(288) Sínodo-2014. El matrimonio y el adulterio

Sagrada Familia–¿Un texto largo y sin imágenes? ¿Desde cuándo…?

–Es que tenía prisa en poner el artículo… Ya, tranquilo. Ya he puesto una imagen.

Jesucristo es el Salvador único del matrimonio. El Hijo eterno de Dios «propter nos homines et propter nostram salutem descendit de cælis. Et incarnatus est». Se hizo hombre para introducir en la raza humana unas fuerzas sobrehumanas de salvación, absolutamente necesarias para levantar al hombre, caído en un mundo miserable de pecado. Es Cristo quien salva todo lo humano, y quien concretamente salva al matrimonio, revelando su verdad maravillosa, lo que era «en el principio»: un vínculo conyugal de amor único, indisoluble y fecundo (Mt 19,3-9; Gén 1,27-28), y dándonos su gracia para poder vivirlo.


Sin Cristo, el matrimonio, como todo lo humano, se desfigura, se falsifica, se pudre. Así estaba el matrimonio en el mundo cuando vino el Salvador: adulterio, aborto, infanticidio, divorcio express, equivalentes a una poligamia sucesiva, bigamia, poligamia, anticoncepción, repudios de la mujer por cualquier causa –incluso en Israel (Mt 5,31-32)–, concubinatos –innumerables, habiendo esclavos y esclavas–, glorificación de la homosexualidad (Rm 1,26-27), hijos sin padre, o con varios «padres» sucesivos… Un horror. Y así está hoy el matrimonio en el mundo, allí donde los hombres se alejan de Cristo. Una miseria.

Con Cristo, el matrimonio se verifica y dignifica, refleja la unidad amorosa de la Trinidad divina, cumple el plan establecido por Dios «en el principio», se hace bello, estable, perdurable, cálido, radiante: imagen de la unión de Cristo con la Iglesia, su Esposa única (Ef 5,32). Así lo han demostrado las familias cristianas durante veinte siglos, y lo siguen mostrando y demostrando hoy los matrimonios que viven de verdad en Cristo. No hay, pues, posible sanación del matrimonio sin conversión a la vida en Cristo, pues «en ningún otro nombre podemos ser salvados» (Hch 4,12). Sólo viviendo en Cristo es posible vivir el matrimonio en toda su plenitud de honestidad, fidelidad y santidad.

***

¿Y cómo Cristo nos revela y suscita en nosotros el verdadero matrimonio? Por tres vías confluentes.

«La Tradición, la Escritura y el Magisterio de la Iglesia, según el plan prudente de Dios, están unidos y ligados, de tal modo que ninguno puede subsistir sin los otros. Los tres, cada uno según su carácter, y bajo la acción del único Espíritu Santo, contribuyen eficazmente a la salvación de las almas» (Vaticano II, Dei Verbum 10). En el entendimiento de estas fuentes de vida cristiana convergentes la Iglesia experimenta al paso de los siglos un desarrollo maravilloso, porque, según la palabra de Cristo, «el Espíritu de la verdad os guiará hacia la verdad completa» (Jn 16,13). Pero el desarrollo eclesial en su ortodoxia y ortopráxis es siempre homogéneo, siempre fiel a sí mismo. Como advierte San Vicente de Lerins (+450 ), «este crecimiento debe seguir su propia naturaleza, es decir, debe esar de acuerdo con las líneas del dogma y debe seguir el dinamismo de una única e idéntica doctrina» (Commonitorio cp 23). Así crece un niño, o un árbol, siempre fiel a su propio ser.

La fidelidad al verdadero matrimonio nos viene, pues, asegurada por la fidelidad a la Escritura, la Tradición y el Magisterio apostólico de la Iglesia. Una ruptura en la historia concreta, por ejemplo, del matrimonio cristiano exige al mismo tiempo una fidelidad tanto a su doctrina, gradualmente desarrollada sobre todo por los Padres y Concilios hasta el día de hoy, como una fidelidad a su disciplina pastoral y canónica, siendo la ortopráxis la expresión práctica de la ortodoxia. Así en los Concilios, en Trento, por ejemplo, acerca de una cuestión, hay unos capítulos de exposición doctrinal, que se expresan finalmente en un conjunto de cánones disciplinarios. Unas enseñanzas o unas disposiciones prácticas que hoy se tomaran acerca del matrimonio cristiano, para ser verdaderas, esto es, salvíficas, habrán de guardar fidelidad no sólo a la tradición doctrinal de la Iglesia, sino también a su tradición práctica pastoral y canónica.

En los meses precedentes al Sínodo episcopal de octubre 2014 se han publicado notables estudios doctrinales para asegurar la validez ortodoxa de las consideraciones sinodales. Muchos de estos estudios han sido publicados en InfoCatólica. Allí pueden hallarse los textos doctrinales últimamente publicados sobre estos temas por autores como los Cardenales Müller, Caffarra, Burke, Brandmüller, Pell, De Paolis, Dolan, Ruini, Martino….y otros estudios muy valiosos, como el de un equipo de profesores dominicos. En este breve artículo quiero apoyar las tesis de esos documentos teológicos y doctrinales con una síntesis de la práxis pastoral y canónica de la Iglesia en estas cuestiones, aunque en una buena parte ya lo hacen en parte los estudios aludidos.  

* * *

Cuando hoy intentamos suscitar matrimonios verdaderamente cristianos en un mundo paganizado debemos, pues, recordar la Tradición de la Iglesia. ¿Cómo hicieron los apóstoles para iluminar las tinieblas del mundo greco-romano con la novedad grandiosa del matrimonio cristiano? Y tengamos en cuenta que las tinieblas de la apostasía actual es en muchas naciones mucho más tenebrosa que las tinieblasdel paganismo que hallaron ante sí los Apóstoles… Ellos no rebajaron el ideal evangélico del matrimonio en Cristo para hacer el cristianismo más asequible a los paganos. Suscitaron con su palabra verdadera y con sus normas de vida que en las comunidades cristianas se viviera con normalidad el matrimonio monógamo indisoluble, lo que viene a ser un milagro. Consiguieron establecer de hecho el matrimonio verdadero por primera vez en la historia, viviendo, insisto, en un mundo que en estas materias estaba pervertido como lo está actualmente en las naciones apóstatas, antes cristianas. Siempre denunciaron las degradaciones generalizadas en la sociedad pagana. Siempre suscitaron en los fieles con su predicación el amor al santo matrimonio, inculcándoles al mismo tiempo el horror a los pecados que le son contrarios –adulterio, bigamia, concubinato, antioncepción, aborto–. Siempre confirmaron la gravedad de la verdad que predicaban con una disciplina eclesial sumamente rigurosa, llegando incluso a aplicar la excomunión, según la enseñanza bien conocida de Cristo y de los apóstoles, cuando era conveniente.

El adulterio, concretamente, es citado en las antiguas listas de pecados entre los más graves, entre los acredores de las penitencias más severas. Escribe el P. Miguel Nicolau, S. J. (subrayados suyos): Por algunos documentos antiguos «tenemos ya noticia de tres delitos (adulterio y fornicación, homicidio, apostasía o herejía) que revestían particular gravedad. Aun de estos delitos la Iglesia podía conceder el perdón; y llegó a concederlo. Pero se diría que al final del siglo II se había introduido una severidad práctica con el fin de evitar la repeticion de tales pecados. En virtud de este severidad disciplinar (no dogmática, como si fuera imposible el perdón) estos pecados eran pecados reservados, cuyo perdón se difería» para después de cumplido un tiempo de penitencia, que podía durar años» (La reconciliación con Dios y con la Iglesia, ed. Studium, Salamanca 1976, 74; cf. etiam Cyrille Vogel, El pecador y la penitencia en la Iglesia antigua, Ed. Litúrgica española, Barcelona 1968).

San Agustín (+430) considera como pecados capitales, es decir, los más graves y los más generadores de otros pecados, «el sacrilegio, el homicidio, el adulterio, el falso testimonio… Porque quienquiera que sabe que algunos de estos pecados le dominan, si no se enmendare dignamente y no hiciere largo tiempo de penitencia, teniendo espacio, y no diere copiosas limosnas y no se abstuviere de estos pecados, no podrá ser purificado con aquel fuego temporal de que habla el apóstol [1Cor 3,11-15], sino que le atormentará la llama eterna sin remedio alguno» (Sermo 104).

Esa «guerra total» de la Iglesia antigua contra la degradación imperante del matrimonio en la sociedad greco-romana –adulterio, concubinato simple, bigamia, etc.–, esa «determinada determinación» de lograr santos matrimonios cristianos, por la gracia de Cristo Esposo de la Iglesia santa, en medio de un mundo podrido por la lujuria, la avidez de riquezas y placeres, se refleja frecuentemente en los escritos de los autores antiguos y de los Santos Padres.

Ese horror total hacia el adulterio es inculcado en –Tertuliano (+220; De spectaculis 3 y 20),  –en las Constituciones de los Apóstoles (380; lib. VII,9: cita el adulterio en segundo lugar, después del homicidio), –en San Agustín (+430; Sermo 351, también lo cita en segundo lugar), –en San Cesáreo de Arlés (+542): «ante todo guardad la castidad, con la ayuda de Dios, pues está escrito en las Escrituras: “[no os engañéis:…] los adúlteros no heredarán el reino de Dios” (1Cor 6,9), y “a los fornicarios y adúlteros Dios los juzgará”» (Heb 13,4)»; –en todos los Padres. Hallamos expresada esa misma actitud pastoral en los cánones conciliares de los más antiguos Concilios. A grandes males, grandes remedios.

Pongo algún ejemplo. El Concilio de Elvira (303?), por ejemplo, dedica varios cánones (6-11) a combatir entre los cristianos el adulterio con normas muy severas. A la adúltera arrepentida y penitente, se puede darle «la comunión sólo en el lecho de muerte» (10). Pero aquel que ha cumplido la penitencia por su adulterio, «si recae en la impureza: decretamos que le sea negado el viático in articulo mortis» (7). Poco después, el concilio ecuménico de Nicea (325) suaviza esta norma, y ordena que «en peligro de muerte a nadie se le prive del último y más necesario viático» (canon 13). Como vemos, evoluciona la disciplina de la penitencia al paso de los siglos, también en lo referente al matrimonio, pero permanece siempre en la Iglesia una pastoral absolutamente decidida a liberar el matrimonio de las tinieblas del pecado, para establecerlo por la gracia en la luz de Cristo, esposo de la Iglesia.

