(148) ¡Gracias, Mons. Juan C. Sanahuja, heraldo fiel del Señor de la Vida!

“El hará volver el corazón de los padres hacia sus hijos y el corazón de los hijos hacia sus padres, para que yo no venga a castigar el país con el exterminio total.” (Mal. 3, 24)

PJCSanahujaNo dudamos que el llamado de Dios Padre a celebrar más cerca Suyo la fiesta de la Vida por excelencia que es la Navidad, ha sido el galardón más justo a una vida sacerdotal signada por la defensa de la verdad y de la vida. Así de ejemplar y consoladora para los fieles, ha sido la de Mons. Juan Claudio Sanahuja.

Nada es casual para el cristiano.

Tampoco creemos que sean casuales las lecturas de hoy, referidas a Juan, el Precursor.  Porque hoy también Dios nos envía discípulos fieles, enteramente Suyos, para no desviar el rumbo en la tempestad, porque

El Señor es bondadoso y recto:
por eso muestra el camino a los extraviados;
él guía a los humildes para que obren rectamente
y enseña su camino a los pobres.
El Señor da su amistad a los que lo temen
y les hace conocer su alianza.
(Salmo 25, 8-14).

La Iglesia también nos trae en este día la memoria de “otro Juan”, S. Juan de Kety, -siglo XV-, notable académico y celoso presbítero polaco, de quien hallamos palabras muy oportunas que muy bien podría hacer suyas el querido p. Sanahuja: «La tristeza no agrada a Dios. Si algún bien os he hecho en estos años, cantad un himno de alegría».

Muchos, muchos más de los que el padre Juan Claudio se imaginaría, lo echaremos de menos, Dios sabe cuánto, porque su siembra fue cuantiosísima.

Seguramente en los próximos días se multiplicarán los reconocimientos a su obra, que ha abierto los ojos de católicos de varias generaciones acerca de uno de los campos en donde más ferozmente se nos insta a librar el buen combate en nuestros tiempos: la “biopolítica”. Nos atrevemos a afirmar que casi nadie, ni laico ni consagrado, ha hablado con tanta claridad y lucidez como él, sobre estas cuestiones. Hay que admitir que muchos se extrañaban y no daban crédito, hace ya más de quince años, cuando oían al p. Juan Claudio advertir sobre el panorama siniestro que se avecinaba tras las banderas de la ideología de género.

Personalmente, damos profundas gracias a Dios por habernos dado la gracia de conocerlo y de tratarlo, y como justo reconocimiento a su labor, instamos a rogar por su eterno descanso y compartimos la semblanza que nos da su más dilecta discípula y colaboradora, Mónica del Río, en el boletín electrónico Notivida (Año XVI, Nº 1031, 23 de diciembre de 2016):

 

¡GRACIAS PADRE JUAN CLAUDIO SANAHUJA!Sanahuja

Misa de exequias: 24 de diciembre, 10 hs, Basílica Ntra. Sra. del Pilar (Junín 1898, Recoleta)

Esta mañana y tras haber anunciado durante décadas el Evangelio de la Vida, entregó su alma a Dios el P. Juan Claudio Sanahuja.

En su trabajo empeñoso abrevaron las más de las iniciativas que se llevan adelante en el país, para la defensa y promoción de la vida humana y la familia.

Fue un luchador de la Fe que nos animó a defenderla con palabras, pero también con hechos y sin dejarnos amedrentar por las consecuencias. “Tal como están las cosas una persona que no tiene siquiera una denuncia ante el INADI debería inspirarnos desconfianza”. “¿Qué es más importante para un colegio católico, ser fiel a su identidad o evitar la demanda del profesor homosexual cesanteado?”.

Destacó reiteradamente que “la reingeniería social antinatural que intentan imponer tiene un único escollo: la religión cristiana” y describió acabadamente las nuevas formas de espiritualidad con que intentan suplantarla. Denunció sin ningún temor a los financistas del Nuevo Orden y a las mesas de consenso que marcan la agenda de la ONU.

Convirtió al boletín electrónico en una herramienta de combate. No redactaba noticias para que la gente sólo estuviera informada, advertía al desprevenido y exhortaba al militante.

