Aprende a no razonar como protestante: El “et-et”, católico versus el “aut-aut” protestante

Personificación gráfica del protestantismo

Aunque dentro del protestantismo se encuentran infinidad de buenas y excelentes personas con un interés sincero de amar y servir a Dios, estoy convencido de que el protestantismo en sí mismo es una aberrante mutilación de la doctrina cristiana que empuja a las personas que se adhieren a él a razonar de forma defectuosa.

Caigo en cuenta de ello a menudo, porque al correo de apologeticacatolica.org me escribe todo tipo de personas: ateos, agnósticos, católicos y protestantes. Y entre los protestantes, también me escriben personas que vienen a intentar «convencerme» por medio de sus «argumentos», de que yo estoy sirviendo a Satanás cuando defiendo y promuevo la fe católica.

Como se podrán imaginar, luego de más de 14 años en el ministerio apologético es difícil que escuche de alguno de ellos algún argumento que no esté trillado. Y es que pocas veces se salen de los mismos temas: que si los católicos adoramos a María, a los santos, a las imágenes, que la salvación es solo por la fe, que el purgatorio no existe, etc.

Fusiles de paloLa mayoría viene como el típico soldado con fusil de palo pensando que lleva bazooka antiaérea, ametrallando textos bíblicos sin ton ni son convencidos que apoyan su punto de vista. Y he aquí la clave del asunto: es así de la forma en que ellos razonan, forma que por supuesto es defectuosa, pero solo lo ve claro quien entiende cómo funcionan sus razonamientos falaces y donde están sus fallas.

Hoy voy a hablar un poco de la falla que encuentro más frecuentemente en todo su pensamiento:

El aut-aut protestante versus el et-et católico.

El principio fundamental en el catolicismo, resumido en latín, es el “et-et” (esto y aquello), y a él se opone constantemente el “aut-aut” protestante (esto o aquello). En este último hay un empecinamiento ciego en ver como excluyentes conceptos que son complementarios. En lógica, este tipo de errores de razonamiento se definen como falacia de la falsa disyunción o falacia de falso dilema .

Lo ilustraré con varios ejemplos:

La doctrina de la comunión de los santos

Cuando un protestante lee que Jesús nos enseñó la oración del «Padre Nuestro» suele razonar:

«Oh, dice que oremos así: «Padre nuestro…», eso quiere decir que nuestras oraciones deben ir dirigidas al Padre, ¡¡SOLO al Padre!! ¡Esos granujas católicos engañadores ya verán!»

De allí muchos no solo rechazan que se pueda orar a la Virgen, a los santos, sino incluso al mismo Jesucristo o al Espíritu Santo.

La clave está en comprender que el hecho de que Jesús nos enseñe una oración dirigida al Padre, no significa que esté excluyendo o prohibiendo cualquier oración dirigida a alguien más. Siendo la oración «comunicación» no tiene sentido pensar que no podemos dirigirnos al Espíritu Santo o al propio Jesucristo, cuando él mismo nos dijo que estaría con nosotros todos los días hasta el fin del mundo y que nos enviaría al Espíritu Santo en su nombre. Por lo tanto, ambas cosas no se excluyen mutuamente (aut-aut), se complementan (et-et).

En base a este mismo error de razonamiento, el protestantismo sufre una incapacidad total para comprender el dogma de la comunión de los santos, en el cual siendo miembros de un solo cuerpo, la Iglesia, de la cual Cristo es su cabeza, estamos unidos en una comunión de amor. Esa comunión no se interrumpe totalmente cuando un miembro pasa de esta vida a la siguiente a gozar de la presencia de Dios. De esta manera, tanto en esta vida como en la otra, yo seguiré amando y pidiendo por el bien de mis hermanos a través de la intercesión en Cristo.

En base a esta misma forma de razonar los protestantes suelen lanzar el reto de que les encontremos un solo texto en la Biblia donde alguien vivo se dirija (oración = comunicación) a alguien muerto, y este le haya escuchado.

Ese texto existe, y los protestantes aunque lo deben haber leído decenas de veces no caen en cuenta: recuérdese por ejemplo como San Pedro (estando vivo) se dirigió a una cristiana fallecida (Tabitá) y ella no solo le escucha, sino que le obedece y resucita (Hechos 9,40), lo que pone en evidencia que la barrera de comunicación entre los miembros del cuerpo de Cristo una vez se pasa de la vida a la muerte no es tan infranqueable como piensan los protestantes.