Y conviene hoy recordar que la Iglesia venció en esta guerra al mundo pecador, y la indisolubilidad del matrimonio monógamo prevaleció comúnmente en el pueblo cristiano. En lo referente al adulterio, ciertamente, no eliminó de los fieles los adulterios eventuales, cometidos por la debilidad ante la tentación. Pero sí redujo en muy notable medida los adulterios estables, voluntariamente consentidos durante años, pues los adúlteros persistentes adquirían la condición de «pecadores públicos», y quedaban excluídos, entre otras cosas, de la comunión eucarística y de la sepultura eclesiástica. 

Por eso, aquellas Iglesias locales que hoy padecen una tolerancia comprensiva hacia los «cristianos divorciados vueltos a casar», bajo una apariencia de caridad y benignidad, se alejan indeciblemente de Juan Bautista, de Cristo, de los Apóstoles, de la Iglesia antigua y de la Iglesia de siempre, una, santa, católica y apostólica, haciendo imposible la renovación del matrimonio cristiano en el Evangelio, por tantos medios combatido y hostilizado en nuestro tiempo, incluso por las leyes civiles.

* * *

La trivialización del adulterio es sin duda una de las características de las Iglesias locales más o menos descristianizadas. En ellas, por ejemplo, podremos oír a una madre, cristiana devota y practicante, excusar el adulterio estable de su hija, alegando: «si fracasó su  primer matrimonio, tiene derecho a intentar un nuevo matrimonio: tiene derecho a ser feliz». O a un párroco: «una pareja de divorciados vueltos a casar son en mi parroquia ­–en la catequesis, en las celebraciones litúrgicas, en el consejo pastoral– uno de los matrimonios más activos y ejemplares de la feligresía»…

Yo conocí en Chile el caso de un joven casado que se vió abandonado por su esposa. Era un buen cristiano, y durante años vivió solo con dos niños que su mujer le había dejado como recuerdo. Daba con su vida un ejemplo precioso de fidelidad a su vínculo conyugal indisoluble. Colaboraba mucho en la parroquia, y un día el cura –por cierto, centroeuropeo– le dijo que así no podía seguir; que se buscara una buena esposa, que le diera una madre a sus hijos, y que tratase de rehacer su vida. Y este laico, engañado por el sacerdote diabólico –tentador–, terminó, efectivamente, casándose. Hizo a un lado la cruz, y dejó así de seguir a Cristo. Por consejo de su párroco. 

El escándalo mundial del funeral religioso de Pavarotti (2007) puede considerarse como un caso muy significativo, totalmente impensable en otros tiempos de más fe. En el primero de un par de artículos que publiqué hace cinco años sobre El adulterio –I-II (14-15) aludía a ese funeral.

«La grandiosa catedral de Módena, una de las joyas más preciosas del románico en Europa, en el corazón de la Emilia-Romaña, pocas veces durante sus nueve siglos de existencia se ha visto invadida y rodeada por muchedumbres tan numerosas, unas 50.000 personas, como las que acudieron a ella, encabezadas por una turba de políticos, artistas y periodistas, con ocasión de los funerales de Luciano Pavarotti.

«Nacido en Módena, en 1935, fue unos de los más prestigiosos tenores de ópera de su tiempo. Casado con Adua Vereni, de la que tuvo tres hijas, se divorció de ella después de treinta y cuatro años, en 2002, y en 2003, a los sesenta y ocho años de edad, se unió en ceremonia civil con Nicoletta Mantovani, treinta años más joven, con la que convivía desde hacía once años y de la que tuvo una hija. Hubo de pagar por el “cambio”, según la prensa, cifras enormes de dinero. Murió en el año 2007 y sus funerales, celebrados en la catedral de su ciudad natal por el Arzobispo de Módena y dieciocho sacerdotes, “fueron exequias propias de un rey”. La señorita Mantovani ocupaba el lugar propio de la viuda; aunque también, más retirada, estaba presente la señora Vereni. El Coro Rossini, el canto del Ave Maria (soprano Kabaivanska), del Ave verum Corpus (tenor Bocelli), el sobrevuelo de una escuadrilla de la aviación militar, trazando con sus estelas la bandera italiana, fue todo para los asistentes una apoteosis de emociones. Pero quizá el momento más conmovedor fue cuando el señor Arzobispo leyó un mensaje escrito en nombre de Alice, la hija de cuatro años nacida de la Mantovani: “Papá, me has querido tanto”»…

«La abominación de la desolación instalada en el altar [Mt 24,15; Mc 13, 14; Dan 9,27; 11,31; 12,11]. El Código de Derecho Canónico manda que “se han de negar las exequias eclesiásticas, a no ser que antes de la muerte hubieran dado alguna señal de arrepentimiento […] a los pecadores manifiestos, a quienes no pueden concederse las exequias eclesiásticas sin escándalo público de los fieles” (c. 1184). Es verdad que, tal como están las cosas, muchos de los fieles cristianos, curados ya de espanto, no suelen escandalizarse por nada, tampoco por ceremonias litúrgicas como ésta, tan sumamente escandalosa. Pero es éste un signo muy malo».

En el ambiente de una Iglesia local más o menos relajada en la fe y en las costumbres será normal que los casos de critianos «divorciados vueltos a casar» sean muy frecuentes.Casos como el funeral de Pavarotti, lógicamente, no causan escándolo. El adulterio no causa ya ningún horror en la comunidad cristiana, y tampoco en sus Pastores.

En este sentido, por otra parte, resulta muy significativo que aquellos Pastores sagrados que hoy con más fuerza exigen la posibilidad de la comunión eucarística para «los divorciados vueltos a casar», con frecuencia presiden Iglesias locales en las que «los adúlteros» se han multiplicado grandemente. Causæ ad invicem sunt causæ… Pero ciertamente no es por esa línea por la que se recupera la maravilla del matrimonio cristiano allí donde se ha ido degradando y falsificando más y más.

* * *

Ayer se publicó la Relación del Sínodo de los Obispos (18-X-2014). Yendo al grano directamente, en favor de la brevedad, señalaré aquí únicamente algunos numeros (41, 52, 53 y 55) que me parecen incompatibles con la doctrina y con la pastoral acerca del matrimonio. Y me fijaré solamente en el número 52:

52. Si è riflettuto sulla possibilità che i divorziati e risposati accedano ai sacramenti della Penitenza e dell’Eucaristia. Diversi Padri sinodali [74] hanno insistito a favore della disciplina attuale, in forza del rapporto costitutivo fra la partecipazione all’Eucaristia e la comunione con la Chiesa ed il suo insegnamento sul matrimonio indissolubile. Altri [104]si sono espressi per un’accoglienza non generalizzata alla mensa eucaristica, in alcune situazioni particolari ed a condizioni ben precise, soprattutto quando si tratta di casi irreversibili e legati ad obblighi morali verso i figli che verrebbero a subire sofferenze ingiuste. L’eventuale accesso ai sacramenti dovrebbe essere preceduto da un cammino penitenziale sotto la responsabilità del Vescovo diocesano. Va ancora approfondita la questione, tenendo ben presente la distinzione tra situazione oggettiva di peccato e circostanze attenuanti, dato che «l’imputabilità e la responsabilità di un’azione possono essere sminuite o annullate» da diversi «fattori psichici oppure sociali» (Catechismo della Chiesa Cattolica, 1735).

Esta proposición no obtuvo la aprobación de los Padres sinodales, para lo cual hubiera necesitado dos tercios de votos favorables, según establece el Art. 26,1 del Reglamento del Sínodo, Ordo synodi episcoporum (2006). Pero consiguió solamente un 58,42% de votos favorables. Tampoco fueron aprobados los puntos 53 y 55, referentes al acceso a la comunión espiritual y eucarística de los divorciados vueltos a casar, y sobre la unión de personas homosexuales.

* * *

InfoCatólica, al menos su Dirección y Consejo, une su voto en la proposición 52 a los 74 votos favorables a mantener la doctrina y la discipina pastoral y canónica actuales, con los retoques prudenciales que se vieran necesarios. Pero se opone, y se opondrá hasta la celebración del próximo Sínodo, o más bien, hasta la Exhortación apostolica que eventualmente publique después el Papa, a esa presente posición sinodal mayoritaria, laboriosamente preparada y conseguida.

 La Iglesia debe manenerse siempre fiel a la Tradición doctrina y pastoral que, fundamentada en la Sagrada Escritura, ha sido propuesta por el Magisterio apostólico, presidido por los Sucesores de Pedro. Los documentos actualmente vigentes sobre el punto 52 –los divorciados vueltos a casar y su imposibilidad de comulgar en la Eucaristía– son lo que ya cité en mi artículo anterior (286-2): Sínodo episcopal (1980) y encíclica Familiaris consortio (1981); Catecismo de la Iglesia Católica (1992) y Carta de la Congregación de la Fe sobre la comunión eucarística de los divorciados que se han vuelto a casar (1994). De ésta, vuelvo a transcribir aquí la doctrina y la norma pastoral que hoy están vigentes en la Iglesia Católica:

«Por consiguiente, frente a las nuevas propuestas pastorales arriba mencionadas, esta Congregación siente la obligación de volver a recordar la doctrina y la disciplina de la Iglesia al respecto. Fiel a la palabra de Jesucristo, la Iglesia afirma que no puede reconocer como válida esta nueva unión, si era válido el anterior matrimonio. Si los divorciados se han vuelto a casar civilmente, se encuentran en una situación que contradice objetivamente a la ley de Dios y por consiguiente no pueden acceder a la Comunión eucarística mientras persista esa situación».

Sería una gran infidelidad a la Iglesia y un gran pecado aplicar ya en las parroquias, en cuanto a la admisión de los adúlteros en la comunión eucarística, unas normas pastorales no aprobadas en el Sínodo episcopal de 2014 y pendientes de deliberaciones y decisiones posteriores.

