« La independencia de Cataluña y los católicosConcurso de pies de foto (V): Ha sido sin querer, Sor Gertrudis »

17.09.12

Consejos para recién casados

A las 9:05 AM, por Bruno
Categorías : Familia, Quid vobis videtur?

NoviosEl sábado estuve en la boda de una amiga de la parroquia. La ceremonia me hizo pensar en qué consejos le daría, desde mi propia experiencia, si tuviese que hacerlo. No le dije nada a ella, que ya tenía bastante lío ese día como para escuchar consejos, pero estuve dándole vueltas al tema durante un rato.

Creo que resultaría interesante conocer qué consejos darían los lectores a alguien que se acaba de casar. Empezaré yo con las cuatro cosas que se me ocurrieron. Admito que algunas resultarán prácticamente incomprensibles para los lectores no católicos, pero es que el matrimonio católico is different.

* Tu marido no te puede hacer feliz. Ni tú puedes hacer feliz a tu marido. Sólo Dios puede haceros felices a ambos.

Es el consejo que me dieron el día de mi boda y, mirando hacia atrás, los problemas que he podido tener han venido siempre de no recordarlo. Esperar que tu mujer te haga feliz, lleva siempre a la insatisfacción y al rencor, porque la realidad es que no puede hacerlo.

* En el matrimonio, no se ganan puntos por tener razón y sí por amar más.

“Yo tenía razón” y “te lo dije” son la plaga de un matrimonio.

* En caso de duda, humíllate.

Que también podría formularse como: tu misión es servir a tu mujer/marido y a tus hijos. Y el que sirve, está siempre por debajo. Como hizo el mismo Cristo: no he venido a ser servido, sino a servir.

Por supuesto, es un consejo en la línea del agere contra. Es decir, es un correctivo para la soberbia que a todos nos pierde.

* El matrimonio es una vocación al martirio.

Sé que suena muy fuerte, pero es así. Como cualquier otra vocación cristiana, el matrimonio es una vocación al martirio, a dar la vida. Sólo quien pierde su vida, la encontrará.

Quid vobis videtur?

86 comentarios

Comentario de Luis Fernando
Un consejo más. Que se rece, se rece, se rece y no se pare de rezar por el otro cónyuge. Más que por uno mismo.

Entre otros "beneficios", en la oración el Señor nos hace ver cosas del cónyuge que difícilmente seríamos capaces de apreciar pos nosotros mismos. Y eso siempre nos ayuda a servirle mejor.
17/09/12 9:10 AM
Comentario de Naloba
Otro muy evidente, pero que se da con error con mucha frecuencia en el planteamiento de los novios. Muchos creen que la clave de su futuro matrimonio está en darse los dos al 50%. Hacer las cosas de la casa al 50% por ciento cada uno, la atención de los hijos repartida al 50%, etc. Eso no puede llevar más que a la ruina. O los dos están dispuestos a entregarse al 100%, a gastarse por su marido, por su mujer, por su familia, o están abocados al fracaso.
Entrégate siempre sin medida, sin compararte con el otro, y será el Señor el que te dé el ciento por uno.
17/09/12 9:21 AM
Naloba y Luis Fernando:

Muy buenos los dos consejos.
17/09/12 9:37 AM
Un consejo más pedrestre.
La manera en que se organiza cada familia es única y exclusiva, si ambos se sienten cómodos con sus funciones. Ej: que no os impongan la moda de hacer el 50% de las labores cada uno.
Cuando os digan que eso es lo que hace todo el mundo, recordarles que "todo el mundo" suele acabar en divorcio.
Un saludo en la Fe
Pd: otro consejo sería "no arregles lo que no está roto", aunque se le puede sacar lustre :-)
17/09/12 9:40 AM
Comentario de Ramontxu
¿Por qué no vamos a entenderlos, Bruno? Que no seamos católicos no quiere decir que seamos espesos de mente. Además, sólo el primero de tus cuatro consejos es realmente católico. Los otros tres podrían aparecer en cualquier manual de autoayuda.

Volviendo a la primera frase, lo primero que veo es que no es un consejo, sino una enunciación. A lo mejor tienes razón, y es que no lo entiendo, pero ¿cuál es el consejo? ¿No hagáis nada por hacer feliz al otro, dejadle la tarea a Dios?.

En ese caso, y ya que nos pides sugerencias, mi consejo a los recién casados sería precisamente lo contrario: Vosotros sois los que os habéis de hacer felices el uno al otro. No esperéis que Dios venga a salvar vuestro matrimonio
17/09/12 10:01 AM
Comentario de Musulman
¿Estos consejos se pueden aplicar tambien al matrimonio homosexual?
17/09/12 10:38 AM
@Ramontxu, ves como no lo has entendido?
Los católicos tenemos el axioma "a Dios rogando y con el mazo dando".
No se está diciendo que no hagas lo que tienes que hacer (entregarte al 100%, dejas de ser tuyo para ser suyo), sino que tus espectativas no pueden ser que el otro te llene plenamente (cosa que no puede ser, tarde o temprano te decepcionará porque es humano), pero Dios puede completar esta falta y hacer que sobre... pero hay que volcarse a Él y ponerlo entre ambos (familia que reza unida permanece unida, otro axioma católico).
Un saludo en la Fe.
17/09/12 10:39 AM
No les hagais el juego. Ramontxu bajo la apariencia de un aparente entendimiento y una solicitud de aclaración introduce la critica" manual de autoayuda" y no da ningún consejo. Y musulman intenta introducir otro tema, ya que matrimonio es entre un hombre y una mujer( estamos en infocatólica, no en el código civil). Y si tiene alguna duda que le pregunte a sus correligionarios de Iran o Arabia Saudí.
17/09/12 10:59 AM
Comentario de javier martínez
A mi me gusta más la imagen del yugo, del que deriva la unión conyugal, y que quiere ser imagen también del Amor de Cristo a su Iglesia, amor Totalmente Fiel por su parte, porque no puede negarse a si mismo. Los que quieren contraer el sacramento del matrimonio, y prometen fidelidad para todos los días de su vida no lo hacen en virtud de su amor ni de sus fuerzas, sino a la gracia de Cristo que se hace garante de ese matrimonio y Él es fiel.

Desde siempre se ha visto el matrimonio como un yugo, unas veces en sentido peyorativo de carga y atadura y otras en el positivo de dos personas que se unen en un mismo propósito, “tirando del carro de la familia”:

“Era noble en sumo grado, y hasta entonces, libre la cerviz del lazo conjugal, riquísimos sus padres, y ella única, ocasión de ser pretendida de la juventud más lucida y facultosa”.
(Cristóbal Suárez de Figueroa, El pasajero, 1617)

“Elvia era tal, / como quisiera yo a la esposa mía / si me inclinara al yugo conjugal”.
(José Francisco de Isla, El Cicerón, 1774)
17/09/12 11:02 AM
Comentario de javier martínez
Las celebraciones litúrgicas son actos de culto y se refieren siempre a Dios mismo. En definitiva, las verdaderas fiestas son aquéllas que están relacionadas con la Salvación de los hombres.

Sin esperanza de salvación no hay verdadera fiesta. Sin salvación, todas las expectativas de los hombres son "humo", sueños irrealizables, ilusiones que están llamadas a desvanecerse. Sin esperanza de salvación no habría que traer a nadie a este mundo ni habría realmente nada que celebrar.

Pero en toda cultura que se precie existe ese elemento de esperanza escatológica y, por tanto, religiosa. ¡No estoy diciendo que las fiestas intramundanas no sean fiestas! Lo que sostengo es que sólo lo son si hay esperanza de una vida eterna. De otro modo, la muerte o la nada se convierten en un aguafiestas fatal e implacable.

Para conjurar la muerte, dicen los psicólogos, existe el eros como deseo de perpetuar la vida en la especie. No negaré que algo de razón habrá en ello, pero me parece una especie de subterfugio o de consuelo para tontos. Entiendo que en las situaciones calamitosas de guerra o de desastres materiales se desate el eros colectivo y se responda así a la proximidad de la muerte de cada uno. Estamos hablando de impulsos inconscientes. Pero, sin esperanza, la sexualidad sólo vence a la muerte en apariencia, pues únicamente alimenta el caldero en el que serán devorados por ella.

Las nupcias son la fiesta por antonomasia en todas las culturas. Y no es la fiesta del eros, sino del amor conyugal y de la familia. En el mundo, el amor mismo vive de la esperanza de un sentido trascendente. En todas las culturas -vuelvo a decir en aquéllas que se precien- las nupcias son sagradas. El elemento religioso está en todas ellas. Las nupcias son siempre litúrgicas.

Ahora sólo nos interesa subrayar con doble trazo que los cristianos del primer Milenio no se casaban de manera distinta a los demás ciudadanos sus iguales.

