2.02.17

Alejandro VI (Papa Borgia) y la leyenda negra (3-5). Notas biográficas breves

El caso del «Papa Borgia»

El problema de la familia Borgia ha dado mucha tela para cortar por los libelistas anticatólicos… Asesinos y envenenadores para Leibniz, Gordon, Bayle, Voltaire, Federico II de Prusia, Rousseau, Víctor Hugo, Ale­jandro Dumas, Jules Michelet, etc., parecería que no hu­biera habido peores gobernantes que ellos ni peor Papa que Alejandro VI.

El célebre elogio de Maquiavelo a César Bor­gia («hijo» o sobrino de Alejandro VI) ha sido tan gravoso para esa familia valenciana como las malignidades del «Diario» («LiberNotarum» o «Diarium») del maestro de ceremonias pontificio Juan Burckard. Los rumores y panfletos que este sacristán anotó contra Alejan­dro VI han sido tomados al pie de la letra por generaciones de historiadores, desde Francesco Guicciardini hasta Jacobo Burckhardt. En suma, que casi no hay cronista, ensayista o novelista anticatólico que no haya escrito algo contra los Borgia.

A partir de Gregorovius y de Ludwig von Pastor, dos historiadores de fuste, puede decirse que la real historia de este Pontífice comienza a es­cribirse en serio, aunque también adhieran a algunas historias no probadas. Recién en el siglo XX una serie de historiado­res ha rehabilitado la memoria del cuestionado Papa: Frederick William Rolfe, Emile Gebhart, Louis Gastine, Emmanuel Rodocanachi, J. Lucas Dubreton, Fred Berence, Giovanni Soranzo, etc. Entre ellos se destacan las obras de los historiadores Monseñor De Roo[1] y del cubano Orestes Ferrara, quien ha presentado el tema del siguiente modo:

El nombre «Borgia» es, en la vida diaria, sinóni­mo de veneno y asesinato, astucia malévola, in­cesto y fratricidio, engaño constante; y, dentro de la Iglesia, es expresión de simonía, nepotis­mo, negación de fe, y hasta de la idea de Dios (…). Si, como muchos equivocadamente opinaron, Maquiavelo fue el teórico de métodos repulsivos a las conciencias honradas, los Borgia representaron la maldad en acción (…) historia que, des­pués de haber salido de la pluma de los escrito­res, se ha transformado en tradición popular, en drama y hasta en morbosa emotividad poética. Es la leyenda negra que se forja caprichosamen­te en muchos sucesos de la Historia[2].

Leer más... »

31.01.17

Alejandro VI (Papa Borgia) y la leyenda negra (2-5). Nepotismo y poder

Monarca electivo, rodeado de tronos dinásticos, general­mente anciano, soberano de una ciudad extraña, gobernada por facciones nobiliarias (los Colonna, los Orsini, los Savelli, etc.), ligadas a su vez por cambiantes alianzas con los señores de Florencia, Milán, Venecia y el reino de Nápoles, y acostum­brados a depender de hecho del Rey de Francia, el Papa no hallaba modo de controlar ese enjambre político.

Entre las pinturas, esculturas y latines, uno de «los imperativos fundamentales, una de las grandes urgencias para la conquista de un verdadero po­der pontificio es abatir primero el poderío de estos clanes romanos, o al menos apaciguar sus conflictos, resolver sus pleitos»[1].

En tales circunstancias, el Poder del Pontífice se recorta, en primer lugar, por la ausencia de continuidad:

Caso único en Occidente, este poder sólo dura una vida y, lo que es más, toda la corte se siente igualmente amenazada por caídas brutales. El Papado es así un principado poco firme; toda su his­toria se encuentra inevitablemente salpicada, a intervalos no previsibles, por dramáticas fractu­ras en el curso cotidiano de los negocios y lleva la marca de las inseguridades y dramas provoca­dos por las sucesiones. A la muerte del Papa todo se trastorna[2].

Leer más... »

29.01.17

Alejandro VI (Papa Borgia) y la leyenda negra (1-5)

Comparto aquí, en un par de entregas, el capítulo VI de mi libro “Que no te la cuenten II” titulado “Cuando los Papas queman“.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi


La historia de Alejandro VI, como nos ha sido transmitida es un tejido de falsedades.

