(35) De predicarlo todo, para combatir al diablo

Son ya muchos años sin que se predique cielo, infierno y purgatorio, con grave daño de inadvertencia. Y no es casualidad que tampoco se haya predicado la existencia del diablo, cuyo objetivo, precisamente, es silenciar todo lo anterior.

Date cuenta, estamos en guerra. Tenemos las armas de Cristo. El enemigo ronda. ¿Vas a callar y cerrar la boca ante esto?

«A través de toda la historia del hombre se extiende una dura batalla contra los poderes de las tinieblas que, iniciada ya desde el origen del mundo, durará hasta el último día, según dice el Señor. Inserto en esta lucha, el hombre debe combatir continuamente para adherirse al bien, y no sin grandes trabajos, con la ayuda de la gracia de Dios, es capaz de lograr la unidad en sí mismo (GS 37,2).

Mucho impresionan estas palabras admirables de san Antonio María Claret, en su Autobiografía:

“212 La caridad me urge, me impele, me hace correr de una población a otra, me obliga a gritar: ¡Hijo mío, pecador, mira que te vas a caer en el infierno! ¡Alto, no pases más adelante! Dadme, Señor, el ponerme por puertas del infierno y poder deterner a cuantos van a entrar allá y decir a cada uno: ¿adónde vas, infeliz? ¡Atrás, anda, haz una buena confesión y salva tu alma y no vengas aquí a perderte por toda la eternidad!”

Pues lo mismo, amigo, que de estas verdades ultimísimas,  el silencio en torno al rugido del diablo ha sido clamoroso demasiado tiempo, en muchos ambientes, publicaciones, homilías, programaciones, catequesis, articulos de opinión…. Y ambos silencios andan entrelazados como nudo sombrío. ¡Y es que el diablo quiere infierno express para todos! Avisemos a la gente, como vienen haciendo los sucesores de Pedro. Lo hizo por ejemplo Pablo VI, en la profunda audiencia del 15 de noviembre de 1971, y es tema recurrente del Papa Francisco señalar la acción del diablo denunciandola en sus obras. Como dijo no hace mucho en homilía en Santa Marta:

tantos proyectos de deshumanización del hombre, son obra suya, sencillamente porque odia al hombre. Es astuto: lo dice la primera página del Génesis; es astuto. Presenta las cosas como si fueran buenas. Pero su intención es la destrucción.

__________

1 El mundo antiguo recibió el cristianismo con el júbilo con que se recibe una medicación contra el diablo. Así nos lo recuerda Benedicto XVI en el cap. 6 de  ”Jesús de Nazaret”, p1ª:

“De hecho, el mundo antiguo –según ha mostrado, sobre todo, Henri de Lubac—ha vivido la aparición de la fe cristiana como una liberación del temor a los demonios que, a pesar del escepticismo y el racionalismo ilustrado, lo invadía todo”

2 Infierno eterno. ¿ No sabes que las fuerzas del mal quieren arrastrar a los hijos de Dios al fuego eterno? Pero si no predicas que el Señor elige para la gracia y sólo de Él se recibe salvación, se confundirán y perderán en su pecado, y encenagados con voluntariedad marcharán de cabeza a la gehenna

3 La Ciudad Caída tiene calles en que hay que predicar la Ciudad de Dios. Y avisar que existe una urbe tenebrosa, donde los dientes rechinan el rechazo de la gracia que autoexcluye, que se ha hecho asfalto sin fin y plomo líquido.

4 Corruptio optimi pessima. Sí, la corrupción de lo mejor es lo peor. El que ha tenido fe en la gracia, y la pierde por el pecado, y la rechaza por el deseo de pecado, queda en un estado mucho peor. Y en este estado, los ojos se los abre el diablo.

5 Los demonios se hacen malos a sí mismos, e incitan a autorredimirse, que es una forma eufemística de autohacerse malo.

Diabolus enim et alii daemones a Deo quidem natura creati sunt boni, sed ipsi per se facti sunt mali ("El diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a sí mismos malos") (Concilio de Letrán IV, año 1215: DS, 800).