Ellos no pensaban que la "sacralidad" de las nupcias se debiese al hecho de estar bautizados. O, más bien, advertían que todas las nupcias poseen una sacralidad propia proveniente de Dios y que, en su caso, se añadía una sacramentalidad específica del matrimonio cristiano: el ser signo de la unión de Cristo con su Esposa la Iglesia.

¿Tendré que ponerlo en mayúsculas? Los símbolos nupciales no son exclusiva de los cristianos. Esos símbolos son del patrimonio común de la Humanidad y en ellos encontraremos el camino para comprender qué son las nupcias que Dios ha creado y que son camino para la Evangelización del mundo.

Éste es un camino maravilloso. En las mismas nupcias está la esperanza de la salvación. En ellas, en todas, existe el signo de la unión del Verbo con la Humanidad.
17/09/12 11:18 AM
Comentario de Ramontxu
No, no, Yo2. Bruno no dice nada de dar con el mazo. Dice: "Tu marido no te puede hacer feliz". Punto. Y tu añades, para remachar: "(porque) tarde o temprano te decepcionará".

No me fastidies, Yo2. ¿Eso se le dice a una recién casada?

Mira, yo no soy creyente, pero de matrimonio entiendo un rato. Y te aseguro que, para que funcione, los cónyuges se han de hacer felices el uno al otro. Todo lo demás es palabrería.

Y usted, Don Julio, a ver si lee bien: Si que he dado un consejo, el mismo que repito en el párrafo anterior. Y mi petición de aclaración era puramente retórica.
17/09/12 11:24 AM
Comentario de Percival
Que ya que van a hacer tantas cosas juntos, y muchas el uno por la otra (y viceversa), que oren juntos, que mediten juntos el Evangelio, que ejerzan juntos la caridad, que comulguen con frecuencia los dos. Que compartan y se nutran mutuamente la fe.
17/09/12 12:42 PM
Comentario de Eduardo Jariod
“Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos” (Agustín de Hipona).
17/09/12 12:53 PM
Comentario de Luis Fernando
Ramontxu
Que no seamos católicos no quiere decir que seamos espesos de mente.


De mente no. De espíritu, no es que seáis espesos. Es que no podéis hacer nada. Y Bruno habla de aquello que Dios ha unido y de aquello que solo se puede mantener unido por la gracia de Dios. No de lo que es una mera unión de personas enamoradas.

De eso, de la gracia de Dios, no entiendes nada. De hecho, no puedes entenderlo si no se te es dado entenderlo.
17/09/12 2:59 PM
Comentario de Ramontxu
Luis Fernando,

"Entender" se hace con la mente. Eso que tu dices es "creer". Y, tienes razón, yo no creo nada. En el sentido en el que tu empleas la palabra, yo no "entiendo" nada, porque no hay nada que entender.

Lo que me parece curioso es que me digas que no puedo "entenderlo" porque no me ha sido dado. O sea, que Dios ha decidido que yo no crea. Y también ha decidido que tu sí creas. Pues otra cosa que no entiendo: no entiendo cómo podéis creer en ese dios.
17/09/12 3:17 PM
Comentario de Jose Manuel
"Por eso deja el hombre a su padre y a su madre y se une a su mujer, y se hacen los dos una sola carne". Que tengan claro que son una nueva familia y que a los "papás y mamás" respectivos se les escucha, pero SU FAMILIA son ellos dos por Sacramento, que es más fuerte que la sangre. No dejéis que los padres-suegros se entrometan en el matrimonio.
Otro consejo quizá más importante: Pedid a Dios para que no se ponga el sol entre vosotros sin haberos perdonado. El PERDON (pedirlo y darlo) es FUNDAMENTAL y SOBRENATURAL, por eso hay que pedírselo a Dios.
17/09/12 3:18 PM
Comentario de Luis Fernando
No, Dios no ha decidido necesariamente que no te haya sido o te sea dado. Puede que haya decidido que lo entiendas y tú te hayas negado a entenderlo. O puede que haya decidido que lo puedas entender más adelante.

Con la mente también se entienden las cosas de la fe. Que tú no entiendas no significa que no haya nada que entender. Solo significa que no entiendes lo que otros sí entendemos.
17/09/12 3:26 PM
Comentario de aníbal ramos
Efectivamente me parecen muy interesantes el post y desde luego los comentarios al mismo hechos por varios foristas. Sin embargo, sin ninguna intención de aguar la fiesta a nadie -no quiero actuar de Pepito Grillo-, la fiesta de la boda -curioso que los Evangelios casi comiencen con la descripción de una boda judía-, cuánto es de lamentar que este mundo nuestro, tan secularizado, no entienda apenas de esa mística de la donación paciente y llena de dificultades pero también de recompensas que es el matrimonio cristiano.

Hace años, mientras daba clases en un instituto público -que es lo que suelo hacer-, no sé por qué rara intuición me dio por contabilizar cuántos matrimonios había entre los profesores y profesoras del claustro. Asombroso: me parece recordar con total certeza que al menos el 90% vivían -y acaso fueran más- su afectividad-sexualidad al margen del matrimonio cristiano, en parejas de hecho.

Es lo que hay.
17/09/12 3:45 PM
Comentario de Yolanda
Consejo fundamental a los casados novatos: llevar desde ya y para siempre la voluntad firme de que, pase lo que pase, no tirarán la toalla. Crisis hay, y puede que alguna seria, pero hay que tener una voluntad de no dejarse arrastrar por la corriente del mundo, una certeza de que es una matrimonio incombustible, y lo será.

Consejo nada frívolo, muy muy muy serio: la suegra a callar y, si no sabe callar, lo más lejos .
17/09/12 4:30 PM
Comentario de Ramontxu
Si es que Dios ha decidido que no tenga fe ahora y más adelante si, no lo sé. Ya te contaré. Pero que yo me haya negado, no. Si lo hubiera hecho, lo sabría.
17/09/12 4:36 PM
Traduciendo del leguaje máquina (M. en Gracias de Dios) al lenguaje programación (autoayuda): escucharse y compartir; siempre, siempre, siempre.

De los mejores productos para curtir e hidratar el Matrimonio y que no se reseque y resquebraje.
17/09/12 4:50 PM
Comentario de Haddock.
Percival:

Me has pisado el comentario. Iba bajando los comentarios para redondear el de LF, y me he encontrado con el tuyo.

¡Qué lata !
17/09/12 4:51 PM
Comentario de rastri
Yo2

@Ramontxu, ves como no lo has entendido?
Los católicos tenemos el axioma "a Dios rogando y con el mazo dando".
_______________

-Con el mazo dando a quién: ¿a la mujer?

-¡Alá es grande! Y a Yo2 se le ve el plumero.
17/09/12 4:52 PM
Comentario de Cristhian
Mas alla de lo espiritual. que para eso hay muchos y muy buenos consejeros por acá, yo siempre les digo a las parejas jóvenes que el cónyuge es como es porque todos somos el resultado de todas las influencias y acontecimientos que hemos vivido y no por molestarlo al otro.

Lo digo porque uno de los primeros grandes errores de recién casado es andar sospechando "intencionalidad" en alguna "mañitas" del otro. Huy! la de veces que me enoje pensando que mi esposa me dejaba sin toallas en el baño por molestar, y el día que rebalse y le reclame me di cuenta que ni se había dado cuenta que lo hacia. Pero eso si, aprovecho para reclamarme que porque dejaba el piso del baño mojado! y yo tampoco notaba que lo hacia :P
17/09/12 4:56 PM
Comentario de Nelson Medina
Muy interesante post.

Mi consejo para cada uno: avanza en el conocimiento de ti mismo ante Dios. La inmensa mayoría de las tensiones y dificultades con otros surgen de muy adentro del propio corazón. Suele suceder que queremos cambiar a otros para hacerlos compatibles con nuestro corazón inmaduro, oscurecido o deforme, y cuando se resisten abrimos frente de batalla contra ellos, siendo así que lo que había que cambiar estaba dentro.

[Pd. de otro tema, Bruno: Te escribí hace unos diez días a tu correo de la espadadoblefilo.]
17/09/12 5:01 PM
Comentario de rastri

-Bueno es dar consejos sí. Siempre y cuando comprometan nuestro bolsillo.

-¡Hay si estos no fueran gratis! ¿Cuántos se darían?

-Cada hombre y cada mujer es un mundo distinto, tanto para los intereses de Dios, como para los del Diablo.

-Lo más terrible que le puede ocurrir al individuo, soltero ocasado, es no ser lo suficientemente interesante para recibir consejo sea de Dios; o sea del Diablo. -Que los hay eh.

-




17/09/12 5:07 PM
Comentario de Humilde opinante
Ni en el artículo del siempre certero Bruno Moreno, ni en ninguno de los comentarios aparece la que, a mi entender, es una palabra clave para cualquier matrimonio: la alegría.

