InfoCatólica / Deo Omnis Gloria / Categoría: Sin categorías

24.02.16

Cuán estupenda noche! Cuán Luna estupenda!

Atemorizada, llegué a pensar que era una pesadilla (o quizá lo sea).

Todo estaba fuera de control. No había en el mundo (ni en la Iglesia) nadie que sirviera de referencia. No había padre, ni madre, hombres ni mujeres. No había maestros ni líderes políticos. Los sacerdotes se confundían con los fieles no solo por su vestimenta sino por su forma de vivir. No había amigos, ni familiares, ni conocidos ya que la mayoría andaba únicamente por lo suyo. Decíamos ser creyentes aunque era raro hallar a quienes mantenían un trato personal con Dios.

Paralizada por el miedo, caí en la cuenta que en pocos años -desde que renunció el último jerarca- cayeron al vacío y de picada todas las referencias. ¡Todas!

Señalar culpables es tiempo perdido ya que cada uno lo es tal como fue culpable cada uno de los que no escucharon a los profetas, a los apóstoles, a los padres de la Iglesia, a los santos o a Cristo.

Semejante estado de cosas llegó a mi mente a manera de síntesis por lo que el temor se apoderó de mí tal como la oscuridad de la Noche se apodera de la claridad del Día.

El miedo me hizo recordar aquellas situaciones de la historia en las que un invasor se imponía con violencia arrasando con toda referencia al Bien, la Belleza y la Verdad, lo que le permitía forjar en los doblegados una nueva forma de vivir y de pensar la cual, obviamente, pasaba por el martirio de quienes se rehusaran.

Como les digo, no sé si aquello fue (o es) una pesadilla o quizá solo sea un resplandor que pasó por mi mente como un rayo;  el caso es que, sumergida (y agobiada) en este tipo de pensamientos, esta madrugada me he llevado una impresión de las más bellas.

Como una primorosa alfombra de plata era el zacate recién cortado al borde del cual se levanta el bosque cuyo perfil estaba recortado ante un espectacular cielo estrellado.

La insondable oscuridad de la Noche se reveló ante mí con novedosa apariencia debido al resplandor de la Luna-madre la que, a pesar de no tener luz propia, resplandeció ante mí con la luz de Otro (Joseph Ratzinger, “Por qué permanezco en la Iglesia?“)

Cautivada permanecí mirando el alto contraste entre luces y sombras. Por un lado, profunda oscuridad y, por otro, grises que, aunque bañados en plata, no eran sino grises al límite del negro… de un negro tan negro como el pecado.

Cuán estupenda noche! Cuán estupenda Luna! No en vano la utilizaron los Santos Padres como símbolo de la Iglesia.

En esas estaba cuando, delante de mi pasó Gato para –con tres saltos- sumergirse en la oscura garganta del bosque.

Cuánto bien me haría recibir la gracia de su astucia y sagacidad!  Cuán necesarias se me presentan sus destrezas para cuando mi vida dependa de ello!

Absorta en la escena permanecí hasta que, sin darme cuenta, se ausentaron las sombras.

“Hijos de Dios.- Portadores de la única llama capaz de iluminar los caminos terrenos de las almas, del único fulgor, en el que nunca podrán darse oscuridades, penumbras ni sombras.

- El Señor se sirve de nosotros como antorchas, para que esa luz ilumine… De nosotros depende que muchos no permanezcan en tinieblas, sino que anden por senderos que llevan hasta la vida eterna” Forja

 

25.05.15

"Lavado de cerebro": La paradoja de la igualdad | El documental que provocó retirada de fondos al NIKK

¿Las diferencias de género son biológicas o sociales? ¿Por qué en Noruega, las mujeres eligen profesiones asistenciales y los hombres profesiones técnicas, a pesar de que Noruega ocupa el primer lugar en IGUALDAD DE GÉNERO según la ONU? ¿Y cómo es en el resto del mundo? ¿Por qué, mientras más desarrollados son los países, el mercado laboral está más segregado en géneros, a pesar de la prosperidad económica?

Son algunas de las preguntas que Harald Eia trató de responder. 

“Periodista y sociólogo, Harald Eia, rodó un largo y devastador documental “Hjernevask” (Lavado de Cerebro) que sacó a luz la manipulación y la falta de base científica de la “ideología de género”, sostén ‘intelectual’ del feminismo agresivo, la ideología queer y toda la parafernalia de nombres homosexualistas”, así lo presentan los medios internacionales.

“Lavado de Cerebro” Fue emitido en la primavera de 2010, a través de la Cadena Estatal Noruega de Televisión (NRK) provocando una prolongado y amplio debate tras el cual llegó conocerse que fue pieza clave para que el Consejo Nórdico de Ministros (Consejo Intergubernamental de Cooperación Nórdico: Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca e Islandia) haya decidido dejar de financiar al “Instituto nórdico de investigaciones de género” NIKK.

Lo que, a todas luces, es una magnífica noticia que podríamos convertir en viral, o sea, contagiosa.

Provocamos el contagio? Compartan esta entrada. 

“Lavado de cerebro": La paradoja de la igualdad

Parte 1/2

Parte 2/2

Pueden también descargar y compartir este cartel en redes sociales. 

29.05.13

25.02.13

10.09.12

Ópale! Otra sacudida!

Hoy, no más abrir mi correo, me topé con el siguiente comentario:

“¿Por qué no te adhieres a la Fraternidad de San Pío X? Así se acabarían todas tus congojas. Y vivirías con gran plenitud la misa tridentina que tanto añoras. Pareciera que los que profesamos nuestra fe en la Iglesia Católica Apostólica y Romana ya no cumplimos con tus expectativas. No crees que es momento de emigrar a otra Iglesia que cumpla las tuyas?”.


Ópale! No es a diario, salvo algún que otro terremotillo por ahí, que se despierta uno con estas sacudidas.

Leer más... »