(451) El dulce nombre de María (12 de septiembre)

Mantegna, 1485 -María-Niño-querubines

–Si, es un nombre frecuente. Hasta hay unas galletas que se llaman así.

–Qué vasto es usted. Perdón, quería decir qué basto.

–Dulce nombre de María, 12 de septiembre

El nuevo Misal Romano, editado por la Conferencia Episcopal Española (2017), según la tercera edición típica latina, entre otras cosas buenas, nos ha traído para el 12 de septiembre una Misa dedicada a El dulce nombre de María con todas las oraciones propias (al final doy los textos). El anterior Misal tenía sólo la oración colecta. Demos gracias a Dios, porque eso nos ayuda a cumplir la profecía de la Virgen: «todas las generaciones me llamarán bienaventurada» (Lc 1,48).

El Avemaría ya nos venía ayudando a bendecir el nombre de María, haciéndolo con siete alabanzas grandiosas, antes de llegar a pedirle su intercesión ante Dios: «ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte». Y también las Bendiciones en la adoración eucarística: «Bendito sea el nombre de María, Virgen y Madre».

* * *

«Y el nombre de la virgen era María»

«Fue enviado el ángel Gabriel de parte de Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón de nombre José, de la casa de David. Y el nombre de la virgen era María» (Lc 1,26-27).

En escritos de exégesis se nos dice que sobre el nombre de María se han propuesto unas 60 etimologías distintas. Era nombre frecuente en la aristocracia femenina de Israel. San Lucas da la transcripción aramea del nombre maryam, de la raíz mar y mari: que significa señora, princesa. Parece ser éste el significado más seguro.

* * *

El dulce nombre de María, con toda razón, está frecuentemente en los labios y el corazón de los fieles, al menos en quienes rezamos el Rosario, que en cada una de su cuatro partes incluye 50 Avemarías. Es frecuente en el nombre bautismal de las mujeres cristianas –María del Carmen, María de Luján, María de Guadalupe, etc– y también de los varones –José María, Luis María, Juan María… –Es, era, frecuente en el saludo tradicional de muchas regiones  de la Iglesia: Ave, María purísima… Sin  pecado concebida. –En algunas congregaciones de religiosos -cartujos, trapenses, dominicos, etc.- tienen o tenían por norma o por costumbre añadir al nombre propio, delante de él o detrás, el nombre de María. Por ejemplo, el monje escritor trapense Thomas Merton se llamaba Mary Louis Merton. El padre dominico, fundador de la Comunidad de San Juan, hace poco fallecido, tomó el nombre de Fr. Marie-Dominique Philippe.

Los hijos de María bendecimos su dulce nombre porque es –glorioso, y «glorificado de tal modo que su alabanza está siempre en la boca de todos»; –santo, pues la «llena-de-gracia» (Lc 1,28) ha encontrado «gracia ante Dios» (1,31); –y maternal, porque el Crucificado así lo quiso, cuando dijo a San Juan, su discípulo amado, «he ahí a tu madre» (Jn 19,27)

* * *

La devoción de los santos al nombre de María

San Alfonso María de Ligorio (1696-1787), fundador de los redentoristas, declarado Doctor de la Iglesia (1871), en su libro tantas veces editado Las glorias de María, expresa su profunda devoción mariana comentando frase por frase la Salve Regina. Y en el último capítulo, el décimo –¡Oh dulce Virgen María! El nombre de María es dulcísimo en vida y en muerte, ofrece una antología de preciosos textos de varios santos y maestros espirituales, que han invocado con especial elocuencia la devoción al nombre de María. Es un capítulo largo, del que transcribo ahora algunos fragmentos.

«No fue inventado en la tierra el nombre santísimo de María, sino que descendió del cielo por divina ordenación. Después del santo nombre de Jesús, es el de María tan rico en bienes soberanos, que ni en la tierra ni en el cielo resuena otro con el que experimenten las almas piadosas tantas avenidas de gracia, confianza y dulzura.

«Escribe San Ambrosio [+397], es vuestro nombre [María] bálsamo lleno de celestial fragancia, y así, Virgen piadosísima, os pido que descienda hasta lo íntimo de mi corazón, concediéndome que lo traiga siempre estampado en él con amor y confianza, pues quien os tenga y os nombre así, puede estar seguro de haber alcanzado ya la gracia divina, o, al menos, prenda segura de haberla de poseer pronto.

«La misma bienaventurada Virgen reveló a Santa Brígida [+1373]que no hay en esta vida pecador tan tibio en el amor divino que, invocando su santo nombre, con propósito de enmendarse, no ahuyente luego de él al demonio. Y se lo confirmó diciéndole que todos los demonios de tal modo veneran su nombre y lo temen, que al oírlo resonar sueltan luego del alma las uñas con que la tenían asida.

«Atestigua San Germán [de Constantinopla] [+732]que así como la respiración es señal de vida, así también el pronunciar a menudo el nombre de María es señal, o de vivir ya en la divina gracia o de que presto vendrá la vida; pues este poderoso nombre tiene la virtud de alcanzar el auxilio  y la vida a quien devotamento lo invocare.

«Sigamos, pues, siempre el admirable consejo de San Bernardo [+1153], que dice: En todos los peligros de perder la gracia divina pensemos en María, e invoquemos a María juntamente con el nombre de Jesús, pues estos dos nombres van estrechamente unidos. Jamás se aparten estos dos dulcísimos y poderosísimos nombres de nuestro corazón y de nuestra boca, porque ellos nos dará fuerza para no caer y para vencer todas las tentaciones. Son magníficas las gracias que Jesucristo ha prometido a los devotos del nombre de María.

«San Efrén [+373] llega a decir que el nombre de María es la llave de la puerta del cielo para el que devotamente lo invoca. Y Tomás de Kempis [+1471]: Si queréis, hermanos, hallar consuelo en todos los trabajos, acudid a María, invocad a María, obsequiad a María, encomendaos a María. Alegraos con María, con María llorad, con María rogad, con María caminad, con María buscad a Jesús. Con Jesús y María, en fin, desead vivir y morir».

Y termina San Alfonso: «Muy dulce es, por tanto, ya en esta vida el santísimo nombre de María para sus devotos, por las innumerables gracias que, como hemos visto, les alcanza. Pero más dulce lo hallarán en la hora suprema por la dulce y santa muerte que les obtendrá.

«Oh dulce Madre mía, os amo, y porque es amo tengo también amor y devoción a vuestro santísimo nombre! Con vuestro favor y benignidad espero invocarlo toda mi vida y particularmente a la hora de la muerte.

«Jesús, José y María / os doy el corazón y el alma mía».

Buena es, pues, y tradicional, aquella jaculatoria de los moribundos, que entregan su alma a la Santísima Trinidad invocando los nombres de los tres intercesores máximos: «Jesús, María y José».

José María Iraburu, sacerdote

 

Post post. Misa del 12 de septiembre. –Dulce Nombre de María en el Misal nuevo.

Antífona de entrada. El Señor Dios altísimo te ha bendecido, Virgen María, entre todas las mujeres de la tierra, porque ha sido glorificado tu nombre de tal modo, que está siempre en la boca de todos (cf. Jdt 13,18-19).

Oración colecta. Concédenos, Dios todopoderoso, que santa María Virgen nos obtenga los beneficios de tu misericordia a cuantos celebramos su nombre glorioso. Por nuestro Señor Jesucristo.

–Oración sobre las ofrendas. Señor, que la intercesión de santa María siempre Virgen te recomiende nuestros dones y, al venerar su nombre, nos haga aceptables en tu presencia. Por Jesucristo, nuestro Señor.

–Antífona de comunión. Me felicitarán todas las generaciones, porque Dios ha mirado la humildad de su esclava (cf. Lc 1,48).

Oración después de la comunión. Haz, Señor, por intercesión de santa María, Madre de Dios, que consigamos la gracia de tu bendición, para que, al celebrar su nombre glorioso, experimentemos su ayuda en todas las necesidades. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Prefacio. Como no lo trae propio el nuevo Misal, puede tomarse del prefacio que se incluye en la Misa votiva El santo nombre de la bienaventurada Virgen María, nº 21 de la colección de Misas de la Virgen María, aprobada por Juan Pablo II, promulgada por la Congregación del Culto Divino (1986), y publicada por la Conferencia Episcopal Española (1987).

El Señor esté con vosotros…

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterna, por Cristo, Señor nuestro.

En el nombre de Jesús se nos da la salvación, y ante él se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en el abismo. Pero has querido, con amorosa providencia, que también el nombre de la Virgen María estuviera con frecuencia en los labios de los fieles; éstos la contemplan confiados, como estrella luminosa, la invocan como madre en los peligros y en las necesidades acuden seguros a ella.

Por eso, Señor, te damos gracias y proclamamos tu grande cantando con los ángeles:

Santo, Santo, Santo

14 comentarios

  
Teresa T
"De Santa María, nunca bastante". Creo que la expresión es de S. Bernardo, y no puedo estar más de acuerdo. La Madre es imprescindible en el camino de la fe, al menos así es para mí.
11/09/17 9:15 PM
  
Magui de Santos
María Madre de Gracia y de Misericordia, en la vida y en la muerte ampáranos gran Señora.
12/09/17 4:13 AM
  
enrique Cheli Pedraza

Místicos , hagiógrafos y exegetas, coinciden en considerar el Nombre de María como el más excelente de todos después del Dulce Nombre de Jesús.
Su festividad se celebra el 12 de Septiembre, cuatro días después de la conmemoración de la Natividad de la Virgen María.
Dulce Nombre de la Virgen María hace referencia a la festividad litúrgica cristiana, con motivo de la conmemoración del nombre de María, madre de Jesucristo. María (en arameo מרים Mariam) es el nombre que se usa en los evangelios para referirse a la madre de Jesús de Nazaret
Según se cuenta, el origen del Dulce Nombre de María hace referencia a los ocho días después del nacimiento de la Virgen, en el cual sus padres le impusieron el Nombre.

Popularidad del Dulce Nombre de María
El hecho de que la Santísima Virgen lleve el nombre de María es el motivo de esta festividad, instituida con el objeto de que los fieles encomienden a Dios, a través de la intercesión de la Virgen María, las necesidades de la iglesia, le den gracias por su omnipotente protección y sus innumerables beneficios, por los favores y la mediación de la Virgen María.
Por primera vez, se autorizó la celebración de esta fiesta en el año 1513, en la ciudad española de Cuenca; desde ahí se extendió por toda España y en 1683, el Papa Inocencio XI la admitió en la iglesia de occidente, como una acción de gracias por el levantamiento del sitio a Viena y la derrota de los turcos por las fuerzas de Juan III Sobieski, rey de Polonia.
Esta conmemoración es probablemente algo más antigua, que, el año 1513, aunque no se tienen pruebas concretas sobre ello. Todo lo que podemos decir es que la gran devoción al Santo Nombre de Jesús, que se debe en parte a las predicaciones de San Bernardino de Siena, abrió naturalmente el camino para una conmemoración similar del Santo Nombre de María.

/ Rogamos, para pedir, la intercesión de María, al recordar hoy, la Festividad del Dulce Nombre de María, habiendo sido Lucas en su evangelio, quien, nos ha dicho el nombre de la doncella, que iba a ser la Madre de Jesús, el Mesías, Redentor y Salvador : "Y su nombre era María", cuyo nombre , traducido del hebreo "Miriam", significa, Doncella, Señora, Princesa.

/ Oramos, a fin de tener presente, que, el ángel Gabriel ,fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba, qué, saludo era aquél. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús». María contestó: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» (cf. Lc 1,26-31.38).

/ Imploramos ,para no olvidar, solicitar e impetrar la intercesión de María, la madre de Jesús, corredentora de la Humanidad, abogada nuestra y medianera de todas las Gracias, que: auxilie, proteja y socorra á todos los que se encomiendan a Ella y que nos ampare a Familiares, Amistades y Conocidos, especialmente, el día de nuestra Pascua.
Nuestra Señora de las Américas
carpe_diem_03ar@yahoo.com.ar
Argentina

----------------------------------
JMI.-Muchas gracias por sus interesantes datos.
Dios lo bendiga.
12/09/17 5:07 AM
  
josep
mejor: ha mirado la humildad de su sierva.
12/09/17 5:34 AM
  
chico
Los españoles tenemos que volver a la Virgen María. Tenemos que recordar lo que nos dijo San Juan Pablo II: Decir España es decir tierra de María.
----------------------
JMI.-Amén.
12/09/17 6:40 AM
  
Un hombre que...
Hoy más que nunca España debe encomendarse a la Santísima Virgen María, para que no se consiga la destrucción de nuestra Patria, tierra de María
12/09/17 11:39 AM
  
Dorli
Me ha encantado el chiste inicial, jeje
Precioso recuerdo de Santa María y su dulce nombre.
Princesa, claro, enjoyada con oro de Ofir, y a la derecha del Rey...
¡Prendado está Dios de su belleza!

¡Qué maravilla cuando la podamos ver y saludar!
Dios le bendiga, Don José María
------------------------------------
JMI.-Le preguntó una señora a Bernardita, cuando ya era monja, si la Virgen era muy bella.
-Es tan bella que una querría morirse para poder verla de nuevo.

12/09/17 12:50 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Muchísimas gracias, Padre Iraburu, por este hermoso post. Que el Espíritu Santo lo siga iluminando y la Santísima Virgen María y San José lo protejan siempre. Los tengo siempre presente en mis oraciones a Ud. y a todos los que hacen InfoCatólica, por todo el bien que irradian con su esfuerzo.
--------------------------------
JMI.-Se nota, se nota que rezan por nosotros al Señor y a la Virgen.
Muchas gracias. Bendición +
12/09/17 2:45 PM
  
Enrique
Recordemos: “La victoria, cuando venga, vendrá por María”.
12/09/17 3:24 PM
  
Margarita
Feliz día Padre José María, solo agrego lo dicho por el Padre Gabriel Amorth (q.e.p.d.) que le confortaba saber que la misión encomendada de ser exorcista la puso bajo el cuido de Ella y era la primera en llegar cuando él iba a realizar un exorcismo. ¡Que protección la que tenía!!! Nunca temió, sabía que María le protegía y que ese nombre hacía que el demonio se retorciese. Bendito sea.
-------------------
JMI.-Ella nos tiene bajo su manto.
12/09/17 4:43 PM
  
Oscar Garjón Zamborán
El mayor regalo que pudo hacernos Nuestro Señor Jesucristo, darnos a la Santísima Virgen María como MADRE nuestra. Es curioso. Goza de tres enlaces de relación Nuestra Amadísima Virgen, una como Hija de Dios Elegida para su Plan Salvífico, otra como Esposa del Espíritu Santo y la tercera como Madre del Dios (Jesucristo).

La Rosa entre las rosas; La Estrella más Luminosa en todo el firmamento que Dios creó; La Reina y Señora de todo cuanto Dios creó en este mundo de cuya aura gloriosa radia un amor esplendoroso.

Ave, María,
grátia plena;
ora pro nobis peccatóribus.
-----------------------
JMI.-Amén.
12/09/17 6:24 PM
  
Lucía Martínez
¡Qué bellísima es la Virgen María!.
Muchas gracias Padre Iraburu.
13/09/17 1:02 AM
  
Luis Piqué Muñoz
¡Qué Pena ¡y qué Escándalo! que se haya perdido la sana y Santa Costumbre cristiana de llamar María a las Niñas e intercalarlo en los Niños! Pero en la apostasía generalizada del Perverso Occidente se prefiere cualquier nombre exótico, de Mal Gusto y Vulgar antes que el dulce Nombre de María, que es hoy encarnizada ¡y satánicamente! Perseguido ¡Roguemos y recemos al Santo Nombre de María y su Hijo Jesús como la invocación más dulce y poderosa a la Santísima Trinidad! ¡Viva María! ¡Viva Jesús! ¡Viva el Espíritu Santo! ¡Viva Dios!
13/09/17 5:45 PM
  
Daniel
Disculpe, leí un artículo sobre el pegado original y me dijeron que usted era experto en el tema.
Mi pregunta es: la Iglesia católica acepta la doctrina del pecado original originante y el pecado original originado?
Apenas leí un libro católicos que decía que el originado parecía como si se dijera que la descendencia de Adán no tuviera culpa del pecAdo que él cometió?
-----------------------------
JMI.-Escriba Ud. en un buscador, Google, p.ej.
"pecado original originante y el pecado original originado"
y hallara respuestas. Un saludo.
14/09/17 8:30 AM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.