Pero aunque ese texto no existiese, igualmente la doctrina de la comunión de los santos no dejaría por eso de ser menos bíblica y profundamente cimentada en la palabra de Dios. Y eso a pesar de que la deficiencia en la forma de razonar protestante les incapacite para comprenderla.

La doctrina de la Sola Biblia

Otro ejemplo lo tenemos con la doctrina de la Sola Biblia o Sola Escritura. Recuerdo recientemente que uno de los protestantes que me escribían para «convertirme» me pasó un panfleto donde se intentaba demostrar que la Biblia era la única autoridad.

Dicho panfleto citaba textos bíblicos sin ton ni son en donde se decía que la Biblia era Palabra de Dios, era verdadera e imperecedera, era útil para ensenar educar en la justicia y tenía autoridad. Luego de ametrallar los textos pontificaba solemnemente:

«¿Se dan cuenta? ¡Estos textos demuestran de forma contundente que la Biblia es la única autoridad

Pero cuando uno lee detenidamente cada uno de esos textos encuentra que ninguno dice que la Biblia (y menos interpretada individualmente) sea la única autoridad.

Decir por ejemplo que la Biblia es útil para enseñar no equivale a decir que solo la Biblia es útil para hacerlo. Yo puedo decir que poner atención en clases es útil para sacar buenas calificaciones, pero eso no excluye que también sea útil estudiar en casa, investigar en la Biblioteca, tomar clases particulares, etc.

Nuevamente aquí tenemos que el «aut-aut» protestante aparece para mutilar todo lo demás, y así en su mente, esos textos les sirven para justificar interiormente una doctrina rechazada en otros pasajes de la misma Biblia. Y es que está claro que si la Biblia fuera la «única» autoridad, no dijera en la misma Biblia que Jesús concedió a sus discípulos autoridad:

«Convocando a los Doce, les dio autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades.» (Lucas 9,1)

«Aunque pudimos imponer nuestra autoridad por ser apóstoles de Cristo, nos mostramos amables con vosotros, como una madre cuida con cariño de sus hijos.» (1 Tesalonicences 2,7)

«Así has de enseñar, exhortar y reprender con toda autoridad. Que nadie te desprecie.» (Tito 2,15  )

«Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.» (Mat 16:18 -19)

Y quizá el texto más claro que demuestra el carácter anti bíblico de la doctrina de la Sola Escritura es este:

«Así pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta» (2 Tesalonicenses 2,15 )

He allí un texto tomado de la misma Biblia que enseña sin lugar a dudas que el apóstol ordena mantener no solamente las enseñanzas que recibieron de forma escrita, sino aquellas que recibieron de «viva voz». Sin embargo, el razonamiento defectuoso protestante que hizo que los protestantes entendieran que SOLO  (aut-aut) la Biblia tiene autoridad, les impulsa a poner (a veces de manera subconsciente) estos textos debajo de la alfombra.

Y es que si ya has asumido por medio de un razonamiento defectuoso que «solo» la Biblia importa, todo lo demás queda sobrando. No es posible para ellos considerar «la Biblia junto con la Tradición» (et-et) sino elegir entre «La Biblia o la Tradición» (aut-aut).

La doctrina de la Sola Fe

Cuando Lutero leyó en la epístola a los Romanos que nos salvamos por la fe, inauguró el error de razonamiento que hemos venido comentando y que infectó toda la mentalidad protestante. Agregó el «solo» donde no está.

Entendió así que “solo” nos salvamos por la fe, pero no por la fe que obra por la caridad, sino por la fe fiducial, o la sola confianza en que por los méritos de Cristo recibimos el perdón de los pecados.

Para la fe católica no es excluyente decir que nos salvamos por la fe, pero que también debemos vivir de acuerdo a la voluntad de Dios y obedecer los mandamientos para salvarnos, pues es la gracia de Dios quien nos da la fe y la capacidad de obrar conforme a ella (Filipenses 2,13). La «Solo Fe» le llevó a Lutero a enseñar que podía fornicar mil veces al día sin que eso afectara su salvación. Sería para ellos imposible armonizar la necesidad de «la Fe y las obras» (et-et) sino que optarían por una o la otra «Fe u Obras» (aut-aut).