* * *

Algunas consideraciones complementarias

–Unas doctrinas y unas normas pastorales y canónicas que fueran tan contrarias a las vividas por la Iglesia durante veinte siglos no pueden ser verdaderas, ni llegarán a estar vigentes en la Iglesia, «columna y fundamento de la verdad» (1Tim 3,9). Con todos los muchos desarrollos doctrinales, pastorales y canónicos que la Iglesia ha recibido del Espíritu Santo en toda su historia, siempre ha crecido en perfecta fidelidad a sí misma, en una evolución homogénea de la doctrina y de la vida pastoral.

–La Constitución del Sínodo de los Obispos, Apostolica sollicitudo (15-X-1965), promulgada «motu proprio» como Carta Apostólica por el Papa Pablo VI, establece:

«II.-Corresponde al Sínodo de los Obispos, por su misma naturaleza, la tarea de informar y aconsejar. Podrá gozar también del poder deliberativo cuando se lo conceda el Romano Pontífica, a quien corresponderá en este casi ratificar la decisión del Sínodo».

La mayor parte de la prensa mundana, y buen parte de la católica, presentan como «aprobadas» ciertas proposiciones del Sínodo episcopal que se ha celebrado, incluso en los puntos que no han logrado la aprobación de la asamblea sinodal. «Por fin la Iglesia concede la comunión a los divorciados vueltos a casar»… Es normal que el mundo multiplique innumerablemente esta falsedad. Pero su eventual aceptación por una parte de Obispos, párrocos y fieles, así como por los medios de comunicación católica, resultaría especialmente escandalosa.

De hecho, la publicación de las propuestas no aprobadas por el Sínodo parece dispuesta para orientar, en orden al próximo Sínodo ordinario, la reflexión de Obispos, teólogos y fieles. Y en la práctica, contra las normas doctrinales y pastorales vigentes hoy en la Iglesia, favorecerá la comisión de sacrilegios.

La crisis presente ocasionada en el Sínodo (2014), en cuanto a la comunión eucarística de los adúlteros, recuerda la crisis de la Humanæ vitæ (1968), sobre la posible aceptación de los métodos anticonceptivos. Antes de la encíclica, una fuerte y amplísima presión encabezada por las Iglesias locales centroeropeas (Häring and Cia.; el Kasper de entonces), con la universal colaboración de los medios de comunicación del mundo y de buena parte de la Iglesia, venía a exigir al Papa que declarase lícito el uso de anticonceptivos, y así lo aconsejaron también con amplias mayorías las mismas Comisiones formadas por la Santa Sede sobre esta cuestión.

Finalmente el Beato Pablo VI, ateniéndose al dictamen de una Comisión claramente minoritaria, encabezada por el Padre Marcelino Zalba Erro, S. J., navarro, realizó en vida su primer milagro: escribir y firmar la encíclica Humanæ vitæ, una de las estrellas más brillantes del cielo doctrinal de la Iglesia Católica. Lo que vino a demostrar que a nuestro Señor Jesucristo le ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra, y que en la Iglesia –y también en el mundo, aunque de otra manera­– vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

José María Iraburu, sacerdote

 Post post.- El ejemplo que he puesto con el adulterio de Pavarotti es el caso de un adulterio muy especialmente indigno e indignante. No suelen ser así la inmensa mayoría de los casos de cristianos divorciados, vueltos a casar. A esa situación han llegado con frecuencia después de muchos errores, pecados, abandono de la oración y los sacramentos, y a través no pocas veces de muchos sufrimientos, huyendo quizá de situaciones muy desgraciadas, más que buscando el gozo y el placer. La Iglesia se compadece de ellos como Madre, y les ayuda en todo lo que puede, ora por ellos… y los llama a conversión.

 

64 comentarios

  
ant2mendez@gmail.com
A la Cruz que contemplo en cada Misa, al la Sacratisima Figura del Señor, la quieren partir en pedacitos.

Info catolica, está con la Verdad entera, no cabe otra,yo también, no sólo en esté tema, sino en todos.

Sin la Verdad, la Justicia es Bla Bla, todo es bla bla.
19/10/14 12:30 PM
  
Luis Fernando
Carísimos, deseando vivamente escribiros acerca de nuestra común salud, he sentido la necesidad de hacerlo, exhortándoos a combatir por la fe, que, una vez para siempre, ha sido dada a los santos. Porque disimuladamente se han introducido algunos impíos, ya desde antiguo señalados para esta condenación, que convierten en lascivia la gracia de nuestro Dios y niegan al único Dueño y Señor nuestro, Jesucristo.
(Judas 3-4)

Por pura gracia de Dios, y como siervos inútiles que hacen lo que se les ordena hacer, en InfoCatólica cumpliremos ese mandato.
19/10/14 12:38 PM
  
Gloria Irene ( Flavia )
Muchas gracias, es un consuelo leerle.

Gracias por citar a los cinco Cardenales que han publicado un libro precioso en Italia y que ya está traducido al español. A mí se me ocurrió recomendarlo y alguna me dijo que ese libro fomentaba el escándalo. No me quedó claro si esa persona lo decía de corazón o para fastidiarme a mí, creo que lo segundo, pero en fin...La verdad es que no me fastidió en absoluto.

Gracias, Padre. Pida por mí. Gracias. Es usted uno de esos confesores muy letrados y muy espirituales que tanto alababa Santa Teresa.
-----------------------------
JMI.-Y que Ud. lo diga, Dña. Gloria.
Bendición +
19/10/14 1:04 PM
  
J.
Un excelente artículo del P. Iraburu.

No obstante, hay una afirmación controvertida que en síntesis dice:

"La Dirección y el Consejo de Infocatólica se une con su voto a los 74 padres sinodales favorables a mantener la doctrina y la discipina pastoral y canónica actuales, con los retoques prudenciales que se vieran necesarios.

Pero se opone, y se opondrá hasta la celebración del próximo Sínodo, o más bien, hasta la Exhortación apostolica que eventualmente publique después el Papa, a la posición sinodal mayoritaria, laboriosamente preparada y conseguida"

Supongo que se refiere a que, a pesar de que los puntos controvertidos han sido aprobados por mayoría simple pero no por la mayoría cualificada de dos tercios, entonces estos puntos controvertidos no han sido aprobados técnicamente, y por lo tanto, no forman parte de la posición sinodal mayoritaria cualificada (que no mayoritaria simple).

Me pregunto qué pasará dentro de un año, dado que la situación de la Iglesia está debilitada por una cuestión técnica: la lucha entre una posición ganadora por mayoría simple pero perdedora por mayoría cualificada.

¿Cómo se arreglará esta contradicción?

----------------------------------
JMI.-Jesucristo gobierna la historia del mundo y de su amadísima esposa, la Iglesia. Es omnipotene, y VIVE Y REINA por los siglos de los siglos. Amén.
19/10/14 1:32 PM
  
Oscar de Caracas
Mi caso es del que es "divorciado" y que rodeado de personas católicas te aconsejan un plan "b"; en fin, cuando les digo que desde cuando la iglesia propone un plan "b" se descomponen y me dicen que soy un fundamentalista, lo cual es cierto desde la fe, y blablablá.
Todo esto con gente que se dicen católicas.

Un saludo muy fuerte padre.
----------------------------------
JMI.-Dice SPedro que el diablo, como león rugiente, anda rondando, buscando a quién devorar. Y exhorta: "Resistidle fuertes en la fe" (1Pe 5).
No olvide que el diablo es el Padre de la Mentira.
19/10/14 1:38 PM
  
jose maria
Padre Iraburu. Gracias por este articulo. Espero que el Papa Francisco sea iluminado por reflexiones como las suyas. Ahora mas que nunca se necesita un Papa fuerte como lo fue San Juan Pablo II. Que el interceda por la Iglesia. Que Dios le bendiga
19/10/14 1:50 PM
  
mjbo
¡¡Qué bien, muchas gracias!!
19/10/14 3:04 PM
  
Ignatius
Agradezco al P. Iraburu -y al equipo de Infocatólica- estas sabias y medidas palabras en este tiempo de confusión.

Un saludo en Cristo desde la Argentina.
19/10/14 3:40 PM
  
antonio
–La mayor parte de la prensa mundana, y buen parte de la católica, presentan como «aprobadas» ciertas proposiciones del Sínodo episcopal,
Lo veo en mi Patria, serán responsables de los Sacrilegios, que se produzcan y enfrentaremos todos al Señor de Terrible Majestad.

Que Dios lo Bendiga Padre, y la Santisima Virgén lo guarde.
19/10/14 3:59 PM
  
antonio
Carísimos, deseando vivamente escribiros acerca de nuestra común salud, he sentido la necesidad de hacerlo, exhortándoos a combatir por la fe, que, una vez para siempre, ha sido dada a los santos. Porque disimuladamente se han introducido algunos impíos, ya desde antiguo señalados para esta condenación, que convierten en lascivia la gracia de nuestro Dios y niegan al único Dueño y Señor nuestro, Jesucristo.
(Judas 3-4)

Por pura gracia de Dios, y como siervos inútiles que hacen lo que se les ordena hacer, en InfoCatólica cumpliremos ese mandato. y con la ayuda de Dios ,que SE que existe, lo haré también.
Ya lo estoy haciendo, y lo seguiré haciendo, si uno no se apaciona con la verdad, con que se va a apasionar.
19/10/14 4:05 PM
  
antonio
"Todo concurre para bién de los elegidos,San Pablo."

Dichos de Luz y Amor,San Juan de la Cruz ,Bac 74,Mira que muchos son llamados y pocos los escogidos, y que si de tu no tienes cuidado,más cierta está tu perdición, que tu remedio, mayormente siendo la senda que guía a la vida eterna tan estrecha,(Mt 7/14).


Dichos de Luz y Amor ,San Juan de la Cruz, Bac,63. "Mira que no te entristezcas de repente de los casos adversos del siglo,pues no sabes el bien que traen consigo ordenado en los juicios de Dios para el gozo,sempiterno de los escogidos."

EDITADO //////////.


"
19/10/14 4:28 PM
  
pablo velasco
"Por eso, aquellas Iglesias locales que hoy padecen una tolerancia comprensiva hacia los «cristianos divorciados vueltos a casar», bajo una apariencia de caridad y benignidad, se alejan indeciblemente de Juan Bautista, de Cristo, de los Apóstoles, de la Iglesia antigua y de la Iglesia de siempre, una, santa, católica y apostólica, haciendo imposible la renovación del matrimonio cristiano en el Evangelio, por tantos medios combatido y hostilizado en nuestro tiempo, incluso por las leyes civiles."