6 El diablo odia a Cristo odiando al nasciturus. Por eso defender al nasciturus es, también, una cuestión religiosa. ¿O acaso la Revelación no recuerda también la Ley Natural?

7 Expulsar al nasciturus del bien común en nombre del bien de un particular. Es la ley de la muerte.

__________

8 El diablo tiene hambre de apóstatas, por eso les tienta con autorredenciones yóguicas

El diablo disfruta con el hambre de los pobres, por eso nos tienta con el comercialismo ciego

El diablo contempla el semblante del Hijo de Dios en el nasciturus, y por eso le odia a muerte

El diablo es homicida. Recordemos esto en referencia al aborto.

El diablo imita a Dios e intenta mover la voluntad humana mediante la burda y grosera TENTACIÓN.  Es el esperpento imitador de la gracia.

El diablo quiere infierno-express para todos cuanto pueda. Por eso le interesa que no se predique la gehenna.

El diablo es maestro de muerte y señor del voto de la apostasía

CATECISMO 391 Detrás de la elección desobediente de nuestros primeros padres se halla una voz seductora, opuesta a Dios (cf. Gn 3,1-5) que, por envidia, los hace caer en la muerte (cf. Sb 2,24)”

9 El hombre adámico es seducido por la posibilidad de elegir mal. Y su seductor es el diablo.

10 La elección del mal es una prostitución de la libertad.

11 El pecado esclaviza voluntariamente, y arrima al diablo y su principado.

12 La elección metódica del mal no es libertad sino esclavitud deliberada.

__________

“La gracia inefable de Cristo nos ha dado bienes mejores que los que nos quitó la envidia del demonio” (San León Magno, Sermones, 73,4: PL 54, 396).

«Nada se opone a que la naturaleza humana haya sido destinada a un fin más alto después de pecado. Dios, en efecto, permite que los males se hagan para sacar de ellos un mayor bien. De ahí las palabras de san Pablo: “Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia” (Rm 5,20). Santo Tomás de Aquino

13 Mira que Jesús libera de los demonios. Si no lo predicas, la gente no lo sabrá

14 Cristo exorcista. Explica el  P. José María Iraburu en uno de sus posts sobre el demonio:

Cristo es un exorcista potentísimo. En los Evangelios, una y otra vez, Jesús se manifiesta como predicador del Reino, como taumaturgo, sanador de enfermos sobre todo, y como exorcista. No conoce a Cristo quien no lo reconoce como exorcista. Y quien no cree en Jesús como exorcista no cree en el Evangelio. Consta que los relatos evangélicos de la expulsión de demonios pertenecen al fondo más antiguo de la tradición sinóptica (Mc 1,25; 5,8; 7,29; 9,25). Y como ya vimos, el mismo Cristo entiende que su fuerza de exorcista es signo claro de que el Reino de Dios ha entrado con él en el mundo (Mt 12,28).”

15 Cristo deshace los dibujos feístas del maligno en la vida humana.

“El Hijo de Dios se manifestó para deshacer las obras del diablo” (1 Jn 3,8).

16 Porque Cristo vence.

«viene el Príncipe de este mundo, que en mí no tiene poder alguno» (Jn 14,30)

17 Con la oración, el Espíritu Santo nos va quebrantando, como el Padre a su Hijo, para configurarnos con Él en nuestra propia cruz. No te asuste este dolor sobrenatural, que es prenda de victoria.

18 Dios ama a su Hijo también amando a sus hijos adoptivos. También el amor divino es cristocéntrico

19 Dios permite al diablo. 

CATECISMO 395 Aunque Satán actúe en el mundo por odio contra Dios y su Reino en Jesucristo, y aunque su acción cause graves daños —de naturaleza espiritual e indirectamente incluso de naturaleza física—en cada hombre y en la sociedad, esta acción es permitida por la divina providencia que con fuerza y dulzura dirige la historia del hombre y del mundo. El que Dios permita la actividad diabólica es un gran misterio, pero “nosotros sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman” (Rm 8,28)

20 El Espíritu Santo te mueve a orar para vencer al maligno. La oración nunca es solitaria, siempre es eclesial, y por ser eclesial en Cristo-Cabeza, es exorcista. Ora.

