InfoCatólica / Cor ad cor loquitur / Categoría: Cultura de la muerte

25.04.14

Zapatero, el arzobispo anglicano de Gales, Benedicto XVI y la verdad que nos hace libres

José Luis Rodríguez Zapatero está encantado de haberse conocido. Y de todas las barbaridades que cometió durante su mandato al frente del gobierno de España, una de las que más ilusión le provoca es la ley del “matrimonio” homosexual. Llega a decir que esa ley es verdadera “Marca España” (entren al link). No sabemos si Mariano Rajoy, actual presidente, llega a tanto, pero es evidente que vive la mar de feliz con la existencia de “bodas” civiles entre homosexuales.

Creo bastante probable que Zapatero esté igual de orgulloso de su ley abortista. Es normal que así sea. Siempre tuvo muy claro cuál era su agenda de valores y lo importante que es para un político poner en marcha los cambios legislativos que se requieren para que la sociedad sea como él quiere que sea. Si además obtiene el voto de los ciudadanos, miel sobre hojuelas. No voy a recordar de nuevo lo que pienso sobre el catolicismo y la política en este país. El que no lo sepa y quiera saberlo, que lea este post reciente.

Es muy significativo saber de boca de Zapatero que el Papa le reprochó la ley del “matrimonio” homosexual todas la veces que se entrevistaron. Obviamente está hablando de Benedicto XVI, que era el Obispo de Roma cuando el socialista estaba en la Moncloa. Eso demuestra que al actual Papa emérito (*) le preocupaba mucho que España se viera expuesta a una ley inicua, que pisotea la ley natural y que, como el propio Zapatero reconoce, es ejemplo para otros países. Especialmente para países hispanoamericanos, añado. No es casual que el “gaymonio” llegue a la América que habla español después de que se ha impuesto en España. Y otro tanto pasa con el aborto. Sospecho que la masonería, a la que muy probablemente pertenece ZP, anda detrás de ese plan.

Leer más... »

17.03.14

Hay que insistir en que no hay consenso posible en relación al aborto

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el sacerdote José María Gil Tamayo, ha dicho este lunes que el aborto por malformación “no es negociable”. Ante la posibilidad de que el Gobierno esté estudiando flexibilizar los requisitos para acceder a un aborto legal en aquellos casos en el que el feto presente malformaciones, el portavoz de los obispos recordó que “el sí a la vida es un sí con todas sus consecuencias, sabiendo que detrás de esas situaciones hay un drama“.

Sin duda, el P. Gil Tamayo tiene razón. Pero usando sus mismos argumentos, cabe decir que lo realmente innegociable es cualquier tipo de aborto. Es decir, lo mismo da que el feto venga con malformaciones que sano. Matarlo es un crimen siempre y en toda circunstancia. Por tanto, el verdadro sí a la vida con todas sus consecuencias es incompatible con la reforma del aborto que propone el gobierno del Partido Popular.

Sabemos que detrás de muchos embarazos hay un drama, cuando la madre se ve sola, sin recursos y presionada para abortar. Pero para drama, el del ser humano a quien se le siega la vida antes de nacer. Ese sí que es el verdadero drama. Al contrario, el drama de la mujer abandonada se convierte en una bendición una vez nace esa nueva vida. Si, por las circunstancias que sean, la madre no puede o no quiere hacerse cargo de su hijo, siempre lo puede entregar en adopción, de manera que una familia podrá ser feliz con la llegada de un nuevo miembro.

Leer más... »

19.02.14

¿Y quién ha dicho que la ley del aborto de 1985 era buena?

Como dos buenos trileros del “arte” de la política, Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba se han enfrascado hoy en un debate sobre la anunciada reforma de la ley del aborto. Los argumentos de ambos apuntan a una realidad evidente. Ni a don Mariano ni a don Alberto les importa un pimiento el derecho a la vida del no nacido. Uno la niega con supuestos. El otro, con plazos.

Rubalcaba insiste en la teoría de que lo que el PP busca es atraer los votos de la extrema derecha. Si por eso entiende los votos de la gente provida en España, en mi opinión está muy equivocado. Creo sinceramente que son escasísimas las personas que en este país cambiarían su voto por el tema del aborto. Hablar de un cuarto de millón me parecería exagerado. La gran mayoría de los provida españoles como mucho asumiría la teoría del mal menor a la hora de votar. Y ese mal menor les lleva a dar su voto al PP, tanto si aprueba la reforma como si no. Siempre habría quien justificaría dicho voto bajo la premisa de que con el PSOE llegará también la eutanasia, cosa que no parece factible con los populares.