- Y solo está a favor de esa aberración el 50% de los obispos, cardenales... que participan en el sínodo...
O sea que el 50% de esos participantes no tienen fe... Curioso
-----------------------------
JMI.-Se pasa Ud. tres puebos en sus "deducciones".
Yerra.
19/10/14 4:30 PM
  
José
Me parece que cabe aclarar que los que votaron a favor del punto 52 de la Relación, antes citado, lo que votaron es un "relato", una noticia, acerca de lo acontecido. Eso no quiere decir que necesariamente quienes votaron por esa redacción sean partidarios de la supresión de la disciplina tradicional. Eso es aplicable a los demás puntos que no alcanzaron los dos tercios. Ni que necesariamente los que votaron en contra de la redacción son los ortodoxos (bien puede haber pasado que más de un filo herético, viendo el "retroceso" con relación al "Informe Ërdo" haya votado en contra de una redacción "demasiado conservadora".
Gracias Padre José María por su testimonio en estos momentos, enseñando con claridad la enseñanza de la Iglesia.
19/10/14 4:41 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso
Todo este tema de permitir la comunión de los divorciados vueltos a casar me produjo un estado de mucha angustia. Sentí que el edificio en el que tenía construida toda mi existencia se derrumbaba. Sagradas Escrituras, Catecismo de la Iglesia Católica, toda la Tradición de la Iglesia, toda la formación que desde niña había recibido. No es materia opinable. Toca la misma esencia de la Verdad.
Las palabras de Jesucristo "y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella (la Iglesia) - Mt 16,18, y ahora lo que dice Ud.: "Lo que vino a demostrar que a Jesucristo le ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra, y que en la Iglesia –y también en el mundo, aunque de otra manera­– vive y reina por los siglos de los siglos. Amén." me dan consuelo. Muchas gracias Padre Iraburu. Sin embargo no puedo evitar el dolor que me produce lo que está sucediendo dentro de mi Iglesia a la que amo tanto. Que el Espíritu Santo ilumine a todos los que tienen la responsabilidad de tomar decisiones de las que dependen la vida eterna.
19/10/14 4:45 PM
  
Buscador
Por muy grande que seal el pecado, (y divorciarse no puede ser tan grave en muchos casos) ¿No le parece que un infierno de fuego eterno es un castigo despropocionado? Aunque quisiera, no podría creer en lo que dice, lo siento.
19/10/14 7:13 PM
  
Isabel. Granada.
Algunas consideraciones coplementarias

–Unas doctrinas y unas normas pastorales y canónicas que fueran tan contrarias a las vividas por la Iglesia durante veinte siglos no pueden ser verdaderas

¡Perfecto!

Dios lo bendiga Padre.
19/10/14 8:32 PM
  
jb
Es por esto que no podría dejar de leer InfoCatólica. Gracias Padre, como siempre.
Y complementando a Luis Fernando, es por pura gracia de Dios que os ´oigo´.

Por cierto, ¿alguien cree que es casualidad que hoy, por fin, tengamos como nuevo beato a Pablo VI ?
19/10/14 8:36 PM
  
AntonioFM
Muchas parejas de divorciados y vueltos a casar civilmente han resuelto por su cuenta la cuestión y comulgan cuando le da la gana. Ayer mismo uno de ellos, junto con su segunda mujer civilmente casada, comulgó delante mío, sabiendo el sacerdote celebrante la condición de ambos.

La publicación de la Relatio y los votos conseguidos refuerzan esas actitudes.

¡Menudo pifostio nos están montando sin necesidad!
19/10/14 8:47 PM
  
José María Iraburu
AVISO PARA LOS COMENTARISTAS
No publicaré ningún comentario que ataque al Papa Francisco, Obispo de Roma y Sucesor de San Pedro.

He estado ausente de 13 a 21 horas y atiendo ahora los comentarios con este retraso.
19/10/14 9:04 PM
  
TH
A diferencia de lo de la comisión respecto a los anticonceptivos, este vez parece que el que ha promovido el debate en el que han intervenido los cardenales y teólogos mencionados ha sido el mismo Papa Francisco. Ciertamente no ha hecho ninguna declaración oficial sobre el tema de los divorciados y vueltos a casar pero no parece posible que un Papa vaya a hacer declaración alguna en contra de la Tradición de la Iglesia o el Magisterio reiterado por todos los Papas anteriores.
19/10/14 10:14 PM
  
José Gabriel Concepción Blasco
Alabado sea el Señor. Soy un simple cristiano y quiero abrirles mi corazón. Me casé en el año 1990. En el año 2000 me separé y vive en plena castidad, fiel a mi compromiso matrimonial.. En el año 2007 contraje matrimonio civil. Sabía muy bien lo que ese paso suponía. Y era muy duro no poder recibir al Señor sacramentalmente. Y mi oposición me generó algún problema. Mi párroco de XXXX me ordenó que podía comulgar sin problemas. Le objeté la tradición de la Iglesia, nuestra fe.... Respuesta. La Iglesia se equivoca. Y yo contesté. Prefiero equivocarme con la Iglesia. Mi posición fue muy dura. Incomprendido por algunos representantes de la iglesia y rechazados por los cristianos, hermanos en la fe. Y esto fue lo más duro. Éramos rechazados y tratados como lo fueron los lapsi, aquellos primeros cristianos que en un momentos de debilidad no dieron testimonio de Cristo. No me faltó mi fe en Xto, nuestro Señor. Y no dejé de confiar en él. Nos llegaron a tratar de pecadores públicos... sin consideración, sin caridad. Y como siempre ocurre. Dios nos mostró el camino sin caer en profanar la Eucaristía. Los dos hemos decidido hace un año vivir una unión espiritual, una vida más perfecta. Recordé una Encíclica de Pío XII "Sacra Virginitas" que apliqué a nuestro estado seglar. No recuerdo cómo. No sé si fue un dia de estos, después de implorar a Dios su ayuda. Después de estar convencido del paso que pensaba dar, contentó con mi mujer actual. Necesitaba su aprobación. Y le di tiempo. Y al final aceptó libre y responsablemente. Los dos queríamos este nuevo estado.
Nos ofrecimos así, nuestra opción, a nuestro párroco, al actual, pues todos los pasos que damos, queremos que sean recibidas en la Iglesia, ante sus representantes. Gran sorpresa. Recibimos el acogimiento de nuestro párroco y nos comentó que la opción que habíamos elegido era la que la Iglesia madre ofrecía en casos como el nuestro. Y yo no lo sabía por ciencia o por conocimiento. Lo había aprendido ante el Sagrario. Lo he aprendido del Maestro. Gracias sean dadas a Dios.
. No soy teólogo, no sé tanto cómo nuestros cardenales, nuestros obispos y muchos sacerdotes. Soy un hombre de fe, que antes los problemas, me arrodillo y espero ante el Sagrario. He llorado mucho, pidiendo al Señor luz en una situación familiar compleja. He rezado por la salvación de mis hijos, de mi anterior relación, por la madre de mis hijos, pese al mal que me haya podido hacer, y he rogado a Dios por mi mujer, a la que así considero. Y confío en Dios y Él nunca falla. Nos falta humidad, para andar en la verdad, y estar abiertos al Amor de Dios. Y por muy complejas que sean las circunstancias, Él nunca falla. Sólo basta en ser humilde y tener un sentido sincero de conversión. Y así vivimos mi mujer y yo nuestra nueva realidad. No es un matrimonio. Lo sabemos, pero vivimos en una unión espiritual. Rezamos y nos ofrecemos a Dios. Les aseguro. No es nada difícil si nos fiamos de Nuestro Señor, y buscamos el amparo de su Madre.. La fórmula. Perdonar, amar, comprender.... y horas ante el Sagrario. Les aseguro. No falla. Y del lío que hay montado, guardo silencio. Mi fe en Xto Resucitado me ayuda y sé que no dejará a su Iglesia.
En Xto y María
José Gabriel
---------------------------------
JMI.-No se suelte de la mano de la Santa Madre Iglesia. Eso sí: huya de los sacerdotes infieles como del demonio. Y cuide de que su actual situación, al menos en las personas más próximas, no cause escándalo, sino que sepan qué y por qué viven así. Dios le ayudó, y Dios le ayudará siempre.
Por otra parte, obviamente, yo no conozco las circunstancias exactas, ni puedo discernir, ni soy quién, para decirle si la solución de vivir "como hermano y hermana" es la que en conciencia a Uds. más les conviene; o si debieran simplemente poner término a su cohabitación.
19/10/14 10:49 PM
  
pablo velasco
No le resulta preocupante que de 181, más de 100 estén deacuerdo con que se busque alguna fórmula para que los divorciados vueltos a casar comulguen??
Me asegura usted que esos 100 están en comunión con la doctrina de la iglesia, las escrituras e incluso el más mínimo sentido común?? Yo tengo mis serias dudas. Y de esos 100 hay algunos que no es que tenga alguna duda, es que son herejes claramente, solo hay que ver lo que dicen.
Sinceramente, no me siento en comunión con esas personas... Y creo que ellos no están en comunión con la iglesia, porque lo que quieren hacer y la doctrina de la iglesia, son contrarias...
El papa tendrá que emular a pablo VI y luchar contra muchos pastores que no siguen a pedro. Que el Espíritu Santo le ayude.
-------------------------------------------
JMI.-Hace Ud. muchos juicios temerarios.
Y lo de "me asegura usted"... no tiene sentido: no tengo bola de cristal.
19/10/14 11:46 PM
  
Juan Francisco
Muchas gracias Padre. La Providencia ha hecho que desde hace 4 años siga el excepcional trabajo que hacen en InfoCatólica, medio por el cual trato de cuidar y alimentar mi fe. Seguro que Ud. ya lo sabe bien, pero no me canso de repetir Dios se está valiendo de este medio para que muchos, pese a la distancia y a la falta de relación personal, podamos decir que contamos con verdaderos Maestros.
20/10/14 1:05 AM
  
Isabelino Cardozo
Hace un poco más de 24 hs que me suscribí a Info Católica, para acceder a informaciones de primera mano y veraz sobre temas fundamentales de la fe católica y en especial sobre el Sacramento del matrimonio, tan vilipendiado en estos últimos tiempos por todos los medios, y por tanto el laico necesita más que nunca de buenas orientaciones a fin de que pueda encaminar por el sendero de la verdad la difícil misión de esposo/a, hoy en día. Debo confesar que la claridad y fuerza fundamental del artículo del Padre José María Iraburu, ordena y re-ordena el pensamiento laxo de muchos católicos, clarifica las incertidumbres, despejan dudas. Creo entender que, en cuestiones de fe, las interpretaciones acomodadas sobre temas central, como lo es el matrimonio, no ayuda ni anima a llevar con fuerza la tarea santificante de este tan importante Sacramento. Ayuda aquella que se fundamenta en la palabra de nuestro Señor Jesucristo, esto encontré en este artículo del Padre JMI.

