« ¿Qué representa el escudo del Papa Benedicto XVI?El impacto cultural y espiritual del Camino de Santiago en Europa »

26.07.09

Viviendo la infertilidad con fe cristiana: medios morales y eficaces para combatirla

En el Evangelio del XVII Domingo de Tiempo Ordinario muchos acudían al Señor porque: “habían visto los signos que hacía con los enfermos” (Jn. 6, 2). Según la tradición, los abuelos maternos del Señor (S. Joaquín y Sta. Ana) también habían experimentado la gracia de Dios al concebir por medios naturales a su hija, la Virgen María, a pesar de haber sido considerados infértiles muchos años. Cuando mi esposo y yo tuvimos dificultad concibiendo, una amiga concebida por la intercesión de Sta. Ana nos recomendó pedir la ayuda de esta Patrona de personas sin hijos.

Cerca del 20% de las parejas es infértil, según “Cuando el hijo no llega: Manual para parejas infecundas” (un artículo reproducido en hazteoir.org el 8.6.2009, que comenta un ensayo reciente del mismo nombre del director del Master de Bioética de la Universidad de Navarra, José López Guzmán). La experiencia de muchos es parecida a ésta: “Cuando consultamos a los médicos, muchos de ellos nos recomendaban la fecundación in vitro (FIV) de forma rutinaria, sin ni siquiera intentar investigar o tratar los problemas médicos que impiden la concepción.” (“La infertilidad: epidemia silenciosa y gran preocupación provida”)

En vista de que “Tanto la clara doctrina de la Iglesia como las alternativas morales están disponibles, pero son pocos los que conocen estos recursos que afirman la vida.” (“La infertilidad”), nos ayudarán el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) y los dos artículos citados a responder estas preguntas que deben enfrentar las parejas mano a mano con la infertilidad: “¿qué es para mí el matrimonio, qué me supone la esterilidad, qué sucede si no tengo hijos, qué es para mi un hijo?” (“Cuando el hijo no llega”)

—————————————————-


1) El matrimonio y la esterilidad

“Esta comunión humana es confirmada, purificada y perfeccionada por la comunión en Jesucristo dada mediante el sacramento del matrimonio. Se profundiza por la vida de la fe común y por la Eucaristía recibida en común.” (CIC, 1644)

“…los esposos a los que Dios no ha concedido tener hijos pueden llevar una vida conyugal plena de sentido, humana y cristianamente. Su matrimonio puede irradiar una fecundidad de caridad, de acogida y de sacrificio.” (CIC, 1654)


2) La presión de parientes y de amigos bienintencionados

Grande es el sufrimiento de los esposos que se descubren estériles. Abraham pregunta a Dios: ‘¿Qué me vas a dar, si me voy sin hijos…?’ (Gn 15, 2). Y Raquel dice a su marido Jacob: ‘Dame hijos, o si no me muero’ (Gn 30, 1).” (CIC, 2374)

Y un recado para los fértiles: ‘comprensión, no compasión’ [para que así en el matrimonio] ambos asuman su realidad con paz y humildad pensando en lo que como pareja pueden hacer para ser fecundos siendo infértiles.” (“Cuando el hijo no llega”)

Como regla general, es mejor dejar que el matrimonio en cuestión tome la iniciativa en abordar el tema. El escuchar con comprensión y sensibilidad acerca de la cruz que ellos están llevando, es una hermosa manera de dar testimonio del amor infinito de Dios y del deseo que Él tiene de que ayudemos a otros a llenar sus necesidades humanas más fundamentales (véase Mateo 25:31-46). […]

“Por su parte, los matrimonios que sufren la infertilidad deben aprender a superar las tentaciones destructivas, como el caer en la conmiseración propia, “evitar la cruz” por medio de una actitud estoica, el estar enojados con Dios o el envidiar a otros.” (“La infertilidad”)


3) Técnicas moralmente reprobables

“Las técnicas que provocan una disociación de la paternidad por intervención de una persona extraña a los cónyuges (donación del esperma o del óvulo, préstamo de útero) son gravemente deshonestas. Estas técnicas (inseminación y fecundación artificiales heterólogas) lesionan el derecho del niño a nacer de un padre y una madre conocidos de él y ligados entre sí por el matrimonio. Quebrantan ‘su derecho a llegar a ser padre y madre exclusivamente el uno a través del otro’ (CDF, instr. “Donum vitae” 2, 4).

“Practicadas dentro de la pareja, estas técnicas [inseminación y fecundación artificiales homólogas] son quizá menos perjudiciales, pero no dejan de ser moralmente reprobables. Disocian el acto sexual del acto procreador. El acto fundador de la existencia del hijo ya no es un acto por el que dos personas se dan una a otra, sino que ‘confía la vida y la identidad del embrión al poder de los médicos y de los biólogos, e instaura un dominio de la técnica sobre el origen y sobre el destino de la persona humana. Una tal relación de dominio es en sí contraria a la dignidad e igualdad que debe ser común a padres e hijos’ (cf CDF, instr. “Donum vitae” 82). ‘La procreación queda privada de su perfección propia, desde el punto de vista moral, cuando no es querida como el fruto del acto conyugal, es decir, del gesto específico de la unión de los esposos… solamente el respeto de la conexión existente entr0e los significados del acto conyugal y el respeto de la unidad del ser humano, consiente una procreación conforme con la dignidad de la persona’ (CDF, instr. “Donum vitae” 2, 4).” (CIC, 2376-2377)


4) Medios morales y eficaces para combatir la infertilidad

Las investigaciones que intentan reducir la esterilidad humana deben alentarse, a condición de que se pongan ‘al servicio de la persona humana, de sus derechos inalienables, de su bien verdadero e integral, según el plan y la voluntad de Dios’ (CDF, instr. “Donum vitae” intr. 2).” (CIC, 2375)

“Los matrimonios católicos que sufren el dolor de la infertilidad y la presión de ciertos médicos, pueden sentirse tentados por la FIV, aunque existen medios morales y eficaces para combatir la infertilidad, sin los riesgos que esta técnica tiene para la salud de los bebés y sus mamás.” (“La infertilidad”)

La razón hay que buscarla en nuestro estilo de vida: comida basura, obesidad, stress laboral y profesional, el cansancio, las enfermedades de transmisión sexual, la utilización de anticonceptivos, los antecedentes de abortos y el retraso en la maternidad.” (“Cuando el hijo no llega”)

Los métodos modernos de la planificación natural de la familia (PNF) han ayudado a muchos matrimonios a concebir, por medio de la determinación de los días más fértiles del ciclo de la esposa. Existen diagnosis y tratamientos para las causas de la infertilidad que especialistas sobresalientes han hecho disponibles, como el Dr. Thomas Hilgers del Instituto Pablo VI, en Omaha, Nebraska, EEUU.” (“La infertilidad”)

“Descartados pues alternativas poco dignas y humanas, la pareja puede decidir acudir al médico. En algunos casos la infecundidad es superable. Basta con cambiar el estilo de vida, la alimentación, las costumbres, las frecuencias en los encuentros o una aplicación hormonal. Pero sin la obsesión de un ‘problema’, sino con la apertura a un posible regalo.” (“Cuando el hijo no llega”)


5) ¿Qué es para mí un hijo?

El hijo no es un derecho sino un don. El ‘don más excelente del matrimonio’ es una persona humana. El hijo no puede ser considerado como un objeto de propiedad, a lo que conduciría el reconocimiento de un pretendido ‘derecho al hijo’. A este respecto, sólo el hijo posee verdaderos derechos: el de ‘ser el fruto del acto específico del amor conyugal de sus padres, y tiene también el derecho a ser respetado como persona desde el momento de su concepción’ (CDF, instr. “Donum vitae” 2, 8).” (CIC, 2378)

“[Existe] la paradoja de que para muchas mujeres, el hijo es un impedimento para su desarrollo personal y muchas optan por abortarlo. El hijo pasa de ser un ‘obstáculo’ a un ‘derecho’. […].”(“Cuando el hijo no llega”)

Sólo en EEUU, cada año se realizan 100.000 intentos de FIV, una cifra verdaderamente alarmante. En esos intentos, usualmente los técnicos involucran a más de un embrión. La inmensa mayoría de esos bebés no sobreviven los antinaturales procedimientos de descongelación y transferencia al cuerpo de la mujer. En estos momentos, en EEUU hay medio millón de diminutos bebés congelados, a la espera de que eventualmente los utilicen, y 50 mil más se les añaden cada año. En Croacia, el Dr. Antun Lisec, quien preside la filial de HLI en ese país, asegura que mueren más bebés a causa del negocio de la “fertilidad” que a causa del aborto quirúrgico.

“¿Cómo es posible que cooperemos con un negocio lucrativo que trata a los niños como objetos de producción, de “control de calidad”, de experimentación y, en la mayoría de los casos, de desecho?” (“La infertilidad”)

“El hijo no es un capricho ni un derecho para el desarrollo personal […] ‘Tiene que ser el fruto del cariño de la pareja, no puede venir a llenar una ausencia’. [… Se debe] Acoger, no ‘comprar’, ni ‘adquirir’ [al niño].”(“Cuando el hijo no llega”)


¿Y cuando los recursos legítimos se agotan?

“El Evangelio enseña que la esterilidad física no es un mal absoluto. Los esposos que, tras haber agotado los recursos legítimos de la medicina, sufren por la esterilidad, deben asociarse a la Cruz del Señor, fuente de toda fecundidad espiritual. Pueden manifestar su generosidad adoptando niños abandonados o realizando servicios abnegados en beneficio del prójimo.”(CIC, 2379)


Santa Ana, ruega por nosotros ante el Señor.


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Conoce a alguien que haya experimentado la infertilidad? ¿Qué recomendaría a los que la experimentan?

Mañana – Detalles de amor - “¿Con qué compraremos panes para que coman éstos?” (Jn. 6, 5)

26 comentarios

Es cierto que muchas personas quieren tener niños y no pueden, lo que les provoca un gran dolor. Podrían optar a la adopción o bien, dedicar sus esfuerzos a ayudar a niños necesitados, con el trabajo en asociaciones de ayuda, etc.
Es posible amar a esos niños más que a los propios, pues el amor no se produce sólo por el hecho físico de engendrar, como puede comprobarse, a la contra, cuando los padres se portan mal con sus hijos físicos.
Dios siempre quiere lo mejor para nosotros, así que si alguien no puede tener hijos y lo acepta y lo ama como la voluntad de Dios, será tan feliz como si los tuviese.
29/07/09 5:02 PM
Comentario de María Lourdes
Susi, cuando pasé años sin saber si tendría hijos, tuve momentos de desánimo y de esperanza, como es normal. Lo que me sorprendía era que cuando me sentía animada y llena de esperanza, confiada en lo que el Señor dispusiera para mi vida, otros no se lo creían. Cuando me sentía desanimada, las mismas personas me decían: "Todo se solucionará", dejándome la impresión de que no se sentían a gusto hablando del tema, que comprendo muy bien es un asunto muy delicado.

Me parecía que sólo el Señor y Nuestra Madre me amaban tal y como era, que siempre estaban dispuestos a escucharme, a llenarme de Su Paz cuando acudía a ellos en los momentos de desánimo. Eso me demostraba que no necesitaba tener hijos para sentirme amada por Dios, que si otras parejas tenían hijos, pues eso no me hacía menos amada de Dios, lo más importante.

Solía pedirle a la Ssma. Virgen María que le dijera a Su Hijo: "No tienen hijos", como le dijo en Caná que no tenían vino, y así lo dejaba en sus manos. No era siempre tan fácil, pero siempre me quedaba en paz, algo muy necesario para que no me distrayera esa situación de lo que pudiera ofrecer a otros. ¡Qué bueno es el Señor, nuestra fortaleza!
29/07/09 5:46 PM
Yo tambien he tenido problemas de infertilidad,por eso no puedo comprender el aborto,la adopcion no es fácil,porque es lenta y costosa,a los 10 años de matrimonio llegó mi hija como un regalo del Señor,no escribiré más del tema porque me afecta todavía,saludos.
29/07/09 6:53 PM
Comentario de María Lourdes
Odet, le agradezco mucho que compartió su experiencia. Me conmueve mucho lo que dice. Mi esposo y yo nos enteramos de que estaba embarazada con mi hijo justamente la mañana de nuestro 6o. aniversario de boda.

Me llamó la atención que uno de los artículos que cito menciona el aborto y la FIV como dos caras de una misma moneda que trata a los hijos como objetos de posesión más que como personas.

Una vez me dijeron los médicos que estaba embarazada pero poco después me dijeron que no lo estaba (o por aborto natural porque muchos embarazos no llegan siquiera al primer mes o por equivocación de los médicos). Me salen las lágrimas recordándolo. ¿Cómo se puede decir hoy en día a la cara de mujeres embarazadas, especialmente de las que sufren la pérdida de un bebé por aborto natural, que el embrión y el feto no son seres humanos?
29/07/09 7:26 PM
Creo que el aspecto clave de todo esto que se ha dado en mal llamar salud reproductiva es la consideración del hijo como un derecho exclusivo de la madre. Como consecuencia de ello, el niño es visto como un simple instrumento a utilizar cuando el matrimonio no va bien o para proyectar en él los deseos infantiles de la madre.

La Iglesia enseña que el hijo no es un derecho sino un don de Dios. El Padre concedió al hombre y la mujer la capacidad de traer la vida al mundo como fruto del amor, pero el niño que nace es, por encima de todo Hijo de Dios (en el sentido que Jesús explica). A partir de ahí, la función de los padres (hombre y mujer) es dar soporte material y humano a esa nueva vida, pero nada más. Sólo Dios es el que tiene potestad para decidir sobre esa vida.

La infertilidad es vista en muchos casos como un castigo divino, pues el amor de pareja no se ve reflejado en una nueva vida. Si bien el fin principal del matrimonio es la procreación por el amor (Creced y multiplicaos), bien es cierto que ese amor se puede canalizar a través de la adopción, por ejemplo.

Es un pena y un gran dolor el negocio del mercadeo de niños, tanto para crearles en laboratorio como para eliminarles vía aborto. el mayor holocausto de nuestro tiempo no puede quedar silenciado ytodos, desde nuestra pequeña parcela, debemos hacer lo posible para que los desiognios de Dios en la transmisión de la vida sigan su curso sin verse interrumpidos por supuestos derechos.

+ Bendiciones
30/07/09 9:19 AM
Comentario de Luis R.
Muy bonito y bien expuesto, Maria Lourdes.
Tambien me conmueve a mi y me lleva a pensar, como a ti, !que bueno es el Senior! ˆê”Ô
(Y en oton~o sera su Primera Comunion...)
30/07/09 9:52 AM
Comentario de María Lourdes
Ugl1820, es curioso cómo se le llama "castigo divino" a lo que es en el fondo y más que nada "castigo social" inventado por los hombres para los que son "diferentes". Dios nos conoce muy bien y sabe mejor que nadie cómo puede ser para bien lo que otros puedan ver sólo como una deficiencia.

Es una gran verdad que nuestros hijos son sólo de Dios y "nuestros" porque así dispuso el Señor que estuvieran bajo nuestro cuidado... y nos pedirá cuenta de cómo les cuidamos porque lo que hacemos al más pequeño lo considera Él hecho por Él.

Me parece una gran lástima que la sociedad "avanzada" en que vivimos se haya vuelto tan insensible al "mercadeo de niños" que menciona. Un saludo.
30/07/09 10:07 AM
Comentario de María Lourdes
Luis R., me alegro también de verle pasar por aquí. ¿Se refiere a la Primera Comunión de su hijo? Si es así, ¡qué alegría!
30/07/09 10:25 AM
Comentario de Norberto
ML
Vaya tema que has elegido,me has recordado las lecturas,de la misa, de días pasados;por ejemplo la esterilidad de Sara,y,sin embargo concibió,la de Isabel,y sin embargo concibió.María no había previsto,en ese momento,concebir,y,sin embargo lo hizo "por obra y gracia del E.Santo".Esterilidad y fecundidad son obra de Dios, Él sabe cómo manifestar esta gran verdad: no somos propietarios de la vida. Actuamos,sin embargo,despojándonos de Dios,en ésto,hay mucho materialismo,entre nosotros los cristianos,la esterilidad no es una des-gracia,como era para los judíos,siempre es una gracia por descubrir: detrás está Dios siempre Providente.
30/07/09 11:12 AM
Comentario de María Lourdes
Norberto, me alegro que mencionó esos ejemplos. Otro es la mujer de Sunem (2 Reyes 4, 8-17), que por hospedar con su marido al profeta Eliseo en su casa fue premiada con un hijo cuando ya se pensaba que no tendría.

Tiene razón en que la esterilidad no es una desgracia, pero sí lo puede ser cuando no aceptamos esa gracia de Dios que menciona, cuando cuenta uno con sólo sus propios esfuerzos, orgulloso al rechazar el Plan de Dios para nosotros y para otros, cuando no hay nada mejor para nosotros. Tardé mucho tiempo en darme cuenta de eso, por la gracia de Dios. Un saludo.
30/07/09 1:45 PM
Comentario de Madrileño
En este tema la verdad que no tengo la experiencia para poder decir gran cosa, supongo que es una situación parecida a cuando no encuentras la mujer a la que Dios te ha predestinado, ese es mi caso.

Lo mejor que se puede hacer es pararse a pensar, y te das cuenta que esas cosas como encontrar tu alma gemela o tener un hijo en realidad no es un derecho, si no un privilegio y es un privilegio que nos tiene que conceder nuestro Padre del Cielo, lo mejor es pedirle al Espíritu Santo que nos ilumine y nos indique cual es el camino que quiere para nosotros... Sabiendo que es el Señor el que mejor sabe lo que necesitamos en cada momento.

María Lourdes y demás compañeros que escribís aquí, contad con mis oraciones de cada día.
30/07/09 2:08 PM
Comentario de María Lourdes
Madrileño, su actitud es muy positiva y creo que hace mucho bien. Muchísimas gracias por sus oraciones. A mí me ayudó mucho a no desanimarme y a seguir confiando en lo que Dios quisiera para mí, fuera lo que fuera, saber que había personas rezando por mí. Cuente con mis oraciones también por usted y por todos los que pasan por aquí.
30/07/09 2:23 PM
No es un derecho, es un privilegio y que nos lo tienen que conceder de arriba y pedir ayuda al Espíritu y qque nos guie. Cuanta sabiduria hay en tan pocas palabras y que buen consejo. gracias por las oraciones por las del veintiseis y por estas
30/07/09 7:10 PM
Comentario de María Lourdes
Ana, me alegro con usted de que Madrileño vuelva a compartir sus pensamientos por aquí, por el bien que pueden hacer. También le agradezco su participación.
30/07/09 7:25 PM
Muchas gracias Maria Lourdes por este dificil tema que me tranquiliza y me da mucha esperanza.
30/07/09 8:42 PM
Comentario de María Lourdes
Elena, de nada. Que el Señor y la Santísima Virgen María le sigan acompañando. Un saludo y le agradezco mucho que dejó su comentario.
30/07/09 8:53 PM
Comentario de Madrileño
Gracias por sus oraciones Maria Lourdes, no sabe la falta que hacen en estos momentos.
31/07/09 11:38 AM
Comentario de María Lourdes
Madrileño, de nada. Mucho ánimo, que no se desanime el que tantas veces me ha animado. Un saludo.
31/07/09 1:19 PM
Comentario de ana lucia
hola yo sufro de infertilidad...es lo mas doloros que una mujer puede sentir...al final de cuenta solo queda mas que la oracion y entre a dios para algun dia lograrlo...tener fe mucha fe para seguir adelanta con este gran reto que dios me ha mandando...uno pasa por diversas estapas desde la desesperancion , el corage , la depresion,, hasta la aceptacion y las ganas de lucha...no ahy dia no ahy noche que no ruegue a dios para que me conceda ese gran regalo..tengo tenemos tanto amor para dar...
desde muy chica pense que queria tener hijos propios y tambien adoptar..esos niños tiene tanto para dar tanto derecho a tener una fam y saber que yo se la puedo dar me da tanta confor..
a veces creo que si dios no me mandado un hijo natural quiza es por el ya tiene otro bb en este mundo que es para mi..que aun que no nasca de mi sera mio y sera mi felicidad por ambos estamos solos y nos necesitamos...
trato de pensar positvo y alejar los malos pensamientos de mi cabeza..seguir adelante y tener fe...
26/06/10 6:31 AM
Comentario de María Lourdes
Ana Lucía, antes que nada, siento mucho la tardanza en publicar y responder a su comentario. He estado un par de meses alejada del blog por obligaciones familiares y a ratos también por problemas técnicos.

Me ha conmovido mucho su testimonio porque sé de primera mano la gran prueba que es el no tener hijos. Durante 6 años, mi esposo y yo no sabíamos si tendríamos alguno y le pedía a la Ssma. Virgen María que intercediera ante Su Hijo diciéndole: "No tienen hijos" [En Caná Le dijo: "No tienen vino"] y que se cumpla Su Voluntad.

Ánimo, Ana Lucía, que Dios escucha todas las oraciones que Le dirigimos de todo corazón y no dejará de bendecirle por su perseverancia en su fe. Él está muy cerca de todos los que sufren. Me impresiona mucho cómo lucha para ver la situación según la Voluntad de Dios, cómo la fe le ayuda a buscar lo positivo. Creo que su comentario puede animar a otros que pasen por aquí a hacer lo mismo.

