Momias radioactivas

Sí, ya lo sé: no es habitual que en este blog se trate el tema de las momias radioactivas. Una pena, por otra parte, porque sería un blog mucho más entretenido. Por cierto, eso me recuerda un viejo chiste. ¿Saben cuál es la diferencia entre una momia egipcia y un jesuita heterodoxo? Que la momia tiene menos arena en el cerebro, no huele tanto a naftalina y, probablemente, sabe más teología que el pobre jesuita.

En fin, supongo que conviene explicar que Momias radioactivas es un libro, el primero de una nueva colección para niños en torno a los 8-13 años de edad que publica la editorial Vita Brevis. Se trata de la serie Comando Relámpago, sobre las aventuras de un grupo de cuatro niños que, aburridos al final de las vacaciones, deciden crear un club de cazadores de monstruos. Como era de preveer, en cuanto Leo, Toni, Cecilia y Superpepe fundan el club, la primera plaga monstruosa no se hace esperar: un ataque de momias radioactivas. El caos que se desencadena no por previsible es menos monumental.

Aunque Vita Brevis es una editorial católica, no se trata de una colección de libros catequéticos o religiosos, sino, ante todo, de relatos entretenidos, emocionantes y llenos de aventuras y buen humor, para que los niños se aficionen a la lectura. Es decir, libros hechos para que les gusten a los niños, no para marcar casillas de “multiculturalidad", “tolerancia", “nuevos modelos de familia", etc., como tantos otros títulos que se publican hoy y que resultan casi tan aburridos como las disquisiciones del jesuita heterodoxo ése del principio.

Por ejemplo, en el libro hay buenos y malos. Las momias del título son malas. No es un malentendido, ni se revela al final que las pobres momias son unas incomprendidas, ni los verdaderos monstruos son los humanos xenófobos que marginan a los monstruos inocentes ni ninguna otra de esas tramas repetidas hasta la saciedad. Las momias son malas malísimas. Y los niños, como sueña con hacer cualquier niño que se precie, se dedican valientemente a salvar a su pequeña ciudad luchando contra la amenaza procedente del Antiguo Egipto. En consecuencia, las momias son aplastadas, machacadas, comidas por otros monstruos, demolidas, trituradas y, en algún caso, explotan. Como debe ser.

Me gustó en particular del libro un detalle bastante sutil: en más de una ocasión, los personajes dicen “gracias a Dios”, se santiguan o rezan una oración rápida cuando están en peligro. Esto puede parecer una tontería, pero creo que tiene su importancia. La inmensa mayoría de los libros que se editan para niños (y de las películas y dibujos animados) muestran un mundo en el que Dios está completamente ausente y ni siquiera se menciona. Supongo que esa ausencia responde en ocasiones a la mentalidad de los autores y, en otros muchos casos, a meros criterios comerciales de las editoriales, que saben bien que la mención de Dios puede quitarles ventas, mientras que su ausencia pasa generalmente inadvertida.

Por supuesto, no pasa nada porque no se mencione a Dios en un libro concreto. Sin embargo, tiendo a pensar que, en conjunto, al ser una ausencia prácticamente universal, va introduciendo poco a poco en los niños la idea de que lo normal es no creer en Dios o, al menos, vivir como si Dios no existiese. Se da por supuesto que Dios es cosa de iglesias y libros de religión, para quien le gusten esas cosas raras, pero que no pinta nada en la vida cotidiana.

Como el problema es sutil, la solución tiene que serlo también. Apenas servirá de nada para contrarrestarlo dar a los niños libros de historias de la Biblia, por ejemplo, porque ellos mentalmente los clasificarán dentro de la categoría “cosas religiosas” y permanecerá inalterada la sensación de que en el “mundo normal” Dios está ausente. En cambio, libros como éste, que no es de temática religiosa pero en el cual lo que se da por supuesto es que Dios está presente, pueden ayudar a desintoxicar poco a poco a los niños.

En cualquier caso, como decía, lo principal es que se trata de un libro entretenido, que gustará a los jóvenes lectores y hará que deseen leer más. Al menos ése fue el efecto que tuvo en mis hijos cuando se lo leí por las noches a lo largo de un par de semanas. Era frecuente que se rieran a carcajadas con los diálogos y desventuras de los protagonistas y siempre protestaban con todas sus fuerzas cuando terminaba el rato de lectura (conviene tener en cuenta que, para fastidiar un poco, cada día yo me aseguraba de interrumpir la lectura en el momento más interesante). Al terminar, quedaron con ganas de más y están deseando que se publique el segundo libro de la colección (cosa que probablemente suceda el mes que viene o quizá en mayo).

Cuento todo esto porque hay una estupenda oferta de lanzamiento que permite conseguir el libro por prácticamente nada: 0′99 euros en formato electrónico o 5,99 euros en formato papel. Quizá quieran aprovecharla.