La doctrina de la Sola Gracia

Como parte de su error anterior, Lutero entendió que si la salvación era un don gratuito de Dios, esto tenía que excluir cualquier tipo de cooperación con la libertad humana. El error nuevamente consiste en suprimir en vez de subordinar, excluir en vez de armonizar, quedándose con una imagen donde la buena acción proviene únicamente de Dios y no de Dios a través del hombre. Ya no sería para ellos «Gracia y Libertad» (et-et) sino «Gracia o Libertad» (aut-aut).

Solo Cristo salva entendido a la manera protestante

Nuevamente aquí se repite lo mismo: bajo el aut-aut protestante, si solo Cristo salva, la Iglesia no es necesaria para la salvación. Tampoco es necesario ni el Papa ni una jerarquía de obispos y presbíteros.

Antes de seguir es importante acotar que la frase entendida a la manera protestante encierra otra herejía, porque no solo Cristo salva. La salvación es obra entera de la Santísima Trinidad: tanto Dios Padre Salva, como el Espíritu Santo Salva, como Cristo Salva.

Desde la perspectiva católica en cambio, se comprende que estar unido a Cristo implica estar unido a la Iglesia que es su cuerpo, por tanto decir que Cristo salva implica aceptar y no excluir los medios por los cuales nos salva: La Iglesia, los sacramentos, etc. Una cosa no excluye la otra (aut-aut) la comprende (et-et).

Desde la perspectiva católica decir también que Cristo salva comprende y no excluye al resto de las Personas de la Santísima Trinidad y de manera subordinada a nosotros como «causas segundas». Por eso se dice que nosotros mismos podemos «salvar» a nuestros hermanos como instrumentos de Dios sin que eso excluya que la salvación principalmente proviene de Dios. En el siguiente texto bíblico eso queda de manifiesto:

«Sepa que el que convierte a un pecador de su camino desviado, salvará su alma de la muerte y cubrirá multitud de pecados.» Santiago 5,20 

Soli Deo gloria (Solo gloria a Dios)

Si desde el protestantismo se consideró como un exceso idolátrico la veneración a cualquier criatura que no fuese Dios, incluyendo la Virgen o los santos, la solución fue de nuevo suprimir y no subordinar. Para los protestantes se trata de dar «solo» gloria a Dios o a los santos, para los católicos en cambio, se trata de dar gloria a Dios por lo que ha hecho en sus santos:

«Y, si hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, ya que sufrimos con él, para ser también con él glorificados.» (Rom 8,17)

Para el protestantismo toda la gloria debe darse solo a Dios, así al leer un pasaje bíblico como el siguiente se reafirmará en su posición de excluir cualquier tipo de veneración y honra a la Virgen María y a los santos:

«Yo, Yahveh, ese es mi nombre, mi gloria a otro no cedo, ni mi prez a los ídolos» (Isaías 42,8)

Al leer el mismo texto desde la comprensión católica, se entiende que se refiere a que no se debe conceder a nadie más la gloria que solo Dios, por ser Dios, merece (ejemplo: un ídolo que también es considerado como una divinidad), pero eso no impide aceptar que de manera subordinada Dios también es glorificado cuando se glorifica la obra de sus manos. Este es un concepto que se extiende por toda la doctrina católica y se conoce como «participación». Por esa razón la misma Escritura dice de los cristianos:

«Si somos hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, ya que sufrimos con él, para ser también con él glorificados» (Romanos 8,17)

El mismo Jesús al momento de orar exclama:

«Yo les he dado la gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno.» (Juan 17,22).

De allí que en la doctrina católica se distinga entre la adoración (el mayor amor posible a Dios como ser supremo y creador del universo) y veneración (amor subordinado en el que se honra a la creatura por su relación con Dios). Cuando un protestante intenta convencer a un católico que solo debe adorar a Dios, y no debe venerar ni a la virgen María ni a los santos, lo que intenta es hacerle entender el primer mandamiento «Amarás a Dios sobre todas las cosas», como si realmente dijese «Amarás solo a Dios y no a las demás cosas» (aut-aut protestante).