Yo me voy a casar el año entrante y afronto el sacramento con una gran alegría, afronto un futuro largo con mi actual pareja con alegría y, ante cualquier dificultad, enfrentaré la alegría que me produce el estar seguro de que Dios ha puesto en la tierra a una persona para mí.

El día de la boda: alegría.
Cuando lleguen los hijos: alegría.
Cuando lleguen discusiones: la alegría de saber que la reconciliación está cerca.
Cuando llegue la reconciliación: alegría.

Por extensión, creo que la alegría es la clave del catolicismo.

Un saludo en paz y bien y mis más cordiales felicitaciones al Señor Bruno por sus artículos.
17/09/12 5:07 PM
Comentario de Luis Fernando
Ramontxu, por curiosidad, ¿tampoco tuviste fe de pequeño y/o adolescente?
17/09/12 5:14 PM
Comentario de Manuel
Un post muy interesante. Los cuatro consejos de Bruno me parecen muy acertados y no necesitan, en mi opinión, ser católicos para entenderlos, pero, si eres creyente entonces tienen un "relieve" mayor.
El primero, no exigir a la otra parte la felicidad, implica que la realidad de la persona no se acaba en el matrimonio, o en la paternidad, que somos algo más que hombres y mujeres, padres o madres, somos personas con una realidad trascendente que se realiza en el matrimonio (entre otras actividades trascendentes) pero que no acaba en el, la fe, la ilusión de la vidad, la alegría de vivir, la trascendencia se puede vivir en el matrimonio y también sin el. Puedes ser feliz con las ilusiones y afanes que se derivan del matrimonio y también con otras mas personales, más íntimas (no anula al matrimonio la propia fe, la propia búsqueda, lo enriquece).
Para mi, el punto más "católico" es el cuarto. El más difícil de entender sin fe. Si entendemos por mártir la persona que muere por su fe, muchas veces incluso torturada, dejamos el futuro de los recién casados a los pies de los caballos. Yo preferiría decir que un matrimonio es un compromiso de amor y respeto hasta la muerte, es un compromiso porque supone sacrificio (no nos comprometemos con la felicidad , la libertad, la ausencia de límites), nos comprometemos con la compañía y el apoyo en el dolor, en la enfermedad, en la pobreza y nuestro compromiso con el amor y el respeto es fundamental, porque se puede amar mucho y no valorar ni respetar a la otra parte y se puede valorar y respetar pero no amar. Por eso comprometernos en cuidar y cultivar el amor y el respeto es fundamental. Usar como apoyo y guía en este camino a la fe, la esperanza y la caridad es católico. Quizás todo esto en realidad es convertirse en Mártir, dar la vida por la otra persona y encontrar el sentido de esa entrega en la fe.
Un consejo "ligero" darse un beso todas las noches, antes de acostarse es algo no tan fácil como parece (todos nos enfadamos) pero si útil, para mi también es de ayuda ir juntos a misa, darnos la paz, si sientes la fe, no se hace en balde.
17/09/12 5:28 PM
Chesterton: "El matrimonio es un duelo a muerte que ningún hombre de honor debe rehusar".
17/09/12 5:33 PM
Ramontxu nos dice que si hubiera negado a tener fe, él lo sabría.

De entrada, expreso mi deseo de que la misericordia de Dios se sirva en abundancia de nuestras ignorancias y condicionantes para perdonarnos. Este deseo lo hago extensivo a lo que haya en lo más hondo del corazón de Ramontxu

A partir de esas reflexiones te comento, Ramontxu, que sí puedes rechazar la fe "sin que tú lo sepas" o pensando que tú no lo sabes. Por ejemplo, puedes tener una fe cierta y sana, verte tentado en un tema (p.ej., ahora no quieres hijos y en tu matrimonio tomas anticonceptivos) y te es más cómodo "autoconvencerte" de que la Iglesia "se equivoca en este tema"

Una vez asumido esto, puede que te tiente una tercera persona y rompas tu matrimonio. Ahí tendrás que forzar más reinterpretando los Evangelios.

En este camino, puedes ir creándote una fe a tu medida, una fe que será lo que racionalmente necesitas para hacer lo que tú quieras en cada momento. Esta fe será ya tan endeble, sin raíces, una simple obra tuya, que cualquier día te preguntarás: "Pero ¿yo en qué creo?" y te alejarás más, con una creencia tipo new age, hasta llegar a nada. Y no serás consciente de que has ido rechazando la fe paso a paso.

Obviamente cada persona será un caso distinto. Es posible que tú hayas sido educado sin fe y que nunca la hayas tenido... Pero incluso en este caso es posible que un día hayas sentido una cierta sed de Dios (su llamada a tu puerta) pero que lo que te pide Dios te obligara a renunciar a algo (unas riquezas, un placer, una soberanía intelectual...) y no hayas querido responder a ese sentimiento inicial.

En resumen, que no recuerdes haber rechazado la fe el pasado 16 de marzo a las 22:15 horas no significa que no puedas estar rechazando la fe día a día.

Si has llegado hasta aquí es porque buscas a Dios (salvo que seas un troll)
Así me lo dijo un día Maricruz y he pasado muchos meses sin aparecer por aquí hasta que he sido capaz de aceptar a Dios.

Espero que te resistas menos que yo :))

Un saludo


PD: Me parece casi temerario explicar yo cosas de fe cuando mi ignorancia de la fe católica es todavía muy grande, así que corregidme, p.f., en lo que haya errado.
17/09/12 5:34 PM
Comentario de Franco

Acabamos de cumplir el 40 aniversario de nuestra boda. Nunca fue pan comido. La conocí justo cuando rezando estaba, pidiendo a Dios por una buena mujer. Se excedió. Estoy seguro que Dios dirigió mis pasos hacia ella, prácticamente me la introdujo, súbitamente. Aun de ello convencido estoy.
Pocos años después, cuando a su lado en la iglesia, mientras recibíamos el Sacramento, (aun me extraño, pero) mi pensamiento estaba 100% hacia Dios, mínimo el 99% para El y 1% para mi esposa. Le dije a Dios, confío en lo que creo tu voluntad es, sabes mejor que yo, pero prometo que esto es por vida.
Ya he andado la mayor parte de mi vida, junto a por quien tanto esperé.
A veces ella, jocosamente , me dice Dios te oyó, pero ¿y a mí? Siempre le contesto, tú no estabas rezando en ese momento, Dios te castigó, a mi me premió. Pero yo creo de verdad que a mí me favoreció más que a ella.
Mi consejo, el matrimonio funciona mejor cuando a Dios se le invita, a diario. Ambos, continuamente le “despertamos” para que aplaque las tormentas que a veces nos sorprende y aterroriza. Nunca nos falla cuando juntos invocamos su ayuda.
17/09/12 6:10 PM
Comentario de Ramontxu
Luis Fernando,

Yo soy español, así que, como casi todos mis compatriotas nací en una familia católica, iba a misa los domingos, catequesis, primera comunión, clase de religión en el colegio... el completo. No sé si a eso se le puede llamar tener fe. El caso es que, según fui teniendo uso de razón, mi razón de decía que lo que la Iglesia Católica enseña (y no estoy hablando de cuestiones marginales, sino del credo mismo) es inverosímil, que repugna a la razón, que no tiene ni pies ni cabeza.

No tiene nada que ver con la moral católica (con lo que, de paso, respondo a Iker), ni con los defectos que la Iglesia o los curas puedan tener, ni nada por el estilo. Tampoco he tenido ninguna experiencia desagradable que lo haya provocado.

Ampliándolo un poco más, sin limitarlo al catolicismo, me parece que "creer" es renunciar a pensar, razonar e informarse. Hay cosas que sé (lo admito: pocas), otras que no sé (incontables), cosas sobre las que tengo opinión y cosas sobre las que no tengo opinión. Pero no creo en nada.
17/09/12 6:12 PM
Comentario de Luis López
Creo que Hulilde opinante lo ha clavado. Los esposos cristianos, que se saben amados -y de qué forma- por Cristo, y que saben que su matrimonio es el sacramento del amor de Cristo con su Iglesia, deben vivir -por muchas dificultades que pasen- en una unión feliz, porque saben que el mismo Cristo que los amó es el que tiene la última palabra, que es siempre una palabra salvadora. El matrimonio es por tanto una ocasión sublime para convertir cada momento de la vida conyugal en una fiesta, en una permanente Acción de Gracias al Señor.

Ramontxu, desde que Dios me devolvió la fe -tras un proceso de primera educación cristiana y progresiva pérdida de la fe exactamente igual al suyo- he descubierto que la fe cristiana, entre otras cosas, es un reto intelectual de primer orden, que te obliga -en contra de lo que vd. dice- a pensar, a razonar y a informarse como el que más. Eso sí, a reconocer también -con humildad- la existencia del misterio, de cuestiones que están mucho más allá de las capacidades del hombre.

