Por qué siempre Virgen

Virgen María SIEMPRE virgen

En las últimas dos entregas había analizado por qué desde la perspectiva de un católico es inaceptable negar la virginidad perpetua de la Santísima Virgen, o considerarla como algo irrelevante, pero había limitado mi exposición a que es un dogma de fe, razón que debe ser suficiente para cualquier verdadero católico.

Pero lo que para nosotros es un dogma de fe no necesariamente lo es para los protestantes, y evidentemente tampoco para los no creyentes, y por eso a mis entregas anteriores acudieron muchos protestantes exponiendo las objeciones tradicionales al dogma. Ya saben, que si la Biblia habla de los “hermanos de Jesús” (Mateo 13,55), que da a entender que José “conoció” a María (Mateo 1,25), que Jesús es llamado “primogénito” porque luego vinieron más hijos, etc.

Como católicos sabemos que esos argumentos son muy antiguos. El primero que los utilizó fue un tal Helvidio en el siglo IV y fue refutado de manera tan contundente por San Jerónimo con Biblia en mano, que luego no le quedaron ganas de volver a tocar el tema. Luego regresaron en la así llamada “Reforma” Protestante, y los propios Reformadores llamaron “ignorantes” a quienes sostenían tales hipótesis. En esta ocasión no voy a volver a analizar esas objeciones porque ya lo hice una vez, pero si voy a profundizar en razones basadas en el sentido común que apoyan el dogma de la virginidad perpetua de María Santísima.

Dificultades para la comprensión del dogma

Un elemento que en mi opinión dificulta la comprensión del dogma de parte de nuestros hermanos separados y de incluso los no creyentes, es su inmersión en una cultura en la que hemos perdido en gran parte el sentido de lo sagrado y la reverencia debida a Dios y lo consagrado a Él.

No ocurría así con el pueblo judío en tiempos anteriores a la venida de Cristo, en los que temían incluso contemplar el rostro de Dios porque sabía que moriría (Éxodo 32,20). Cuando Moisés se encuentra ante la teofanía de la Zarza ardiente, Dios le advierte: «No te acerques aquí; quita las sandalias de tus pies, porque el lugar en que estás es tierra sagrada» (Éxodo 3,5). Lo mismo ocurrió con el profeta Josué años después (Josué 15).

Un ejemplo de esto tenemos cuando Moisés vuelve de hablar con Dios en el Sinaí, la piel de su rostro se había vuelto radiante, por haber hablado con él, al punto que Aarón junto todos los israelitas temían acercársele (Éxodo 34,29-30) y tuvo que ponerse un velo sobre el rostro (Éxodo 34,33).

Incluso los utensilios consagrados a Dios para el culto no podían ser utilizados en adelante para ninguna otra cosa: “Entonces tomarás el óleo de la unción y ungirás la Morada y todo lo que contiene. La consagrarás con todo su mobiliario y será cosa sagrada. Ungirás además el altar de los holocaustos con todos sus utensilios. Consagrarás el altar, y el altar será cosa sacratísima.” (Éxodo 40,9-10).

Todo cuando estuviese en la Tienda del Encuentro era considerado sagrado y consagrado a Dios: “toda la Morada y de cuanto hay en ella sean cosas sagradas o sus utensilios (Números 4,16). Incluso para transportarlos debían tener cuidado, pues Dios les había ordenado que no toquen lo sagrado pues morirían.” (Números 4,15)

Uno de esos objetos consagrados junto con los utensilios fue naturalmente el Arca de la Alianza, sobre la cual reposó la presencia de Dios y sumamente venerada por los israelitas. En una ocasión fue tocada por las manos no consagradas de un miembro del pueblo y murió en el acto:

“Cargaron el arca de Dios en una carreta nueva y la llevaron de la casa de Abinadab que está en la loma. Uzzá y Ajyó, hijos de Abinadab, conducían la carreta con el arca de Dios. Uzzá caminaba al lado del arca de Dios y Ajyó iba delante de ella. David y toda la casa de Israel bailaban delante de Yahveh con todas sus fuerzas, cantando con cítaras, arpas, adufes, sistros y cimbalillos. Al llegar a la era de Nakón, extendió Uzzá la mano hacia el arca de Dios y la sujetó porque los bueyes amenazaban volcarla. Entonces la ira de Yahveh se encendió contra Uzzá: allí mismo le hirió Dios por este atrevimiento y murió allí junto al arca de Dios.” (2 Samuel 6,3-7)

