(389) Hoy bautizan a un «nieto» mío

bautizo

–¿Y usted cree que esto es noticia para los lectores de InfoCatólica?…

–Es noticia para mí, y como este blog es mío, es noticia para mi blog. ¿Pasa algo?

«Hijos espirituales» son para mí aquéllos que, porque así lo quiso Dios, han recibido el servicio espiritual del Abajofirmante en alguna fase de su vida o a veces durante muchos años, y algunos hasta hoy. En más de medio siglo de apostolado ha querido el Señor que, en mayor o menor grado, hayan sido numerosos los «hijos míos» en Cristo. Unos están casados, otros célibes como sacerdotes y religiosas. Con unos apenas he podido prolongar el trato por causas diversas, otros han seguido relacionados conmigo de modo permanente. Todos son «hijos» míos. De un modo especial lo son aquellos que siguieron una vocación sacerdotal o religiosa; y aquellos que con mi pobre ayuda se unieron en matrimonio, y que quizá incluso se unieron en el sacramento con mi bendición sacerdotal. Todos son «hijos»… Ante el Señor, en la Misa y en la oración especialmente, a todos los llevo siempre en el corazón, con zapatos y todo.

San Pablo fue muy sensible a entender su ministerio apostólico como una «paternidad espiritual» (1Cor 4,15; 2Cor 12,14), fecunda por Cristo y la Iglesia en hijos para Dios. Y muchos santos sacerdotes han sentido y expresado lo mismo. San Juan de Ávila, por ejemplo, vivió  profundamente esta paternidad sacerdotal en su ministerio y la expresó con gran frecuencia. «Este cuidado [pastoral] tan perseverante es una particular dádiva de Dios y una expresa imagen del paternal y cuidadoso amor que nos tiene. De arte que yo no sé libro, ni palabra, ni pintura, ni semejanza que así lleve al conocimiento del amor de Dios con los hombres como este cuidadoso y fuerte amor que Él pone en un hijo suyo con otros hombres» (Cta. 1,75).

 

Pues bien, considerar «nietos» a los hijos de mis «hijos» no parece, pues, un exceso. Y si lo fuera, sería un exceso bueno y sano, del que sólo pueden esperarse buenos frutos. Permítanme, por tanto, que me permita comunicarles: hoy bautizan a un «nieto» mío. «Bendigamos al Señor, porque es eterna su misericordia».

* * *

San Paciano, obispo de Barcelona ( (310-391), colaboró con sus trabajos pastorales y con sus escritos a la fascinante manifestación pública –templos, liturgia, catequesis, leyes civiles, Concilios de la Iglesia en el siglo IV, recién obtenida de Constantino la libertad civil (313). De él es la frase: «Christianus mihi nomen est, catholicus cognomen» (Cristiano es mi nombre, católico mi apellido; Epístola 1,4).) De su obra Sobre el bautismo (5-6), y para celebrar con familiares y amigos el bautismo de mi nieto, ofrezco este maravilloso fragmento:

 

«El pecado de Adán se había transmitido a todo el género humano, como afirma el Apóstol: Por un hombre entró el pecado en el mundo, y por el pecado la muerte, y así pasó a todos los hombres. Por lo tanto, es necesario que la justicia de Cristo sea transmitida a todo el género humano. Y, así como Adán, por su pecado, fue causa de perdición para toda su descendencia, del mismo modo Cristo [el nuevo Adán], por su justicia, vivifica a todo su linaje. Esto es lo que subraya el Apóstol cuando afirma: Si por la desobediencia de uno todos se convirtieron en pecadores, así por la obediencia de uno todos se convertirán en justos. Y así como reinó el pecado, causando la muerte, así también reinará la gracia, causando una justificación que conduce a la vida eterna.

«Pero alguno me puede decir: “Con razón el pecado de Adán ha pasado a su posteridad, ya que fueron engendrados por él. ¿Pero acaso nosotros hemos sido engendrados por Cristo para que podamos ser salvados por él?” No penséis carnalmente, y veréis cómo somos engendrados por Cristo. En la plenitud de los tiempos, Cristo se encarnó en el seno de María: vino para salvar a la carne, no la abandonó al poder de la muerte, sino que la unió con su espíritu y la hizo suya. Éstas son las bodas del Señor por las que se unió a la naturaleza humana, para que, de acuerdo con aquel gran misterio, se hagan los dos una sola carne, Cristo y la Iglesia.

«De estas bodas nace el pueblo cristiano, al descender del cielo el Espíritu Santo. La substancia de nuestras almas es fecundada por la simiente celestial, se desarrolla en el seno de nuestra madre, la Iglesia, y cuando nos da a luz [en el sacramento del bautismo] somos vivificados en Cristo. Por lo que dice el Apóstol: El primer hombre, Adán, fue un ser animado, el último Adán, un espíritu que da vida. Así es como engendra Cristo en su Iglesia por medio de sus sacerdotes, como lo afirma el mismo Apóstol: Os he engendrado para Cristo [1Cor 4,15]Así, pues, el germen de Cristo, el Espíritu de Dios, da a luz, por manos de los sacerdotes, al hombre nuevo, concebido en el seno de la Iglesia, recibido en el parto de la fuente bautismal, teniendo como madrina de boda a la fe.

«Pero hay que recibir a Cristo [por la fe] para que nos engendre, como lo afirma el apóstol san Juan: A cuantos lo recibieron, les da poder para ser hijos de Dios. Esto no puede ser realizado sino por el sacramento del bautismo, del crisma y del obispo. Por el bautismo se limpian los pecados, por el crisma se infunde el Espíritu Santo, y ambas cosas las conseguimos por medio de las manos y la boca del obispo [o del presbítero, su colaborador]. De este modo, el hombre entero renace y vive una vida nueva en Cristo: Así como Cristo fue resucitado de entre los muertos, así también nosotros andemos en una vida nueva. Es decir, que, depuestos los errores de la vida pasada, reformemos en Cristo nuestras [ideas y] costumbres, por obra del Espíritu Santo».

¿Hermoso, no? Gran verdad y gran belleza. Veritas, bonum et pulchrum convertuntur… Ya quisiéramos que hoy muchos Obispos y sacerdotes predicaran así. Pidámoslo al Señor.

José María Iraburu, sacerdote

Post post. –Oiga usted ¿no querrá terminar el artículo sin decirnos que nombre le van a imponer a su «nieto»?

–Se va a llamar Jorge.

 

 

 

 

16 comentarios

  
Luis Fernando
Que el Señor bendiga a Jorge, a sus padres, a sus padrinos y a su abuelo espiritual.

Y si dentro de unos años le concede la gracia de la vocación al sacerdocio, tanto mejor.
13/08/16 8:30 AM
  
Miguel García Cinto
Enhorabuena padre y abuelo espiritual, a usted me gusta llamarlo padre, algunas veces me abstengo por considerar que es más propio del clero regular, pero repito me gusta con respecto a su persona, ¿es correcto?
----------------------------
JMI.-Creo yo que es correcto.
No conozco ningún documento de la Iglesia que mande o prohíba el uso de estos términos.
Depende de la costumbre. En Europa es frecuente llamar padre al sacerdote religioso, y don al secular diocesano. En Hispanoamérica es muy común llamar padre a los sacerdotes, sean diocesanos o religiosos. Y es costumbre perfectamente lícita, y bien fundamentada, como en el art. se ve con las citas de SPablo y de SJuan de Ávila.
13/08/16 9:17 AM
  
José Luis
¡Bendito sea el Señor nuestro Dios, por habernos dado un nuevo hermano! Un nuevo hijo de la Santa Madre Iglesia Católica. La meta de todo bautizado siempre debe ser la Vida eterna. Donde Dios nuestro amado Padre nos espera a todos nosotros.

Dios le bendiga a usted Padre Iraburu, a su nieto y su familia.


-----------------------------------
JMI.-Gracias. Bendición +
13/08/16 10:51 AM
  
Tito España
Estimado Padre: solo un reparo a la fotografía de entrada. Es el bautismo en la iglesia luterana de un hijo de los príncipes herederos de Dinamarca. Quizá convendría poner una de un bautismo católico.
Gracias por su enseñanzas.-
---------------------
JMI.-Gracias. En cuanto pueda la cambio.
13/08/16 11:36 AM
  
antonio
Que Jorgito,que hermosos padre, cuando miro a mis nietos, observo sus ojos, y miro a los otros niños, que hermosos y bellos, son!!!No!!!!!!!!vaya para adelante!!!!!y que toda la familia, este muy féliz!!!!!que lo estará seguro.
Y van creciendo!!!
Un Abrazo, y que Dios lo bendiga y lo haga con la Iglesia, tengo una hija que dice que soy muy sensibelero.!!!

13/08/16 1:32 PM
  
clara
¡Enhorabuena por el nieto cristianado y por la familia numerosa, Padre Iraburu! Qué satisfacción.
------------------------------------------
JMI.-¿Numerosa?...
Bendición +
13/08/16 2:32 PM
  
susi
Un padre se preocupa por sus hijos siempre, por eso se entiende bien lo de la paternidad espiritual.
Hace un rato estaba preparando una empanada y pensaba que a mí me hace más ilusión celebrar el día de mi bautismo que el de mi cumpleaños, porque es cuando realmente nací.Además, he tenido la gracia de tener unos padres profundamente creyentes que me bautizaron a los dos días de nacer, y que coinciden con una gran fiesta de la Virgen María, y después me ofrecieron a Ella. ¿Qué más se puede pedir?
Enhorabuena por el nietecillo, Padre Iraburu.
-----------------------
JMI.-Gracias, Susi.
Bendición +
13/08/16 5:50 PM
  
Beatriz Mercedes Alonso (Córdoba - Argentina)
Qué alegría por el nuevo hijo de Dios, por el hombre nuevo, concebido en el seno de la Iglesia, recibido en el parto de la fuente bautismal

¡Felicitaciones a Jorgito y a su abuelo espiritual! Rezo por ambos en este día tan especial. Que Dios los colme de bendiciones.

Jorgito: ¡Qué dicha la tuya, qué abuelo te ha tocado en suerte!


--------------------------------------
JMI.-Sobre todo eso...
Ay, madre.
13/08/16 7:34 PM
  
Feri del Carpio Marek
Qué delicadeza la de nuestra Madre Iglesia la de escoger providencialmente para este día tal Oficio de Lectura y tal Evangelio para celebrar el nacimiento de Jorge.

Quienes le leemos nos alegramos con su alegría, pues somos en cierto grado hijos suyos también. «Después de todo, ¿quién es Apolo, quién es Pablo? Simples servidores, por medio de los cuales ustedes han creído, y cada uno de ellos lo es según lo que ha recibido del Señor.» (1 Cor 3,5) Por eso bendigamos al Señor porque es eterna su misericordia.

Sería una verdadera maravilla tener muchos obispos que nos predicasen las verdades eternas que dan vida, o por lo menos no tener tantos sacerdotes y catequistas que sistemáticamente desprecian el Catecismo, privando a los fieles de escuchar maravillas como ésta:

537 Por el Bautismo, el cristiano se asimila sacramentalmente a Jesús que anticipa en su bautismo su muerte y su resurrección: debe entrar en este misterio de rebajamiento humilde y de arrepentimiento, descender al agua con Jesús, para subir con él, renacer del agua y del Espíritu para convertirse, en el Hijo, en hijo amado del Padre y "vivir una vida nueva" (Rm 6, 4):

«Enterrémonos con Cristo por el Bautismo, para resucitar con él; descendamos con él para ser ascendidos con él; ascendamos con él para ser glorificados con él» (San Gregorio Nacianceno, Oratio 40, 9: PG 36, 369).

«Todo lo que aconteció en Cristo nos enseña que después del baño de agua, el Espíritu Santo desciende sobre nosotros desde lo alto del cielo y que, adoptados por la Voz del Padre, llegamos a ser hijos de Dios. (San Hilario de Poitiers, In evangelium Matthaei, 2, 6: PL 9, 927).
------------------------------
JMI.-La más preciosa herencia que nos dejó San Juan Pablo II fue el Catecismo de la Iglesia Católica.
13/08/16 8:15 PM
  
María de los Ángeles Lizasoaín Allaria
Jorge.., te ha tocado un abuelo bendito.., Felicidades...!!!

-------------------------------
JMI.-Bendición +
(Nota del Editor: lo del abuelo bendito va por mí.
14/08/16 6:50 AM
  
clara
Sí Padre, numerosa y de honor: "En más de medio siglo de apostolado ha querido el Señor que, en mayor o menor grado, hayan sido numerosos los «hijos míos» en Cristo".
-----------------
JMI.-Sólo Dios sabe cuántos... Y tendrá misericordia de mí.

Un feligrés de confianza le "sacó" una confidencia al Santo Cura de Ars. Hablando de los que venían a confesarse le dijo en una conversación privada:
-Me parece que aquí hay muchas conversiones cada año...
-Más de setecientas, se le escapó decir al Cura, que era muy reservado en estos temas.

¡¡MÁS DE 700 ANUALES!!... y duraderas... Dos al día...
Corro a buscar un rincón donde esconderme. Qué vergüenza...
Las conversiones que el Santo conseguía (por supuesto, ¡con la gracia de Dios!) en un mes no las he conseguido yo en más de 50 años de sacerdote. ¡Ni de lejos!
Pero el Señor tendrá misericordia de este siervo tan pecador, tan muy poco santo.
14/08/16 6:03 PM
  
Ricardo de Argentina
Felicitaciones por el nuevo miembro de su familia espiritual, Padre. Y espero que a Jorgito le enseñen a llamarlo a usted "Abuelo", así con mayúsculas, como corresponde a quien nos abre el paso hacia el Cielo.

En cuanto a la comparación que hace con el Sto. Cura de Ars, le diré que no la comparto. Visto como está el patio intra y extra eclesial, sospecho que es más difícil que Dios permita ahora una conversión, que 100 en la época post-Francesada del santo cura, donde la fe del pueblo estaba aún muy viva.
-------------------------------
JMI.-Sí, pero.
14/08/16 7:00 PM
  
Marina
De siete nietos que tengo, tres están si bautizar.
Les hago la señal de la Cruz y les rocio con agua bendita, a lo mejor con eso y con mi gran fe, a Dios le basta.
También yo me ilusiono pensando que ya que no tengo hijos sacerdotes, los tengo espiritualmente,pues rezo todos los días para que Dios los multiplique y los santifique.
Feliz día de la Asunción.
----------------------------------
JMI.-Estamos en el Año de la Misericordia.
Ha de acrecentar nuestras esperanza.
Bendición +
15/08/16 9:34 AM
  
Otros abuelos
Gracias por compartir nieto con nosotros.
------------------------
JMI.-Ustedes primero, por supuesto.
Yo, a lo más, abuelo ayudante. No más.
Gracias. Bendición +
15/08/16 9:59 AM
  
Miguel García Cinto
Querido padre Iraburu: Paz y Bien.
Gracias, en lo sucesivo le llamaré padre, siempre lo deseé, hace años que le sigo con mucho cariño, me ayudan mucho sus conferencias, articulos y post.
El Señor le bendiga y le guarde por muchos años más, para que nos siga confortandonos y orientandonos, en nuestro peregrinar hacia el Padre, por medio de Jesucristo, con la asistencia del Espíritu Santo.
-----------------------
JMI.-Gracias, hijo.
Bendición +
15/08/16 12:16 PM
  
Los padres
Nosotros no sabemos escribir tanto y tan bien como usted,padre. Sólo podemos acertar a decir GRACIAS.
El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres. Mil gracias por recordarnos,gracias a este "nieto" suyo, estas verdades tan gozosas sobre nuestro propio Bautismo.
--------------------------------------------
JMI.-Os encomiendo mucho al Señor, que Él haga en vosotros con todo amor la obra de su gracia, y que vosotros, con su gracia, podáis dejarle hacer en todo, con incondicional fidelidad, su obra de santificación. En bien de Jorge, también, y de sus dos hermanitas.
Abrazo y bendición +
15/08/16 11:22 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.