Desnudó los intereses espurios de los organismos internacionales. Transmitía con generosidad las conclusiones a las que arribaba su mirada aguda tras analizar, fatigosamente, documentación profusa. Revisaba minuciosamente documentos que seguía desde su aparición como borrador inicial,  hasta su publicación oficial. Forjó un estilo de trabajo que se tradujo en información veraz e incuestionable.

No especulaba con intereses mezquinos: “Acabemos con los falsos respetos humanos y llamemos a las cosas por su nombre”.

Tampoco esquivaba sinsabores: “Si es así, así hay que transmitirlo, sin edulcorarlo”.

Movilizó muchas batallas que podía anticipar perdidas, destacando el valor del testimonio. “Lo único que falta es que ellos salgan del closet y nosotros aprovechemos el hueco para meter nuestras convicciones en el ropero”.

Impulsó ruedas de enlace entre las ong provida y convocó muchas veces a manifestarse frente a ámbitos legislativos.

Al estilo de los viejos maestros formaba el “olfato” de los jóvenes: “si escuchan hablar de ecologismo, de ecumenismo, de pacifismo… comiencen a sospechar”.  Trataba de abrirles los ojos para que no fueran manipulados y entonces les lanzaba frases cortas y concretas: “Salud reproductiva es aborto”. “Luchar contra la homofobia es hacer apología del homosexualismo”. “No hay manera de conjugar catolicidad con diversidad”. 

Cuando le presentaban las dificultades de este tiempo no dejaba de señalar que el martirio es una gracia, pero rápidamente hacía hincapié en el esfuerzo y la entrega cotidiana, como para que nadie pueda huir del compromiso. “Lo primero es rezar y lo segundo es tener una vida coherente con los principios que declamamos”. “Lo único que tenemos que intentar es ser buenos soldados de Cristo y sostener ese intento durante toda la vida”. Junto a su lecho advertimos el intento sostenido, que ya le mereció, seguramente, la recompensa del Cielo.

Nunca puso reparos en nuestra tarea, su confianza fue plena. El mensaje fue claro, lo único vedado es arriar las banderas. 

Mónica del Río

 ——————————–

Para quienes nunca lo han escuchado, valga como “pantallazo” de su prédica, esta conferencia del año 2015

y esta entrevista perfectamente actual, del 2012:

¡Nuevamente gracias por su fidelidad, padre, y hasta el Cielo!!

—————————————————————

Les deseamos a todos nuestros lectores una Feliz, Santa y Fiel Navidad, y bendecido Año Nuevo.

————————————————————–

Infocatólica agradecerá vuestra generosa colaboración; le sugerimos cómo hacerlo.

9 comentarios

  
Trabucaire
Que el Señor lo tenga en su Gloria. No me esperaba esta triste noticia. Me ha conmocionado y, sobre todo, en alguien que no era anciano.
23/12/16 10:21 PM
  
Albert L
Fue un profeta y un hombre con lo que hay que tener. Cómo me gustaría haberle conocido.
23/12/16 11:15 PM
  
Ricardo de Argentina
Luchó sin descanso ni cuartel, hasta que Dios ha decidido el fin de sus fatigas.
No nos lamentemos pues por lo que aún hubiese podido darnos, sino agradezcamos todo lo que Dios quiso que él nos diera. Que fue mucho y bueno.
23/12/16 11:30 PM
  
enrique Cheli Pedraza
Rogamos,Oramos e Imploramos para pedir,solicitar e impetrar por el eterno descanso del P. Juan Claudio Sanahuja,quien,vivió hoy su Pascua,agradeciendo,todas sus reflexiones y valiosos aportes y contribuciones para fortalecer la Fe, Esperanza y Caridad
de quienes se favorecieron, durante estos años a través de los envíos de NOTIVIDA.

Atentamente
enrique Cheli Pedraza
Nuestra Señora de las Américas
carpe_diem_03ar@yahoo.com.ar
Argentina

24/12/16 12:22 AM
  
María-Ar
Hermoso y merecido homenaje, Ma Virginia.
Gracias!
24/12/16 12:31 AM
  
Néstor
Que Dios lo tenga en su gloria y que pueda interceder por la Iglesia toda y por el movimiento pro-vida al cual le dio tanto. Sus "Noticias Globales" sobre la ONU abrieron los ojos a muchos acerca de la verdadera realidad de nuestro tiempo.

Le agradecemos por haberse animado a ver y decir lo que muchos no querían ver y no querían decir.