21 El Espíritu Santo te capacita con las armas de Cristo.

22 Huye de predicaciones pelagianas: Tienes que ser capaz de…, tienes que ser capaz de.. .,   –pero ¡si nuestra capacidad viene de Dios!!!! No te gloríes ni te confíes, que quedas desarmado ante el mal.

22 Jesús se arrima a tu voluntad y te la cambia de mala en buena y libre. ¡¡Jesús no espera, si no quiere!! Por eso si pecas y sigues pecando y crees que Jesús te espera, porque depende de ti, vas mal.

23 El Espíritu Santo te mueve a dar a a Cristo. Como enseña mi buen obispo, D Rafael Zornoza Boy,

“aunque demos todo lo que tenemos, bien poco da quien no da a Cristo". 

24 El Espíritu Santo te mueve a amar a María, que es signo de predestinación, y pisa al diablo. 

25 El Espíritu Santo te mueve a tener fe en la cruz del Señor. Como enseña D Rafael:  

“¡Tened fe en el poder de la cruz de Cristo! ¡Que su gracia reconciliadora nos purifique para amar mejor a los demás!”  

_________

1 Yo te conjuro delante de Dios y de Cristo Jesús, que ha de juzgar a los vivos y a los muertos, y en nombre de su Manifestación y de su Reino:

2 proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella, arguye, reprende, exhorta, con paciencia incansable y con afán de enseñar.

03 Porque llegará el tiempo en que los hombres no soportarán más la sana doctrina; por el contrario, llevados por sus inclinaciones, se procurarán una multitud de maestros

04 que les halaguen los oídos, y se apartarán de la verdad para escuchar cosas fantasiosas.

05 Tú, en cambio, vigila atentamente, soporta todas las pruebas, realiza tu tarea como predicador del Evangelio, cumple a la perfección tu ministerio. (2 Timoteo, 4)

No, hermanos, el diablo puede herir, pero no puede impedir la Iglesia.

Alonso Gracián

¡Oh Señor, cuéntanos entre tus elegidos!

9 comentarios

  
Luis Fernando
“aunque demos todo lo que tenemos, bien poco da quien no da a Cristo".

Esa frase me la guardo. Ante tanto activismo social es imprescindible recordar que Cristo es el mayor tesoro que puede entregar un cristiano a quien no lo es o quien está en necesidad.
__________
A.G.- Así es.
Desde que se la escuché a D Rafael en una homilía, no la olvido.
29/10/14 6:50 PM
  
Jesus Javier
Esa frase de D. Rafael es la mejor y más densa explicación del bellísimo texto de San Pablo a los Corintios. "aunque diera todo mis bienes en limosna y me dejara quemar vivo, si no tengo amor de nada me sirve". Lo pongo de memoria, así que perdonen las inexactitudes.

Muchos años tardé en darme cuenta que en ese himno de San Pablo (leído boda tras boda), se entiende de veras cuando la palabra "amor" se sustituye por "Cristo". No es que San Pablo se explique mal, es que somos nosotros quienes no nos enteramos.

Pero yo antes lo entendía de forma pelagiana y así es como lo entiende el común de los fieles, y claro, es imposible.
__________
A.G.- Es que nos han educado en una visión pelagiana, y así nos ha ido. Pero la gracia nos ha hecho despertar.La frase de D Rafael es para no olvidarla.

Saludos cordiales
29/10/14 7:30 PM
  
José María Iraburu
Un rasgo propio de la predicación del Papa Francisco es la frecuencia con que menciona al diablo y señala su acción concreta, denunciándola en todas las malas acciones de los hombres y de las instituciones. La legalización del "matrimonio" homosexual, p.ej., la ha calificado varias veces, ya antes de ser Papa, como "una movida del diablo", que procura destrozar el orden natural creado por Dios con tanto amor.
__________
A.G.- Muy cierto, Padre Iraburu. Lo he incluido en el post. Es verdad lo que vd menciona del papa Francisco, que ciertamente habla con frecuencia del diablo y nos advierte de sus malas obras.
Mil gracias
.
29/10/14 8:58 PM
  
Pepito
Como los hombres actualmente, en su inmensa mayoría, no admiten más que lo que se experimenta por los sentidos, niegan la existencia del Diablo que es puro espíritu y no es experimentable sensiblemente.

