InfoCatólica / Mater et Magistra / Categoría: Matrimonio

19.08.16

La fuerza que mueve el mundo

Desde que el occidental dejó de buscar la salvación del alma como primer destino vital, muchos han sido los impulsos o principios que han movido a hombres y sociedades: el honor, la razón, la libertad, la nación… pero hace mucho que es lugar común afirmar que “el dinero es la fuerza que mueve el mundo”. Y los hombres nos hemos esforzado porque ese axioma se haga realidad, y esa pulsión de la codicia (connatural al pecado original) se eleve hasta convertirse en un rector de la vida privada y pública, no ya tolerado, sino incluso honrado. Emprendedor, pragmático, astuto… son adjetivos que intentan disfrazar de seda la mona del egoísmo materialista desde hace mucho. Y los practicantes del culto a la codicia son cada vez más devotos y numerosos.

Leer más... »

15.11.15

Defender el matrimonio en un mundo que no se casa con nadie

Recordatorio del matrimonio cristiano

El matrimonio natural es una institución creada para procrear y educar a los hijos, en la mejor estructura posible (los argumentos en defensa de esta tesis en este artículo).

Fue además creada inicialmente indisoluble, aunque es cierto que muchas culturas autorizaron al marido a repudiar a su esposa si era estéril o cometía adulterio, incluyendo la hebrea con la ley dada a Moisés.

Leer más... »

18.05.15

Sobre la supuesta indefinición del PP

A propósito

Dice el inimitable Manuel Morillo que sería buena cosa que Poncio Pilato fuese nombrado patrón del liberalismo, y el Viernes Santo fuera su festividad, por ser el día en que se manifestó plenamente como tal. Los méritos que aporta para tan encumbrado honor son cuatro cualidades del sujeto nítidamente liberales: afirmar que la Verdad no existe o es inaprehensible por el hombre (“Quid est Veritas?”), condenar a un inocente a sabiendas para salvaguardar un interés personal tenido por superior (o sea, prevaricar), ejercer el primer sufragio democrático registrado en la era cristiana (permitiendo que la turba exaltase a un criminal para llevar al cadalso al Hijo de Dios), y por último lavarse las manos sobre la consecuencia de sus actos para tranquilizar su conciencia (“allá vosotros”).

Leer más... »

5.03.15

El noviazgo cristiano

Introducción

Me ha llamado mucho la atención que en la Asamblea General preparatoria al Sínodo de la Familia que tuvo lugar a finales del año pasado en Roma, apenas se tratara (y con escasa profundidad) el problema que supone la gran cantidad de matrimonios canónicos que se divorcian civilmente. El foco de las discusiones se centró sobre el modo de admitir o no a comunión a los cónyuges casados canónicamente que viven maritalmente con otra persona. Aparentemente, dicho fracaso únicamente se trata en el punto 8 de la Relatio Synodi y lo hace de pasada, con un simple “El número de divorcios es creciente” sin analizar en profundidad las causas de ese fracaso, simplemente constatando su consecuencia lógica “se está ampliamente difundiendo la praxis de la convivencia que precede la matrimonio”.

Leer más... »

27.09.14

Una sociedad cristiana

Ha causado no poco impacto la carta abierta del obispo don Juan Antonio Reig Plá “llamar a las cosas por su nombre”. La razon es que, no sólo ha condenado la política en contra de la vida de este gobierno y otros anteriores (en lo cual no hay novedad, pues otros obispos han hecho lo mismo con anterioridad), sino que además ha apuntado directamente a la causa de la extensión de la cultura de la muerte, sin privarse de criticar al liberalismo, el marxismo, la infiltración de grupos pansexualistas o la servidumbre al poder del globalismo neocapitalista. No se ha olvidado tampoco de recordar que quien practica, consiente o promueve un aborto incurre en excomunión latae sententiae, lo cual es esperable que pueda surtir algún efecto en los católicos que aún militan en el partido en el gobierno, para los cuales tiene palabras directas de condena por colaborar directamente en ese mal, deslindándolo claramente de la acepción del mal menor.

Leer más... »