La misma reverencia mostraron incluso con un pórtico que permaneció siempre cerrado luego de que al profeta le revelara Dios que había pasado por él al lugar Santísimo: “Y Yahveh me dijo: Este pórtico permanecerá cerrado. No se le abrirá, y nadie pasará por él, porque por él ha pasado Yahveh, el Dios de Israel. Quedará, pues, cerrado.” (Ezequiel 44,2)

Siendo estas solo cosas materiales, cabe preguntarse cuan consagrada a Dios quedó aquella que portó en su seno al Verbo Eterno.

Incluso desde la perspectiva del no creyente, es posible entender como un judío piadoso de la época como José, si de verdad creía que el Espíritu Santo descendió sobre María para dejarla en cinta, y que el fruto de su seno era el Hijo de Dios y Dios mismo, hubiese sido incapaz de acercarse a ella para consumar una relación sexual. Y no porque pensase que el sexo era “sucio” como insinuó Sor Lucía Caram, sino porque desde su entendimiento ella había quedado consagrada a Dios. Estaba, ante un  “Arca de la Alianza” viviente.

Evidentemente un protestante promedio con la mentalidad de hoy día no puede entenderlo y en la situación de José no dudaría en intentar acercarse a ella, pero no José comprendiendo lo que le había sido revelado por el ángel por orden directa de Dios, así como eran incapaces los israelitas siquiera acercarse a la presencia viva de Dios por temor y reverencia.

Razones bíblicas adicionales

Además de todo esto, sabemos que una vez refutadas las objeciones protestantes como lo hizo San Jerónimo, abundan razones para creer que María permaneció virgen.

En primer lugar, siendo una mujer sana y sin razones para suponer que José fuese estéril, de haber tenido relaciones sexuales hubiese tenido más hijos, pero sabemos que cuando huyeron a Egipto y cuando regresaron cuatro años después la sagrada familia contaba con sólo María, José y el niño.  Cada vez que el evangelio habla tanto del viaje de ida y de regreso, narra que el ángel le ordena a José: toma contigo al niño y a su madre(Mateo 2,13-14.20).

De haber habido otros hijos tendría que haberle ordenado llevarlos también. Hubiese sido natural que dijese “Toma a María y tus hijos”, pero no dice eso. Alguno pensará que pudieron haber tenido hijos después, pero no tiene sentido que un matrimonio judío que piensa tener hijos espere tantos años para hacerlo.

Más adelante vemos a Jesús peregrinando todos los años a Jerusalén con sus padres (Lucas 2), y nuevamente no se menciona por ningún lugar la existencia de otros hijos de María. Hijos que en caso de haber existido también hubiesen quedado al cuidado de su madre luego de la crucifixión y resurrección de Jesús, pero tal ausencia quedó evidenciada en la petición que hizo a Juan, el discípulo amado de cuidarla y recibirla en su casa.  

Las razones para dudar de la virginidad de María han variado a lo largo de la historia, pero las objeciones son en esencia las mismas que sostuvo Helvidio en el siglo IV. Hoy han cobrado fuerza porque la erudición contemporánea analiza el tema desde el punto de vista “histórico-crítico” (Meier, Piñero, etc.) desde el cual es imposible concebir que San José estuviera consciente de que el fruto del seno de María era divino, y que eso le hubiese cohibido. Desde esta perspectiva ni siquiera Jesús estaba consciente de su divinidad, por lo que visto de este modo es hasta comprensible que terminaran pensando así.

Pero si creemos lo que dice la Biblia, y se supone que los protestantes lo creen, no debería existir dificultad alguna para aceptar esta verdad de fe. De hecho, aunque pocos, conozco protestantes que han llegado a esta misma conclusión, no porque lo enseñe la Iglesia, sino por el mero sentido común.

——————————————————————————————————————

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

18 comentarios

  
Tyto Alba
Supongo que en otras épocas no, pero hoy en día habría que añadir la hipersexualización de la sociedad (que tan palmariamente ha hecho mella en la propia Caram) a las dificultades para aceptar la pureza de nuestra Madre.

Si lo más normal, permisible, habitual y deseable del mundo es mantener relaciones incluso antes del matrimonio e incluso con quien no es tu cónyuge e incluso con individuos de tu mismo sexo, ¿cómo iban a ser tan "pringaos" la Sagrada Familia de vivir en castidad?