Pero cuando despues de la muerte accedan a lo empírico espiritual, se quedarán espantados al ver tal cual al horrible espíritu Satanás, al que tan disciplinada y sumisamente sirvieron en esta vida, a pesar de las continúas advertencias que les hacemos desde Infocatólica para que saliesen de su craso error.

De todas formas, cada vez abundan más los casos de posesión diabólica, por permisión de Dios, para que entre otras cosas los hombres incrédulos reaccionen y vean lo que es capaz de hacer el poder del Diablo para dañar al hombre.
__________
A.G.- Indudablemente, el diablo está más atareado que nunca. Aunque los males que causa son grandes. Pero Dios lo permite para un bien mayor, nunca lo olvidemos.
Saludos cordiales
30/10/14 1:21 AM
  
José Luis
Hay muchos cristianos que tiene como una extraña aversión a conocer las Sagradas Escrituras, y cuando se les habla desde ese punto, de la Palabra de Dios, y aunque se trate el tema con caridad, no lo llegan a comprender.

«Y si todavía nuestro evangelio está velado, lo está para los que se pierden, para los incrédulos, cuyas inteligencias, cegó el dios de este mundo para que no vean la Luz del Evangelio glorioso de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Pues no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como siervos vuestros por Jesús» (2Cor. 4, 3-5).
El comentario doctrinal que explica el pasaje a la segunda Epístola a los Corintios, dice:
(…el único objetivo de la predicación de Pablo es la verdad de Jesucristo, sin componendas ni concesiones. Si todavía quien no percibe la verdad del Evangelio es por sus malas disposiciones, porque cede a las insidias del demonio: “el dios de este mundo” v. 4). (Sagrada Biblia, Nuevo Testamento. Eunsa).

El demonio quiere obrar en lo oculto en los cristianos mundanos. Los que nos guiamos por la Palabra de Dios, y el Magisterio de la Iglesia católica, no se nos oculta sus intenciones, y con la ayuda de la Gracia, el demonio se ve descubierto. Pero son muchos los cristianos que no quieren ir a la luz de la Gracia, y justifican la multitud de sus errores y herejías.

Cuando un cristiano se hace dócil al Espíritu Santo, el demonio ya va teniendo miedo, porque va a perder a esa alma, que Dios ha ganado por la redención de Jesucristo nuestro Señor. Pero lo importante es ir suplicando al Señor que nos conserve en esa perseverancia, en el fiel cumplimiento de la Voluntad de Dios. No suceda que por descuido tengamos un tremendo tropezón, la humildad no debe faltar en nuestra vida, y el demonio huye de los corazones humildes.



__________
A.G.- Bien lo ha dicho, el demonio quiere obrar en lo oculto, y el remedio es la ayuda divina.

Como dice Pablo VI en su audiencia sobre el demonio, " La gracia es la defensa decisiva."
30/10/14 8:33 AM
  
Palas Atenea
Es verdad, la mención del Papa Francisco al diablo es una constante. Ahora los sacerdotes no podrán callar, supongo, si el papa lo dice, lo malo es que muchos de ellos han callado tanto tiempo al respecto que ya no les sale hablar con naturalidad de él.
Ayer vi una película: "Good" cuya tesis es la de un hombre "good" que acaba cayendo en "evil" por no verlo a tiempo e ir haciendo "pequeñas" concesiones. Recordé el consejo de Jesús: "sed astutos como serpientes". De nada vale ser un bueno cándido, la candidez de ese tipo anima mucho al maligno. Además hay mucho de autoengaño, como previene Budziszewski, la compasión y el amor utilizadas para hacer el mal, lo más mefistofélico de todo.
__________
A.G.- Desde luego, no se debe callar la acción demoníaca en la Cultura de la Muerte. El Papa lo ha dicho claro, y como él los anteriores.