Si hubiese que identificar de una manera gráfica esta abominación que representa el protestantismo, sería adecuado utilizar la representación del «joven manos de tijera» que hizo Jonny Deep en una película. Todo lo que toca lo mutila y lo deforma. Tratando de combatir los «excesos» suprime también verdades que pertenecen al Evangelio produciendo como resultado una doctrina cristiana incompleta y distorsionada que a duras penas mantiene aun algunos elementos de verdad heredados de la doctrina católica pero se va degradando conforme se va dividiendo exponencialmente en sectas. Es por eso que sectas más recientes como testigos de Jehová, adventistas o mormones se alejan cada vez más del cristianismo auténtico.

Normalmente recibo también muchas de las consultas de parte de hermanos católicos en ApologeticaCatolica.org, que me escriben para que les ayude a entender el error de tal o cual argumento. Casi siempre ocurre lo mismo: un razonamiento protestante enmascarado bajo la falacia de la falsa disyunción. Pero una vez desenmascarada la falacia, la objeción de desvanece.

Aprendamos a razonar como católicos, para no ser vulnerables a la forma de razonar protestante. 

——————————————————————————————————————

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

17 comentarios

  
Vladimir
Del todo original su exposición y la cita de Hechos 9,40 fabulosa.
Bendiciones en Cristo, María y José.
31/05/17 8:10 PM
  
Tulkas
Llevo unas semanas libre de ocupaciones laborales y he estado leyendo compulsivamente el magnífico blog de apologética CALLEDTOCOMMUNION.

Es una pàgina de diàlogo con Reformados, he aprendido muchísimo, tanto de católicos como de reformados. Ya hace tiempo percibí lo enriquecedor que es el diálogo con los luteranos.

El diálogo con el mainstream evangélico es otro mundo.

Recomiendo CALLEDTOCOMMUNION como el mejor sitio de diálogo en caridad que conozco hasta ahora.
31/05/17 9:15 PM
  
Emilio
Gracias: clarividente exposición del abarcador "et-et" católico frente al reduccionista "aut-aut" protestante.
31/05/17 10:04 PM
  
José Carlos Robles Arenas
Me permito notar que posiblemente no es tan original... hace poco se publicó en Italia el volumen "La Verità è sintetica" del Rev. Prof. Don Mauro Gagliardi (profesor de dogmática en el Ateneo Regina Apostolorum). El libro es un compendio de dogmática católica y justamente en el prologo describe el principio del et-et como el principio sintético con que estructura su propuesta. Si hubo alguna inspiración en esa fuente, me parece que no estaría de más - por justicia - la referencia... además el et-et de Don Gagliardi es más profundo pues defiende, no sólo la complementariedad de los diversos articula fidei, también la jerarquización entre ellos: la verdades no se contraponen, se incluyen según un orden, esto es, se estructuran con una analogía de atribución intrinseca.

-----------------
JM: Por supuesto que la contraposición entre el et-et católico y el aut-aut protestante no es original, ni mía ni tampoco del profesor Maururo Gagliardi, es tan antigua como la existencia misma del protestantismo y antes de él de otras herejías que partieron del mismo error deductivo.

Ahora que recientemente el profesor que menciona lo haya tratado de manera excelente, aunque no lo he leído, no lo pongo en duda. Pero aquí mismo el padre Iraburu la ha mencionado un sin número de veces en su blog, lo mismo Vitorio Messori por allá por el 2009. Yo mismo abordé el tema el ano pasado en mi libro El Nuevo Nacimiento en la Biblia y la Iglesia Primitiva (p. 62-65). Y antes se eso habré leído sobre ello no menos de una media docena de veces de diversos autores.
31/05/17 10:09 PM
  
Jerónimo
Excelente exposición. Sin embargo, posiblemente puede alegarse en las citas bíblicas diferencias de traducción o de interpretación, no es así?

---------------------------
JM: De traducción en estos casos difícilmente. De interpretación precisamente hay diferencias porque la forma de razonar protestante está embebida de la falacia de la falsa disyunción y por eso no hacen exégesis sino eiségesis.
31/05/17 11:37 PM
  
GUILLERMO OSPINA ARCHILA
Como admiro yo , y debemos admirar todos los católicos apostólicos la valentía y limpidez de alma y de corazón tuya: JM.

Aprovecho la feliz oportunidad que Jesucito en este momento me da, de invitar a quienes estamos interviniendo en el presente Blog, que se den una pasadita por el que JM me dio la dicha y el honor de darle cabida y que yo titule "GUIA PARA LA EVANGELIZACION SOBRE LA MUERTE Y LA VIDA ETERNA" y que aparece mas abajo.

JM Dios te seguirá defendiendo y amando. No lo dudes.
01/06/17 1:42 AM
  
Vincetore
Cuando un protestante me sale con la matraquilla sobre la Virgen María, le recuerdo:

1°-Las palabras de nuestro Señor Jesucristo ante su madre y Juan antes de expirar.

2°-Relacionado con el anterior, el 4° Mandamiento.

3°-Las palabras del arcángel Gabriel a María.

4°-¿Cómo no amarla y venerarla si tuvo la Gracia de llevarlo en su vientre, verlo crecer y morir en la cruz?

5°-Además, siendo coherentes con el 2° Mandamiento, más razón siendo su/nuestra madre.

Y después de explicarle todo esto, le diría:
Después de todo esto, ¿crees qué a nuestro Señor le gustaría que nos olvidaramos de su madre?



01/06/17 3:23 AM
  
Jesus Pereira
Y dice Pub en otro post cerrado a comentarios:

"En esto deberíamos aprender de los cristianos protestantes, que en sus prédicas tienen preeminencia las realidades escatológicas, que son las que más mueven a los hombres para una primera conversión."(...)
(...)
[Los comentarios están cerrados para esta publicación.]

No, no, no. Lo que debemos es volver a la enseñanza y tradición católica. Todo lo que ellos tienen de bueno, lo tiene y lo tuve antes y desde el principio la Iglesia. Y todo lo que tenemos de malo ha venido del pecado y de la herejía (protestante incluso) que es uno de sus frutos.

---------------------------
JM: Por supuesto, pero eso no quita que sea cierto que en algunas comunidades protestantes se predica más las realidades escatológicas que en algunas católicas. Está escrito, "que si estos callan las piedras hablarán".
01/06/17 6:43 AM
  
Scintilla
Las citas clásicas de nuestros escolásticos sobre la intercesión de los santos: 2 Mac 15, donde Judas Macabeo ve a Onías y a Jeremías rezando por el pueblo, y Apoc 5. Y sobre los ángeles que piden por nosotros, Zac 1 y Tobías 12. De vez en cuando también hay que sacar la metralleta. Un saludo en el Señor.

------------------------
JM: Toda la razón. La diferencia es que si vamos a ametrallar con citas bíblicas, las citas deben realmente apoyar lo que intentamos demostrar, no como hacen muchas veces nuestros amigos protestantes, citando disparatadamente textos sin relación con el tema.
01/06/17 4:55 PM
  
Jorge
Hoy he leído por primera ves y con mucha avidez sus reflexione sobre el tema (et-et) catolico va el ( aut-aut) y me pareció muy enriquecedor. Muchas gracias, Dios lo bendiga.
01/06/17 6:26 PM
  
Palas Atenea
Una pregunta: ¿los protestantes no rezan al Espíritu Santo? Pregunto porque se acerca Pentecostés y yo rezo la Oración al Espíritu Paráclito con frecuencia. La Trinidad son Tres Personas y Un Solo Dios Verdadero, si nos dirigimos al Padre y al Hijo también podemos hacerlo al Espíritu Santo.

--------------------------
JM: Dentro del protestantismo hay de todo, algunos piensan que si se debe otros que no. Por ejemplo, en la secta de los testigos de Jehová solo oran al Padre, argumentando erróneamente que todas las oraciones que se ven en la Biblia van dirigidas a Él, además de que no reconocen a Jesús como Dios.
01/06/17 8:44 PM
  
Daniel contreras.
Si según su razonamiento el protestante mutila la doctrina, él agrega deliberadamente a la doctrina. Por tomar un ejemplo con el texto:
«Así pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta» (2 Tesalonicenses 2,15 )
Pretende justificar todas las tradiciones y deliberadamente aplicarlo como base de autoridad a la Institución Católica.
La palabra "así pues" está ligando el texto anterior, no habla arbitrariamente de todas las tradiciones. Y el texto anterior habla sobre la segunda venida de Cristo la cual es una doctrina, no una tradición. Por lo tanto la correcta traducción (que se ocupa en otras versiones de la Biblia incluso católicas) para la palabra "paradosis" es "doctrina, enseñanza". El apóstol ordenó conservar las enseñanzas sobre la segunda venida de Cristo. No cualquier tipo de tradición.

Además se ordena mantenerse firmes en las enseñanzas recibidas a viva voz de los apóstoles. La realidad es que ninguno de los apóstoles sigue hoy con vida y muchas de las tradiciones que se han insertado en la iglesia no tuvieron su origen en la enseñanza de los apóstoles.

Hay mucho que comentar sobre el artículo si se es un poco objetivo. Saludos

---------------------------------
JM: 2 Tesalonicenses 2,15 no pretende justificar todas las tradiciones, sino las tradiciones de origen apostólico. Por eso dice "las tradiciones QUE HAN RECIBIDO DE NOSOTROS..."

Por otro lado, comprende mal el contexto de 2 Tesalonicenses 2,15, leamos el texto completo:

"Nosotros, en cambio, debemos dar gracias en todo tiempo a Dios por vosotros, hermanos, amados del Señor, porque Dios os ha escogido desde el principio para la salvación mediante la acción santificadora del Espíritu y la fe en la verdad. Para esto os ha llamado por medio de nuestro Evangelio, para que consigáis la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Así pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta." (2 Tesalonicences 2,13-15)

Allí no se dice que las enseñanzas que deben mantener sean las relacionadas con la segunda venida de Cristo, sino que se hace una exhortación a los cristianos a que estén preparados por su causa y por ello deben mantener TODAS las tradiciones que han recibido ya sea de viva voz o por carta. Son cosas MUY DISTINTAS, no es correcto tomar una parte del contexto sin comprenderlo y tratar de conectarlo arbitrariamente con las tradiciones que San Pablo manda mantener. Eso no es lo que ocurre allí.

Por tanto, su argumento tampoco funciona como excusa para justificar traducir "paradosis" como "doctrina" en 2 Tesalonicences 2,15. Para doctrina existe otra palabra griega "didaché". Paradosis significa "tradición" cosa que se evidencia adicionalmente porque así traducen mañosamente las Biblias protestantes en otros pasajes. Afortunadamente no todas las Biblias protestantes están traducidas de forma mañosa, y algunas como la del King James, muy valorada dentro de las comunidades protestantes, traducen correctamente paradosis por "traditions". Resulta paradójico que en este pasaje hasta la secta de los testigos de Jehová traduce mejor que estas Biblias mañosas.

Hay que recordar también que el significado de tradición se refiere a doctrinas y enseñanzas que son pasadas DE MANO EN MANO y de GENERACIÓN EN GENERACIÓN. Precisamente por eso en ese texto es tan adecuado utilizar "paradosis" y no a secas "didaché", porque la Sagrada Tradición es una doctrina que se TRANSMITE, en este caso de dos formas: oral y escrita.

La objeción de que los apostóles murieron y hay tradiciones que no tienen origen apostólico es débil, en primer lugar porque en la Iglesia siempre se ha distinguido entre las "tradiciones" particulares, y la Gran Tradición que es aquella que se recibió de los apóstoles. Y por supuesto que los apóstoles no eran tontos y sabían que iban a morir. Precisamente por eso ordenaron mantener la Tradición transmitiéndola a las generaciones venideras. En el NT por ejemplo se ve a San Pablo haciendo incapié en ello: "y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a hombres fieles, que sean capaces, a su vez, de instruir a otros." (2 Timoteo 2,2)

Pero inclusive hubiese dificultad en identificar en la presente época las tradiciones apostólicas, no por eso la doctrina de la Sola Escritura dejaría de estar contradicha por la propia Escritura. Sería menester entonces recuperar esas tradiciones para ser fiel a la Palabra de Dios. No inventar una doctrina que no tiene sustento bíblico, y justificarla con textos sin ton ni son que no la apoyan en ningún modo.

