Cómo conservar las flores frescas más tiempo

Siendo las flores cortadas tan delicadas, hace falta tener mucho cuidado tanto en la preparación del florero como de las flores, al igual que elegir bien el mejor ambiente posible para ellas para que no se marchiten muy pronto.

Hagan lo siguiente y podrán conservar frescas más tiempo las flores cortadas que tenga en su hogar:

1) Llevando las flores a casa

Evitar cambios de temperatura y no llevar las flores a casa cuando hace demasiado frío afuera sin protegerlas adecuadamente, ni meterlas en un coche que esté muy caliente. Si no se va a llegar a casa enseguida, se puede envolver los tallos en algodones húmedos y meter los tallos en una bolsa de plástico sujetada con una goma, por ejemplo.

2) Preparación del florero

Es mejor no usar recipientes transparentes. Limpiar los floreros con lejía, lavar las manos el cuchillo (muy afilado) que se vaya a usar.

No usar agua fría, sino agua a temperatura ambiente. Añadir al agua el preservativo floral que le hayan dado en la floristería, ó 1 cucharadita de azucar con unas gotas de lejía.

3) Preparación de las flores

Para ayudar a hidratar las flores, cortar los tallos aprox. 2 cm a un ángulo con un cuchillo muy afilado, metiéndolos inmediatamente en agua. Quitar las hojas que sean necesarias para no dejar ninguna en la parte de los tallos que esté sumergida.

Los narcisos tienen una savia que puede dañar a otras flores, o sea que es mejor tenerlos un día solos en un jarrón con una cucharadita de azúcar antes de cambiar el agua y añadir otras flores.

4) Dónde poner las flores

No dejar las flores cerca de frutas (como peras, manzanas, ciruelas, ó plátanos) ni de verduras, porque emiten el gas etileno, que los hace madurar pero que marchita las flores. Tirar las flores que se vayan marchitando en cuanto antes posible para que no hagan marchitar antes a las demás.

Alejar las flores del calor, por ejemplo de la calefacción, de ventanas soleadas o de aparatos que se calientan, como los televisores.

5) Cuidado de las flores en el florero

Meter en la nevera (sin frutas o verduras cerca) o en un lugar frío por la noche. Cada tres días lavar el jarrón, cambiar el agua (añadiendo conservador floral) y cortar los tallos de nuevo.

——————————————–

Viendo todo lo que hay que hacer para conservar unos días más la belleza pasajera de las flores, podríamos decir como S. Gregorio Magno: “Pues toda la riqueza de esta vida, comparada con la felicidad eterna, no es ni un auxilio, es una carga. La vida temporal, comparada con la eterna, debe llamarse muerte y no vida.” (Homilía 37 sobre los Evangelios). Por eso Dios anuncia al profeta Isaías la libertad de Su pueblo, pero también le manda decir:

Toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo. Sécase la hierba, marchítase la flor cuando pasa sobre ellas el soplo del Señor. Ciertamente hierba es el pueblo. Sécase la hierba, marchítase la flor, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre” (Isaías 40, 7-8)

Moisés también observa cómo la gloria de los hombres: “a la mañana florece y crece, a la tarde se corta y se seca” (Sal. 90, 6) y se dirige al Señor en la misma oración para pedirle: “Saciános desde la mañana de tu gracia, para que exultemos y nos alegremos todos los días… Que tu obra sea vista de tus siervos, y tu magnificencia (brille) sobre sus hijos.” (Sal. 90, 14.16)

Eso es lo mejor que Moisés podía hacer para alcanzar la verdadera felicidad. Como explica S. Juan Vianney: “El Señor conoce dónde está nuestra felicidad y sabe que solamente por la oración podemos procurárnosla.” (Sermón sobre la oración”). A Él podemos recurrir con la oración que nos enseñó para que no nos deje caer en la tentación y nos libre del mal, para que no se marchite el alma con el pecado. Nos aconseja el Señor:

“Aprended de los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan ni hilan. Pues yo os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana es arrojada al fuego, Dios así la viste, ¿no hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? … Buscad, pues, primero el reino y su justicia, y todo eso se os dará por añadidura” (Mt. 6, 28-30. 33).

Eso hacemos cuando velamos por nuestras almas y por las almas que el Señor puso bajo nuestro cuidado alejándolas de mala compañía y de influencias malas que pueda haber en la sociedad (libros, revistas, programas de televisión, de radio, etc). También debemos acercar a las almas al Señor por la oración, practicándola primero nosotros y enseñándoles a otros también a rezar. Él mismo nos dio ejemplo de la importancia de la oración, ya que fue mientras oraba que el Señor se transfiguró ante los apóstoles Pedro, Juan y Santiago, mostrándoles la plenitud de la gracia brillando en Él.

S. Pedro exclama en el Evangelio del II Domingo de Cuaresma: “Qué bien se está aquí” (Lc. 9, 33) y quería prolongar ese momento, aunque no había terminado su peregrinaje por el mundo. Los apóstoles no se pudieron quedar en ese gozo, pero el Señor les había dado ese consuelo para apremiarnos con ellos:

“Nos ha mandado que deseemos los bienes por venir y que apresuremos el paso en nuestro viaje hacia el cielo; mas en tanto que el viaje no termina, aun viviendo en la tierra, quiere que nos esforcemos por llevar vida del cielo. Es preciso - nos dice - que deseéis el cielo y los bienes del cielo; sin embargo, antes de llegar al cielo, yo os mando que hagáis de la tierra el cielo y que, aun viviendo en la tierra, todo lo hagáis y digáis como si ya estuvierais en el cielo.” (S. Juan Crisóstomo,” Hom. sobre S. Mateo”, 19).

Deberíamos esmerarnos en hacer lo posible para conservar la gracia de Dios en nuestras almas, que son eternas y hechas a imagen y semejanza de Dios y así llevar su luz en el mundo. S. Pablo nos dice:

“Porque Dios, que dijo: ‘Brille la luz del seno de las tinieblas’, es el que ha hecho brillar la luz en nuestros corazones para hacer resplandecer la ciencia de la gloria de Dios en el rostro de Cristo. Pero llevamos este tesoro en vasos de barro para que la excelencia del poder sea de Dios y no parezca nuestra.” (2 Corintios 4, 6-7).

Es el Señor el que nos nutre con Su Cuerpo en la Eucaristía, nos renueva a la vida de la gracia por el Sacramento de la Reconciliación y nos corta los tallos con las adversidades que enfrentamos en esta vida. Reconozcamos, pues, nuestra debilidad y dejémosle al Señor que nos cuide por medio de los Sacramentos para que algún día podamos ver Su Gloria cara a cara.

[Fuente de citas de santos: “Antología” de Francisco Fernández Carvajal]
[Foto de flores: Drilnoth en Wikimedia Commons]


Preguntas del día [Puede dejar su respuesta en los comentarios]
: ¿Tiene algún truco para conservar las flores frescas más tiempo? ¿Cómo se ha dado cuenta de lo pasajero que es la vida de este mundo? ¿Fue debido a algún acontecimiento en particular?

Siguiente post – Escuchando al Señor – “Éste es mi Hijo, el escogido, escuchadle” (Lc. 9, 35)

22 comentarios

  
Norberto
Happy to see you! Are you ready?.

Lo pasajero de la vida lo tengo muy claro, considerando que he estado apunto de perderla tres veces, en un intervalo de tres años (1975-1978).

04/03/10 6:07 PM
  
María Lourdes
Norberto, ¡tres veces! Pues eso creo que cambiaría la actitud de cualquiera hacia la vida de este mundo.

Mi madre falleció a los 47 años y esa clase de experiencia puede hacerle a uno pensar sobre lo transitorio que es la vida, pero creo que también cambios en la vida como la mudanza de un país a otro dejando mucho atrás.

Algo que me impresiona mucho también es cómo en la ordenación sacerdotal los sacerdotes se postran en tierra para dejar todo para servir al Señor. Un saludo, y me alegro de leerle de nuevo también.
04/03/10 6:37 PM
  
Esperanza
Pues me di cuenta de lo pasajera que es la vida en este mundo de dos maneras distintas:

Por una parte cuando mi padre murió dejando este mundo en su mejor momento, y sin poder recoger los frutos de su trabajo.