Pero en ningún caso, la fe es renuncia a pensar, todo lo contrario. A diferencia de los ateos, los cristianos no sólo pensamos en lo humano -en la ciencia, en la filosofía, en el arte- sino también -hasta donde podemos, hasta donde Él nos deja- en lo divino.
17/09/12 7:02 PM
El simple hecho de que haya innumerables creencias en el mundo es ya de por si una contradicción que las tumba a todas.

La diferencia entre un creyente y un ateo es que el ateo cree en un dios menos.

Y para que nos entendáis: a nuestros oídos, el que nos digais que no tenemos la gracia de Dios para creer, es como si a vosotros os dicen que no teneis la gracia de la magia negra para creer en el vudú.

¿A que os resulta una estupidez?. Pues igual de estupidez nos resulta a nosotros, los ateos, que nos digais que no tenemos la gracia para creer.
17/09/12 7:07 PM
Comentario de César Fuentes
El caso es que, según fui teniendo uso de razón, mi razón de decía que lo que la Iglesia Católica enseña (y no estoy hablando de cuestiones marginales, sino del credo mismo) es inverosímil, que repugna a la razón, que no tiene ni pies ni cabeza.
-----------------------------------

No te preocupes RAMONTXU, no eres- ni serás - el último en pensar así, en caer en la autosuficiencia, en creerse libre-y confundido y errado-de una supuesta tiranía que Dios impone, y "razonar" que la verdad y la libertad es la propia voluntad, el yo, la razón propia -y la de otros-. Es la eterna y maravillosa historia del hijo pródigo. Dios mediante........

Y mientras tanto, te añadiré a la larga lista -voy a tener que escribir todos vuestros nombres , para no dejarme a ninguno- de los alejados y no creyentes en mis oraciones.

Pero sigues pensando en Dios.........
17/09/12 8:11 PM
Comentario de juan ( )
Quizás yo2 se refería a que tenemos que darnos con el "Mazo" aquel catecismo de Santiago José Carcía Mazo que fue tan popular en el siglo XIX. Se puede encontrar en la RED
17/09/12 9:23 PM
Comentario de Luis Fernando
Ramontxu, gracias por responder. Recibió la fe, incluso cierta formación en la misma, pero la desechó. A usted el libre examen le llevó al ateísmo. Suele pasar.

Obviamente está muy equivocado en la idea de que creer es renunciar a pensar, pero entrar en un debate sobre eso se sale de la temática de este post.

Quiera Dios darle una nueva oportunidad.
17/09/12 9:26 PM
Comentario de Yolanda
como casi todos mis compatriotas nací en una familia católica, iba a misa los domingos, catequesis, primera comunión, clase de religión en el colegio... el completo. No sé si a eso se le puede llamar tener fe

__________________

NO.


Y...
¿Esto no iba de dar consejos a matrimonios "novatillos"?

¿Otra vez Ramontxu con su afán de protagonismo? ¿Quiere ser también novia en la boda, y nunca mejor dicho?
17/09/12 10:43 PM
Comentario de Luis Fernando
Yolanda, la fe se recibe en el bautismo. Y se alimenta mucho en la primera comunión, a menos que el niño que comulga vaya como el que va a tomarse una coca-cola. Que no sabemos si es el caso.

Ya advirtió Cristo que a veces la semilla cae en tierra baldía. Pero esa semilla siempre es auténtica.
17/09/12 11:08 PM
Comentario de Ramontxu
Tienes razón, Luis Fernando: nos hemos salido del tema. Pero que conste que yo he empezado ciñéndome al tema del post, consejos a recién casados, y luego me he limitado a responder a lo que me iban diciendo o preguntando.
18/09/12 12:03 AM
Uno de los consejos que poco he escuchado para un matrimonio católico sería éste: Leer sobre el matrimonio de Tobías y Sara en el Antiguo Testamento.
Desde mi punto de percepción, nos sirve como basamento sólido para el inicio de la vida en común con nuestra pareja.
18/09/12 12:56 AM
Yo creo que el mejor consejo que nos han dado (y que procuramos seguir a rajatabla) es no irnos a dormir sin pedirnos perdón si fuera necesario. No dejar que enfados ni malos rollos se vayan enquistando de un día para otro.
18/09/12 8:35 AM
Comentario de rastri
- Ha tiempo que me contaron: Cómo un Papa viendo el mortuorio epitafio de los de Rómulo y Remo, que un esposo dedicaba a su esposa muerta, donde simplemente decía: "Sin reclamo".

-Que el Papa ante tal dedicatoria dijo:- A éste, sin más, lo santificaba yo.

-
18/09/12 9:32 AM
@Rastri menuda tontería :-D, la expresión se le atrivuye a S. Tomás, y quiere decir reza y actua/trabaja.
No se puede dejar de hacer en el mundo y sólo orar, porque quizá nuestras acciones sean el instrumento para lograr lo que pedimos, ni podemos actuar sin oración, porque esto hace estériles nuestros esfuerzos.
Un saludo en la Fe
18/09/12 9:54 AM
Comentario de Saulo Medina F
1. Aceptar que sólo no se es feliz: "no es bueno que el hombre esté solo".
2. Descubrir que la verdadera felicidad está en hacer feliz al otro, y eso implica ponerse en segundo y aveces, último lugar.
3. Tener presente que el amor va mas allá de la argumentación y que por eso lo importante no es tener la razón sino amar, y esto último no será posible si Dios no mete Su mano en el matrimonio.
4. Matrimonio quiere decir, "llevar a tu esposo(a) al Cielo".
18/09/12 1:32 PM
"Tu marido no te puede hacer feliz. Ni tú puedes hacer feliz a tu marido. Sólo Dios puede haceros felices a ambos."

"Tu marido no te puede hacer infeliz. Ni tú puedes hacer infeliz a tu marido. Sólo Dios puede haceros infelices a ambos."

Si es cierta la primera tambien deberia serlo la segunda, no ?.
18/09/12 5:26 PM
Renzo, ¿conoces a Dios? ¿tienes experiencia de él? En caso negativo no entro a valorar tus palabras. En caso afirmativo, ¿de qué ciruelo te has caído?

Dios es amor, Dios es bondad. No puede hacer infeliz. El cuadrado y perdóname, estúpido razonamiento que haces parte de un pretendido racionalismo absurdo.

Por otra parte, si alguna vez has estudiado la ciencia de la lógica sabrás que no precisamente funcionan así los razonamientos, ni siquiera los que no tienen a Dios por objeto.

Mira que entrar en un foro para esto...
18/09/12 7:43 PM
Comentario de kairós
Gracias por el post.

Llevo casi diez años casado.
Leer esto me anima mucho.
Tus consejos me recuerdan "el Amor primero" y lo malo que es ser tibio. Dar la vida es lo más difícil a lo que me enfrento en esta vida y espero encontrar en ello mi resurrección.

Paz y Bien.
18/09/12 10:21 PM
Comentario de Manuel
El compromiso del matrimonio está en el dolor, sacrificar tu felicidad para intentar que el matrimonio funcione. En la sociedad actual es necesario replantearse estructuras familiares que tienen más que ver con el autoritarismo, machismo. La violencia, la ira, el alcohol, las drogas, pornografía, prostitución, infidelidad son heridas que se producen en muchos matrimonios. A veces un hombre o una mujer son abandonados, se encuentran con una ruptura inesperada de su matrimonio.
Realmente me resulta difícil juzgar cuanto dolor hay que aceptar para salvar un matrimonio, me resulta difícil juzgar la separación de nadie.
Quién está libre de pecado, quién no ha perdido la paciencia, quién no ha ofendido, quién no es egoista, interesado.
El matrimonio es un camino difícil, casi diría que sin la ayuda de Dios, imposible. Otros no se de dónde sacan sus fuerzas, para mi la fe es importante.
19/09/12 2:14 AM
Vale Luis Fernando, ya veo que no estas dispuesto a aceptar ningun comentario que ponga en evidencia que solo sabeis que soltar frasecitas sin ningun valor practico y encima con mas contradicciones que otra cosa.
Ya que no quieres dialogar, gracias por no hacerme perder mas el tiempo. Si me permites una sugerencia, podrias ser algo mas imparcial a la hora de tolerar las faltas de respeto de tus hermanos de fe y censurar cualquier atisbo de lo que tu consideras incorreccion por parte de los que no lo somos, solo por ser un pelin mas justo.
19/09/12 9:35 AM
Comentario de rastri

-Y Dios les dijo: -Si coméis del árbol del fruto del bien y del mal moriréis

-Y fue en aquel principio y lugar llamado Parasio Terrenal cuándo el hombre y la mujer y todo lo que allí era vida.

Dónde y cómo por el poder del Dios creador: Todo crecía y se multiplicaba sin causa y consecuencia de la -maldita- cópula carnal.