Momias radioactivas se puede comprar directamente a la Editorial Vita Brevis y también en Amazon.com, Amazon.es, iTunes, Scribd, Kobo, Nook, etc.



24 comentarios

  
king crimson
Yo, por mi parte, recomiendo La Edad de Oro de José Martí. Saludos.
09/03/17 5:24 AM
  
Noemí
Me parece genial lo de pequeñas menciones a Dios en un libro "normal". Lo compraré. A ver si consigo que mis hijas lo lean.
09/03/17 7:01 AM
  
Javier Ejías
Por fin recomiendas un libro diferente a los ladrillos habituales. Vas mejorando
Ánimo.
09/03/17 9:21 AM
  
Verónica
Un clásico, de cuando yo era pequeña, graciosisimo y que he regalado a mi sobrina es la colección de Fray Perico. El primero es "Fray Perico y su borrico". Están basados en varios hechos y leyendas de diversos frailes, en la vida de una especie de Fray escoba, que sólo se le da bien leer cuentos. Es muy simple y todo el mundo lo engaña. Caritativo pero muy inútil. No lo quieren admitir al convento, pero al final lo admiten por un milagro ante la estatua de San Francisco. La colección se sigue editando en Barco de Vapor, a pesar de que tiene muuuchos años. Por si alguien quiere hacer un regalito a algún niño, o para comuniones. Muy recomendable, nada soso y muy divertido.
09/03/17 10:17 AM
  
Alejandra
Muchas gracias por la recomendación, Bruno. Tiene una pinta estupenda, y a uno de mis hijos yo creo que le va a entusiasmar como regalo de nueve años. Esos malos malísimos que explotan...¡como debe terminar un malo!
09/03/17 1:03 PM
  
chico
Leyendo esto me acordaba por contra de aquello de... Poter. ¡Qué tostón !. Sin embargo como, es diabólico, da mucho dinero a la autora, y vende como peladillas. Mi deseo es que estos libros sean más famosos como se lo merecen. Pero.... como son de Dios, mucho temo, que a duras penas sean conocidos. Pero las cosas de Dios son así. Las del mundo son de otro modo. Y hay tantos mundanos.....
09/03/17 2:36 PM
  
Bruno
King crimson:

No lo conocía. Lo leeré.
09/03/17 2:44 PM
  
Néstor
Es cierto, comparativamente hablando el nivel teológico de una buena momia bien embalsamada es indiscutiblemente superior.

Saludos cordiales.
09/03/17 2:44 PM
  
Bruno
Noemí:

"Lo compraré. A ver si consigo que mis hijas lo lea"

Según mi experiencia, lo que más ayuda a que los niños lean es leerles algo todas las noches. Exige un cierto esfuerzo por parte de los padres, pero así se dan cuenta de que la lectura es una fuente inagotable de diversión.

Hace poco, leí otro buen truco para ayudar a que los niños se aficionen a la lectura. Consiste en crear un rato a la semana de "lectura general", en el que toda la familia se junta a leer. Cada uno su libro, pero todos leyendo. Leí sobre ello aquí: Construyendo un hábito, del blog De libros, padres e hijos. Es un blog excelente, donde se dan muchos consejos sobre el tema de la lectura de los hijos.
09/03/17 2:48 PM
  
Bruno
Néstor:

"comparativamente hablando el nivel teológico de una buena momia bien embalsamada es indiscutiblemente superior"

No es dogma de fe, pero sí al menos sentencia cierta.
09/03/17 2:50 PM
  
Bruno
Alejandra:

Espero que le guste. A mi hijo de ocho años le encantó.
09/03/17 2:57 PM
  
Bruno
Verónica:

Sí. Yo lo recuerdo con cariño de cuando era niño y mis hijos también lo leyeron de pequeños y les gustó. En cambio, El Pirata Garrapata, del mismo autor, les gustó menos.
09/03/17 2:59 PM
  
perenolasc
Bruno:
Gracias por informarnos de «De libros,padres e hijos».
No lo conocía, pero es imprescindible para padres, para padres que amen la lectura y quieran que sus hijos la amen. Es todo un Blog de referencia.
Yo también he leído a mis hijos cuando eran pequeños y les leía hasta que se dormían...o me dormía yo primero (con gran enfado por su parte).
09/03/17 8:35 PM
  
Miriam de Argentina
Para Argentina hay que agregar costo de envío? Gracias
09/03/17 9:37 PM
  
Palas Atenea
Yo sí conozco el libro de Martí, me lo compré en Cuba. Martí es un romántico y en mi juventud me gustaba mucho pero no sé si ahora no resultara dulzón leer "Los zapaticos de rosa" o cosas por el estilo, no tengo ni idea de lo que les gusta a los niños de hoy.
09/03/17 10:11 PM
  
Alejandro
¡Ya lo he comprado por Amazon! Tiene muy buen aspecto.
09/03/17 10:26 PM
  
Tyto Alba
Va a ser que por fin se habla de un tema y de un libro acorde a tu desarrollo intelectual, hermano.
Ánimo.
09/03/17 11:40 PM
  
Óscar
Libro comprado! no puedo esperar a que llegue!!! que nervios!