Le tendré presente en mis oraciones y le ruego que se acuerde también de mí en las suyas.
18/08/10 3:22 PM
muchas gracias por contestarme la vdd no recordaba el comentario...pero si todo lo que puse es vdd y sigo sin tener bb..a veces creo que falta menos tiempo para que llegue...espero que a si sea pero en fin...la vdd me alegro mucho su comentario..me hiso sentir escuchada... espero estar en contacto..
18/08/10 11:50 PM
Comentario de ana lucia
muchas gracias por la constestacion... este es un proceso bien dificil trato de ser fuerte de ponerle un sonrisa a la vida pero uff es tan dificil... pero bueno no me queda mas que seguir hacia adelante y tratando de no dejarme caer y tener una esperanza cada mes.. cada mes y cada mes... se qye cuando llegue me sentire la mujer mas afortunada del mundo...por que como escuche en una cancion" si va ser sera en su momento"gracias ppor tenerme en sus oraciones yo tambien la tendre en cuenta.. me gustario tenerla en msn... espero mea aguegue ... para comentar y estar mas en contacto...dios la bendiga
18/08/10 11:54 PM
Comentario de María Lourdes
Ana Lucía, le agradezco que haya pasado por aquí de nuevo. Le escribiré por correo electrónico para que estemos en contacto. Le recordé al asistir a Misa hoy. Le agradezco mucho sus oraciones. Un fuerte abrazo.
19/08/10 12:13 AM
Comentario de Lorena
¡Gracias María Lourdes por este artículo! (Sé que fue hace dos años y apenas hoy lo encontré). Mi esposo y yo tenemos 10 años de casados. Y somos un matrimonio sin hijos no por elección sino por una infertilidad-sin-causa-aparente (Childless not by choice). Los primeros 5 años de matrimonio vivimos el duelo de los hijos que nunca llegaron. Después Dios nos llamó a irnos como misioneros al Ecuador (quintoenquito.blogspot.com). Y bueno, ahora estamos integrandonos a la vida secular, pero sin dejar nuestro servicio pastoral con jóvenes. Sí, es difícil entender la voluntad de Dios: vivimos la incomprensión, las lágrimas, malos comentarios, la soledad, en fin; y aunque estas situaciones se siguen presentando; hemos aprendido a descansar en Dios y a dejarnos llenar por El. Los jóvenes a los que servimos "compensan" un poco la soledad que de pronto llega. Pero no son "nuestros hijos", así que van y vienen. ¡Dios nos ha llamado a una vocación especial como matrimonio! Así lo hemos experimentado...y por su gracia buscamos responderle...Dios es bueno, y si permitió que mi "vientre se cerrará" fue con un propósito aun más excelso del que yo pueda imaginar!!! Qué en mi y en mi matrimonio se haga su voluntad! Con cariño para cuantos estamos viviendo un matrimonio-sin-hijos-no-por-elección. Dios les muestre su voluntad para sus vidas!!!!

----------------------------

Lorena, muchísimas gracias por haber compartido su hermoso y conmovedor testimonio de cómo la gracia de Dios nos anima en toda vocación, a pesar de que las cosas no siempre sean como deseemos. Su matrimonio sí es una bendición de Dios para todo esos jóvenes cuyas vidas han tocado, respondiendo como dice al amor de Dios en su vida. Pido al Señor que su matrimonio siga siendo fecundo y presencia de Cristo en el mundo (como Sacramento).

Sé que no es nada fácil ese "fiat" que ofrece al Señor cada día, pero ¡qué valioso debe de ser ante el Señor ese sacrificio! Recuerdo cómo la Bta. Isabel Leseur también sufrió al no tener hijos en su matrimonio y por haberse alejado de la Iglesia su marido. Pero, sus sacrificios resultaron en la conversión de su marido tras la muerte de Isabel. Al final, su esposo llegó a ser sacerdote y ella está de camino a los altares.

