Bajo fuego “amigo”

Varios amigos me han escrito para avisarme que una señora de nombre Mildreth Rafaela Obando está difundiendo en las redes sociales, una lista de católicos “sedevacantistas” que “alientan a desobedecer las enseñanzas de nuestro Santo Padre Francisco”, y en la que figura mi nombre.

Más allá de mi sorpresa no supe si enojarme por aparecer en la lista, o enojarme porque me puso al final. Después de todo, si me van a acusar de algo que no he hecho, lo menos que podría hacer es alagar mi ego.

A raíz de mi último artículo crítico sobre la praxis ecuménica actual, tuve también que retirar dos personas de mi lista de contactos de Facebook, que afirmaron que he “acusado falsamente” al Papa.

Otro suceso reciente que me ocurrió, fue el rechazo de un suscriptor de la revista Apologeticum, que la devolvió diciendo que no quería recibir nada de un “amigo de lefebvristas”.

Aunque son casos puntuales, esto me da oportunidad para hacer algunas reflexiones, y pongo sobre aviso a quienes me leen, dado que aunque no debería, muchas personas tienden a creer todo lo que se dice aunque no se fundamente.

El costo de ser crítico

Entiendo que esas reacciones de deben a personas que han tomado a mal algunos artículos críticos que he escrito recientemente. Enumero algunos de ellos:

En ¿Martín Lutero razón? hago un análisis crítico de los elogios que ha recibido el “reformador” a raíz del centenario de la llamada Reforma protestante. Discrepo brevemente de las palabras del Santo Padre cuando afirmó que en la doctrina de la justificación “él no se ha equivocado”.

En ¿Ecumenismo versus Proselitismo? hago el esfuerzo de entender en sentido ortodoxo la exhortación del Papa de no hacer proselitismo, y de que “no es lícito convencer de tu fe”.

En Consejos a los católicos fascinados y a los católicos perplejos con el Papa Francisco, aunque admito estar perplejo con algunas afirmaciones del Papa, invito precisamente a hacer lo contrario de lo que se me señala: evitar el sedevacantismo.

En Catolicismo vs Protestantismo / Apple vs Microsoft hago una reflexión de las causas de la crisis que atraviesa la Iglesia, contrastando como el liberalismo teológico ha hecho languidecer comunidades, al punto de que otras comunidades incluso tradicionalistas que han estado en cisma, han presentado mayor crecimiento y vitalidad.

En mi último artículo, quizá la gota que derramó el vaso, Excesos ecuménicos, apegándome a la doctrina oficial de la Iglesia sobre el ecumenismo, hago algunas críticas respecto a su praxis, señalando aquello que puede objetivamente alimentar el relativismo y el indiferentismo.

En todos estos artículos, aunque críticos, intento ser lo más respetuoso posible, tanto con la persona del Papa, como con el clero en general. Pueden revisar todos y cada uno y ver que tampoco en ninguno aliento a desobedecer al Papa.

Confieso además que no me gusta escribir post críticos. Termino siempre con un sabor amargo en la boca, aparte de que estoy consciente que muchas personas, incluso amigos, reaccionaran de manera visceral y agresiva. Me acusarán de ser “soberbio”, de pretender saber mejor que el Papa el mejor rumbo para la Iglesia, o de “causar escándalo”.

Para mí sería mucho más fácil hacer como muchos predicadores que se mantienen en la línea oficial, en la ortodoxia pero en silencio ante lo que ven mal, escribiendo sólo contenido “políticamente correcto”. Me evitaría muchos disgustos.

El problema es que yo pretendo servir a Dios, y para eso escribo, no para agradar a las personas. Y si eso implica tener que hacer de vez en cuando alguna crítica constructiva, tendré que hacerlo, aunque algunos de mis “correligionarios” se lancen como hienas a intentar despedazarme, o intenten desprestigiarme a través de las redes sociales.  No dejé atrás 20 años de una carrera exitosa y estable donde tenía la jefatura de un área importante de una empresa para venderme o ir contra mi conciencia.

A la objeción de que algún artículo crítico que escriba pueda escandalizar, aclaro que por eso siempre intento ser prudente. Sopeso pros y contras y en más de una ocasión me termino mordiendo la lengua.

Pero todo el lee las noticias se entera de los escándalos que ocurren a diario: obispos y monjas defendiendo el aborto, el estilo de vida homosexual, la eutanasia, negando los dogmas y la doctrina católica, y a la casi totalidad de ellos no se les sanciona y a veces hasta se les alaba y aplaude, mientras que a otros, los más obedientes y ortodoxos, se les investiga y destituye.

Podría poner infinidad de ejemplos verídicos y contrastables, pero la idea no es escandalizar. El escándalo no lo ocasiona el que hace críticas constructivas, sino el que hace necesario que se hagan.

Pienso entonces que la actitud de quedarse callado, por un equivocado respeto humano evitando a toda costa escandalizar no siempre es la salida. Muchas personas encubrieron sacerdotes pederastas o los trasladaron de lugar donde siguieron cometiendo sus crímenes precisamente por pensar así.

¿Lefebvrismo?

Respecto a si soy lefebrvista, aclaro que ni lo soy ni comparto su posición. Los que tienen tiempo leyéndome saben de la cantidad de tropezones que he tenido con personas de tendencia filo-lefebvriana, por su resistencia a aceptar íntegramente el Concilio Vaticano II. Siempre he dicho que no se puede ser católico de un solo Concilio, como los modernistas, pero tampoco de todos los concilios “menos uno” como algunos ultra-tradicionalistas. Tengo infinidad de artículos publicados aquí en el  blog de ese tema (Véase Ultra-tradicionalismo).

Pero más allá de las diferencias que hemos tenido, admito que me merecen un profundo respeto. No se les puede ni siquiera objetar que estén en cisma, luego de que el Papa Benedicto XVI les retirara la excomunión, y la situación irregular en la que todavía permanecen puede —Dios mediante— resolverse en cualquier momento, si el Papa les concede su prelatura personal, como la tiene el Opus Dei.

Si eso pasa me alegraré mucho por ellos, y si algo he ido aprendiendo durante estos años, es que no tiene sentido pretender ser muy abierto con cristianos protestantes de otras denominaciones, y a la vez intransigente con aquellos que siendo católicos, mantenemos diferencias mucho menores. Si vamos a ser abiertos con unos, por lo menos seamos coherentes. No tiene sentido aplaudir llamar a Lutero “Heraldo” y “Testigo” del Evangelio, mientras llamamos a Lefebvre “cismático”.

Derecho a discrepar en lo opinable

Lamentablemente muchos de estos católicos que lanzan este tipo de acusaciones tienen una mentalidad sectaria. Para ellos no hay espacio para el disenso y todo el que discrepe incluso en lo opinable termina en la bolsa de “sedevacantista”. Dicen que están con el Papa pero desoyen sus palabras precisamente a que “confrontándonos, discutiendo y rezando se resuelven los problemas en la Iglesia”.

Niegan además el derecho y el deber de sus hermanos de manifestar su opinión tanto a los pastores como a los demás fieles, de aquello que pertenece al bien de la Iglesia, como consagra el Código de Derecho Canónico:

Canon 212 § 3: Tienen el derecho, y a veces incluso el deber, en razón de su propio conocimiento, competencia y prestigio, de manifestar a los Pastores sagrados su opinión sobre aquello que pertenece al bien de la Iglesia y de manifestar a los demás fieles, salvando siempre la integridad de la fe y de las costumbres, la reverencia hacia los Pastores, y habida cuenta de la utilidad común y de la dignidad de las personas.

Por lo tanto, a pesar de las reacciones que puntualmente pueda ocasionar, pienso seguir opinando y haciendo críticas constructivas cuando crea que es necesario. Pido a Dios que me de la gracia de siempre hacerlo con la prudencia y respeto necesarios. Y el que no se sienta cómodo con esto, simplemente no me lea.

A la señora Mildreth Rafaela Obando y a los que la imitan, les recuerdo que la calumnia es pecado grave, y la difamación además un delito tipificado en muchos países. No le era muy difícil investigar el significado de la palabra “sedevacantista” y ver qué es lo que implica.

Demás está decir que yo no soy el único señalado en la lista. A algunos de los que también figuran, los conozco, son mis amigos y me consta que tampoco son lo que esta señora les llama. No les nombro  para no darles mala publicidad.

P.D.: Acabo de ver que uno de los aludidos ha preferido tomarlo con humor. Quizá es lo mejor.

——————————————————————————————————————

Suscríbete a nuestra revista digital gratuita Apologeticum

32 comentarios

  
Miguel Antonio Barriola
De acuerdo con su necesaria y más que oportuna aclaración.
Siempre estuve de acuerdo con sus bien fundadas y oportunas
explicaciones de la fe católica.

-------------
JM: Muchas gracias Monseñor.
28/01/17 9:16 PM
  
Feri del Carpio Marek
Este pontificado está ayudando a corregir una falsa idea del lugar que tiene el sucesor de Pedro en la Iglesia, de cómo tiene que ser la obediencia y respeto que se deben al mismo, y sobre todo del papel que Dios quiere que tenga en la Iglesia, pensando que para mantener la unidad y la fe de los católicos es necesario que nadie conteste o critique al Papa, ni siquiera de una manera muy medida, respetuosa, sabia y prudente. Definitivamente, todo coopera para bien de los que aman a Dios.
28/01/17 9:19 PM
  
Victor Bu
La secta de difamadores debe ser denunciada ante las autoridades. Están calificando a todos de herejes sólo porque no se ajustan a sus opiniones, una cosa es discrepar entre hermanos y otra muy distinta es la calumnia de la que son parte estas personas.
28/01/17 9:31 PM
  
Jaime Velázquez
Yo encabezó la lista, lástima que ni siquiera fue capaz de escribir bien mi nombre.

:)

Excelente artículo.
28/01/17 9:35 PM
  
Forestier
Como todo ciudadano, en esta caso ciudadana, tiene que ser responsable de sus actos y palabras, pues el camino más adecuado José Miguel, es denunciarla por el delito de la calumnia y la difamación pública, y más cosas...
28/01/17 9:35 PM
  
Miles Christi
Estimado hermano, gracias por el artículo, sabes lo que me preocupa realmente ? Que hay una gran confusión en la Iglesia y que hermanos en la fe tengan ideas tan superficiales y poco serias sin informarse y contrarias en muchas ocasiones al Magisterio de la Iglesia y que no les preocupe.
En lo personal , al igual que tu, fui convocado sin quererlo,pero me sirve para hacer un llamado a la fidelidad que le debemos a Dios y a su Iglesia, creo que no hay un día en mi vida que no pida por el Santo Padre en turno, ahora nuestro Papa Francisco,realmente a la Iglesia le hace falta mucha oración ,humildad y amor a lo que nos han legado nuestros padres y hermanos en la fe.
Pidamos por esas pobres almas extraviadas, en lo que a mi concierne yo perdono cualquier ofensa que me hayan hecho,pero sigamos firmes en el servicio del Rey de reyes usando nuestros talentos para servir a Cristo y a nuestro prójimo, el que a Dios ama nada lo turbe!
28/01/17 9:57 PM
  
Cipriano
Muy buena su explicación
28/01/17 10:37 PM
  
Fuenteovejuna
Don José Miguel:
Lo felicito por su ejercicio de la prudencia, lo que no le impide ver las cosas como realmente son, porque desgraciadamente hay gente que estando delante de una mesa afirma tozudamente que se trata de un burro.
Y no vaya a creer usted que son todos de bajo coeficiente intelectual; no, muchos de ellos son inteligentes, lo cual pone de manifiesto que la confusión que hoy reina en la Iglesia es aún más grave y hay motivos para estar alarmados por lo que pronto ha de suceder.
Precisamente a esa gente que lo condena sin razón quisiera decirles que así como San Atanasio luchó en soledad contra el arrianismo, hoy tambien hay obispos y cardenales santos que ven la realidad como usted la ve.
Y para finalizar, una paradoja: si el Papa Francisco aconseja que hay que construir puentes que unan y no muros que dividen, por lo visto hasta ahora en la Iglesia se ha levantado un imponente muro que divide de un lado a los que respetan a rajatabla lo que Cristo manda en el Evangelio, de los que piensan que es hora de conciliar con el mundo y su canto de sirenas del otro.
Sería bueno que sus críticos respondieran si saben quién ha levantado ese muro, porque si no lo saben, es evidente que son aquellos que estando delante de una mesa afirman tozudamente que se trata de un burro...
28/01/17 10:53 PM
  
Raúl Alonso
Buen artículo Jose Miguel. Que lastima que te pusieron en último lugar :)
Bendiciones en Cristo y María Santísima Theotokos
28/01/17 11:02 PM
  
Luis Fernando
Yo entraría en una profunda depresión si la cuasi doctora de la Iglesia Mildreth Rafaela Obando, conocida por su profunda sabiduría y perspicaz discernimiento espiritual, me acusará de sedevacantista. No creo que pudiera soportarlo.
28/01/17 11:16 PM
  
Ricardo de Argentina
¡Sí José Miguel, hazle caso a Luis Fernando y tómatelo como de quien viene!
29/01/17 12:03 AM
  
GUILLERMO OSPINA ARCHILA
PARA LUIS FERNANDO. Tu oportuno y muy bien planteado comentario sobre la lumbrera que de manera ramplona actua,, nos la describe a quienes tenemos el honor de no conocerla y por fortuna serle desconocidos. Oremos por ella.

P.D. Gracias a ti, ya corregi la apariencia Pelagiana que encontraste en opiniones mias. Mil gracias.
29/01/17 12:05 AM
  
Abaya
Considero que viene usted haciendo una labor literalmente impagable, lo cual está muy bien porque tendrá que encargarse Cristo en persona de pagarle, y Él no es precisamente ni pobre ni tacaño. Por otra parte, ya sabe usted de sobra, seguro que también por experiencia, que a quien sale a defender la Verdad le tienen que llover piedras de delante y de atrás, de izquierda y de derecha. Si al dueño de casa lo han llamado Belzebú, cuánto más a los criados.
29/01/17 12:41 AM
  
Lucía Martínez
Todos los días oro por ustedes al Señor y le doy gracias porque con tanto amor y valentía nos informan la Verdad.
Nuestra Señora les proteja y les anime siempre.
P.D Gracias también por la magnífica Revista Apologeticum.
29/01/17 1:29 AM
  
GUILLERMO OSPINA ARCHILA
MIRA JOSE MIGUEL.- Yo Alcance a estar en “FUEGO AMIGO” en ocasión de haber expuesto varias veces opiniones sobre los ataques a nuestro Papa Francisco, referentes a su carta apostólica, siendo aquí mismo tildado de “papólatra”, y a mis escasos ochenta y cinco años, que precisamente cumplo dentro de 4 días (fiesta de la Presentación del Señor y de Nuestra Señora de la Candelaria) viudo desde hace 10 mese , 4 hijos, 7 nietos y una bisnieta (en proceso) empecé a aplicar, con exactitud, al pie de la letra, y desde el mismo momento en que tu escrito apareció en Blog de esta nuestra casa, tus sapientísimos´´“CONSEJOS A LOS CATÓLICOS FASCINADOS Y LOS CATOLICOS PERPLEJOS CON EL PAPA FRANCISCO” y gracias a ti, opté, siguiéndolos al pie de la letra por “serrar el pico” como decimos aquí en mi Colombia.
29/01/17 1:33 AM
  
Oscar
Estimado Jose Miguel:
Gracias a la lectura de tus articulos soy un catolico confiado y orgulloso de mi fe, te pido que sigas adelante con tu mision, que a muchos nos conforta.
Mas aun, gracias a ti conoci a Luis Fernando Perez. A ambos mi apoyo y admiracion.
29/01/17 1:58 AM
  
José L. Pérez
José Miguel estamos contigo. Admiro el trabajo que realizas en favor de la educación en la Fe y el no estar de acuerdo con todo lo que pasa en la barca de Pedro que es nuestra; es también saludable y nos permite apreciarla con sus luces y sombras... Saludos y bendiciones
29/01/17 2:30 AM
  
María López
Una cosa es ser Sedevacantista y otra Comulgar con ruedas de molino, yo me quedo con lo que dijo S. Pablo a los Gálatas 1 "Si alguno os anuncia un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema". Tengo ya muchos años para que me digan que el Adulterio no es pecado, o que un hereje que murió excomulgado ( no se le puede levantar la excomunión), que se ha burlado del Papa, de la MIsa y de los sacramentos, que ha cometido y propiciado crímenes y guerras sea testigo del Evangelio. Y eso me da igual que me lo diga el Papa o quien sea, por ahí no paso, tengo una carrera universitaria y no me van a convencer ahora de que Lutero fue beneficioso para la Iglesia o para el mundo. No hay más que leer un poco de historia o adentrarse en sus escritos para ver que nos quieren hacer ver lo blanco, negro.

29/01/17 3:12 AM
  
Claudio-Argentina
No hay que anteponer la concordia a la Verdad (San Juan Crisóstomo)
Por otra parte, «salus animarum, suprema Ecclesiae lex»
Que se enoje quien se enoje.Con la salvación de las las almas no se juega.Felicitaciones por el Blog.
29/01/17 4:11 AM
  
Maria-Ar
No te preocupes José Miguel,... ladran Sancho...(Y como!!!!)
Sos un exelente apologista como muchos en este portal , a Dios , Gracias!
+
.
29/01/17 4:51 AM
  
solodoctrina
Estimado Arráiz, lo aliento a seguir en su línea de opinión ortodoxa, mostrando siempre, como dice un título en castellano de un libro de C.S. Lewis "lo Eterno sin disimulo".

