En los altares - Santa Lucía

Enlace a Libros y otros textos.

……………………..

Santa Lucía

Corría el siglo III, probablemente el año 281, cuando en Siracusa nació una niña a la que pusieron por nombre Lucía. Se puede decir que en aquellos años ya había una comunidad cristiana floreciente en aquella isla mediterránea.

Lucía, debido al ambiente cristiano en el que se crío tuvo una infancia en la que destaca su piedad no exenta de fervor en un tiempo en el que ser discípulo de Cristo, y decirlo, podía acarrear malas, muy malas consecuencias para quien fuera tan valiente como para hacer eso. Eran tiempos de arraigada fe y recio creer.

Como curiosamente pasa, en muchas ocasiones, los padres de Lucía no eran pobres de solemnidad sino que, muy al contrario, tenían tierras y formaban parte, por eso mismo, de la nobleza terrateniente. Esto quiere decir que, en aquel tiempo el cristianismo se había difundido más allá de la población pobre que, en un principio, seguía a Jesús.

Lucía perdió a su padre a la tierna edad de 5 años y su madre, Eutiquia, la educó cristianamente y tan bien lo hizo que, muy a pesar de que le hubiera buscado un buen partido para haber matrimonio, la joven Lucía había tomado la decisión que, en muchas ocasiones, toman aquellas personas que, muy especialmente, han sabido escuchar la voz de Dios: se consagraría al Creador con el voto de virginidad. Así, no consiente casarse y hace todo lo posible para retrasar la fecha de la boda.

Como la voluntad de Dios es difícil de obviar si se tiene fe, fue una enfermedad de la madre de Lucía la que hizo que recapacitase al respecto del futuro de su hija. Acudió, la misma, al sepulcro de Santa Águeda para pedir la curación de su madre y, allí mismo, se le apareció la santa diciéndole “Lucía, hermana, virgen de Dios, ¿por qué me pides lo que tu misma puedes hacer? Tu fe ha alcanzado gracia y tu madre está curada”. Y así, al relatarle a su madre lo que había pasado, Eutiquia no insistió más acerca de la boda de su hija porque había comprendido que Dios le tenía preparado algo mucho más importante.

Y, como el Mal siempre trabaja todo lo que puede para causar sus propios efectos, no podía ser casualidad que el que había sido prometido de Lucía la denunciara ante el Procónsul Pascasio, puesto allí por Diocleciano, el sanguinario perseguidor de cristianos. Y fue denunciada porque en cuanto supo el que iba a ser marido de Lucía que Eutiquia había vendido sus bienes a instancias de la prometida sospechó que podía ser cristiana pues era costumbre de los discípulos de Cristo vender lo propio y repartirlo entre los pobres. De inmediato la llamó Pascasio y la obligó a presentar ofrendas a los dioses a lo que Lucía se negó.

Después de varios intentos de acabar con la vida de la joven santa y haber resultado infructuosos los mismos, ordenó que fuera degollada no sin antes haber conseguido que se convirtieran muchos paganos que habían visto que sobrevivía Lucía a todos los intentos de darle muerte y eso sólo podía acaecer porque había una voluntad superior que así lo quería. Pero, incluso antes de morir, profetizó el final de la persecución del cristianismo para después de la muerte de Diocleciano.

Era, aquel día, un 13 de diciembre del año 304.

Bien podemos dirigirnos a Santa Lucía con la siguiente oración:

¡Oh bienaventurada y amable Santa Lucía!, universalmente reconocida por el pueblo cristiano como especial y poderosa abogada de la vista; llenos de confianza a ti acudimos pidiéndote la gracia de que la nuestra se mantenga sana y que el uso que hagamos de nuestros ojos sea siempre para bien de nuestra alma, sin que turben jamás nuestra mente objetos o espectáculos peligrosos, y que todo lo sagrado o religioso que ellos vean se convierta en saludable y valioso motivo de amar cada día más a nuestro Creador y Redentor Jesucristo, a quien, por tu intercesión, oh protectora nuestra, esperamos ver y amar eternamente en la patria Celestial.
Amén.

Eleuterio Fernández Guzmán

…………………………….
Para leer Fe y Obras.
…………………………….

InfoCatólica necesita vuestra ayuda.

Escucha a tu corazón de hijo de Dios y piedra viva de la Santa Madre Iglesia y pincha aquí abajo:


Y da el siguiente paso. Recuerda que “Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7), y haz click aquí.

10 comentarios

  
perallis
Preciosa vida. Que su ejemplo nos ayude.

---
EFG


Amén.
31/10/11 10:40 PM
  
Candida Alida Hernandez
Gracias por esta informacion ,desde que era niña yo sabia de Santa Lucia por que mi papá nos mostro ,unas estrellas que esta muy juntitas y nos dijo que eran los ojos de Santa Lucia ,hoy al ver esta informacion ,vinieron a mi mente hermosos recuerdos de mi infancia .
13/12/13 12:43 PM
  
Ángela gonzalez
Me encanto y pongan más historias santas como esta y dios lo bendiga por esta obra que nos abren los ojos ala ignorancia.


---
EFG

Muchas gracias.

Si tiene interés en, digamos, vidas de santos, modestamente tengo escrita en este blog una serie. Lo puede ver en el apartado "En los altares" puede leer unas cuantas más.

Un saludo y ¡Feliz Nochebuena y Navidad!
13/12/13 1:27 PM
  
Cristina
Bellísima información:-) por mi mente también pasaron hermosos recuerdo de mi niñez ,cuando una tía me hacia decir una breve oración cuando algo pequeño molestaba en mi ojo. Santa Lucia sacame está basurita llévala a la policía y déjala tres días ,amén
13/12/13 1:55 PM
  
Sofía Jiménez
Hace dos días, me estaba preguntando cual sería la historia de Santa Lucía, ya que no recuerdo haberla escuchado, hoy me emocioné al leerla, y ahora entiendo por que Santa Lucía bendita nos ha acompañado durante tantos siglos, sacándonos las basuritas..
13/12/13 3:22 PM
  
Rossy
Mi bebé no recibió la atención médica adecuada y perdió su ojito, me han comentado que le pida a Sta. Lucia, no conocía su historia pero es bellísima, hoy lo consagraré a ella. Gracias
13/12/13 3:32 PM
  
AMPARO RODRIGUEZ
GRACIAS POR ESTA INFORMACION POR QUE NO SABIA SOBRE ESTA SANTA AHORA SE A QUIEN ENCOMENTAR PARA QUE CURE A LAS PERSONAS QUE SUBREN DE LA VISTA.
13/12/13 5:30 PM
  
Lourdes Quintero
Qué hermosa historia.Le pido perdón a Dios y a la Santa por las veces que me quejo cuando no puedo ver bien.Ya raspo los 50s y la vista ha ido desmejorando rápidamente.Aunque pensaba en.los cieguitos al frustrarme,me daba coraje y me sorprendía cuan fuerte puede ser para alguien.ir persiendo la visión.Pido al.Señor por ustedes y sus seres queridos para que Santa Lucía intervenga en.el Cielo por los enfermos de la vista.
13/12/13 9:23 PM
  
lidia cervantes
interesante, es bueno saber acerca de todo lo relacionado con los santos
14/12/13 12:01 AM
  
jose francisco nuñez
muy buena historia me gustaria conocer la historia de todos los santos por favor sigan publicamdo
14/12/13 2:42 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.