uno nulo).
  • Lumen Gentium (Constitución dogmática sobre la Iglesia, aprobada el 21 de noviembre de 19464, con 2151 votos a favor y 5 en contra).
  • Dei Verbum (Constitución dogmática sobre la Divina Revelación, aprobada el 18 de noviembre de 1965, con 2344 votos a favor y 6 en contra).
  • Gaudium et Spes (Constitución sobre la Iglesia en el mundo actual, aprobada el 7 de diciembre de 1965, con 2309 votos a favor, 75 en contra y 7 nulos).

Declaraciones

  • Gravissimum Educationis (Declaración sobre la educación cristiana, aprobada el 28 de octubre de 1965, con 2290 votos a favor y 35 en contra).
  • Nostra Aetate (Declaración sobre las relaciones de la Iglesia con las religiones no cristianas, aprobada el 28 de octubre de 1965, con 2221 votos a favor, 88 en contra y uno nulo).
  • Dignitatis Humanae (Declaración sobre la libertad religiosa, aprobada el 7 de diciembre de 1965, con 2380 votos a favor, 70 en contra y 6 nulos). 

Decretos

  • Inter Mirifica (Decreto sobre los medios de comunicación social, aprobado el 4 de diciembre de 1963, con 1960 votos a favor, 164 en contra y 7 nulos).
  • Orientalium Ecclesiarum (Decreto sobre las Iglesia orientales católicas, aprobado el 21 de noviembre de 1964, con 2110 votos a favor y 39 en contra).
  • Unitatis Redintegratio (Decreto sobre el ecumenismo, aprobado el 21 de noviembre de 1964, con 2137 votos a favor y 11 en contra).
  • Christus Dominus (Decreto sobre el ministerio pastoral de los obispos, aprobado el 28 de octubre de 1965, con 2319 votos a favor, 2 en contra y uno nulo).
  • Perfectae Caritatis (Decreto sobre la adecuada renovación de la vida religiosa, aprobado el 28 de octubre de 1965, con 2321 votos a favor y 4 en contra).
  • Optatam Totius (Decreto sobre la formación sacerdotal, aprobado el 28 de octubre de 1965, con 2318 votos a favor y 3 en contra).
  • Apostolicam Actuositatem (Decreto sobre el apostolado de los laicos, aprobado el 18 de noviembre de 1965, con 2340 votos a favor y 2 en contra).
  • Presbyterorum Ordinis (Decreto sobre el ministerio y la vida de los presbíteros, aprobado el 7 de diciembre de 1965, con 2390 votos a favor y 4 en contra).
  • Ad Gentes (Decreto sobre la actividad misionera de la Iglesia, aprobado el 7 de diciembre de 1965, con 2309 votos a favor, 75 en contra y 7 nulos).

 

En la última sesión, del 7 de diciembre de 1965, se leyó la declaración común que retiraba las excomuniones entre el Obispo de Roma y el Patriarca de Constantinopla.

El concilio concluyó con una Misa oficiada por el Papa Pablo VI el 8 de diciembre de 1965.

6 comentarios

Comentario de pedro de madrid
Este Concilio era necesario, pero mucha clerecía lo aprovechó para tergiversarlo e intentar interpretarlo a su manera, con nefastas consecuencias en algunos casos y que aun se arrastra en la actualidad, ya vemos como actuan algunos "teólogos", que de eso tienen poco, pero muy aplaudidos, como no podía ser de otra forma, por los enemigos de la Iglesia,
11/10/12 10:32 AM
Comentario de Betsy Santiago
Dios colme de bendiciones por siempre hasta la eternidad a
todos los que el Espiritu Santo convoco para que la Voluntad de Dios
Nuestro Padre, en Amor a Su Unico Hijo, nuestro Hermano Mayor Jesucristo, se Revelara toda la Moral de la Santa Madre Iglesia Catolica.

Las Normas a seguir para alcanzar la Santidad. Esta es la Buena Nueva de Cristo nuestro Senor. Bendiciones para todos. He tenido la bendicion dr leer el libro del Vaticano II, cuantas maravillas nos da Papa Dios.
La parte que nos toca a nosotros los Laicos, es comprometedor. Pero Jesus nos dice: Carguen con mi yugo que es fuerte y la carga ligera.
Jesus, danos fuerza para cargar la cruz aunque nos cueste la vida. Amen. DE COLORES. +
11/10/12 11:29 AM
Comentario de Eleuterio
Esperemos que en una fecha como hoy, 11 de octubre, en la que recordamos el comienzo del Concilio Vaticano II, muchos creyentes que no parecen tener muy claro lo que entonces le sucedió a la Iglesia católica, empiecen a darse cuenta.

