19.08.08

Pues yo tengo que escribir algo de Fernando Lugo

Antes que nada, tengo que decir que de Fernando Lugo conozco lo que haya podido leer en la prensa, escrita en papel o escrita en internet.

Después de este “antes” añado que tenía pensado escribir sobre Fernando Lugo pero por cosas que pasan, lo dejé para que ocupara su lugar el poco ínclito Peces Barba, Gregorio. Sin embargo, una vez vistas las compañías que adornan al recientemente nombrado Presidente de Paraguay pues… que no he podido resistirme a decir algo. O sea, que era imposible no decir algo.

Luego, me gustaría dejar claro que, para mí, lo mejor es que, para al pueblo paraguayo, Fernando Lugo lo haga lo mejor posible porque tal actuación redundará en beneficio del mismo pueblo que lo ha elegido y, además, de aquellos otros pueblos que le rodean.

A mí me gustaría, también (lo digo como cristiano y como católico) que las políticas que llevara a cabo el que fuera obispo de la diócesis de San Pedro, estuvieran de acuerdo con la Doctrina Social de la Iglesia católica a la que ha pertenecido como presbítero, antes y, ahora, como Laico, porque así demostraría que lo aprendido en su etapa anterior le ha servido para algo. Eso, a mí, me gustaría porque, además, demostraría que no se deja llevar por las corrientes que, partiendo del catolicismo (o utilizándolo como coartada de sus actos), acaban no siendo, sino, puras correas de transmisión de un marxismo bastante caduco, demagógico y con proposiciones nulas respecto a la religión y desde ella.

Pero no creo yo que el que fuera obispo de la Iglesia católica vaya a caer en tal trampa.

Leer más... »

18.08.08

Criaturas laicistas: Peces Barba, Gregorio, contigo non possumus (tampoco)

Advertencia previa:

El que esto escribe, tras un periodo de más de un mes escribiendo en Religión en Libertad ha llegado a una conclusión (llevado tanto por la experiencia propia de escritura como por los comentarios que a los artículos aquí publicados ha recibido) que es la siguiente:

La fe, propia de las personas que se reconocen hijos de Dios y saben lo que tal realidad espiritual supone para ellas, lleva a plantearse la misma desde distintos puntos de vista. Por eso, teniendo en cuenta que las cosas pueden verse desde el prisma de cada cual (aunque a veces esté, éste, equivocado) y que, dentro de la fe, hay que aplicar una serie de valores y doctrinas necesarias en la vida de relación con los demás, en lo sucesivo, voy a aplicar la siguiente línea de actuación:

1.-Con los hermanos en la fe: misericordia, caridad y ortodoxia.
2.-Con los enemigos de la fe: implacabilidad y defensa de la fe.

Y, como ejemplo de lo segundo, el artículo de hoy lunes, 18 de agosto de 2008 es el titulado:

Criaturas laicistas: Peces Barba, Gregorio, contigo non possumus (tampoco)

El texto venía contenido en un artículo publicado en el diario “El País” el pasado 15 de agosto, día que, además, era muy adecuado para una publicación laicista.

Para ser justos, tengo que dar las gracias a Religión Digital que recogió el texto al día siguiente, 16. Sin eso, el que esto escribe, no se habría enterado de nada.

Ya, para empezar, publicar un artículo como el que allí se contiene el día de la Asunción de María es, simplemente, un ejemplo de estulticia (en cuanto a supuesto clásico de terquedad y de porfía en el intento de denigrar a la Iglesia católica)

Pero es que el texto se las trae como, conociendo al personaje que lo escribe, era de esperar.

Su título: “Versión laica del ‘non possumus’

Veamos, por ejemplo, mentiras y simplezas que contiene el mismo en el que, además, ha equivocado el título porque querría decir “Versión laicista” y no laica. Debe haber sido para despistar a quien quiera dejarse engañar, claro.

Leer más... »

17.08.08

La Palabra del Domingo - 17 de agosto de 2008

biblia

Mt 15:21-28

21 Jesús se dirigió hacia el país de Tiro y de Sidón.

22 Entonces una mujer cananea, que salió de aquella región, comenzó a gritar: “¡Señor, Hijo de David, ten piedad de mí! Mi hija está terriblemente atormentada por un demonio".