Gracias de nuevo por haber dejado su comentario. Un saludo desde los EE.UU.
06/10/11 6:04 PM
Comentario de Diana Cuervo
Bueno. pues con mi esposo más o menos 6 años intentando. Logramos dos embarazos pero ningunó prosperó y en el último tuvieron que quitarme una Trompa. Antes de conocer a mi esposo, a los 18 había quedado embarazada y por presión de mi familia pues Aborté (ACTO DEL QUE AÚN ME ARREPIENTO CON TODA EL ALMA Y ME SIGUE CAUSANDO MUCHÍISIMO DOLOR). Creo en que Dios tiene sus formas para comunicarse con cada uno y darnos su mensaje, y no hace mucho, yo recibí el mensaje, que entendí como que Dios no va a darnos hijos porque tiene otra misión para nosotros. Sin Embargo, es inevitable tener la esperanza en cada retrazo que tengo. incluso a veces es como si por capricho de mi cuerpo o de mi mente, me deja de llegar por dos meses, pero no es embarazo. (y es como si escuchara carcajadas en mi cabeza) es demasiado frustrante. Mi ultima esperanza fue esta semana, pero hoy me llegó la regla. y hoy es más doloroso que nunca. tenemos todas las condiciones de salud y económicas para tener hijos. Incluso mi médico me dice que soy apta, fertil. Pero No llegan. Hoy soy más conciente que debo aceptarlo. PERO ME CUESTA Y ME DUELE MUCHO. Le tengo mucho miedo al pasar del tiempo y a que el vacío crezca. Mi esposo es mucho más tranquilo (lo envidio por eso). Es claro que es definitivo y quiero ser obediente y aceptar la voluntad del señor. Pero no puedo evitar sentir tanto dolor. Mi esposo sigue muy esperanzado y siempre hace chistes al respecto, pero ya no le veo gracia. Hoy soy conciente que de debo aceptarlo y quiero aceptarlo. pero duele demasiado. se que debo afrontarlo paro la esperanza de mi esposo me da a mi esperanza y ya no quiero tener mas esperanza al respecto. solo quiero aceptar y que mi esposo me ayude a aceptar, aceptando él también.

Gracias.

-------------------

Diana Cuervo, me ha conmovido mucho su comentario [que siento mucho haber tardado tanto en publicar] porque en mi caso no me enteré del embarazo de mi primer hijo hasta mi sexto aniversario de boda. Pasé mucho tiempo preguntándome si el Señor quería o no que tuviera hijos y por el Sacramento del Matrimonio sabía que sí el Señor deseaba que nuestro matrimonio diera fruto, pero no sabía si en nuestro caso sería cuidando de niños adoptados, por ejemplo (como acabó haciendo una amiga mía y su esposo). Añadía al problema que soy muy irregular (cada 3 o cuatro meses a veces) y que los médicos no encontraban problema alguno tampoco. Comprendo en cierto sentido, pues, tanto su frustración como la esperanza de su esposo.

Me alegro que se haya arrepentido del aborto que tuvo hace tiempo y espero que epor medio de la Confesión Sacramental haya podido encontrar la paz de la Gracia de Dios. Que la Ssma. Virgen María interceda ante Su Hijo por su familia y que tanto el Señor como ella les acompañen muy de cerca con Sus bendiciones, Paz y Amor.
28/06/12 7:27 PM
Comentario de ANA DE LA ESPERANZA
Verdaderamente bellos sus mensajes, tengo 14 anos viviendo con la esperanza de ser madre,luego de no poder ser madre biologica. He perdido tres bebes, uno murio en mi vientre grande, otro murio a los 5 dias de nacer, otro murio a las 12 semanas de formado.

Siempre me he preguntado porque Dios creo la penicilina, las vacunas, las medicinas, los implantes y la ciencia para el bien del hombre. Y no vemos la mano de El en ellas y porque no consideramos mal usarlas, porque las opciones para la fertilidad son consideradas malas cuando el dolor que produce la infertilidad es tan grande como un cancer.

Perdonenme,pero para que una aspirina me quite un dolor de cabeza, no es solo la aspirina la que trabaja, es la voluntad de Dios para sanarme, no hay nada que suceda en nuestras vidas que no tenga el sello de Dios, no hay nada que pueda hacer un medico de fertilidad que pueda darme un hijo, porque solo Dios dice que si, no existe un medico que pueda lograr que una pareja consiga un bebe con una inseminacion o un FIV porque el hace el trabajo de laboratorio. El si lo da Dios, no hay mas amor que el que se da en una pareja unida por el dolor y en oracion para que Dios obre en medio de un tratamiento.

Siempre he tenido dudas sobre ir al medico o quedarme en casa esperando que Dios obre, en las dos formas me uno a Dios en la Cruz y las he hecho las dos, en las dos reconozco que solo El puede obrar, la unica diferencia entre una y otra es mi accionar. Dios abrio el mar al pueblo, pero le pidio a los sacerdotes que entraran los pies en el agua, Dios convirtio el agua en vino, luego que los empleados llenaron las vasijas de agua. En varias ocasiones he sentido su obrar al ir al medico. Aunque no he recibido mi peticion no considero que no ha sido por otra cosa que su voluntad, pero el tratarme o no, no a hecho la diferencia de que aun no reciba.

En Dios espero y seguire esperando, El solo El puede obrar.