En verdad, de muchos de tales creyentes (más alejados de la Esposa de Cristo que de otras versiones religiosas) no espero gran cosa pero, al menos, es de esperar que el Espíritu Santo sople en el corazón de algunos despistados que ejercen de tergiversadores de aquel Concilio y, también, de quien lo convocó.
11/10/12 11:51 AM
El Concilio Vaticano II fue y sigue siendo un gran paso hacia la VERDAD.
Creo que a partir de ahora se empezará a asimilar y a profundizar en el CVII.

Desde mi punto de vista, hay algo muy importante en el sentido pleno de la vida:

Creer o no creer en Dios. Buscar o no buscar a Dios.

Lo importante no es únicamente el concepto, las palabras o las definiciones. Lo importante es darse cuenta que somos almas únicas, singulares, que expresamos la imagen de Dios desde nuestro ser y que en realidad anhelamos la paz y la alegría interior. Podemos definir o definirnos de muchas maneras, pero todos tenemos dentro de nuestro ser la semilla de Dios.

¿Por qué no somos capaces de ver el interior de las personas? ¿Acaso somos capaces de entender el interior nuestro? ¿No anhelamos todos la libertad plena de nuestra alma, el no sentirnos atados a los sentidos? La felicidad SÍ que es posible en el interior, en cambio es muy aleatoria desde el exterior. No podemos ser felices sabiendo que mueren diariamente 20.000 personas de hambre (o por problemas derivados de la desnutrición) en el mundo.

¿Por qué no hemos evolucionado más, si todos, en realidad, lo anhelamos? Hasta ahora así lo ha querido Dios y seguirá ocurriendo lo que Dios quiera. Pero la oración, la voluntad y el esfuerzo de todos pueden influir para que Dios nos permita caminar a mejor ritmo hacia la Verdad.

¿Cuándo conseguiremos desterrar el odio de nuestros corazones y transmitir verdadero Amor a los demás?....¿
11/10/12 8:21 PM
(Continuación)

¿Por qué no hemos evolucionado más, si todos, en realidad, lo anhelamos? Hasta ahora así lo ha querido Dios y seguirá ocurriendo lo que Dios quiera. Pero la oración, la voluntad y el esfuerzo de todos pueden influir para que Dios nos permita caminar a mejor ritmo hacia la Verdad.

¿Cuándo conseguiremos desterrar el odio de nuestros corazones y transmitir verdadero Amor a los demás?...¿Acaso no fue ese el MÁXIMO EJEMPLO que nos dio Jesús aunque tenía (“aparentemente”) “sobrados” motivos para no hacerlo?

Que Dios nos guíe siempre y nos ayude para avanzar cada día un poco más en Humildad, Sabiduría y sobre todo: Amor.

Un afectuoso abrazo.
11/10/12 8:24 PM
Comentario de Felipe
La crisis eclesial que últimamente se ha visto más pronunciada no es culpa del Concilio como algunos plantean. Es más, considero que sin el Concilio, esta crisis hubiera sido peor. Ya había una fuerte corriente de heterodoxia, desobediencia y coqueteo con el modernismo en algunos sectores ya durante el pontificado de Pío XII, si es que no antes. Si el Beato Juan XXIII, de feliz memoria, no hubiese convocado el Concilio, probablemente hubiéramos vivido un cisma peor que el de Martín Lutero, el cuál no se habría solucionado con excomulgar a todos los cismáticos, pues sus efectos nefastos podrían haber quedado en la Iglesia por mucho tiempo.
11/10/12 10:57 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

Conferencias de espiritualidad

(144) Vida nueva Utopías profanas 5

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral


Opinión

Ignacio Aréchaga

La tarta de la discordia, por Ignacio Aréchaga

Pedro Trevijano Etcheverria

El Muro de Berlín, por Pedro Trevijano Etcheverria

Francisco José Contreras

¿Morirá España por falta de hijos?, por Francisco José Contreras

Ver todos los artículos►

Librería Balmes

C. S. Lewis y la Iglesia católica Cuando todos se van, ellos se quedan

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo


Sugerencias de libros

.

Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso