La Opción Benito: la propuesta de la que todos hablan en Estados Unidos

La opción San BenitoHace ya algún tiempo me hice eco del debate que en los Estados Unidos se había generado acerca de la llamada “Opción Benito” (Benedict Option), la propuesta de Rod Dreher sobre cómo deberíamos los cristianos orientar nuestra presencia en la vida pública y nuestro modo de vivir nuestra fe comunitariamente en las nuevas circunstancias marcadas por un Estado cada vez más invasivo y dispuesto, como anhelaba Hillary Clinton, a usar su fuerza coactiva para acabar con los “prejuicios religiosos”. Aunque este tipo de debates siempre adolecen de una debilidad, que consiste en que no hay un solo modo, sino muchos, en que los cristianos podemos legítimamente responder a este reto (y así han aparecido defensores de la Opción Francisco, la Opción Domingo, la Opción Escrivá, haciéndose eco de San Francisco de Asís, de Santo Domingo de Guzmán, de San Josemaría Escrivá), creo que nos ayudan a comprender mejor el mundo que vivimos y nos hace reflexionar sobre las implicaciones de nuestra fe.

La reciente publicación de un libro del mismo Dreher titulado The Benedict Option ha reavivado el debate, que se ha convertido en un tópico habitual en los Estados Unidos, ha alcanzado la prensa generalista y protagoniza debates públicos. Mi intención de escribir algo sobre el tema se ha ido demorando por una sencilla razón: no pasa día sin que aparezca una nueva aportación al debate y estar al día del mismo se ha convertido en una tarea ciclópea. Así que he optado por asumir que nunca conseguiré leerlo todo sobre la Opción Benito… pero sí lo suficiente para ponerles al día sobre lo que se cuece en los círculos intelectuales católicos norteamericanos.

Empezando por la propuesta de Dreher (por cierto, un antiguo católico que a raíz de lo que vio, como periodista de investigación, sobre el modo en que se habían gestionado los casos de abusos sexuales en la Iglesia católica en los Estados Unidos, se pasó a la Iglesia ortodoxa), que podemos resumir así: del mismo modo que san Benito abandonó una sociedad que colapsaba en el siglo VI, los cristianos estadounidenses deben responder al colapso civilizatorio actual concentrando sus esfuerzos en construir comunidades alternativas que vivan con intensidad y consecuentemente su fe. Estas comunidades pueden ser grupos de cristianos que vivan cerca los unos de los otros y se reúnan en torno a una iglesia, o nuevas comunidades religiosas, o nuevas escuelas o grupos de familias que se ayuden las unas a las otras…

La propuesta de Dreher se inspira en la obra de Alasdair MacIntyre, Después de la virtud, publicada en 1981, que incluye una comparación entre nuestros tiempos y los del colapso final del Imperio Romano de Occidente, cuando los cristianos dejaron de intentar arreglar la sociedad y el gobierno romanos y se dedicaron a construir nuevas comunidades en las que vivir en coherencia con su fe durante la edad oscura que se les venía encima. Según MacIntyre hemos llegado al mismo punto, sólo que los bárbaros ahora no vienen de más allá del limes, sino que ocupan nuestras universidades y promulgan nuestras leyes. Los cristianos somos así más conscientes de nuestra condición de exiliados en nuestra propia tierra. El subtítulo del libro de Dreher es muy expresivo: “Una estrategia para los cristianos en una nación post-cristiana“.

La cultura en que vivimos, no sólo cada vez más alejada, sino cada vez más enfrentada a la fe cristiana, es al mismo tiempo cada vez más expansiva e intolerante y nos presiona con fuerza para que acomodemos nuestra fe a sus parámetros, algo que muchos cristianos, y en especial infinidad de clérigos, están ávidos de hacer. Dreher rechaza esta acomodación al mundo, pero también rechaza el enfoque primordialmente político que él considera que han tenido las “guerras culturales” y que habrían puesto todas sus esperanzas en, por ejemplo, elegir un determinado candidato a la presidencia del país, dejando de lado la tarea de elaborar una cultura alternativa y comunidades en las que ésta fuera una realidad.

Por lo que he ido leyendo, hay bastante acuerdo en cuanto al diagnóstico. Como ha escrito Luma Simms, la salvación no viene de la política, nuestra cultura ha colapsado y los cristianos asumen cada vez más acríticamente la cultura anticristiana hegemónica. El problema surge cuando se aborda la mejor respuesta a esta situación. La Opción Benito opta por una cierta retirada de la batalla política (y aquí aparecen importantes gradaciones y matices) para concentrarnos en la creación de pequeñas comunidades en las que poder sobrevivir durante los nuevos tiempos oscuros que nos ha tocado vivir. ¿Cuáles son las objeciones a esta propuesta?

  • Adam J. Deville percibe un cierto fatalismo, un determinismo derrotista que nos hace pensar que todo está perdido y que en vez de luchar en “batallas políticas que no se pueden ganar", anima a los cristianos a construir una especie de nueva “arca". Deville sostiene que un mínimo conocimiento de la historia nos lleva a desconfiar de los análisis deterministas. No es la primera vez que cuando todo parecía perdido, la Iglesia ha renacido con mayor fuerza.
  • El mismo Deville también acusa a Dreher de que su propuesta consiste en una mera operación de marketing: “hay muchos católicos que conozco -escribe- que llevan haciendo lo que Dreher ha empaquetado junto desde hace décadas y sin tanta fanfarria”. Una crítica que, no obstante, iría destinada al autor, pero que viene a reforzar, de ser cierta, su propuesta.
  • David Warren defiende un modelo más combativo y propone como inspirador no tanto a San Benito como a Santo Domingo: “en nuestras universidades la fe es despreciada, como ocurría en tiempos de los primeros dominicos. Los dominicos no se rindieron. En vez de retirarse cada vez que se enfrentaban a un ambiente hostil, escuchaban y confutaban… Cristo envió a sus apóstoles a los caminos, no les dijo que se escondieran y esperasen. El mundo necesita que se le hable de la alegría de nuestro Salvador, necesita ser salvado del demonio y de sí mismo”. Dreher ha respondido indicando que para hacerlo, algo que él también anhela, antes hay que crear un entorno seguro de donde puedan salir esos apóstoles de los que el mundo esta tan necesitado. O sea, que la Opción Benito pone las bases de la Opción Domingo.
  • Hay otros que advierten de que el hecho de la insistencia en crear pequeñas comunidades compuestas, al menos inicialmente, por cristianos fervorosos y consecuentes, no elimina el riesgo de corrupción. Podemos encontrar ejemplos de esto observado la vida de las primeras comunidades cristianas. El riesgo de corromperse por complacencia, por sentimiento de superioridad, siempre presente, lo está de modo especial en estas pequeñas comunidades, argumentan algunos. Es también lo que el Padre Rutler, conocido sacerdote neoyorquino, engloba dentro del peligro de tener una mentalidad de gueto.
  • El Padre Longenecker advierte, por su parte, de lo que les ha ocurrido a los protestantes que han optado por opciones que podemos calificar, en sentido amplio, equivalentes a la Opción Benito: “Los anabaptistas, cuáqueros, shakers, menonitas, amish, etc., iban todos a retirarse a las colinas, cuidar de sus granjas, ocuparse de sus asuntos y crear así un pequeño nirvana protestante…“. Longenecker nació en una comunidad de este tipo, una pequeña iglesia de entusiastas evangélicos del cinturón bíblico y su juicio no es nada positivo… claro que se supone que la pertenencia a la Iglesia católica tendría que limitar las derivas más sectarias.
  • Otros se han centrado en el supuesto carácter utópico de la propuesta: lo de que los miembros de la comunidad vivan cerca los unos de los otros o que abandonen el sistema público de escolarización y opten por el homeschooling, puede resultar francamente difícil, en especial si quienes pertenecen a esa comunidad no viven de rentas, sino que tienen que combinar varios empleos y además pagar una hipoteca. Dreher contesta que puede no ser fácil, pero que existen ejemplos reales y que una parte de la Opción Benito pasa por intentar redimensionar nuestras prioridades económicas.  
  • John Horvat centra su crítica en una constatación de hecho: “los nuevos bárbaros no permiten que existan estructuras paralelas, no aceptan la coexistencia, no respetan los acuerdos ni la libertad religiosa”. Si abandonamos la guerra cultural, sigue, y apostamos por la fragmentación, “puedes estar seguro de que los nuevos bárbaros responderán como nuevos bárbaros: irán a por nuestras comunidades y monasterios que serán como fruta madura lista para los saqueadores políticamente correctos provistos de violentos decretos judiciales para robarnos”.
  • En esta misma línea, hay quien ha señalado que no hay que olvidar que las llamadas guerras culturales no son ofensivas, sino guerras defensivas. Y uno no puede retirarse de una guerra defensiva cuando lo desee a menos que esté dispuesto a sacrificar su libertad. Dreher, a raíz de este tipo de críticas, ha matizado su postura y no aboga por un abandono absoluto de la arena política.
  • Otros han acusado a Dreher de ofrecer un perfil sesgado de San Benito: el escritor de la Regla no es sólo quien se retira de la civilización que se hunde, sino también quien derriba los ídolos en Montecasino. Lo mismo que otros benedictinos, como san Bonifacio, talando el árbol sagrado en Geismar o san Patricio, desafiando a los druidas y encendiendo el fuego pascual en la colina de Slane. Si la Opción Benito es interpretada en clave quietista o como una retirada absoluta de la sociedad, parece obvio que no seguiría el ejemplo de san Benito.

