Breves reflexiones (II)

El único remedio para el corazón cristiano infartado por el pecado es la conversión por la gracia de Dios.

Si no luchas contra tus pecados, estás de antemano derrotado. Si luchas con tus propias fuerzas, jamás vencerás. Si imploras la ayuda del Espíritu Santo, estás a un paso de la victoria.

Cristo no te regaló a su Madre en la cruz para que solo la tengas en una estampita, sino para que te dejes guiar por su maternal consejo, intercesión y sabiduría.

Fíjate si te ama el Padre, que te da por Madre a la más bella de sus criaturas. Fíjate si te ama Cristo, que te da por Madre a la más bella de las madres. Fíjate si te ama el Espíritu Santo, que te da por Madre a aquella que por su poder concibió a tu Salvador.

Si piensas que la santidad es cosa de unos pocos escogidos y no va contigo, necesitas limpiar los oídos de tu alma para escuchar a Dios diciéndote: “Te concedo ser santo. Sé santo".

Toda iglesia que no solo no ayuda a sus fieles a ser santos, sino que pretende que vivan igual que los incrédulos, no es Iglesia de Cristo sino sinagoga de Satanás.

Frases tales como “Ayúdate y Dios te ayudará” y “Al que madruga, Dios le ayuda” son pruebas inequívocas de que la sabiduría popular está infectada de pelagianismo estéril.

Quien piensa que la gracia es un don que recibimos pasivamente, como si fuéramos perrillos alegres de recibir la caricia del amo, quedando tan presos de nuestros pecados como antes de recibirla, se hace compañero de condenación de Lutero.

Naciste con un propósito: servir y dar gloria a Dios. No busques la felicidad fuera de ello. No la encontrarás.

Dios te exige aquello que te concede, te da fuerza para hacer lo que antes te ha dado, te ama tanto que te libera para que le puedas amar cumpliendo su voluntad.

Si entras en el matrimonio pensando en recibir más que en dar, las arenas movedizas de tu egoísmo llevarán al fracaso de la relación.

Piensa por un momento en el amor de Cristo por su Iglesia y encontrarás la clave para que tu matrimonio sea cristiano.

Quien no quiere oír hablar del pecado y sus consecuencias, difícilmente querrá oír hablar ni entenderá de la misericordia de Dios.

Vi Sodoma, vi Gomorra, vi la abominación desoladora, entendí que eran la misma cosa y oí: “ahí os llega. Sal de en medio de ella, pueblo mío“.

Cierra tus oídos a quien te dice que no es pecado lo que Dios ha dictaminado que es pecado y tú sabes que lo es. Quien así habla, habla por boca de Satanás, aunque disfrace sus palabras con perfume de presunta misericordia.

Santidad o muerte. Laus Deo. Salve Regina.

Luis Fernando Pérez Bustamante

24 comentarios

  
Ignaciano
Editado.

Parece que tienes el entendimiento tan entenebrecido que ves mala intención en cualquier cosa que pueda ayudar a un alma a ser fiel a Dios. Aléjate de este portal y de este blog. No permitiremos que sigas siendo piedra de tropiezo para el resto de lectores. Y hablo en plural.
Y como tú otros. Se acabó vuestra participación.
28/05/15 1:32 AM
  
Gabriela de Argentina
Luis Fernando; a veces disiento contigo en algunos temas. Pero luego de tus posts de hoy no me queda menos que decirte que, si a esta altura de mi vida he aprendido que luchar contra el pecado solo con las armas de nuestra pobre voluntad es inutil, es en gran medida gracias a ti. Si, fue en este sitio, a traves de tus articulos y los de otros bloggeros, donde empece a vislumbrar que nuestro unico camino es reconocernos absolutamente debiles, conscientes de que sin la gracia nada podemos hacer. Y a veces me da quebraderos de cabeza, como ciertos articulos de Alfonso Gracian, cuya profundidad y sutileza exceden mi entendimiento. Pero no importa, creo haber captado al menos una parte de la idea central, y eso es lo que cuenta. "A Dios rogando y con el mazo dando" decia mi tia abuela española. Y es verdad. Pero con esta verdad recientemente "descubierta" yo hoy si pudiera hablarle le diria: "Si, con el mazo dando, pero a Dios siempre rogando". Muchas gracias LF.

---

LF :
Gracias a ti y sobre todo gracias a Dios, que nos ayuda a servirle a Él y a los hermanos.
28/05/15 1:58 AM
  
Franco
Algunos no aprenden.
28/05/15 2:25 AM
  
Ricardo de Argentina
Excelentes máximas, muchas gracias LF.

Lo del "A quien madruga..." yo lo habían entendido siempre en el sentido del "A Dios rogando...". Pero si bien lo miras, es como dices: pone el carro delante del caballo.
28/05/15 2:44 AM
  
Enrique G. B. A.
Mejor decir..." no es Iglesia de Cristo, sino templo de Satanás ", que por la incredulidad se cae en el paganismo.
En el NT se refiere (sinagoga de Satanás) a la reunión de los que mintiendo sobre ser judíos no los son.
28/05/15 2:45 AM
  
Leonardo
Gracias a Dios. Oremos para que Dios nos cierre los oídos a los mensajes de la abominación.

28/05/15 3:34 AM
  
Juan Francisco
Muy buenos aforismos, como pequeñas jaculatorias, algunas un poco combativas adecuadas a estos tiempos. Me recuerda a las de Alonso, así como también a las de Nicolás Gómez Dávila y las de San Josemaría. Ideales para compartirlas en las redes sociales. Muchas gracias.
28/05/15 4:29 AM
  
Gregory
Esta reflexión es util para comprender el sentido del pelagianismo y lo que implica pensar que no es necesaria la gracia de Dios nosotros mismos nos salvamos desde luego que la conversión es un camino por el que transitamos con la luz del Espíritu Santo que nos invita a empezar este camino.
28/05/15 5:58 AM
  
Archie
Desde lo más íntimo de mi fe y desde lo más profundo de mi decepción en el plano humano (¿dónde estaban aquellos cientos que vi en mis dos Misas del domingo 24 a las 8 de la noche, a la hora del recuento?), te ruego, Luis Fernando, me permitas un desahogo en forma de invocación a Mi Madre Bendita tomando mis palabras de las revelaciones que Jesús ha hecho a Sus almas predilectas en diversas ocasiones e inspirandome en los más insignes santos que sobre Ella han escrito:

Oh Madre Queridísima, concebida y creada por Dios Padre antes de todos los siglos porque para Dios no hay antes ni después, Pura, Santa, Inmaculada, de Virtud cuasi Infinita, sólo por debajo de Dios, Criatura Insuperable aún para Sus Manos Todopoderosas, porque Él así lo quiso, que diste Tu Carne al mismísimo Hijo de Dios, albergando en Tu Seno a la Infinita Inmensidad de Dios Todopoderoso, que desde que anidó en Tu Seno como Embrión Humano del Verbo Divino Te santificó infinitamente por virtud de la presencia física de Su Esencia en Tí; Todopoderosa Suplicante porque ni Tu pedirías nunca nada que no fuera Voluntad del Altísimo ni El Altísimo te negaría nunca nada porque Tu eres Su Mismísimo Corazón; apiádate de Tus hijos en estos días aciagos, desterrados en este valle de lágrimas, como Madre Amantísima, Madre mía, Dulzura mía, Esperanza de mi corazón y de mi alma, Amor, Amor Amor.

Te agradezco tu hospitalidad, Luis Fernando, pero me siento mal por la situación de mi país. Hice lo que mi conciencia me pidió e incluso creo que en momentos tenté tu paciencia con las duras palabras que empleé en estas páginas; mi única intención fue mover las conciencias.

Con todo, me refugio de todo corazón en las palabras de Ella cuando profetizó en Fátima "Al final Mi Inmaculado Corazón triunfará..." Amen, amen, amen, Dulce Madre; sed la salvación nuestra.

Me voy a la Eucaristía.
28/05/15 7:42 AM
  
Polión
Buenas reflexiones para ayudar a vivir la Vida de Gracia, tanto (I) como (II). Te dejo otras dos frases para meditar:

"Trabaja como si todo dependiera de ti, pero con la certeza de que todo depende de Dios"

"Dios, que te ha creado sin ti, no te salvará sin ti"

No todo el esfuerzo humano es pelagiano, también es necesario por mandato divino (Gn 1,28; 2,15)

----

LF:
Evidentemente no somos agentes pasivos. Ya lo digo en el post.
En todo caso, lo meritorio no es tanto el esfuerzo como la caridad.
28/05/15 9:30 AM
  
Joaquín Simó Caballer
Belleza de miniaturas, Luis Fernando. Se nota el silencio de tu cuarto y el reloj marcando las 03:00.
¡Oh tiempo de Misericordia, tiempos de Juan!
28/05/15 10:00 AM
  
Rafael de Higuera
Suscribo enteramente lo dicho por Gabriela de Argentina. A mi me ha pasado exactamente igual que a ella: en esta página de Infocatólica es donde ha aprendido de verdad sobre la Gracia, y particularmente de Luís Fernando y del padre Iraburu. A Gracián también lo leo, pero necesito más tiempo para desbrozarlo.
Ni en mi colegio, que era de los jesuitas, ni en mi parroquia de niñez y juventud, ni en la catequesis de confirmación, nunca, jamás recuerdo haber oído hablar de la Gracia como se hace en Infocatólica. Es más, mis recuerdos de cuando la confirmación me dicen que (¡ahora lo sé!) me enseñaron pelagianismo. Por eso antes apenas rezaba, nada más que cuando tronaba, podía pasar meses sin oración; y por eso ahora, a diferencia de antes, rezo a diario, especialmente pidiendo la intercesión de la Virgen, refugio de los pecadores, y además estoy aprendiendo tres cosas: a pedir mi conversión, a añadir en mi petición que lo que se me conceda sea conforme a la Voluntad de Dios y a rezar por otras personas que sé que, como yo, necesitan conversión y me parece que nadie reza por ellas.
Estoy redescubriendo la fe católica. Y no encuentro nada mas hermoso.

---

LF:
Pues yo no encuentro nada más hermoso que ver a los hermanos redescubrir la fe. Dios es muy bueno con nosotros.
28/05/15 10:18 AM
  
tito livio
Mi muy estimado amigo:
Este es uno de los mejores, o posiblemente, el mejor escrito de tu vida. Breve, sencillo, verdadero. Estoy seguro ke al escribir esto estabas bajo la guia, de forma especial, del espiritu santo. Un abrazo.

---

LF:
Las muchas cruces refuerzan el alma y producen fruto. Aun así, apenas estoy empezando a transitar por altas moradas.
28/05/15 10:26 AM
  
Rexjhs
Muchas gracias Luis Fernando.

Una pregunta... Si una persona no pide la gracia para convertirse y permanece en sus pecados, ¿podemos pedirle a Cristo o a su Santísima Madre la gracia para ellas o tiene que ser ellas las que la pidan? Un abrazo.

----

LF:
Podemos y yo diría que debemos.
28/05/15 11:00 AM
  
Alonso Gracián
Te veo con aliento lírico, con doctrina verdaderamente católica, aunque escandalice a muchos católicos.

Me emociona lo que se dice en el post de nuestra Madre de Gracia:

"Fíjate si te ama el Padre, que te da por Madre a la más bella de sus criaturas. Fíjate si te ama Cristo, que te da por Madre a la más bella de las madres. Fíjate si te ama el Espíritu Santo, que te da por Madre a aquella que por su poder concibió a tu Salvador."

---

LF:
Eso que te emociona no es lo último en el orden escrito, pero sí fue lo último que incorporé al texto final.
28/05/15 2:41 PM
  
Luis López
Preciosas máximas. Y preciosa foto. Verdaderamente "Él hace nuevas todas las cosas".
28/05/15 2:55 PM
  
Carmen A.
Tienes toda la razón. Gracias. Somos tan indigentes que todo lo bueno lo tenemos que recibir primero, luego con nuestra libertad hacemos o dejamos de hacer.¿sabes? A veces me preocupa más la alabanza a lo bueno que ven en uno que la crítica, porque me lo puedo creer. Cuando ven lo malo nos debiera alegrar, porque ahí nadie se equivoca normalmente. Bueno, a veces si, pero una cosa por otra...

---

LF:
Te entiendo perfectamente.
28/05/15 3:01 PM
  
tito livio
La iglesia es una: triunfante o gloriosa, purgante y militante (nosotros, nuestros hijos y nietos...). Todos estamos en union, todos rezando unos por otros, la iglesia triunfante y militante. nosotros pidiendo a los santos por nuestros hermanos y por la humanidad entera y por las almas del purgatorio para ke prontamente vayan al cielo. Los santos pidiendo a Dios por nosotros nuestros hermanos por la humanidad entera. Y cada alma ke sale del purgatorio por nyestras oraciones y entra en el cielo, pide ella a Dios por nosotros. Asi ke podemos y debemos rezar por otras personas y por las almas del purggatorio, para ke el Señor derrame sobre ellis su misericordia y les de a unos la Gracia del arrepentimiento, la conversion y la fe; a los otros, la Gracia de salir del purgatorio e ir al fin al Cielo.
28/05/15 3:05 PM
  
