InfoCatólica / De Lapsis / Categoría: Bioética

25.09.12

Francia no quiere «padres» y «madres»: los eliminará de los documentos oficiales

Ministra de Justicia de Francia, Christiane Taubira ©REUTERS/Charles Platiau

No es nuevo. Dado que la «naturaleza es homófoba» (Monty Python dixit) hay que eliminar cualquier «metafísica de la presencia», como si el lenguaje ‘construyese’ la realidad.

La nueva ley de «gaymonio» que está preparando el gobierno socialista de Hollande incluirá la adopción por parejas homosexuales. La realidad virtual que se pretende legislar necesita de un marco adecuado de lenguaje, o al menos, la eliminación de los referentes a los que remite y que muestran el absurdo. Parece que lo de «dos papás» o «dos mamás» no cuela. Los niños son primariamente crueles, y tienden a llamar las cosas por su nombre.

Para ir ‘construyendo’ esa nueva realidad la nueva ley prohibirá el uso de «padre» o «madre» en todos los documentos oficiales franceses, lo sustituirá por el conocido ‘progenitor’. El término pariente tampoco es suficiente.

Parece que la reforma va más allá de lo que ya se ha hecho en el Reino Unido, sustituyendo father y mother por parent1 y parent2 en el documento identificativo por antonomasia, el pasaporte. También va más allá de la reforma de socialismo zapaterista español, que no sólo sustituyó madre y padre por ‘progenitor A’ y ‘progenitor B’ en el registro, también propuso la eliminación del «Libro de Familia» por un Código Personal de Ciudadanía (CPC).No dio tiempo a que las palabras ‘malditas‘ fueran proscritas de toda la legislación, que es a lo que apuntan los franceses.

Leer más... »

2.03.12

Agresiva reforma del Código Civil en Argentina: ¿un ataque a la vida y la familia?

Cristina Kirchner anuncia una agresiva reforma del Código Civil

Qué cierto es aquello de que «todo se pega menos la hermosura». La presidenta de Argentina, comunicó ayer ante la Asamblea Legislativa la actualización del Código Civil, y la unificación con el Código de Comercio. Me parece que es un tema trascendente en la batalla por la «cultura de la vida» y que debemos seguir con atención.

Según Cristina Kirchner se abordarán temas como

  • la simplificación del divorcio,
  • la reproducción asistida,
  • la creación de convenciones prenupciales
  • el reconocimiento de las uniones de convivencia,
  • la maternidad subrogada y
  • la adopción.

Vamos, que de un plumazo quiere reformar la familia y la vida en la nación. Es preocupante, desgraciadamente hemos visto esta película ya en España y en otros países, pero no tan a lo bestia.

Le he pedido a Nicolás Lafferriere –del Centro de Bioética, Persona y Familia– permiso para publicar su análisis de la reforma. Está basado en las versiones preliminares que han circulado en ambientes académicos. Es rápido y certero, merece la pena:

Leer más... »

29.02.12

Próxima estación: el infanticidio, «el aborto del post-nacido»

Recién nacidos bielorrusos. AFP PHOTO / VIKTOR DRACHEV (Photo credit should read VIKTOR DRACHEV/AFP/Getty Images)

En la prestigiosa revista Journal of Medical Ethics, dos autodenominados especialistas, Alberto Giubilini – Universidad de Monash– y Minerva Francesca – Universidad de Melbourne—han decidido quitarse las caretas, y mostrar el verdadero rostro de la «cultura de la muerte». En el artículo titulado «el aborto del post-nacido, ¿por qué debe vivir el bebé?», ponen negro sobre blanco la cruel coherencia del pensamiento abortista: ¡qué más da dentro que fuera del seno materno!, ¡qué más da que haya vida!.

Los dos bioéticos afirman claramente que «debe ser permitido el ‘aborto del post-nacido’ –matar al recién nacido [sic]— en todos los casos en los que es permitido el aborto». ¿Terrorífico? Congruente, diría yo.

Lo justifican con un argumentario que cuando los provida lo esgrimíamos los abortistas acusaban falsear las verdaderas intenciones:

el aborto está ampliamente aceptado, incluso por razones que no tienen nada que ver con la salud del feto. Demostraremos que:

  1. tanto feto como recién nacido no tienen el estatus moral de persona real
  2. el hecho de que ambos sean personas en potencia es moralmente irrelevante, y
  3. la adopción no siempre interesa a las personas reales

El editor de la revista ha explicado los irrelevantes motivos de la conveniencia del artículo. Sinceramente, creo que debemos darle las gracias. Muchas veces nos preguntamos por los oscuros motivos que mueven a las personas para defender el homicidio, aquí los tenemos claros.