Cualquiera se lo explica....

--------------------
JM: La propia Sor Lucía Caram lo deja entrever cuando para justificar que María tenía relaciones sexuales con San José dice: "María era una mujer plena".

No pareciera entender que todas las religiosas que hacen votos de castidad, como ella misma, pueden ser mujeres plenas aunque no mantengan relaciones. En la mentalidad moderna no se concibe.
11/02/17 7:22 PM
  
Juan Argento
Hay otra base bíblica de la doctrina de que María no tuvo hijos luego de Jesús, además del hecho de que Lucas no menciona ninguno en el episodio de la peregrinación a Jerusalén cuando Jesús tenía doce años: si los "hermanos" de Jesús aludidos en los Evangelios hubiesen sido hermanos propiamente dichos y no primos hermanos, no habría correspondido que Jesús en la cruz entregase a María como Madre al Apóstol Juan, lo cual tuvo dos significados, el práctico y el místico, el primero de los cuales puesto en evidencia por el hecho de que, a partir de ese momento, Juan "la recibió en su casa". En efecto, de acuerdo a las leyes y costumbres judias quien habría debido tomar a su cargo a María habría sido el hermano siguiente a Jesús en orden cronológico.


12/02/17 12:23 AM
  
Juan Argento
Como la imagen asociada al artículo menciona la virginidad de María "en" el parto, pero este aspecto no es tratado en el artículo, puede ser útil repetir algo que escribí hace unos años en otro blog de este sitio.

Una base bíblica del dogma de que María permaneció corporalmente virgen durante el nacimiento de Jesús, o en otras palabras, de que el nacimiento de Jesús fue milagroso y no un nacimiento ordinario, es el salmo 22 (21 en la numeracion de la Vulgata), precisamente el salmo que Jesús recitó en primera persona en la cruz, y que por lo tanto sabemos con seguridad que se aplica de modo particular y especifico a El.

La primera mitad del versículo 10 dice: "Tú, Señor, me sacaste del seno materno". Esta afirmacion no es consistente con un nacimiento ordinario. No tiene ningun sentido que una persona (divina o humana, no viene al caso) que nació de un modo ordinario, ya sea por parto natural o por cesárea, le diga a Dios: "Tú, Señor, me sacaste del seno materno". Porque ¿qué tendría su nacimiento de especial con respecto al de cualquier otro ser humano? La unica manera lógica de interpretar esta afirmación es que el nacimiento de Jesús involucró una intervención especial de Dios: Dios sacó de un modo extraordinario y milagroso a Jesús del seno de María, quien por lo tanto mantuvo íntegra su virginidad y no sufrió dolores de parto.
12/02/17 12:28 AM
  
Osvaldo
Con el debido respeto a los creyente o no, pregunto ¿ EN QUE LES MOLESTA QUE LOS CATÓLICOS VENEREMOS , NO ADOREMOS A MARÍA, MADRE DE CRISTO, COMO VIRGEN?. ¿nosotros estamos siempre listos para disentir las interpretaciones de la Biblia de uds., de la no aceptación de varios libros de la Biblia?.-
Hay una frase de René Trosero : " Es muy difícil que tu me vayas a convencer a mi de tu creencia, igual será para mi " por que no nos unimos y vamos juntos en busca de la verdad.
En una oportunidad un pastor de la Iglesia Universal me dijo, " es una mujer como cualquier otra, respondí :¿ La Madre de Dios, una mujer como cualquier otra ?. sin discriminar a mi madre y a todas las mujeres.-
Si van a buscar la respuesta a través de la RAZÓN JAMAS LA ENCONTRARAN, SE LA ACEPTA A TRAVÉS DE LA FE. ?, Dios estuvo preparando a través de los tiempos que María fuera la Madre de su Hijo.-
12/02/17 1:11 AM
  
Antonio Robles
Se le llama virgen en 2 ocasiones, solo para probar una profecía.

Y se le vuelve a mencionar como: Maria, su madre, mujer, una mujer, madre de Jesus, María su madre en 40 veces

"y ya no se le menciona virgen". 40 contra 2. ¿Quién inventó el dogma?

-------------------------------
JM: Su forma de razonar deja mucho que desear. Literalmente está diciendo que si la Biblia no le llama a alguien algo muchas veces en la Biblia entonces no es verdad. No es serio, no coherente hacer exégesis de esa manera.
12/02/17 8:32 AM
  
chico
Pues yo me he encontrado con algunos curas de hoy que dicen que eso de que la Virgen es Virgen antes, en y después el parto que hay que quitarlo porque es una virginidad demasiado biológica. ¡ Chúpate esa !.
12/02/17 8:44 AM
  
Tulkas
El problema de los no creyentes es el pansexualismo, paradigma en el cual no entra la virginidad, ni siquiera voluntaria, que es objeto de burla.

El problema de los/muchos protestantes es el odio. La esencia del protestantismo es odio.

Llevo unas semanas conversando sobre el Bautismo con un buen amigo y compañero de trabajo de confesión bsutista o adventista (no me lo quiere aclarar). He aprendido mucho sobre las incobsistencias de su sistema de creencias y todo bien hasta que llegamos a la expresión εις μετανοιαν del bautismo de Juan. Le digo que para evitar conflictos quedemos de acuerdo en traducir εις μετανοιαν como "para conversión", en vez de "para penitencia" (Vulgata) o "para arrepentimiento" (Reina Valera). Mi amigo no sabe ni latín ni griego.
Todo bien, pero hasta que tocas una fibra, hasta que pinchas el absceso, y entonces sale.

Me dice: "cuando usas el latín o la palabra METANOIA me viene a la memoria la iglesia romana prostituída".

No hay más.... son pobres gentes a las que les han inyectado odio.

No se Arráiz, a lo mejor te escribo un correo. Este amigo mío es compatriota tuyo.

---------------------
JM: Yo no utilizaría la palabra odio, porque habría que matizar y comprender la mentalidad protestante. Incluso el protestante más fundamentalista (aquel que está en la fe por convicción y por negocio) no suele odiar sino amar. Aman a los católicos que cree víctimas de un sístema o religión corrompida a la que si rechaza y odia. Cuando intenta por tanto sacar a católicos de la Iglesia Católica, lo hace buscando su bien aunque objetivamente esté equivocado.
12/02/17 10:31 AM
  
Tulkas
Ah claro! Yo no digo que odien personalmente, sino que odian la Fe de la Iglesia. Pero es odio al fin y al cabo.
12/02/17 3:22 PM
  
Luis López
Otro argumento es que, según Marcos y Mateo, al pie de la cruz se encuentra María Magdalena, María la madre de Santiago y José (que Juan dice que era "hermana de su madre", probablemente cuñada), y Salomé (madre de los Zebedeos). Sólo Juan cita a la madre de Jesús.

Pues bien, Marcos y Mateo se hacen eco de lo que se decía en Nazaret:, refiriéndose a Jesús "¿No es éste el hermano de Santiago y José, de Judas y de Simón?"

Por lo tanto es casi seguro que estos dos, Santiago y José, sean primos de Jesús, probablemente hijos de un hermano de José, casado con otra mujer llamada María (hermana política de María, la madre de Jesús). Y el origen de la identificación pudo ser que tanto Jesús como su madre, tras morir José, pudieran convivir en algún tipo de casa común con sus cuñados y sus primos.
12/02/17 3:26 PM
  
JESUS SAYAGO MCBO VENEZUELA
Yo creo en lo mas profundo de mi corazon que los hermanitos protestantes a pesar de lo que crean con el mayor fervor les falta mas consciencia espiritual, ellos creen que porque reparten bendiciones a diestra y siniestra, llaman a todos varon de Dios, declaren con vehemencia salud y properidad en el nombre de Cristo ( signos externos de fe); reparten a granel el Espiritu Santo y no, no es asi, les falta la contemplacion silenciosa de los misterios divinos Moises se fue muy lejos y llego al Horeb y alli en medio del desierto en el silencio de la oracion Dios le hablo Exodo 3,1-2; el mismo Señor procuraba y exhortaba buscar el silencio para orar Mateo 6,5-6; 26, 36; y pienso que aunque proclamen hasta el cansancio el nombre de Jesus les falta ese sentido de lo Sagrado, de lo Divino esa reverencia y abandono a la esencia de Dios, como creer que la carne de donde el verbo por quien todo fue creado Col 1,16; pueda ser compartida por una prole, que falta de respeto, de criterio Cristiano que fe tan superflua por Dios. Dios los bendiga y pidamos que el Espiritu Santo nos de la fortaleza y guie al cuerpo de Cristo para dar testimonio de la Verdad y muchos crean por nuestro testimonio Juan 17, 19-20
12/02/17 7:32 PM
  