(Orestes Ferrara)

 

Cuando las papas (y los Papas) queman en las discusiones, especialmente en aquellas que se precian de «cultas» y «universitarias», es difícil que no se eche a rodar el nombre de Alejandro VI, el «Papa Borgia». El católico, el católico de a pie quiero decir, queda siempre perplejo ante tal figura renacentista. ¡Ni qué decir cuando el impacto es visual y volcado en series o películas de crimen y romanticonas![1]

Pero… ¿A qué viene tanto ruido? ¿A quién le interesan los Papas del Renacimiento? A los historiadores serios sí…, pero más aún a los propagandistas de siempre, que, atacando por medio de sofismas, hacen extensiva la posible corrupción de un Papa a todo el resto; y Rodrigo Borgia[2], quien llegó al trono de Pedro con el nombre de Alejandro VI, es aún hoy, el pontífice más vapuleado y denigrado por los fabricantes de leyendas. ¿Por qué será?

Vayamos por partes.

Leer más... »

26.01.17

«Tradismáticos» en Francia: interesante hipótesis que funciona

Volvió a suceder. La Marcha por la Vida del pasado domingo por las calles de París sacó a la calle a cientos de miles de personas como en los mejores momentos de La Manif pour Tous, el movimiento ciudadano a favor de la familia y opuesto al reconocimiento como matrimonio de la unión entre personas del mismo sexo.

Entre los organizadores y animadores de la manifestación figuraron de nuevo grupos de jóvenes católicos cuya pujanza, respaldada por algunos obispos (Dominique Rey, de Toulon, Marc Aillet, de Bayona, entre otros), ha hecho posible lo que parecía imposible: el despertar en la calle del catolicismo francés, mortecino durante décadas.

Un fenómeno sorprendente es la conjunción de dos fuerzas en principio irreconciliables, pero cuya coindidencia en las trincheras ha resultado fructífera para el éxito de estas iniciativas de resistencia a la descristianización: los tradicionalistas y los carismáticos.

Tanto es así, que un analista político de la izquierda utilizaba recientemente para esa alianza el nombre de “tradismáticos“, y la situaba nada menos que “al asalto del poder".

Leer más... »

24.01.17

Padre Castellani: segundo y último round. Última parte de su biografía

Hace dos años (aquí) poníamos a disposición de nuestros lectores la excelente biografía del Dr. Sebastián Randle acerca de la vida del Padre Leonardo Castellani, quizás una de las más grandes plumas católicas que ha tenido Hispanoamérica.

Como se trataba de un libro grande, también obsequiábamos un resumen publicado en la Revista Gladius de parte de nuestro querido y recordado maestro, el Dr. Octavio Sequeiros.

Pues bien, ahora, después de casi quince años de ese primer volumen, saldrá a la luz la segunda (y última) parte de ese texto, basada en las obras, cartas y cuadernos íntimos del “Cura loco".

Un diario laico ya se ha hecho eco del ingente trabajo en una entrevista. Suscribo aquí algunos exctractos con resaltados. 

Si el autor nos diera el permiso de publicar su obra en formato digital y gratuito (como la otra vez hicimos) la presentaremos gustosos.

Que no te la cuenten…

P. Javier Olivera Ravasi

PD: por si alguno desea, aquí están recolectadas muchas de sus obras.


Un profeta ante la “gran calamidad”

22.01.2017 | El biógrafo del padre Castellani explica el destino singular del olvidado sacerdote y escritor. Sebastián Randle sostiene que el autor de “El Evangelio de Jesucristo” era un tipo difícil al que le tocó denunciar la Gran Apostasía. Ni entonces ni ahora se le prestó la debida atención.

Por Jorge Martínez

Fuente: Diario La Prensa

Hace tiempo que no se habla del padre Leonardo Castellani. Un olvido injusto por donde se lo mire, que a la vez pasa por alto la profundidad de una de las grandes mentes del catolicismo de habla hispana en el siglo XX, y soslaya el talento literario de sus numerosos escritos repartidos en libros, artículos, conferencias y homilías.

Leer más... »