Ovacionó de pie al director Barenboim y la orquesta

El Papa, entusiasmado tras escuchar la Novena Sinfonía de Beethoven en La Scala de Milán

El Papa Benedicto XVI elogió la interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven el viernes por la noche en La Scala de Milán como «un momento de elevación del alma». El Santo Padre se puso de pie para ovacionar junto con el público al director argentino Daniel Barenboim, la orquesta y el coro, y después caminó hacia el escenario y entre los integrantes de la orquesta hasta el atril del director para saludar al público.

2/06/12 9:56 AM | Imprimir | Enviar

"No es una felicidad especialmente cristiana de la que canta Beethoven, sino la felicidad de la coexistencia de la gente, de la victoria sobre el egoísmo", dijo el Papa.
Agradeció a Barenboim por su elección de repertorio, porque "permite dar un mensaje con la música que afirma el valor fundamental de la solidaridad, de la fraternidad y de la paz".
Tras sus palabras Benedicto XVI saludó a los artistas y trabajadores de La Scala antes de dirigirse a la catedral de Milán para una oración y una eucaristía enfocadas a las víctimas de los sismos que recientemente afectaron la región de Emilia-Romagna.
La decisión de Benedicto XVI de asistir a un concierto en La Scala representa un gran honor para el teatro, dijo Barenboim antes de la presentación.
"Este es un gran honor para nuestro teatro, que el Papa haya venido a Milán y que venga a La Scala. No es una obligación que el Papa venga a La Scala", agregó.
Para Benedicto XVI fue su primera presencia en un concierto público desde que comenzó su papado. Es el único pontífice, además de su predecesor Juan Pablo II, que ha asistido a una función en La Scala.
La presencia del Papa demuestra que La Scala "es un instituto cultural importante" y que "una de sus preocupaciones es la cultura", agregó el director.
Barenboim consideró lógico optar por la Novena Sinfonía de Beethoven.
"Necesitábamos una pieza importante", expresó el director. "No podemos tocar algo frívolo para el Papa"

(Terra) "No es una felicidad especialmente cristiana de la que canta Beethoven, sino la felicidad de la coexistencia de la gente, de la victoria sobre el egoísmo", dijo el Papa.

Agradeció a Barenboim por su elección de repertorio, porque "permite dar un mensaje con la música que afirma el valor fundamental de la solidaridad, de la fraternidad y de la paz".

Tras sus palabras Benedicto XVI saludó a los artistas y trabajadores de La Scala antes de dirigirse a la catedral de Milán para una oración y una eucaristía enfocadas a las víctimas de los sismos que recientemente afectaron la región de Emilia-Romagna.

La decisión de Benedicto XVI de asistir a un concierto en La Scala representa un gran honor para el teatro, dijo Barenboim antes de la presentación.

"Este es un gran honor para nuestro teatro, que el Papa haya venido a Milán y que venga a La Scala. No es una obligación que el Papa venga a La Scala", agregó.

Para Benedicto XVI fue su primera presencia en un concierto público fuera de Roma desde que comenzó su papado. Es el único pontífice, además de su predecesor Juan Pablo II, que ha asistido a una función en La Scala.

La presencia del Papa demuestra que La Scala "es un instituto cultural importante" y que "una de sus preocupaciones es la cultura", agregó el director.

Barenboim consideró lógico optar por la Novena Sinfonía de Beethoven. "Necesitábamos una pieza importante", expresó el director. "No podemos tocar algo frívolo para el Papa".

 

7 comentarios

El Papa ha dado una gran Catequesis al mundo entero con este hecho. Pero sólo los que tengan el alma despierta espiritualmente lo pueden entender.
2/06/12 11:39 AM
Comentario de César Fuentes
Pues me alegro. Esta sinfonía, en especial el tercer movimiento, es para mí, muy por encima de las demás, la mayor creación artística salida de mano de hombre alguno. Casi, casi música que no es de este mundo.
2/06/12 2:01 PM
Comentario de rastri
abc

-El texto cantado de la Novena Sinfonía de Ludwig van Beethoven es este.