Miguel Antonio Barriola
Un argumento controvertido, aún entre los mismos católicos, respecto a la "virginidad en el parto", pero muy digno de ser estudiado, se basa en antiguas lecturas variantes de Jn 1, 13, que en casi todas las versiones suele leerse en plural: "Ellos no nacieron de la sangre (en griego: ex haimaton = de las sangres - en plural -), ni por obra de la carne, ni de la voluntad del varón, sino que fueron engendrados por Dios".
Ahora bien, muchos antiguos Padres primeros de la Iglesia o teólogos de la misma época (Hireneo, Tertuliano y muchos más) así como la antigua, "Vetus latina", anterior a la copia más antigua, que nos ha llegado del texto griego, leen "en singular", que, enlazando con el final del v. 12, sería así: "Les dio poder de llegar a ser hijos de Dios. El que no nació de las sangres....".
Jean Galot, Ignace de la Potterie (sobre todo éste gran especialista de S. Juan, ya fallecido) y muchísimos teólogos y escrituristas sostienen, que la lectura en singular era la más extendida en "todas" las iglesia de Oriente y Occidente. Mientras que las expresiones en singular, salen todas de Alejandría y nada más.
Me detengo sólo en el plural: "sangres". Como lo ha demostrado Hofrichter, en el A. T. aparece tal plural, {unicmente, para indicar dos situaciones: o un asesinato ("ha damím ahéká..." Las sangres de tu hermano gritan hacia mí" : Gen 4,10) o la sangre que fluye naturalmente en la mujer a la hora del nacimiento de su hijo:"Ella deberá continuar purificándose de 'sus sangres' durante treinta días", Lev 12,4. Ver también Ez 16,3 - 6 / en especial: v.6).
En el Prólogo joaneo, cuando se está recordando la encarnación del Lógos, ese plural: "no de las sangres", está indicando, entonces, el portento de un nacimiento sin derramamiento de sangre.
Últimamente una tesis doctoral de un religioso católico hindú, presentada en el "Marianum" de Roma, defiende con muy válidos argumentos esta postura.
No teniendo ahora a mano mi biblioteca, me es difícil ofrecer los datos.
12/02/17 9:03 PM
  
Antonio Robles
SI, desde Mateo hasta Apocalipsis las palabras hermano, hermanos (a,as) suman “370 veces”


a-del-fon significa hermano y sus “CONTEXTOS” giran con el significado de:

1 Carnal: Y junto al mar vio a dos hermanos, Pedro, y Andrés (mateo 4 versículo 18) y mas…
2 Espiritual: Honrad amad a los hermanos (1 pedro 2 v.17) y mas…
3 Medio hermano carnal: Herodes y Filipo ( Lucas 3 v. 1) Judá y José (Mateo 1 v. 2)

¿Por qué dicen que eran primos de Jesús cuando lo van a buscar y no se usan las palabras para primo a-ne-psi-os y pariente sygue-non?

Este texto hace la diferencia: “Serán entregados por hermanos (a-del-fon ) y parientes (sygue-non)” Lucas 21 versiculo 16.

¿Por qué para los hermanos de Jesus siempre se usa la palabra a-del-fon?

HERMANOS Adelphon “370” veces, y nunca se refiere a parientes, primos.

-------------------------
JM: El tercer contexto que asume se refiere sólo a medios hermano carnal, realmente se refiere a parientes cercanos, otra cosa es que en los casos concretos haya sido así. A pesar de eso, el ejemplo que coloca sirve para demostrar como se puede llamar hermanos a personas que no son hijos de la misma madre, pues Filipo era hijo de Herodes el Grande y Cleopatra de Jerusalén, mientras que Herodes era hijo de Herodes el grande y Maltace (su cuarta esposa).

Por otro lado, el Nuevo Testamento fue escrito por diferentes autores, y no hay por qué suponer que el término hermanos, si se usó en un contexto tan amplio como para designar hermanos espirituales, no se pueda utilizar para hacer referencia a parientes cercanos.