-Y el hombre y la mujer queriendo ser como el Dios creador dueño de su creación, copuló sí;
-Y tuvo hijos sí, malditos hijos de su cópula carnal que no del poder de Dios.
-Y el hombre y la mujer y sus hijos copularon, y tuvieron hijos malditos sí; que todos murieron sin posibilidad de resurrección.

-Y Dios, en su infinita bondad, toleró que aquel copular del hombre y la mujer; y tener hijos emulando el poder de Dis, fuera en matrimonio bendecido como causa que procedía de Dios.

-Y lo que el hombre creyó que era amor que procedía de Dios, no entendió que solo era instito animal propio de la rebeldía del hombre y la mujer contra su Dios.

-Y por la bondad del Dios creador: Todo volverá a su origen. Y por un nuevo amor que procede de Dios, en nuevo Paraiso Terrenal, todo crecerá y se mutiplicará sin casua y consecuencia de la maldita cópula carnal.


-
19/09/12 9:37 AM
Comentario de Luis Fernando
Renzo, no voy a discutir contigo. En InfoCaólica no aceptamos faltas de respeto hacia Dios. Punto final.
19/09/12 1:21 PM
Luis Fernando, sabes perfectamente que no he faltado al respeto a Dios en los comentarios que me has borrado, lo sabes tu y los sabe Dios.
Saludos.
19/09/12 2:37 PM
El consejo que le di a una amiga, justo después de su boda fue: "El día que te quieras divorciar, llámame". No habían pasado tres meses antes de recibir su llamada.

Yo pienso que los casados no sólo necesitan nuestros buenos consejos el día de la boda, sino especialmente después, cuando llegan las dificultades. Mi amiga acababa de tener su primera discusión seria y estaba dudando de su matrimonio. Tener una amiga con quién quejarse ANTES de iniciar los trámites de divorcio, la hicieron darse cuenta que el problema realmente no era tan grave. Esa misma tarde ya se había reconciliado y desde entonces ambos "se soportan mutuamente" (cf Ef 4,2) y no creo que vuelva a necesitarme para eso.

Pero si fuera necesario, allí estoy.
19/09/12 10:40 PM
Bruno te dejo una conferencia impresionante.

La charla es la mejor que he escuchado nunca sobre los esposos y su compromiso de amor y fidelidad. Deberían ver este vídeo todos los casados. La hora y veinte minutos que dura, se pasa en un periquete.

http://www.corazoncatolico.blogspot.com.es/2012/06/el-anillo-es-para-siempre.html

20/09/12 1:47 AM
Comentario de Catholicus
No te cases con una mujer por muy cristiana que parezca que ya esté mínimamente mundanizada con el feminismo.

Si su prioridad número uno no es la voación a los hijos y el propio hogar, huye de ella antes de que sea demasiado tarde.
Si no está dispuesta a abrirse completamente a la vida y ya habla de los hijos como carga o concesión, déjala porque su amor es falso. Dice "amar" pero desprecia el fruto del amor que son los hijos. Compartirás los pecados contra la vida con ella.

Dios no quiere para sus hijos mujeres "sabias" ni " inteligentes", quiere esposas santas. Es lo que El mismo eligió para sí. Pues no seais necios y seguir su ejemplo.

Y cuando encuentres una esposa así, entonces ya sabes tu obligación : sacrificarte por ella como Cristo por su Iglesia, hasta la muerte. Sed extremadamente delicados con ellas porque son mucho más sensibles que nosotros. San Pablo lo advierte bien. Pero sin tonterías, que si no las malearás tu mismo; porque Cristo es Cabeza de su esposa y no al revés.

Y así el esposo es el Patriarca de la Iglesia Doméstica y es tu responsabilidad lo que suceda con todos ellos. No eres responsable al "50%" con tu esposa, ni chorradas de esas.

Cuidado con la boca de muchas que se llaman cristianas, que dirán pero no harán. Sed astutos y ponedlas a prueba.

En la Biblia vienen bien precisas las cualidades de las esposas que Dios tiene reservadas para sus elegidos. Ese es el filtro y la norma del discernimiento a seguir.

Síguelo que si no luego vendrán los lloros y lamentos sin solución.

Olvidaros de la palabrería barata y del sentimentalismo. La guía está en la Palabra de Dios, que no deja desamparados a sus hijos.

Reza a María y pon completamente en ella el destino para que te señale a la esposa que Dios quiere para ti.
22/09/12 3:21 PM
Comentario de Catholicus
Emil,
Está muy claro que digo que esas mujeres son las que Dios tiene reservados para sus Hijos.

Dios también ama a las rameras e impúdicas, más que tu mismo, pero esas las reserva para otros.

Le darías a tu mismo hijo una ramera como esposa?.

Es fácil de entender, querido.
22/09/12 5:09 PM
Comentario de Catholicus
Emil,
Dios te dice en las Sagradas Escrituras lo que es una buena esposa. Y el mismo Dios te califica a lo que El llama rameras e impúdicas.

Chico, Dios te deja elegir lo que quieras, pero a sus Hijos les tiene reservadas buenas esposas.

Tu con las tuyas y nosotros con las nuestras. Y aquí paz y después gloria.

Haz un esfuerzo que hasta tu podrás comprenderlo, chavalín.
22/09/12 5:59 PM
Por Dios que alguien modere este post. Se han dicho verdaderas burradas.
23/09/12 2:42 AM
Comentario de Manuel
Emil, si conoces a Catholicus y sabes de su forma de vestir, que tipo de persona es y todo esto.. pues entonces puede que hables con sentido, si no... entonces estás desvariando. (¿un cachorro del Opus Dei??, ¿sabes la edad de Catholicus??)
Creo que frivolizar con el fanatismo no ha de hacerse a la ligera, lo que están haciendo en estos momentos (viernes de la ira) los musulmanes fanáticos por una viñetas no se ha visto hacer todavía a católicos.
Por último ¿cómics?? ¿manga? ¿DC? ¿los clásicos americanos?? ¿Europeos, Moebius??. Es broma, a mi también me gustan.
23/09/12 10:54 AM
Comentario de Catholicus
Emil,
Son los ateos, descreidos y progres los que más matan a mujeres, busca en las estadísticas ocultas.

No son las familias cristianas las que hacen eso.

Por cierto, no haces falta que pongas tantos colorines, criaturita, te vamos a leer igual.
23/09/12 2:13 PM
Comentario de Catholicus
Manuel,

Que el esposo es cabeza de la esposa como Cristo lo es de su Iglesia no es opinable, es cristalina Palabra de Dios.
San Pablo lo repite dejando claro su intimísima unión al misterio religioso de las bodas del Cordero.

Y además no te quepa duda que si somos hombres virtuosos y amantes de nuestras esposas, en el fondo de su corazón eso es lo que desean las buenas mujeres, un hombre honesto del que sentirse orgullosas y del que puedan colgarse de su brazo.

Te hablo de nuevo de verdaderas esposas santas sin contaminar por el virus del feminismo, que hoy está metido hasta la cocina en la Iglesia y así andamos de natalidad, de separaciones, divorcios y masivos pecados - y sacrílegas comuniones- antinatalistas entre los mismos fieles.

Y todos callados por miedo a recibir el "palo" de que les llamen "machistas".

Los pecados de omisión existen y nuestros pastores se desgañitan apaleando las consecuencias mientras acarician el lomo de las causas.

La causa grande de muchos males es haber renegado de esa Palabra de Dios citada, así como de la vocación primera de la mujer hacia el hogar y los hijos claramente enseñada en (el papel) del Magisterio.
23/09/12 2:26 PM
Comentario de Mercedes
Emil, Catholicus ha dicho claramente "familias cristianas", no familias de paganos bautizados, que por desgracia abundan.

En cuanto a la violencia familiar, no es exclusiva del varón. Lea este informe:

http://www.exequaturperu.com/documentos/maltrato_a_hombres_en_peru.pdf

Hasta la wiki desarrolla el tema:

http://es.wikipedia.org/wiki/Violencia_contra_el_hombre

Mi hermano trabajó en la Asistencia Pública de Lima. Y vio muchos de estos casos. El problema es que esta violencia no se denuncia. En otros casos el maltratado resulta siendo acusado de maltratador y todo por las marcas que exhibe la mujer en sus muñecas: No piensa la policía que justamente esas marcas significan que el varón estaba sujetando las manos que lo agredían.

Y el sentido del post es clarísimo y no el que Ud. absurdamente se empeña en darle. Por cierto, no me negará que cualquier varón tendria que tener vocación de mártir para amarla a Ud o a mí. No somos palomas, sino erizos: Nuestras púas tienen curare en las puntas y veneno de cobra en los filos. Sufrimos y hacemos sufrir.