El debate continúa y está lleno de matices, en parte porque la cuestión es importante y también porque, a diferencia de San Benito, que codificó su propuesta, la de Dreher es amplia y vaga. En cualquier caso, quien quiera pensar a fondo sobre el asunto, pueden leer con provecho una obra del Padre Iraburu que aborda el tema con mayor profundidad teológica, Evangelio y utopía.

Allí se pasa revista tanto a la teoría como a la práctica de aquellas “asociaciones humanas, libremente constituidas, que, en uno u otro grado de convivencia, intentan formar ya ahora dentro de la sociedad, y sin pretender reformar a ésta, un micro-orden social distinto y mejor”, tanto de religiosos, como de laicos. Entre las múltiples observaciones del P. Iraburu que me parecen ayudan a enmarcar el debate en torno a la Opción Benito, destacaré la importancia de la vida comunitaria (“la conciencia de que la perfección personal es muy difícil sin una relativa perfección comunitaria”) y la dificultad de la trasposición de categorías propias del monacato a la vida laical (“las comunidades utópicas, sean o no cristianas, son ciertamente realizables cuando integran sólo a hombres o sólo a mujeres, mientras que se hacen mucho más problemáticas cuando pretenden la convivencia de matrimonios y familias. Este caso nos ayuda también a entender que el utopismo comunitario convivencial es mucho más difícil que el utopismo meramente asociativo”).

Acabo, y a buen seguro que cuando ecsribo esto ya han aparecido varias aportaciones nuevas al debate, con dos citas que he encontrado en la obra del P. Iraburu y que testifican que el asunto viene de lejos y que es vital para la vida de los cristianos.

La primera es de Thomas S. Eliot en unas conferencias en Cambridge en 1939:

«Se nos plantea constantemente el problema de llevar una vida cristiana en una sociedad no cristiana. No es meramente el problema de una minoría en una sociedad de individuos que mantienen una creencia extraña. Es el problema constituido por nuestra complicación en una urdimbre de instituciones de la que no podemos disociarnos: instituciones cuyas operaciones ya no parecen neutrales, sino anticristianas. Y en cuanto al cristiano que no tiene conciencia de este dilema –la mayoría– se está descristianizando más y más debido a toda clase de presiones inconscientes, pues el paganismo conserva la mayor parte del valioso espacio de la propaganda. Cuando un cristiano es tratado como enemigo del Estado, su desenvolvimiento es más duro, pero más simple. Yo me refiero a los peligros que amenazan a la minoría tolerada; y en el mundo moderno puede resultar que la cosa más intolerable para los cristianos sea la de ser tolerados… El verse obligado a vivir de una manera que no favorece al comportamiento cristiano constituye un factor muy poderoso contra el Cristianismo, porque el comportamiento afecta tanto a la creencia como ésta al comportamiento».

La segunda es de Pablo VI el 21 de noviembre de 1973:

“Hemos andado fuera del camino en el conformismo con la mentalidad y con las costumbres del mundo profano. Volvamos a escuchar la apelaciónn del Apóstol Pablo a los primeros cristianos: “no queráis conformaros al siglo presente, sino transformaos con la renovación de vuestro espíritu” (Rm 12,2); y la exhortación del Apóstol Pedro: “como hijos de obediencia, no os conforméis a los deseos de cuando errabais en la ignorancia” (1Pe 1,14). Se nos exige una diferencia entre la vida cristiana y la profana y pagana que nos asedia; una originalidad, un estilo propio. Digámoslo claramente: una libertad propia para vivir según las exigencias del Evangelio». Hoy se hace precisa una ascesis fuerte, «tanto más oportuna hoy cuanto mayor es el asedio, el asalto del siglo amorfo o corrompido que nos circunda. Defenderse, preservarse, como quien vive en un ambiente de epidemia»”.

67 comentarios

  
Tulkas
Opción Trento: Neri y Teresa.
06/06/17 9:12 PM
  
Néstor
Lo más lúcido es el concepto de que no defenderse, hoy día, es entregarse. No hay rincón del planeta adonde retirarse para que lo dejen a uno tranquilo, ni es la intención del Moloch actual dejar tranquilo a nadie que no se rinda a él.

Saludos cordiales.
06/06/17 9:32 PM
  
Juanjo
La situación actual presenta la diferencia fundamental de que lo que se hunde y se desmorona no es tanto la sociedad civil como la propia Iglesia y esto a manos de numerosos eclesiásticos. Proliferan los malos pastores.
06/06/17 9:37 PM
  
Frayescobabcn
Magnífico post
06/06/17 9:45 PM
  
Luis Fernando
Ya sé que no es el tema principal del post, pero me llamó la atención esto:

... antiguo católico que a raíz de lo que vio, como periodista de investigación, sobre el modo en que se habían gestionado los casos de abusos sexuales en la Iglesia católica en los Estados Unidos, se pasó a la Iglesia ortodoxa.

----

Claro, claro, no hay más que ver lo bien que actuaron las iglesias ortodoxas tras el telón de acero. Por ejemplo, la rusa, que fue controlada por el KGB.
Esto es como si un católico cabreado con Amoris Laetitia se pasa a los ortodoxos, que llevan bendiciendo adulterios continuos desde hace siglos.
06/06/17 9:56 PM
  
Luis Fernando
En cuanto al tema del post, creo que cada cual debe de actuar conforme a la voluntad del Señor, y para ello debemos implorar que se nos conceda discernimiento.