La misma traducción griega de la Biblia, llamada de los Setenta (LXX) O Septuaginta, cuidadosamente elaborada para el servicio de la populosa e influyente diáspora judía helenizada, desarrolla un griego de fuerte componente hebraico. Y en esta, apenas utiliza la palabra anepsios sólo dos veces (Números 36,11 y Tobías 7,2), en favor de ADELPHOS (hermano).

Lucas 21,16 no demuestra nada, porque tanto en griego como en hebreo existían palabras para designar parientes, y aún así se utilizó la palabra "hermanos" con el mismo propósito. Por ejemplo, se llama a Lot y Abraham hermanos cuando Abraham era su tio no su medio hermano.

La explicación es tan simple como que la Biblia está escrita en lenguaje humano y no hay una sola palabra para expresar cada cosa.
12/02/17 9:15 PM
  
Luiscar73
Me parece magistral esta entrada; Muchas gracias.
La Paz de Cristo.
13/02/17 3:08 AM
  
Antonio Robles
Si no ponen este comentario y el otro que pondré comprendo que es porque no se puede demostrar lo contrario, aunque si se puso el comentario de arriba, no se pudo refutar coherentemente.

En HEBREO las palabras “hermano” se usaba para parientes y primos; Pero es todo lo contrario en GRIEGO. Son lenguajes distintos con reglas distintas.

GRIEGO: De “tantos relatos” en que se menciona a los hnos de Jesus, nunca se usó la palabra para ¨primo¨ a-ne-psi-os, como en este relato: os envía saludos; Marcos, el primo de Bernabé (Colos 4 versículo 10).

----------------------------
JM: No hace falta recurrir a chantajes emocionales propios de niños del kinder para que coloque su comentario. Nunca han funcionado conmigo.

Además, bien puede haber otras razones para que no coloque un comentario, a saber: a) porque está fuera de tema (dado que pertenece a las objeciones tradicionales contra el protestantismo que analicé en otro post), b) porque viola alguna de las reglas de comentaristas para el blog, o c) simplemente porque no me da la gana.

La última por supuesto no es el caso, pero es una de las alternativas que se le pudo ocurrir en vez de pensar que estoy aterrorizado porque acaba de poner unos argumentos "innovadores" que seguramente nunca habré escuchado. Uhhhhhhh, estoy que tiemblo...

Entrando en tema, la artificial distinción entre griego y hebreo la traté en otro post (AQUI) y como incluso expliqué brevemente aquí, tanto en hebreo y griego existían palabras para designar parientes y primos y en ambos se utilizaba la palabra hermano como sinónimo.

Como evidencia de esto ya mencioné que la versión griega de la Biblia, la Septuaginta, aunque escrita en griego desarrolla un fuerte componente hebraico, y en esta apenas utiliza la palabra ANEPSIOS, (primo o pariente en griego) (sólo dos veces: Números 36,11 y Tobías 7,2), en favor de ADELPHOS (hermano). Los traductores de la traducción de los Setenta no dudaron en traducir “aja” (Hebreo) como “ADELPHOS” (Griego) aún en los casos en donde el parentesco no era de hermanos hijos de un mismo padre o de una misma madre. Pero seguramente cree usted saber más griego que los traductores de la Septuaginta, y que el propio San Jerónimo. Qué le vamos a hacer...
13/02/17 5:38 AM
  
Antonio Robles
Hay quienes luchan por demostrar el dogma de este artículo mencionando que Jesus no tuvo medios hermanos, que Santiago era hijo de la hermana de la madre de Jesús y otros ejemplos parecidos. Pero es un argumento débil porque…

Los nombres se repiten muchas veces. Los nombres de los hermanos de Jesus se repiten en diferentes personas, lo que muestra que no son primos, ejemplos: Mateo 13 versículos 55, 56:

6 Joses,
3 Santiagos,
6 Judas,
8 Simones.

-----------------------------
JM: Es perfectamente natural que varias personas tengan el mismo nombre, tanto en aquella época como ahora. Actualmente abundan los José, Miguel, Manuel, etc. Por eso precisamente los evangelistas son cuidadosos diferenciándolos.

Por ejemplo, para diferenciar entre los distintos Santiago, les suelen identificar por sus padres, Santiago "el de Zebedeo" (Mateo 4,21; 10,2; Marcos 1,19; 3,17), Santiago "el de Alfeo" (Mateo 10,3; Marcos 3,18). También para identificarlos dentro de un grupo de dos de entre los apóstoles se usó el calificativo del "menor" (Marcos 15,40) versus el "mayor".