Pero ya encontrará a alguien que la ame como Cristo a Su Iglesia, que dará la vida por Ud. para curar sus heridas y hacerla plenamente feliz. Yo no nací para el matrimonio y espero solamente al sacerdote santo y sabio - ¡otro mártir! - que me comprenda y me absuelva.
23/09/12 5:22 PM
Tener muy claro que es para siempre.
No dramatizar cuando lleguen los encontronazos, que llegan seguro.
Echarle sentido del humor y reír juntos de las bobadas que causan casi todas las discusiones.
Dedicar unas horas a la semana a estar solos y mirar a los ojos al cónyuge, no importa dónde sea, basta un banco de la calle con bonitas vistas.
Rezar en familia todos los días. Lo que sea, pero convertirlo en tradición.
Ir a misa los primeros viernes de mes en familia, y encomendar la familia a la protección del Corazón de Jesús.
Respetar los espacios del otro cónyuge.
Compartir actividades, no dejarse llevar por la poo ereza. Si el otro te pide hacer algo juntos, hazlo.
23/09/12 5:39 PM
Comentario de Mercedes
¿Mercedes Aroz? No sé quién será esa señora. Y a Ud. yo no la conozco. Así que es imposible que sepa mi pasado o mi presente.

No sería mala idea que cambiara el pseudónimo por uno que al menos sea femenino. Si tanto le gustan los personajes de Marvel, "Natasha" o "Sif" le quedarían mejor. Y lea los links que puse arriba para que abra sus ojos a la realidad "real", no a la distorsión provocada por sus malas experiencias.

Bruno, me había olvidado felicitarlo. Muy buen post.
23/09/12 7:40 PM
Comentario de Manuel
Bruno, muchas gracias por tu post, siempre es interesante reflexionar sobre el matrimonio y los compromisos adquiridos.
Catholicus, conozco las epistolas de San Pablo y no negaré que dice lo que tu has escrito, sobre todo hablamos de la primera espístola a los Corintios 11, 2-16.
Por supuesto entiendo que San Pablo habla de deberes de los maridos hacia sus mujeres, de los padres hacia sus hijos de los dueños hacia sus esclavos y viceversa.
Sin embargo, también habla de la obligación de la mujer de cubrirse la cabeza en el templo, de que no le es honroso al varón dejarse crecer el pelo y otros asuntos que el mismo considera cuestiones de costumbre que las Iglesias de la época no tenían " En todo caso, si alguno quiere discutir este asunto, debe saber que ni nosotros ni las iglesias de Dios conocemos otra costumbre".(versículo 16).
Y nos aclara que "Sin embargo, en la vida cristiana, ni el hombre existe sin la mujer, ni la mujer sin el hombre. Pues aunque es verdad que la mujer fue formada del hombre, también es cierto que el hombre nace de la mujer; y todo tiene su origen en Dios". (versículos 11-12).
Por todo ello y estando de acuerdo en lo que dices sobre esposos virtuosos y mujeres (y hombres) abiertos a la vida y a la familia, y compartiendo también la crítica al feminismo que odia el matrimonio, la maternidad, la familia, el hombre; creo que el papel de la mujer en la familia (y en la iglesia) es un asunto a debatir desde el respeto y la fe, considero que muchas veces es la mujer la cabeza de la familia, es la mujer la que asume la educación religiosa, y es la mujer (muchas veces la abuela) la que sostiene la fe en la familia.
23/09/12 8:33 PM
Comentario de Catholicus
Manuel,
Por qué las mujeres han dejado de llevar el velo a la hora de entrar en las iglesias, como hacían hasta hace poquísimo, debe ser por la misma razón de que estén medio desnudas en la playa, o desnudas del todo en las pantallas.
San Pablo dice claramente que eso responde a un misterio religioso, lo mismo que el de que el esposo es cabeza de la familia. Es un misterio religioso, nada de costumbres ni épocas.

No entiendo a qué viene eso del "respeto", pareciera que quieres hacer un fácil ejercicio de moralismo para colgarte una medalla.

Por lo que a mí respecta el respeto mayor debido es a la Palabra de Dios.

-Los esposos son cabeza de las esposas.
-Las mujeres, como siempre, deberían llevar velo en la Iglesia.
-Y los hombres no deberían ir afeminados con los pelos por los hombros.

No cuesta ningún trabajo hacerlo. Ninguno.

No me preguntes por qué nuestros pastores ahora callan y no enseñan más esas cosas. Pregúntaselo a ellos.
23/09/12 9:19 PM
Comentario de Catholicus
Emil,
Las Vírgenes que nosotros anhelamos son: primero la Santísima Siempre Virgen María, madre amorosa, pura y delicada donde las haya.
Las novias vírgenes que llevamos al altar para hacerlas nuestras esposas, donde no haya mentira en el blanco de sus vestidos.
Y las vírgenes consagradas a Cristo que con sus oraciones y sacrficios en sus conventos, por la Comunión de los Santos, suplen nuestros pecados y la necedad de tantos, incluido tu. Eso es amor.

Esas son nuestras vírgenes anheladas, Hijas elegidas y predilectas de Dios.

Vosotros con vuestras mujeres o hembras o como sea que os guste considerarlas.
23/09/12 9:27 PM
Comentario de Manuel
Catholicus ¿de verdad crees que es palabra de Dios que "los hombres no deberían ir afeminados con los pelos por los hombros"?
23/09/12 10:15 PM
Respondo a Catolicus.
La comparación del no velo en las mujeres es... repugnante. No conozco católico al que le haya pasado por la cabeza semejante comparación. Sa pasau de lo lindo.
Respecto a la virginidad de las novias y recién casadas, sigue pareciendome un tema tan íntimo que sigue raspandome que el varón se jacte de ello en público. Realmente no es por él sino por Él. O sea que a callar y a no ofender a tantas María Magdalenas a las que Cristo quiso con una ternura especial. Y si usted tiene hijas, lo mejor: hablar poco y encomendarlas mucho.
23/09/12 10:34 PM
Comentario de Catholicus
Clara,
Como si el comentario te parece gotico costumbrista. Que las mujeres en masa andan medio desnudas en las playas, es un hecho. Que se han quitado el velo para entrar en la Iglesia es otro.
Que de la pérdida de pudor se pasa a la pérdida de piedad (o viceversa), te lo explicará cualquiera ducho en espiritualidad. Todo va en el mismo paquete.

Sobre tu , oh!!, repentino pudor por hablar de la virginidad de las novias, decirte que ed Palabra de Dios que " bendito el hombre que se desposa con una Virgen".

El blanco del vestido refleja esa pureza predupuesta.

Como hoy la mayoría en lenguaje bíblico se comporta como rameras, hay dos alternativas: recordar los deseos divinos o, escondiéndose ahora sí en una hipócrita actitud pudorosa, callar sobre ello.

Tu calla, que yo no me avergüenzo de la Palabra de Dios porque las rameras se ofendan.
Es más, la palabra está para eso, para herir al pecador y moverlo a la conversión, bien claro lo dice el Espíritu.

Y a mis hijas les diré eso:
Que no sean como las mundanas, rameras que venden su cuerpo por placer o coveniencia, que ellas son fuertes e hijas de Dios y que será un honor llevarlas al santo altar sin que haya mentira en el blanco de sus vestidos, como gusta al Señor.

A las tuyas les dices lo que quieras, como si las suscribes al Cosmopolitan mientras las "encomiendas" mucho....
25/09/12 12:57 AM
Comentario de Catholicus
Emil, el 80% de los pederastas no son tales, sino abusadores homosexuales. Sus víctimas eran jóvenes -no niños- varones.

Por eso el Papa lo primero que hizo fue prohibir ningún seminarista de tendencia gay, casto o no, el desorden era excesivo. Todos los informes indicaban lo mismo.

Lo ves criaturilla como cada día se aprende algo nuevo?
25/09/12 1:03 AM
Comentario de Catholicus
Manuel, que es lo que te cuesta entender de esto?. (Ahórrame citarte el 16, 17 y 18.)

I Corintios, Capítulo: 11
2. Os alabo porque en todas las cosas os acordáis de mí y conserváis las tradiciones tal como os las he transmitido.3. Sin embargo, quiero que sepáis que la cabeza de todo hombre es Cristo; y la cabeza de la mujer es el hombre; y la cabeza de Cristo es Dios.4. Todo hombre que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta a su cabeza.5. Y toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta a su cabeza; es como si estuviera rapada.6. Por tanto, si una mujer no se cubre la cabeza, que se corte el pelo. Y si es afrentoso para una mujer cortarse el pelo o raparse, ¡que se cubra!7. El hombre no debe cubrirse la cabeza, pues es imagen y reflejo de Dios; pero la mujer es reflejo del hombre.8. En efecto, no procede el hombre de la mujer, sino la mujer del hombre.9. Ni fue creado el hombre por razón de la mujer, sino la mujer por razón del hombre.10. He ahí por qué debe llevar la mujer sobre la cabeza una señal de sujeción por razón de los ángeles.11. Por lo demás, ni la mujer sin el hombre, ni el hombre sin la mujer, en el Señor.

25/09/12 1:19 AM
Comentario de Manuel
Catholicus, creo que Clara ha dejado claro que no es comparable llevar velo con la pornografía en televisión.
No tengo nada en contra del velo en la Iglesia, simplemente ahora no es costumbre. Por otra parte creo que el requisito de que las mujeres cubran sus cabezas en la iglesia se introdujo como una ley universal para el Rito Latino de la Iglesia por primera vez en 1917 con el canon 1262 de su primer Código de Derecho Canónico, aunque era tradición desde los primeros tiempos y ahora lo sigue siendo en las iglesias orientales y ortodoxas.
Comparto la preocupación por la falta de pudor de la sociedad actual y creo que es funte de problemas, pero no se si es el velo la solución, no olvidemos que también ha sido tradición llevar pañuelo para ocultar el pelo dentro de la cultura española y europea y es algo que se ha abandonado desde hace tiempo.
Por otra parte, San Pablo aconseja, a veces, teniendo en cuenta costumbres de la época que tienen que ver con leyes y tradiciones culturales que no son "cristianas" me refiero al "pater familia" que ejerce la "patria potestas", dueño y señor de todo y todos en la familia.
Alguno de sus consejos hace tiempo fueron "abandonados" por la Iglesia como por ejemplo la prohibición de que el varón cubriera su cabeza mientras estuviera orando, y así es como vemos a obispos, cardenales, papas, con el solideo y distintos tipos de gorros ceremoniales.
25/09/12 9:14 AM
Comentario de Catholicus
Catholicus, creo que Clara ha dejado claro que no es comparable...
------

Y yo digo que la falta de pudor lleva a la falta del sentido de piedad (y/o viceversa). No estoy en el plano de la "comparación", sino en el plano de la causa/motivo/efecto/consecuencia. No es tan difícil de entender.
No es una cuestión de tiquismiquis con esta o aquella cosa. Es un paquete completo de actitudes que tiene consecuencias cuando alegremente se abandonan.

"Elegid el camino estrecho....."

Yo no estoy ciego, y es evidente que nuestros pastores, contra el consejo de Jesús, llevados probablemente de autoengaño voluntarista, siguen empeñados en caminar por todo camino amplio.
Me es algo indiferente que tu (o yo) estemos en contra o a favor de ningún velo. Siguen siendo cristalinas las palabras de San Pablo. Es por motivo religioso, y por ello nunca se ha conocido "otra costumbre."
Ante el Papa nadie -ni reinas- pueden presentarse sin velo.... y ante el Señor sí?

Es gracioso tu "argumento" de que ahora simplemente "no es costumbre". Que gracioso, tampoco es costumbre llegar puros al matrimonio, ni dejar de medio desnudarse en las playas, ni tener "porno" a todas horas en la tele y las familias dejar a los hijos verlo, etc, etc.

A ti te da igual ocho que ochenta, pero algunos entendemos que Evangelizar es predicar la Palabra de Dios y no acariciar las costumbres paganas antievangélicas.

El resto de tu argumentación pasa por buscar las excepciones que desligitimarían la norma; pero obviamente lo que hacen es reafirmarla.


El espíritu de acomodarse no es bueno, porque si nosotros no somos la sal, nadie lo será.
Nuestra obligación es siempre nadar contracorriente.
25/09/12 11:49 AM
Comentario de Catholicus
Por otra parte, San Pablo aconseja, a veces, teniendo en cuenta costumbres de la época que tienen que ver con leyes y tradiciones culturales que no son "cristianas" me refiero al "pater familia" que ejerce la "patria potestas", dueño y señor de todo y todos en la familia
----------

Quizás has sido víctima de toda la disolución sembrada en todo seminario con todos los libros de hermenéutica ideologizada que ha conseguido hacer creer a muchos majaderías como esa que escribes.

Que el marido es cabeza de la esposa es cosa presente en toda tradición judía. San Pablo no necesita otras fuentes. Y los corintios ni eran romanos....

Pero es que además , aunque fuese así, sigue dándole un sentido religioso, y Dios utiliza ritos y costumbres para reafirmar valores religiosos. No es que San Pablo tenga "ocurrencias", sino que es inspirado para escribir lo que escribe.

Así Dios imprime a través de ritos/costumbres verdades que se interiorizan en el alma de las comunidades.

Destroza esas inspiraciones y destrozarás las verdades a las que quiere apuntar.

Son ganas de llevarle la contraria al Dios-maestro.

Huye como de la peste de todos esos libros de "teología" que están intelectualizados, ideologizados y mundanizados, diseñados para desviarnos de toda fidelidad a la Palabra de Dios.
25/09/12 12:10 PM
Comentario de Catholicus
Catholicus, creo que Clara ha dejado claro que no es comparable llevar velo con la pornografía en televisión
------
Por cierto que esto es imposible porque yo no había hablado de pornografía en ningún momento, sino de desnudez, que es falta de pudor.
25/09/12 1:03 PM
Comentario de manuel
"Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo" Efesios 6, 5
"El pater familias era el hombre romano que no dependía de nadie (sui iuris) y de quien dependían los demás (alieni iuris). No importaba que estuviese soltero o casado, ni su edad. La mujer nunca podía ser cabeza de familia. La patria potestas de un cabeza de familia romano le permitía disponer de la vida de cualquier miembro familiar, darle muerte e incluso venderle. Podía también abandonar legalmente a un hijo nacido de su mujer o reconocerlo. Podía incluso prohijar hijos de otros, así como concertar casamientos de los hijos. Realmente, es él quien forma la familia romana" Wikipedia
A riesgo de seguir diciendo majaderías creo que es importante saber que S. Pablo habla a una sociedad en la que existen siervos, amos, pater familia, etc.. Una sociedad muy diferente a la nuestra, sus consejos a los siervos no son fácilmente extendibles a grupos sociales actuales, que el hombre sea cabeza de su mujer es algo que en Roma todo el mundo tenía claro. ¿Hemos de quejarnos por el fin de la esclavitud y por el fin del poder absoluto del padre en la familia?
Por supuesto esto puede ser corrupción de las costumbres, pero también es posible que podamos entender el valor de lo que dice intentando abstraernos de la situación social de ese momento.
Puede que a mi me de igual 8 que 80, pero creo que se puede intentar vivir la pureza, el pudor (intentar vivirlo por lo menos) sin el velo, creo que la imagen externa (pelos) no impide buscar la verdad y sobre todo creo que la Iglesia busca trasladar el mensaje a la época actual, salvando lo esencial.
25/09/12 9:07 PM
Comentario de Catholicus
Tu puedes cantar misa gregoriana. San Pablo habla claramente a los siervos que existen en esa sociedad, ateniéndose claramente a una realidad permitida por la providencia, que no significada.

Nada que ver con la relación esposo esposa que dirige claramente a mandatos significados por Dios. Con el velo hace lo mismo.

Y lo refiere al libro del Génesis, Palabra de Dios, no a costumbres romanas, palabra de hombres.
Más claro, la disputa claramente indica que algunas NO tenían por costumbre ponerse velo. Si no.... no habría discusión al respecto.

Te repito por segunda vez que los corintios no eran romanos y San Pablo en nada alude a ellos sino a los libros religiosos judíos, que aparte de la Torah tenían su importante acompañamiento de tradición , el actual Talmud.

Eso es lo que usa para sostener su mandato. Inspirado tan divinamente que ni sobra una palabra, ni falta ninguna, que Dios mismo no haya querido que quedase por escrito. Lo que tu opines es irrelevante.

Sencillamente no tienes cultura bíblica porque te han maleado libros progres.
26/09/12 1:32 AM
Comentario de Catholicus
que la Iglesia busca trasladar el mensaje a la época actual, salvando lo esencial.
---------

Pues nuestras madres y abuelas iban todas con velo.... hasta que llegó la apostasía interna tras el CVII y no había ya que hacer caso a nada, justificado precisamente en esa tu frase origen de toda desobediencia a Dios.
El Evangelio es muy claro condenando a quienes lleguen a "compromisos" con la fe.

Y tu, como tantos, abogando por eso que se condena para defender en el camino más desobediencias todavía al Evangelio. Si lo raro es que quede fe.....

"La fe no se negocia".Benedicto XVI

26/09/12 1:42 AM
Comentario de Manuel
Nunca he pretendido despreciar a la tradición cristiana que durante tanto tiempo ha considerado importantísimo el velo, también es cierto que no tengo una gran cultura bíblica, no intento "negociar" con la fe, ni justificar la desobediencia al señor al grito de "todo vale".

Pero considero importante aclarar la diferencia entre doctrina y disciplina (entendida esta como "la instrucción, el sistema de la enseñanza o de la ley, que está bajo la autoridad de la Iglesia y que se puede cambiar con la aprobación de la autoridad competente, en oposición a la doctrina, que es inmutable").