Leer más... »

13.02.14

La gran farsa: ¿quién defiende hoy en España el derecho de esta mujer?

Llevo bastante tiempo sin ver las tertulias políticas de Intereconomía TV y 13TV, pero hoy he hecho una excepción y me he puesto a ver El Gato al agua. Hace un rato han estado debatiendo sobre la reforma de la ley del aborto. Como siempre, unos a favor, otros en contra y otros que no se sabe si suben o si bajan. Pero justo cuando parecía que acababa el debate, el presentador, Javier Algarra, ha dado paso a este vídeo:

El vídeo se comenta por sí mismo. Seguro que muchos proabortistas de vía estrecha dirán que en España eso no puede pasar. Que es un caso “extremo” -como si ellos no usaran casos extremos para justificar su infamia-. Que incluso con la ley Aído ese tipo de abortos tan avanzados (7 meses y medio de gestación) son ilegales. Los que conocen la historia del doctor Morín saben bien que eso sí ha pasado en este país. Y que no hay nadie en la cárcel, al menos todavía, por matar a fetos que podían vivir perfectamente fuera del seno materno.

Ahora bien, fíjense ustedes en un dato. Se supone que con la ley actual, la del PSOE, un aborto de esa naturaleza es un delito del cual es responsable tanto la madre como el médico que lo practica. Si se aprueba la reforma que propone el gobierno del PP, el médico puede acabar en la cárcel, pero la madre no. La madre que consiga que maten a su hijo dos días antes de salir de cuentas, se puede ir a su casa tan campante. Es más, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ese que los medios de comunicación de la derecha “conservadora” y liberal de España presentan como apóstol de la vida, presumió de que su ley sería la primera en este país que quita cualquier responsabilidad penal o económica a las mujeres.

Lo que el caso de Gianna Jessen demuestra es que una vez que la cultura de la muerte, del aborto, es liberalizada penalmente, no hay manera de impedir salvajadas como las que sufrió esa joven. Por cierto, su testimonio tiene la grandeza del perdón que solo alguien tocado por la gracia de Cristo puede ofrecer.

Leer más... »

12.02.14

PPrietas las filas, impasible el ademán

El Partido Popular demostró ayer que tiene control sobre sus diputados. Cabía la posibilidad de que unos cuantos decidieran demostrar su condición proabortista radical -que la tienen- apoyando la proposición no de ley del PSOE que pedía al gobierno la retirada del anteproyecto de reforma de la ley del aborto. Finalmente, aunque determinadas fuentes sostienen que 4 diputados populares podrían haberse abstenido o votado en contra -no hay manera de saberlo-, se ha impuesto la disciplina de partido. La insigne Celia Villalobos (*), vicepresidenta del Congreso y abierta defensora del “derecho” a matar a los seres humanos antes de nacer, dijo que no tenía intención de apoyar la propuesta del PSOE porque eso sería traicionar a su partido. Es decir, está antes su fidelidad a las siglas que su conciencia, por muy corrompida que la tenga.

¿Creen ustedes que eso significa que dentro del PP hay unión en relación a esta reforma? De ninguna de las maneras. El diario El País publicó ayer una información en la que indicaba que decenas ayuntamientos han sacado adelante mociones contra la reforma con el apoyo del PP. Dichas mociones no valen para nada, pero demuestran dónde está cada quién. De hecho, son conocidas las protestas contra la reforma realizadas por presidentes autonómicos y dirigentes destacados del Partido Popular. No ha habido ninguna ley en la historia de la democracia en España que haya recibido tanta oposición y rechazo por parte de los miembros del partido que la presenta. Decir que el PP es provida es como asegurar que Madame de Pompadour era pura y casta.

Los titulares de la prensa de papel de hoy en España son elocuentes. El País titula: “El PP impone disciplina de voto en el aborto ante las fisuras internas“. El ABC: “El PP vota unido en defensa de la vida” (no es broma, les aseguro que eso han titulado). La Razón: “Lección de unidad del PP ante la ley del aborto“. El Mundo sitúa la noticia en un lugar menor de la portada. La Vanguardia: “El PP aguanta el envite del PSOE por el aborto“. Y El Periódico: “El PP se retrata con la ley de Gallardón“.

Leer más... »