Ciertamente, ese autoengaño que refiere Budziszewski es una puerta abierta.
30/10/14 3:00 PM
  
Haddock.
Discrepo un poco con lo que dice en el comentario de Pepito, Alonso :

No creo que el diablo esté más atareado que nunca; más bien, ruge ( porque él no puede disfrutar ) ante la ubérrima cosecha que le proporcionan sus anteriores tareas. Estando sentado ve cómo van cayendo los frutos de sus árboles enfermos.

Pero a pesar de ello sí: Los católicos debemos confiar plenamente en el Guionista que sabrá como acabar la película.

La verdad es que los católicos estamos un poco " Locos "


__________
A.G.- A mí me parece, sin embargo, que nunca el mundo ha estado tan corrompido como hoy, aunque esto suene demasiado fuerte. Y este estado no se entiende sin una acción especialmente intensiva y masiva de los demonios.
30/10/14 4:14 PM
  
Haddock.
Comparto plenamente su diagnóstico sobre la inaudita corrupción del mundo actual. Con la historia en la mano, sería imposible defender ante un tribunal cómo cualquier sociedad pretérita ha defendido, justificado -y aun subvencionado -las aberraciones con las que nos despertamos cada día. Sólo quería señalar, que la mayoría de los males que nos afligen, tienen su origen en la sutil y " amable " campaña que supo llevar el maligno hace años.
Y por supuesto, la Verdad suena demasiado fuerte, y son tan necesarios los artículos, libros y comentarios de gente como usted que se empeñan en proclamarla...


__________
A.G.- Ah, desde luego, es verdad lo que dice vd, esto viene de hace años, eso está claro. La Cultura de la Muerte ha venido siendo preparada desde tiempos pretéritos.

La corrupción del mundo actual es que es inevitable. Un mundo sin Dios produce aberraciones sin cuento. Me alegra coincidamos.

Gracias, y un saludo cordial.
30/10/14 10:06 PM
  
Juan Pablo
Asi es, por desgracia no hay valentía en la predicación o ya no creen muchos pastores ni en el diablo ni infierno ni purgatorio, ni tan siquiera el juicio. Espero que alguien refute las Teologias, que a mi modo de ver es na variante del apokatatasis, de Ranher y Balthazar, y para mi pena apoyada por Ratzinguer sobre que el infierno puede estar vacía de almas condenadas y que después del Juicio Final la esperanza de la Iglesia es que todos los hombres se salven y por tanto no hay ni un condenado después de la redención de Cristo.

Por desgracia esta Teologia no confirmada por la Iglesia es tenida como la opinión oficial y doctrinal de la Iglesia, tanto en España como en Europa, y de ahí nace todos estos males que describes en el post.

Espero que los Teologos y Apologetas empiecen ha hablar del tema seriamente fuerte y alto, porque el tema es grave.

Un abrazo y bendiciones.
__________
A.G.- Sólo debe importarnos la doctrina de la Iglesia. Nuestro querido Papa Emérito no apoya doctrinas equivocadas sobre la salvación. Por el contrario, ha promovido la doctrina sana en sus documentos magisteriales, doctrina que por otra parte aprendemos en el Catecismo y el magnífico Compendio, en que Ratzinger tuvo un importante cometido.

La doctrina oficial de la Iglesia, y la confirmada por ella, puede comprobarse y aprenderse en esos textos y otros muchos. El que piense que la Iglesia apoya un infierno vacío y la salvación automática es que no sabe lo que dice o inventa cosas.

El Magisterio eclesiástico es claro en estos temas. Y a él debemos atenernos. El post, pues, se refiere a predicaciones particulares y opiniones de teólogos, nunca al Papa o a su Magisterio.

Le doy la razón en que debemos, todos, hablar con valentía de las verdades de nuestra fe.

Saludos cordiales
P.D.- Sobre refutar errores. En el blog del P Iraburu, Reforma o apostasía, por cierto, podrá encontrar profundos estudios que refutan los principales errores y desviaciones de nuestra época. Lo recomiendo vivamente.
31/10/14 10:22 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.