23 Pero él no le respondió nada. Sus discípulos se acercaron y le pidieron: “Señor, atiéndela, porque nos persigue con sus gritos".

24 Jesús respondió: “Yo he sido enviado solamente a las ovejas perdidas del pueblo de Israel".

25 Pero la mujer fue a postrarse ante él y le dijo: “¡Señor, socórreme!".

26 Jesús le dijo: “No está bien tomar el pan de los hijos, para tirárselo a los cachorros".

27 Ella respondió: “¡Y sin embargo, Señor, los cachorros comen las migas que caen de la mesa de sus dueños!".

28 Entonces Jesús le dijo: “Mujer, ¡qué grande es tu fe! ¡Que se cumpla tu deseo!". Y en ese momento su hija quedó curada.

Leer más... »

16.08.08

Juan Pablo II Magno - Concilio Vaticano II

Magp

Para Juan Pablo II Magno el Concilio Vaticano II (1962-1965) era, sobre todo, una “piedra miliar en la historia bimilenaria de la Iglesia“. Esto fue lo que dijo de aquella gran reunión de la Iglesia católica en su primer mensaje (el 17 de octubre de 1978)

Pero el papa Polaco había trabajado, intensamente, en el mismo seno del Concilio convocado por Juan XIII y tuvo, por así decirlo, una contribución importante en la elaboración y texto definido de la constitución Gaudium et spes, uno de los documentos más trascendentales del Vaticano II.

De tal documento, dijo, en el congreso que se celebró en el Vaticano en marzo del año 2000, sobre la aplicación del Concilio Vaticano II, que “Planteaba los interrogantes fundamentales a los que toda persona está llamada a responder, nos repite hoy también a nosotros unas palabras que no han perdido su actualidad: ‘El misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado’ (n. 22). Son palabras que aprecio mucho y que he querido volver a proponer en los pasajes fundamentales de mi magisterio. Aquí se encuentra la verdadera síntesis que la Iglesia debe tener siempre presente cuando dialoga con el hombre de este tiempo, como de cualquier otro: es consciente de que posee un mensaje que es síntesis fecunda de la expectativa de todo hombre y de la respuesta que Dios le da”.

Leer más... »

15.08.08

Tener fe o no tenerla

Se suele decir que el ser humano tiene una tendencia natural a lo sobrenatural. Es decir que, a pesar de lo que pueda pensar sobre las circunstancias por las que su vida pase siempre le queda el anhelo de algo superior que, además, le puede dar consuelo en sus momentos de tribulación.

Por eso se dice que el ser humano es, esencialmente, religioso, básicamente unido a Dios.

Resulta, por otra parte, fundamental para una persona saber que Dios le ama, que no le abandona nunca, que, por más infieles que seamos al Creador, siempre está esperando una reacción de humildad por nuestra parte que nos vuelva a acercar a Él porque su misericordia es ilimitada, total, eterna.

Pertenencia a la Iglesia católica

El que creyere y fuere bautizado se salvará; el que no creyere se condenará” (Mc. 16, 16)

Con tales palabras, el evangelista Marcos indica, a la perfección, los dos aspectos necesarios para la pertenencia a la Iglesia católica: ser bautizado y, además, creer. Pero primero pone, no por casualidad, el hecho mismo de creer; luego el de recibir el bautismo.

Leer más... »

14.08.08

Asunción de María

COMENTARIOS DE PRECEPTO

Están dedicados los “Comentarios de Precepto” al acercamiento a los textos propuestos por el Calendario Litúrgico para los días en que, no siendo domingo, una fiesta que lo es considerada como tal, ha de ser destacada. Así, llegado este 15 de agosto, día de la Asunción de María, trato de hacer lo mismo. En primer lugar, para tener una visión total de lo dicho, he copiado, de la Biblia de Jerusalem, los textos citados para, luego, comentar lo que yo crea que es comentable, siendo consciente que otros, mucho más doctos que yo, ya han hecho esto muchas veces. La visión que yo doy es, como siempre, personal, pero, también siempre, iluminada, en lo que yo sea capaz de captar, por el Espíritu Santo.

Leer más... »

Bermejo y Eutanasia: la muerte hecha cultura progre

El artículo de hoy lo iba a dedicar a una persona en particular.

