InfoCatólica / Cor ad cor loquitur / Categoría: Cultura de la muerte

12.02.14

PPrietas las filas, impasible el ademán

El Partido Popular demostró ayer que tiene control sobre sus diputados. Cabía la posibilidad de que unos cuantos decidieran demostrar su condición proabortista radical -que la tienen- apoyando la proposición no de ley del PSOE que pedía al gobierno la retirada del anteproyecto de reforma de la ley del aborto. Finalmente, aunque determinadas fuentes sostienen que 4 diputados populares podrían haberse abstenido o votado en contra -no hay manera de saberlo-, se ha impuesto la disciplina de partido. La insigne Celia Villalobos (*), vicepresidenta del Congreso y abierta defensora del “derecho” a matar a los seres humanos antes de nacer, dijo que no tenía intención de apoyar la propuesta del PSOE porque eso sería traicionar a su partido. Es decir, está antes su fidelidad a las siglas que su conciencia, por muy corrompida que la tenga.

¿Creen ustedes que eso significa que dentro del PP hay unión en relación a esta reforma? De ninguna de las maneras. El diario El País publicó ayer una información en la que indicaba que decenas ayuntamientos han sacado adelante mociones contra la reforma con el apoyo del PP. Dichas mociones no valen para nada, pero demuestran dónde está cada quién. De hecho, son conocidas las protestas contra la reforma realizadas por presidentes autonómicos y dirigentes destacados del Partido Popular. No ha habido ninguna ley en la historia de la democracia en España que haya recibido tanta oposición y rechazo por parte de los miembros del partido que la presenta. Decir que el PP es provida es como asegurar que Madame de Pompadour era pura y casta.

Los titulares de la prensa de papel de hoy en España son elocuentes. El País titula: “El PP impone disciplina de voto en el aborto ante las fisuras internas“. El ABC: “El PP vota unido en defensa de la vida” (no es broma, les aseguro que eso han titulado). La Razón: “Lección de unidad del PP ante la ley del aborto“. El Mundo sitúa la noticia en un lugar menor de la portada. La Vanguardia: “El PP aguanta el envite del PSOE por el aborto“. Y El Periódico: “El PP se retrata con la ley de Gallardón“.

Leer más... »

10.02.14

Este que firma no piensa ver una sola película de Natalia y Marián

El cine español es muy libre de seguir escorado a la izquierda o la extrema izquierda. El cine español es muy libre de aprovechar todas las galas de los Goya para montar un numerito reivindicativo de su ideología. Llevamos años contemplando el mismo espectáculo y es evidente que no van a cambiar.

Estando las cosas como están, era muy previsible que este año asistiéramos a alguna movida proabortista. Y así ha sido. Las actrices que han obtenido los Goya a la Mejor Actriz Revelación y a la Mejor Actriz, han dicho en sus discursos que no quieren que nadie decida por ellas. ¿Y en qué consiste la decisión? En matar a los hijos no nacidos.

¿Quiénes son esas dos actrices? Natalia de Molina y Marián Álvarez. ¿Cuáles sus películas? “Vivir es fácil con los ojos cerrados” -que se lo digan a los que se niegan a abrir los ojos a la realidad del aborto- y “La herida” -que se lo digan a los fetos troceados por manos asesinas-.

Leer más... »

7.02.14

Lo que el mundo (ONU) quiere que aceptemos y nunca aceptaremos

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, la ONU le ha mandado un recado a la Iglesia Católica para que cambie sus enseñanzas y se adapte a las premisas de una moral mundial que la organización quiere imponer a todos los países. Es decir, con motivo del informe sobre la cuestión de los abusos sexuales contra menores cometidos por miembros del clero católico en décadas pasadas y la, esto no admite duda, nefasta gestión que se hizo desde la propia Iglesia en ese asunto, se pretende que el catolicismo acepte:

- El aborto. Como siempre, se ponen ejemplos extremos, como es el caso de una niña brasileña embarazada tras ser violada por su padrastro. La ONU se queja de que se excomulgara a los médicos que practicaron el aborto. Y pide a la Iglesia que revise su postura sobre el aborto.

- Homosexualidad. Más de lo mismo. La ONU pretende que la Iglesia asuma las tesis del lobyy gay. No hace falta que las explique. Llama la atención que pretendan apoyar su petición en las famosas palabras del papa Francisco sobre el juicio a las personas homosexuales que quieren seguir a Dios. Habrá que explicarles que una cosa es el juicio final de las personas -que queda en manos de Dios- y otra la consideración como pecado de determinados comportamientos, que la Iglesia no puede dejar de señalar.