La disciplina puede ser cambiada cuando la Iglesia lo considere conveniente (Mateo 18, 18) con el poder para atar y desatar en la Tierra y en el Cielo. No cualquier hombre ni de cualquier manera. Si la Iglesia con su autoridad.

La doctrina, enseñanza de la Iglesia en materia de fe y moral, entregada por Jesus a los apóstoles antes de la muerte del último apostol (Judas 1, 3 "la fe que ha sido una vez dada a los santos."), se puede desarrollar (entenderla mejor), pero no cambiar, no se puede cambiar ni por el Papa.

Sin duda la distinción entre doctrina y disciplina no siempre es fácil, y un ejemplo claro son los cambios litúrgicos que Pablo VI promulgó a finales de 1960 cuando en 1570, el Papa San Pío V definió ciertos elementos de la celebración de la Misa como doctrina y directivas de Pío XII se promulgaron "a perpetuidad".

La Constitución Apostólica Pío V "Quo Primum" se considera que trata de cuestiones disciplinarias al no tratar de fe o moral. Estos asuntos de disciplina de la Iglesia siguen estando sujetos a cambios futuros por alguien con igual o mayor autoridad. A la luz de esto, decir algo como "a perpetuidad" debe entenderse como "de ahora en adelante, hasta que éste u otro con igual o mayor autoridad determine lo contrario." El Papa Pablo VI ciertamente tenían autoridad igual a la del Papa San Pío V. Por lo tanto, se entiende que los cambios bajo su autoridad eran lícitos y válidos y son un ejemplo de los cambios disciplinarios y no de cambios doctrinales. No olvidemos que los católicos tenemos la autoridad tripartita de la Sagrada Escritura, la Sagrada Tradición y el Magisterio para guiarnos.

El caso del velo (joyas en el pelo, ropa fina, que una mujer hable en la iglesia) es uno de esos casos en los que la escritura habla claramente(1 Cor 11, 5-6)y para interpretarlo como disciplina (por tanto podría cambiarse) necesita la autoridad de la Sagrada Tradición y del Magisterio.

La autoridad del CVII para hacer esos cambios se basa entre otros textos en Hechos 15, 28-29 cuando se discutía si los discípulos gentiles debían cumplir leyes judías tan importantes como la de la circuncisión(Nos pareció bien al Espíritu Santo y a nosotros no imponerles a ustedes ninguna carga aparte de los siguientes requisitos abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de la carne de animales estrangulados y de la inmoralidad sexual. Bien harán ustedes si evitan estas cosas.)

Vemos que una reunión de apóstoles (concilio) bajo la guía del Espíritu puede cambiar disciplinas, no doctrina.

Por tanto los católicos debemos reconocer también la autoridad del Magisterio,(no sólo de la Sagrada Tradición y de las Sagradas Escrituras) a la hora de desarrollar la doctrina, cambiar e imponer disciplinas y distiguir entre ellas.

En definitiva respetar también la autoridad de la Iglesia Católica.

Por último, reconozco la complejidad del tema y las muchísimas limitaciones que tengo, simplemente no voy contra la fe, creo en la Iglesia Católica.
27/09/12 12:32 AM
Comentario de Catholicus
Manuel,
No se ve en el CVII donde se diga que ya no hay que llevar velo.La disciplina permanece salvo pronunciamiento que la anule. Y eso sigue existiendo.

Además, no es mera disciplina como podría ser lo de arrodillarse para la comunión. Eso no es Palabra de Dios.
Insisto, San Pablo da una explicación religiosa unida a lo que llama un "gran misterio", el de los esposos.

Como poco es fácil tachar de temerario el que la Iglesia contradijera una disciplina recogida claramente en el Evangelio.

Pero ya te digo que no conozco que eso sea así.

Puedes mostrarme donde hay anulación de lo del velo en el CVII?
27/09/12 1:44 PM
Catholicus:

No he tenido tiempo de seguir vuestra discusión, pero en cuanto a tu última pregunta, la obligación normativa de llevar la cabeza cubierta al ir a Misa (y para los hombres de llevarla descubierta, es decir, de quitarse el sombrero) estaba plasmada en el Código de Derecho Canónico de 1917:

"Los varones, ya sea dentro o fuera de la Iglesia, mientras asisten a los ritos sagrados, deben llevar la cabeza descubierta, a menos que las costumbres locales lo aprueben o se den circunstancias particulares, no se determinará otra cosa. Las mujeres, sin embargo, deberán cubrirse la cabeza y vestirse con modestia, especialmente cuando se aproximan a la mesa del Señor." [Can. 1262]

Al ser sustituido el CDC de 1917 por el de 1983, esa norma dejó de obligar.

La Congregación para la Doctrina de la Fe habló así del tema:

"hay que notar que esas prescripciones, probablemente inspiradas en las costumbres del tiempo, no se refieren sino a prácticas de orden disciplinar de poca importancia, como, por ejemplo, a la obligación por parte de la mujer de llevar un velo en la cabeza; tales exigencias ya no tienen valor normativo". (Declaración Inter insigniores de la Congregación para la Doctrina de la Fe de 1976)

Por supuesto, eso no hace que sea mala la costumbre del velo, que mantienen las monjas, las vírgenes consagradas y las seglares en muchas zonas de la Iglesia. Simplemente, no es una obligación normativa.

Saludos.
27/09/12 2:07 PM
Comentario de Catholicus
http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/cfaith/documents/rc_con_cfaith_doc_19761015_inter-insigniores_sp.html

"probablemente" , "poca importancia". El documento habla del Sacerdocio femenino. Ese tema lo raspa de pasada....

En cualquier caso ya sabemos que no es normativo. Pero no es del Concilio, sino una de tantas cosas que al imponerse en la costumbre, luego se admiten en la norma.

Es todo el conjunto el que critico, porque elige el camino ancho en vez del estrecho. Vale que se admitiese la anchura en determinados casos, pero triste es que no se exhorte por parte de nadie a lo seguro y más piadoso y más fiel al evangelio. Eso es lo tristísimo ( y pernicioso).

Comunión en la mano en el rito ordinario, ausencia del latín contra el Concilio en misas y Liturgia de las horas, hombres en bermudas y chanclas, chicas en shorts, ombligos y sostenes al aire, reclinatorios exiliados, músicas profanas, sacerdotes disfrazados de seglares, monjas a la yeyé, etc etc.

Es toda una época de pérdida de piedad y pudor que tiene consecuencias. Todo legal, ya, pero pernicioso en extremo como una multitud de pecados veniales para un alma.

Si nosotros no tratamos de restaurar lo más fiel y piadoso perdido.... quien lo hará Bruno?. El Papa está muy solo y ni los obispos le obedecen en las traducciones de los misales....
Bendiciones
28/09/12 2:01 PM
Comentario de Alfonso Herrera
Yo no estoy de acuerdo con el consejo principal: "tú no puedes hacer feliz a tu marido ni tu marido te puede hacer felis. Sólo Dios los puede hacer felices a los dos".
Eso es una locura. Eso quiere decir que hagas lo que hagas no sirve de nada porque, finalmente Dios es el que va a hacer feliz a tu pareja. Eso te convierte en un inútil (a los dos los convierte en inútiles).
Entonces, cuando eduques a tus hijos, no te preocupes, Dios lo hará, les enseñará buenos modales, hará con ellos la tarea... no, definitivamente no. Dios es nuestra ayuda, nuestro protector, nuestro Padre... pero nuestro papel de esposos y padres es nuestro y es nuestra responsabilidad. Es mi opinión, respetando, claro está, las de todos ustedes. Bendiciones.
22/12/12 3:44 AM

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
(Los saltos de línea se conviertan a <br />)
(Nombre, email y página web)
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

Bruno Moreno

Bruno Moreno

Bruno Moreno es laico y ha sido bendecido por Dios con tres hijos y una esposa mucho mejor de lo que merece. A pesar de su escasa habilidad literaria, se empeña en ofrecer al mundo sus ocurrencias sobre todo y nada en este blog, siempre desde la fe católica y la razón. También colabora regularmente con Radio H.M. Para purgar sus pecados, forma parte del Consejo de Redacción de InfoCatólica.

Su correo electrónico es espadadoblefilo@hotmail.com.



En este blog

Libros escritos por Bruno Moreno


Romero a Roma

Bruno Moreno

Precio: 12,50€ papel

Precio:  4,00€ electr.

Carmina Catholica

Bruno Moreno

Precio: 10,90€ papel

Precio:  4,00€ electr.

El hilo invisible

VV. AA.

Precio: 12,95€ papel

Precio:  4,00€ electr.

El aborto: la vergüenza de nuestra época

Bruno Moreno

Precio: 12,50€ papel

Precio:  4,00€ electr.

-

Libros recomendados por Bruno


Septiembre 2014
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 << <   > >>
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso