(252) Información y formación personal –2. Palabra de Dios y palabrería humana

–Año nuevo, vida nueva.

–Y comenzó o recomenzó a rezar cada día la Liturgia de las Horas.

La dietética espiritual, es decir, la alimentación de la mente y del corazón por las lecturas y otros medios de comunicación debe ser considerada con una atención máxima. Tantas veces atiborramos y cebamos el alma con una cantidad abrumadora de noticias acerca de las criaturas, y la dejamos ayuna del conocimiento y de la memoria del Creador. Así comenzaba el artículo anterior de este pequeña serie; y así continúo.

Los textos cristianos del Oficio de lectura, que la Madre Iglesia nos da cada día como alimento espiritual en la Liturgia de las Horas, son una luz deslumbrante, que ilumina las tinieblas del mundo presente. En estos días de la octava de la Navidad son escritos muy especialmente luminosos, como corresponde al tiempo en que celebramos al Sol nacido de la alto, que vino al mundo por la Encarnación del Hijo divino, «para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz» (Lc 1,79). Son textos de la Sagrada Escritura y otros escritos tanto más venerables cuanto más próximos están a los Apóstoles, a los Padres apostólicos, a los Santos Padres…

Día VI de la Octava de Navidad

Las Lecturas que la Madre Iglesia nos ofrece en este día, VI de la octava de la Navidad, son de San Pablo y de San Hipólito.

La primera lecturaes un himno cristológico que San Pablo escribe en la carta a los Colosenses (1,15-2,3), hacia el año 60, menos de treinta años después de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, cuando todavía vivían otros Apóstoles y muchos testigos presenciales del mismo Jesús, de sus enseñanzas y milagros; y cuando la Iglesia naciente aún no salía de su asombro sagrado ante el misterio de la encarnación del Hijo de Dios, y ante su Cruz y Resurrección… Lean, escuchen las palabras que siguen: expresan el principio y el fin de toda la existencia humana, de todo el universo. Son luz vivificante para todas las naciones y culturas: revelan el misterio de Jesús de Nazaret.

Cristo Jesús «es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda criatura; porque en él fueron creadas todas las cosas: celestes y terrestres, visible e invisibles, Tronos y Dominaciones, Principados y Potestades; todo fue creado por él y para él. Él es anterior a todo, y todo se mantiene en él. Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia. Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en él quiso Dios que residiera toda la plenitud. Y por él y para él reconciliar todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz». Etc.

La segunda lectura es de un tratado de San Hipólito, Refutación de todas las herejías (10,33-34). El autor es un presbítero romano, gran escritor, que murió mártir (+235). Una vez más la Iglesia mantiene hoy siempre viva, a través de los siglos, la palabra de sus más grandes maestros espirituales. Seguimos escuchando lo que fue escrito hace dieciocho siglos. Estas palabras son para nosotros mucho más importantes que todas las palabras que hoy puedan llegarnos por diarios y televisión, carta, internet y radio o por cualquier otro de los innumerables medios de comunicación hoy existentes, facebook, twiter, whatsapp-wasap, skype…

«No prestamos nuestra adhesión a discursos vacíos ni nos dejamos seducir por pasajeros impulsos del corazón, como tampoco por el encanto de discursos elocuentes, sino que nuestra fe se apoya en las palabras pronunciadas por el poder divino. Dios se las ha ordenado a su Palabra [encarnada], y la Palabra las ha pronunciado, tratando con ellas de apartar al hombre de la desobediencia, no dominándolo como a un esclavo por la violencia que coacciona, sino apelando a su libertad y plena decisión.

«Fue el Padre el que envió la Palabra al fin de los tiempos… Sabemos que esta Palabra tomó un cuerpo de la Virgen, y que asumió al hombre viejo, transformándolo. Sabemos que se hizo hombre de nuestra misma condición, porque, si no hubiera sido así, sería inútil que luego nos prescribiera observarlas como maestro… Y cuando contemples ya al verdadero Dios, poseerás un cuerpo inmortal e incorruptible, junto con el alma, y obtendrás el reino de los cielos, porque, sobre la tierra, habrás reconocido al Rey celestial. Serás íntimo de Dios, coheredero de Cristo, y ya no serás más esclavo de los deseos, de los sufrimientos y de las enfermedades, porque habrás llegado a ser dios.

«Porque todos los sufrimientos que has soportado, por ser hombre, te los ha dado Dios precisamente porque lo eres; pero Dios ha prometido también otorgarte todos sus atributos, una vez que hayas sido divinizado y te hayas vuelto inmortal. Es decir, conócete a ti mismo mediante el conocimiento de Dios, que te ha creado, porque conocerlo y ser conocido por él es la suerte de su elegido. No seáis vuestros propios enemigos, ni os volváis hacia atrás, porque Cristo es el Dios que está por encima de todo: él ha ordenado purificar a lo hombres del pecado, y él es quien renueva al hombre viejo, al que ha llamado desde el comienzo imagen suya, mostrando, por su impronta, el amor que te tiene».

¿Qué palabras llegarán hoy a nuestros hermanos?… En casa, calle, trabajo, metro, oficina, teléfono, por radio y televisión, periódico y revista, en noticias, imágenes y vídeos recibidos por internet en ordenadores y en tantos terminales informáticos hoy en uso, se ve el hombre informado, asediado, entretenido y deformado por una inmensidad de palabras, datos e imágenes.

Las rachas de viento superarán mañana los… Prisión para el joven que rompió una botella en la cabeza de… Se sugirió en el encuentro televisivo que la exuberante protagonista de L3A se hizo operar… Denuncia de la MsN contra la FFL por falsificación de documentos… Definitivo: se rompe el matrimonio de… Las fuerzas de CCC invaden el sur de MM… Impone el juez 200 metros de alejamiento a… Dimitido el entrenador del SAFEN… Suben un 2,7% las tarifas de… Victoria mínima del MM sobre el NN, suficiente para entrar en Europa… Escisión en el partido GGG, que da lugar a… Anciana atropellada el sábado pasado, sale de la UCI… Se ha visto cansado al Ibex 37, quedando al cierre en los 9.700 puntos… Denunciado el alcalde y el secretario de TdelR por… El parque de Augusta finalmente será remodelado… Tropas de ZF, armadas por AFA, atacan el norte de SSM… Mata a su novia y la arroja al pantano atada a una gran piedra… Aprobada la ley que impide la educación separada por sexos… Autobús de escolares cae por precipicio en Irak: 39 niños muertos… Taxista devuelve una cartera olvidada que… Hay en la ciudad 3.723 viviendas nuevas no vendidas ni alquiladas… Dos valores de Bolsa en negativo: CHUP, que se dejó un 0,8%, y PUF, que retrocedió un 1,2%… El Juez de instrucción imputa a todo el consejo de administración como culpable del fraude continuado de… Doce equipos disputarán la Copa de… Bronca en el Congreso: no pudo lograrse el acuerdo… Dudosa la recuperación de Gaspar: casi seguro que Martivelli no podrá contar con él para la final…

La Palabra divina se ve silenciada por un clamor continuo de palabrería humana. Hay en ese cúmulo de noticias –cientos y cientos cada día–, un predominio habitual de lo que es más trivial y negativo, de lo que está afectado por una habitual sordidez que parece insuperable. Y esta sobre-información, que muchas veces causa hastío y desesperación de la vida, produce con frecuencia al mismo tiempo una profunda adicción en los mismos que la repudian. Si un día se olvidó comprar el diario puede haber en la casa un gran disgusto. Y mientras tanto la televisión causa quizá en no pocos usuarios una reacción de crítica y de queja. Se dan cuenta de que en gran medida es basura, ¡pero al día siguiente continúan encadenados a ella! Las estadístisas hablan de 3 y 4 horas de media en el uso de la televisión, aunque resulta difícil creerlo…

Domingo de la Sagrada Familia

De una alocución de Pablo VI, en su visita a Nazaret (5-I-1964).

«Nazaret es la escuela donde empieza a entenderse la vida de Jesús, es la escuela donde se inicia el conocimiento de su Evangelio. Aquí aprendemos a observar, a escuchar, a meditar, a penetrar en el sentido profundo y misterioso de esta sencilla, humilde y encantadora manifestación del Hijo de Dios entre los hombres. Aquí se aprende incluso, quizá e una manera casi insensible, a imitar esta vida. Aquí se nos revela el método que nos hará descubrir quién es Cristo… Aquí todo habla, todo tiene un sentido. Aquí, en esta escuela, comprendemos la necesidad de la disciplina espiritual si queremos seguir las enseñanzas del Evangelio y ser discípulos de Cristo.

«¡Cómo quisiéramos ser otra vez niños y volver a esta humilde pero sublime escuela de Nazaret! ¡Cómo quisiéramos volver a empezar, junto a María, nuestra iniciación a la verdadera ciencia de la vida y a la más alta sabiduría de la verdad divina! Pero estamos aquí como peregrinos y debemos renunciar al deseo de continuar en esta casa el estudio, nunca terminado, del conocimiento del Evangelio. Mas no partiremos de aquí sin recoger rápida, casi furtivamente, algunas enseñanzas de la lección de Nazaret.

«Su primera lección es el silencio. Cómo desearíamos que se renovara y fortaleciera en nosotros el amor al silencio, este admirable e indispensable hábito del espíritu, tan necesario para nosotros, que estamos aturdidos por tanto ruido, tanto tumulto, tantas voces de nuestra ruidosa y en extremo agitada vida moderna. Silencio de Nazaret, enséñanos el recogimiento y la interioridad, enséñanos a estar siempre dispuestos a escuchar las buenas inspiraciones y la doctrina de los verdaderos maestros. Enséñanos la necesidad y el valor de una conveniente formación, del estudio, de la meditación, de una vida interior intensa, de la oración personal que sólo Dios ve.

«Se nos ofrece además una lección de vida familiar. Que Nazaret nos enseñe el significado de la familia, su comunión de amor, su sencilla y austera belleza, su carácter sagrado e inviolable, lo dulce e irreemplazable que es su pedagogía y lo fundamental e incomparable que es su función en el plano social».

Se hace necesario elegir entre escuchar la Palabra divina o limitarse a la palabrería humana. Por supuesto que la caridad nos lleva a escuchar a nuestros hermanos, y más aún si están sufriendo o necesitados de ayuda. Por supuesto que debemos conocer algunas de las cosas que suceden en el mundo en que vivimos… Cierto. Pero «en el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios. Por medio de él se hizo todo, y sin él no se hizo nada de cuanto se ha hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz brilla en la tiniebla, pero la tiniebla no lo recibió. El Verbo era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre, viniendo al mundo. Vino a su casa, y los suyos no lo recibieron. Pero a cuantos lo recibieron, les dio poder de ser hijos de Dios, a los que creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de varón, sino que han nacido de Dios. Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria como del Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad» (Jn 1,1-18).

José María Iraburu, sacerdote

Post post.–De este mismo Jesús del que San Pablo en el año 60 y San Juan hacia el 90 o San Hipólito hacia el 200 dicen lo que hemos leído, del mismo, habla Pagola veinte o dieciocho siglos más tarde en la 10ª (décima) edición de su libro Jesús. Aproximación histórica (2013). Jesús es mostrado en esta obra como «buscador de Dios» y «creyente fiel». Su encuentro con Juan Bautista «para Jesús es un momento decisivo, pues significa un giro total en su vida»… «Al parecer, Jesús no tiene [no tenía] todavía un proyecto propio bien definido». El encuentro va a ocasionar en él «un cambio radical», «una conversión» (pg. 84-85). Sic… Quizá ustedes no se crean que está hablando Pagola de la misma persona de la que hablaron San Pablo y San Juan, y harán muy bien en no creerlo. Pero el libro se sigue vendiendo en casi todas las librerías católicas, también en muchas diocesanas, y va –creo recordar que ya lo he dicho– por la 10ª edición…

¡Ven, Señor Jesús! ¡Venga a nosotros tu Reino!

Índice de Reforma o apostasía

13 comentarios

  
Néstor
La conversión de Jesús, nada menos. El nestorianismo es una de las características permanentes de la teología "progresista", junto con el pelagianismo, que por otra parte están asociados hasta históricamente, si mal no recuerdo.

Saludos cordiales.
------------------
JMI.-Recuerdas bien, Néstor.
01/01/14 12:26 PM
  
Ricardo de Argentina
Ha propuesto usted Padre una muy buena manera de comenzar el año: prestando atención a la verdadera Información y a la verdadera Formación que hacen bien a nuestra alma. Todo lo contrario a la DESINFORMACIÓN que pulula impune.

La desinformación en una técnica de control de masas que consiste en ametrallar la atención de las multitudes con infinitud de datos intrascendentes, algunos útiles pero otros muchos nocivos, de manera de saturar su capacidad cognitiva. Una vez logrado ésto ya no hay tiempo para Dios. Ya no hay lugar para Dios. ¡A veces ni para uno mismo!

La saturación desinformativa, que es un fenómeno de post guerra facilitado por el progreso tecnológico mediático y por la concentración del poder político mundial, pretende acaparar la atención de sus víctimas mediante anzuelos de distinto tipo, apelando a la curiosidad, a las aficciones populares y muchas veces también a los bajos instintos: ¡Actualísimo! , "¡Secreto!", "¡Polémicas declaraciones!", "¡Escándalo en...!"¡Aberrante...!", etc., etc.

Buena parte de ese caudal es basura. No hay que enojarse ni angustiarse sino simplemente tratarlo como lo que es: basura. En nuestras casas estamos en permanente contacto con basuras, que tratadas como tales no nos ocasionan ningún problema: al contenedor y a otra cosa. Y siempre tratando de que los niños no entren en contacto con la basura, por supuesto. Así que lo que hay que hacer bien lo sabemos. En nuestra casas separamos bien la basura de los buenos alimentos y de las cosas valiosas, hagamos pues lo mismo: jamás pongamos en tela de juicio lo que enseña la Iglesia a causa de lo que se les ocurra proferir a los próceres mediáticos. Aunque sean muchos y muy "famosos".

¡Feliz (y santo) Año Nuevo!

-------------------------------
JMI.-Feliz y santo, Ricardo.
01/01/14 3:42 PM
  
susi
El silencio es oro; y si es para escuchar a Dios y hablar con Él, más.
Feliz año, Padre.
----------------
JMI.-Bendición +
01/01/14 9:35 PM
  
Raúl
Lo que dice usted en su post post acerca del libro del ilustre Pagola es muy cierto, y muestra claramente una de las mayores desgracias de nuestro tiempo, que es el desprecio en general del pasado y la veneración del presente y sobre todo del futuro, hasta llegar a extremos tan ridículos y absurdos como el de pretender que somos capaces de conocer e interpretar los hechos y personajes históricos mucho mejor que nuestros propios antepasados que, en muchos casos, incluso fueron testigos presenciales de ellos.

Feliz año nuevo Padre Iraburu. Rogaremos a Dios para que en este año que comienza le siga iluminando y le dé la fuerza necesaria para continuar con su impagable labor evangelizadora.
-------------------------
JMI.-Uno solo es nuestro Maestro, Jesús, el Cristo bendito.
Bendigamos al Señor, demos gracias a Dios.
01/01/14 10:40 PM
  
Isabel
Me parece muy grave que un libro como ese se venda en librerías religiosas y diocesanas. Y escandaloso que diciendo las cosas que dice, vaya por su décima edición. Y lo peor, suponiendo que no será un libro especialmente buscado por los ateos o agnósticos, no quiero ni pensar en la clase de "doctrina" que está llegando a los compradores.

Me ha sorprendido que San Juan, (me imagino que se referirá usted a San Juan Evangelista), hablara de Jesús en el año 90. Yo creía que San Juan Evangelista era el apóstol Juan, y según la fecha en la que usted data el que hablara de Jesús, o no se refiere a San Juan Evangelista o son personas diferentes. Tampoco sé si el mismo San Juan Evangelista (que yo confundía con San Juan apóstol) es el autor del Apocalipsis.

Esta tarde-noche, he visto un documental en Intereconomía que me ha emocionado. Ha sido un análisis histórico sobre la figura de Nuestro Señor, los textos (aparte de los Evangelios), en los que se hablaba de Él, y que ha narrado toda la vida de Jesús, desde Su Nacimiento hasta Su Resurrección. Todo ello en el territorio donde sucedieron los hechos. Se ha tratado de buscar explicación a muchos de los enigmas que envuelven a los sucesos acaecidos. Pero muchas de las preguntas, quedan sin respuesta humana alguna. Como por ejemplo: Cuando Jesús viaja por última vez a Jerusalén, sabe que va a ser martirizado y crucificado allí, y sin embargo va. Ante unos ojos escépticos, es "como si fuera un plan determinado que Él acepta y cumple". También se ha hablado sobre Su agonía y angustia indescriptibles, que le llevaron a sudar sangre.
Mientras, los apóstoles se habían dejado rendir por el sueño, pero alguien lo tuvo que ver, porque sino ¿Quién lo hubiera podido escribir en los Evangelios?
El episodio de "sudar sangre", oí en un reportaje diferente, que tiene un nombre científico, y ha ocurrido en varias ocasiones y a varias personas, ante situaciones psicológicas terribles.

Me ha enamorado la Figura de Jesús. El Jesús del que se me ha hablado desde mis primeros recuerdos y al que Amo profundamente.

Un saludo muy afectuoso Padre. Que tenga un Feliz Año Nuevo, y ¡Gracias!
02/01/14 12:39 AM
  
Leonardo
Feliz año nuevo, Padre, y felicidades para todos.
02/01/14 1:29 AM
  
Eleuterio
En realidad, Padre, el Príncipe de este mundo sabe más que bien dominar el corazón de los hijos de Dios llenándolos de mundo y alejando, con tal "llenar", aquello de lo que debería estar lleno y que no es otra realidad que Dios mismo y su Palabra. Otra cosa no debería importar al hijo de Dios que debería tener en cuenta, muy en cuenta, que debe acumulara para la vida eterna y no para este mundo donde la polilla lo corroe todo...

Y sobre lo del libro de Pagola... en fin, a mí me parece que hay demasiadas dejaciones de parte de quien debería hacer algo y no lo hace. Y esto es una vergüenza más que grande y una forma de proceder poco presentable, sin tener en cuenta lo mucho que se está actuando contra la doctrina católica y lo que eso puede hacer de daño en los pequeños en la fe y en los grandes que no saben, a este respecto, que son diminutos antes Dios.
02/01/14 11:51 AM
  
Joaquín
En el caso del libro de Pagola la CEE ha hecho lo único que podía hacer: publicar una Nota dejando bien claro que ese libro es heterodoxo. Si según el Código de Derecho Canónico cabría aplicarle alguna pena por lo que ha dicho, eso ya no lo sé (imagino que sí). Tampoco sé si se podría hacer algo con la editorial PPC (que es una editorial católica) por haber publicado ese libro (he oído que retiraron alguna edición de las librerías, no sé cómo estará la cosa ahora).
Resumiendo, en vez de decir "hay que hacer algo" debemos empezar investigando el Código de Derecho Canónico y ver qué prevé para estos casos.
02/01/14 7:16 PM
  
acado
Tengo en casa la coleccion de El anyo Cristiano de 1862. Cada dia relata la vida de los santos del dia, meditaciones y propositos. Hago bien o su ensenyanza esta pasado de moda.? Y lo digo con toda sinceridad. Es aquella Iglesia la misma que esta?
---------------------------
JMI.-No hay otra Iglesia ni ha habido otra en la historia que ésta en la que usted vive. Es la misma del siglo I, X, XX o XXI. Cristo resucitado tiene solo un Cuerpo, una sola Esposa. No cambia ni de Cuerpo ni de Esposa: su Cuerpo, su Esposa, es la Iglesia Católica, santa, única, apostólica, romana.
02/01/14 7:46 PM
  
Ricardo de Argentina
Acado, la Iglesia es la misma, en cambio nosotros hemos cambiado:

"Hoy que con los hombres voy
viendo a Jesús padecer,
interrogándome estoy:
¿Somos los hombres de hoy
aquéllos niños de ayer?"

"LA PEDRADA" de José Mª Gabriel y Galán
03/01/14 2:59 AM
  
M. Olaechea Loizaga
Otro buenísimo artículo. Me encanta leer al Pater, a pesar de algunas discrepancias en cierto tema que no hace al caso.
No obstante, de toda la producción iraburiana, sigo considerando que lo mejor es "De Cristo o del mundo". Lo he releído varias veces, siempre con mucho gusto, y lo que es mejor todavía, con provecho espiritual. Quien no lo haya leído, que lo haga, que no se arrepentirá. Pero si es progre, neomodernista (¡Santo cielo, los hay a manta!), que se abstenga de hacerlo, salvo que sea masoquista, o que busque sinceramente la verdad.
Feliz y Santo Año.
-----------------------------------
JMI.-Yo también estoy muy de acuerdo con todo lo que escribo. Coincidimos.
Si alguno se atreve,
puede asomarse a http://www.gratisdate.org/nuevas/xtoomundo/default.htm
DE CRISTO O DEL MUNDO (editado en papel 233 pgs., 6,25€). No le pasará nada.
Y si lo pide a fundación@gratisdate.org tanto mejor.
04/01/14 10:42 AM
  
roberto
Sí que le pasará, ud pide el martirio, tal cual.
-------------------------------
JMI.- Bueno, el martirio, más propiamente, lo pido en
EL MARTIRIO DE CRISTO Y DE LOS CRISTIANOS,
http://www.gratisdate.org/nuevas/martirio-jmi/martirio-jmi-default.htm
(156 pgs., 4,50€) Pedible a fundacion@gratisdate.org
04/01/14 12:45 PM
  
estéfano sobrino
Bueno, por suerte, con esto de la web, uno puede informarse "al gusto", en buena medida, librándose casi totalmente de la prensa escrita (alguna noticia local, como las esquelas, todavía no están en la red), y totalmente de los telediarios y las radio noticias.

Y en sitios como este encontramos noticias y puntos de vista que nos ayudan en nuestro caminar.

Eso sí, se requiere usar (bien) esa cabeza que tenemos sobre los hombros, para saber cuándo y qué debemos leer.

¡Feliz 2014 a todos!

------------------
JMI.-Rom 8,28, estéfano.
Bendigamos al Señor.
04/01/14 6:41 PM

Dejar un comentario



No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas, a los bloggers o al Director.

Los comentarios no reflejan la opinión de InfoCatólica, sino la de los comentaristas. InfoCatólica se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere que no se ajusten a estas normas.