Por otra parte al ir profundizando en la fe y conocer a Dios como alguien muy cercano, que está con nosotros en cada momento, en cada segundo. El es la realidad y después de saber esto, supe también que es cierto que la vida en este mundo es sueño, como diría Calderón.
04/03/10 6:48 PM
  
María Lourdes
Esperanza, S. Francisco de Borja, acompañando los restos mortales de la emperatriz Isabel, se horrorizó de ver el final de tan hermosa dama y decidió nunca más servir a ningún señor que se fuera a morir. Cuando se enfermó su mujer, madre de sus ocho hijos, el Señor le dejó elegir entre la muerte y la vida, pero señalándole que la vida no sería para ningún beneficio de ninguno de los dos. El santo aceptó la voluntad de Dios y decidió hacerse jesuita.

Sí es muy importante profundizar en la fe para superar las dificultades de la vida. Todos nos damos cuenta más pronto o más tarde que esta vida se pasa, pero no todos hemos recibido el precioso don de la fe, que como tal se puede perder. En los Sacramentos de la Iglesia encontramos al Señor, que lo es todo para nosotros (Camino, Verdad y Vida). Un saludo, y me acordaré de su padre ante el Santísimo.
04/03/10 8:16 PM
  
odet
Holaaa !que alegria de que ya estés aquí M.Lourdes!Pues los sucesos ocurridos en Haití y Chile,por ejemplo,hacen que veas lo efímera que puede ser la vida,ultimamente cada mañana cuando me despierto le doy gracias a Dios por concederme un día más.Saludos.
04/03/10 8:17 PM
  
María Lourdes
Odet, me parece que lamentablemente a veces la tragedia más cerca a uno es lo que nos despierta mejor. Lo ocurrido en Haití y Chile, tanto como nos entristece, no creo que haya tenido el mismo impacto que el 11-S en los EE.UU. Peor aún, ni siquiera parece poder llamar la atención lo suficiente hoy en día el asesinato de tantos miles de inocentes por medio del aborto provocado cada año. Un saludo y me alegro también de verle por aquí de nuevo.
04/03/10 8:29 PM
  
susi
Gracias a Dios, tengo una salud de hierro y apenas nunca me duele nada. Y si me duele algo, es muy levemente. Así que , en ese sentido, no puedo aportar nada sobre el tema de la muerte, no la he visto cerca.
Sin embargo, me acuerdo de meditar sobre ella todos los días por distintos motivos, sobre todo, al rezar el Avemaría: ruega ...ahora y en la hora de nuestra muerte.
Además, en Galicia hay mucha devoción por la almas del Purgatorio y se dicen por ellas muchas misas. En el tablón de anuncios de las parroquias se pone por qué almas se ofrecen las misas esa semana. Además, los cementerios están justo al lado de la iglesia. Imposible no recordar la muerte.
No me da miedo, espero con toda ilusión que llegue ese momento para encontrarme con mi Señor, merced a su Divina Misericordia.Mientras tanto, aquí estoy, intentando responder a su gracia y amor...

SI a las flores se les echa una aspirina en el jarrón, duran mucho más. No falla.
04/03/10 8:46 PM
  
juan
María Lurdes, tu gentileza y hasta tu forma de enseñar quehaceres mundanos son bellísimas. Dios te debe tener muy protegida que hasta en la cara de tu foto se nota. No te digo más para no tentar tu ego, mas garcias a Dios doy por ti. Seguro también que eres una alegría para nuestra Madre Celestial.
Ofrece por favor, aunque sea una muy corta plegaria por mí y mi esposa.
04/03/10 9:53 PM
  
Esperanza
María Lourdes,
Es verdad, muy bien traída la referencia a San Francisco de Borja; y muy agradecida por tu oración por mi padre.

Sobre la conservación de las flores no he dicho nada porque con lo que nos has contado quedó todo clarísimo. :D
(En mi casa nunca pongo flores porque me da pena cuando se marchitan)
Por cierto, y off topic, que tienes en uno de tus post anteriores un cursillo sobre catas de vino que está genial. Y como no iba a dejar allí el comentario, pues aquí lo dejo, para que conste. :D
04/03/10 9:59 PM
  
María Lourdes
Susi, gracias por recordarnos esas buenas costumbres gallegas que creó mencionó en otro post. Claro que no hace falta recordar la muerte en sí para desilusionarse uno con las cosas de este mundo. Hay personas que a sabiendas de la existencia de los cementerios, viven la vida apasionados por cosas mundanas sin tener en cuenta la necesidad de Dios que tenemos.

Gracias por el consejo sobre la aspirina. He oído que en los EE.UU. hay quienes echan "pennies" (los centavos en los EE.UU.) en los floreros a falta de aspirina. No lo he probado. Un saludo.
05/03/10 12:41 PM
  
María Lourdes
Juan, les tendré presente en mis oraciones, aunque los que me conocen en persona saben muy bien que también estoy muy necesitada de las suyas. Por eso le agradezco de antemano que se acuerde de esta pecadora en sus oraciones. Un saludo a usted y a su esposa.
05/03/10 12:49 PM
  
María Lourdes
Esperanza, tengo una amiga a quien no le gustan las flores cortadas porque le parece una lástima que se corten y se marchiten. Le suelo decir que se marchitarían de todas formas si no se cortaran y probablemente no llamarían la atención de muchos, pero que cortadas y vistas en el hogar o regaladas pueden alegrar la vida de muchos. Cusiosamente, ella hizo una escultura en la que incorporó flores de plástico con flores frescas.

Algunas flores son muy bonitas secas también y se pueden aprovechar prensadas para hacer muchas cosas para regalar, como he visto a mi suegra hacaer.

No suelo tener flores cortadas en la casa, pero recuerdo con cariño las ocasiones en que las he recibido. Fue Dios el que hizo cada una de ellas. Un saludo. [También me encantó esa serie de cata de vinos. (dejo el enlace para los interesados) Desconocía todo sobre el tema, pero en muy poco tiempo aprendí mucho.]
05/03/10 1:07 PM
  
Miriam de Argentina
María Lourdes: siempre escribís cosas tan lindas! Es verdad que tenés un gran don de unir lo humano a lo sobrenatural!. Respecto a cómo conservar las flores, a mí no me preocupa demasiado porque tengo un pequeño jardín donde cada día puedo cortar alguna para colocársela a la imagen de la Sagrada Familia. Me encanta cultivar flores para colocárselas a la Virgen. Me parece que es un desperdicio dejarla en la planta y no regalársela a Ella.
05/03/10 1:44 PM
  
María Lourdes
Miriam de Argentina, cuando mi familía vivía en España, mi madre solía comprar claveles para poner ante imágenes de la Ssma. Virgen María y del Sagrado Corazón de Jesús. ¡Qué costumbre más bonita! A Sta. Teresita de Lisieux le encantaba tirar flores hacia las estatuas de la Virgen María en las procesiones, esperando que alguna la tocara.

A mí se me da muy mal el cuidado de las plantas, pero mi hijo me ha estado pidiendo plantar algo y ahora tiene una macetita en la que sembró semillas de flores. Su comentario me inspira a que cuando salgan las flores ofrezcamos algunas a Ntra. Ssma. Madre. ¡Muchas gracias!
05/03/10 2:18 PM
  
Isabel
María Lourdes ¡se merece todos los elogios que le han dado!

Norberto, creo que es imposible imaginar lo que puede sentir alguien que haya estado a punto de perder la vida tres veces.

Yo no he tenido ninguna experiencia de ese tipo, pero cuando me afecta cualquier cosa, por mínima que sea: un simple apagón de luz, un corte de agua, una enfermedad (u otras más graves) me gusta sentir la necesidad de lo que antes no había apreciado, por considerarlo un hecho normal, y apreciar así todo lo que tengo.

Parece una ironía, pero han sido los contratiempos de la vida los que me han ayudado a valorar la vida y todo lo que hay en ella, y más que a nada a Dios: mi gran Compañero en las dificultades.
05/03/10 3:28 PM
  
María Lourdes
Isabel, hace poco el Señor me hizo ver que ciertas cosas no debería de haber escrito nunca, como el post sobre los colegios (que ya no se ve publicado).

