(399) Amoris lætitia–12. Comentario del P. de Blignières, FSVF, al cap. 8º

P. Blignières

El P. Louis-Marie de Blignières (Madrid, 1949-), ordenado sacerdote en 1977, Doctor en filosofía y escritor de varias obras de teología espiritual, fundó en 1979 la Fraternité Saint-Vincent-Ferrier (FSVF) en Chémeré-le-Roy (Mayenne, oeste de Francia), de espiritualidad dominicana.

La Fraternidad, aprobada por decreto de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei en 1988, como Instituto religioso de derecho pontificio, recibió de la Orden de Predicadores la «comunicación de bienes espirituales». Celebra la liturgia según el rito dominicano, y fiel a Santo Domingo y a Santo Tomás de Aquino, tiene como finalidad fundamental contemplata aliis tradere, contemplar y comunicar a los hombres la verdad contemplada. Desarrolla una intensa actividad apostólica a través de retiros, campamentos de jóvenes, cursos prematrimoniales, cursos universitarios y peregrinaciones.

La FSVF publica desde 1981 la revista trimestral Sedes Sapientiæ, sobre filosofía, teología y espiritualidad. En ella han sido publicados recientemente dos estudios sobre la Amoris lætitia muy valiosos. Uno es del P. de Blignières, que les presento ahora en breve recensión, dando también enlace a su texto completo en francés, y otro, firmado por Vincentius, que por el mismo procedimiento publicaré, Dios mediante, en mi próximo artículo.

Al final del artículo de Vincentius se hace una referencia al texto del P. de Blignières, y en ella se informa que «fue comunicado antes de su publicación en la revista Sedes Sapientiæ a varios obispos y cardenales, que manifestaron su gratitud y su acuerdo. El cardenal Carlo Caffarra, célebre moralista, primer Presidente del Instituto Juan Pablo II para el matrimonio y la familia, y arzobispo emérito de Bolonia, escribió al Autor: “He leído y releído con suma atención el texto que me envió. Es excelente, y lo apruebo plenamente. Es uno de los mejores estudios que he leído sobre el tema”».

 

* * *

Père Louis-Marie de Blignières, FSVF

À propos d’Amoris lætitia. Réflexions sur le 8º chapitre de l’Exhortation postsynodale du pape François (revista Sedes Sapientiæ nº 136, marzo 2016)

 Nota previa.–En lo que sigue abrevio en página y media las consideraciones y argumentos que hace el Autor en su artículo de doce páginas. Y sólo son frases textuales suyas las que van en negrita o entre comillas.

«Estas reflexiones intentan comprender un capítulo discutido de la Amoris lætitia y proponer, salvo meliori judicio, una interpretación».

1. El matrimonio cristiano es presentado como un «ideal» en varios lugares de la AL, lo que tiene «el inconveniente de favorecer la idea de que es solamente una cosa hacia la cual se debe tender» y el peligro de olvidar que «el matrimonio sacramental es la única forma de unión legítima entre bautizados».

 

2. Simétricamente las situaciones irregulares son presentadas como «fragilidad», «participación incompleta», «realización parcial», etc. Pero «la terminología de la “fragilidad”, empleada con insistencia»,  deja de lado lo que pueda haber de pasión culpable y de malicia, aunque «todos los pastores saben que con frecuencia tienen una función importante en la génesis de las dichas “situaciones irregulares”». Y por otro lado, «la terminología de la “fragilidad» sugiere delicadamente algo análogo al pecado venial… (de fragilidad precisamente)».

 

3. La clave eclesial es «la lógica de la integración», que es presentada como «la clave del acompañamiento pastoral», «la lógica de la misericordia pastoral»… Por el contrario, «la lógica de la integración es opuesta con insistencia a una lógica de exclusión». Los pastores que la aplican «no tienen en cuenta la complejidad de las diversas situaciones». Sobre ellos, en trece lugares, el papa Francisco se expresa con calificativos muy severos, de modo que «la acumulación y la vehemencia de estos términos resulta sorprendente»… «Francisco parece trazar, para mejor inspirar el horror, un “retratro-robot” del sacerdote rígido. Sin embargo, en una sociedad que se ve desde hace medio siglo invadida por el hedonismo, en la que muchos cristianos, incluso practicantes, están contaminados de laxismo… en tal sociedad habrá que considerar si no es también urgente poner en guardia contra la falta de formación y el laxismo de ciertos confesores».

 

4. Una consecuencia pastoral de esta «lógica de la integración» de los divorciados recasados «puede expresarse en diversos servicios en la Iglesia», en los campos «litúrgico, pastoral, educativo, institucional». En diciembre de 2014, en una entrevista del diario argentino La nación, el Papa señalaba la posibilidad de autorizarlos a ser padrinos de bautismo, lectores en la misa, distribuidores de la comunión, catequistas… «No pueden hacer siete cosas; aquí tengo la lista. ¡Ya basta! ¡Así parecen excomulgados de facto! Es necesario abrir un poco más las puertas. ¿Por qué no pueden ser padrinos?»…

 

5. Esto se realizará no en forma de legislación, sino por invitación a un discernimiento pastoral, hecho «en un coloquio con el sacerdote en el fuero interno».

 

6. Una de las formas de exclusión que, en ciertos casos, puede ser superada es la no-admisión de los divorciados recasados a los sacramentos, particularmente a la eucariatía. «Este punto había sido objeto de serias protestas doctrinales y pastorales de teólogos, obispos y cardenales»… «¿Es lícito dar en privado la eucaristía a divorciados recasados que viven maritalmente y que no están sinceramente decididos a vivir como hermano y hermana? La pastoral clásica, y el buen sentido, dicen no. La Exhortación sugiere… que según los criterios del previo discernimiento pastoral, en ciertos casos, ».

«No insisto en la inadecuación de esta práctica frente a la doctrina sacramental del matrimonio y de la eucaristía, que ha sido expuesta con toda lucidez por algunos prelados que han escrito sobre esta cuestión después del Sínodo de 2014».

Cita aquí el Autor concretamente tres publicaciones colectivas: –Permanecer en la verdad de Cristo. Matrimonio y comunión en la Iglesia católica (2014: arzob. Vasil, cardenales Brandmüller, Burke, Caffarra, De Paolis, Müller); –El Sínodo sobre la familia en 100 cuestiones (2015: obispos Di Cillo Pagotto,Vasa, Schneider); y –El matrimonio y la familia (2015: cardenales Caffarra, Cordes, Eijk, Ruini, Sarah, Urosa, Cleemis, Duka, Meisner, Rouco Varela, Onaiyekan).

 

7. Dos son los elementos de esta invitación al discernimiento pastoral: la consideración de los condicionamientos que disminuyen la imputabilidad, y una doctrina sobre la conciencia

Señala el Autor respecto al discernimiento pastoral: «es significativo que la consideración de esos condicionamientos concretos se ponga en relación con el juicio de la conciencia (objetivamente errónea)». Dice la AL n. 303: «Partiendo de reconocer el peso de los condicionamientos concretos, podemos agregar que la conciencia de las personas debe ser mejor incorporada en la praxis de la Iglesia en algunas situaciones que no realizan objetivamente nuestra concepción del matrimonio».

Y en cuanto a «la doctrina de la conciencia» (cf. AL 298, 301-303) enseña que ésta, en ciertas condiciones, no puede cambiar su conducta «sin cometer nuevas culpas»; incluso «puede reconocer con sinceridad y honestidad aquello que, por ahora, es la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios, y descubrir con cierta seguridad moral que esa es la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo». Según esto, «ya no es posible decir que todos los que se encuentran en alguna situación así llamada “irregular” viven en una situación de pecado mortal, privados de la gracia santificante» (301; cf. 305). Concluye el Autor: Por tanto, «apoyado [el sacerdote] en las indicaciones de la Exhortación (notas 336 y 351), puede entonces muy bien dar a quien acompaña la ayuda de los sacramentos, “evitando toda ocasión de escándalo”» (299).

 

8. Una cuestión disputada: el firme propósito

Considerando lo anterior, algunos estiman «muy lamentable pastoralmente que el Santo Padre no haga mención alguna del firme propósito [de conversión] requerido» para estar en gracia viviendo en una situación objetiva de pecado grave. «¿El hecho de este silencio sobre una condición necesaria no hará que fieles y confesores se vean más bien tentados por (o empujados hacia) el laxismo?»

P. BlignièresEl Autor analiza aquí en dos páginas densas –que no sabría yo resumir con brevedad comunicando exactamente su pensamiento–  una cuestión clásica estudiada por la teología moral, especialmente en orden a la confesión: si el confesor debe siempre advertir al penitente de su pecado, cuando éste no es consciente de él, o si en ocasiones es más prudente el silencio. Pueden darse situaciones en las que convenga advertirle; pero pueden darse también casos en los que hacerlo ocasione más perjuicios que ventajas.

Sin embargo, en el trato pastoral de «uniones irregulares» –adulterio, unión homosexual, pecados contrarios a la misma ley natural–, si la ignorancia invencible persiste a pesar del acompañamiento, la enseñanza y el discernimiento de un sacerdote, a juicio del Autor, el silencio y la absolución presentan «netamente más inconvenientes que ventajas»… «Por otra parte, el contexto social generalmente hedonista y la mentalidad de amplios sectores de la Iglesia que presionan para absolutizar el “¿Quién soy yo para juzgar?”, no evitará “el grave peligro de los mensajes erróneos” (AL 300), como también un aumento de la presión ya existente sobre los pastores que no participan, como es su derecho, del juicio prudencial del Santo Padre en esta práctica».

 

9. La insistencia sobre la función de la conciencia errónea no constituye [en AL] una novedad radical en la enseñanza del Santo Padre. En una entrevista que el Papa tuvo con el fundador de La Reppublica (octubre 2013), éste ponía en labios de del papa Francisco la frase siguiente: «Cada uno de nosotros tiene una visión del Bien y también del Mal. Nuestra tarea está en incitar a cada uno a caminar en dirección a lo que él estima que es el Bien» (L’Osservatore Romano 1-X-2013). A pesar de las «aclaraciones» posteriores del P. Lombardi, para frenar las muchas protestas que suscitó la frase, ésta se mantuvo en el libro Interviste e conversazione con i giornalisti (2014, pgs. 95-111), publicado por la Libreria Editrice Vaticana.

En un sentido semejante se expresaba el papa Francisco en el prefacio del volumen primero de las Obras completas del cardenal Martini. A propósito de la «cátedra de los no-creyentes», creada por el cardenal, decía: «Esa iniciativa nace de la convicción de que todos, creyentes y no-creyentes, estamos a la búsqueda de la verdad, y que no podemos dar nada por seguro. Todo creyente lleva en sí la amenaza de la no-creencia, y todo no-creyente lleva en sí el germen de la fe: el punto de encuentro está en la disponibilidad para reflexionar sobre las preguntas que nos son comunes».

Conclusión

«Amoris lætitia es un documento oficial que tendrá graves consecuencias en la vida de la Iglesia. Una Exhortación apostólica, es cierto, de suyo es un acto de gobierno simplemente pastoral. Su finalidad principal es “orientar la reflexión, el diálogo y la praxis pastoral» (AL 4)… Por otra parte, el capítulo 8º, según la intención claramente expresada por el Santo Padre, no concierne ni directa ni indirectamente al poder magisterial: “Luego [dice refiriéndose al capítulo 8º] me detendré en una invitación a la misericordia y al discernimiento pastoral ante situaciones que no responden plenamente a lo que el Señor nos propone”» (AL 6).

«En este sentido, si los pastores y teólogos son invitados a reflexionar y a avanzar en el sentido indicado por el Santo Padre, ciertamente no son obligados a estimar que la dirección propuesta, con las consideraciones que las apoyan, están exentas de peligros, y que el consejo dado es oportuno. Incluso están ellos fundamentados para llamar la atención de la Santa Sede y de los obispos acerca de las graves ambigüedades de la doctrina subyacente y sobre los peligros de la pastoral propuesta».

Addendum

Termina el Autor su estudio reproduciendo algunos fragmentos de tres importantes documentos del Magisterio apostólico en los que se enseñan en varias cuestiones doctrinas y normas contrarias a las expuestas en el capítulo 8º de la Amoris lætitia.

Juan Pablo II, Exhortación apostólica Familiaris consortio (22-XI-1981), n. 84.

Benedicto XVI, Exhortación apostólica Sacramentum caritatis (22-II-2007), n. 29.

Consejo Pontificio para los textos legislativos, Declaración sobre la comunión de personas divorciadas y vueltas a casar (24-VI-2000) nn. 1 et 2.

 

José María Iraburu, sacerdote

Índice de Reforma o apostasía

 

 

14 comentarios

  
Jordi
Excelente, de interés general y va a favor del bien común ecelsial.

Inclúyala lo más rápido posible en el enlace de Infocatólica:

Comentarios a la Exhortación-Postsinodal Amoris Laetitia
Análisis y noticias de la Exhortación post-sinodal «Amoris Lætitia», que recoge el trabajo desarrollado en el Sínodo de los años 2014-2015 sobre la familia .
10/10/16 8:43 PM
  
Fulgencio
Gracias p. Iraburo por traernos este trabajo tan clarividente.
--------------------
Gracias por su gratitud + J.M. Iraburu
10/10/16 8:50 PM
  
Jordi
Todo el capítulo VIII de Amoris laetitia, por simple interpretación integrativa y sistemática, debería de ser anulada de pleno derecho por el numeral 1650 del Catecismo de la Iglesia Católica, el cual a su vez recoge el numeral 84 de la Exhortación Postsinodal Familiaris consortio.

Por simple jerarquía de las normas, gana el Catecismo, aprobado por dos Constituciones Apostólicas, además de ser la única enseñanza oficial, autorizada, legítima y verdadera de la Iglesia Católica, como dice el preámbulo del Catecismo.

Aunque el Capítulo VIII sea una simple opinión, es un grave error del magisterio pontificio, que históricamente nunca se había dado. No debía de haberse escrito nunca jamás.

Pienso, asimismo, que el Capítulo VIII será transcendente en el próximo Cónclave, dado que será, junto con la ideología de género, un potencial factor de confrontación.

Sugiero, también, que este Capítulo VIII ha sido redactado por un círculo próximo de colaboradores que ha manejado al Papa para que firmara semejante texto "imposible". Es difícil de pensar que una sola persona pueda escribir más de 56.000 palabras.
------------------------------------------------
JMI.-Dos cosas.

+Todos los documentos publicados por los Papas, con raras excepciones, son trabajados por un equipo de expertos en la materia, que ha sido tratada siguiendo las directrices del Papa, y que éste revisa, retoca y firma.

+No es AL cp.VIII "un grave error del magisterio pontificio", porque no es magisterio pontificio. Vea en mi blog el número (374).
10/10/16 8:51 PM
  
Lorenzo Buendía
No es magisterio pontificio. Bien. Entonces nos quedamos tranquilos.
10/10/16 9:40 PM
  
Gonzalo Mª Mazarrasa
Querido don José María: de nuevo tengo que darle las gracias por el servicio que están Ud. y otras personas autorizadas haciendo a la Iglesia en este momento tan crucial -de cruz-. Me sigo considerando alumno suyo, como hace treinta años lo fui en Burgos. Personalmente este asunto me preocupa mucho. Y creo que debemos seguir, por caridad cristiana, oponiéndonos con respeto a lo que creemos un grave, quizá gravísimo error. Yo estoy con Ud., con este artículo que resume, con el filósofo alemán cuyo nombre he olvidado (!!) y con la fantástica conferencia del cardenal Müller en Oviedo la pasada primavera. Esa me parece la única posible interpretación, y no la de los obispos del área de Buenos Aires, aunque parece que el Papa la haya confirmado privadamente como la única posible. Y no sé qué más decir. Sino que hemos de seguir sufriendo por la Iglesia y tratando de ser fieles al Magisterio de la misma sobre este particular, que no puede cambiar, y menos en aras de un supuesto progreso del dogma que en realidad es ruptura. Algo no puede ser a la vez una cosa y su contrario. Creo que se trata en el fondo de dos filosofías incompatibles entre sí: la tomista-realista y la -más bien- rahneriana, aunque la filosofía no sea mi fuerte. Lo dijo un filósofo italiano en Infocatólica en otro artículo magistral que uds. trajeron cuando aún estaba el Sínodo en acto y ya se veía venir la tormenta que nos tiene entretenidos desde hace meses. Un fuerte abrazo y oraciones.
-------------------------------
Querido Gonzalo,
gracias por tu gratitud. Siervos inútiles somos, y con la gracia de Dios, vamos haciendo lo que Él nos mueve a hacer. Y no nos cansamos, porque su gracia precede, acompaña y consuma nuestras obras, que así comienzan y finalizan en Él, bendito sea.

Sirvamos al Señor con alegría, y si los que enseñan y aconsejan mal no se cansan de enseñar y aconsejar mal, nosotros no tenemos que cesar de afirmar la verdad y exhortar al bien.

Abrazo y muy unidos en Cristo +
10/10/16 9:47 PM
  
carmelo
Saludos,
en el punto 6 "la cuestion de disputa: el firme propocito: y la mentalidad de amplios sectores de la Iglesia que presionan para absolutizar el “¿Quién soy yo para juzgar?”,
A esto diria: mientras Jesus esta en una constate busqueda llamando la atencion fuertemente, (habla de "necios") y que le costaria la vida "Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo.»Lucas 11, sin duda esta cuestion que tiende a absolutizaerce no solo pone en riesgo la conciencia sino todo el ser y el jucio prudente del sujeto, quedando secuestrada y revolcandoce enlodada en su propio pecado cancerigeno, es una especie de exclusion definitiva de cristo en sus vida, es un vivir aferrado al "robo y la maldad" que nos empobrese y nos extermina. Contrario las exortaciones de San Pablo que instaban a entrar en la justificacion en Cristo por el "ambito de la gracia"..que:..."aguardamos es obra del Espiritu, Gal 5".
Diria es un intento de desfigurar la potencia del E.S. su accion, su razon de ser, es un intento de hacer valer la voluntad propia, en lugar de proponer la de Dios, es un renumciar a los mandatos de amor de Dios por los amores humanos, es un renunciar a su gracia por idolatrar nuestra maladad, pienso que ahi, "la disputa" pero ese firme propocito el "necio" no le ve razon de ser NO, porque terminara confavulandoce contra Jesus, sostenido en su mentira y maldad, por eso Jesus exclama "perdonales ese pecado: el de confabularce" pero su empedernida causa No, esa es imputable y no cabe ignorancia invencible" porque lo que hay es un FIRME PROPOCITO de no dejar el "robo y la maldad".
Gracias Padre por la oportunidad
11/10/16 1:07 PM
  
Maria-Ar
El problema es serio porque si bien no es magisterio pontificio , lo toman como tal, asi es en mi país...están haciendo desastre ...todo el mundo comulga...
+
12/10/16 2:02 AM
  
Marcelo
Estimado padre José María, ¿por qué ya no existe la posibilidad de imprimir sus artículos? Recuerdo que antes estaba esa opción al pie del escrito. Saludos y gracias por su dedicación y esfuerzo.
Marcelo
--------------------------------------
JMI.-Ocurre eso por despiste mío.
Cuando subo al blog un artículo nuevo, debajo de la imagen del principio, debajo de uno o dos párrafos primeros, tengo que "cortar" el texto en el editor, de modo que el lector al ir a mi blog vea
/la imagen / dos o tres párrafos / y leer más.

Cuando lo hago, abajo sale el IMPRIMIR, y el enlace al art. anterior.
Cuando se me olvida hacerlo, sale la imagen y todo el texto debajo, pero sin el IMPRIMIR etc.
Ya he cortado el (399) Blignières, y ya está el IMPRIMIR etc.
12/10/16 6:08 PM
  
Guillermo López
Yo creo que este papa pone en peligro la unidad de la Iglesia con sus enseñanzas.
Los pastores tienen que ser semejantes a NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. Ir por la oveja perdida no significa sucumbir ante la tentación de usar la tecnología humana por los medios de comunicación idealizándolos de manera que se minimice el rescate espiritual de las Almas. Es decir, humanamente no nos es posible ir tras la oveja perdida si no es por medio de una vida interior muy grande dejando obrar a CRISTO en nosotros. El mundo está de millones de ovejas perdidas, y aunque fueran solo miles o cientos, o una cuantas decenas, nos sería imposible cumplir con esa misión del buen pastor por nuestras propias fuerzas. Con los medios puramente materiales.
El pastor va a cada una de sus ovejas en una forma misteriosa con la asistencia del ESPÍRITU SANTO. Y no es una misión exclusiva pero sí especial, del Santo Padre. En alguna forma, en la medida en que nos acercamos a CRISTO nos damos cuenta como, siendo instrumentos dóciles en las manos de DIOS, hacemos esa labor del buen pastor. "sin Mí nada podéis hacer". Esa labor espiritual se va dando en el crecimiento de nuestra vida interior. Y no es posible hacerla sin una obediencia ciega a la Iglesia que NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO fundó. Y no podemos reinventar o diluir sus enseñanzas en base al humanismo y la popularidad pensando que así ganamos más almas, cuando las perdemos al dejarlas a merced de la mundanidad con la que nos coludimos, eso es decadente.
12/10/16 7:47 PM
  
Marcelo
Estimado padre, perdone la majadería y las molestias, pero usted dice que ya está disponible la opción de imprimir y yo no la encuentro en ninguna parte. Muchas gracias por su paciencia. Saludos.

Marcelo
---------------------------------------------
JMI.-He mirado y debajo, antes de los comentarios, me sale
Facebook / Twitter / Google / Enviar / Imprimir
13/10/16 3:49 PM
  
clara
No entiendo al Papa, no le entiendo y no le entiendo.
Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.
13/10/16 4:47 PM
  
Marcelo
Estimado padre, lo encontré. Sólo tenía que reducir el tamaño de la pantalla para que apareciera la opción de imprimir. Muchas gracias y siga adelante con su ministerio, que lleva la bendición de Dios.

Saludos desde Chile, país al que, por lo que he notado en ciertas ocasiones, aún recuerda con cariño. Me alegra de que así sea.

Marcelo
-----------------------------------
JMI.- Chile lindo, mi...hermosa patria
Bendición +
13/10/16 6:02 PM
  
Jordi
+No es AL cp.VIII "un grave error del magisterio pontificio", porque no es magisterio pontificio. Vea en mi blog el número (374).

Sí, sí es magisterio, y sí, sí es enseñanza de la Iglesia, así lo dice el cardenal Farell:

National Catholic Reporter
New Cardinal Farrell: Amoris Laetitia is 'the Holy Spirit speaking'

- ... "I think that the document Amoris Laetitia is faithful to the doctrine and to the teaching of the church... It is carrying on the doctrine of Familiaris Consortio of John Paul II. I believe that passionately. Basically this is the Holy Spirit speaking to us"

Lo que demuestra la capacidad destructiva del Capítulo VIII de Amoris laetitia en la enseñanza de la Iglesia en las altas jerarquías.
-----------------------------------
JMI.-El Card. Farrell dice eso, y otros Cardenales, como Caffarra, dicen lo contrario.

No está la cuestión en Nombres, sino en Argumentos fundamentados en la S.Escritura y en el Magisterio.
16/10/16 12:36 AM
  
jordi
No está la cuestión en Nombres, sino en Argumentos fundamentados en la S.Escritura y en el Magisterio

Muy bien dicho, pero temo que el cisma esté a la vuelta de la esquina, y nos enrede a todos con interminables discusiones lógicas y teológicas, cuando, como dice usted, la Verdad, simple y sencilla, ya está en la Palabra y el Magisterio.

Un misterio: por qué empiezan a caer altas torres, por qué empiezan a tropezar los constructores, por qué empiezan ya a caer las estrellas del cielo, por qué retuercen el cuello de la Verdad, por qué tuercen el Camino de la Justicia...
16/10/16 12:05 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.