Les doy las gracias.
20/10/14 3:27 AM
  
Daniel
Padre, coincido con el comentario de José de las 4:41 pm del domingo.
"Me parece que cabe aclarar que los que votaron a favor del punto 52 de la Relación, antes citado, lo que votaron es un "relato", una noticia, acerca de lo acontecido..."
El punto solo describe lo que sucedió en el Sínodo.
Los que votaron en contra, puede ser por muchos motivos diversos. Lo que llama la atención es el argumento tomado del Catecismo, que no estaba antes y -hasta donde leí- no aparecía en los circulos menores.

Quiero preguntar, además, si existe algún precedente en publicar los puntos no aprobados.

Gracias Padre!
-----------------
JMI.-No lo sé. No he visto en el Reglamento del Sínodo que solamente se publiquen las proposiciones aprobadas con 2/3. Ni que prohíba hacerlo. No lo sé.
20/10/14 4:17 AM
  
Yuri Haraguchi
Padre estoy de acuerdo con usted, Dios mismo cuida a su Sagrada Esposa la Iglesia, no la abandonará jamás. Pienso que el Santo Papa Francisco ha querido conocer a la Iglesia de viva voz, conocer la verdad de ella por muy dolorosa que sea y me imagino su sufrimiento. Ahora él sabe, lo que está pasando , la situación es grave y no quiere precipitarse.
Tengo plena confianza que nuestro Papa actuará como Dios manda y en tiempo oportuno. Habrá purificación seguro que si. No debemos de temer a la Cruz, pues Cristo triunfara escrito está.
Que Dios lo siga bendiciendo para el bien de los demás
Yuri
20/10/14 5:10 AM
  
Adrián Ferreira
Estoy profundamente conmovido por la fidelidad expresada, el Señor valora mucho la fidelidad en momentos de infidelidad generalizada, nos recuerda lo solo que estaba en la cruz , pero luego pensamos en la Comunión de los santos y realmente Jesús no estaba tan solo despues de todo. Estoy muy contento por leer a mis queridos hermanos en InfoCatolica, hoy le daré gracias al Señor por todos estos dones todo el apetito por la verdad, todo lo bueno que hacemos lo debemos a su gracia y el Señor no ha escatimado dones para quienes participan de este medio santo. Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que aman al Señor.
20/10/14 5:40 AM
  
Gabriela
Buen día. Creo que acá se están mezclando los temas. Primero y principal Dios todo lo hace bien, es decir, si permite el nacimiento de nuevas personas dentro de matrimonios adúlteros, sabiendo que el Señor nos trae a la vida sólo cuando Él quiere, entonces hay algo mal que los humanos estamos interpretando.
Segundo, muchos de los adulterios podrían evitarse si los responsables en la Iglesia de declarar nulidades allí donde deben declararse, lo hicieran mas ágilmente y no tan costoso económicamente. La burocracia con la que manejan esos temas tampoco son prácticas muy cristianas que digamos así que por favor que nadie se raje las vestiduras.
Me expreso así siendo que mi esposo hace 14 años nos abandonó a mis hijas y a mí, sin embargo yo no he formado nueva pareja porque me dediqué a la crianza, pero me hubiera gustado hacerlo. Mi esposo no sólo se fue con otra mujer, sino que también nos golpeaba, pero pese a todo no puedo dejar de reconocer que el hijo que tiene ahora con su pareja vino a la vida en el preciso momento en que Dios quiso, es decir, Dios permitió que ciertas cosas (no todas) sucedieran. La cosa no es tan simple, lo que sí se que es simple es juzgar en vez de dejarse Amar por Dios gratuitamente, porque no existe mérito nuestro que nos haga merecedores de semejante amor incondicional. Y para terminar recuerden' EL ESPIRITU SOPLA A DONDE QUIERE, A QUIEN QUIERE Y CUANDO QUIERE. Bendiciones y gracias por este espacio.
------------------------------
JMI.-Bendición + a la bendita Gabriela.
20/10/14 9:28 AM
  
Gabriela
Cuando te abandonan y te obligan a divorciarte es muy duro. NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTE SOLO.
------------------------------
JMI.-No es bueno que el hombre esté solo. Pero es una gran cruz.
Pero llevar la cruz es cosa muy buena.
Llevar la cruz para poder seguir con Cristo es lo más santificante que hay en este mundo.
Bendita sea la cruz (aun aquella que proceda de pecados pésimos).
Sin rechazar la cruz, llevándola nosotros con Cristo, completamos en nuestro cuerpo lo que falta a su pasión para la redención del mundo (y la nuestra, claro).
Nuestras cruces son astillas de la Cruz de Cristo, porque somos miembros de su propio cuerpo. Y valen porque las sufrimos en cuanto miembros de Cristo.
20/10/14 9:45 AM
  
Quico
No sé a ustedes, pero que una proposición como la 52 reciba nada menos que el 58 % de los votos me parece profundamente inquietante. En realidad ha sido aprobada solo que no cubre el "quorum" suficiente para que lo sea técnicamente. Desde mi punto de vista lo más probable es que esto solo sea un retraso, no un rechazo. Hemos visto ya como en otras "iglesias" (evangélicas) para aprobar temas como obispesas lesbianas y demás se pasó por la fase de las mayorías insuficientes como paso previo a la aprobación definitiva... No dudo para nada de que la Iglesia irá adelante con el Señor porque eso es la Esperanza teologal, pero en cuanto al optimismo (que es una actitud humana) me temo que no puedo mantenerlo.
-----------------------------
JMI.-Optimismo no: esperanza.
Rom 8,28. Si Dios en su providencia permite ciertos males, siempre es para obtener bienes mayores para los que Le aman.
Cristo vive y reina por los s.de los s.Amén.
20/10/14 10:25 AM
  
Javier OblSB
+
Pax
Querido Padre Iraburu, tanto éste como el anterior artículo (que no pude comentar al estar cerrados ya los comentarios) son magníficos. Ambos son ejemplos de la gracia de Dios en su Iglesia. No esperaba menos de alguien como usted, ejemplo eminente de la teología más fiel a Cristo Jesús y a su Iglesia Católica. San Benito y San Beda (mi patrón de oblación) están en el Cielo muy orgullosos de usted. Un abrazo, querido Padre José María.
Ut in omnibus glorificetur Deus.
-----------------------------
JMI.-Ya, ya... Pero soy un pecador necesitado de sus oraciones.
Que no me falten.
20/10/14 11:01 AM
  
José Luis
Gracias P. Iraburu, los consejos que usted da a otros, también me sirve muchísimo a mí, y no diré cual de los consejos, o mejor dicho, enseñanza que los mismos santos aconsejan.
Muchísimas gracias, y no deje de rezar por mi.
-----------------------------
JMI.-Siempre rezo por mis lectores, para que la verdad católica que yo les digo por de fuera, Él se la diga por dentro. Y así es.

Y pido al Señor que mis lectores recen por mí,
que ya para cumplir los 80 los próximos, estoy como estoy...
20/10/14 11:13 AM
  
JUAN NADIE
P IRABURU, este post me parece magnífico por su trabajo de recopilación, y por su solidez. ¿Sin embargo, no le parece leyendo los documentos del Sinodo, que son como muy diferentes a lo que usted explica? Yo al leerle extraigo una idea cabal de lo que es y debe de ser el matrimonio, pero al leer los documentos del Sinodo me quedo como si tal cosa. Me aporta muy poco, e incluso en algún caso me inquieta.
---------------------------
JMI.-El lenguaje es ambiguo-emotivo... como si una cosa es la que dicen, y otra la que quieren decir. Y en algunos puntos (como 41,52,53...) inadmisibles.
Léase mejor la Familiaris consortio.
20/10/14 11:13 AM
  
JUAN NADIE
GABRIELA, me duele mucho la situaicón que sufriste de abandono y maltrato por tu esposo, como a cualquier católico. Me duele sinceramente, y comprendo que habras sufrido lo indecible. Según ciertos psicologos, después de la muerte de un hijo, es el mayor dolor moral que soporta el hombre.
Tienes que rehacer tu vida, claro que si, con alegría. Pero la verdadera alegría, a pesar de las dificultades solo la puedes encontrar en el Señor. Si te apartas de el, buscando el pequeño consuelo humano de otra relación, nunca prodras ser realmente feliz.. Podras divertirte momentaneamente, distraerte, pero ser realmente feliz no.
Entre mas te acerques a Dios mas feliz seras, y el sufrimiento lógico y la soledad, cambiarán, porque el que esta realmene con Dios nunca esta solo.
No puedes autoengañarte, cuando dices NO ES BUENO QUE EL HOMBRE ESTE SOLO, estas sacando de contexto la frase, no se refería a esta situación, que es lo que tu pareces querer decir.
Cristo se refería a los hombres en general, pero en primeras nupcias, porque el mismo Cristo dejo clara la indisolubilidad del matrimonio y la imposibilidad de casarse de nuevo, so pena de cometer adulterio.
No hay consuelo humano que justifique pecar, por mucho que podamos sufrir, el único consuelo posible y real esta en Cristo.
No estas sola, la Iglesia y todos los que te hemos leido rezamos por ti y por tu familia y por supuesto tienes a Cristo, y a la Virgen siempre contigo si tu se lo permites.
20/10/14 11:30 AM
  
Daniel Iglesias
Me uno a la posición de InfoCatólica sobre los temas más debatidos en el Sínodo de los Obispos.

Por otra parte, quisiera señalar algo que me parece muy importante. Visto lo ocurrido en los Círculos Menores, es muy probable que los Padres Sinodales que defendieron la doctrina y la praxis tradicional católica sobre el matrimonio fueron bastantes más que los 74 que votaron en contra del número 52 de la Relación final del Sínodo. Seguramente hubo entre esos Padres "no innovadores" unos cuantos que interpretaron el número 52 como una mera descripción (en sí aceptable, como descripción) de las dos posturas enfrentadas.
------------------------------
JMI.-Yo también así lo veo.
20/10/14 11:47 AM
  
antonio
Estimado Padre..

En esté momento se comenta el Caso de la Venerable Mari Carmén, es un altisimo ejemplo, para Gabriela, para mí para todos.
Le diría a Gabriela que lea esa parte de la Página.

Como siempre muchas gracias, y que Dios lo siga bendiciendo.
20/10/14 2:10 PM
  
Julia María
Padre, no es excepcional el suceso que cuenta sobre el hombre abandonado al que el párroco recomienda que rehaga su vida, pues a mí me ha sucedido. Cuando mi marido se fue de casa (sin avisar de lo que iba a hacer), tanto mi párroco y confesor como un amigo jesuita y el párroco de una amiga me aconsejaron lo mismo. No podía creérmelo; recé y tuve la certeza de que se equivocaban. No ha sido fácil pero hoy, ya mayores mis hijos, agradezco a Dios y a la formación en la fe recibida no haberlo hecho.
-----------------------------
JMI.-"El justo vive de la fe": ella es la roca que mantiene alzada la esperanza y activa la caridad. Por ella nos comunica Dios la fuerza de su gracia para ver y hacer la verdad-el bien.

"Vigilad y estad atentos, porque el diablo, como león rugiente, anda rondando, buscando a quién devorar. RESISTIDLE FIRMES EN LA FE" (2Pe 5).

Dios la bendijo en la fe y la hizo fuerte en el combate.
Dios la bendice. Dios la bendecirá siempre.
Bendición +
20/10/14 2:23 PM
  
Eduardo Jariod
P. Iraburu, aunque ya le queda lejos la juventud, pídale a Dios que le sostenga con este vigor intelectual envidiable. ¡Nos hacen mucha falta sacerdotes con su solidez y claridad de ideas! Dios le guarde muchos años, Padre.
20/10/14 2:42 PM
  
Ivan Recabarren Escárate
No puedo menos que dar gracias a Dios, porque podamos contar con comentarios tan precisos y fundamentados en la doctrina del verdadero magisterio de la Iglesia. En medio de tantas imprecisiones y ambigüedades un católico sencillo, sin gran formación teológica como yo, puede beber en estas fuentes no contaminadas por ideologías mundanas. Dios le bendiga, ilumine, proteja y que podamos contar por mucho tiempo con usted. Le ruego me tenga presente en sus oraciones.
20/10/14 2:43 PM
  
Monachus
Padre, ¿y Ud. cree que se cumple normalmente lo del canon 1184? Ya le digo yo que no en muchos sitios. Personalmente he ido a varios entierros de personas que murieron en claro pecado público: concubinato, divorcio y vuelto a casar, etc, y también, como a Pavarotti, no les faltó de nada. Incluso en uno estuvieron más de una docena de curas concelebrantes con toda la pompa litúrgica correspondiente.

¿Quién es el cura que se atreve a negar unas exequias con sus familiares allí llorando y el difunto de cuerpo presente? Valiente, muy valiente ha de ser.
20/10/14 2:54 PM
  
JUAN NADIE
Estimado P. Iraburu estoy seguro de que usted hace siempre las cosas con la mejor intención y esto es algo que hoy en día no se puede decir de todos los eclesiasticos.
Puede usted borrar los comentarios que quiera, faltaría mas.
Sin embargo tiene usted la gentileza de advertir que borrará todos los comentarios que critiquen al Papa.
Yo creo que puede haber criticas, insultantes, irreverentes, obscenas, injustificadas o excesivas. Pero creo que la critica cuando se refiere hechos concretos y es razonada puede ser muy buena, y en este caso especialmente.
Permitamente explicarme. En la cuestión de la comunión de los amancebados y de las parejas homosexuales, que se ha tratado en el Sinodo como se ha tratado, parece que hay dos grupos, el de los que pretendemos buscar continuamente la buena doctrina para adaptar nuestras vidas a ella, de la mejor manera posible, y la de los que tratan de adaptar la doctrina a sus vidas, sin importar si para ello hay que deshacerla.
Da la impresion de que ciertos sectores de la Curia piensan que si nos rebajan la exigencia a los crisitanos por decreto, nos vamos a alegrar todos, puesto que nos lo ponen mucho mas fácil. Es decir si puedo comulgar despues de haberme amacebado, en realidad me estan casi dando via libre para hacerlo sin remordimientos.
Yo creo que es bueno que la Curia se de cuenta de que hay muchos cristianos que no buscamos rebajas, sino la Verdad, y que no estamos dispuestos a dejarnos engañar, porque aunque no tengamos la preparación de ustedes, tampoco somo legos ni desinformados.
Por eso si se permiteran criticas, razonadas y apropiadas (usted tendría que juzgar donde pone el listón), en Roma se darían cuenta de que los cristianos de la calle, los que mas nos preocupamos de serlo, no estamos deseando unas rebajas, sino al contrario, como adecuar mejor nuestras vidas al mensaje.
Tal vez si en Roma perciben un sano malestar entre nosotros, razonado, se piensen hacer segun que cosas, porque lleguen a la conclusión de que no va a ser tan fácil.
20/10/14 3:35 PM
  
Josafat
Son dos lógicas contradictorias:

Racionalismo iluminista: ser feliz.
Fe catolica: ser santo.

Dado que la síntesis es imposible entre ambos conceptos. Que cada uno elija. También, esta el nihilismo contemporáneo posnietzscheano que niega todo sentido a la vida, es decir ni felicidad ni santidad.

Yo soy bastante laxo en este asunto, pero es cierto que no puedo evitar significar la ingenuidad de los divorciados vueltos a casar. ¿Por que las cosas van a funcionar a la segunda, a la tercera, a la cuarta....?

Y sobre todo, ¿Que hay de malo en no ser feliz? La mayoría de modelos de felicidad contemporáneos son irrealizables, incluido el matrimonio-Hollywood.

Por no decir que pretender basar la felicidad propia en el prójimo (en este caso la pareja) es algo propio de adolescentes.
20/10/14 5:16 PM
  
Miguel Ángel
No sé dónde he leído que, después de todo, es Pedro el que lleva la barca, como haciendo alusión a que, por encima de las discusiones y tendencias que refleja el Sínodo, al final las decisiónes doctrinales corresponden al Papa, como sucedió con Pablo VI y la Humanae Vitae. Y, en último término, el Espíritu Santo dirige la Iglesia, por lo que, aunque parezca que ahora Jesús "duerme" en medio del vendaval y de la barca, está y esperemos que no tenga que reprocharnos eso de. "hombres de poca fe, ¿por qué habéis dudado?" (algo parecido ha dicho Mons. Munilla en su programa de Radio María, por lo que esta idea no es mía).
Personalmente, yo no tengo ninguna inquietud y he tenido que hacer de "bombero apagafuegos" con algunos hermanos católicos muy preocupados. No sé si es que soy ingenuo.
----------------
JMI.-Está en la fe.
20/10/14 5:22 PM
  
Luis Fernando
Daniel, no es que lo creas. Es que ha sido así.
20/10/14 5:23 PM
  
Hortensia
Muchas gracias por su claridad y valentía. Lo he reenviado para aclarar y recordar la doctrina que recibimos del Señory que con tanta almibarada pastoral nos están desdibujando.
20/10/14 6:54 PM
  
Gabriel B
¡Qué tema más delicado y más esencial! La Iglesia está obligada por el mensaje de Cristo y por sí misma a obrar con verdad y con misericordia. Ambas juntas. O sea, decir la verdad con misericordia y ser misericordiosa en la verdad. Más aún en un tema tan fundamental como la Familia, y por extensión a la sexualidad, ya que ésta es la dimensión en que el Ser Humano colabora con Dios en Su obra creadora.
En mi opinión, y léase más como una pregunta que como una afirmación, es que SS Francisco quiso "armar lío" con el Sínodo de la Familia para desvelar quién es quién dentro de la Iglesia, al menos dentro del Episcopado; quiso desvelar qué tan profundo ha penetrado la mentira (el demonio) en la Iglesia, para posteriormente hacer una enseñanza al respecto. Actitud riesgosa, pero habrá valido la pena arriesgarse. Me atrevo a aventurar, siempre en actitud de pregunta, que quizá ésta haya sido la intención de San Juan XXIII al convocar al Concilio Vaticano II y del Beato Pablo VI al publicar Humanae Vitae: fueron decisiones con consecuencias dolorosas para la Iglesia, pero permitieron aflorar la Verdad del Evangelio.
Debemos aprender como Cristianos que seguir a Cristo es difícil, que al comprometerse con Dios se corre el riesgo de ser inconsecuente. Que la fidelidad es un esfuerzo personal y es una gracia que debemos pedir al Señor, gracia que podemos perder por nuestra humana capacidad de distorsionar las cosas y hacer lo que queremos y no lo que tenemos que hacer
Saludos a todos.
20/10/14 8:48 PM
  
DJ L
Ya que usted ha mencionado la poligamia, suele decirse que Dios la ha permitido como mal necesario para solucionar un problema de tipo demográfico generado, por ejemplo, por falta de hombres por bajas bélicas o laborales.

Chirría, esto no puede ser verdad. Para que algo sea bueno, como todo lo que viene de Dios, se necesitan dos cosas: Voluntad de hacerlo y que el acto no sea intrínsecamente malo. Por tanto, un pico demográfico de hembras sin varón, Dios nunca lo solucionaría alcahuetando una práctica que Jesucristo rechazó.

Entonces ¿por qué nunca condenó la poligamia de forma expresa a través de los numerosas profetas que enviaba a su pueblo antes de la Nueva Alianza? Dicen que el que calla, otorga y Dios no puede pecar de omisión por ejemplo no reprochándole a David sus al menos nueve hembras cuando no tuvo reparos en reprocharle otras injusticias como la elaboración del censo por soberbia o el asesinato de Urías.