Gracias a Dios, puedo ver bastantes de los errores que he cometido y también mis limitaciones no pudiendo publicar nada en diferentes situaciones. En todos los posts que la gente me ha comentado que les ha ayudado de alguna forma he encontrado faltas de ortografía, faltas gramaticales, errores corregidos por comentaristas...

Los elogios son como flores... cosas que permite el Señor en este mundo para embellecer lo pobre y para que nos acordemos de Él. En fin, que como se suele decir, los errores son míos y lo bueno de Dios. Como señala en su comentario, es bueno sentir necesidad... necesidad de Dios. Un saludo.

05/03/10 4:25 PM
  
Ana
Me hizo pensar en la fugacidad de la vida cuando un accidente se llevó a una catequista de dieciocho años,llena de plaes y proyectos y a tres de sus amigas.
yo le contesté lo mismo que usted a una amiga que me dijo lo de las flores cortadas.
Norberto: seguro que usted ahora le da importancia a lo que realmente la tiene y pasará de muchas cosas que nos quitan teimpo y energia. A la vuelta de una larga estancia en una clínica con uno de mis hermanos que gracias a dios se salvó de una enfermedad muy grave, mi madre se encontró con un enorme agujero en su amada colcha de ganchillo y todavía recuerdo su mirada de indiferencia ante algo que pensamos que le daría un disgusto
05/03/10 7:00 PM
  
María Lourdes
Ana, me conmueve lo que comparte en su comentario. Conocí a una señora católica que estaba empeñada en no bautizar a sus tres hijos (el mayor tendría 10 años más o menos). Finalmente, un día me dijo que sí les iba a bautizar porque mientras salía de la parroquia tras reunirse con un grupo de oración, un coche le atropelló a su hijo, pero gracias a Dios se levantó sin apenas ninguna herida. ¡Cómo nos cambian las tragedias de esta vida, recordándonos nuestra humanidad!
05/03/10 7:36 PM
  
Isabel
María Lourdes: “Los elogios son como flores”

Y las flores son bonitas ¡por eso se los damos!
05/03/10 11:14 PM
  
susi
AL hilo de lo que dicen sobré cómo aprender de las cosas aparentemente malas, es como en las plantas: las heladas, las plagas, los parásitos, hacen que valoremos más la salud de las plantas cuando crecen sanas.
En España , en el mes de Mayo, el mes de la Virgen, mucha gente acostumbra regalar una flor espiritual a la Virgen cada día: un sacrificio, una oración especial...En Orense, el día de la Virgen de Fátima, hay una procesión preciosa y multitudinaria. Las madres llevan flores y piden especialmente por sus hijos. Es impresionante.http://www.youtube.com/watch?v=viYCdI0KlM0 y este otro:http://www.lavozdegalicia.com/ourense/2008/05/13/0003_6812491.htm
Los santos siempre saben ver la mano de DIos en lo que la gente sin visión sobrenatural llaman desgracias. Nunca se sabe del todo por qué suceden las cosas, pero todo es para bien(¿Era S. Pablo el que lo decía? Creo)Cuando lleguemos con su gracia, al Cielo, lo entenderemos todo. A veces, no hay ni que esperar tanto, sino que ya aquí vemos el sentido de acontecimientos que en su momento nos parecieron incomprensibles.
Respecto a lo de los post con errores ortográficos, etc, seguro que la mayoría ni nos damos cuenta, pues nos fijamos más, con la ayuda del Señor, en los contenidos que en esos pequeños fallos, inherentes a cualquier obra humana.
06/03/10 12:49 PM
  
María Lourdes
Isabel, en ese caso serán más como piedras: preciosas y muy bonitas de lejos pero capaces de hundir nuestras almas de cerca. :) Le agradezco su amabilidad y me encomiendo a sus oraciones. Un saludo.
06/03/10 3:08 PM
  
María Lourdes
Susi, en efecto, la cita bíblica a la que se refiere es de S. Pablo:
"Dios hace concurrir todas las cosas para el bien de los que le aman, de los que según sus designios son llamados" (Rom. 8, 28)
Y sí, la ayuda del Señor hace posible que algunos encuentren bien en este espacio. Yo lo he encontrado muchas veces en comentarios como los suyos. Gracias por la información sobre esas bellas costumbres marianas. Muchas gracias por todo.
06/03/10 3:15 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.