Almudena
Y que la paciencia todo lo alcanza. Paciencia con nuestros pecados y con los de los demás, que Dios nos mantiene a veces aguijones para que estemos siempre abiertos y mendigos de Su gracia.
Gracias LF, muy provechoso.
28/05/15 6:48 PM
  
Yisucrris
Pues menos mal que era breve. Me ha parecido un texto lleno de frases hechas y anacrónicas. Difícil evangelizar así en la sociedad actual...el fondo e intención sí me ha gustado, gracias

---

LF:
No son textos para evangelizar. Lo de anacrónico me ha hecho gracia.
28/05/15 9:03 PM
  
Jordi
"Una pregunta... Si una persona no pide la gracia para convertirse y permanece en sus pecados, ¿podemos pedirle a Cristo o a su Santísima Madre la gracia para ellas o tiene que ser ellas las que la pidan? Un abrazo."

Procedente de otro lugar, que lo pongo por su transcendencia:

"De entre todas las promesas que Jesús nos ha dado a través de sus revelaciones privadas, aprobadas o toleradas, la más poderosa de todas es una pequeña oración de muy poca difusión, pero que se encuentra como gran joya escondida en el Diario de Santa Fausitna Kowalska, números 186 y 187.

"Apela a Mi misericordia para los pecadores, deseo su salvación. Cuando reces esta oración con corazón contrito y con fe por algún pecador, le concederé la gracia de la conversión".

Esta es la oración:

"Oh Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús como una Fuente de Misericordia para nosotros, en Tí confío."

Todas las promesas de Jesús necesitan de lo mínimo, la buena voluntad del beneficiario que ha de recibir la gracia. Pero esta oración es el derroche absoluto de gracias. Jesús pone directamente el destino escatológico de cada pecador en nuestras manos... tanto si tiene intención de salir de su estado de pecado como si NO la tiene.

La voluntad no la pone el pecador, sino su mediador o intercesor, que ejercita una cadena de corredenciones: del intercesor hacia su madre María, como medianera de todas las gracias, y de ella a Jesús como único Mediador entre Dios y los hombres.

Jesús ha puesto en esta oración toda su Omnipotencia y todos sus Méritos en mis y nuestras manos, como comediadores y corredentores junto con Su y nuestra Madre, la Omnipotencia Suplicante.

Es cierto que Jesús pide la fe y el corazón arrepentido del cointercesor, pero todo cristiano puede hacer este mínimo esfuerzo de intención.

Es realmente increíble tanto las pocas palabras de esta plegaria como la poca divulgación y el nulo estudio teológico de tal divina prodigalidad. Todo lo que decimos es que confiamos en la Sangre y el Agua que brotaron del Corazón de Jesús para nuestra salvación, gracias a su Divina Misericordia. La confianza la pone el orante. La conversión y la salvación la recibe cualquier pecador, clérigos y políticos también, sólo es necesario encomendarlo a Jesús."


Otra oración, pero para las almas del purgatorio, que según Santa Gertrudis, libera a 1000 almas:

Padre Eterno, te ofrezco la Preciosísima Sangre de tu Divino Hijo, junto con todas las Misas que se digan en el mundo entero en el día de hoy, por todas las benditas almas del Purgatorio, los pecadores del mundo entero, de la Iglesia Universal, de mi familia y de mi hogar.
28/05/15 10:19 PM
  
Gabriela de Argentina
Yisucris: con que "frases modernas" propondria evangelizar usted?

---

LF:
No, deja, no hace falta que nos las diga, :D
28/05/15 11:54 PM
  
Joaquin Simó Caballer
El ángel caído odia la Misericordia, que es Amor divino encarnado para redimir al hombre condenado. Es un misterio de la Cruz.
29/05/15 3:00 AM
  
hidaspes
"Si entras en el matrimonio pensando en recibir más que en dar, las arenas movedizas de tu egoísmo llevarán al fracaso de la relación.

Piensa por un momento en el amor de Cristo por su Iglesia y encontrarás la clave para que tu matrimonio sea cristiano."

Para enmarcar estas dos frases. El matrimonio es dar antes que recibir, callar antes que saltar, perdonar antes que guardar, el matrimonio es camino de santidad mediante la entrega desinteresada al otro. Por desgracia, lo olvidamos con frecuencia y cavamos trincheras más profundas, que sólo llevan a la tentación.
29/05/15 11:40 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.