Empezaba como sigue (en el entrecomillado está el texto):

“Como no podía ser menos, acudir a Religión Digital es encontrar un semillero de temas de los que escribir. Curiosamente, siempre son las mismas personas las que, en general, dan pie a que se refiera uno a lo que, haciendo abstracción de la persona, pueda aplicarse lo que dice a otras muchas personas.

El texto venía contenido en un artículo publicado en el Blog que Julián Moreno Mestre tiene en RD.

El título (“Palabras que se las lleva el viento”) es bastante curioso porque denota algo que, en sí mismo, es una característica de los sectores progres de la Iglesia católica: la desmesura con la figura del Santo Padre, Benedicto XVI y, en general, con el papado y la jerarquía eclesiástica”.

Sin embargo, ante tanta necedad que, en verdad, no puede llevarse el viento, dejé de escribir porque me di cuenta de que otro tema, bastante más importante que el que iba a dar pie, seguro, a una nueva trifulca internáutica, llamó mi atención.

Y es el que sigue.

La noticia dice que “El ministro de Defensa, Mariano Fernández Bermejo, ha interrumpido sus vacaciones para reunirse con los miembros de la Asociación Derecho a Morir Dignamente

Ante esto, digo que hay soluciones que son, sólo, supuestas soluciones a algunas enfermedades que el ser humano padece a lo largo de su vida e, incluso, cuando está dentro del seno materno.

La supuesta solución tiene un nombre que, en griego, quiere decir, “buena muerte” y es, simplemente, la eutanasia. Ésta es, muchas veces, el sueño a alcanzar por las conciencias progres, entre otras parte, de España.

Leer más... »

13.08.08

Cardenal Martini-Fernando Delgado: encuentro en las nubes

El texto venía contenido en un artículo publicado en Levante-El Mercantil Valenciano ayer mismo, 12 de agosto y venía referido a un encuentro, fortuito, acaecido en el Aeropuerto de Barajas, entre el articulista y escritor Fernando Delgado y el Cardenal Carlo María Martini.

Aquí lo tomaremos por articulista pues se trata de lo aparecido en un artículo.

Pero lo mejor de todo el texto es que denota, por una parte, una actitud francamente chulesca por parte del articulista (por insultona) y que, además, gusta de tomar la parte por lo que sería su gusto del todo. Y esto, viniendo de quien viene lo escrito no hace más que afianzar la creencia de que la Iglesia católica española hace bien lo que hace y que opiniones como las que ahora vamos a referir hay que tenerlas en cuenta, sólo, como ejemplo de lo que no hay que hacer.

Está muy bien que uno diga, por ejemplo, que “Quizá ese despiste favoreció una conversación más libre de prejuicios”. Se refiere a que no reconoció al Cardenal Martini y que, tal cosa, le liberó de los “prejuicios” que podía haber aplicado a la situación.

Y digo que está bien esto porque explica cómo es la persona que escribe lo que escribe. Tenía “prejuicios”, es decir, ya iba al encuentro, fortuito, pensando que, como era cura (así iba vestido el Cardenal Martini) no era, seguramente, una persona de fiar y que, por si las moscas, había que ponerse en guardia.

O, lo que es lo mismo: cuando alguien se encuentra con una persona perteneciente a la Iglesia católica hay que estar preparado para lo peor.

Leer más... »

12.08.08

El miedo, según Pagola y los progres (valga la redundancia)

Ayer se me adelantó Luis Fernando Pérez Bustamante en el tema del artículo que tenía pensado escribir hoy.

Es el mismo: el del miedo en la Iglesia católica.

Lo que en su artículo dice, lo suscribo en su integridad.

Sin embargo, como creo que yo también tengo algo que decir, pues voy a decir lo que pienso, no sólo del supuesto miedo que en la Iglesia católica hay, así descrito por José Antonio Pagola y en el sentido de lo dicho por él, sino, más en general, en el de los cambios que deberían, según la progresía que dentro de la Iglesia católica hay, de producirse, porque el miedo ha de generar tales cambios.

El texto venía contenido en un artículo publicado en Religión Digital aunque reproducido por otras muchas páginas de internet (o publicado, originalmente, en otro sitio y reproducido por RD) pues tal es la intención en tal tipo de interpretaciones que se hacen sobre las Sagradas Escrituras: esparcir lo que pueda parecer buena simiente cuando, en realidad, lo que se hace es sembrar cizaña en el corazón de las buenas gentes.