Estos días estoy leyendo la obra del P. Iraburu, Evangelio y Utopía, que recomienda don Jorge. Es ciertamente edificadora. Igual de recomendable, aunque en un ámbito menos teológico, es "El despertar de la Señora Prim", de Natalia Sanmartín Fenollera, a quien Bruno entrevistó para InfoCatólica hace tres años.

Lo único que creo que todo cristiano debe tener claro es que, tanto si está viviendo en el mundo de lleno como si se aparta en mayor o menor medida del mismo, debe comportarse por gracia como si no fuera del mundo. Y, desde luego, no debe olvidar que ha de ser testigo visible del Reino de Dios.
06/06/17 10:07 PM
  
Pedro L. Llera
Luis Fernando: la Ortodoxa, no; pero las católicas de rito oriental... A mí me tientan... Jajajajaja.
Por otra parte, yo estoy más bien con los que opinan que en el actual contexto europeo ese tipo de comunidades no serían toleradas tampoco.
Yo creo que nos toca rezar, llevar una vida sacramental intensa, encomendarnos al Corazón Inmaculado de María y al Sagrado Corazón de Jesús; y pedir al Señor la gracia de la santidad y si fuere preciso, del martirio. La esperanza es la Cruz del martirio.
06/06/17 10:12 PM
  
José María Iraburu
Gracias, Jorge. Haces una exposición clara de un tema muy interesante. Y das enlace al texto íntegro en PDF de mi libro “Evangelio y utopía”.

El que se interese por tener ese libro impreso por la Fundación GRATIS DATE (164 pgs., 4,50 €), puede pedirlo a fundacion@gratisdate.org
Los pedidos que nos llegan a la F.GD desde Hispanoamérica son enviados gratuitamente.
06/06/17 10:17 PM
  
Feri del Carpio Marek
Es evidente que en el sistema convencional de parroquias está muriendo todo lo que puede haber de comunidad cristiana. Pienso que no necesariamente se tenga que recurrir a una "opción Benito" (con todo lo vaga que es esa expresión), pero sí se va haciendo imprescindible, para que no se terminen de extinguir los restos de cristianos verdaderamente creyentes y de hecho haya un resurgimiento, que comiencen a agruparse las familias católicas y vivir en "barrios católicos" entorno a una parroquia y una escuela católica.

Puede ser que con el tiempo surja naturalmente la necesidad de ser cada vez más autónomos, especialmente para dar trabajo a profesionales que no podrían trabajar en otros lugares sin tener que violentar sus conciencias. Y puede ser que se comience a ver naturalmente las ventajas de formar negocios y pequeñas empresas familiares. Pero lo primero que se tiene que dar es esa agrupación para recuperar el sentido de "comunidad cristiana", sin el cual no hay Iglesia. Algo así como lo que ya está sucediendo en Maryland, según cuenta esta noticia:

infocatolica.com/?t=noticia&cod=29545
06/06/17 10:24 PM
  
Eclessiam
Luis Fernando, toda la razón, y así vemos cómo la gracia de Dios es la que nos preserva en la fe, tal y como se rezaba ayer en las preces de las Vísperas:

Te damos gracias, Señor, porque con tu gracia nos has dado perseverar en la fe, durante el día que ahora termina.
06/06/17 10:25 PM
  
Luis Fernando
Pedro, a mí no es que me tienten. Es que si hubiera una parroquia católico-bizantina en tierras gaditanas, me haría feligrés ipso facto.
A veces digo que soy el único "uniata" en España, je je.
06/06/17 10:31 PM
  
Pedro L. Llera
Estoy muy de acuerdo con Feri del Carpio Marek.
Yo dirijo una escuela católica: No se hacen ustedes una idea de lo difícil que es encontrar profesionales cualificados que sean católicos de verdad. Tampoco estaría mal fundar una escuela de magisterio realmente católica y para católicos no modernistas. O una universidad católica no modernista: tampoco estaría mal...
Pero agruparnos en torno a una parroquia y a una escuela católica sería un buen principio.
06/06/17 10:42 PM
  
José María Iraburu
En mi anterior comentario doy como email de la Fundación GRATIS DATE fundacion@gratisdate

Lapsus teclae.
Es fundacion@gratisdate.org
06/06/17 11:12 PM
  
keparoff
Cuando leo estas cosas me embarga la nostalgia. No lo viviré, pero estoy completamente seguro de que articular algo así es la última oportunidad de resurgir la Iglesia verdadera en Occidente.

Un colegio de Educatio Servanda, una parroquia verdaderamente católica cerca y en contacto, y unos feligreses igualmente católicos. Y grupos, y familias, que surgan espontaneamente en ese entorno.

Y nada más. Ni celibatos extraños, fuera de los que tengan vocación sacerdotal, ni proselitismos agobiantes. Se podría aprovechar alguna forma jurídica eclesial, para evitar la llegada de curas modernistas -¿Prelatura de Católicos Fieles al Magisterio?-.

Estoy convencido que el verdadero catolicismo que se viviría en esos grupos sería un imán para muchos, y acabaría por ser un centro irradiador y expansivo de la belleza de la fe.
06/06/17 11:16 PM
  
Palas Atenea
Yo he tomado contacto con grupos de católicos y eso me ha hecho mucho bien. Nos comunicamos con frecuencia y nos reunimos cuando podemos porque no vivimos en la misma población. La cuestión es saber dónde están aquellos que siguen a la Iglesia según la Tradición y el Catecismo, comentar libros y descansar en ellos el corazón atribulado con la tranquilidad que da al alma saber que no hay nada que discutir y sí mucho que compartir.
06/06/17 11:32 PM
  
Isabel.
Estupendo artículo y coincido con la opinión sobre el mismo que tienen Feri del Carpio y Pedro L. Llera.
Dada la situación de los que seguimos siendo católicos practicantes a pesar de todo, la única opción que veo factible para vivir en el mundo sin ser del mundo, es reunirnos en comunidades. Eso es algo que no pueden prohibir los poderes políticos actuales, porque solo faltaría que nos dijeran con quienes tenemos que tratar y comunicarnos.
07/06/17 12:44 AM
  
Juan Andrés
La que tiene que optar por la "opción Benito" es la Iglesia Católica en su conjunto, una opción universal, ya que no existe rincón alguno en este mundo donde no llegue la persecución. Si todos, absolutamente todos, el papa de turno, los cardenales, obispos, sacerdotes, y laicos católicos hablaran fuerte y en el mismo sentido evangélico, otro gallo cantaría, y juntos, soportarían la cruz que se nos tiene asignada. No hay ya en estos tiempos pueblitos o monasterios que puedan mantenerse aislados. El problema es que los pastores se han desbandado y cada uno va por libre. ¿Es qué acaso tendremos micromundos de Fellay, otro de Kikos, otro de Infocatólicos, otro... ? y así podríamos seguir. Los monasterios de otrora, si bien desperdigados, hablaban el mismo idioma.
07/06/17 1:09 AM
  
P. César
San Benito tuvo un llamado especial de Dios para hacer eso. Quedarse o irse de esta cultura decadente depende de lo que Dios le pida a cada uno, si es que se lo está pidiendo en realidad a alguien.
07/06/17 4:16 AM
  
jesus jurado
En la parroquia de San Lazaro de Málaga teníamos un ambiente y una pastoral verdaderamente católicas, un verdadero oasis. Pero tres años después y tres párrocos después todo ha sido destruido por orden directa del obispo y sus vicaríos dos de los cu ales han sido parrocos. Nos juntaron con la parroquia de arriba llena de modernistas que desprecian la oración por poner un ejemplo y eso es lo que queda a día de hoy . 25 cartas al obispo para explicar esto y ni un educado acuse de recibo. Esto es lo que hay. La culminación ha sido un parroco modernista y progre sin disimulos
07/06/17 12:46 PM
  
W. F.
Muchas gracias por este resumen. A penas si había oído hablar del tema, después de una primera lectura me salta una pregunta: ¿cuál es, según los partidarios de la opción de Benito, el rol de los movimientos en todo esto? ¿La propuesta de un retorno a la vida comunitaria en torno a la parroquia, no estaría en cierta medida poniendo en duda la efectividad de los "nuevos movimientos" propios del siglo XX?

Me da la impresión que si algún miembro del Opus, o del Camino o de CL leyera esto diría que ellos llevan haciéndolo hace tiempo... Y sin embargo, creo que no es lo mismo.
07/06/17 3:18 PM
  
Catholicus
Para que las familias se unifiquen de alguna forma y puedan vivir cristianamente sin "conformarse con el mundo" se supone que están las parroquias.

La idea nos hace sonreir a todos.

07/06/17 3:44 PM
  
Alberto el retrogrado reaccionario y rigido
Yo que he vivido fuera de la iglesia todos estos años y que hace 4 volví, se que fuera no hay nada, solo la barbarie. Yo lo sé porque he estado allí.

Para mi cualquier rescoldo de catolicismo es mil veces mejor que cualquier otra cosa y en mi parroquia estoy a gusto, a pesar de que haya progres, de que mi párroco sea mas bien evengélico, que no sabe casi nada de Filosofía peremnis y que sea, de facto, un pelagiano. Colaboro con Caritas a pesar de que se que la dirección de Caritas está formada por Podemitas a los que les importa mas el cambio Climático y obedecer a Georges Soros y que lo mas cerca que han estado de un pobre es cuando van en el taxi que les lleva al aeropuerto. Y se que estoy en un pais cuya Conferencia Episcopal actúa como si el PP estuviera por encima de Jesucristo. Y del Papa ni hablamos.

Para mucha gente como yo, que regresa del naufragio, que las parroquias sigan funcionando aunque sea mal, es algo muy importante porque van a regresar muchos mas y cada vez en mayor número.
07/06/17 10:09 PM
  
gringo
Da igual que vivas en una megalópolis o en una aldea de irreductibles, que te puede salir un niño gay o tu hija se queda embarazada.
Huir del mundo no es tan fácil .
A no ser que alguien piense que el aire de la Sierra y una conexión lenta a Internet les va a inmunizar.
Eso sí, luego no se quejen de que se cierran parroquias y las compran los moros cuando son los primeros en quitarse de enmedio.
07/06/17 10:33 PM
  
Tulkas
El único catolicismo que yo entiendo es el de la parroquia, aunque esté ruinosa. La corrupción, decía Newman, es una de las características de la Iglesia: trigo y cizaña que no nos toca a nosotros separar para arrojar al fuego.
El hombre no puede huir del pecado por mucho que se aisle, pues el pecado va en su ser.
Lo único que podemos hacer con los pecados propios, y con los del mundo, es presentàrselos a Cristo, Él sabe.

Cristo no mandó a sus Apóstoles huir del mundo, sino "id al mundo {entero}". Huir del mundo es para los que han sido llamados a huir del mundo. Los laicos no han sido llamados a huir del mundo.

Tras leer "La señorita Prim" tuve que darme una buena ración de Tomás, de Tolkien y Agustin (los tres santos y doctores de la Iglesia) para quitarme el sabor amargo de la boca.
07/06/17 11:49 PM
  
Feri del Carpio Marek
La parroquia pierde buena parte de su fuerza y auténtica identidad cristiana, si no está alimentada por una comunidad fuerte de familias católicas, verdaderamente creyentes. Y esta comunidad resulta muy difícil que exista si es que estas familias familias no viven próximas las unas de las otras, y hacen vida en un "barrio católico", y además llevan a sus hijos a una misma, y cercana, escuela católica.

El mismo Papa Benedicto XVI ya sugirió hacer algo así:

«Dado que existe una cultura consumista que quiere impedirnos vivir según el plan del Creador, debemos tener la valentía de crear islas, oasis, y luego grandes terrenos de cultura católica, en los que se viva el plan del Creador.»

Puede ser una primavera para la Iglesia la formación de este tipo de parroquias, donde se viva una liturgia a la altura del misterio que se celebra, y donde se crezca en la cultura católica y un cierto ambiente de silencio y oración, que ha sido el mensaje que más fuertemente ha querido transmitir nuestro querido Papa Emérito.

Me pregunto si no será ese el "mensaje" que la Virgen nos quiere dar en Medjugorje. Yo nunca estuve allí, pero por los testimonios que leí, pude constatar que lo que más impacta a la gente que visita ese santuario es ver que en ese pueblito todos viven la fe católica, eso es lo normal allí. Me pregunto si a través de lo que ocurre en este pueblito, la Virgen no querrá hacer un llamado a las familias católicas a que formemos otros "pueblitos a la Medjugorje" en medio de otras ciudades, en los que lo católico sea lo normal.
07/06/17 11:53 PM
  
Luis Fernando
¿Quién habla de huir del mundo?

¿Huyó del mundo la comunidad de Jerusalén?

Se está hablando de organizarse en torno a una parroquia o monasterio. Pero no en el Polo Norte ni en Ganímedes.

----

Gringo, si nos vas a decir que incluso dando una buena educación a unos hijos, estos, una vez adolescentes o adultos, pueden desviarse y perderse... gracias, pero ya lo sabemos.
08/06/17 12:54 AM
  
EH
Suena tentadora la opción Benito. Ya se imagina uno las calles flanqueadas de chopos, frescas aun en verano, entre las viviendas unifamiliares. Los niños pasando en bicicleta y jugando al balón tranquilos y despreocupados, sin la necesidad de la constante vigilancia paterna. Las puertas de las casas entreabiertas y las ventanas sin rejas. El corazón del pueblecito es su pequeña iglesia, blanqueada y radiante. Las campanas suenan dulcemente y la comunidad llena los bancos del templo puntualmente.

¿Pero como materializar esto? ¿Quienes serían los primeros en arriesgarse a dejar su casa y quizás su empleo para mudarse allí? A mí me parece ciertamente utópico. Y a los tres días cuando empiecen los problemas a ver qué pasa ¿o es que no habría problemas? Pues claro que sí. Los cristianos no somos mejores que nadie. Es Cristo el que nos ha llamado, por su Misericordia, no por nuestro méritos.

La primera comunidad es la familia. No la hemos elegido, nos la ha puesto el Señor, a cada uno la nuestra. Una familia cristiana que vive la fe, abierta a la vida, donde se da el perdón, etc. es una inmensa hoguera en medio de las tinieblas. Y las familias cristianas ya tienen donde reunirse: la parroquia.

No hay nada que inventar. El mayor obstáculo de la apostasía es el testimonio desde una vida coherente. Un cristiano que vive en Cristo es invencible.

El Señor nos ha regalado vivir un tiempo maravilloso. Él nos dijo "amad a vuestros enemigos". Tenemos la suerte de tener muchos enemigos a los que amar. En el pueblecito Villa Opción Benito, en el que todos seríamos buenecitos y perfectitos, pronto tendríamos todos nuestras caretas de buen cristiano. Yo me volvería un falso, seguro. Todo el día sonriendo y poniendo buena cara y a lo mejor por dentro hecho polvo. Sin embargo Dios me ha puesto en medio del mundo, teniendo que batallar un día si y otro no (que algún respiro deja el Señor). Perdiendo tantísimas veces la batalla y teniendo que volver a Él un poquito menos soberbio, y, de vez en cuando, siendo instrumento suyo para ganar alguna escaramuza por el Reino.

Él nos dijo: el que quiera seguirme niéguese a sí mismo y coja su cruz. No se trata pues de apartar el sufrimiento
08/06/17 1:01 AM
  
clara
No iría a vivir a una de esas comunidades san Benito. Me parecen una cárcel, un sanatorio, una ratonera. Acabaríamos a palos, somos del mismo barro que el resto de los mortales. Las relaciones vecinales, laborales, sociales... ¿sólo entre cristianos porque si, por profilaxis...? Acabaríamos todos paranoicos.
Sí soy partidaria, en cambio, de la batalla cultural, de colegios y universidades católicas, de parroquias que hagan comunidad, pero luego cada uno a su barrio, a su casa, a su trabajo, en fin, al mundo.
Y rezar, y confiar, y sufrir y gozar. Esta es la vida.
08/06/17 1:51 AM
  
Adriana
Clara: ni tanto. Mi hermano - colombianos somos - vive al norte de los EEUU. , en un pueblo precioso, está casado con una chica de allí. Tienen una niña y un niño, van con la familia los domingos a su celebración dominical. Ambos trabajan pero tienen su comunidad de vecinos. Son creyentes. Allí la ley les permite educar sus hijos en casa con su fe. Además son pueblos de toda la vida con esas costumbres . No son comunidades San Benito pero he visto que funcionan así o parecido. Es lo que llaman la América profunda. No son Amich, hay parroquia católica y también hay protestante y con toda la tecnología a mano. Entiendo también y conozco que España es otro mundo pero existen pueblos así muy agradables en otras partes del mundo y se respira mucha paz.
08/06/17 3:45 AM
  
Tulkas
Sí sí, esa dicotomía verdadero cristiano / falso cristiano yo ya me la sé y es típicamente protestante.
El espíritu encadenado del viejo Calvino se pasea por la opción Benito.
08/06/17 7:01 AM
  
Luis Fernando
Tulkas, en serio, deja de decir chorradas.
08/06/17 7:50 AM
  
NEF
En el Camino Neocatecumenal se lleva cumpliendo muchos años parte de estas aspiraciones: familias cristianas alrededor de la parroquia con una fe fuerte y común, ricos en hijos, vocaciones y nuevas familias. Pero no surgen vocaciones a la vida pública, políticos o intelectuales, me imagino que debido al propio espíritu del movimiento, que no promueve eso.
08/06/17 11:31 AM
  
Tulkas
Chorradas??

Supongo que esas parroquias 2.0 necesitaràn un comité de líderes/catequistas/supervisores que examine quién puede pertenecer a la comunidad y quién no. Digo más: quien puede seguir perteneciendo a la comunidad y quien no.

En fin, habrà que repartir carnés de "familia verdaderamente creyente", para lo cual supongo que habrà públicos escrutinios e intromisiones en la conciencia.

08/06/17 2:26 PM
  
Tulkas
La neocatecumenslización de la Iglesia: pasar los escrutinios es más grande que la Confesión.
08/06/17 2:27 PM
  
Palas Atenea
La opción Benito no sé si funcionará, la opción gringo es estupenda: consiste en ser como él que no tiene problemas, solo que él dice que es ateo y nosotros, aprovechando la indefinición del mundo, podemos decir que somos cristianos, otros que son budistas y los de más allá que son gnósticos despendolados y tuti li mondi molto contenti! incluyendo a Tulkas.
08/06/17 5:36 PM
  
gringo
Me gustaría ver además qué tipo de comunidades se fundarian en países como Hungría o Polonia, donde muchos católicos se niegan a acoger refugiados porque según ellos ponen en peligro la identidad religiosa, cultural y ÉTNICA de sus países.
¿Una aldea cristiana a las afueras de Budapest donde sólo admitieran a magiares étnicamente puros?.
¿No dejarían entrar a una familia senegalesa aunque rezaran el rosario cada día? .
09/06/17 12:03 AM
  
Palas Atenea
gringo: No existen magiares étnicamente puros pero, seguramente, dentro de cincuenta años querrán seguir siendo magiares, si no es mucha pretensión. ¿Tienes algo contra las czardas? ¿algo contra el goulash? ¿algo contra que la Puszta se llame así y no sabana africana?
Que la Iglesia sea katolikós no quiere decir que todos los católicos del mundo se pongan a rezar en todas las lenguas del mundo en el mismo punto geográfico. ¿Quién va a rezar en Senegal? ¿los suecos?
09/06/17 7:50 AM
  
Palas Atenea
Tu obsesión por el racismo, gringo, es tal que todo el que quiera conservar una canción, una característica determinada, una lengua o lo que sea y no quiera que en su casa viva un lapón, con un senegalés y un apache mescalero juntos porque es un lío, ya es un racista espantoso. Se ve que tú no tienes nada que conservar que merezca la pena y estás abierto al mundo y dispuesto a hacer tabla rasa, pero los que vienen sí que traen con ellos sus costumbres y el que más las aprecie mejor las conservará. No creo que te apuntes a los bailes maragatos, al silbo gomero o a ser bertsolari pero te parecerá el colmo de la integración ver un babalao cubano. Es decir pocos y despegados de nuestras costumbres, ese es tu futuro para Europa.
09/06/17 8:00 AM
  
clara
Además Gringo no cuestión de razas esto que hablamos aquí. Personalmente me siento más identificada con un senegalés católico que con un alemán descreído postmoderno de Berlín. Compartir la misma fe une mucho y ayuda a trabar relaciones de amistad duraderas, si la relación amistosa es sana, no excluyente ni absorbente (que es lo q que me preocupa de estos mundos utópicos).
09/06/17 9:18 AM
  
gringo
A mí la cultura magiar me parece muy bien, pero una cosa es la cultura y otra la etnia.
Sabéis muy bien que entre los católicos conservadores de Europa del Este, especialmente Hungría y Polonia hay RACISTAS que hablan de "pureza étnica ".
Así que es muy legítima mi duda de que si esa gente se decidiera a fundar comunidades exclusivamente católicas, tendrían en cuenta la raza de las personas para admitidas en ellas, por aquello de preservar los genes además de la religión y la cultura.
09/06/17 11:16 AM
  
Palas Atenea
La cultura magyar requiere magyares, si hay que renunciar a la etnia hay que renunciar a la cultura. Pretender que un senegales componga czardas es obligar al senegalés a adoptar una cultura que no es la suya. Aunque viva en Hungría no vamos a obligarle a leer a Petöfi Sandor teniendo en cuenta que es más útil aprender inglés. ¡Qué crueldad!
09/06/17 12:17 PM
  
gringo
Vale, entonces si un senegalés emigra a Hungría y se establece allí, nunca llegará a ser húngaro porque no tiene genes magiares ¿es eso lo que quieres decir? .
¿Y para ser vasco hay que tener RH negativo y cierta forma del cráneo como decía Arzalluz?.
¿Y antes de la independencia de las repúblicas americanas no había cultura española porque la mayoría de la población era mestiza o nativa?.
09/06/17 12:58 PM
  