Saludos cordiales.
24/12/16 12:39 AM
  
Daniel Iglesias
Néstor escribió: "Sus "Noticias Globales" [las del P. Sanahuja] sobre la ONU abrieron los ojos a muchos acerca de la verdadera realidad de nuestro tiempo."

Confieso que yo soy uno de esos muchos. Hace ya mucho tiempo (quizás en torno al año 2000), cuando empecé a recibir y leer Noticias Globales, me parecía una publicación algo exagerada y proclive a teorías conspiratorias un poquito delirantes. Cuando profundicé en el tema, vi que el P. Sanahuja decía ni más ni menos la verdad de lo que estaba pasando.

Fe y Razón invitó hace pocos años al P. Sanahuja a dar en Montevideo una conferencia pública y una charla privada para militantes provida. Fueron momentos inolvidables. ¡Gracias, P. Sanahuja, por su apostolado militante! ¡Y muchas gracias, Señor, por darnos al P. Sanahuja!

24/12/16 12:35 PM
  
antonio
Siempre recuerdo. hace años,que mi mujer, estaba leyendo el Desarrollo Sutentable, obra documentada, si las hay, llena de links verificables, y me pegue un susto temendo, lee a la noche cuando puede, se queda sola; El neoliberalismo, la droga, los homosexuales, como victimas, de las ideologias, siempre aclaro que dos queridos enfermos travestis me ayudaron en las contrariedades de la vida, la droga no la quiere parar nadie, algo que sospechaba, el neoliberalismo, me preocupan estan corrientes económicas, que provocan un tendal de enfermos, me dije Menguelle es un poroto, esto es tremendamente diabolico, hay que aclarar que el padre se exponia, al denunciar esto, con tanta documentanción, hay dos ejemplares, para los que los quieran leer.y siempre los prejuicios, no pertenece a está obra!!!, que los tuve, pero ahora soy la persona más abierta que hay, me llama la atención.
Difundir ese libro, difundirlo, le hará mucho bien a las personas de buena voluntad, siempre quiero y mucho a mis pacientes, y a ellos le debo todo,el seguir estudiando, no le pido el carnet de creyente a nadie, está muy dificil estar al dia, pero muy dificil!!!, es poco, leer la Autophagy, Beclin 1, , las señales moleculares de la vitamina d, para mi el paciente está sobre todo, y me precupan todo lo que provoca su enfermedad, organicamente,y /no organicamente, mi fidelidad hipocratica, es anterior a mi conversión, primero, el enfermo y después el enfermo hasta que me muera, y siempre el enfermo es el débil, está enfermo!!!!!!!!!y gracias a ellos lo se todo.y amo a la medidina.
Que Dios bendiga a todos los enfermos, que tuve y que tendre!!!!!!!!
EL ENFERMO!!!!!!es Sagrado para mi.ellos me han ayudado en las malas, ellos se me han acercado en las dificiles, en los momentos de Cruz, y soledad, me han ayudado los enfermos, y quiero morir estudiando para ellos., como le dije a un grande de la medicina.
Ser fiel a mi vocación sagrada, hasta el fin, me enferme de lo que estudio, que es sumamente grave.me estoy recuperando de a poco.
y siempre defenderé a mis colegas, porque defiendo al enfermo.
25/12/16 11:03 AM
  
Nereida Brumat
Pocas palabras, porque, fue mi hermano y mi mentor. Como yo muchos en toda América Hispana, recibieron el impulso necesario o quizás imprescindible para aprender a defender la vida, desde su inicio en la concepción, hasta la muerte natural, sin pactar con ningún tipo de componendas o eufemismos, Y a defender la familia asentada sobre la unión estable de varón y mujer, tal como Dios la quiso. Todo con coraje, con perseverancia, hasta que Dios nos pida la vida, como se la pidió a él.
A los otros gracias añado el mío y el de tantas personas, ayer me llamaron desde Honduras, para decirme que había sido el primer maestro que los pro vida de ese país habían tenido, lo lloran en Ecuador, en Paraguay y en tantos otros lugares. Y él, mi hermano, mi mentor, desde el Cielo nos hace un guiño, para que nunca desfallezcamos y sigamos adelante:"---aunque vengan degollando..." tal como dice el gaucho de nuestras Pampas. GRACIAS PADRE JUAN CLAUDIO Y NO DEJE DE INTERCEDER POR NOSOTROS.
26/12/16 11:18 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.