En el citado texto José Antonio Pagola decía lo que piensa sobre el miedo que, al parecer, ahora atenaza a la Iglesia de Cristo.
Lo que parece, según lo leído en el artículo del teólogo que fuera Vicario General de la diócesis de San Sebastián, es que la Iglesia católica más que una digna transmisora de la doctrina de Cristo parece, más bien, una institución en la que el miedo a la propia existencia ha trabado su paso y, en realidad, no la deja caminar, sobre todo, con los tiempos que corren. Tiene, pues, mucho miedo la Iglesia católica.

Leer más... »

11.08.08

Lo que hay que hacer con la COPE es dejarla en paz

El día 9 de agosto, el sábado pasado, el Catedrático de Derecho Constitucional, don J. A. González Casanova, publicaba en el blog que, en Religión Digital, tiene la revista El Ciervo, un artículo-panfleto contra la COPE. Su título es “Qué hacemos con la Cope”.

Allí se vierten una serie de consideraciones que son, como poco, susceptibles de ser discutidas en profundidad. Sin embargo, como por aplicación de la normativa sobre Propiedad Intelectual no puede ser reproducido, aquí, el texto completo, me limito a copiar la dirección del mismo para que cualquiera que tenga interés en leerlo, lo haga. Yo invito a hacer tal cosa, si es posible, ahora mismo (antes de seguir leyendo este artículo)

Leer más... »

10.08.08

La Palabra del Domingo - 10 de julio de 2008

biblia


Mt 14: 22-33

22 En seguida, obligó a los discípulos que subieran a la barca y pasaran antes que él a la otra orilla, mientras él despedía a la multitud.

23 Después, subió a la montaña para orar a solas. Y al atardecer, todavía estaba allí, solo.

24 La barca ya estaba muy lejos de la costa, sacudida por las olas, porque tenían viento en contra.

25 A la madrugada, Jesús fue hacia ellos, caminando sobre el mar.

26 Los discípulos, al verlo caminar sobre el mar, se asustaron. “Es un fantasma", dijeron, y llenos de temor se pusieron a gritar.

27 Pero Jesús les dijo: “Tranquilícense, soy yo; no teman".

28 Entonces Pedro le respondió: “Señor, si eres tú, mándame ir a tu encuentro sobre el agua".

29 “Ven", le dijo Jesús. Y Pedro, bajando de la barca, comenzó a caminar sobre el agua en dirección a él.

30 Pero, al ver la violencia del viento, tuvo miedo, y como empezaba a hundirse, gritó: “Señor, sálvame".

31 En seguida, Jesús le tendió la mano y lo sostuvo, mientras le decía: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?".

32 En cuanto subieron a la barca, el viento se calmó.

33 Los que estaban en ella se postraron ante él, diciendo: “Verdaderamente, tú eres el Hijo de Dios".

Leer más... »

Juan Pablo II Magno - Iglesia

Magp

Las llaves que Jesús entregó a Pedro llegaron a manos de Juan Pablo II Magno en unas circunstancias, es cierto, bastante desgraciadas. La muerte de Juan Pablo I precipitaron los acontecimientos que el Espíritu Santo tenía preparados para la vida de la Esposa de Cristo.

Bien podemos preguntarnos el sentido que tenía, y tiene en sus escritos, la Iglesia para el Papa polaco ya que, de conocer tal pensamiento, sabremos cómo condujo a la misma a lo largo de su papado.

Así, cuando dice que “La Iglesia es una comunión (…) la Iglesia quiere decir comunión de los santos. Y comunión de los santos quiere decir una doble participación vital: la incorporación de los cristianos a la vida de Cristo, y la circulación de una idéntica caridad en todos los fieles, en este y en el otro mundo. Unión con Cristo y en Cristo; y unión entre los cristianos dentro de la Iglesia” (Exhortación apostólica Christifideles laici, CL, 19)

Por lo tanto, el seguimiento de Cristo, para Juan Pablo II Magno, era fundamental, pues al haber nacido la Iglesia misma en el Cenáculo “el día de Pentecostés, se puede decir en cierto modo que nunca lo ha dejado. Espiritualmente el acontecimiento de Pentecostés no pertenece sólo al pasado: la Iglesia está siempre en el Cenáculo, que lleve en su corazón. La Iglesia persevera en la oración, como los apóstoles junto a María, Madre de Cristo, y junto a aquellos que constituían, en Jerusalén, el primer germen de la comunidad cristiana y aguardaban, en oración, la venida del Espíritu Santo” (Encíclica Dominum et vivificantem 66)

Leer más... »

9.08.08

Movimientos llamados ultra-católicos.- 4.-Focolares

Focolares

Estamos en 1939. Soy invitada a Loreto, a un congreso de estudiantes católicas. Loreto será el punto de partida de mi experiencia espiritual.