Gracias por sus artículos, son de los pocos que uno siente la obligación de dar gracias.
------------------------------
JMI.-No le pregunte Ud. a Dios con agresividad: "¿por qué nunca condenó la poligamia", etc.?
Más respeto.
Desde Abraham hasta Cristo va Dios revelando la verdad en forma progresiva (Heb 1, al principio). Y no podemos nosotros juzgar su pedagogía con el pueblo de Israel.
20/10/14 10:59 PM
  
JUAN NADIE
PARA GABRIEL B.
Con la información que disponemos del Sinodo y de sus participantes, y de lo que ha hecho cada uno, es sorprendente lo que dices, Parece que acabas de llegar de Marte. El Papa sabe muy bien de que pie cojea cada cardenal, y ha organizado y nombrado como el ha querido. Lo que afirmas es que el Papa no conoce a los cardenales, como si lo hubieran nombrado Papa, y aterrizase de repente en la Iglesia, y montase este lio, para que se definiesen las posturas. ¿Acaso no te has enterado de que el Papa ante las propuestas de Kasper previas al Sinodo dijo que este hacía teología de rodillas? ¿no te enteras o no te quieres enterar de que va todo esto?.
20/10/14 11:53 PM
  
JUAN NADIE
PARA DJL. Para entender la cuestión de la poligamia antigua tienes que tener una hermeneutica adecuada (ahora si es correcto emplear este palabro). Cristo trae la nueva alianza y una de sus partes es el matrimonio monogamo e indisoluble. ¿Porque el Señor no quiso hacerlo antes? Yo no lo se, pero intuyo que si lo hizo tendría buenas razones para ello. Y a David, le castiga por tomar una esposa no permitida, por el asesinato previo, y de que manera de su marido. Incluso la poligamia tenía sus normas.
Lo que te digo a continuación no es teología, sino una suposición. En las sociedades antiguas, y primitivas, se producía la poligamia porque había una gran cantidad de muertes de varones, y los que tenían medios podían procrear con varias hembras, a la vez y disponer de una prole numerosa que en esos tiempos era garantía de riqueza y supervivencia, aunque también de problemas como ocurre en las familias polígamas de hoy en día (conozco ese fenomenso muy bien y es muy interesante, pero no puedo extenderme). Si el Señor hubiese abolido la poligamia en tiempos de David igual por cuestión de enfermedades o de guerras, el pueblo judío no podría haberse desarrollado como el Señor necesitaba para la venida del Mesias.
Lo que tengo muy claro es que si el Señor hace las cosas como las hace es por algo y que su criterio es siempre, El Criterio, y por supuesto mucho mejor que el nuestro. No puede ser de otra manera.
21/10/14 12:01 AM
  
JUAN NADIE
Para DANIEL IGLESIAS. Suponiendo que fuese como dices y ojalá lo sea, de cualquier forma me parece un fallo importante. Yo creo que en un Sinodo no puede haber equivocos con la Doctrina de ningún tipo. Me puedo equivocar yo en mi casa o con mis amigos, pero no los profesionales de esto. Es como si en un congreso de medicos, se explica mal un paso de un procedimento que compromete una operación. No puede ser. Tiene que esta todo muy claro, porque lo ha estado desde nace muchos muchos años, y no había ni motivo real ni necesidad, al contrario, de que no quedase claro.
Ademas si son un mayoría entonces, el que la votación se produjese como se produjo tambien es un fallo. No se pueden cometer este tipo de errores. Es como cuando un delantero que ha costado muchos millones falla un gol a puerta vacía, no se comprende. Alguien no ha hecho bien su trabajo. Y si ha habido presiones o zancadillas me da igual, hay que encararse con quien haga falta, llamar a las cosas por su nombre y poner al que sea en su sitio, eso si siempre dentro nosotros del Magisterio.
21/10/14 12:09 AM
  
Gabriela
Por qué se cuestiona velar cristianamente a un adúltero? Qué sabemos nosotros lo que sucede entre Dios y esa persona durante los 7 minutos que el cerebro tarda en morir por completo?? Por qué no nos ocupamos cada uno de mantener el alma sana porque dudo de la santidad de los que critican. En cuánto a la Cruz de Cristo, se que la cargó por los pecados del mundo. Mi dolor no es una Cruz, mi dolor es consecuencia de cosas mal hechas. Jamás podría creer que el Dios del amor me diera una Cruz para verme sufrir. Él sólo quiere nuestra felicidad según su Palabra y aun en el sufrimiento. Porque aunque no parezca Dios no manda cruces, sólo las permite para evitar males mayores. Nos guste o no el mundo marcha como debe y mientras los católicos nos sacamos los ojos juzgandonos unos a otros, el Reino sigue creciendo y los acusadores se lo están perdiendo. E insisto, algo estamos interpretando mal sino no nacerían mas hijos de Dios, hechos a su imagen y semejanza de uniones adúlteras o extramatrimoniales. Habrá que rezar mucho más o mejor aun contemplar más para poder escuchar claramente lo que el Señor nos está queriendo decir. Humildad hermanos, eso nos hace falta. Y siempre recuerdo las palabras del padre Ignacio Larrañaga: " si fuéramos capaces de comprender no haría falta perdonar". Dios los bendiga y abrace preferencialmente. Muchas gracias.
---------------------------
JMI.-Humildad ante todo, ciertamente: la gracia que Dios nos da de la humildad es la que nos abre a todas las gracias.
La reza por todo los difuntos, también, por supuesto, por los pecadores. No los juzga en orden a la vida eterna (de internis neque Ecclesia judicat). Es una medida pastoral tomada desde antiguo (en Sínodos y Concilios, y recogida después en un canon del Derecho Canónico) con un sentido pastoral pedagógico: inspirar en los fieles un horror a vivir (y a morir) establecido en un pecado público. La Iglesia, en las normas establecidas por los Sucesores de los Apóstoles, los Obispos, sabe mucho más que cada uno de nosotros. Humildad.
21/10/14 2:59 AM
  
Yuri Haraguchi
Querido Padre:
No se como apareció mi nombre, pero no suceden las cosas por casualidad. Personalmente a mi me ha ayudado sus comentarios para tomar consciencia de lo que pasa en la Iglesia y en la Iglesia local. Se permite dar la comunión a una pareja donde ella está separada del marido y lo sabe el sacerdote y es en la capillita de mi casa .¿Qué hacer? ¿hablar con el sacerdote? ¿Qué decirle? Pero no puedo quedarme callada, porque ahora sé. Ayúdeme Padre.
------------------------
JMI.-Le recomiendo orar y hablar con el sacerdote, y recordarle que no se puede dar la comunión a cristianos que viven en una situación de pecado grave.
21/10/14 3:10 AM
  
JUAN NADIE
ESTIMADA GABRIELA: creo que no has entendido la cuestión, del tema de Pavaroti. Es un escandalo que el obispo que oficia la ceremonia haga gestos que primen a la amancebada, que es una realidad humana, frente a la esposa real, según Cristo, la realidad sobrenatural.

No es que no haya que velar a un amancebado, sino que hay que guardar las formas, y hacer valer la posición de la Igleisa. Simplemente es no avergonzarse de Cristo y negarle por quedar bien, o por respetos humanos o por cobardía. Eso es como si en una reunión de amigos uno empieza a hacer mofa y befa de la religión delante de tus narices, y tu le ries la gracia por quedar vien. ¿no decía el evangelio eso de que los que se averguenzen de mi en la tierra, yo me avergonzare de ellos ante mi padre en el cielo?

El que abandona a su conyuge, y se casa de nuevo, no solo comete adulterio, sino que además hace una doble injustica al abandonado, pues le priva de si mismo y se dona ilícitamente a otro u otra. Es decir el que se divorcia peca contra Dios y contra el conyuge.
Cuando el obispo, por que dar bien ante la prensa, pone en lugar preferente, a la amancebada, esta participando del pecado del adultero, hacia su esposa real, y hacia sus hijos por la injusticia que comete contra ellos tambíen.
Te recomiendo que leas los libros sapienciales. No recuerdo en cual de ellos, si en el de la sabiduría o en el eclesiastes, trata la cuestión del adulterio muy muy seriamente, y lo condena con palabras contundentes. Y no solo eso llega a descalificar terriblemente a la desdencencia bastarda de los adulteros.Si ese obispo italiando hace cucamonas dialecticas a la hija ilegítima de Pavaroti, seguro que es porque hace mucho que no lee el antiguo testamento, que no olvidemos que también es valido y de nuevo hace un agravio a los hijos legítimos.
En un funeral catolico hay que guardar las formas, en todos los sentidos no solo en el rito, puesto que es muy importante. Otra cosa es que fuese un funeral civil, y entonces la casada civil (la amancebada) tuviese preeminencia en el mismo, como "viuda" en activo, algo coherente, sin embargo en una iglesia, aunque fuese en la mas humilde ermita no puede ser mas incoherente.
Ademas el obispo que sanciona eso esta cometiendo probablemente un pecado de escandalo, si confunde a algunos cristianos poco informados (no voy a decir como usted), puesto que muchos de ellos pueden pensar: Caramba, si Pavaroti que estaba amancebado recibe un funeral así, y el Obispo, en el sermón se dirige a la amancebada como si fuese la viuda real (católica), entonces es que esto de divorciarse, y casarse de nuevo, cuando te estabilizas con otra, no debe de ser tan malo. Además si Cristo dijo que todos somos hijos de Dios, si se amanceban los ricos, y el obispo les hace esos funerales, entonces es que también podemos hacerlo los pobres. Y claro como Dios es amor y eso es lo que hacen los amancebados pues al final si somos buenos y no robamos nos salvamos todos.
Ya ves Gabriela se empieza haciendo teoligía sentado en la comodidad de quedar bien con el mundo, para que hablen bien de mi o no me critiquen, por ser coherente con la Fe, haciendo funerales de esos a los amancebados y se acaba haciendo teología de rodillas, y pidiendo la comunión para los mismos amancebados. Si esto sigue así, es que el amancebamiento no puede ser tan malo, y la biblia, la tradición, el Magisterio, la Doctrina y el mismo Cristo tienen que estar equivocados. ¿se me entiende, no?
21/10/14 8:29 PM
  