En cuanto a su preocupación sobre el escándalo que pueda causar algún escrito suyo, le recuerdo las sabias palabras de San Gregorio Magno: “Debemos evitar el escándalo. Pero si el escándalo se produce por la verdad, antes que abandonar la verdad se debe de permitir el escándalo”.

Ante su inclusión en alguna lista negra, le pido que ahora más que nunca, continúe con sus siempre interesantes y católicas reflexiones.

Un saludo desde Uruguay.
29/01/17 5:03 AM
  
manuel d.
buenos días,
¿acaso somos los católicos máquinas, sin derecho a valorar a nuestra jerarquía?, ¿no era eso lo que inició Lutero, esto es, criticar el Papado?, ¿por qué entonces los luteranos son renovadores de la Iglesia, mientras que los católicos que manifestamos nuestra predilección por una posición doctrinal u otra somos sedevacantistas?
no entiendo nada, tampoco entiendo que este Papa no confirme en la fe a sus ovejas, sino que se tengan palabras de condescendencia con los protestantes, ¿acaso son ellos de mejor condición?, si fuera así que se diga claramente, y entonces ya sabemos a qué atenernos.
29/01/17 9:08 AM
  
Luis Fernando
La excelsa Mildreth Rafaela Obando habría condenado por sedevacantista al concilio ecuménico que condenó como hereje al papa Honorio y a todos los papas que confirmaron la condena.

Qué lástima que no hubiera vivido entonces.
29/01/17 1:28 PM
  
José Luis
Algunos meses, una señora de cuyo nombre no quiero acordarme, se creía que yo era sedevacantista, pero luego se dio cuenta que no, y me bloqueó, pero antes de hacerlo, me dedicó una serie de insultos. Cuando no se ama al Señor, se comete infinidad de locuras y desvaríos.

Cristo es lo más importante para todos nosotros, también lo tenía muy claro el Apóstol San Pablo, San Francisco de Asís, y todos los verdaderos amigos y amigas de Dios que son los santos y santas.

Debemos alegrarnos cuando nos injurie, y alabemos al Señor por ello.
29/01/17 7:09 PM
  
CARLOS ANDRES ROBLES
Me gustaría un análisis profundo de su parte, ahora que se dedica a la apologética a tiempo completo, sobre los supuestos errores que denunció Lefevre en los documentos del Concilio, dejando de lado la postura de "ultra" de rechazar el Concilio integralmente, temas como la libertad religiosa, el ecumenismo, la eclesiologia, como por ejemplo el controversial "subsistit in" vs el tradicional "est" de Lumen Gentium, etc.
----EDITADO----
------------------------
JM: Yo siempre he defendido que no se puede atribuir al Concilio Vaticano II errores, sino que hay que entenderlo como explicó muchas veces Benedicto XVI, en la hermenéutica de la continuidad. De eso tengo escrito mucho en este blog.

Ahora, más artículos que los que ya hice al respecto no creo que escriba por ahora, porque entre mis prioridades no están actualmente analizar las objeciones levebvristas al Concilio Vaticano II. Ya un análisis muy completo lo hizo Mons. Fernando Arêas Rifan en su libro "Tradición y Magisterio vivo de la Iglesia". Es un trabajo que no creo ni pretendo intentar superar y con el cual concuerdo plenamente. Lo puede encontrar en la web de la fundación Gratis Date.
29/01/17 8:40 PM
  
Cacho
Excelente reflexión. Totalmente de acuerdo.
29/01/17 11:56 PM
  
Rose
Hermano, recuerdate de las bienaventuranzas:...las persecuciones por el Nombre de Jesus. Duele mucho si, pero confia solamente. Permance firme en la Roca. El Señor te fortalezca en su misión. Saludos.
30/01/17 12:09 AM
  
Rafa
Yo creo que el papel que hacéis desde este portal de noticias es una bendición porque desde el respeto a la institución del Papado hacéis una defensa tenaz del dogma y la doctrina católicos en un momento en que la Iglesia está siendo atacada desde dentro. Y parafraseando lo que dijo el Señor: si vosotros callarais, las piedras hablarían. Seguid adelante y que Dios os bendiga.
30/01/17 8:26 AM
  
Santiago
Por aportar un dato que a lo mejor te es útil en el futuro. Siguiendo el enlace que das de la lista donde te acusan de sedevacantista, he seguido leyendo las publicaciones de la que te difama, y veo que tiene una del 8 de enero en que afirma que Juan Pablo II llamó también a Lutero "testigo del evangelio". Me he tomado el trabajo de buscar la referencia que dan, supuestamente una carta al cardenal Willebrands, presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, en 1983, con motivo de los 500 años del nacimiento de Lutero. La referencia que dan se puede leer en www.vatican.va /roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/information_service/pdf/information_service_52_en.pdf , en la página 83.