Palas Atenea
gringo: ¿Tú has leído a Petöfi Sandor y a Waltari Mika? Será porque no sabes ugro-finés. También puedes leer a Bernat Dechepare o a Joanes Lizarraga para ir haciendo boca.
El senegalés puede elegir si se asienta en el País Vasco o en Hungría pero me temo que no van a aportar mucho a las culturas no indoeuropeas que en Europa boquean buscando aire.
Tampoco creo que los suecos que habiten en Senegal acaben siendo Léopold Sédar Sénghor.
No tengo problema en la interculturalidad siempre y cuando se tenga en cuenta lo que esto supone: unas culturas deben morir para que otras, que aún no han nacido, sobrevivan. Siempre que aceptes esto estaría de acuerdo, si no lo aceptas no. Lo que no puedes defender es que todo va a sobrevivir, y si todo no va a sobrevivir, es natural que el que está destinado a la extinción se defienda. Pedir generosidad a unos y a otros no ni siquiera es cristiano, los cristianos nunca han dicho que todas las culturas deban morir para formar una única y sola. El cristianismo nunca exigió a un polaco o a un magyar que se convirtiera en italiano porque el Papa estaba en Roma, tampoco a un senegalés que dejara de serlo.
09/06/17 2:01 PM
  
Palas Atenea
Los países viejos eso es lo que tienen, tú puedes darle un pasaporte español a un magrebí, lo que no puedes pedirle es que se identifique con Blas de Lezo. No somos EE.UU. Para aceptar emigrantes en gran cantidad tienes que tirar por la borda la historia, considerarla pre-historia y empezar de nuevo. Pero habrá una parte de la población autóctona que no querrá tirar por la borda su legado y si tú consideras que eso no es generoso, da la vuelta al asunto y razonarás de otra forma. Imagínate una gran avalancha de blancos en Burundi y un retroceso de lo burundés en favor de la cultura francesa que la absorbe. Estarías pensando en una colonización ¿y lo otro no lo es?
09/06/17 2:11 PM
  
Feri del Carpio Marek
Tulkas, tus objeciones tendrían algún interés, si no fuera porque partes de presupuestos que no encuentran su origen sino en tu imaginación.

Que familias creyentes, que gustan de la doctrina segura y la liturgia digna y bien cuidada, se conocen establecen relación, no sólo es algo natural, sino que es algo que ya se da en la realidad. Lo único nuevo sería tomar conciencia de que lo que parecen estar pidiendo estos tiempos, es que establezcan una relación de comunidad, que comiencen a juntarse, no sólo en encuentros casuales y por internet, sino a hacer vida "común de barrio", y que junten esfuerzos para conseguir una guardería y una escuela católica en las inmediaciones de donde vivan, y por tener un párroco de doctrina segura y liturgia digna.

Que esto es posible, y no requiere de ningún procedimiento raro para darse como los que te imaginas, se ve en la noticia que coloqué en mi primer comentario. Y todo parece indicar que este tipo de iniciativas potenciará radicalmente el bien que pueden hacer estas familias que por ahora viven aisladamente.

Esta será la manera «de crear islas, oasis, y luego grandes terrenos de cultura católica, en los que se viva el plan del Creador», como dice Benedicto XVI.
09/06/17 4:56 PM
  
gringo
1)Repito la pregunta: ¿para ser húngaro hay que tener genes magiares?.
Creo que te estás enrrollando mucho para responder a algo muy sencillo.
Si los católicos del futuro en Hungría, Polonia o ya puestos España, decidieran vivir en pequeñas comunidades cerradas, querría saber si además de su religión y cultura desearían preservar su "etnia", signifique eso lo que signifique.
De tal forma que si una familia católica de negros senegaleses que viviera en Budapest o Portugalete, sería admitida en dicha comunidad o serían rechazados por "inasimilables".

2)Me gustaría saber cuántos húngaros han leído a esos escritores, tal vez tantos como españoles que de verdad hayan leído a Cervantes, no digamos ya que conozcan a Blas de Lezo.
Y por cierto qué tiene que ver la etnia con el conocimiento de la Historia y con las simpatías o antipatias que puedas sentir.
Supongo que muchos franceses "étnicos" y católicos reniegan de la revolución de 1789 ¿son menos franceses por ello?.
¿Y con quién más hay que sentirse identificado para ser buen español, con Viriato, con Don Rodrigo, con Franco, con los tercios de Flandes, con los pilotos que bombardearon el Rif con gas mostaza, con Nicolás Salmerón, con Adolfo Suárez...?.
SÍ, yo soy un "español étnico", andaluz descendiente de gallegos ¿y para aceptar a un senegalés como compatriota tengo que exigirle que como el perro de Pavlov babee cuando se le hablé de las victorias militares de hace tres siglos, o con el gol de Iniesta?.
Si vive en España durante un tiempo, trabaja, es cumplidor de las leyes, conoce nuestra lengua y nuestra cultura ¿Qué problema hay?. ¿En algún país del mundo te exigen una licenciatura de filosofía y letras en la cultura local para darte la nacionalidad?.
09/06/17 5:51 PM
  
Palas Atenea
gringo: Las comunidades de las que están hablando no tienen nada que ver con etnias-tu bestia negra-sino con católicos como nosotros. Naturalmente que en una pequeña comunidad católica se acoge a aquellos que participan de la misma Fe Trinitaria según la Tradición y el Magisterio de la Iglesia que ha sido proclamado siempre y por todos. ¡Ya me gustaría a mi que un sacerdote como el cardenal Sarah, que tiene toda mi admiración, perteneciera a ella!. Una cosa es una nación y otra una comunidad de vida.
Si consigo a un buen sacerdote vietnamita que dirija la comunidad, a unos cuantos matrimonios de negros, de blancos, de amarillos y de rojos y todas las combinaciones posibles de colores me daría lo mismo. Es una comunidad RELIGIOSA, no una nación.
09/06/17 7:38 PM
  
Palas Atenea
gringo: Al menos el senegalés no despreciaría tanto la historia de España como tú, más vale la ignorancia que la mala baba. Desde luego en tu caso el ser español es un accidente sin trascendencia alguna. Cualquier cosa que tenga un anclaje la desprecias, lo mismo da que sea Dios que la patria.
No me extraña que te fastidien tanto los húngaros o los polacos que si sienten vinculados al nexo de su historia.
09/06/17 7:44 PM
  
gringo
- Por desgracia ser católico no te hace inmune al racismo ni al nacionalismo. Tú que eres vasca lo sabes.

-No me vas a dar lecciones de patriotismo. De patrioterismo de pandereta a lo mejor. De patriotismo no.
No me vengas con que no me gusta el "anclaje" porque me siento muy orgulloso de haber nacido en Cádiz, una ciudad que ya existía hace 27 siglos. Toma ya anclaje. La Historia de España comienza en Cádiz porque la Historia comienza con la escritura y son los fenicios los que traen el alfabeto. Y son los fenicios los que dan nombre a España porque la llamaron "Ispania".
Yo como español estoy muy orgulloso de tener como compatriotas por ejemplo a :
-Juan Sebastián el Cano, el primer marino en globalizar el mundo al circunnavegarlo.
-Los dominicos Francisco de Vitoria, Bartolomé de Las Casas y Antonio de Montesinos, que fueron los pioneros de lo que hoy llamamos derecho internacional y derechos humanos.
-Miguel Servet, médico descubridor de la circulación pulmonar.
-Emilio Castelar, que fue un político que luchó por la abolición de la esclavitud .
-Jorge Juan, marino y científico que midió la longitud del meridiano terrestre.
-Pedro Páez, jesuita que fue le primer europeo en ver las fuentes del Nilo Azul.
- Francisco Badia, un espía español que con el nombre de Ali Bey recorrió el norte de África y Arabia al servicio de la Corona, siendo el primer occidental en entrar en la ciudad prohibida de La Meca.
-El Empecinado y todos los que resistieron la invasión francesa (aunque puede que José Bonaparte no hubiera sido peor rey que Fernando VII).
-Juan Pujol, un excéntrico que se hizo espía para Inglaterra y engañó a los nazis que pensaron que era un agente doble que les pasaba información verídica sobre los británicos, permitiendo el desembarco aliado en Normandia.
Y muchos otros.
De otros siento vergüenza.
09/06/17 8:42 PM
  