Christian
Jesús criticó duramente a las autoridades religiosas judías de su tiempo, por pretender que el hombre viva para la ley y no la ley para el hombre. Y, en nuestra Iglesia, ha habido de esos casos en todas las épocas, lo cual le ha restado credibilidad y autoridad moral, históricamente.
Por lo tanto, en estos tiempos sobretodo, los extremismos no son buenos sino más bien, ver cada caso en particular, con sus circunstancias y atenuantes propias y que el sacerdote, confesor o director espiritual, logre dar el mejor consejo, con la ayuda de Dios, al feligrés, indicándole la doctrina oficial de la Iglesia, a fin de que sea la propia persona, en conciencia, la que se responsabilice de su decisión.
-----------------------------
JMI.-No, no es ésa la doctrina moral de la Iglesia.
Como Ud. sabe. Ni lo ha sido nunca.
22/10/14 12:13 AM
  
Marta
Confío plenamente en nuestra Madre la Iglesia.
Estoy convencida de que, como el Padre de la Mentira no puede contra el Papa, se está dedicando a dividir a sus Obispos. Pero en esto sucede como en todo, lo malo suena mucho más que lo bueno.
En la Iglesia hay sitio para todas las personas de Buena Voluntad: solteros, casados, divorciados, homosexuales,... siempre y cuando deseen de corazón seguir a Cristo y obedecer sus mandatos (aunque no sean de su agrado).
Yo creo firmemente en el Magisterio de la Iglesia y en los milagros que de ella surgen. De dónde si no una pecadora como yo podría llevar 28 años casada con el mismo hombre y tener 11 hijos... Nunca he oído, en ningún lugar, hablar cosas tan hermosas y ciertas sobre la mujer, sobre el matrimonio, sobre los hijos,... como en la Iglesia.
Y personalmente, Padre J. M. Iraburu, doy gracias a Dios por haberme concedido recientemente la gracia de renovar mi matrimonio al escuchar las 7 conferencias sobre el matrimonio de su serie LUZ Y TINIEBLAS. Han llenado mi corazón de luz y supe que era yo la que debía amar y perdonar. Donde el otro es Cristo. La paz.
------------------------------
JMI.-Cartas como la suya ensanchan el corazón, porque nos muestran cómo el Espíritu Santo obra y sigue obrando siempre en los miembros de Cristo, renovándolos de día en día, haciéndoles ver todo por los ojos de Cristo y dándoles "los mismos sentimientos que tuvo Cristo Jesús" (Flp 2).

Dichosos su marido y sus hijos, que la tienen como esposa y madre.
Bendición +
22/10/14 12:23 AM
  
Gabriel B
Don Juan Nadie:
No me hago el ciego, sólo quiero hacer una opinión prudente. Una opinión cauta como la mía o tajante como la suya, no tendrá mayor peso porque no estamos involucrados en Sínodos ni nada por el estilo. Distinto es el caso de un Cardenal o del mismo Papa.
Veo en Francisco la misma "metodología" de San Juan XXIII y de Beato Pablo VI: arriesgarse a abrir las puertas y que entre lo que sea, para después pedir la Gracia del Espíritu Santo y en Dios tomar una decisión en base a la Verdad pero sabiendo la real magnitud del error. Opción arriesgada, pero no hacerlo también es un riesgo.
En el tiempo que tarde el Papa de publicar las conclusiones del Sínodo recientemente finalizado, recibirá presiones de todo tipo; por lo mismo él deberá orar mucho y debemos orar mucho por él para que las conclusiones sean según Dios y no el mundo.
Por mi edad, he vivido durante los papados de San Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco (cuando Beato Pablo VI y Juan Pablo I, era muy niño) y he aprendido a tener fe en la Iglesia y el Primado de Pedro; de hecho, el Papado y su continuidad es uno de los factores que me han anclado en el Catolicismo en momentos de crisis de fe, junto a la Eucaristía y la Confesión. Encuentro providencial que Francisco haya canonizado dos papas y beatificado a uno; es probable que también beatifique a Juan Pablo I y/o Pío XII, si Dios lo permite. Además tiene cercano a su antecesor, Benedicto XVI. Francisco se está preparando para tomar decisiones difíciles, no sólo por el sínodo de la Familia: está pendiente la reforma a la Curia que quiere impulsar y su supuesta encíclica sobre el medioambiente, tema donde hace falta la Luz del Evangelio (por ejemplo, para luchar contra el ataque a la vida humana so excusa de generar daño ambiental). El Papa va a necesitar la oración de sus antecesores en el Cielo y en la Tierra
22/10/14 11:19 PM
  
Alejandro Holzmann
La beata Laura Vicuña simplemente se desmayó cuando, al explicarle por primera vez el sacramento del matrimonio, dedujo que su madre -que vivía en adulterio con un hombre distinto de su padre- estaba en pecado mortal. Tal era la delicadeza de su conciencia.
23/10/14 4:31 AM
  
Palas Atenea
Julia María, si entras de nuevo aquí recibe mi admiración por tu fortaleza y por tu formación cristiana en la verdad. Lo más que puedo decirte es que me recuerdas a mi madre. Que Dios te bendiga, la Virgen Santísima te acompañe y que sepas que tu testimonio me ha hecho mucho bien.
23/10/14 12:18 PM
  
Alvaro
Daniel Iglesias (20/10/14 11:47 AM):
"Seguramente hubo entre esos Padres "no innovadores" unos cuantos que interpretaron el número 52 como una mera descripción (en sí aceptable, como descripción) de las dos posturas enfrentadas."

A ello responde Luis Fernando (20/10/14 5:23 PM): "Daniel, no es que lo creas. Es que ha sido así."

Así pues... ¿Es seguro que esos párrafos se votaron a favor como mera crónica fidedigna de lo acontecido y no como apoyo a los puntos de vista en ellos vertidos?

Y señala JUAN NADIE (21/10/14 12:09 AM): "Para DANIEL IGLESIAS. Suponiendo que fuese como dices y ojalá lo sea, de cualquier forma me parece un fallo importante".

Da la impresión de que la Relatio, que tantas críticas ha recibido, hubiera sido redactada con calculada ambigüedad y publicada precipitadamente, pillando de hecho por sorpresa a los círculos menores. Si esto es así, tal vez haya tenido menos de fallo que de efecto buscado (que en tal caso desconocerían quienes votaron inicialmente a favor de la crónica en tales términos, que luego vieron que sus votos se presentaban como avales de las opiniones expresadas en dicha crónica).

Pero claro, esto último ya son sólo elucubraciones mías.

Un saludo.
23/10/14 4:17 PM
  
Alvaro
JUAN NADIE (20/10/14 3:35 PM):
"parece que hay dos grupos, el de los que pretendemos buscar continuamente la buena doctrina para adaptar nuestras vidas a ella, de la mejor manera posible, y la de los que tratan de adaptar la doctrina a sus vidas, sin importar si para ello hay que deshacerla."

Leyéndole caigo en la cuenta de un matiz que se me estaba pasando por alto, más que nada porque no significa lo mismo "aplicar" que "adaptar", y esa matización tiene sentido atendiendo a que no es lo mismo hablar de la propia vida que de las vidas de terceros.

Así, cuando se trata de la propia vida, existen los dos grupos que vd señalaba:

- Los que quieren adaptar la doctrina a la propia vida.
- Los que quieren adaptar la propia vida a la doctrina (es decir, "aplicar" la doctrina a la propia vida).

Pero en el Sínodo se habla de la pastoral de la Iglesia respecto a las familias, lo que tiene mucho de hablar de vidas de terceras personas. En este caso ya no hablamos de "adaptar" las vidas (propias) a la doctrina, que también, sino de "aplicar" la doctrina al caso de las vidas de terceras personas, que son quienes tienen que dar el paso. Por eso, la división entre fieles y acomodaticios es algo diferente:

- Los que quieren adaptar la doctrina a la vida de aquellos que viven de forma desordenada, tal vez movidos por un buenismo que quiere evitar a toda costa el sufrimiento de estas personas, aunque esa forma de falsa ausencia de dolor requiera traicionar la Verdad ("Ojos que no ven, corazón que no siente").
- Los que quieren aplicar la doctrina a la vida de aquellos que viven de forma desordenada, no imponiéndola por la fuerza sino mediante la evangelización y el ejemplo, con los que convencerles de la idoneidad de cambiar de vida y, con Caridad y Amor, acompañarles y acogerles en su adaptación, no evitando pero sí suavizando y cuidando el sufrimiento que acompaña a toda crisis (=cambio), al tiempo que se ayuda a fortalecer el valor que se requiere para emprender y sostener un camino de renuncia a algo que ya se había aceptado.

No sé hasta qué punto este matiz que señalo pueda arrojar algo de luz en todo lo que está sucediendo, pero tengo la sensación de que alguna relevancia tiene.

Un saludo.
23/10/14 4:30 PM
  
Luis
Estimado P Iraburu gracias por la buena doctrina
26/10/14 1:50 PM
  
Gabriela de Argentina
Simplemente quería aclarar que somos dos Gabrielas. Yo normalmente firmaba Gabriela a secas, pero en este post apareció otra persona con el mismo nombre, pero con opiniones diferentes a las mias. Tendremos que ver de identificarnos mejor. Saludos.
-----------------------
JMI.-Propongo.
Gabriela A
Gabriela B
27/10/14 5:44 PM
  
Ernesto
Estoy en un caso parecido al de José Gabriel Concepción Blasco, y quería preguntarle si para poder seguir adelante no sólo tomó la decisión de vivir como hermano con su compañera mujer, sino que si tuvo que deshacer el matrimonio civil que no es válido por la Iglesia. En mucho le agradecería su comentario o de alguien que me ilustre al respecto. Gracias y mis oraciones para con ustedes
28/10/14 12:08 AM
  
Miguel
Padre José María: ¿La comunión espiritual se puede hacer por los divorciados vueltos a casar, de forma que sustituya a la material?
------------------------------
JMI.-La comunión espiritual es un acto de oración (amor, gratitud, petición, etc.), y lo puede hacer cualquier persona que esté en el mundo, también los pecadores que persisten en su pecado. Aunque yo se comprende que no podrá ser un acto de comunión espiritual muy perfecto si prefieren seguir haciendo su voluntad, aún sabiendo que es contraria a la voluntad de Dios, de Cristo.

La comunión eucarística implica, por supuesto, todo lo que es la comunión espiritual, pero es mucho más: en ella se entrega el mismo Cristo como Pan celestial, viviente, vivificante, dado por el Padre.

Por tanto, la comunión espiritual no puede "sustituir" la comunión eucarística.
14/11/14 6:00 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.