2.11.15

Se publica un Dawson inédito

Los dioses de la RevoluciónLa noticia de que se publica un nuevo libro de Christopher Dawson debería generar exclamaciones y gritos de júbilo entre cualquiera con un mínimo de cultura e interés por comprender las cosas. A Dawson le debemos mucho. Por ejemplo, un conocimiento más profundo de lo que es Europa y del peso de la fe cristiana en la génesis y desarrollo de este curioso “continente”. Algo que muchos parecen haber olvidado pero que sigue condicionando nuestro presente (porque la realidad actúa, independientemente de que seamos conscientes o no).  Otro ejemplo: esa mirada que es capaz de distinguir la religión en el trasfondo de tantos fenómenos históricos, políticos, sociales, culturales, que quedan así iluminados y se comprenden mucho mejor (sucede muchas veces con Dawson que lo que dice parece evidente… y sin embargo nadie, o casi nadie, lo había expresado).

Leer más... »

29.10.15

Clericalismo, Ralliement y la intromisión en el ámbito de lo prudencial

En el último número de la revista Verbo, como siempre muy rico y sugerente, Bernard Dumont reflexiona sobre la Doctrina Social de la Iglesia. Entre sus muchas y sugerentes apreciaciones, me ha llamado la atención lo que señala sobre la intromisión indebida del clero en ámbitos propios de las decisiones prudenciales de la autoridad civil, un fenómeno que lejos de pertenecer a un pasado muy lejano es cada vez más común y que incluso me atrevería a decir que goza de una preocupante salud. Estamos acostumbrados a denunciar lo contrario, las reiteradas intromisiones del poder político en la esfera de autoridad de la Iglesia, pero esta otra intromisión inversa, aunque no provoque habitualmente la protesta de los católicos, también existe. Intromisión clerical que es compatible con una condena formal del clericalismo e incluso con reiteradas apelaciones a la “hora de los laicos”. Así, la denuncia externa del clericalismo convive con un clericalismo real cada vez más expansivo.

Leer más... »

22.10.15

Católicos de Segunda División en el Sínodo

Todos estamos llamados a la SantidadSigo con mi propósito de no escribir sobre el Sínodo; me limito a leer, rezar y esperar. No me está resultando fácil. A lo que no me resisto es a hacerme eco de algunos escritos que me parecen que arrojan algo de luz a esta cuestión. Es por ello que reproduzco aquí lo que escribió George Weigel el pasado15 de octubre en el Catholic Herald, dentro de su sección “Letters from the Synod”, bajo el título“¿Católicos de segunda división?”:

“La “llamada universal a la santidad” identificada y explicada en la Constitución dogmática del Concilio Vaticano II sobre la Iglesia, Lumen Gentium, es ampliamente considerada como una de las ideas más convincentes del Vaticano II. Es también uno de los pilares de lo que el Papa san Juan Pablo II llamó la “Nueva Evangelización": el redescubrimiento por parte de la Iglesia católica de sí misma como una comunidad de “discípulos misioneros” (en feliz expresión de Francisco).

Leer más... »

15.10.15

Un tweet del Vaticano que no entiendo

Me llega el mensaje que aquí reproduzco desde la Sala de Prensa de la Santa Sede (la que publica las noticias oficiales del Vaticano). Y por mucho que lo intento, no logro entenderlo.

No entiendo que se asuma acríticamente un neologismo, “Dorantes” (divorced remarried), que es conceptualmente engañoso y que sólo sirve para extender la confusión, al mezclar planos diferentes (matrimonio sacramental/matrimonio civil) y normalizar una situación irregular e injusta: se trata de casados sacramentalmente que han abandonado a su cónyuge, y se han divorciado y vuelto a casar civilmente, un vínculo que entre bautizados la Iglesia no reconoce.

Leer más... »

13.10.15

Porqué resucitar a las diaconisas no es una buena idea

Diaconisas anglicanasNo he escrito nada sobre el Sínodo de las Familias que se está desarrollando estos días en Roma. No creo que lo que pudiera escribir consiguiera tener el más mínimo impacto positivo en los asistentes al Sínodo, así que me estoy dedicando a rezar, que me parece una estrategia mucho más eficaz. No me evita unos sustos de muerte, pero al menos alimenta mi esperanza.

Pero sí quiero detenerme un momento en la argumentación que Dwight Longenecker ha escrito a propósito de la sugerencia del arzobispo Paul-Andre Durocher de Gatineau, en el Quebec, a favor de la ordenación de mujeres diaconisas. Lo que ha escrito Longenecker en Crux me ha hecho bien, me ha enseñado y lo ha hecho con argumentos sólidos y razonados.

Leer más... »