- Educación de los niños y adolescentes. La ONU quiere que la Iglesia admita que los jóvenes sean educados en las “bondades” de la contracepción, que es prima hermana del abortismo y parte de la cultura de la muerte. Pero también pide que se excluya el castigo físico en la educación. El informe llega a solicitar que el magisterio de la Iglesia no interprete la Biblia de manera que se pueda admitir ese tipo de castigos. Es evidente que la Iglesia no está a favor de que se peguen palizas tremendas a los pequeños, pero de ahí a excluir por sistema cualquier tipo de castigo corporal -p,e, un cachete o un tirón de orejas- media un mundo.

- Ideología de género. Se pide que la Iglesia retire de los libros de texto católicos los estereotipos que impiden la igualdad entre niños y niñas. Como no se dan ejemplos concretos, no sé exactamente a qué pueden referirse, pero conociendo el percal de los que mandan en la ONU, cabe imaginarse por dónde va la cosa.

Leer más... »

3.02.14

Aborto. De oponerse frontalmente a oponerse un poco

Antes de aprobarse la primera ley del aborto en España, en 1985, buena parte del catolicismo de este país salió a la calle para oponerse. Antes de aprobarse la segunda ley del aborto, en el 2010, los movimientos cívicos salieron conjuntamente a la calle para oponerse. Ahora que un gobierno de “centro-derecha” amaga con reformar la ley, para dejarla peor que en 1985 -se podrá abortar por supuestos hasta la semana 22 y no solo hasta la 12-, gran parte de los que se opusieron a las dos primeras leyes aplauden. Sí, mantienen el discurso de que todo aborto es malo, pero la sensación que dan es que les va bien con lo que nos ha ofrecido ese “titán” del derecho a la vida llamado Alberto Ruiz-Gallardón.

¿Y la Iglesia qué? Pues, quedando claro que la enseñanza ha sido siempre la misma -todo aborto es malo-, las actitudes también han variado. Si tomamos como partida la Transición, momento histórico en el que el papel del catolicismo en España todavía tenía un peso considerable, basta recordar que el cardenal Tarancón, en un libro-entrevista autobiográfico, afirmó que los obispos eran conscientes de que el cambio político traería, entre otros males, la aprobación del aborto, pero que no les quedaba otra opción que apoyar tal cambio por respeto al pluralismo político. Dos millones de abortados legalmente llevamos desde entonces. Ustedes dirán si ha merecido la pena. Y con esto no digo que la Iglesia debiera haberse opuesto a la llegada de la democracia, pero sí que pudo haber presionado mucho más para que el derecho a la vida en la Constitución incluyera una simple cláusula que dijera “desde la concepción hasta la muerte natural”. No digo lo mismo respecto al matrimonio como unión entre un hombre y una mujer, porque hace 40 años muy pocas mentes depravadas habrían creído en la posibilidad de que se aprobara ese engendro antinatura del “matrimonio” homosexual.

Leer más... »

7.01.14

Para la alcaldesa de Zamora somos ignorantes e intolerantes

El pasado 28 de diciembre escribí un artículo titulado “La alcaldesa de Zamora, monumento a la falsedad e hipocresía”. En el mismo, aludía a unas declaraciones de la edil zamorana, miembro destacado del Partido Popular, en la que respondía afirmativamente a una pregunta sobre si su partido había cedido a los sectores más reaccionaros de la Iglesia en el tema del aborto. Reproduzco de nuevo el texto:

– ¿El Gobierno, el PP, su partido ha cedido a la presión que ejercen los grupos más reaccionarios de la Iglesia católica?
– Parece claro que sí. Esta modificación ha sido una sorpresa para todos. Ni yo ni muchísima gente del partido, votantes y simpatizantes que me han llamado y se han puesto en contacto conmigo, estamos de acuerdo. Desde luego, yo no sé si eso ha sido así, lo que sí sé es que la única explicación plausible es que el partido haya cedido a esos sectores más reaccionarios de la Iglesia. Es la única que parece lógica.

Días después, concretamente el 4 de enero, doña Rosa Valdeón ha tenido a bien comentar en su Twitter mi artículo. Estos han sido sus dos tuits, que a la hora en que escribo este post, son los últimos que aparecen en su cuenta de dicha red social:

Leer más... »