Dicho de otro modo, que considere difícil identificar qué tradiciones orales ordena el NT mantener, no justifica mutilar el texto para que diga "Mantener solo las tradiciones escritas" (Sola Escritura).


01/06/17 10:12 PM
  
Arfaxad ben Sem
Lo que Daniel Contreras desconoce es que en la Iglesia existe la Tradición Apostólica y otras tradiciones que acompañan a esta pero que no la contradicen.

La primera no puede cambiar, las otras si.
Por ejemplo, se puede suprimir la fiesta de la Divina Misericordia sin que ello implique negar que el Redentor es Misericordioso.

Supongo que tampoco sabe la diferencia entre Magisterio Extraordinario y Magisterio ordinario.
02/06/17 4:36 AM
  
Efraín
Falso! Los evangélicos al afirmar los temas que usted propone al citar la escritura solamente decimos "esta es la evidencia" y por tal esto es así. Lo que ustedes hacen es una "Falacia de evasión de la carga de la prueba" si ustedes afirman que es válido el elevar las plegarias a otro ser fuera de Dios entonces usted está obligado a demostrarlo.

-------------------------
JM: El dogma de la comunión de los santos se encuentra plenamente fundamentado en la Escritura, tal como expliqué aquí: Conversando con mis amigos evangélicos sobre la comunión de los santos. Fundamento bíblico para las doctrinas católicas hay, otra cosa es que a diferencia de los protestantes fundamentalistas, comprendamos que haya verdades explícitas y otras implícitas en las Sagradas Escrituras.
05/06/17 5:40 AM
  
rocio
De todas las doctrinas e iglesias que pudieren existir; la más irracional es la católica y no solo por lo que la Biblia misma expone sino por la simple lógica, ética, historia y demás... pero bueno; el plan de este escritor es creerse la panacea del conocimiento. Jactándose de razonar, lo único que hace es caer en el mismo juego que tanto critica.

---------------------------
JM: Su comentario, es en toda regla presenta una afirmación gratuita que solo expresa su percepción subjetiva de la realidad. Ni siquiera de molesta en intentar refutar ninguno de mis argumentos. Es penoso.
06/06/17 5:16 PM
  
rocio
Los protestantes por lo menos fundamentan o "prueban" que su fe tiene fundamento. Los católicos tienen su mayoría de ideologías fundamentadas en la brujería y tantas prácticas supersticiosas traídas de las diferentes culturas paganas reinantes en el mundo. Pero como NO razonan, o les está vedado razonar so pretexto de excomunión o de ser tildados como ignorantes, entonces apelan a pronunciamientos como los de este fulano defensor de la mal llamada apología católica. Es decir; el mundo protestante "DEBE" razonarles todo y ellos simplemente atacan pero dónde encuentran asidero para sus doctrinas? en la NADA.

--------------------------------
JM: Sus palabras reflejan lo poco que conoce de la Iglesia Católica. Asumo que se expresa así porque está irritada por los argumentos del post, pero ¿que nuestras doctrinas se fundamentan en la brujería? ¿Que no podemos razonar so pena de excomunión? ¿Ha visto alguien excomulgado hoy día por razonar o incluso discrepar de la doctrina católica? ¿En qué mundo vive? ¿Se ha escapado de un universo paralelo, o solo viene a hacer el ridículo?
06/06/17 5:28 PM
  
Vladimir
"SIN LA IGLESIA CATOLICA NO TENDRIAMOS LA BIBLIA".
La Biblia se gestó en el seno de la Iglesia. De ahí que afirmamos que "La Iglesia es la madre de la Escritura".
El problema de los "hermanos separados" es que siempre se quedan con el hijo y desechan a la madre: aceptan a Jesús, pero sin María y aceptan la Biblia, pero sin la Iglesia.
Ni Cristo ni la Biblia cayeron del cielo. Vienen de Dios, Sí; pero a través de un proceso de gestación que se inicia y se completa dentro de la historia humana.
Si hacemos a un lado esa realidad histórica, que está detrás de Cristo y de la Biblia, nunca podremos comprender estas dos realidades, en toda su plenitud y profundidad.
ALABADO SEA JESUCRISTO.
06/06/17 8:11 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.