Palas Atenea
Lo sé pero resulta que yo no soy ni racista ni nacionalista vasca. La Historia de mi país la asumo toda, no se puede escoger, lo mismo que mi religión. La Historia no se hace con éste o aquél personaje, ni puedo decir que Largo Caballero no fuera tan español como Besteiro, no puedo quitarle la nacionalidad a los que no me gustan porque todos ellos están ahí, me gusten o no.
La Historia se asume, no se reforma, y si no la quieres asumir tienes que echar una enmienda a la totalidad, por partes no funciona. Puede que sea muy moderno pero es una falsificación.
Díles a los franceses si asumen la Revolución Francesa con todo lo que trajo y te dirán que sí, a los alemanes si se sienten alemanes y te dirán que sí, ese tema es típico de los españoles: "Y si habla mal de España es español".
09/06/17 9:47 PM
  
Juan Andrés
Si el amigo "Gringo" no tuviera siempre como objetivo navegar por esta web con intención de cuestionar todo lo que sea, no digo doctrina, sino simplemente catolico, y pusiera sus conocimientos y capacidad al servicio de buscar verdades, las suyas o nuestra única Verdad, se podría armar un blog de "Conversaciones entre Palas y Gringo", que, salvando y filtrando el inconveniente que marco al inicio, son muy interesantes para australopithecus como el suscripto, sin ofender al australopithecus.
10/06/17 1:00 AM
  
gringo
Pues no les quites la nacionalidad a los magrebies con DNI porque no te gusten.
Ellos también son y serán parte de la Historia de España.
Pero según tú para ser español hay que "identificarse" con Blas de Lezo.
Y usas ese verbo, identificar.
Pues no, no hace falta identificarse con nadie concreto de la Historia para ser buen español.
Ni hace falta tener pureza de sangre ni un árbol genealógico que se remonte a Don Pelayo.
Y a fin de cuentas si hay que aceptar toda la Historia, eso incluye no sólo a Blas de Lezo, también a Averroes, y la Alhambra y a la España musulmana, porque también hubo una España musulmana, como hubo una España nacional y otra republicana, y una liberal y otra absolutista.
Porque para asumir una Historia de tres mil años no hace falta ser gaditano, ni ser étnicamente español (¡qué demonios significará eso!), ni haber nacido aquí. Lo que hace falta es recibir una buena educación.
Esa es la clave de la adaptación de los extranjeros.
10/06/17 11:39 AM
  
Palas Atenea
Naturalmente, por eso he escogido a Blas de Lezo y no a un político, lo mismo que los ingleses tienen Trafalgar Square con la estatua de Nelson. Blas de Lezo es la figura emblemática de un héroe español que defendió con éxito Cartagena de Indias. ¡Pero que se puede decir a una persona que no cree en el espíritu y le da igual Chana que su hermana!. Lo heroico no es lo tuyo porque tu vuelo es a lo gallina, las águilas-sean imperiales o no-te caen muy grandes.
Y el tonto que el otro día se metió en un berenjenal por defender a una mujer desconocida, y que ha merecido un silencio sepulcral en alguien que se larga a opinar de todo, también está incluido en lo que uno no debe aprender nunca en la escuela laica. En la escuela laica se aprende a gestionar papeles, derechos y las leyes que debes obedecer, el sacrificio personal no está incluido. Blas de Lezo, con sus minusvalías que no quiso asumir por un deber más alto, e Ignacio Echeverría son lo que la escuela actual te dice que no debes imitar nunca.
10/06/17 1:48 PM
  
Palas Atenea
Es más, Nelson es una figura de primera magnitud para el orgullo británico, pero habría que preguntarles a los terroristas nacidos en Londres o Manchester qué significaba para ellos, si sabían quién era y por qué estaba en medio de aquella plaza subido en una columna. La contestación más probable sería:
A) Que no tenían ni idea.
B) Que lo habían estudiado en la escuela y ya se les había olvidado
C) Que le odiaban con toda su alma precisamente por representar lo que representaba.
Otro tipo de contestación es imposible en individuos que masacran a sus conciudadanos. Es más fácil que lo respete yo, a pesar de ser un enemigo, que un inglés de origen pakistaní nacido en Lancashire.
10/06/17 2:04 PM
  
gringo
No te pases de lista que te recuerdo que soy guardia civil, y no me vas a dar lecciones de patriotismo ni de valor ni de sacrificio.
Otra cosa es tu cerrazón mental en la cual si eres ateo poco menos que eres un guiñapo sin patria ni pueblo, incapaz de nada bueno.
Ahora resulta que todo el que ha ido a una escuela laica es incapaz de entender conceptos como los ya citados.
Y los hay como tú en el otro extremo, izquierdistas que se piensan que ser patriota es ser facha y meapilas.
A ambos grupos los he tenido que aguantar.
Qué acertada la frase que escuché otro día : hay una tercera España que está hasta el gorro de las otras dos.
Señora que disfrute ud acorralada en su terruño rodeada de fantasmas con uniforme carlista, asustada por si aparece algún extranjero de tez morena.
Mientras la gente normal seguirá en el s.XXI.
10/06/17 5:27 PM
  
Palas Atenea
Ser guardia civil, gringo, es un oficio.
10/06/17 5:46 PM
  
Palas Atenea
Quiero decir, para que se me entienda, que hay una contradicción entre lo que sostienes y tu oficio. Supongo que en la Benemérita habrá muchos que vivan en siglo XXI pero habrá otros que, afortunadamente, no. Si el buenismo ha afectado a la religión, a la justicia y a los demás estamentos, incluidos los militares, puede haber gente que no sepa ni por qué está ahí de la misma manera que hay cristianos que tampoco saben por qué son cristianos.
10/06/17 5:56 PM
  
Gabriel Araceli
Palas Atenea: Enhorabuena. Impecable argumentación.
11/06/17 7:59 PM
  
hidaspes
La "opción Benito" no es simplemente encerrarse y aislarse, es crear un refugio seguro y temporal en medio de un ambiente hostil y beligerante a la espera de que afluyan fuerzas leales de otros lugares y salir a reconquistar la sociedad con aires renovados. La "opción Benito" es perfectamente compatible con salir a anunciar la buena nueva de Cristo Resucitado, pero para esa Iglesia de salida hace falta un punto de partida sano y coherente. Sin unos "refugios Benito" en donde podamos educar y criar a familias unidas y fuertes en la fe, toda salida al mundo relativista y modernista actual es, como decía Su Santidad Pablo VI, exponerse a una epidemia que mata el alma. Es preciso, pues, una gimnasia del alma que sólo en ambientes de plena coherencia y organización católica se puede lograr.

Obviamente llevar a la práctica todo eso es complicado. Los benedictinos no desplegaron su genial red de monasterios por toda la Cristiandad sin esfuerzos ni peligros, y todo ello en mitad de un mundo en ruinas y en convulsión y caos permanente. Confiaron en Dios y con el tiempo lograron establecer una distribución interna del trabajo que optimizara las habilidades de cada persona y, en conjunto, se satisfacieran las necesidades vitales (materiales y espirituales) de toda la comunidad.