Pues es un caso de o bien mala fe, o bien poca comprensión lectora: Juan Pablo II NO llama nunca tal cosa a Lutero en esa carta. Pero una vez acaba esa carta publican OTRO artículo que sí lleva ese título, firmado por el P. Alois M. Kothgasser SDB y en el que procede a criticar punto por punto lo inconveniente que es llamar así a Lutero. Lo habían hecho en una declaración conjunta evangélico/protestante de ese mismo año, firmada por parte católica por el obispo de Copenhague.

Vamos, que San Juan Pablo II NO dijo esa frase.

--------------------
JM: Gracias por la aclaratoria.
30/01/17 2:55 PM
  
Jesús Hernández Roldán
Saludos, hermano!!! Pues sí, existe ese "fuego amigo"... pero también significa que tu postura y tus artículos han sido suficientemente claros. Mejor pecar de claro que de ambiguo. Yo coincido contigo en lo que mencionas en este artículo y también soy de los que han recibido un montón de críticas por "no aceptar la homosexualidad como lo ha hecho el Papa Francisco"... siendo que yo tengo mis reservas de que de verdad el Papa la haya "aceptado" así tal cual y con todas las consecuencias de ello: gaymonio, adopción gay, etc. Un abrazo, hermano, y seguimos en la línea!
30/01/17 5:18 PM
  
Luis Piqué Muñoz
¡Muy Bien, Bravo Amigo José Miguel! ¡Yo también soy sedevacantista! ¡Ah, y homófobo ¡o sea, odio a los Hombres! Ja, Ja, Ja ¡y todos esos Disparates que se ha Inventado hoy el Hombre moderno dirigido como autómata por el fascismo democrático, nazicomunista y el Omnipotente y todopoderoso Nazicomunismo ¡infiltrado hasta el tuétano, por Cierto, también en la Iglesia! ¡Ay, cuántas falsas Beatas no eran ya Nazifeministas, no le extrañe que también esta fanática! Ja, Ja, Ja ¡Genial el video de Hitler sedevacantista! ¡Si se puede equivocar Hitler, también se puede equivocar el Papa! Ja, Ja, Ja. Efectivamente, yo sólo admito ¡Interpreto! la Infalibilidad del Papa en los contados Dogmas de la Iglesia y en la Beatificación ¡Todo lo demás se puede equivocar como Hombre, representante de Dios, no Dios! ¡y bien que se equivocó San Pedro, sólo que él lo Reconoce, se arrepiente, y se Corrige! ¡no es la Perfección sino la debilidad lo que Elige Dios en su Iglesia1 ¡Ya basta de SuperHombres papales en una Sociedad ¡Ay! de InfraHombres modernos! Y finalmente ¡gran Verdad, que se Persigue más la Obediencia a la Verdad de la Iglesia, el Evangelio, la Palabra de Dios ¡una Historia ¡Santa! Milenaria! que ¡en Realidad se apoya y defiende! la Perversión y el Pecado, que es la desobediencia a la auténtica Iglesia y al Representante de Dios en la Tierra! ¡Nada, nada, Heil Hitler o sedevacantista! Ja, Ja, Ja. Nada más.
30/01/17 5:47 PM
  
Un católico parroquiano
Ser cristiano es más que una adhesión intelectual a un corpus doctrinal, para llegar a convertirse en una relación con una persona viva pero invisible a simple vista y con quien entablamos conversación mediante una práctica de vida obediente a la voluntad del Padre: este es un ingrediente sine qua non comprendemos el discipulado.
Aquí lo que ha habido es falta de obediencia al sumo pontífice, y se ha puesto más atención a las convicciones individuales que a las mociones del Espíritu en la comunidad de los hijos de Dios:
¡Desobediencia!
30/01/17 8:45 PM

Los comentarios están cerrados para esta publicación.