-Santiago "el menor" hermano de José, hijo de Cleofás (Alfeo) y de María de Cleofás.

-Santiago "el mayor" hermano de Juan, hijo de Zebedeo, también discípulo de Jesús.

Surge entonces hipótesis de si debido a lo común de los nombres, los Santiago y José mencionados como hermanos de Jesús en Mateo 13,55 y Marcos 6,3 son distintos a los Santiago y José también descritos como hermanos pero como hijos de María la mujer de Cleofás (Alfeo).

En mi opinión es ilógica desde el punto de vista en la forma en que los evangelistas narran los hechos. Identifican a Santiago y a José como hermanos de Jesús en Mateo 13,55 y Marcos 6,3, luego nos presentan a María de Cleofás su madre. Utiliza a estos que ya ha previamente identificado para posteriormente identificar a otra María (esposa de Cleofás) como su madre. Más allá del problema de la abundancia de los hombres, los evangelistas utilizan un recurso distinto al de los "apellidos" para evitar ese tipo de ambigüedades.

Todo esto ya se ha estudiado mucho, y no traté este argumento acá, porque forma parte de las objeciones tradicionales protestantes que ya refutó San Jerónimo en su tratado (AQUI) y traté con más detalle de lo que me permite el área de comentarios en otro post (AQUI).
13/02/17 6:03 AM
  
José Ángel Antonio
""""En HEBREO las palabras “hermano” se usaba para parientes y primos; Pero es todo lo contrario en GRIEGO. Son lenguajes distintos con reglas distintas"""".

Una cosa son las reglas gramaticales y otra las realidades. Mi esposa es rusa y habla perfectamente español, tiene un título de profesora de español. Pero aunque solo tiene una hermana, y aunque sabe perfectamente la palabra "primo", continuamente me habla de su hermano Dimitri....

Podría decir "mi primo Dimitri", mi esposa es lingüista, traductora profesional, y sabe la regla, pero en ruso no usan casi nunca la palabra "primo" (aunque exista) y ella, al hablar en español, sigue insistiendo en llamarle hermano (y como ella, todos los rusos).

Lo mismo con los autores bíblicos que escriben en griego pero PIENSAN en hebreo y arameo. Cuando hablan de los hermanos de Jesús todos entendían que eran primos.

Una misionera española comboniana que trabaja con niños beduinos en Palestina me contaba que continuamente los niños le hablan de sus "hermanos" y en realidad se refieren a primos en distintos grados. Y esto es hoy mismo.

--------------------------------
JM: Por supuesto. Pero además habría que agregar que la posición católica no asume que José, Santiago, Judas y Simón eran todos "primos" de Jesús. De hecho, parece tratarse de dos grupos distintos de hermanos. Santiago y José hijos de María de Cleofás, mientras que Judas y Simón también hermanos entre sí hijos de alguien más, pero todos sí parientes de Jesús. De allí que ni siquiera aplicaría llamarles primos porque no todos lo eran, en todo caso se hubiera podido llamarles parientes (συνγενής = sungenés) pero las palabras se utilizaban de manera sinónima en muchos contextos, al igual que se observa en todo el AT.
13/02/17 6:27 PM
  
Vladimir

"… el árbol se conoce por su fruto", dice Jesús, (Mateo 12,33).
Cuando meditamos en la excelsa grandeza y dignidad de Cristo, nuestro Señor y Salvador, no podemos menos que deducir la grandeza de Aquella que lo dio a luz.
Incluso, no tenemos que realizar esa operación mental, porque el mismo Evangelio ya nos la da hecha cuando une a Cristo y a María en una misma bendición: "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre" (Lucas 1,42)
-Hermano cristiano, no católico, repita esa fórmula de bendición, sin ningún temor. Cuando lo haga estará proclamando la Palabra de Dios, sin duda alguna-
14/02/17 3:12 PM
  
Miguel Antonio Barriola
¿ Por qué será que, en el texto original griego de Jn 1, 40, se dice que Andrés encontró a Pedro su "adelfón TON ÍDION" (=su hermano PROPIO)?
Seguramente porque indicar sólo que era "hermano" y nada más, no daba la idea de que era "hermano carnal".
14/02/17 4:46 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.