Personalmente, hace muchos años que vengo reflexionando sobre el tema y veo con mucha claridad que la "opción Benito" es nuestra única salida, aunque ciertamente no vaya a ser todo lo perfecta que se quiera. Demorarla nos expone al peligro en progresión disparada. La "mentalidad de ghetto", ¿un inconveniente? A ver, hermanos, seamos sinceros. ¿No lo somos ya de facto?; ¿No se aprueban leyes y disposiciones que conforman un auténtico apartheid anticatólico, en donde nuestros derechos civiles, políticos, económicos y sociales ya son reducidos a un status civitatis de segunda o tercera clase? El ghetto ya existe para cualquier católico consciente de serlo y con voluntad de ser leal a Cristo por encima de todo. Lo contrario es el aplauso de esta sociedad, lo que inequívocamente es síntoma claro de estar dando un ejemplo de vida no cristiano.

La "opción Benito", con todos los matices y reajustes que se quieran, tendrá que venir, y sospecho que será un movimiento eminentemente seglar, se hará con la oposición de personas que desempeñan altas responsabilidades en la Iglesia, que bajo el espejismo de seguir participando de la sociedad civil, nos venderán la estafa del culto al fundamentalismo democrático de las mayorías como sucedáneo de la búsqueda del Reino de Dios en la tierra. Ayer mismo un Arzobispo, del que tenía hasta ahora excelente concepto, empleó un lenguaje de extrema dureza contra un grupo de fieles que iban a rezar un Santo Rosario, y el argumento situaba al "bien absoluto", no en Cristo Redentor o en la Cruz salvadora, no, en la "libertad religiosa", para colmo no en la de los hijos de la iglesia, no, en la de otros. Puro culto pagano al politiquerío diabólico relativista, pura capitulación ante el laicismo beligerante disfrazada de un lamentable modo de entender la diplomacia y la buena fe en las relaciones con la autoridad civil.
14/06/17 11:57 AM
  
Palas Atenea
hisdaspes: Si estudias la historia verás que las comunidades de seglares suelen quedar solas con unos cuantos curas trabucaires. Para eso no tienes más que estudiar lo que pasó en México en 1926 y lo que está pasando ahora mismo en China. Suele ser el Pueblo de Dios el que resiste y, si entre los laicos hay pocos, en las jerarquías suele haber menos.
En algunos casos, como los católicos ingleses y japoneses, se quedaron sin asistencia sacramental alguna, íngrimos y solos.
El padre de William Shakespeare, John, recusante católico, dice en su testamento que muere como católico y pide a Dios perdón por sus pecados puesto que, por falta de sacerdotes, sería muy difícil que en el momentos de su muerte pudiera confesarse y recibir los Santos Óleos.
14/06/17 7:24 PM
  
lupo
Coincido en todo con el diagnóstico del autor del libro, estamos en una civilización que está cambiando radicalmente, los bárbaros han llegado para quedarse con todas las esferas de la sociedad arrinconando a los cristianos. Como botón de muestra el intervencionismo de la ONU en las leyes de los países imponiendo la ideología de género y otras medidas contrarias a la moral y las buenas costumbres. Originalmente cuando se creó la ONU se supone que era para dirimir disputas entre los países y evitar guerras, no para imponer draconianos acuerdos sobre los países menos fuertes y forzarlos a incluir leyes ajenas a sus costumbres. Y los países más fuertes subyugan a los más débiles obligándolos bajo pena de bloqueos, sanciones económicas y hasta invasiones territoriales a someterse a acuerdos no queridos por esas poblaciones.

Las opciones son: arrancarse del mundo, someterse o luchar. Escojo luchar, pero no solo, con la Virgen María y pedirle al Señor, que se levante a defender a su pueblo, que luche a nuestro lado como cuando los hebreos se enfrentaron a los amalecitas. Pero esto nos obliga a ser consecuentes, al cambio de vida radical, es la hora del todo por el todo. Si no se sabe como luchar se pregunta, ¿Señor, como hay que luchar? Pero la Virgen ya ha dado la respuesta: penitencia, oración, especialmente el rosario y vida sacramental. No vaya a ser que se nos trate como a las iglesias del Apocalipsis, que sucumbieron por sus pecados y su tibieza. Josué y el pueblo hebreo hizo caer las murallas de Jericó, no por su número y su fuerza, sino porque Yahveh peleaba a su lado; David derrotó a Goliat, no por su fuerza y puntería, sino porque el Señor estaba con él. "Y si Dios está con nosotros ¿Quién estará contra nosotros?" (conviene releer Rm 8, 31-39).
15/06/17 7:20 PM
  
Drax el Destructor
Me sorprende que no se incluya la "opción armada".Los hombres y mujeres posmodernos detestan el sufrimiento y la muerte, incluso la omiten. Si nos hiciésemos respetar un poquito, los tendríamos suplicando una tregua y negociaríamos un nuevo status quo en el que sí se respetara la libertad religiosa y de conciencia, y la inviolabilidad de lo sagrado. Fíjate cómo a los musulmanes les dejan hacer lo que les dé la gana siempre y cuando no maten. ¿Algún musulmán ha sido condenado a muerte civil por "homófobo"? ¿Acosado acaso? Ni se les ocurre toserles encima.
De todas formas, la opción Benito es inviable sin la posesión de armas y la firme determinación a utilizarlas, el pacifismo es una herejía.
15/06/17 9:09 PM
  
El gato con botas
Hay otra opción baratísima, gratis diría yo, y que es la opción verdad. O sea, decir la verdad. Cuando se habla de la Iglesia como enemiga del progreso, citar los cientos de sacerdotes y miles de católicos destacados en las ciencias; cuando se habla de las religiones como causantes de enfrentamientos entre hombres, se les recuerda que entre Hitler, Stalin, Lenin, Mao y Pol Pot causaron mas de cien millones de muertos en sólo unas décadas del siglo XX, y así en cuantos otros temas surjan. Tiene colegios, universidades, catedrales y parroquias y en todas ellas se puede advertir y prevenir de los ataques y de las verdades que responder. Esta falta de respuesta, lo incomprensible que resulta y su espantosa pasividad ante estos ataques me hacen pensar en aquello de que "el humo de Satanás se ha colado en la Iglesia" no sòlo es cierto sin que la ha empapado por completo.
16/06/17 12:47 AM
  
Palas Atenea
El gato con botas: La opción de la verdad no existe, ya han matado a la verdad para que no moleste.
16/06/17 3:37 PM
  
chico
Es que desde el Papa hasta el cristiano de ahora mismo tenemos que optar claramente por la Fe católica vivida, maritio incluído. Da un repelús ¿ verdad ?.
18/06/17 1:48 PM
  
Luis H.
Me surgen dos preguntas: ¿cuáles son las condiciones para que ese retiro sea temporal? ¿cómo piensan que va a cambiar el mundo para que se vuelvan a dar las condiciones para abandonar dicha opción, por arte de magia?

Si han visto la película de San Ignacio de Loyola que acaba de salir, la última frase es paradigmática: cerrar la brecha abierta en los muros de la Iglesia. Pues algo así corresponde a los seglares ahora: cerrar la brecha abierta en la doctrina y en una pastoral atrevida, fiel a la ortodoxia y rompedora. Tardará años en cambiar lo que muchos piensan de la Iglesia y de los cristianos pero, como avisaba B-XVI en los años sesenta, las comunidades pequeñas pero más fecundas acabarán por vivificar el mundo
19/06/17 1:48 PM
  
Rigo
Mas allá de los argumentos, que artículo y que discusión más enriquecedora, desde la fe, el futuro de la Iglesia, el papel de la jerarquía, las Iglesias orientales, etc.

Saludos y gracias por compartir su conocimiento
15/07/17 12:34 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.