Leer más... »

25.01.12

Feminismo: el embarazo es una enfermedad. Remedio: la ectogénesis

Ectogénesis o gestación artificial

Las mujeres se le quedaron mirando.

–¿Cómo están sus hijos, Mrs. Phelps? –preguntó él.

–¡Sabe que no tengo ninguno! ¡Nadie en su juicio los tendría, bien lo sabe Dios! –exclamó Mrs. Phelps, no muy segura de por qué estaba furiosa contra aquel hombre.

–Yo no afirmaría tal cosa –dijo Mrs. Bowles–. He tenido dos hijos mediante una cesárea. No tiene objeto pasar tantas molestias por un bebé. El mundo ha de reproducirse, la raza ha de seguir adelante. Además, hay veces en que salen igualitos a ti, y eso resulta agradable. Con dos cesáreas, estuve lista. Sí, señor. ¡Oh! El doctor dijo que las cesáreas no son imprescindibles, tenía buenas caderas, que todo iría normalmente, yo insistí.

–Con cesárea o sin ella, los niños resultan ruinosos. Estás completamente loca –dijo Mrs. Phelps.

–Tengo a los niños en la escuela nueve días de cada diez. Me entiendo con ellos cuando vienen a casa, tres días al mes. No es completamente insoportable. Los pongo en el «salón» y conecto el televisor. Es como lavar ropa; meto la colada en la máquina y cierro la tapadera. –Mrs. Bowles rió entre dientes–. Son tan capaces de besarme como de pegarme una patada. ¡Gracias a Dios, yo también sé pegarles!

Ray Bradbury, Fahrenheit 451

La distopia de Ray Bradbury fue profética en numerosos aspectos, en el del feminismo también.

El odio de las feministas se dirige fundamentalmente contra la mujer y es especialmente virulento con su cualidad más definitoria: la maternidad. Esta aversión tiene muchos motivos, entre los que podemos destacar el que es al que está orientado, biológica y psíquicamente, su esencia. Es el «hecho» que da al traste con el «constructivismo» de la teoría de género.

La bioética y feminista radical Anna Smajdor, de la Universidad de East Anglia ha propuesto que los fondos públicos deben sufragar con urgencia el desarrollo de úteros artificiales, sólo así se podrá lograr una verdadera igualdad entre hombre y mujeres. Construyendo de este modo una sociedad en la que no se verían limitadas por tener hijos, ni tendrían que sobrellevar las cargas de la maternidad. El embarazo y el parto son dolorosos, arriesgados y socialmente restrictivos. Como en Fahrenheit 451.

Leer más... »

26.07.11

La Isla del Dr. Moreau: 150 híbridos humanos en el Reino Unido

Escultura de Patricia Piccini

La «ley de la pendiente resbaladiza» en bioética se está mostrando apodíctica. La «Isla del Dr. Moreau» se ha convertido en un parque temático. Lo siento, a mi me escandaliza, y me escandaliza más el silencio que la encubre.

Hace tres años comentaba el terror que me provocaba la «Ley de Fertilización Humana y Embriología» que estaba a punto de aprobar el Parlamento Británico y que permitía la fecundación interespecífica. Monseñor Sgreccia alertó de inmediato:

Constituye una ofensa para la dignidad del hombres. Es un intento de fecundación entre especies que hasta ahora estaba prohibido por todas las leyes sobre fecundación artificial.

La unión hombre-animal, aunque no sea sexual, representa uno de los horrores que siempre han provocado el rechazo de la ética. Cada vez que se ha roto la barrera hombre-animal se han visto consecuencias muy graves, incluso involuntariamente.

Los de siempre cargaron: éramos unos alarmistas, las condiciones eran muy restrictivas, los ‘embriones’ debían ser destruidos a los 14 días, que negarse era poner freno a la ciencia, la cantidad de enfermedades que serían curadas.

El día 23 de julio, el Daily Mail descubría que desde la aprobación se habían producido en secreto en torno a 150 embriones híbridos humanos, con la supuesta finalidad de «curar enfermedades». Las mismas mentiras que con las «células madre embrionarias».

Leer más... »