InfoCatólica / María Lourdes Quinn / Categoría: ........ - Religiosos

23.09.10

Supersticiones japonesas

El lector Bernardo, que vive en Japón, comparte cómo algunas supersticiones relacionadas con números afectan la vida de los japoneses:

“[Una mujer,] habiendo recibido el alta médica estuvo 5 días más en el hospital esperando una fecha propicia (de buena suerte) para salir. Parece que esto es normal aquí, tanto es así que el mismo médico le dio el alta diciéndole que a partir de ese momento podía elegir día para salir. [Ella consultó] un calendario budista y debajo de cada fecha indica si es un dia propicio o no y según para qué.

Leer más... »

24.08.10

¿Cómo encontrar paz cuando hay rencor en el matrimonio?

Recibí hace poco este mensaje de una lectora (a quien llamaré “Sara”), que enfrenta dificultades en su matrimonio, principalmente por su actitud, según reconoce ella misma:

“Tengo problemas que están debastando mi matrimonio. Uno de ellos es que soy muy rencorosa, pero principalmente con mi esposo. No hay forma de que yo olvide, más bien perdone, algo que él me haga, y siempre le echo en cara las cosas pasadas. Si seguimos así, no sé.

Leer más... »

19.08.10

¿Cómo saber si alguien está inspirado por el Espíritu de Dios?

S. Juan Eudes (1625-1680), que comenzó y propagó el culto litúrgico al Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María, nos dice que el Inmaculado Corazón de María:

es la verdadera arpa del verdadero David, Nuestro Señor Jesucristo. Porque es él quien la ha hecho con su propia mano y él solo quien la posee. Jamás fué tocada por otros dedos que los suyos, porque ese corazón virginal nunca tuvo otros sentimientos, otros afectos, otros movimientos que los que en él puso el Espíritu Santo. Y esa arpa levanta hasta los oídos del Padre tan maravillosa armonía, que, hechizado al oírla, olvida todas las cóleras que tenía contra los pecadores.”

Tan llena está esa armonía del Espíritu Santo que en cuanto oyó Sta. Isabel el saludo de la Ssma. Virgen María, segúnel Evangelio de la Solemnidad de la Asunción de María: “se llenó Isabel del Espíritu Santo” (Lc. 1, 41) también.
—————————————————-

¿Cómo saber si alguien está inspirado por el Espíritu de Dios o por un espíritu contrario a Dios (sea demonio, mundo o carne)?

Leer más... »

19.03.10

El portero que fundó el mayor santuario dedicado a S. José será canonizado pronto


La débil salud del Bto. Hno. André Bessette(1845-1937) fue la razón por la cual sus padres le bautizaron de urgencia ellos mismos al día siguiente de nacer, sus empleadores le despidieron de múltiples empleos y sus superiores dudaron de su vocación y pensaron echarle del monasterio.

Huérfano desde los 12 años, y de orígenes muy humildes, no aprendió a leer ni a escribir de pequeño y ya mayor sólo podía firmar su nombre y leer algunas oraciones. Teniendo en cuenta sus limitaciones, le pusieron de portero, cargo que ocupó muchos años. Por eso solía decir: “En mi noviciado me enseñaron la puerta y me quedé allí.”

Dios eligió a este humilde hermano portero para ser el primer miembro de la Congregación de la Santa Cruz en ser canonizado. La fecha de su canonización será el 17 de octubre, 2010. No sólo sorprende que a pesar de su pobre salud vivió 92 años, sino también que fundó el mayor santuario del mundo dedicado a S. José (enlace a visita virtual), que se encuentra en Montreal, Canadá. ¿Cómo lo hizo?

Leer más... »

26.12.09

"Jesous ahatonhia": Villancico hurón de un mártir

El Evangelio de la Natividad del Señor dice sobre Nuestro Señor Jesucristo, la Palabra hecha carne: “Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.” (Jn. 1, 11). El mismo rechazo han sufrido sus discípulos a lo largo de los siglos anunciando la Buena Nueva de Dios. Los hechos de los apóstoles describe así el martirio del diácono S. Esteban (s. I), protomártir:

“Mientras le apedreaban, Esteban hacía esta invocación: ’Señor Jesús, recibe mi espíritu.’ Después dobló las rodillas y dijo con fuerte voz: ’Señor, no les tengas en cuenta este pecado.’ Y diciendo esto, se durmió.” (Hechos 7, 59-60)

S. Juan de Brebeuf (1593-1649) [enlace en inglés], uno de los primeros mártires de Canadá, imitó muy bien a S. Esteban predicando con entereza y animando a sus compañeros mientras los iroqueses le torturaban brutalmente durante horas:

“Mis hijos, levantemos nuestros ojos al Cielo en la altura de nuestras aflicciones; recordemos que Dios es el testigo de nuestros sufrimientos, y pronto será nuestra rebasante e inmensa recompensa. Muramos en esta fe; y esperemos de su bondad el cumplimiento de sus promesas. Tengo más lástima de ustedes que de mí mismo; pero manteneos con valentía en los pocos tormentos que quedan. Terminarán con nuestras vidas. La glora que las seguirá no tendrá fin.

Leer más... »