InfoCatólica / Reforma o apostasía / Categoría: Virgen María

21.09.16

(396) Año de la misericordia – María, reina y madre de misericordia

Ghuirlandaio, 1472

–María, madre de gracia, madre de misericordia…

–Defiéndenos del enemigo ahora y en la hora de nuestra muerte.

Vivimos hoy en la Iglesia tiempos tormentosos. Siempre la barca de la Iglesia, a través de los siglos, navega en medio de las continuas tormentas del mundo hostil. Ya lo profetizó Jesucristo: «si fueseis del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, sino que yo os escogí del mundo, por esto el mundo os odia… Si me persiguieron a mí, también os perseguirán a vosotros» (Jn 15,19-20; cf. Vat.II, Gaudium et spes 13b; 37b). 

Leer más... »

15.08.16

(390) Asunción gloriosa de la Virgen María

Ghuirlandaio, Domenico 1486- Asunción-Coronación de María

–La Virgen María es elevada hoy al cielo en cuerpo y alma.

–Y vive y reina con Cristo por los siglos de los siglos. Amén.

La Inmaculada, la Llena-de-gracia, es celestialmente bella, porque en el cielo está con Dios en cuerpo y alma, luego de morir. «Apareció en el cielo una señal grandiosa, una mujer envuelta en el sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre la cabeza una corona de doce estrellas» (Ap 12,1). Estando ya Bernardita de religiosa en Nevers, recibió una visita que le preguntó: –¿Era muy hermosa la Virgen?… La Santa vidente contestó: –Era tan bella, que una quisiera morirse para volver a verla.

Leer más... »

13.05.15

(321) Nuestra Señora de Fátima hoy: oración y penitencia

Nuestra Señora de Fátima–Los cuatro primeros párrafos de este artículo me parece que ya los publicó usted en alguna otra ocasión.

–Así es: hace un par de años en mi artículo (206) Reforma o apostasía. –II. La reforma necesaria de la Iglesia. Pero estimo conveniente repetirlo.

–La santísima Virgen María, en sus últimas apariciones, hace muy graves denuncias sobre la situación de la Iglesia. La Virgen de La Salette llora los pecados del pueblo cristiano, especialmente los de sus sacerdotes y personas consagradas (1846). Y la Virgen de Fátima, en 1917, les dice a los tres niños videntes:

«Jesucristo es horriblemente ultrajado por los hombres ingratos. Reparad sus crímenes… Rezad, rezad mucho, y haced sacrificios por los pecadores, pues van muchas almas al infierno por no tener quien se sacrifique y pida por ellas… No ofendan más a Dios Nuestro Señor, que ya está muy ofendido»…

Leer más... »

8.12.14

(296) María Inmaculada, Llena-de-gracia, Panagia

Inmaculada - Velázquez

«Pecador me concibió mi madre» (Sal 50,7). La Revelación divina fue descubriendo verdades lentamente a Israel a lo largo de los siglos, hasta llegar en la plenitud de los tiempos a Jesucristo, que nos comunica la plena participación en la sabiduría de Dios por la fe y los dones del Espíritu Santo. Hay en Israel verdades de suma importancia –por ejemplo, si hay resurrección tras la muerte– que no conoce todavía a la venida de Cristo: «los saduceos negaban la resurrección, mientras que los fariseos creían en ella» (Hch 23,8). Pero, en cambio, la verdad del pecado original fue revelada a Israel desde el principio, ya en el primer capítulo del Génesis. «Mira [Señor], en la culpa nací; pecador me concibió mi madre».

Leer más... »

17.09.13

(236) La Virgen María, siempre virgen

–Todos te deben servir - Virgen y Madre de Dios - que siempre ruegas por nos - y tú nos haces vivir.

–¡Oh clara virginidad - fuente de toda virtud! - no ceses de dar salud - a toda la cristiandad.

Algunos exegetas católicos están negando que María fue siempre virgen. Aunque admitan la concepción virginal de Jesús –en el mejor de los casos–, según ellos, la Virgen no fue virgen. Al menos, según aseguran, eso es lo que confirma un examen científico, filológico-histórico-crítico, de la cuestión. Más bien fue madre de familia numerosa. Esta tesis no ha provocado un alud de reprobaciones enérgicas de parte de los exegetas y teólogos católicos, pues la mayoría de ellos se atienen a lo «académicamente correcto» en el tiempo actual: dejar que cada uno exprese libremente su pensamiento, sin combatirlo públicamente.

Leer más... »