"Alegría, hermoso destello de los dioses,
hija del Elíseo!
¡Ebrios de entusiasmo entramos,
diosa celestial, en tu santuario!
Tu hechizo une de nuevo
lo que la acerba costumbre había separado;
todos los hombres llegarán a ser hermanos
allí donde tu suave ala se posa"

-Como Catequesis espiritual del creyente y este, prefiero la Internacional. Me subleva más
3/06/12 9:19 AM
Comentario de Sergio
Ya se ve como empieza a acompañarse de Angelo Scola, el próximo papa.
3/06/12 10:18 AM
Comentario de Sonia S
jajaj, rastri

es que se trata de un poema de Schiller de sentido mas bien esteta, tal como lo sentia, apreciaba y deseaba la burguesia preDecimononica, ya sabes, la hija predilecta de la Ilustracion, para entonces lo mas radical (y chic ;-) era cantar la Marsellesa y gritar bien alto la 'declaracion de los Derechos del hombre y del ciudadano' (ciudadanas, de momento todavia no xd) claro, todo era optimismo positivista ... lo del proletariado na, eso todavia no espantaba y lo tenian a nominalmente a su lado, aunque no tardo demasiado, para 1830 y sobre todo 1848 la cosa ya no hacia tanta gracia a los burgueses ...

En fin, ya sabes todo el rollo romantico-decimononico.

De todas maneras, la novena es maravillosa, impresionante, una verdadera cumbre de la creatividad, no me extraña que BXVI se emocione, y como bien apunta Cesar, no solo el movimiento final, el adagio es bellisimo, sublime ... en fin es que es una pasada, solo esperar de Barenboim una correcta ejecucion, la perfeccion de la partitura lo exige.

No se si gustara a muchos, porque no se si por este site se aprecia demasiado el europeismo, pero los que lo sienten y si encima son ardientes, no podemos mas que aplaudir tener al cuarto movimiento como himno de Europa

(no sigo que me emociono ;-)
3/06/12 11:21 AM
Comentario de Trajano el romano
Sergio, no sabíamos que eras profeta.
3/06/12 11:50 AM
Comentario de Para rastri
Los mejores y más católicos teólogos y moralistas que yo al menos he leído --en latín, por supuesto: la lengua de la Iglesia y del pueblo romano--, tanto del Siglo de Oro español, como del Medievo o la Antigüedad cristiana, nunca han prescindido en sus tratados de apoyarse en lo más granado del paganismo grecolatino, cuyas cimas de sabiduría y belleza casi siempre entreveran con los imprescindibles fragmentos de la Escritura o las citas de los Santos Padres.
3/06/12 3:32 PM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
  • Los comentarios están limitados a 1.500 caracteres. Faltan caracteres.
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Los comentarios aparecerán tras una validación manual previa, lo que puede demorar su aparición.

Conferencias de espiritualidad

(137) Reino y mundo Vaticano II 24

por José María Iraburu


Liturgia de las Horas

  • lecturas del tiempo del Año
  • lecturas del Santoral

Suscríbete al boletín gratuito de InfoCatólica

Todos los días en tu buzón de correo

Opinión

Monseñor José Ignacio Munilla

Voz de los sin voz, por Monseñor José Ignacio Munilla

Pedro Trevijano Etcheverria

Aborto y vida, por Pedro Trevijano Etcheverria

Monseñor Juan Antonio Reig Pla

Llamar a las cosas por su nombre, por Monseñor Juan Antonio Reig Pla

Ver todos los artículos►

Librería Balmes

Alvaro del Portillo Pablo VI



Sugerencias de libros

.


Patrocinios
Fundación Gratis date Traducciones técnicas
Radio María Magnificat.tv
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso