29.04.17

(431) Catalina de Siena, una santa extra-ordinaria

Correggio - Desposorios Sta. Catalina de Siena

–Pues vaya… Todos los santos son extraordinarios.

–Cierto. Pero San Pablo dice que en el cielo de Dios lucen astros de diversas magnitudes: «una estrella se diferencia de la otra en el resplandor» (1Cor15,41). Hoy, 29 de abril, celebramos la fiesta litúrgica de tan gran Santa.

Conocemos muy bien la vida de Santa Catalina de Siena (1347-1380). El que fue su director espiritual, el Beato Raimundo de Capua, dominico (1330-1399), Maestro general de la Orden de Predicadores (1380-1399), escribió su vida hacia 1390 en la Legenda maior. De todo lo que en ella refiere de los hechos y dichos de la Santa tuvo conocimiento directo, o bien son confidencias que recibió de ella misma, o referencias comunicadas por testigos directos fidedignos. Él siempre precisa con exactitud científica la fuente de la que procede lo que de ella narra.

Leer más... »

24.04.17

17.04.17

(429) Habla Jesús resucitado

Resurrección - El Greco, 1578

Melitón de Sardes (+180) es uno de los Padres de la Iglesia del siglo II, Obispo de Sardes, cerca de Esmirna, en el Asia menor. Estimado como santo, fue un autor muy estimado por la calidad de sus numerosas obras, aunque de la mayoría de ellas sólo se conserva la memoria de sus títulos. Reproduzco a continuación un fragmento de su Homilía sobre la Pascua.

* * *

Leer más... »

13.04.17

(428) La muerte cristiana, 13. –en San Juan Crisóstomo

San Juan Crisóstomo–No sabía yo que Siria hubiera sido tanto en la Iglesia desde su comienzo.

–Eso le confirma una vez más que los confines de su ignorancia son prácticamente ilimitados.

–Obispo y doctor de la Iglesia

Nació San Juan Crisóstomo en Antioquía hacia el año 349. Después de recibir una excelente formación, comenzó por dedicarse a la vida monástica. Más tarde, fue ordenado sacerdote y ejerció, con gran provecho, el ministerio de la predicación. El año 397 fue elegido obispo patriarca de Constantinopla, cargo en el que se comportó como un pastor ejemplar, esforzándose por llevar a cabo una estricta reforma de las costumbres del clero y de los fieles, llamando a todos –también a los laicos– a la perfección evangélica, es decir, a la santidad. 

Leer más... »

6.04.17

(427) La muerte cristiana, 12. –en Perpetua y mártires de Cartago: martirio y alegría

FELICIDAD Y PERPETUA–Y eso que antes se decía «el sexo débil»…

–La mujer suele ser más fuerte que el hombre para padecer, por ejemplo, las molestias de una enfermedad; y los hombres, más fuertes para atacar, por ejemplo, una trinchera de guerra. 

Septimio Severo, emperador (193-211)

«Al que quiera salvar la unidad del Imperio, no debe por algún tiempo ahorrar la sangre, a fin de poder, en el resto de su vida, mostrarse amigo de los hombres». Severo, africano, aplicando este principio suyo, logró en 197, como emperador único, reafirmar la unidad del Imperio, venciendo a Albino, su último rival. Pudo entonces reorganizar el ejército, realizar grandes obras públicas, dictar al mundo la Ley romana, teniendo en su Consejo a grandes juristas, como Papiniano y Ulpiano. Levantó, pues, a Roma de la postración en que había caído bajo el infame Cómodo (180-192), gladiador coronado. Le faltaba, sin embargo, frenar eficazmente el explosivo crecimiento de la Iglesia cristiana. Otro africano, el abogado Tertuliano, hacia el 197 escribía:

Leer más... »