Sigo el curso con todas las demás. Pero apenas puedo, en el momento del intervalo, corro a la Casita custodiada en el Santuario. No tengo tiempo de darme cuenta si, históricamente, ese es el ambiente donde según la tradición se hospedó la Sagrada Familia de Nazareth. Me arrodillo al lado del muro ennegrecido por las lámparas. No logro pronunciar palabra, algo nuevo y divino me envuelve, casi me aplasta.
Contemplo con el pensamiento la vida virginal de los tres. María habrá vivido aquí, José habrá atravesado la habitación de acá a allá, Jesús niño, en medio de ellos, habrá conocido durante años este lugar. Los muros habrá transmitido el eco de su vocecita infantil… las lágrimas caen sin control. Así la primera vez. Pero después, en cada intervalo del curso, corro siempre allí. Esa convivencia de vírgenes con Jesús entre ellos tiene un atractivo irresistible.

Es el último día. La Iglesia está repleta de jóvenes. Me pasa una idea clara, que nunca se borrará: “Serás seguida por un escuadrón de vírgenes".

Regresando al Trentino, encuentro a mis compañeros y al párroco. Él me ve feliz y me pregunta: “¿Encontraste tu camino?". “Sí", respondo. “¿El matrimonio?” “No". “¿El convento?". “No". “¿Permanecerás virgen en el mundo?” “No. Es un cuarto camino” concluyo. Pero no sé más
”.

Las palabras arriba transcritas son de la propia Chiara Lubich, fundadora del movimiento denominado Focolares y expresan, en verdad, la búsqueda del Amor de Dios, el camino para encontrarlo y, sobre todo, el verdadero encuentro con el Padre.

Cuando, al fin, supo qué era el cuarto camino al que se refería, fue Focolares el fruto de tal discernimiento espiritual lo que nació. Era un 7 de diciembre de 1943 en Trento, en plena II Guerra Mundial.

Leer más... »

8.08.08

Movimientos llamados ultra-católicos.-3.-Comunión y Liberación

CL

En los años 50 del pasado siglo, en la zona de Milán, un sacerdote llamado Luigi, formado en el seminario de Venegono sentía una lógica inquietud por la juventud italiana.

En el liceo clásico “Berchetde Milán surgió un grupo denominado Gioventù Studiantesca (Juventud Estudiantil) que sería la semilla que, posteriormente, germinaría, a partir de 1969, en lo que hoy es Comunión y Liberación, pues entiende tal movimiento (y muchas más personas que no pertenecen a él) que la vivencia de lo que es el gran acontecimiento cristiano que se radica en la figura de Jesucristo, si se vive en comunión, es lo que, al fin y al cabo, fundamenta la liberación auténtica del hombre.

Desde entonces pasaron decenios de ejercicio de su carisma particular, de difusión por el mundo del mismo y, sobre todo, de extensión del mensaje que don Guissani había querido inculcar a aquellos jóvenes porque entendía, seguramente, que no podía limitarse a tales grupos sociales sino que, por ser doctrina cristiana, debía ser recibida, gozosamente, por todo tipo de personas.

Leer más... »

7.08.08

Movimientos llamados ultra-católicos.- 2.- Camino Neocatecumenal

Entrega Estatutos

Esta imagen representa (13 de junio de 2008), quizá, el final del recorrido de un camino que empezara en Madrid, por los años 60 del pasado siglo. Desde que Kiko Argüello y Carmen Hernández dieran forma a lo que sería el Camino Neocatecumenal. Seguramente han pasado muchas cosas en las vidas de los fundadores pero también, y sobre todo, en la de los millones de personas que, en el mundo, han tenido relación con este movimiento de la Iglesia católica. Pero, sin embargo, la entrega de los Estatutos del Camino Neocatecumenal representa, por ser lo que son, el inicio del resto del camino hacia Dios.