--------------------

Ana de la Esperanza, siento mucho leer sobre las duras pruebas que ha estado enfrentando, sobre todo porque comprendo en cierto sentido su situación ya que pasaron 6 años hasta que el Señor me concedió mi primer hijo. En efecto, los hijos son dones de Dios y Dios ama a cada ser humano, pero los fines no siempre justifican los medios. Esto es lo que el Catecismo de la Iglesia Católica afirma respecto al tema:
"2375 Las investigaciones que intentan reducir la esterilidad humana deben alentarse, a condición de que se pongan “al servicio de la persona humana, de sus derechos inalienables, de su bien verdadero e integral, según el plan y la voluntad de Dios” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr. Donum vitae, intr. 2).

"2376 Las técnicas que provocan una disociación de la paternidad por intervención de una persona extraña a los cónyuges (donación del esperma o del óvulo, préstamo de útero) son gravemente deshonestas. Estas técnicas (inseminación y fecundación artificiales heterólogas) lesionan el derecho del niño a nacer de un padre y una madre conocidos de él y ligados entre sí por el matrimonio. Quebrantan “su derecho a llegar a ser padre y madre exclusivamente el uno a través del otro” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr. Donum vitae, 2, 4).

"2377 Practicadas dentro de la pareja, estas técnicas (inseminación y fecundación artificiales homólogas) son quizá menos perjudiciales, pero no dejan de ser moralmente reprobables. Disocian el acto sexual del acto procreador. El acto fundador de la existencia del hijo ya no es un acto por el que dos personas se dan una a otra, sino que “confía la vida y la identidad del embrión al poder de los médicos y de los biólogos, e instaura un dominio de la técnica sobre el origen y sobre el destino de la persona humana. Una tal relación de dominio es en sí contraria a la dignidad e igualdad que debe ser común a padres e hijos” (cf Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr. Donum vitae, 82). “La procreación queda privada de su perfección propia, desde el punto de vista moral, cuando no es querida como el fruto del acto conyugal, es decir, del gesto específico de la unión de los esposos [...] solamente el respeto de la conexión existente entre los significados del acto conyugal y el respeto de la unidad del ser humano, consiente una procreación conforme con la dignidad de la persona” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Instr. Donum vitae, 2, 4)."
La fecundación in vitro puede resultar en el parto de un bebé, pero muchísimos otros embriones que se han formado en el laboratorio por medio de ese proceso inmoral no acaban naciendo sino son conservados en el laboratorio o matados. Claramente, eso no está conforme con la Voluntad de Dios. En general, los tratamientos más fáciles y baratos son los que causan tales resultados.

La Iglesia apoya los avances científicos que ayuden a la fertilidad que no sean inmorales. Pero creo que es mucho más lucrativo para muchos tomar el camino fácil y no buscar medios que ayuden a parejas deseando concebir hijos de una forma moral, lo cual me parece lamentable. Gracias a Dios, sé que hay centros dedicados a buscar soluciones en acuerdo con la fe católica, como por ejemplo la NaProTecnología en el Instituto Papa Pablo VI en los EE.UU. (http://www.popepaulvi.com/) [enlace en inglés]. Consulté con médicos hace años para ver si había algún problema médico en mi caso o en el de mi esposo, pero cambié de médico cuando uno propuso la fecundación in vitro. El siguiente médico me examinó y hasta tomó radiografías, pero me dijo que todo parecía estar bien. Me iba a hacer otras pruebas además. Todo eso está conforme con la fe católica pero opciones como la fecundación in vitro no son morales. Hay que tener cuidado.

Que el Señor y Ntra. Ssma. Madre, la Virgen María, le acompañen muy de cerca con Sus bendiciones y le iluminen para siempre hacer la Voluntad de Dios. Siento mucho haber tardado tanto en publicar su comentario.
25/03/13 5:15 PM

Esta publicación tiene 6 comentarios esperando moderación...

Dejar un comentario


Tu dirección email NO será mostrada en este sitio.
(Los saltos de línea se conviertan a <br />)
(Nombre, email y página web)
  • No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.
  • Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.

María Lourdes Quinn

María Lourdes Quinn

Bienvenidos a este espacio, en que la Palabra de Dios oída en el Evangelio dominical nos acompaña a lo largo de la semana y el ejemplo de los santos nos ayuda a ponerla en práctica.

Un saludo desde los EE.UU. (donde vivo con mi esposo y dos hijos) y que el Señor les bendiga siempre con Su Paz y Amor.
Puede ponerse en contacto en

Quiénes somos | Contacta con nosotros | Política de Cookies | Aviso Legal y Condiciones de Uso