Cuando nos desprecian: propósitos prácticos

La Co-Fundadora de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, Sta. Rafaela María del Sagrado Corazón (1850 - 1925), fue muy incomprendida, ocultada y olvidada en vida. Huérfanas muy jóvenes, la santa y su hermana mayor Pilar se ofrecieron con sus bienes al parecer del Obispo de Córdoba.

Establecieron “una fundación dedicada a la adoración del Santísimo, sin excluir otras obras de celo…” bajo las Reglas de S. Ignacio y se trasladaron a Madrid en 1877, donde la santa permaneció superiora, a pesar de su resistencia. Pero, mientras se extendían las Esclavas por el mundo, Pilar le hizo sufrir mucho a la santa criticándole y haciendo trámites para quitar a la santa del Generalato en 1893.

Sabiéndose abandonada y traicionada por casi todas sus conocidas, hizo ejercicios espirituales en octubre de 1892, de las cuales salió con mucha paz y con los siguientes propósitos para poder enfrentar el desprecio de otros. ¿Seríamos capaces de cumplir al menos uno de ellos?


————————————————————————————

Ejercicios 1892 – Santa Rafaela María del Sagrado Corazón de Jesús

1) Despreciarme y querer que me desprecien.
2) Recibir las honras como cruces muy pesadas, y ver en ellas escondido el enemigo de la soberbia.
3) Verme muy honrada cuando se me calumnia sin culpa, no excusándome sin ser aconsejada por persona espiritual y prudente.
4) Cuanto se me diga injusto, oírlo en silencio y después no referirlo: Jesús ante sus jueces callaba.
5) Hablar sólo cuando sea necesario de quien me oprime, y siempre con excesiva caridad.
6) Al encontrarme con estas personas, no darles jamás la menor señal de queja ni de resentimiento.
7) Encomendarlas mucho en mis oraciones, y no ver en lo que me han hecho sufrir sino la voluntad santísima de Dios, y nada de malicia.
8) De mí no hablar nunca, ni bien ni mal.
9) No rehusar ningún acto de humillación que se me presente.
10) Cuando me sienta turbada, no hablar una sola palabra, por más hostigada que me vea.
11) Oír mucho y hablar poco, aun con las de casa.
12) Cuando vengan a mí turbadas, dejarlas desahogarse y no hacerles frente.
13) No exigir que se juzgue de las cosas tal cual las veo yo.
14) Exponer la verdad y dejar a cada cual que le dé la apreciación que le parezca.
15) No referir ninguna cosa que no sepa con entera seguridad.
16) Confianza con pocos, y éstos muy prudentes y experimentados, y seguir sus consejos con firmeza.
17) En las cosas que con libertad puedo hacer, no atarme con pareceres, y si me los dan sin pedirlos, hacer caso omiso.
18) Con las personas cavilosas, pocas palabras y bien pensadas.
19) Dentro de casa, sencillez suma en las obras; pero descubrir mi corazón, si soy súbdita, a mi superiora; si no, a quien dirija mi conciencia.
20) En toda ocasión, regir bien la lengua.
21) Todas mis obras, aun las más indiferentes, hacerlas con madurez religiosa y bien hechas, no atropelladamente con el afán de hacer mucho. Mucho hace el que todo lo hace bien.
22) No buscar desahogos de penas con criaturas, sino con Dios; pues por experiencia sé cuánto se pierde de espíritu con las primeras y se gana con el segundo, que es Dios.
23) Debo vivir como si hubiese muerto, no viviendo ni para las criaturas ni para mí misma, sino para Dios solo.
24) Debo estar crucificada al mundo, como el mundo debe estarlo para mí.
25) Debo trabajar con toda mi alma en que la vida de Cristo que vive en mí resplandezca en todas mis obras. Mis sentidos, potencias y afectos de mi corazón no deben obrar más que en Cristo, por Cristo y para Cristo, para hacerme semejante a Cristo.
26) Y no debo contentarme con esto, sino con discreción y prudencia atraer a todo el que pueda a gustar de Cristo.

————————————————————————————

En 1893 su hermana Pilar consiguió que le destituyeran de todos sus cargos para ocupar su lugar, humillándole con la sospecha de que había perdido sus facultades mentales (aunque las conservó hasta su muerte). Fue vigilada en una comunidad donde pocas le conocían personalmente y tuvo las tareas más humildes. Ella escribió: “La obra más grande que yo puedo hacer por mi Dios es ésta: el entregarme toda a su santísima voluntad, sin ponerle ni el más pequeño estorbo.”(mayo, 1893)

Meditó que tenía que ser “Como Jesús en la casa de Nazaret por treinta años, sin, a la apariencia, tener que ver nada del mundo, habiendo venido a redimirlo” (1895) Al escribir eso no sabía que le quedaban 30 años de vida oculta. Al final de su vida, ni siquiera su confesor supo que ella era una de las dos fundadoras.

Cuando le hicieron lo mismo a su hermana Pilar, ella procuró consolarle y no mostró rencor alguno. La nueva Superiora General separó a las dos hermanas para que no se volvieran a ver en vida. La santa explicó a su hermana por correo unos años después:

“Nosotras estamos obligadas a esto como primeras del Instituto, los cimientos, que ni se ven, y si se vieren, ¡qué feos! piedras hechas pedazos y apisonados; y, no obstante, son los que sostienen el edificio, y cuanto éste más hermoso, los cimientos más hondos y más maltratados con el pisón.”(5 de julio, 1908)

————————————————————————————

En el Evangelio del VI Domingo de Pascua, Jesucristo nos recuerda que nos envía: “para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure” (Jn. 15, 16).

Sta. Rafaela María no parecía dar ningún fruto duradero en su largo silencio y en su paciente sufrir. Sólo su superiora supo lo mucho que le atormentaba el desprecio que aceptaba. Como el lirio del valle, que simboliza “dulzura, humildad, pureza perfecta”, ella hizo sus deberes por amor de Dios, imitando a la Ssma. Virgen María en Nazaret. Ofreció su aislamiento por el bien de todas las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, que hoy en día se han extendido por todo el mundo.

En el sitio de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús pueden descargar todas las cartas y escritos espirituales de la santa en “Palabras a Dios y a los hombres” y una biografía por Inmaculada Yañez“Amar siempre: Rafaela María Porras Ayllón”


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Qué propósitos de la santa le gustaría poner en práctica en su vida? ¿Por qué?

Mañana – San Ivo – “a vosotros os llamo amigos” (Jn. 15, 14)

11 comentarios

  
ugl1820
De todas los "porpósitos" de la Santa, me quedo con el 20: "En toda ocasión, regir bien la lengua". En mi caso, es realmente complicado controlar los impulsos verbales cuando de ataques a la fe se trata.

Creo que este proposito tiene que ver con el don de Piedad. Mediante este, el Espíritu sana nuestro corazón de todo tipo de dureza y lo abre a la ternura para con Dios y para con los demás. Un corazón lleno de amor ayuda a controlar esos impulsos lenguaraces de los que muchas veces uno se arrepiente. No se trata de callarnos la verdad, sino de no ser prepotente en nuestros argumentos.

Seguramente, el seguir todos o cualquiera de los propositos que enumeras provocará que nos desprecien. Es ahí cuando tenemos que ser más perseverantes en nuestra fe. En los pocos días que nos quedan de mayo, pidamos a nuestra Madre la Virgen que nos ayude a cumplir al menos uno de los propositos. El camino de Santidad es duro, pero merece la pena recorrerlo. La recompensa será eterna.

"Ruega por nosostros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén".

+ Bendiciones
19/05/09 2:39 PM
  
María Lourdes
Ugl1820, gracias por mencionar el don de Piedad. Tengo el mismo problema controlando "impulsos verbales", pero no siempre por un motivo tan noble como el que menciona. Pienso también en el don de la Fortaleza para controlar impulsos, pero el don de la Piedad va al fondo del problema.

Sta. Rafaela María es una de mis santas favoritas - y eso que sólo la conocí hace unos pocos años, aunque en Madrid vivía enfrente de uno de los colegios que fundó. Es admirable que mantenía la calma ante tanta calumnia y tormenta que se desataba contra ella, que de hecho cumplió sus propósitos.

Claro que la Virgen María es modelo de toda virtud y sobresale que de este "Trono de Sabiduría" apenas se conservan unas pocas palabras y de su santo esposo ninguna. Como se lee en Santiago 3, 1-12, el que controla su palabra o lengua es perfecto porque domina todo el cuerpo. Que el Señor le bendiga también.
19/05/09 4:53 PM
  
fernando
Grácias Mª Lourdes, por propagar la buena Luz de Cristo en sus sántos, que verdad son sus palabras.
¡Cuán lejos estoy de la sántidad, pero como me consuelan, tus diligentes referéncias!.
¡Anímo, que Dios te premie por tu celo evángelico!
Hoy he aprendido algo nuevo, me alegro.
19/05/09 4:58 PM
  
Norberto (ex Noby)
ML
Yo practico,con la gracia de Dios,la recomendación de Theresita a su hermana Celina: "Busquemos siempre el último lugar,nadie nos lo disputará".
19/05/09 6:39 PM
  
Ana
Me gusta el dieciocho. Por el sentido común El quince por la prudencia igual que el diez.El diecisiete por la libertad de espíritu.Esos de estar muerta y de despreciarme y buscar que me desprecien son mucho para mi. No quiero que desprecien a nadie ni despreciar a nadie
19/05/09 8:15 PM
  
anarico
Estás cosas no se parecen en nada a las que propone el "famoso" cura capuchino polaco. Una cosa y la otra contraria, a la misma ves no pueden ser, y que las dos sean las adecuadas para andar el mismo camino. "No puede ser y además es imposible.
El autoengaño está muy extendido en el católicismo moderno. Pero todo se paga: con frustaciones y con penas. A Dios no se puede engañar.

¡Feliz Navidad!
19/05/09 11:11 PM
  
María Lourdes
Fernando, me alegro que desde dos continentes separados nos podamos ayudar por el camino, aunque por sus oraciones recibo más que usted. Un saludo, y muchas gracias por sus palabras de ánimo.
19/05/09 11:22 PM
  
María Lourdes
Norberto, tan difícil me parece ese consejo de Sta. Teresita como los propósitos de Sta. Rafaela María, pero sé que disponemos de la ayuda de la gracia tanto como esas santas. Gracias por compartir esa cita.
19/05/09 11:24 PM
  
María Lourdes
Ana, teniendo en cuenta que son propósitos de alguien que ha hecho votos de obediencia, pobreza y castidad (aunque todos estamos llamados a observarlas según nuestro estado en la vida), me parece maravilloso que haya algunos que los fieles podamos aplicar en general. De todas formas, al ser bautizados "morimos" a este mundo para aceptar la vida eterna de Cristo.

A mí me ayudan los números 10 y 21. Suelo arrepentirme de lo que digo cuando no estoy calmada y me gusta recordar que es mejor hacer pocas cosas bien que muchas mal.
19/05/09 11:39 PM
  
María Lourdes
Anarico, respecto a los caminos, como Cristo es Camino, Verdad y Vida, con acercarnos con la propia disposición a los Sacramentos de la Iglesia (donde Cristo está presente), ya vamos por buen camino - estrecha, pero bien marcada por los que lo han caminado antes (como Nuestro Señor).

Ya sé que le encanta la Navidad, pero la Pascua me da mucha más alegría, especialmente en tiempo pascual. [No vayamos a confundir a nadie :)] Un saludo.
19/05/09 11:46 PM
  
azahar
Creo que el propósito 25 acumula todos los demás.

Si seguimos a Cristo, somos capaces de soportar los desprecios de los demás, entre otras razones, porque sabemos que estamos en la Verdad. El camino no es fácil, nos dejamos arrastrar muchas veces por las pasiones y, al menos en mi caso, no me puedo inhibir de lo que veo y oigo cada día y, a veces, mi respuesta es contundente. La templanza no es una de mis virtudes. Pero, con la ayuda del Señor, que estoy segura me comprende, intento mejorar.

20/05/09 10:05 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.