Por otra parte, en 1992 se unió al dúo de fundadores un sacerdote, P. Mario Pezzi, que abandonara la orden comboniana para continuar con su labor de sacerdote en el Camino Neocatecumenal. Consiste, la misma, en representar la visión teológico-pastoral dentro del equipo responsable y de ser, además, la figura que simboliza también a los sacerdotes y personas consagradas que forman dentro del Camino Neocatecumenal.

Leer más... »

6.08.08

Movimientos llamados ultra-católicos.- 1. - Opus Dei

La Iglesia es, como es sabido por todos, rica en carismas y en movimientos que le dan, por decirlo así, vida y la hacen accesible a la humanidad entera.

También es sabido que muchos de estos movimientos son motejados de ultras eclesiales, de fundamentalistas y lindezas por el estilo, por aquellos que no quieren que la Iglesia desarrolle las amplias posibilidades que Cristo le dio cuando la fundó.

Hagamos, pues, un recorrido por los cuatro que son, eso pienso yo, de los más significativos e importantes y que son, seguramente por eso, los más atacados por los laicistas o, simplemente, por los que, dentro de la Iglesia, no admiten más opinión que la suya.


Movimientos llamados ultra-católicos
1.- Opus Dei

OD

Seguramente, uno de los movimientos más atacados de los que en la Iglesia católica hay, sea el Opus Dei.

Fue creado, por inspiración divina, por el actual santo, san Josemaría Escrivá de Balaguer el 2 de octubre de 1928 mientras se encontraba en unos ejercicios espirituales. Por tanto pronto se cumplirán ochenta años desde su creación.

Posteriormente, el 14 de febrero de 1930, celebrando una Santa Misa, Dios da a entender a san Josemaría que en el Opus Dei también tenían cabida las mujeres por lo que no puede decirse, por ejemplo, que ni al Fundador ni sus sucesores se les pueda acusar de ser misóginos (aunque estoy seguro que, ahora mismo, más de una persona ya lo está pensando)

Leer más... »

5.08.08

Pekín 2008: pasando olímpicamente de la Fe

Este viernes próximo, 8 de agosto, dan comienzo los Juegos Olímpicos en China. Aquella gran nación, sin embargo, gobernada por personas que deploran los comportamientos ajenos a los suyos, llevados por un celo bastante enfermizo hacia la religión católica, llevan (no ahora sino desde que su revolución roja se impuso) convirtiendo a la Iglesia china y a sus creyentes en mártires diarios, en ejemplos vivientes de que la persecución, la primera, aún permanece.

Como es conocido el régimen comunista que, ahora, gobierna aquella inmensa nación, no es muy proclive a la libertad. Eso lo sabemos porque, en Europa, los partidos políticos que representan su ideología (por ejemplo, en España, Izquierda Unida y demás adláteres) o los que se encuentran muy cerca de ella (por ejemplo, el PSOE) no son, precisamente, amantes de que el ser humano desarrolle su manera de ser.

Pero menos aún es, China y sus semejantes, partidaria de que la libertad religiosa se lleve a efecto en todas sus posibilidades. Por eso, tanto en China como, por ejemplo, ahora en España, tratan de que la misma no se ejerza (caso del gigante asiático) o que, en su defecto, venga a menos (caso, por ejemplo, de España)

Por eso, quien esperara que, teniendo como causa la celebración de los Juegos Olímpicos (a mí me importa muy poco el número que haga de ellos porque que se celebren en una nación opresora contra la religión me da bastante asco) se produjera, digamos, un aumento del respeto de la libertad religiosa y de lo que eso implica (libertad de culto, libertad de expresión sobre la misma, etc.) es que, en verdad, estaba en Babia, en la inopia o, simplemente, es que hacía uso de un buenismo enfermizo y peligroso.

Leer más... »

4.08.08

Laicismo y luz de la Iglesia

“La Iglesia se manifiesta, siempre, de forma retrógrada, es enemiga de la ciencia y de la investigación y, sobre todo, de la razón, porque lleva, en ella, la semilla de lo caduco”

Tales lindezas no han sido dichas, así y en tal literalidad, por persona alguna. Sin embargo, es el pensamiento laicista por excelencia, antieclesial y, también, anticatólico. Tal es como se manifiesta, en actos y obras, aquella forma de proceder que consiste, sobre todo, en hacer de menos a la Iglesia católica y, como se dice, en ponerla a caldo con cualquier vaga excusa para, si es eso posible, hacerla pasar por lo que no es ocultando, a la vez, lo que es.