Otro truco para que los niños lean es permitir a los mayores quedarse un poco mas despiertos que a los pequeños, siempre que sea para leer.
Por envidia los pequeños cuando van creciendo quieren quedarse a leer tb ellos!
Ya se que la envidia es un pecado capital pero en esto de la educación de familias numerosas resulta tremendamente útil!
10/03/17 2:16 PM
  
Bruno
Óscar:

"Otro truco para que los niños lean es permitir a los mayores quedarse un poco mas despiertos que a los pequeños, siempre que sea para leer ... Ya se que la envidia es un pecado capital pero en esto de la educación de familias numerosas resulta tremendamente útil"

¡Muy bueno!
10/03/17 5:01 PM
  
Bruno
Miriam de Argentina:

Me temo que el mejorable sistema postal de Argentina hace que el envío cueste unos diez dólares, es decir, mucho más de lo que cuesta el libro en sí.

Le escribo un correo electrónico.
10/03/17 5:03 PM
  
clara
Mañana lo compro. Tengo regalos varios que hacer a niños de esa edad.
Gracias!!
11/03/17 1:26 AM
  
Sergio
"en el libro hay buenos y malos. Las momias del título son malas. No es un malentendido, ni se revela al final que las pobres momias son unas incomprendidas, ni los verdaderos monstruos son los humanos xenófobos que marginan a los monstruos inocentes ni ninguna otra de esas tramas repetidas hasta la saciedad. Las momias son malas malísimas."

A mí me gustan las historias en las que el mal se presenta como tal, pero al mismo tiempo se muestra que lo que puede llevar a cometerlo o defenderlo no es simplemente ceder a él o el deseo de obrarlo, sino que también hay circunstancias, experiencias y razones (equivocadas) que llevan a abrazarlo. Creo que el actual espíritu pelagiano o rousseauniano es nefasto (todo el mundo es muy guay y todo se reduce a incomprensión y malentendidos) pero no se debería resucitar tampoco el viejo maniqueísmo de "buenos muy buenos y malos muy malos". La cosa es más compleja: el bien y el mal están en todos nosotros, y del mal se puede sacar bien, así como queriendo obrar bien puede hacerse mal. Por supuesto eso no significa negar el mal, que es lo que la actual sociedad "desnatada" hace.
17/03/17 2:40 PM
  
Yolanda
Qué buenísima noticia. No hay palabras para ponderar la imperiosa necesidad de lecturas sanas.

Algo que URGE, pero con una urgencia difícil de exagerar, es un buen catálogo de lecturas para niñas a partir de 4°/ 5° de Primaria, justo la edad en que -creedme- se inician en literatura basura de lo más sucio, soez, indecente y deformante. Comienzan a esa edad por hacerse las audaces, por verlo a las mayores, a veces incluso ¡se los compran sus madres!. Y a los 15 años siguen enganchadas a una "sexy-chic-lit" que sonrojaría a la prostituta más experimentada. Hablo de "sagas"(¡qué manera de deformar la noble estirpe de las sagas!) de Valeria o la "saga" de After, o los libros de una tal Megan Maxwell. O un libro de poemas llamado Amor y Asco, de una youtuber de cualidades líricas nulas e ideología dañina. Incluso muchos otros, que no son tan sucios como los mencionados, son suaves en imagenes, descripciones y argumento, pero son pura inoculación de ideología de género y propaganda. LGTB.

No sigo, aunque tengo muchísimo que decir al respecto. Mucho y muy poco halagüeño. Celebro esta iniciativa y aprovecharé a ofrecer la lectura a mis alumnos más pequeños (12-13)
21/03/17 1:02 PM
  
Santiago
Muchas gracias, Yolanda, es verdad que ese catálogo sería muy de agradecer.

Mi hija ha disfrutado mucho en esos años los libros primero de Tea Stilton y luego los de Luisa May Alcott (Mujercitas y secuelas), La pequeña Dorrit, los de Enid Blyton "de chicas" (Torres de Mallory, Santa Clara...). Estos últimos los acaban de reeditar y hasta están escribiendo nuevos tomos, deduzco que porque se venden bien. Le gustaron también los de Percy Jackson, de aventuras de mitología griega, pero el.otro día en la biblioteca estuvo a punto de coger un libro que parecía similar pero... era una novelita rosa cursi de tercera disfrazada de fantasía para preadolescentes. Antes de que lo cogiera le expliqué la diferencia entre novelita rosa y buena novela romántica (como Mujercitas ). Creo que lo entendió y no se llevó ese libro.

Miedo me dan los títulos que comentas. Muchas gracias por avisarnos.
25/03/17 3:44 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.