Cañizares

En la Inauguración del Curso de Verano “Ángel Herrera Oria y la modernización de España” El Primado de España y arzobispo de Toledo, cardenal Antonio Cañizares, dijo que existe “un proyecto social y cultural que pretende configurar una sociedad laica sin ninguna referencia religiosa y moral tratando de imponer un pensamiento nihilista, eliminando de forma deliberada todo lo católico en la vida pública”.

Esto dicho por el cardenal Cañizares lo completa diciendo que lo peor se produce “cuando la propaganda muestra a la Iglesia como contraria a la ciencia y al progreso, adversa a la libertad, enemiga del bienestar o como promotora de la división, la confrontación y la violencia”.

El problema, o la cuestión, es que esto no es cierto porque la realidad de las cosas y de las circunstancias muestra que no lo es y no por repetir una mentira muchas veces dejará de ser mentira y pasará por verdad.

Leer más... »

3.08.08

La Palabra del Domingo - 3 de agosto de 2008

biblia


Mt 14:13-21

13 Al enterarse de eso, Jesús se alejó en una barca a un lugar desierto para estar a solas. Apenas lo supo la gente, dejó las ciudades y lo siguió a pie.

14 Cuando desembarcó, Jesús vio una gran muchedumbre y, compadeciéndose de ella, curó a los enfermos.

15 Al atardecer, los discípulos se acercaron y le dijeron: “Este es un lugar desierto y ya se hace tarde; despide a la multitud para que vaya a las ciudades a comprarse alimentos".

16 Pero Jesús les dijo: “No es necesario que se vayan, denles de comer ustedes mismos".

17 Ellos respondieron: “Aquí no tenemos más que cinco panes y dos pescados".

18 “Tráiganmelos aquí", les dijo.

19 Y después de ordenar a la multitud que se sentara sobre el pasto, tomó los cinco panes y los dos pescados, y levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición, partió los panes, los dio a sus discípulos, y ellos los distribuyeron entre la multitud. 20 Todos comieron hasta saciarse y con los pedazos que sobraron se llenaron doce canastas.

21 Los que comieron fueron unos cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.

Leer más... »

Juan Pablo II Magno - María

Magp

Como no podía ser de otra forma, María, Madre de Dios y Madre nuestra, fue tenida en cuenta por Juan Pablo II Magno para apoyarse en ella y ser, verdaderamente, un buen hijo.

Seguramente fue el amor que le tenía a María lo que le hizo elegir un lema que define su pontificado de forma perfecta: ¡Totus tuus! (todo tuyo) Se adhiere, así, al espíritu de San Luis María Grignion de Montfort.

Así lo dice el mismo Juan Pablo II Magno en “Cruzando el umbral de la Esperanza (Libro de pregunta-respuesta escrito, a medias, por así decirlo, con Vittorio Messori):

Esta formula no tiene solamente un carácter piadoso, no es una simple expresión de devoción; es algo mas. La orientación hacia una devoción tal se afirmo en mí en el periodo en que, durante la Segunda Guerra Mundial, trabajaba de obrero en una fábrica. En un primer momento me había parecido que debía alejarme un poco de la devoción mariana de la infancia, en beneficio de un cristianismo más cristocéntrico. Gracias a San Luis María Grignion de Montfort comprendí que la verdadera devoción a la Madre de Dios es sin embargo, cristocéntrica, que esta profundamente radica en los misterios de la Trinidad de la Encarnación y la Redención. Así pues, redescubrí la nueva piedad mariana, y esta forma madura de devoción a la Madre de Dios me ha seguido a través de los años. Respecto a la devoción mariana, cada uno de nosotros debe tener claro que no se trata solo de una necesidad del corazón, de una inclinación sentimental, sino que corresponde también a la verdad sobre la Madre de Dios. María es la Nueva Eva, que Dios pone ante el nuevo Adán – Cristo, comenzando por la Anunciación, a través de la noche del Nacimiento de Belén, el banquete de la Bodas en Cana de Galilea, la Cruz sobre el Gólgota, hasta el Cenáculo del Pentecostés: la Madre de Cristo Redentor es la Madre de la Iglesia“.

Leer más... »